null: nullpx
Cargando Video...

Mañana Es Para Siempre Capítulo 132

Eduardo descubre que Artemio es hermano de Gonzalo. Gonzalo lleva a cabo sus planes para que el hijo de Aníbal sea uno de sus herederos.
15 May 2021 – 12:00 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta... [tema musical][música] artemio: ya.lo descubrió, ¿verdad? eduardo: ¿qué?artemio: que el hijo bastardo de la historia soy yo.damián: usted no tiene ningún derecho, ni-ninguno.¿quién se cree usted? a mí no me puede impedirhablar con aurora. ¡no me puede impedirhablar con aurora! ¿qué es esto?¿es un colegio de monjas? ¿una prisión?explíqueme, por favor. madre: con mucho gusto,señor gallardo. aurora llegó aquípor su propia voluntad y no está obligadaa permanecer en el colegio si ella no lo desea.damián: así que ustedes le prohíben las visitas.madre: nadie se lo ha prohibido. damián: ¿entonces?¿por qué demonios no puedo hablar con ella?madre: yo solo estoy complaciendo la voluntadde la joven. damián: ¿cuál voluntad, madre?¿qué es lo que está pasando? dígame, por favor.madre: señor gallardo, sucede que aurorano quiere ver a nadie ni nada que tenga que vercon la familia elizalde.artemio: yo de usted no hubiera leído este diario.¿se imaginaría que yo fuera un recién nacido que fue echadoa la calle a su suerte junto con su pobre madre?eduardo: en realidad, creo que no.artemio: la humanidad, la tienen embriagadacon una cantidad de mentiras que mi existencia pruebaque no son ciertas. dicen que el amorhace bien al alma, que las personas que aman,gozan de buena salud y buen semblante.míreme bien, señor santoro. ¿a usted le pareceque yo estoy enfermo?le voy a decir algo...con excepción de la mujer que escribió este diario,a este hombre que tiene frente a usted,nadie lo ha amado. y lo que es mejor,no conoce el amor en ninguna de sus formas.pero en cambio, conoce a profundidadotros sentimientos. ¡el odio!¡la fortuna y el poder que tengo,mi salud y mi vitalidad son el fruto de todo ese odioque llevo en el alma! ¡un odio...concreto y eterno por la familia elizalde!eduardo: ¿y no cree que gonzalo elizalde es inocente de todolo que le hicieron a usted, jerónimo y altagracia?artemio: ciertamente, usted creció en un jardínde rosas, señor santoro. los hijos son los herederosuniversales de todo lo que hagan sus padres.¿o usted es de esos ilusos que se imaginanque a los hijos solo se les hereda la fortuna?los hijos, sobre todo, cuando han tenido el valorde mirar la infamia que los ha precedido,son los herederos obligatorios de las acciones de los padres.eduardo: ¿gonzalo elizalde tiene idea de su historia?artemio: no. ¡esa ha sido mi principal arma!¡nadie, absolutamente nadie sabede mi existencia! eduardo: ¿y soledad?¿soledad, la niña que vio todo?aníbal: tú no eres quién para exigirme que vengaa hablar contigo cuando a ti se te pegue la gana, vladimir.solo nos reuniremos cuando sea realmente necesario.vladimir: sí, entiendo. aníbal: pues no lo pareceporque si así fuera, no me habrías...vladimir: ¡ya basta, aníbal! si te pedí que nos viéramos,es para hablar de algo realmente importante.porque tú no estás cumpliendo tu palabra,porque quedamos en que te diera tiempo,un tiempo prudente para que resolvierastu divorcio con priscila, ¿recuerdas?me garantizaste que yo me iba a quedar con mi hijo.aníbal: eso es lo que estoy haciendo.vladimir: ¡no, no es verdad!esta mañana, priscila estuvo en mi departamento.aníbal: ¿y qué quería mi esposa? vladimir: voy a sertemuy sincero. desde niño acostumbroa hablar así, con la verdad. tal vez ese es mi problema,que siempre he pecado de eso. aníbal: ¿qué te digo priscila?vladimir: teme que tú quieras acabar con ella,matarla. y si esos son tus planes,te juro que antes que le hagas dañoa ella o a mi hijo, ¡te rompo el alma!priscila: ¿entonces aníbal no está en su oficina?flor: no, señora. su esposo salió hace rato y,pues no dijo a qué hora volvía. priscila: ah.bueno, gracias, florecita. fernanda: ¡priscila!hola. priscila: [ríe]hola. fernanda: vienes a buscara aníbal, ¿no? priscila: sí, pero como no está,pues ya me voy. fernanda: pero ¿qué?¿dijo que se iba a tardar? priscila: ah, no, pero no,no importa. pasaba por aquí y, bueno,ya me voy. tengo cosas que hacer.fernanda: oye, pero espera. ¿por qué no te quedasunos minutos? me gustaría que habláramos.vamos a mi oficina.artemio: a soledad fue más difícil mantenerla en silencio.eduardo: ¿por qué? artemio: acepto que erauna mujer íntegra. su afecto por mi madre fue real.su problema fue haber servido a la familia elizaldecon tanta lealtad.aunque, posiblemente, nunca habría dicho nadade mi existencia. yo podía correr ese riesgo.por eso actué en consecuencia. eduardo: ¿y qué hizo?¿la mandó a callar? artemio: en cierta forma.con la llegada de bárbara greco a la hacienda,el poder de soledad se modificó. ¡y eso, aunado a la deslealtade ingratitud de los elizalde, fueron suficientespara que ella perdiera cualquier posibilidad de hablar!eduardo: ¿y ahora? ¿ahora dónde está esa señora?artemio: muerta. muerta.y con soledad, quedó sepultado el secretode mi existencia, hasta que usted leyó el diariode mi madre. eduardo: lo siento mucho,señor bravo. cuando llegué...artemio: sí, sí. me imagino que lilianale pidió que se lo leyera. eduardo: exactamente.y no pensé que fuera algo tan privado.aunque, en realidad me extraña que ese, siendo el testimoniode un secreto tan extremadamente guardado,¿por qué está en poder de liliana?artemio: porque de esa manera, ella y cualquier personainteresada en ella, sabrán que la única manerade que liliana pueda salir de aquí,es estando... muerta.pero eso no va a suceder porque liliana no se quiere irde mi casa. y usted, que conoce mi secreto,le interesa mucho que nada malo le pase a esa joven.entonces, yo no tengo de qué preocuparme.¿o me equivoco, señor santoro?eduardo: no, en lo absoluto.fernanda: muchas gracias, gardenia.por favor, dile a florecita que no me pase ningunallamada, ¿sí? gardenia: sí, señora.fernanda: gracias. aquí tienes.bueno, y cuéntame, priscila, ¿cómo va mi sobrino?priscila: divinamente. fernanda: ¿sí?priscila: ya quisiera sentir que se mueve.ay, debe ser tan emocionante. fernanda: seguro.me imagino, ¿no? pero y tú, ¿qué tal?¿cómo te encuentras? ¿bien?priscila: afortunadamente, no he tenido malestares ni,ni amenazas de aborto. todo va excelente.fernanda: ¿sí? priscila: bueno, la última vezque estuve con el ginecólogo, me dijo que he aumentadomuy poquito de peso y eso, pues es una gran ventajapara el parto. fernanda: ah, ¿sí?mira. priscila: me dan nervios pensarcuando llegue el momento, imagínate.¡ay! fernanda: sí, pues, sí.seguro que pone de nervios. pero va a estar bien.todo va a estar bien, ya verás, ya verás.oye, priscila, quiero hacerte una pregunta.¿a ti por qué damián te llama a tu celular, eh?aníbal: por favor, vladimir, tú no puedes dar créditoa una acusación tan absurda. yo jamás atentaríacontra la vida de priscila. vladimir: entonces, explícame.¿por qué ella está tan angustiada?aníbal: definitivamente, su embarazo la tiene así.vladimir: ay, por favor. aníbal: yo sigo en lo dicho.en cuanto nazca el niño, te lo entrego.vladimir: ajá. aníbal: tanto así,que mi familia ya sabe que se va a llamar vladimir,como tú. vladimir: sí, ya me lo dijopriscila. aníbal: estando todo aclarado...vladimir: no, no está todo aclarado, espera.quiero que priscila lleve su embarazo tranquilo,sin preocupaciones, sin nada que la altere.¿está bien? aníbal: qué bueno queme lo dices. voy a ocuparme de que así sea.vladimir: ella es-está inquieta. por eso me asignó una tarea.aníbal: ¿cuál? vladimir: tengo que mantenera raya a damián para que no diga lo que sabe.aníbal: ¿damián está enterado de lo que pasó entre priscila y tú?vladimir: sí, lo sabe todo. [música][música]priscila: desde el día que asaltaron a damiány lo hirieron en la pierna, siento que, que él se derrumbóy a mí me dio mucha lástima verlo tan deprimido.fernanda: pero ya, la verdad, priscila.¿qué te dijo en la mañana cuando te llamó?priscila: pues que si le podía ayudar.fernanda: ¿en qué? priscila: como se quedósin trabajo, me pidió que lo contactaracon mi hermano rolando para ver si le daban empleoen prolasa. fernanda: no sabes por qué mevoy a divorciar de él, ¿verdad? priscila: no, pero me imaginoque debe ser algo muy doloroso. fernanda: pues sí lo es,pero también me parece importante que sepas por quéle pedí el divorcio. no, a ver.me di cuenta de que damián, pues es un ser completamentedesconocido. o sea, descubrí que habíamuchas cosas en su vida que yo ignoraba,pero eso es porque estaban muy bien encubiertas.y la gota que derramó el vaso, priscila, fue que me enteréde que hace algunos años, cuando él trabajabade asesor financiero, pues estafó a una mujery nunca pagó por ese delito. priscila: qué terrible, fer.bueno, pero ¿quién lo iba a imaginar?fernanda: exacto. entonces, a mí me parecesignificativo, pues que te enteresde la verdad. por lo que veo, o sea,que tienes intenciones de ayudarlo.priscila: ah, no, bueno, pero con lo que me acabasde contar, imposible. no, olvídalo, olvídalo.fernanda: y, además, priscila, por el bien de la familia,incluso por tu propio bien, yo pienso que es mejorque te mantengas alejada de damián.priscila: sí. no, sí, por supuesto, fer.fernanda: bueno. priscila: te agradezco muchotu franqueza. voy a tomar muy en cuentatu advertencia. fernanda: sí.priscila: y no te preocupes, no lo voy a recomendaren prolasa. fernanda: bueno.priscila: bueno, fer, pues, ahora sí me voy.fernanda: oye, priscila, una pregunta más.¿por qué el bebé se va a llamar vladimir,como el amigo de damián?aníbal: si damián es tan amigo tuyo, tú debes saber a dóndese encuentra ahora. vladimir: me buscó esta mañana.le dije al conserje que no lo dejara entrar,no me interesa tener nexos con él.aníbal: me urge hablar con damián, así que localízalo.concerta una cita a tu nombre y me avisas inmediatamente.vladimir: pero, eh... ¿qué, qué planeas hacer?aníbal: tú no te preocupes, vladimir.todo lo que estoy haciendo, lo hago para cumplircon mi palabra y que tú te quedes con tu hijo.porque, a fin de cuentas, eso lo que te importa, ¿o no?priscila: al principio, yo quería que,que el bebé se llamara santiago augusto,pero aníbal no estuvo de acuerdo.entonces, decidimos ponerle el segundo nombre de mi abuelo.fernanda: ¡ah! bueno.pero igual me parece extraño que habiendo tantos nombres,¿justamente escogieran el de vladimir?¿el amigo de damián? por cierto, tú lo recomendastepara que trabajara aquí en lactos.sí te acuerdas, ¿no? priscila: fíjate quécoincidencia porque a mí ni por aquí me pasó.[ríe] fernanda: ¡ah!o sea, ya se te olvidó que vladimir trabajócon nosotros hasta hace unos días.priscila: increíble, ¿verdad? bueno, fer,pues no vemos luego, ¿eh? hasta luego.[ríe]eduardo: en realidad, me apena tener que preocuparloscon todos mis problemas. jacinto: no digas eso, hermano.margarita: tú sabes que estamos contigo para lo que sea.eduardo: gracias. margarita: ¿quieren un vasitode agua de jamaica? eduardo: [asiente]te lo acepto. después de leer el diariode doña gregoria, entiendo por qué han pasadotantas desgracias en estos rumbos, con mi mamá,con cristeta. jacinto: ¿cristeta?¿cristeta aranda? es que yo he divisadouna tumba con ese nombre, en el panteón del pueblo.uy, pero esa mujer murió hace un titipuchal de años.eduardo: no sé si es aranda, no sé el apellido.solo sé que era la cocinera de la hacienda en los tiemposde jerónimo y altagracia elizalde.ella y mi mamá eran las únicas que sabían el gran secreto.margarita: ¿cuál secreto? eduardo: el secreto de doñagregoria bravo. esa mujer tuvo un hijo,que es medio hermano de don gonzalo.liliana: eduardo se fue sin despedirse de mí.ciro: no te preocupes, lili, pronto volverá.artemio: ¿por qué lo hiciste, liliana?ciro: es mejor que le digas algo o nuestro rey blancova a estar en problemas. liliana: franco santoro es amigode mi papá. ciro: ¡muy bien, lili, muy bien!que de algo sirvan los 15 años que te trataron como una loca.muy bien. liliana: tú y mi papáson hermanos. artemio: ¿pretendes que francosantoro le cuente a tu papá que tiene un hermano?ciro: buena jugada. cayó en la trampa, lili.liliana: mi papá está muy solo. artemio: buen intento, liliana,pero no va a funcionar. santoro no le va a decir a nadieque yo existo, al menos mientrasyo te tenga aquí. ciro: serena, lili.esto no es un ataque a la reina blanca.eduardo: artemio bravo siempre tuvo temor de que mi mamárevelara su secreto, por eso se encargó de tenerlatodo el tiempo amenazada. jacinto: ¿y para eso utilizóa la hiena? eduardo: en parte.aún no tengo bien en claro cuál es la relaciónentre bárbara greco y artemio bravo.lo cierto es que ella le tiene más temor que respeto.margarita: ¿la hiena? ¿la hiena le tiene temora ese hombre? eduardo: más que eso, margarita,le tiene terror.damián: no pude hacer nada. esas monjas por nada del mundome dejaron ver a aurora. bárbara: ¿y qué le dijistela madre superiora? damián: ¿qué le voy a decir?lo que tú me ordenaste, que iba de parte de santiago.bárbara: ¿y qué excusa te dio la vieja esa?damián: pues resulta que la escuincla no quiere sabernada de mí, que no le interesa saber nadade los elizalde ni ver a nadie que vaya de su parte.por lo menos, yo no soy el único.ahora me voy a dedicar a organizar un sindicatode nueras y yernos rechazados por los elizalde.bárbara: damián, necesito que saques a aurorade ese maldito lugar. damián: ¿que no oyes?¿que no entiendes? ¿eh? ¡capta las cosas!aurora no quiere saber nada de los elizalde.bárbara: ¡eso no me importa! ¡haz lo que tengas que hacer,pero tráemela! pídeme lo que quieras.lo que quieras, damián. estoy dispuesta a pagartelo que quieras, con tal de que me entreguesa aurora. [música]eduardo: con lo que pasó hoy, estoy seguro que cualquier cosaque yo haga puede poner en riesgo la seguridad de lili.margarita: ¿crees que artemio bravo le haga daño?eduardo: no tengo la menor duda. jacinto: bueno, ¿y ahora qué vasa hacer, eduardo? digo, con, pues con tamañainformación. eduardo: [exhala]margarita: fernanda tiene derecho a enterarse.bueno, es que se trata de su familia.jacinto: pero, chaparrita, ¿te imaginas lo que va a sentirla señora fernanda, donde eduardo...?bueno, ¿franco santoro le lleve semejante noticia?eduardo: yo creo que da igual quién se lo diga.el asunto es que todo esto a fernanda le va a cambiarla vida. pero, pero si me callo,va a seguir inmersa en el mundo de mentiras en el que ha crecidodesde que era niña. jacinto: y otra cosa,franco santoro y ella van a quedar amarradosel uno al otro. eso de menos hasta que la niñalili regrese a la hacienda. eduardo: el estar cercade fernanda, el que con cualquier pretextopueda verla, me llena de gozo, pero a la vez me torturaporque, porque no puedo gritarle mi amor,no puedo demostrarle abiertamente este sentimientoque me ahoga, que me consume. pero sí el estar cerca de ellame hace sentir vivo.bárbara: no me importa la hora. llámame, mi celular va a estarprendido todo el tiempo. damián: ya entendí, ya entendí.bárbara: y lo más importante es que a aurora no le pase nada.¿eso también lo entendiste? damián: ¡que ya entendí!¡ya entendí, ya entendí!aurora: ¿para mi bebé? hermana: sí, lo terminéesta mañana. aurora: ay, gracias, hermanita.es el primer regalo que recibe. hermana: ay, se va a verprecioso con su baberito nuevo. aurora: ay, todavía nome lo puedo imaginar. es que una cosa es saberque lo llevo dentro de mí y la otra,el pensar cómo va a ser. hermana: ay, tienes mucha razón.madre: [toca la puerta] aurora: adelante.mire, madre, un baberito para santiago.madre: ¿santiago? aurora: pues ya que no vaa poder llevar el apellido del papá, pues por lo menosque lleve su nombre. madre: aurora, cuando vengala reverenda angélica, que es la máxima autoridadde nuestra congregación, le voy a pedir que nos otorgueuna licencia para que tú y tu hijito puedan permaneceren nuestro colegio. aurora: ¿usted haría eso por mí?madre: sí, hija. yo quiero que tengas un lugardonde puedan vivir felices los dos.aurora: gracias. muchas, muchas gracias.eusebio: con tu firma, todos tus bienes pasarána nombre de bárbara.¿pasa algo, gonzalo? gonzalo: cuando te pedíesta modificación, no tomé en cuenta algoque ahora me parece muy importante,se trata de mi nieto. eusebio: ¿el hijo que esperananíbal y priscila? gonzalo: sí.a ese niño quiero protegerlo con un porcentajede mi herencia. ¿podemos hacer la modificación?eusebio: por supuesto. ¿cuáles serían los porcentajes?gonzalo: el 60% para bárbara y el resto para mi nieto.eusebio: gonzalo, eso no es posible.gonzalo: ¿por qué no? eusebio: pues porque no puedesheredar al hijo de aníbal mientras el niño no nazca.priscila: señorita, quiero un boleto de avióna toronto, sin escalas. ah, y por favor,deje el regreso abierto. >> permítame.voy a checar los vuelos que tenemos para esa fecha.priscila: gracias. estoy en un callejón sin salida.en cualquier momento se va a descubrir la verdad.lo mejor para mi bebé y para mí, es que nos vayamos lejosmientras se calman las cosas. eusebio: ¿y para cuándose espera el nacimiento de tu nieto?gonzalo: más o menos en unos seis meses, pero no lo sécon exactitud. eusebio: para serte sincero,me alegra que hayas reconsiderado la ideade dejarle todo a tu esposa, así sea para protegera tu nieto. gonzalo: eusebio,¿a ti te parece que hago mal siendo justo con la mujerque me ha dado lo mejor de su vida?eusebio: no quiero que me vayas a malinterpretar.yo soy tu abogado, no tu juez. pero la sola ideade que les heredes a tus hijos únicamente la hacienda,me parece, no sé, un tanto mezquina.pero, en fin, no tengo por qué opinar.ahora tu nieto podrá quedar asegurado y eso me tranquiliza.por cierto, ¿ya escogieron el nombredel niño? seguramente se va a llamargonzalo, como tú. gonzalo: eusebio, te equivocas.no me preguntes por qué, pero se va a llamar...vladimir. vladimir: soy yo, vladimir.damián: ya me di cuenta. ¿qué es lo que quieres?¿ahora sí me puedes atender? vladimir: damián, necesitoque hablemos personalmente. damián: ¿hablaste con priscila?vladimir: ¿por qué? damián: porque ya no vivoen la hacienda de los elizalde. fernanda me corrió.y tengo la certeza de que, de que fue por los chismesde la gorda. vladimir: ajá.sí, precisamente de eso quiero hablarte.¿cuándo nos podemos ver? damián: yo te aviso, vladimir.vladimir: ¿seguro? damián: sí, sí.seguro, muy seguro. vladimir: espero tu llamada.[discado telefónico][timbre de teléfono]aníbal: ¿qué pasa, vladimir? vladimir: ya hablé con damián,dijo que él llama para vernos. aníbal: necesito que concertesla cita con ese tipo y hazlo pronto.[timbre de teléfono] aníbal: ¿qué quieres, flor?flor: don gonzalo quiere verlo en su oficina,dice que es urgente. aníbal: ya voy.seguro la urgencia es algo relacionado con liliana.artemio: tenías razón, rebeca. franco santoro no es una personaconfiable. leyó el diario de mi madre,liliana se lo entregó. ahora está enterado de todo.bárbara: ¿y entonces? artemio: su interés porqueliliana esté bien, es genuino. por lo pronto,estoy seguro que no hará nada que a nosotros no nos convenga.quiero que estés muy pendiente de él.gonzalo: hijo, te mandé a llamar porque necesito hablar contigo.es algo que tiene que ver con vladimir.es así como se va a llamar mi futuro nieto, ¿no?aníbal: [exhala] sí.gonzalo: bueno. aníbal, el asunto es elsiguiente, yo le había dado instruccionesa eusebio cerisola para poner a nombre de bárbaratodos mis bienes, con excepción de la hacienda.aníbal: ¿que tú habías qué, papá?gonzalo: lo que oíste, ¿eh? y no te llamé para discutir eso.aníbal: ¿me estás diciendo que lo único que nos piensasdejar es el lugar donde vivimos? gonzalo: ya te dije que no voya discutir eso contigo. quiero que sepas que pospuseel traspaso de mis bienes porque he decidido que el 40%lo herede... vladimir elizalde,tu hijo. [música]gonzalo: ustedes son adultos, pero mi nieto no tiene por quévenir a pasar dificultades a este mundo.entonces, quiero que en cuanto nazca vladimir, priscila y túse pongan de acuerdo quién de los dos seráel albacea de la herencia de mi nieto.háganlo en cuanto nazca el niño, ¿eh?porque no quiero postergar más ese trámite.aníbal: papá, ¿por qué vas a hacer eso?gonzalo: por varias razones. no quiero morirme sin dejar estoorganizado. tampoco deseo que, a mi muerte,ustedes se saquen los ojos peleando por mis bienes.y mucho menos deseo que mi esposa quede en la calle,a donde seguramente ustedes la mandarían sin protección.camilo: mi papá ya dio su autorización para quenos casemos cuando nosotros queramos, ¿eh?venus: ¿entonces puede ser en un mes como habíamos quedado?camilo: como tú digas, lovely. venus: ¿y la fiesta paraanunciar nuestro compromiso? camilo: mi madrastraya la está organizando. venus: me gustaría ayudarla.camilo: no, no creo que haga falta, ella es expertaen organizar eventos. venus: ay, de todas formas,pregúntale. a ver, te ayudo.¿qué te parece para el 18? camilo: ¡ah!venus: cami. ¡ay! te, te empapé.dé-déjame agarrar una servilleta para limpiarte.camilo: no--no--no--no. prefiero lavarme.venus: a ver. el baño está aquí a la derecha.ten, ten. [timbre de teléfono]venus: con que natasha, ¿eh?[timbre de teléfono]priscila: dime. aníbal: ¿puedes venira la oficina un momento? priscila: ¿para qué?aníbal: para que hablemos de vladimir, tu hijo.camilo: [exhala] gracias.venus: de nada. camilo: ¿y qué?¿estás solita? venus: sí.pero no tarda en llegar mi tío steve.va a brindar porque muy pronto seremos marido y mujer.camilo: lo siento, lovely, pero me acabo de acordarque tengo una cita de trabajo en lactos con mi hermano aníbal.venus: ay, quédate un ratito. camilo: pues mira, no sabeslas ganas que tengo de pasar la tarde contigoy saludar a tu tío, pero, pues yo no le puedo fallara mi hermano, entiéndelo. venus: está bien.¿y, y cuándo nos vamos a ver, cami?camilo: pues, la verdad, no sé. yo te llamo, ¿te parece?venus: estaré pendiente de tu llamada.¡ay, cami! camilo: [grita]¡ese es el problema de siempre! primero me echas a andary luego me rechazas. me estás desesperando ya,lovely. ¡ya me estás desesperando!venus: ay, ya falta muy poco para que nos casemos.y entonces, ya vas a tener lo que tú quieres.camilo: ¡ah! venus: ¡martina, martina!martina: ¿qué pasa? venus: ven, ven.ya se fue. mira, conseguí el númerode natasha, la tipa, pues con la que retoceel hombrecito. martina: ay, venus.¿y, y cómo lo conseguiste? venus: camilo se ensució de vinoy se fue a lavar al baño. en eso, pues sonó su celular y,pues yo tomé el número. ay, fue facilísimo.martina: ¿y cómo pa' qué lo quieres?no me digas que le vas a hablar. venus: llamarle yodirectamente, no. martina: ¿entonces?venus: el día que caché a ese par en el jacuzzi,me dijiste que no les armara un escándalo y se me ocurrióun plan mucho mejor. [música][música] bárbara: reserva el salóny diles que es una fiesta para anunciar un compromisomatrimonial. flor: sí, señora.¿y si me preguntan el nombre de los novios?rebeca: lovely norton y camilo elizalde.¿qué? eso es todo, retírate.flor: sí, señora. [timbre de teléfono]rebeca: ¿ya hablaste con lovely norton?¿para el 18? me parece bien.eduardo: ¿cómo estás, florecita? buenas tardes.flor: buenas tardes, se-señor santoro.eduardo: ¿está fernanda? rebeca: buenas tardes, franco.eduardo: buenas tardes. rebeca: la reservación hazlapara el 18 de este mes. flor: sí, señora.rebeca: me pareció que usted preguntaba por fernanda.eduardo: no le pareció, en realidad, así es.rebeca: antes que vea a mi hijastra,acompáñeme a mi oficina. aníbal: ¿te interesao no te interesa el negocio, jacobo?jacobo: [exhala] ¿y para cuándo hay que hacerlo?aníbal: lo más pronto posible. mira, es un trabajomuy sencillo, que no te va a quitarmucho tiempo y que, además, te va a dejar muy buenasganancias.jacobo: ¿y dices que la gallinita está en un convento?aníbal: más bien en un colegio atendido por puras viejas con,con hábito.jacobo: si fuera tan fácil sacarla,tú no estarías pidiendo ayuda. aníbal: lo que pasa es que a míya me conocen. jacobo: primo, ¿y qué vasa hacer con la chava? aníbal: nada, nada malo.ya te lo dije, jacobo. simple y sencillamentequeremos hablar con ella. punto.lo que pasa es que la monja mayor,pues no la deja. jacobo: ¡ah!aníbal: el asunto es que, a como dé lugar,tenemos que sacar a aurora de ese colegio.¿te queda claro? jacobo: ¡ah!rebeca: usted y yo tenemos un propósito en comúny no quiero que tenga encuentros a mis espaldas con fernanda.eduardo: no se trataba de un encuentro a sus espaldas.fernanda me pidió que viniera y según creo, y según recuerdo,nuestro acuerdo consiste en que yo esté cerca de ella.o, o no sé, a lo mejor entendí mal.rebeca: no, no, franco, entendió perfectamente.eduardo: ¿y entonces? rebeca: ¿y mi hijastrapara qué lo quiere? eduardo: no tengo la menor idea.rebeca: ¿será que la casta de fernanda ya lo echa de menos?bueno, espero que después me cuente para qué lo requierecon tanta urgencia. eduardo: así será.rebeca: ¿y cómo se siente ahora que ya conoce la historiade artemio bravo y los elizalde?fernanda: ¿y franco preguntó por mí?flor: pues, sí, pero es que la señora bárbara aparecióy se lo llevó para su oficina. eduardo: me puedo imaginarel dolor que le produce a artemio bravo cada vezque lee una página de ese diario.bárbara: ¿lo conmovió la historia de ana gregoriay el bastardo? eduardo: ¿a usted no?bárbara: desde que tengo uso de razón,he visto tanta infamia, que soy inmune al dolor.eduardo: yo creí que usted y artemio bravo eran...bárbara: ¿amigos? no, franco, no.para empezar, no creo en ese sentimiento.el señor bravo y yo tenemos un negocio,negocio en el que, por cierto, él ha tenido todas las ventajas.entre nosotros dos no existe más que ese vínculo.eduardo: usted le ha sido leal por muchos años.bárbara: un buen negociante es leal mientras el negociofructifica, pero cuando el socio traiciona,se acaba todo. eduardo: pensé que ustedcompartía con artemio bravo el desprecio de la familiaelizalde. bárbara: pero no por las mismasrazones que él tiene. me imagino que ya se habrádado cuenta de lo despreciables que son los elizalde.eduardo: [asiente] algunos de ellos lo son.bárbara: obviamente usted está excluyendo a las dos hermanitas.la loca... [ríe]y la mustia. ambos: [ríen]eduardo: aunque la más despreciable es usted.bárbara: ¡entiéndame bien, señor santoro!ahora usted posee una información sumamentevaliosa que podrá manejar como mejor le plazcacuando yo logre mi propósito, que es destruir a artemio bravo.y mientras eso sucede, tendrá que fingir amnesia.¡o de lo contrario, las que pagaríanlas consecuencias de su indiscreción,serían liliana y fernanda! y usted no puede ni imaginarseel fin que tendrían sus protegidas.[música]

Cargando Playlist...