null: nullpx
Cargando Video...

Médicos Línea de Vida Capítulo 11

29 Jul 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

a]

regina: ¿qué pasa, señor?

sergio: sí, es que--

regina: ¿qué te pasó?

sergio: me corté.

digo, yo sé que para ti

los pacientes

son lo más importante,

así que mírame, aquí estoy.

espero que sí me puedas atender.

regina: ve por una silla, lili.

te estás pasando, sergio.

sergio: tú y yo tenemos mucho

que hablar.

regina: no.

tú y yo no tenemos

nada que hablar.

siéntate.

sergio: ay, gracias.

regina: vamos a cubículo 2,

lili, por favor.

sergio: [gime]

arturo: regina.

¿necesitan ayuda?

sergio, ¿cómo estás?

sergio: vine a platicar

con mi esposa, a ver si nos das

un segundo.

regina: sí, te va a atender

el doctor arturo.

sergio: a ver, espérame.

regina: paciente masculino

con herida punzo cortante

en muslo derecho.

te dejo en buenas manos.

sergio: no tienes que hablar

de mí, háblame a mí.

regina: gracias.

sergio: o sea, todo esto lo hice

por ti.

arturo: sergio, cálmate.

sergio: ¡ey, no te vayas!

>> mm, yo rescato a gonzalo

como médico, creo que es uno

de los mejores doctores

del país.

pero la parte administrativa,

tú lo sabes bien,

es otro asunto.

en esta ocasión, se usó

todo ese material.

me preocupa

si ese es su criterio

porque ahora tiene el control

de todas las áreas.

>> rené, el patronato está

convencido de que es la persona

correcta para hacerlo.

rené: no, si yo nunca me atreví

a contradecirlos.

solo creí importante

que tuvieras este antecedente.

>> mira, el instituto

está enfrentando un momento

muy complicado.

rené: sí, lo sé, yo soy parte

del instituto.

si algo pasa, mi familia y yo

también lo vamos a padecer.

por eso creí necesario

que estuvieras al tanto

de la situación.

>> sí, te lo agradezco.

rené: oye, una cosa más.

creo que es mejor que gonzalo

no sepa que yo te avisé

directamente.

no quiero que lo tome como algo

personal, pensando que me estoy

metiendo en su trabajo.

simplemente creo que cuidar

al instituto es

una responsabilidad de todos.

>> no te preocupes,

gonzalo me va a tener

que explicar todo esto.

perdón, pero me tengo que ir.

rené: no te preocupes, yo pago.

>> gracias y gracias

por la información.

rené: no, hombre, gracias a ti.

que tengas buen día.

>> le dejo el historial clínico

para que lo llene con los datos

de los nuevos pacientes.

david: ok, gracias.

>> si necesita algo, me habla.

david: sí, voy a estar bien,

no se preocupe.

ana: hola.

gracias por venir a ayudarme.

estoy muy emocionada

de que volvamos a trabajar

juntos.

david: sí, yo también.

como en los viejos tiempos.

ana: ¿te acuerdas lo bien

que la pasábamos cuando éramos

residentes?

david: claro.

fue hace mucho tiempo, ¿no?

ana: yo creo que la podemos

pasar muy bien aquí tú y yo

juntos.

david: no, ana, esta vez solo

vengo a apoyarte.

ana: trabajar contigo

es muy cómodo.

y tú sabes lo especial que tú

eres para mí.

pero ya sé, urgencias,

urgencias.

nunca te puedo ver.

david: así funciona mi área.

pero bueno, a ver explícame

cómo está lo tuyo,

consulta externa.

ana: muy fácil, mira.

tarán.

mucha gente que revisar

y eso no tiene que ver

con lo que tú haces

en urgencias.

además de que mi área sí está

bajo control.

david: urgencias también.

ana: eso es porque regina

te tiene a ti.

te conozco bien y sé que conmigo

harías mejor equipo

que el que haces con ella.

sergio: [gime]

arturo: ¿te duele?

sergio: sí.

arturo: anestesia, por favor.

la herida es superficial,

pero igual voy a tener

que suturar.

sergio: mira, no te ofendas,

¿eh?

no necesito nada,

pero yo necesito

que me atienda mi esposa.

arturo: a ver, sergio,

esto va a ser rápido.

son 15 minutos.

sergio: entiende, no me interesa

que me atiendas tú.

si me hice esto es para hablar

con regina.

arturo: lo siento, pero la jefa

de urgencias es regina

y ella es quien asigna

cada caso.

sergio: no entiendes nada,

a ver, este no es un caso

de urgencias.

hice esto para platicar

con ella.

arturo: sergio, este no es un

lugar en el que puedas elegir

qué médico te atiende.

esto es un hospital.

sergio: mi esposa es la jefa

de urgencias, ¿no?

arturo: eso no tiene

nada que ver.

sergio: tiene todo que ver,

porque por culpa de este maldito

hospital la estoy perdiendo.

arturo: a ver, cálmate.

sergio: déjame en paz y llámala,

ve por ella.

arturo: yo solo sigo

las instrucciones de regina

que es la jefa de esta área,

¿ok?

si ella no te quiere atender,

es por algo.

sergio: tú no sabes nada.

yo necesito hablar con ella,

así que ve por ella.

arturo: tienes toda la razón,

no sé qué le hiciste

para que ella no te quiera ver,

pero tampoco es mi asunto.

lo que me importa es que ella

esté bien.

y si--escúchame bien.

y si ella no te quiere ver,

voy a hacer lo que sea

para que así suceda.

sergio: ¿por qué te portas

como un imbécil?

arturo: por favor, sergio,

¡sergio!

o dejas que te suture

o me firmas el alta voluntaria

para que te vayas

a otro hospital.

sergio: adelante.

david: ana, tú sabes

que, por mi especialidad,

en el lugar donde más

me necesitan, es en urgencias.

ana: ya lo sé.

el problema es que nadie

es como tú.

regina tiene mucha suerte, ¿eh?

de tenerte en su equipo.

bueno, además de ser

la consentida

del nuevo director.

pero bueno,

uno hace lo que puede.

david: a ver, gonzalo no tiene

consentidos.

ana: por dios, tuve que traerlo

para que se diera cuenta

de cómo está mi área.

¿te imaginas?

o sea, un director tiene

que tener la visión de todo

lo que se hace en un instituto.

david: bueno, dale chance,

apenas está empezando.

ana: es difícil encontrar

una persona

con la que te entiendas bien

en el trabajo.

por eos me da gusto que estés

aquí.

david: ok, no te preocupes.

ana: bueno, hay muy poco tiempo

para comer, pero si quieres,

un día organizamos y vamos

a comer.

david: ok, me gusta.

ana: bueno, voy a seguir

con mis pacientes.

si necesitas algo, me avisas.

david: siguiente.

adelante, por favor.

diego: y tenemos que revisar

los expedientes médicos

y llenar los historiales

clínicos del doctor galván.

>> o sea, ¿es todo lo que hacen?

diego: por el momento, sí,

y es suficiente.

>> sí, seguramente es demasiado

para ti.

pero son cosas que solamente

nos quitan el tiempo, nada más.

tania: nos ayuda a entender

el funcionamiento del instituto.

>> mira, llenar hojas

no los hace médicos.

hay que entrar directamente

al tratamiento de los pacientes.

pamela: somos r1, marco.

marco: sí, pero eso no quiere

decir que seamos incapaces.

tania: a ver, ¿qué estás

tratando de decir?

marco: la verdad.

que hay algunos que se cansan

de hacer trabajos de secretaria

y hay otros que estamos

para hacer cosas más grandes.

tania: pues, no estoy de acuerdo

contigo.

marco: es un trabajo mediocre.

nos hacen creer que es

muy pesado, pero simplemente

nos tienen ocupados porque creen

que no sabemos nada.

diego: es lo que tenemos que

hacer, marco, por el momento,

te guste o no.

así que tú decides si quieres

hacerle caso a la doctora

villaseñor o, de lo contrario,

voy a tener que reportarle

que no puedes seguir órdenes.

pamela: chau.

ana: ¿tiene algún dolor

en la espalda o el abdomen?

>> sí, doctora, los dos.

ana: ¿y le ha sangrado la nariz

últimamente?

>> sí, doctora.

ana: ¿le puede decir

al doctor paredes que venga

a mi consultorio?

gracias.

>> ay, doctora, no me asuste.

ana: no, tengo un diagnóstico,

pero solamente quiero

consultarlo con mi colega.

[llaman a la puerta]

adelante.

david: hola.

permiso.

ana: solamente quiero

consultarte esto.

david: ok.

señor, ¿es usted diabético?

bueno tiene todos los síntomas

de una insuficiencia renal.

vamos a tener que hacerle

más exámenes.

ana: sí, yo también pensé eso,

solamente quería estar segura.

gracias, ¿eh?

david: no.

con permiso.

sergio: esto es absurdo.

arturo: si no dejas de moverte,

me voy a tardar más.

sergio: yo no necesito

esto en mi vida, caray,

no puedo creer que ni siquiera

quiera hablar conmigo, hombre.

arturo: regina tiene sus razones

y lo mejor es que las respetes.

sergio: no, ella está haciendo

las cosas mucho más grandes

de lo que son.

es mi esposa, caray, es ridículo

lo que me está haciendo.

arturo: unos minutitos más,

y vamos a terminar.

listo.

gracias.

corte.

listo.

gracias.

debes mantener la herida seca

durante 24 horas.

y luego, la lavas con agua

y jabón--

sergio: yo sé, yo sé,

estoy casado con una doctora.

sé perfectamente qué hacer.

arturo: entonces voy a tramitar

tu alta.

sergio: haz lo que quieras.

yo necesito ver a mi esposa.

arturo: ella no quiere verte.

ambos: [hablan a la vez]

arturo: mira, yo ya terminé

contigo.

sergio: no, pues, yo no me voy

de aquí hasta que no hable

con ella, así que por favor,

ve por ella.

no me voy a mover de aquí.

haz lo que tengas que hacer

y no me pongas a prueba.

ana: ¿agendaste la cita

para mi paciente de diálisis?

>> sí, doctora, pero hasta

dentro de dos semanas,

porque estamos llenos.

ana: a ver, espérate, no,

ese paciente necesita atención

ya.

>> sí, doctora, lo entiendo,

pero es que busqué un espacio,

pero todo está saturado.

ana: pues, busca mejor.

david: ana.

¿todo bien?

ana: hola.

más o menos.

me acabo de enterar

de que mi paciente va a tardar

en recibir su tratamiento

de diálisis.

david: claro, me imagino,

hay mucha demanda para ese tipo

de tratamientos.

ana: sí, tienes razón.

tantos pacientes con ese

problema y sin espacio...

pobres, de verdad.

david: oye, ¿y por qué no vas

a hablar con gonzalo?

ana: tienes razón.

gracias por tu ayuda

y por tus consejos.

ojalá todos los doctores de este

hospital fueran tan amables

como tú.

a nadie le importa la consulta

externa ni las necesidades

que tenemos aquí.

y la verdad es que tú

lo entendiste muy rápido.

eres un gran doctor.

david: gracias, ana.

el siguiente paciente.

>> con gusto, doctor.

diego: tenemos que revisar

los expedientes y hacer una nota

de todos los niveles

de los pacientes de piso,

sobre todo de los del doctor

galván.

y anotar la dosis

de los medicamentos

que estén tomando.

eso es muy importante.

marco: ¿sí sabes que esto es

trabajo de las enfermeras?

diego: no, de hecho, eso

lo tenemos que hacer nosotros,

porque el doctor galván

así nos lo pidió.

marco: no, es ridículo,

no lo voy a hacer.

diego: pues, háblalo

directamente con el doctor

galván, porque son sus órdenes.

marco: por supuesto que lo voy

a hacer.

diego: bueno.

marco: a ver, lo que no entiendo

es por qué ustedes no se han

quejado antes.

diego: somos residentes,

solamente tenemos que seguir

las instrucciones

de los adscriptos.

muy sencillo.

de hecho, todo el mundo lo sabe.

arturo: eso lo harán ustedes,

porque yo no me pienso quedar

callado.

diego: ey, mira, marco.

marco: doctor zavala.

diego: zavala.

es muy importante en un hospital

respetar el rango.

nosotros solamente tenemos

que seguir instrucciones

sin cuestionar.

marco: ya, mira, yo no vine

a este hospital para ser

el asistente de nadie.

vine a demostrar quién soy,

nada más.

diego: bueno,

suerte con eso.

daniel: tania.

a ti te estaba buscando.

tania: perdón, me dormí

un ratito.

es que tuve un día muy pesado.

daniel: bueno, bienvenida

a la vida de doctor.

ya acomodé los expedientes

que te tocaban.

tania: ¿cómo lo hiciste?

daniel: los acomodé

no solo por número,

sino también por color,

según padecimiento.

así va a ser más fácil encontrar

algo cuando busques.

tania: eres increíble.

daniel: nada más dale

una checada para que no se den

cuenta que tú no los acomodaste.

tania: gracias

por la explicación, por todo.

se nota que lo dominas.

daniel: es algo que aprendes

con el tiempo.

tania: gracias.

espero algún día ser tan buena

como tú.

[llaman a la puerta]

ana: necesito hablar contigo,

¿se puede?

gonzalo: pasa, pasa.

ana: me da gusto que ya tengas

oficina.

gonzalo: sí, por fin voy a poder

instalarme.

ana: necesito pedirte un favor.

gonzalo: dime.

ana: tengo muchos pacientes

con insuficiencia renal

y me ha costado mucho trabajo

darles tratamiento

a los pacientes

porque las máquinas

siempre están ocupadas.

y bueno, no sabes la lista

de espera que tengo.

necesitamos una máquina nueva.

gonzalo: mira, voy a hacer--

ana: yo sé que es un gasto

muy fuerte,

pero piensa que con una máquina

podremos dar más atención

a las personas que lo necesitan.

por favor.

yo sé que empezamos

con el pie izquierdo,

pero necesito que me apoyes

con esta compra.

arturo: regina, sé

que no quieres ver a sergio

pero insiste en hablar contigo.

regina: pero ¿hablar qué?

ya hablé todo lo que tenía

que hablar con él, ya--

arturo: yo me imagino,

pero no se va a ir de aquí

hasta que no te vea.

regina: es que no lo quiero ver,

no quiero hablar con él,

no quiero que me vea a mí--

arturo: ok, ya, tranquila.

dime, ¿qué quieres hacer?

yo te juro que hago

lo que quieras

para que estés tranquila.

regina: déjame pensar, nada más

déjame pensar.

arturo: pero dime algo, regina,

si no, no sé cómo ayudarte.

regina: es que no sé.

arturo: mira,

yo entiendo que quieras hacer

esto tú sola.

pero sergio,

al entrar al hospital,

se vuelve problema mío.

así que dime si quieres

que le hable a seguridad.

regina: no, no, a seguridad

no le quiero hablar.

nada más, eh...

voy a hablar con él.

arturo: ok.

regina: arturo, ¿me acompañas?

arturo: claro, por favor.

gonzalo: entiendo la necesidad

de una máquina nueva,

pero créeme,

es un gasto muy fuerte

y la situación en el hospital

no es la mejor en este momento.

ana: me imagino.

pero créeme que esto va a ayudar

muchísimo.

por favor.

no me hagas pensar que solamente

te interesa lo que pasa

en urgencias.

gonzalo: no empecemos, ana,

por favor.

tú sabes perfectamente bien

que fue por eso que le pedí

a regina que te apoyara

con médicos para tu área.

ana: sí, claro, pero a ella

le resolviste de inmediato

el ingreso de residentes.

bueno, al menos dime que vas a

poner en tu lista de prioridades

lo que te estoy pidiendo.

tú eres el primero en decir

que lo principal es darle

la mejor atención

a los pacientes.

para eso necesitamos equipo.

gonzalo.

gonzalo: está bien.

mira, no sé cómo voy a hacer,

pero vas a tener tu máquina.

ana: ¿de verdad?

gonzalo: te lo prometo.

ana: ah, por cierto, el apoyo

de los médicos ha sido

de mucha ayuda.

sobre todo, de david.

ojallá pudieras decirle

a regina que lo mande

más seguido.

me ayudaría muchísimo.

gonzalo: sí, david es un gran

elemento.

pero es fundamental en urgencia.

así que por el momento vamos

a dejar la rotación como está.

te prometo que también lo voy

a platicar con regina.

¿algo más?

ana: no, nada.

gonzalo: te prometo que voy

a estar al pendiente

de lo de la máquina.

en cuanto sepa algo, te aviso.

sergio: yo sabía que ibas

a venir.

regina: tu alta ya está firmada,

ya te puedes ir.

sergio: ay, mi amor, por favor--

regina: mira, sergio, tienes

dos opciones.

te vas por tu cuenta

o le hablo a seguridad para

que te saque.

sergio: es que no entiendes,

¿verdad?

ambos: [hablan a la vez]

regina: ¿no te vas a ir?

vete, sergio.

sergio: me voy a quedar

aquí hasta que hablemos.

regina: ¿en serio no te vas

a ir?

sergio: ¿es en serio que vas

a hacer esto?

¿es en serio?

ay, dios mío, yo me voy solo.

arturo: escúchame,

ni se te ocurra regresar.

sergio: no, no me toquen,

¡no me tienen que tocar!

yo puedo solo.

regina: ¡sergio, vete!

sergio: no me toquen.

regina: vete.

sergio: te vas a arrepentir.

regina: no me amenaces.

sergio: ¡que no me toquen!

arturo: voy a hablar

con seguridad

para que no lo dejen pasar.

regina: gracias.

¿y ustedes qué están viendo?

aquí no hay nada que ver,

regresen a trabajar.

necesito el expediente

de la señora vicenzio,

¿me lo traes, por favor?

>> doctor.

rafael: ¿qué pasó, eh?

>> pues, resulta que vino

el esposo de la doctora

villaseñor herido,

y no lo quiso atender

y ya se imaginará cómo se puso.

y ahorita que vino a darlo

de alta, tuvieron que sacarlo

con seguridad a la fuerza.

>> yo no puedo creer que pasen

estas cosas.

es que es muy vergonzoso.

cuando el doctor olmedo

era director, no sucedía esto.

regina: mirella.

no voy a permitir este tipo

de comentarios.

y si vuelvo a escuchar críticas

sobre cualquier doctor

o enfermera,

le voy a pedir a la persona

que lo está haciendo,

que lo cambien de área.

mirella: no va por ahí, doctora.

de verdad lamento toda

la situación que está pasando

con su marido.

regina: es la única advertencia

que te doy,

a la siguiente, te vas.

mirella: muy bien.

rafael: ¿te puedo ayudar

con algo?

>> ¿y qué noticias me tiene,

doctor?

¿qué dicen los resultados?

david: don porfirio,

lamento decirle que tiene

cáncer en el páncreas.

porfirio: no, no puede ser.

david: yo necesito que comience

cuanto antes su tratamiento.

es un proceso difícil

pero necesario.

porfirio: me voy a morir,

¿verdad?

david: podemos lograr mucho

con el tratamiento.

el cuerpo es una máquina

muy noble, que reacciona

sorprendentemente.

porfirio: no me quiero morir,

doctor, yo todavía tengo muchas

cosas por hacer.

tengo un hijo pequeño,

mi esposa.

david: don porfirio, escúcheme,

vamos a hacer hasta lo imposible

para que esté bien,

pero yo necesito que siga

el tratamiento al pie

de la letra.

es un caso difícil,

pero por favor, no pierda

la esperanza.

porfirio: está bien, doctor,

me voy a poner en manos de dios.

[música]

ego: sí, este va allá.

tania: aquí están.

pamela: ¿qué?

tania: aquí está mi parte

de los expedientes,

están organizados

no solo por número,

sino también por color,

según padecimientos.

marco: a ver, ¿cómo lo hiciste

tan rápido?

yo no he podido terminar esto.

tania: hay que prestar atención.

diego: oye, ¿estás segura

de que están bien?

no te hayas equivocado

por hacerlo rápido.

tania: no, si quieren, lo pueden

revisar.

y, mientras ustedes revisan,

yo voy a hablar con un papacito

digno de mi admiración.

diego: sí están bien.

están bien.

marco: a ver, seguramente hay

un error.

es imposible que lo haga

más rápido que yo.

[llaman a la puerta]

ana: ¿terminaste?

¿cómo te fue?

david: acabo de dar

un diagnóstico de cáncer.

ana: bueno, a veces pasa.

david: lo sé, pero no deja

de afectarme.

aunque no lo creas, para mí

no es fácil dar este tipo

de noticias.

ana: porque eres buena persona.

david: no sé si sea buena

persona, pero por lo menos

trato de ser un buen profesional

y entender lo que sienten

los pacientes.

ana: y créeme que lo haces

muy bien.

david: ana, quería decirte

que después de valorar

a estos pacientes,

me di cuenta que sus casos

son solo de seguimiento.

sé que debí consultarte antes,

pero ya los remití a otras

clínicas.

no necesitan atención

especializada.

están estables.

y así podemos aprovechar

el espacio para atender

a otros pacientes.

espero que no te moleste.

ana: no, para nada,

me parece muy bien.

es una buena solución.

david: qué bueno que lo tomes

así.

ana: por supuesto, yo te voy

a apoyar en las decisiones

que tomes,

porque sé que van a ser

las mejores para los pacientes.

ojalá que los demás fueran

como tú.

la verdad, reconozco que choco

con los demás porque tenemos

ritmos diferentes.

pero tú y yo tenemos muchas

cosas en común.

david: claro, siempre trabajar

por el bien de los pacientes.

ana: exacto.

david: nos vemos más tarde.

ana: sí, y no te sientas mal

por tu paciente.

es parte del trabajo.

marco: esto es absurdo,

yo debería estar atendiendo

pacientes, no esto.

diego: ya, ¿no te cansas

de quejarte tanto?

ponte a trabajar.

pamela: para atender pacientes

todavía nos falta mucho.

marco: [suspira]

voy a hablar con el director

del hospital y le voy a enseñar

mi promedio.

les aseguro que cuando lo vea,

va a cambiar mi opinión.

diego: yo también fui

de los promedios más altos, ¿eh?

pamela: y yo.

digo, sí sabes que por eso

estamos aquí, ¿no?

marco: pero yo no soy como

ustedes.

diego: ah, ¿sí?

¿por qué?

pamela: mira, marco, lo mejor

que puedes hacer es trabajar

sin quejarte, neta.

igual, vamos a estar haciendo

esto muchísimo tiempo

antes de podernos acercar

a un paciente.

es parte del camino, relájate.

marco: miren, si ustedes quieren

seguir con eso, es su problema.

yo estoy para muchas cosas.

diego: ya, déjalo, déjalo.

>> regina, ¿estás bien?

ven, ven.

¿qué pasó?

regina: no vas a creer

lo que acaba de hacer sergio.

>> ¿qué hizo?

regina: se hizo una herida

en la pierna, se lastimó

para venir a hablar conmigo.

>> ¿qué?

regina: hizo un escándalo,

cinthia.

todos se dieron cuenta

de lo que estaba pasando.

cinthia: no lo puedo creer.

es que todos los hombres

son unos idiotas.

regina: tampoco...

cinthia: no, bueno, y con esto

me da miedo de hasta dónde

pueda llegar sergio.

regina: nunca lo había visto

así.

te juro que no lo quiero

perdonar, cinthia, no.

cinthia: no tienes

por qué hacerlo.

si te hizo sufrir, no merece

ni tus lágrimas.

regina: es que se me salen

las lágrimas,

me siento rota, me siento--

lo único que ha hecho

es demostrarme que nunca lo--

nunca lo conocí.

cinthia: tienes que ver

el lado bueno de esto.

por lo menos, ya sabes quién es

él en realidad.

y tú solita vas a decidir

hasta cuándo vas a permitir

que esto te afecte, hasta dónde.

regina: tienes razón,

tienes toda la razón.

porque sergio no me lastimó

lo suficiente.

y créeme que no lo va a hacer

más.

luis: [silba]

¿qué onda, bro?

no te había visto

en todo el día.

david: estaba

en consulta externa.

luis: ¿sí? ¿cómo te fue?

david: no me acordaba lo pesado

que es atender a tantos

pacientes.

bien diferente a lo que hacemos

en urgencias.

luis: es cansado, pero ana

necesita ayuda.

por cierto,

¿cómo te fue con ella?

david: bien.

luis: ¿bien?

sí, yo recuerdo que siempre

te has llevado bien con ella.

desde la residencia.

yo hasta creía, juraba,

que entre ustedes dos

había tiro.

david: a ver, hubo algo,

pero nada serio.

y ya cuando cada uno se dedicó

a su área, las cosas

se enfriaron.

luis: con razón, contigo

es el único con el que se lleva

muy amable.

david: eso pasó hace años

y para mí, por lo menos,

ya está olvidado.

luis: para ti, pero ella va

a estar muy feliz de que tú

vayas todos los días a ayudarla.

dos de azúcar, como te gusta.

david: gracias.

con tal de que deje a regina

en paz, yo la apoyaré

las veces que sea necesario.

ah, un cafecito.

luis: mm...

david: ¿qué?

>> oye, necesito hablar contigo.

gonzalo: ¿qué pasa?

>> estoy preocupado

por la situación del instituto.

gonzalo: ¿y ahora cuál de todas

las situaciones te preocupa?

>> regina firmó que se usó

una excesiva cantidad

de material para urgencias.

revisé el reporte de material

y es demasiado.

gonzalo: bueno, debe haber

una explicación, ¿no?

>> no lo dudo, pero me preocupa

que no tenga idea de cómo

se distribuyen los materiales

en un hospital.

gonzalo: te prometo que voy

a hablar con ella.

>> ella lleva mucho tiempo

trabajando contigo,

tiene que ser más cuidadosa

en este tipo de cosas.

gonzalo: sí, estoy de acuerdo.

>> confiamos en ti, gonzalo,

para que tomaras las mejores

decisiones para el bien

del hospital.

gonzalo: y es lo que estoy

haciendo, ¿no?

gonzalo: yo sé que apenas

acabas de tomar el puesto,

pero si las cosas no mejoran,

vamos a tener que poner

a otro jefe de urgencias.

[música]

[música]

rafael: ey, ¿qué hacen?

luis: pues, hablando, aquí,

¿tú qué traes?

rafael: no saben lo que acaba

de pasar en urgencias.

llegó este sergio, lastimado

para que regina lo atendiera.

así tal cual, parece

que se lastimó él solo,

pero regina no lo quiso atender.

david: pero ¿cómo

que se lastimó?

¿ese tipo está enfermo?

luis: pobre regina.

david: bueno, ¿qué pasó?

¿sigue ahí el imbécil?

rafael: no, ya se lo llevó

seguridad.

david: pues, más le vale

que la deje en paz.

gonzalo: regina es excelente

en la dirección de urgencias.

>> lo entiendo.

pero debe tener más cuidado

en la cantidad de materiales

que usa, fue demasiado.

gonzalo: mira, yo respondo

por regina.

no se te olvide, quien tenía

el puesto antes, era yo.

>> ¿o sea que tú lo usaste?

gonzalo: usamos

lo que necesitamos.

fue el accidente del autobús,

atendieron a muchos niños.

>> yo entiendo que lo que pasó

con el camión escolar

fue un hecho aislado,

pero de todas maneras,

te voy a pedir que tengas

más cuidado con los recursos.

gonzalo: siempre he sido

muy cuidadoso y tú sabes

que todo lo que se usa

es para los pacientes.

>> de eso no tengo duda,

pero no se te olvide

que también tienes que cuidar

la parte de la economía

del hospital.

gonzalo: sí, eso lo tengo

muy claro.

el dinero viene del gobierno,

de las donaciones

para el instituto,

eso lo tengo clarísimo.

>> gonzalo, la situación

en el hospital es difícil

en estos momentos.

por favor, ayúdanos a tener

todo el presupuesto

bajo control.

gonzalo: no te preocupes,

yo me hago cargo.

>> muchas gracias, gonzalo.

gonzalo: una cosa más.

¿cómo tuviste acceso

a la información, sin que yo

estuviera al tanto?

>> es por un resumen informativo

que nos mandan a los miembros

del patronato.

te lo encargo muchísimo.

gonzalo: por supuesto.

tania: ya terminé

mis expedientes, doctora.

regina: muy bien.

tienen muchos azules, ¿no?

¿de qué padecimiento son?

tania: eh... son...

lesiones menores.

regina: ok.

bueno, no importa,

mientras ustedes sepan

cómo los tienen organizados,

yo estoy bien.

marco: ¿y cuándo vamos a poder

ver pacientes no solo

por expedientes?

regina: pues, cuando estén

listos.

marco: ¿y qué tenemos que hacer

para estar listos?

regina: eso lo decido yo.

marcos, ¿no?

marco: marco.

regina: marco, sin "s".

pamela: aquí están

mis expedientes, doctora.

diego: y aquí están los míos,

doctora.

regina: muy bien.

marco: y los míos, estoy a punto

de terminarlos, doctora.

regina: ¿estos son

tus expedientes?

¿sí sabes que estar a punto

puede hacer la diferencia

entre la vida y la muerte

de un paciente?

marco: les aseguro que si

estuviera atendiendo pacientes

y no trabajando

en estos expedientes,

sería mucho más rápido.

regina: o mucho más complicado.

miren, yo les voy a dar

un consejo.

aprendan a organizar y a llenar

esto que tienen aquí

porque es su principal

herramienta de trabajo.

aprender a dominar

lo más sencillo y sobre lo único

que tienen control, les va a

ayudar muchísimo ahí afuera.

porque allá, la vida en general

es un poquito más complicada.

gonzalo: ¿se puede?

rené: perdón, gonzalo, perdón.

sí, claro, pasa, toma asiento.

gonzalo: acaba de estar

montesinos en mi oficina.

rené: ¿qué te dijo?

gonzalo: que le llegó

un reporte de lo que consume

cada área.

rené: todo lo que firman

los jefes de área se manda

al patronato para que estén

al tanto.

¿pasó algo?

gonzalo: al parecer,

en urgencias

se usó mucho material

y está preocupado.

¿no lo revisaste?

rené: cuando lo vi firmado

por regina, pensé que ya estaba

autorizado por ti.

gonzalo: de ahora en adelante,

me gustaría tener ese reporte

por áreas, para tener

mayor control.

rené: no, no es necesario, ¿eh?

yo me voy a hacer cargo de eso.

de regina no dudo y yo siempre

he confiado en ti,

pero te prometo que voy a poner

más atención.

regina: al paciente de la cama

11 le toca cambio de suero,

¿te lo encargo?

>> yo voy, doctora.

regina: gracias.

david: hola.

regina: ¿cómo te fue?

sigues vivo.

david: bien, sí, me fue bien.

regina: ¿y ana?

david: se portó amable.

no tuvimos ningún problema.

regina: ana, amable, ¿en serio?

pues, pensé que contigo,

que bueno, eres el más rebelde,

era con el que más problemas

iba a tener, pero...

david: no, fíjate que ana tiene

un carácter muy complicado,

pero en el fondo

no creo que sea mala persona.

hay que encontrarle el modo.

regina: pues, sí.

el único que le ha encontrado

el modo a ana eres tú.

ojo, no me vayas a salir

con que te quiere todos

los días, porque--

david: no, no es para tanto,

ya sabes que mi lugar está aquí

en urgencias contigo.

regina: más te vale.

eres de mis mejores médicos

y no te voy a compartir, david.

¿cómo te fue con los pacientes?

david: bien.

o bueno, más bien me di cuenta

que la gente necesita mejorar

mucho sus hábitos de vida.

hay muchos padecimientos

provocados por una mala

alimentación, por la falta

de ejercicio, o el cigarro.

regina: pero la mayoría

de la gente no cree que está

comiendo chatarra

y que eso les hace daño

hasta que se sienten mal

y terminan aquí.

david: de acuerdo.

nada más hoy tuve

a tres hipertensos

con dolores agudos de cabeza

y ni siquiera sabían

lo que tenían.

bueno, pero ¿pa' qué soy bueno?

regina: ¿cómo, no te vas a ir?

david: no, todavía

tengo un tiempito.

regina: pero vete a tu casa,

nos vemos mañana.

david: supe lo que pasó

con sergio.

regina: no fue nada.

david: sí, me preocupa

lo que ese tipo sea capaz

de hacer.

o sea, con tal de estar cerca

de ti...

regina: lo tengo bajo control.

david: ¿segura?

regina: sí.

david: a ver, regina,

sergio se lastimó para verte.

así que no creo que lo tengas

bajo control.

regina: ¿por qué te importa

tanto, david?

[música]

[música]

gonzalo: te agradezco

que me quieras ayudar,

pero eso es algo que tengo

que hacer yo.

rené: mira, si veo algo raro

te lo reporto directamente a ti.

gonzalo: es que voy a hablar

con regina.

quiero entender lo que pasó,

no puedes estar firmando

documentos sin estar segura.

rené: [ríe] estoy totalmente

de acuerdo.

tú acabas de tomar

la dirección y me parece

apresurado que te quieran

exigir por cuestiones

que antes no has hecho.

gonzalo: es que no quiero

empezar la administración

con la gente del patronato

encima de mí supervisando

todo lo que hago.

quiero libertad para poder tomar

decisiones.

rené: esa es una

de las desventajas

de ser director del hospital.

gonzalo: pero no, no se puede

dar una buena atención

y cuidar las finanzas,

están reñidas las dos cosas.

rené: la gente del patronato,

los que cuidan el dinero,

se fijan mucho en el manejo

de los recursos.

si de algo te sirve mi

experiencia, apóyate en mí.

ya te he dicho que cuentas

conmigo.

gonzalo: te lo agradezco.

rené: confía en mí.

deja esto en mis manos, hombre.

david: me importa

porque el problema ya está

en el instituto.

regina: ok.

¿nada más es por eso?

david: obvio.

bueno y porque no creo

que sea lo único que haga.

ese tipo no conoce límites.

regina: lo traté

como a un paciente.

david: ok, pero si necesitas

algo, por favor, búscame.

regina: voy a estar bien.

ya cumpliste con tu turno,

ya te puedes ir.

david: ok, ¿quieres que te ayude

con algo?

regina: no.

en serio, no te preocupes,

estoy bien.

david: es que siento que le hace

falta algo a mi día.

regina: café.

david: no, estar aquí, contigo.

en urgencias, regina.

regina: ya, seguramente

extrañaste, como siempre,

llevarme la contraria.

david: ¿qué te puedo decir?

uno se acostumbra.

regina: claro.

no me--

david: me hablas, regina.

regina: ¡david!

hola.

>> amor, llegas muy temprano.

>> hola a todos.

ay, me apuré, para poder salir

antes, ¿cómo están?

>> bien, aquí terminando

de hacer tarea.

¿tienes mucha tarea, mi amor?

>> sí, ma, mucha.

creo que no voy a acabar.

>> ¿y hay algo en lo que yo

pueda ayudar?

>> no, ma, gracias,

creo que no.

ya acabamos

todo lo de matemáticas

y ahora solamente tengo que

hacer un reporte de un libro

que todavía ni termino de leer.

>> bueno, puedo pedir algo

para que cenemos mientras

terminas la tarea, ¿quieres?

>> no, ma, gracias,

comí tarde, porque todavía

no terminaba.

>> oye, pero solo comiste

unas tortas de papa, hija.

>> no te preocupes, ma,

estoy bien.

>> un sandwich, por lo menos

cómete un sándwich.

te hago uno, te da energía

para que sigas estudiando.

>> está bien, mamá.

oigan, ¿qué les parece si mejor

me voy a leer arriba para

que ustedes platiquen a gusto?

>> sí, pero no te desveles

mucho.

ahorita te subo el sándwich.

>> sí.

>> así es.

david: [jadea]

>> ¿tuviste un mal día?

david: no, todo lo contrario.

>> por cómo le estás pegando

al costal, pensé.

david: es lo que hago cuando

quiero aclarar mis ideas.

>> ¿qué ideas estamos

despejando?

david: nada importante.

>> mi mamá me dijo que siempre

me alejara de los hombres

complicados.

pero parece que tú tienes algo

especial que me intriga.

david: créeme, no hay nada

interesante en mí.

>> mi intuición

dice lo contrario, créeme.

¿te falta mucho?

david: no, ya estaba terminando.

>> ¿y vamos a cenar?

bien, mientras terminas,

me voy a bañar.

te bañas.

regina: aquí es 3511,

esto está mal.

gonzalo: necesito hablar

contigo.

regina: sí.

te encargo el medicamento,

porfa.

gracias.

¿qué pasó?

gonzalo: ¿viste el último

reporte del material que se usó

en urgencias?

regina: sí, me lo pasaron

para firmarlo.

gonzalo: ¿y lo revisaste?

regina: no, yo pensé

que lo habías revisado tú.

gonzalo: o sea, ¿firmaste

sin revisar?

regina: ¿qué pasa?

gonzalo: al firmarlo, aceptaste

que el área de urgencias

había usado ese material.

es muchísimo, en comparación

con lo que se ha usado

en otros meses.

regina: yo no estaba al tanto

de las cantidades que se usaban

antes, gonzalo, yo pensé

que si lo habías visto tú,

estaba correcto.

gonzalo: de ahora en adelante,

quiero que revises todo

y no te vuelvas a confiar así,

porque un error como este,

te va a costar el puesto.

Cargando Playlist...