null: nullpx
Cargando Video...

Médicos Línea de Vida Capítulo 12

30 Jul 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

[música]

regina: yo no estaba al tanto

de las cantidades

que se usaban antes, gonzalo.

yo pensé que si lo habías visto

tú estaba correcto.

gonzalo: de ahora en adelante,

quiero que revises todo.

y no te vuelvas a confiar así,

porque un error como este

te va a costar el puesto.

regina: sí, tienes razón,

yo me confié en que tú

lo habías revisado.

gonzalo: mira, yo sé que has

tenido días complicados,

pero tienes que aprender

a darte el tiempo necesario

para todo, todo, regina.

todo lo que implique tu firma

tiene que ser revisado,

y con calma.

si estás llena de trabajos

o en media urgencia,

lo dejas para después.

regina: gracias por el consejo,

gonzalo.

gonzalo: [suspira]

¿qué pasa?

regina: pasan muchas cosas.

primero lo de sergio

y ahora esto.

gonzalo: ¿cómo vas con eso?

regina: mal.

sergio no entiende

que de verdad no quiero

nada con él, no entiende.

¿sabes qué es lo que más

me enoja?

gonzalo: ¿qué?

regina: que me afecte aquí.

estuvo aquí, no sabes

el escándalo que hizo.

gonzalo: ¿te puedo ayudar

en algo?

regina: gracias, gonzalo.

nada más tengo que estar

mucho más atenta a lo que hago.

si tuve ese error,

fue por estar pensando

en sergio.

gonzalo: [suspira]

solo pon más atención.

regina: cuenta con eso.

carlos: no, me encantas.

cynthia: lo sé.

si vamos a hacer esto,

va a ser a mi manera.

carlos: lo que tú digas.

>> para la próxima,

podemos ir a un lugar

más divertido, ¿no?

david: oye, en mi casa

se pasa muy bien, ya vas a ver.

>> no sé, podríamos ir

antes a un bar o un antro,

y luego donde quieras.

david: ese plan suena muy bien.

>> gracias.

david: con mucho gusto.

>> bueno, platícame más de ti.

david: pregúntame.

>> ¿por qué siempre te veo solo?

digo, no eres feo.

david: guau, gracias

por el cumplido.

ambos: [ríen]

>> no lo quise decir así.

lo que quiero decir

es que me cuesta mucho trabajo

creer que alguien como tú

no esté con alguien.

david: ay, digamos que no soy

muy bueno para las relaciones.

>> mm.

¿y eso por qué?

david: porque soy un cirujano.

y los cirujanos siempre estamos

en el hospital o en cirugía,

o en consulta.

>> eso será cuestión

de coordinar mejor tus tiempos.

david: no, no es tan fácil.

>> ya.

de todas formas, eso no explica

que no me busques.

tienes mi número.

sin embargo, soy yo

la que siempre te busca a ti.

y si algo he aprendido

es que cuando eso pasa

con un hombre es porque

está interesado en otra mujer.

david: no, no, no es así.

>> solo los hombres

que están interesados

en alguien más, o que esperan

por alguien más,

no se dan la oportunidad

de ver a quien tienen enfrente.

y estoy casi segura

que es eso lo que pasa contigo.

¿o me equivoco?

carlos: deberíamos hacer esto

más seguido.

cynthia: ya sabes que no tengo

mucho tiempo.

carlos: bueno, ¿cuánto te puedo

ver?

cynthia: mm, yo te busco.

carlos: bueno, acuérdate que

tenemos pendiente lo del plan

de cancún.

cynthia: no, la verdad es que

no creo que se vaya a poder,

no sé.

carlos: aunque sea

un fin de semana.

cynthia: pues es que

los fines de semana

está complicado también,

porque acuérdate que yo

cubro mis propias guardias,

entonces...

pues, no sé.

pero bueno, yo te busco, carlos.

me la pasé muy bien contigo.

este--¿te ayudo?

david: ese tema que acabas

de tocar es complicado, ¿eh?

>> ay, lo sabía.

estás enamorado de alguien más.

david: tal vez.

pero es una relación

que no es posible.

>> ¿por qué?

david: somos muy diferentes.

>> ay, eso es un pretexto.

al menos deberías intentar.

david: no.

ya he pasado por eso

y al final no quiero saber

nada de esa persona.

y con ella no me gustaría

que eso pasara.

¿todo bien?

>> sí.

[ríe]

entonces es especial.

david: sí, lo es.

>> ¿de dónde la conoces?

david: trabajo con ella.

>> ah, perfecto.

entonces ella podrá entender

tus locos tiempos

y tu ritmo de vida.

david: no, no es solamente eso.

ella está pasando

por un problema muy fuerte

con su pareja.

además, yo no soy de relaciones.

es más, yo ni creo

en el matrimonio.

y cuando ella se casó,

estaba muy feliz.

>> si realmente te importa,

deberías intentarlo.

david: no, no es el momento.

>> ¿ves?

por eso te dije

que eras un misterio.

bueno, ya que no es su momento,

al menos yo sí voy a darme

la oportunidad de conocerte

mejor.

daniel: tú cuando supiste

que mi mamá te gustaba,

¿qué hiciste?

paco: pues, ¿cómo que qué hice?

me la gané.

daniel: ajá, pero ¿cómo?

paco: espérame.

no, no, no me digas

que hay alguien que te gusta.

¿qué es?

¿es doctora? ¿es enfermera?

dime, dime, hijito, dime,

por favor, cuéntame.

daniel: no, papá.

paco: cuéntame, hijo.

daniel: bueno, puede ser.

paco: ¿cómo que puede ser?

a ver, hijo, soy tu padre,

puedes confiar en mí.

daniel: es que todavía no sé

si me gusta o nada más

nos llevamos muy bien.

paco: hijito,

esas cosas se sienten.

daniel: ya, pa.

ya.

paco: ¿ya pa, qué?

ven acá.

mi hijito lindo, ya creciste.

daniel: vente, ya, ya, ya.

paco: vamos, vamos, vamos,

síguele, síguele.

esteban: ¿por qué estás

de malas?

¿no te está yendo bien

en la residencia?

marco: no.

es lo peor.

no me ponen a hacer cosas

para lo que realmente estudié.

esteban: esa residencia

es una gran oportunidad.

¿te están tratando mal?

marco: peor que mal, papá.

me tienen haciendo trabajos

de secretaria,

estupideces de papelería,

que ni siquiera las enfermeras

quieren hacer.

y si me lo preguntas,

ellas deberían estar ahí,

haciendo eso, no yo.

esteban: pero ¿así es con todos

los demás residentes?

marco: con todos.

pero yo no soy como los demás

residentes.

yo debería estar ahí,

en un quirófano

atendiendo pacientes reales,

practicando lo que sé.

esteban: es increíble

que te estén desperdiciando

de esa manera.

marco: lo sé, papá.

pero nadie lo entiende, nadie.

pero ¿sabes qué?

tú podrías hacer algo por mí.

esteban: ¿algo?

¿algo cómo qué?

marco: no sé, pa.

quizás hablar con santiago

y decirle que me pongan

a hacer cosas de verdad,

de doctores.

ayúdame.

[alarma]

>> ¿no es muy temprano?

david: buenos días.

>> hola.

david: sí, pero tengo que ir

al hospital.

>> ¿cuándo nos vemos de nuevo?

david: cuando quieras.

solo que mis horarios son

complicados, ya sabes.

>> ya sé.

me la pasé muy bien contigo.

david: yo también.

>> ojalá esto se repita.

david: sí, yo también.

>> bueno, al menos sé

que al gym no faltas.

ahí nos vemos.

david: ¿y ya?

>> y ya.

sergio: ¿puedo?

regina: adelante.

sergio: ya sabía, sabía que--

que ibas a recapacitar.

¿qué?

¿qué es todo esto? ¿qué pasa?

regina: sergio,

esta es tu casa,

así que puedes hacer con ella

lo que te dé la gana.

como no venías por tus cosas,

las quemé.

todo lo que está aquí

me recuerda a ti

y a lo estúpida que fui.

sergio: ¿no crees que estás

exagerando un poco?

regina: no.

esto ya se acabó.

ya no hay vuelta atrás.

ya me voy, sergio, así que

olvídate de mí.

sergio: ¿cómo puedes permitir

que esto suceda?

regina: no cierres la puerta.

sergio: a ver, a ver, a ver,

yo vine porque íbamos

a hablar de lo nuestro.

regina: ¿lo nuestro?

sergio: sí.

regina: a ver, lo nuestro

no existe, sergio.

tú te encargaste

de destruir lo nuestro,

y no hay forma

de que te perdone.

sergio: ¿cómo puedes tirar

a la basura una relación

así nada más?

regina: ¡porque tú te encargaste

de tirarlo a la basura!

y te voy a pedir un favor.

en mi trabajo no te vuelvas

a meter.

sergio: estaba desesperado.

regina: estabas desesperado.

me faltas el respeto

aquí en la casa,

en mi trabajo no.

sergio: no me vas a perdonar,

¿verdad?

regina: no, no te voy

a perdonar.

no destruyas los pocos

buenos recuerdos

que me quedan de ti, sergio.

no lo hagas.

marco: es que no puedo

seguir así, papá.

me tienes que ayudar.

no sé, quizás hay alguna manera

en la que me pueda brincar

todas esas tareas absurdas.

esteban: ahí, ahí es donde

creo que estás confundido,

marco.

marco: a ver, lo único que estoy

haciendo es perder mi tiempo.

esteban: pues aprovéchalo

nada más.

¡es lo que tienes que hacer!

marco: es lo que quisiera,

pero no me dejan.

me tienen haciendo

pura tontería.

esteban: yo no te eduqué

para ser un inútil.

y no voy a estar toda la vida

para conseguirte favorcitos.

marco: a ver, lo único

que quiero es que se den cuenta

de mi capacidad.

esteban: ¡te lo he dicho

siempre!

las oportunidades

no te van a llegar de la nada,

las tienes que buscar

y tomarlas tú mismo.

a ver, dime, ¿te están tratando

como a un residente cualquiera?

marco: sí.

esteban: pues tienes que hacer

algo para cambiar las cosas,

¿no te parece?

tienes que demostrarles

que eres mucho mejor

que los demás.

y gracias, me arruinaste

el desayuno.

paco: yo creo que cualquiera

de estos dos, ¿no?

yo creo que sí le gusta.

daniel: es que no creo

que sea su tipo.

paco: ay, mi hijito.

estás bien enamoradote, ¿verdad?

daniel: bueno, ya dime

cómo le hiciste con mi mamá.

paco: pues ya te dije,

me la gané.

daniel: pues, sí, pero ¿cómo?

paco: me la gané a través

del estómago.

yo no sé si tú ya sabes,

estoy seguro que sí,

pero hay una conexión directa

a través de una vena

entre el estómago y el corazón.

entonces, cuando tú atacas

al estómago, en realidad

lo que estás atacando

es el corazón.

daniel: yo solo espero

que de verdad no pienses

que eso es verdad, porque--

paco: hijito, hijito,

si tú quieres enamorar

una chica, lo que tienes

que hacer es llevarle

una de nuestras tortas cubanas,

papito santo.

esas, esas tortas cubanas

son una delicia,

son la especialidad de la casa.

daniel: no sé, porque tania

es muy fit.

paco: ¿muy qué?

daniel: pues que le hace

al ejercicio.

paco: ay, mi hijito.

¿de verdad tú crees

que los que están ahí

en el gimnasio todos los días,

duro y dale con las pesas

y demás, nunca comen

una torta cubana?

hijo, no hay quien se resista

a una buena torta cubana,

eso sí.

tú quieres llevarla a comer

a uno de sus restaurantes "fis",

bueno, pues allá tú.

daniel: fit, papá, fit.

paco: bueno, eso, eso.

daniel: pero sí es buena idea.

paco: claro que es buena idea.

mi hijito, acuérdate,

acuérdate, por favor, ¿sí?

acuérdate que si atacas

al estómago, atacas al corazón.

atacas al estómago,

atacas al corazón.

daniel: ya, ya entendí,

ya entendí.

ya, vamos que tenemos

que llegar.

paco: primero el estómago.

así fue como cayó tu mamá.

daniel: ¿ah, sí?

paco: sí, claro.

rafael: buen día.

cynthia: hola.

gracias, pero--

rafael: latte deslactosado

con poca crema.

cynthia: ¿cómo sabes?

rafael: presto atención

nada más.

pruébalo.

¿ya ves?

cynthia: ok, mira nada más.

tengo que aceptar

que me sorprendiste.

rafael: siempre soy así

de atento con las cosas

que me interesan.

cynthia: ¿y qué es lo que

te interesa exactamente?

rafael: tú, yo y un fin

de semana en la playa.

cynthia: ay, ya, de verdad.

rafael: espérate, espérate,

espérate.

cynthia: ya nos tenemos que ir.

rafael: me levanté temprano

para ahorrarte la fila

y poder tener este tiempo

para platicar.

cynthia: pues gracias

por el café.

rafael: quiero que tengas

otro concepto de mí.

de verdad, cuando te digo

que me interesas te lo digo

muy en serio.

cynthia: ya.

[música]

[música]

regina: hola, buenos días.

eh, estoy pidiendo informes

de un departamento

que tienen anunciado

en internet.

pues, si se puede hoy o--

o si no es hoy, lo antes

posible.

ok.

gracias.

cynthia: esto es acoso.

esto puede ser considerado

como acoso en algún lugar

del mundo.

rafael: no, no es acoso, no,

no es acoso.

es un pacto de paz, nada más

para que no me rechaces tanto.

cynthia: ok, entonces,

un fin de semana en la playa.

rafael: tú, yo, playita,

el traje de baño

que mejor te quede...

yo te puedo echar la mano

para elegirlos,

tengo muy buen ojo.

cynthia: ¿ah, sí?

rafael: ajá.

cynthia: me gusta la idea.

rafael: pues, ¿cuándo nos vamos?

cynthia: como en año y medio.

rafael: ya, no estoy jugando,

de verdad.

cynthia: rafa, tengo muchas

cosas que hacer.

rafael: si son cosas

del hospital, yo te puedo

echar la mano.

vemos los días y nos vamos,

no pasa nada.

cynthia: estás loco.

rafael: loco por ti.

cynthia: ya, dime qué es

lo que quieres.

rafael: que me conozcas,

que me conozcas fuera

del instituto.

cynthia: ya te conozco

fuera del instituto.

eres un mujeriego

y te vas con cualquiera.

rafael: ay, no, no, no,

con cualquiera no.

eso sí que no.

cynthia: ¿no has pensado

que esto más bien es un capricho

porque siempre te estoy

diciendo que no?

rafael: a ver,

eres inteligente,

eres muy buena en lo que haces,

además eres guapa, me caes bien,

creo que es la combinación

perfecta.

he estado con un montón

de chavas que son guapas,

no es interesante lo que hacen,

y viceversa también.

tú tienes todo.

cynthia: gracias.

gracias por los cumplidos,

por el café, por la invitación.

yo te aviso cuando tenga

un tiempito para ti.

rafael: por lo menos

ya tengo el sí.

nada más me falta el cuándo.

cynthia: sigue soñando.

arturo: ¿cómo vas?

regina: pues, mal.

arturo: ¿mal?

regina: no he dormido

en varios días y estoy

muy cansada.

arturo: ¿y eso por qué?

¿sergio te volvió a buscar?

regina: no, no, no, de hecho,

me salí de la casa,

no lo quiero ver.

arturo: ah.

¿y quieres que te ayude

en algo?

no sé, buscar departamentos,

algo así.

regina: estaba en eso, pero no--

no hay ninguno disponible,

no tengo nada.

arturo: sí, esta época

es muy difícil.

aunque, si quieres,

puedo preguntar en mi edificio

a ver si hay algo disponible.

regina: porfa.

arturo: claro.

regina: gracias.

arturo: por nada.

regina: arturo, te quería

agradecer también

por lo de sergio.

si no hubieras estado ahí,

no sé qué habría pasado.

muchas gracias.

arturo: yo nunca dejaría

que te hagan daño.

regina: y, ¿cómo va

el paciente de herida de bala?

arturo: bien, bien,

de hecho quería pedirte

un favor.

regina: ¿qué?

arturo: ¿le puedes dar

seguimiento mientras yo voy

a consulta externa?

regina: uh, ¿vas a consulta

externa?

arturo: pues, sí.

me toca.

regina: éxito con ana.

sí, yo te cubro,

no te preocupes.

arturo: gracias.

regina: nos vemos.

arturo: seguro.

regina: bye.

arturo: bye.

[altoparlante]

daniel: buenos días.

pamela: buenos días, doctor.

tania: hola, doctor daniel.

daniel: solo dime daniel.

pamela: con permiso.

nosotros...

tania: y, ¿hay algo nuevo?

¿algo que contar?

daniel: llegaron nuevos

pacientes.

todo está en los expedientes.

tania: ah, bueno,

voy a revisarlos.

daniel: no, no, no, yo--

yo, si quieres, te cuento.

tania: ¿seguro?

daniel: sí, así es más fácil.

llegaron dos pacientes

con hipertensión,

uno con una fractura

en el cúbito y otro más

con un esguince en segundo

grado.

tania: ok.

mucho trabajo.

daniel: aquí siempre

hay mucho trabajo.

tania: me voy a poner

a trabajar.

muchas gracias.

daniel: de nada.

tania: un esguince

de segundo grado,

dos personas con hipertensión

y una fractura de cúbito.

no tienen que checar

los expedientes.

diego: gracias.

marco: ¿y cómo lo supiste?

tania: eso es algo

que no te voy a decir.

agradece que te estoy ayudando.

pamela: ¿y tú?

tania: ¿qué?

pamela: no te hagas.

tania: no sé de qué hablas.

pamela: te pasas, ¿eh?

te pasas.

[música]

regina: doctora.

necesito hablar contigo.

mireya: estoy muy ocupada ahora,

tengo cosas que hacer.

regina: es urgente.

mireya: ¿qué necesita?

regina: ¿te acuerdas cuando

me pediste que firmara

el reporte de material

que se usó en urgencias?

me dijiste que gonzalo

lo había leído.

mireya: mm...

no.

no, no me acuerdo bien.

regina: pues necesito

que hagas un esfuerzo

y que te acuerdes.

yo sé que tú puedes.

mireya: yo solamente le di

un reporte,

y asumí que el director

del instituto ya lo había leído.

regina: ¿y por qué asumes

cosas que no estás segura?

mireya: ¿me está reclamando

algo?

regina: sí.

tú me hiciste confiar

en que gonzalo lo había revisado

y no es cierto.

mireya: no, no, no,

yo solamente estoy cumpliendo

con mi trabajo.

doctora, si usted firma

documentos que no lee,

pues realmente ese no es

mi problema.

ahora, si me disculpa,

de verdad tengo muchas

cosas que hacer.

[suspira]

regina: mireya, no he terminado

contigo.

y no pienso gritar en público.

ayer te dije que no iba

a soportar estos modos,

¿te acuerdas?

mireya: es que no entiendo

cuál es el problema, doctora.

regina: el problema es que

yo creí en tu palabra,

y por eso firmé ese reporte.

pero si tu intención

es que yo tenga problemas--

mireya: no, no, no.

regina: no, no, mira.

de ahora en adelante

me vas a entregar

lo que yo tenga firmar,

al final de mi turno.

para que yo tenga

todo el tiempo de revisarlo.

mireya: mire, yo creo que esto

es una exageración

porque se trata de un error.

regina: mi error fue creerte.

mireya: no, doctora,

no lo hice con mala intención.

yo solamente le entregué

el reporte.

yo entiendo que está pasando

por muchos problemas,

de verdad, pero no tiene

que desquitarse conmigo.

yo solo le di un papel.

regina: como sea.

de ahora en adelante,

ya te dije, mireya,

al final de mi turno

me tienes que entregar

todos los reportes.

de verdad, no es difícil.

¿entendiste?

mireya: entendido, doctora.

regina: bueno.

mireya: y no se estrese tanto.

ya verá que las cosas

se van a arreglar con sergio.

arturo: por favor, tome asiento.

>> gracias, doctor.

arturo: dígame, ¿en qué

lo puedo ayudar?

>> doctor,

me duele mucho el pie,

ya no puedo caminar.

arturo: ¿desde cuándo?

>> pues un día me corté

una uña enterrada,

pero creo que me la corté mal

porque no me cierra la--

la herida del pie.

arturo: ¿es diabético?

>> sí, pero creo

que lo tengo controlado.

arturo: ¿y hace cuánto que no va

a consulta?

>> eh, como un año.

¿no, hija?

>> un poco más.

como un año tres meses, no sé.

es que me encontré en internet

remedios caseros para diabéticos

y la verdad es que con eso

mi papá ha estado muy bien.

>> pero me empezaron

a oler mucho los pies.

después ya no podía caminar.

creo que se me infectó.

>> pero yo le puse fomentos,

cremas naturales,

hasta unos aceites que--

bueno, que nos recomendaron

y no sé por qué no se le quita.

arturo: a ver, déjeme revisarlo.

cynthia: dan.

dan.

daniel: ¿qué?

cynthia: ¿qué traes o qué?

¿por qué estás tan ido?

daniel: no, nada.

oye, ¿qué piensas de los nuevos

residentes?

cynthia: ¿qué pienso de qué?

no los conozco,

acaban de llegar.

daniel: sí, ¿verdad?

cynthia: sí.

daniel: nada, nada más

me quedé pensando que a lo mejor

es bueno pasar más tiempo

con ellos para conocerlos.

cynthia: ¿qué te pasa?

daniel: nada.

nada más estaba pensando

que a lo mejor les ayuda

que estemos más cerca de ellos,

para apoyarlos en algo.

cynthia: ¿a quién? ¿a todos

los residentes?

daniel: sí, claro.

cynthia: ¿o a las residentes?

¿o a alguna residente

en específico?

daniel: ¿qué?

arturo: lo voy a descubrir.

¿le duele?

¿siente esto?

>> no.

arturo: ¿esto?

>> no.

arturo: ¿esto?

>> no.

arturo: ¿ya me vas a decir

por qué estás tan interesado

en los residentes o no?

daniel: nada, solo pensé

que era buena idea

hacernos sus amigos.

cynthia: ¿cómo para qué?

daniel: pues porque nosotros

ya estamos en tercer año

de residencia y ellos van

empezando.

algo así, en buena onda.

cynthia: ah.

no, no te creo nada.

ya dime la verdad.

daniel: nada, a ver,

¿a ti no te hubiera gustado

que cuando estabas empezando

alguien te echara la mano?

cynthia: pues, si me preguntas

ahorita, no.

daniel: ¿por qué no?

luego se pone bien difícil.

cynthia: porque estamos aquí

para aprender.

¿o qué quieres?

¿hacerles el trabajo

a los residentes?

daniel: no, claro que no.

ya, olvida lo que te dije,

olvídalo.

cynthia: como que amaneciste

muy rarito hoy, ¿no?

daniel: sí.

>> me he tomado paracetamol,

pero la verdad es que

me duele mucho.

me pulsa el pie todo el tiempo.

arturo: señor, lo que tiene

es conocido como pie diabético.

>> doctor, yo vi en internet

que muchas veces las úlceras

se pueden confundir

con pie diabético.

pero mi papá es terco.

le dije que baje de peso,

que haga ejercicio

y no hace nada.

>> pues, yo caminaba,

pero dejé de hacerlo

por el dolor.

arturo: si no se hubiera

dejado guiar por lo que dice

en internet y hubiera ido

con un médico,

a lo mejor hubiéramos podido

hacer algo más.

>> ¿qué quiere decir?

arturo: que tiene una lesión

severa.

pero voy a tratar de salvar

su pierna.

>> ¿mi--mi pierna?

¿qué va a pasar con mi pie?

arturo: la gangrena ha avanzado

hasta el talón,

y no podemos permitir

que siga avanzando.

ya no se puede hacer nada

por su pie.

lo tenemos que amputar.

[música]

regina: háblenme de los ingresos

y los egresos de hoy

en el área de urgencias.

diego.

diego: sí.

eh, el--el paciente que llegó

con una bala en el abdomen

ya fue transferido a piso,

está estable y están siendo

lavadas sus heridas

cada seis horas.

y hasta el momento

no presenta ninguna infección.

regina: tania.

tania: llegaron dos personas

con dolor de cabeza,

les hicieron una tomografía,

salió limpia, así que

los diagnosticaron

con hipertensión.

pamela: yo, yo.

yo.

regina: pam.

pam.

no busques en el cuaderno.

tú puedes, contéstame.

pamela: llegó una mujer

que tuvo una caída y

le dolía muchísimo el brazo,

entonces se le realizó--

el--se le realizó

la radiografía.

una radiografía.

le enyesaron el brazo, claro.

eh, también llegó un paciente

que tenía un esguince

de segundo grado, doctora.

regina: marco.

marco: en la mañana

llegaron dos hombres

que venían de una pelea

en un bar, se les hizo suturas

y se les dio de alta.

regina: muy bien,

me da mucho gusto ver

que se están adaptando mejor.

sigan así.

gracias.

pamela: me pone nerviosa.

marco: pobrecita.

pamela: ¿neta?

>> te dije que no teníamos

que venir.

los médicos siempre

buscan la manera de operar

para sacar dinero.

vámonos.

arturo: señorita, lo siento

mucho, pero no se puede

hacer nada por su pie.

>> vámonos.

arturo: si actuamos a tiempo,

podemos impedir que la gangrena

suba hasta la pierna.

>> vámonos, papá.

vamos a buscar otra opción.

gracias.

arturo: por favor,

déjenme explicarle.

señorita, el olor que percibe

es por la descomposición

del tejido.

>> mire, no voy a permitir

que le quite el pie a mi papá,

¿sí?

arturo: es la única forma

de salvar la vida y su pierna.

>> hija, a lo mejor

le tenemos que hacer caso

al doctor.

>> no, papá, no le tenemos

que hacer caso al doctor.

vámonos.

arturo: señorita, señorita,

permítame atenderlo, por favor.

entiendo que quieras

ayudar a tu papá,

pero no es la forma

en este momento.

>> nos vamos a ir

con otro médico,

porque estoy segura

que esto es una úlcera.

vámonos, papá.

arturo: por favor, por favor,

no podemos esperar más tiempo,

esta operación se tiene

que hacer.

>> vámonos.

arturo: si se quieren ir,

adelante, pero aquí voy a estar

siempre para ayudarlo.

perdonen.

rené: ¿qué te pasa?

mireya: ¿qué no me dijiste

que ibas a hacer algo

para que montesinos

quitara a regina?

rené: sí, lo hice muy bien.

mireya: pues, yo no veo claro,

porque la tipa sigue ahí,

y ya me tiene harta.

yo no sé cuánto tiempo más

la voy a soportar.

rené: ¿qué pasó?

mireya: que me culpó

por el papel este que firmó.

rené: mireya, ella no te puede

hacer nada.

mireya: ya lo sé.

pero yo me tengo que tragar

sus insultos y sus amenazas.

rené: tranquila.

ya dimos un paso muy importante.

con el reporte que le enseñé

de gonzalo, montesinos va

a dudar de él.

mireya: ¿y eso qué?

rené: ah, pues ahora

va a estar pendiente

de todo lo que haga.

estoy seguro que con el tiempo

va a cometer algún error

y se va a ir de mi instituto.

mireya: rené.

regina: pues, lo necesitaría

para hoy.

bueno, si no lo tiene hoy,

para la semana que viene.

ok.

ok, gracias.

david: ¿por qué estás buscando

departamento?

regina: sí, ya me fui de--

de la casa, no quiero--

no quiero ver a sergio.

david: guau.

me imagino que fue una

decisión difícil de tomar.

mira, perdón que me meta,

pero yo creo que fue lo mejor

que pudiste haber hecho.

regina: está siendo bastante

difícil encontrar departamento.

todos están ocupados.

david: sí, lo sé,

no es una labor fácil.

pero vas a encontrar algo.

regina: sí voy a encontrar,

pero no sé cuándo.

necesito encontrarlo hoy.

si no encuentro,

voy a tener que pasar

la noche aquí.

david: ya.

tranquila.

todo se va a solucionar.

y recuerda que no estás sola.

cafecito.

calentito.

regina: gracias.

ana: necesito que me ayudes,

de verdad.

tengo una paciente

que me tiene harta.

yo no sé, pero cada vez

que viene, cree que tiene

una enfermedad nueva,

haciéndome perder el tiempo.

¿qué te pasa a ti?

arturo: le acabo de decir

a un hombre que va a perder

su pie.

ana: ¿y?

arturo: y no es una noticia

grata de dar.

a ese hombre le va a cambiar

la vida por completo.

y todo porque la hija le dijo

que era una úlcera.

ana: ah, ahí está, ahí está.

si le hace más caso

a la hija que a ti,

que se atenga

a las consecuencias.

arturo: ana, ¿cómo haces

para que no te importa nada?

ana: es la responsabilidad

de la gente cuidarse.

yo solamente les doy

el diagnóstico y tratamiento.

mira, te voy a dar un consejo.

no te enganches.

vas a sufrir, ¿eh?

arturo: yo solo quiero

que ese hombre se haga

la cirugía.

quiero convencerlo de eso.

ana: no te metas

en la vida de los pacientes.

es tu responsabilidad

atenderlos, cuando cruzan

la puerta del instituto,

se acabó.

tú no puedes decidir por ellos

ni obligarlos a nada.

arturo: yo solo lamento

no haber podido hacer

algo más por él.

ana: lo siento.

>> doctor.

rafael: ah, ya sabes que

me puedes decir rafa.

>> rafa, ¿cómo estás?

rafael: así me gusta más.

muy bien, ¿y tú?

>> bien, gracias.

qué bueno que te veo.

fíjate que me acabo de enterar

que acaban de abrir

un karaoke nuevo...

rafael: ¿tú cómo sabes

que me gusta el karaoke?

>> porque me dijo una enfermera

de terapia intensiva.

rafael: [suspira]

jimena.

¿y por qué te lo dijo o qué?

>> pues porque...

yo sé que hace tiempo

ustedes salieron,

y quería invitarte.

rafael: pues, yo sé que te debo

una salida, pero la verdad

me gustaría que sea algo más...

no sé, privado.

>> sí, lo que quieras.

es más, ¿qué haces hoy?

rafael: hoy me encantaría,

pero la verdad estoy un poco

cansado.

pero te prometo que pronto

salimos, ¿va?

>> sí, me la debes.

rafael: nos vemos.

>> bye.

[música]

mireya: yo no tengo por qué

seguir las órdenes de regina

nada más porque es

la jefa de urgencias.

rené: va a ser por poco tiempo.

mireya: además, yo tengo

mucha más experiencia

que ella en esa área.

¿y qué? ¿porque ella

es la médico tengo que

obedecerle en todo?

rené: eso le pasa

a todas las enfermeras

de todos los hospitales

del mundo.

no lo tomes personal.

mireya: estoy harta

de la arrogancia de todos.

rené: no ganas nada

con enojarte.

si regina tiene problemas aquí

con su esposo,

la presión la va a tomar pronto.

mireya: ¿sabes qué es

lo que pienso?

que con esa actitud

se merece todo lo que

le está pasando.

rené: lo mejor que puedes hacer

es seguir concentrada

en lo que estabas haciendo, ¿sí?

luis: pues, eso sería todo.

pueden seguir con sus

actividades.

tania: con permiso, doctor.

luis: marco.

marco: sí.

luis: necesito que vayas

a nutrición y revises

el menú de cada paciente.

marco: ¿qué?

no, que lo haga una enfermera.

mire, yo tengo cosas

muy importantes que hacer.

luis: tenías cosas

más importantes que hacer.

ve a nutrición.

marco: pero ¿por qué tengo

que ser yo?

luis: porque lo digo yo, marco.

marco: es que no lo puedo creer.

de verdad, yo no estudié

para revisar menús.

luis: mire, doctor,

la nutrición es fundamental

para la recuperación

de los pacientes.

no hay trabajos menores

en un instituto como este.

marco: pero no voy a aprender

nada.

luis: eso depende de ti.

y de buena gana, marco,

porque en este hospital

también se valora la actitud.

si alguien más quiere

lucirse o quejarse, me avisa.

regina: [llama a la puerta]

¿se puede?

fausto: claro, adelante,

doctora.

regina: señor fausto,

¿cómo está?

soy la doctora villaseñor.

fausto: ya me siento

mucho mejor, muchas gracias.

regina: soy la jefa

de urgencias y fui la persona

que lo recibió cuando llegó.

fausto: doctora,

muchas gracias por lo que

hicieron por mí.

el doctor molina me explicó

las cirugías que me hicieron y

estoy muy agradecido.

regina: no tiene nada

que agradecer,

es nuestro trabajo.

fausto: bueno, ustedes

lo hicieron muy bien y

gracias a eso estoy aquí.

regina: fue un caso complicado,

pero ya está fuera de peligro,

no se preocupe.

fausto: gracias.

regina: señor fausto,

¿le tomamos su declaración?

fausto: sí, sí,

vino la licenciada luz

del ministerio público,

que tomó mi declaración,

y también me hicieron

el estudio socioeconómico,

y me dijeron cuánto voy

a tener que pagar.

regina: perfecto.

fausto: no puedo creer

que esté internado aquí.

regina: ¿por qué?

fausto: bueno, es que hace

unos días estuve trabajando,

cubriendo la nota

del accidente del camión.

regina: ¿usted es periodista?

fausto: sí.

y mire, ahora estoy internado

en el hospital del que habla

todo el país.

rené: ya, no estés de malas.

mejor piensa en todo

lo que vamos a hacer

los días que mi esposa no esté.

mireya: ¿cuántos días

se va a ir tu esposa?

rené: una semana.

mireya: ¿y todas esas noches

vas a estar conmigo?

rené: todas.

mireya: entonces te vas a ir

a mi departamento.

rené: estaba pensando hacer algo

especial.

mireya: ¿cómo qué?

rené: ¿por qué no nos vamos

de lunes a viernes a una suite?

el fin de semana a valle

o algo que nos quede cerca.

mireya: ¿de verdad?

rené: [afirma]

estoy pensando seriamente

en mandar más seguido

a mi mujer de viaje.

mireya: oye, y si las cosas

están tan mal con tu esposa,

¿no has pensado en dejarla?

regina: sí, han sido días

complicados.

fausto: sí, me lo puedo

imaginar.

oiga, doctora, ¿y es cierto

que en estas mismas

instalaciones mataron al doctor?

regina: sí.

fausto: eso fue un giro

que nadie se esperaba, ¿verdad?

regina: sí, a todos nos tomó

por sorpresa.

fausto: por supuesto.

oiga, doctora, ¿y usted estaba

ese día aquí?

regina: el día del accidente,

sí, sí estaba aquí.

fausto: me imagino

lo complicado que fue.

regina: sí.

estamos preparados

para ese tipo de emergencias.

fausto: claro.

¿y también estaba el día

en el que mataron al director?

qué fuerte.

pero dígame, ¿fue culpa

del médico?

regina: mire, señor fausto,

eso es confidencial

y es algo que no le puede decir.

fausto: bueno, pero

sí sabe cuando alguien

comete una diligencia, ¿no?

regina: sí, claro que sí.

fausto: ¿el director

cometió una diligencia?

¿por eso lo mataron?

regina: pues eso solo

lo puede determinar un juez.

a nosotros lo único

que nos preocupa es sacar

adelante a todos los pacientes

que nos llegan.

precisamente como usted.

yo lo veo muy bien.

le voy a empezar a bajar

la dosis de los medicamentos,

poco a poco, y vamos a empezar

con algo de alimentación

para ver cómo reacciona.

fausto: muchas gracias.

regina: de nada.

fausto: y a pesar de todo

lo que dicen de este hospital,

sé que tuve suerte en llegar

aquí para que me atendieran.

gracias de nuevo.

[llaman a la puerta]

>> ¿puedo pasar?

gonzalo: sí, pásale.

>> mire, doctor,

a mí ya me tiene muy preocupada.

no desayuna, no come, no cena,

no duerme.

le traje esta sopita,

por favor, se la come, ¿eh?

gonzalo: gracias.

sí, me leíste el pensamiento.

ay, está caliente.

>> con cuidado.

gonzalo: tengo hambre, sí.

luz: hola.

perdón, permiso.

este--

hola, gonzalo.

¿tienes tiempo?

gonzalo: sí, claro, pásale,

pásale.

siéntate, siéntate.

no trae buenas noticias.

bueno.

ay, ¿qué pasó?

luz: este--

[carraspea]

el hospital perdió el juicio

contra la señora álvarez.

gonzalo: ay.

Cargando Playlist...