null: nullpx
Cargando Video...

Mañana Es Para Siempre Capítulo 121

Bárbara decide unir fuerzas con Eduardo para deshacerse de Artemio. Fernanda le asegura a Damián que hará hasta lo imposible para salvar su matrimonio. Vladimir lleva a cabo sus planes para demostrarle a Aníbal que el hijo que espera Priscila no es de él.
24 Abr 2021 – 12:00 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

bárbara: solo dándome su palabra podré explicarleen qué forma vamos a trabajar juntos.eduardo: lo que usted me pide es como hacer un pactocon el diablo. bárbara: no creo que hayamejor manera de describirlo porque justamente eso esese hombre, el diablo. eduardo: ¿el diablo?bárbara: no, su engendro. quiero que unamos fuerzaspara combatir al ser más malévolo que pudo haberexistido. franco, usted ya cruzóuna puerta de la que no es posible retroceder.eduardo: ¿a quién se refiere, bárbara?bárbara: al ser que gobernó y gobierna mi vida,y desde hace 15 años la vida de los elizalde.>> buenos días. ¿le sirvo, don gonzalo?gonzalo: ¿la-- la señora ya desayunó?>> sí, señor, muy temprano,y pues dijo que tenía mucha prisa.madre superiora: adelante, santiago.por favor, tome asiento. santiago: madre superiora,yo sé que aurora está aquí. quiero hablar con ella.eduardo: ¿la vida de los elizalde?bárbara: sí. la muerte de monserrat,la primera esposa de gonzalo, la reclusión de lilianaen un manicomio y muchas vilesas másfueron decisiones tomadas por el despresiable serque le he mencionado. eduardo: ¿y usted tiene que vercon él? bárbara: mucho.y lo odio tanto como me lo permite mi fuerzay mi alma. eduardo: ¿y por qué ahorale quiere dar la espalda a su socio de toda la vida?bárbara: demasiadas preguntas, señor santoro.¿lo toma o lo deja? ¿vamos a ser aliadoso hasta aquí llegamos? eduardo: una cosa.antes de darle mi palabra exijo que me diga el nombre.santiago: ¿qué le pasa a aurora? madre superiora: ella no estábien, necesita tiempo para recuperarse.santiago: ¿está enferma? ¿ya la vio un médico?madre superiora: sí, pero su enfermedad es del alma,casi no come y duerme muy poco. santiago: con mayor razónusted tiene que dejarme verla. madre superiora: santiago,a aurora nadie le impide recibir visitas,ella es la que no quiere recibirlas.santiago: ¿aurora le dijo que no me quería ver?madre superiora: hijo, desde el día que llegóha repetido una y otra vez que quiere estar sola.santiago: madre superiora, tal vez si usted le diceque yo estoy aquí a lo mejor-- madre superiora: ya lo sabe.santiago: por favor insístale. madre superiora: lo lamentomucho pero yo no puedo hacer nada.santiago: madre superiora, ¿me permite algo donde escribir?quiero dejarle una nota. madre superiora: sí,por supuesto.santiago: se lo ruego, haga lo que esté en sus manospara que aurora lea esto. madre superiora: te prometo queyo misma pondré esta nota en sus manos.santiago: gracias. con permiso, madre.madre superiora: ve con dios.aurora: santiago, aquí estoy.bárbara: es un ser muy poderoso, más de lo que usted se puedeimaginar. eduardo: ¿por qué tiene tantorecelo en pronunciar ese nombre?bárbara: es un nombre que jamás he pronunciado a viva voz.mi vida entera ha estado al servicio de guardarese secreto. eduardo: ¿y por qué ahoralo quiere revelar? bárbara: porque lo odio,y yo sola no puedo contra él, él tiene en su poder a lilianay usted la quiere rescatar, eso lo convierte en mi aliadonatural. sin mí,ni usted ni los elizalde volverán a ver en la vidaa liliana. ¿qué dice?¿acepta sumarse a mi causa, señor santoro?eduardo: el nombre, dígame el nombre.bárbara: artemio bravo.artemio: para haberte declarado lo que por 15 añoshas leído con mucha videz.tengo la sensación de que siempre tienes compañía.eso es algo que le he envidiado siempre a los locos,ellos ven lo que los demás no vemos.aunque pagan caro ese privilegio."tengo miedo de ir a confesarme con el padrecito matías.yo qué me iba a imaginar que este diario que me regalódon jerónimo se iba a volver mi confesor".ana gregoria: si este diario pudiera contestarmelo que le escribo, de seguro me diríaque soy una mujer mala. quizá por eso me aprovechode él contándole hasta mis pensamientos más escondidos,los que me llenan de vergüenza, porque no me puede contestar.hace unos días mientras escribíapasó algo tan horrible.había regresado a la hacienda. la señora altagraciame quitó de la cocina, y desde ese día me encarguéde planchar la ropa de los patrones.ella decía que yo planchaba muy bien las camisasde su señor. era la hora del almuerzo y,como yo llevaba tiempo con eso, pues decidí quedarme en la piezapara anotar en el diario las cosas del día."anoche tampoco apareció--".[resuella] ¿qué se le perdió, cristeta?estos no son modos de entrar. cristeta: tú eres medio tonta,ana gregoria, ¿a cuentas de qué me alzasla voz? ana gregoria: ¿y tonta por qué?cristeta: ni sabes el montón de problemas que te he evitado.¿a poco crees que aquí no se han dado cuentade tus queberes con el patrón don jerónimo?ya sé que la última semana no ha venido,pero de todos modos la señora altagraciaquedó a las vivas con las salidas del patróna visitar a la criada, que es que la más bonitade la hacienda. ¿tú sabes las veces que tuve quedistraerla para que ella no les cayera en la maroma?conmigo no tienes por qué darte la de santa,¡mejor dame las gracias! ¿por qué será que el patrónya no viene a darte tu vuelta por las noches?ana gregoria: ¡cállate, cállate! cristeta: ¡qué cállate ni quécállate! mi abuela siempre me decía,"cuídese de los ricos que andan detrás de las enaguasde las indias". [ríe]quita esa cara. no serás la primerani la última. ¿y esto?ana gregoria: dámelo. ¡dámelo!¡dámelo que es mío! cristeta: quieta, escuinclataruga, quítate. yo lo veo.ana gregoria: ¡es mío, son cosas mías!ambas: [gritan] altagracia: ¡a ver!¿qué es lo que está pasando aquí?artemio: "la señora altagracia le quitó el diario a cristeta,por eso llevo varios días sin escribir,hasta hoy que la misma patrona me lo regresó,junto con la pluma de don jerónimo".altagracia: muy bonita historia. toma.quiero que sigas escribiendo para que este relatosiga completo. ¿de dónde sacaste ese diario?¿no me digas que también eres ladrona además de ramera?jerónimo: altagracia, yo se lo regalé.altagracia: ¿y esta pluma? jerónimo: también.altagracia: pagaste demasiado por algo que te iban a dargratis.si tú quieres seguir teniendo techo y comida,quiero que de aquí en adelante sigas escribiendo en ese diario,porque voy a venir todas las noches a leerlo.y te aseguro, asquerosa, que el día que tú no escribasla verdad, ese día, te echo de la haciendacomo un perro. ten, para que tú no dejesde escribir hasta que yo te ordene lo contrario.entre las dos vamos a escribir una linda historia de amor.ana gregoria: [llora] artemio: esta plumacreo que de alguna manera te pertenece.finalmente era de tu abuelo.santiago: ¿qué te pasó, mi amor? aurora: santiago, tú has sufridomucho por mi culpa, yo no tengo derecho a hacertemás daño. santiago: ¿qué pasó, aurora?¿por qué te desapareciste de esa manera?sea lo que sea te juro que no puede ser peorque esta incertidumbre en la que he vividodesde que me dejaste. aurora: santiago,cuando te diga la verdad no me vas a querer volver a vernunca más. santiago: habla,dime a qué te refieres. aurora: ¿tu madrastrano te dijo nada? [música]bárbara: y para eso lo necesito, franco.eduardo: ¿por qué es tan poderoso artemio bravo?bárbara: porque conoce muchos secretos y nadie, excepto yoy ahora usted, sabe de su existencia.eduardo: ¿ha trabajado para él? bárbara: trabajarno es la palabra, para decirlo de manera exacta,yo le he pertenecido. eduardo: bueno, pero ¿por qué?bárbara: eso usted nunca lo sabrá.lo único que le debe importar es que el destino de lilianaelizalde depende de él. eduardo: ¿qué pretendeese hombre? bárbara: la destrucciónde los elizalde. eduardo: y--bárbara: no más preguntas por ahora, señor santoro.eduardo: aún no me ha dicho por qué lo quiere traicionar.bárbara: porque él me traicionó a mí.eduardo: y si ese hombre es tan poderoso como asegura,¿qué podemos hacer en su contra?bárbara: es poderoso porque tiene a liliana,pero una vez que con su ayuda se la arrebatemos,yo misma me encargaré de acabar con ély con la fortuna de los elizalde,todo al mismo tiempo.santiago: bárbara me dijo que te fuiste con un hombre mayor,que podría ser tu papá. ¿quién era, aurora?aurora: nadie, santiago, nadie. santiago: entonces explícamepor favor qué fue lo que vio bárbara.camilo: [resuella]aurora: camilo, ¿qué haces aquí? camilo: bárbara.bárbara: yo sabía que esto iba a pasar.lo supe desde que santiago llegó aquí contigo, aurora.santiago: ¿qué está pasando, por qué no me dices la verdad?explícame, te lo ruego. aurora: necesito hablarcon bárbara, por favor dile que venga, santiago.te juro que después de eso yo te voy a decir todo,absolutamente todo lo que pasó ese día.santiago: pero--es que-- aurora: mi amor,yo sé que te estoy pidiendo demasiado, pero es necesario.santiago: ¿y si hago lo que me pides regresarás contigoa la hacienda? aurora: eso no te lo puedoasegurar. pero lo que sí es posiblees que tú y yo nos vayamos lejos a comenzarnuestra propia vida. te amo en serio, te lo juro.pero antes, antes necesito hablar con tu madrastra.fernanda: [tararea] priscila: hola.fernanda: hola, priscila. priscila: buenos días.fernanda: buenos días. priscila: ya leí la informaciónque me dejaste anoche con tomás. fernanda: ¿y qué te pareció?priscila: ay me pareció superinteresanteeso de la elaboración de los quesos artesanales.fernanda: ¿verdad? priscila: sí.fernanda: y pues justamente ese es uno de los objetivosde la feria, difundir todos eos productos,que la gente los conozca y todo. priscila: bueno.pues me voy a mi clase de yoga, ¿te parece si nos vemosdirectamente en el lugar? fernanda: me parece perfecto,yo voy a llegar como dos horas antes para ultimar detallesy eso, pero sí te veo, ¿verdad, allá?priscila: sí, claro, te lo prometo.fernanda: nos vemos. priscila: hasta luego.>> señora, señora fernanda. fernanda: ¿qué pasó?>> ay, perdón, no se vaya a molestar pero es que--yo veo muy apachurradito a su papá.ahorita se encerró en la bibliotecay pues ahí está solito. fernanda: ¿solito?>> sí, y para mí que la señora bárbarase peleó bien fuerte con él. damián: ¿qué pasó, vladimir?vladimir: eso es lo mismo que te pregunto yo, ¿qué ha habido?damián: nada, ya te dije que tu asunto es de paciencia.vladimir: ¿paciencia? para ti es fácil decirloporque no estás en mis zapatos. tú te comprometiste a ayudarmecon priscila. damián: vladimir, eso llevasu tiempo, ¿qué te pasa? vladimir: pues ya me cansé.damián: no me digas, ¿y qué piensas hacer?vladimir: lo que debí de haber hecho desce hace mucho tiempo.[celular] priscila: vladimir.[suspira]vladimir: contesta, mi ángel, contesta.[música]flor: don gonzalo la ha llamado varias veces.eh, ¿quiere que la comunique con él?bárbara: si vuelve a llamar dile que me diste sus recados.ahora mueve tu torpe humanidad y lárgate.fernanda: [susurra] sí.[celular] santiago: ¿bueno?bárbara: santi, soy yo, bárbara. ¿qué noticias tienes de aurora?santiago: la encontré, tenías razón.ella está al cuidado de las monjitas del colegio.bárbara: ¿hablaste con la madre superiora?santiago: sí, pero ¿qué crees? también hablé con aurora.bárbara: ¿y cómo está? santiago: bien.bárbara: ¿bien? ¿solo eso?dime exactamente qué te dijo. santiago: pues a mí no me quisodecir nada hasta que no hable contigo.bárbara: ¿conmigo? santiago: ¿por qué auroraquiere hablar contigo? bárbara: no--no lo entiendo.santiago: pues tampoco me dijo nada del hombre que se la llevó,solo me aseguró que no era nadie de quien yo debería preocuparme.bárbara: bueno, esas son buenas noticias.santiago: sí, pero no quiso explicarme más de ese asuntoy de porqué tomó esa decisión de encerrarse.solo me repitió muchas veces que le urgía hablar contigo.bárbara: no te preocupes, voy a cancelar todas mis citasy salgo para allá. santiago: entonces te esperoaquí, bárbara. bárbara: no, no tiene caso,santi, si te parece nos vemos más tarde.estoy segura de que después de que yo la vease te va a quitar ese tono de tristezaque tienes. pero por favor,ni una sola palabra a tu padre,nuestra relación está pasando por un momento difícily prefiero no comentar nada hasta que todo quede resuelto.gonzalo: sí, hija, bárbara y yo estamos distanciados.fernanda: por lo de liliana, ¿verdad?gonzalo: es que no entiendo qué le pasa a mi esposa.sinceramente esta situación se nos salió de las manos.es que no puedo ir contra la voluntad de mi mujer,al menos por el momento. fernanda: ¿entonces qué piensashacer? gonzalo: cariño,quiero que me hagas un favor. habla con franco santoro.dile que contacte al perito que él conoce para que hagael análisis de la grabación. ¿lo harás, si?fernanda: sí, claro, claro que sí, papito.gonzalo: dile que le entregue esto al peritopara que diga en qué condiciones se hizo esta grabación.fernanda: si, si, claro. gonzalo: ¿nos vemos más tardeen la oficina? fernanda: por supuesto.¿y esto? damián: me siento perfectamente,voy a ir a trabajar. fernanda: oye, eso es una muybuena noticia. bueno, ¿y qué piensas haceren lactos? damián: quiero ir a la plantapara ponerme al día, referente a la producción.y te iba a buscar para pedirte que me acompañaras.fernanda: es que-- vengo de hablar con mi papá,él está muy deprimido por lo de lilí,y luego parece que tuvo fricciones con bárbara y...me pidió que fuera a hablar con franco santoro.te molesta, ¿verdad? yo sé que sí,pero por favor que eso no nos aleje.damián: fernanda, de un tiempo para acá no hay nada quese pueda hacer en familia sin pedirle permisoa franco santoro. fernanda: pues sí, pero es queél nos está ayudando mucho con lo de mi hermana,y mi papá confía totalmente en él.damián: ¿y tú? fernanda: no tanto como mi papá.damián: ¿qué quieres decir? fernanda: que tengomis reservas. aunque tendremos que mantenercontacto permanente con el señor santoro pues eso no nos debede afectar ni a ti ni a mí.damián: fernanda, ¿de verdad quieres salvarnuestro matrimonio?fernanda: ya te lo dije, damián, y estoy dispuesta a cumplirlo.damián: pequeña.aurora: necesito hablar con bárbara.por favor dile que venga, santiago.te juro que después de eso yo te voy a decir todo,absolutamente todo lo que pasó ese día.santiago: ¿qué es lo que me tiene que decir aurora?¿por qué tiene que hablar precisamente con bárbara?aurora: ver a santiago fue-- madre superiora: ¿importante?aurora: sí, eso, fue muy importante.pero además hay algo que no entiendo,porque su madrastra no le dijo lo que pasó en la haciendacon su hermano camilo. madre superiora: ¿y tú por quécrees que la madrastra de santiago no le haya comentadonada? aurora: no lo sé, no lo sé,madre, por eso necesito que ella venga para sabera qué atenerme. madre superiora: ay, hija,me preocupa que hablar con esa mujer te haga daño.el demonio es a gas y que nuestro señor me perdone,pero hay algo en su actitud, en su forma de mirarque me hace sentir algo extraño, como si el mismo demonioviviera en ella. aurora: madre, perdóneme,perdóneme, pero es que de verdad yo tengo que verlaporque de otra forma no tendría paz.madre superiora: entiendo, aurora.¿y cuándo va a venir? aurora: no sé.madre superiora: hija, antes de encontrarte con ellareza lentamente un padre nuestro.aurora: ¿un padre nuestro? madre superiora: sí.si lo reszas despacio vas a darte cuentaque es la oración más hermosa que se pueda decir,pero, sobre todo, te aleja de la tentacióny te libra del mal.eduardo: ¿ya lo pensaste bien? gardenia: yo no tengo naditaque pensar. eduardo: gardenia,tú no te tienes que ir de las ánimas.gardenia: no, no, si no me voyporque me tenga que ir, me voy porque así merolo quiero. eduardo: te entiendoy créee que siento que tomas una decisión--gardenia: ¡eduardo! lo que tú pienses o sientasa mí me vale. eduardo: gardenia, ¿por quéno te tomas unos días para pensarlo?no puede ser que por cosas de niños ahora vas a dejartu empleo. gardenia: es queya no son las cosas de cuando éramos niños,ahora la bronca es lo que yo sigo sintiendopor ti. eduardo: gardenia, gardenia,por favor no te pongas así. piensa las cosas,no vale la pena. steve: franco.fernanda vino a verte. eduardo: ah, pasa, pasa,por favor. gardenia: buenas,señora fernanda. fernanda: hola, gardenia,qué pena interrumpir. eduardo: no, no te apures.gardenia: con su con permiso. eduardo: pásale, gardenia.¿quieres tomar algo, fernanda? fernanda: no, muchas gracias.steve: bueno, pues yo voy a ver si no se nos quemanlos frijoles. eduardo: [ríe]por favor. fernanda: no, muchas gracias,voy a ser muy concreta con usted.mi papá decidió no involucrar a la policía.eduardo: ajá. fernanda: aquí está la cintapara que la mande a analizar.[música]aníbal: vladimir, ¿qué estás haciendo aquí?vladimir: vengo a hablar contigo.aníbal: ahora no puedo. vladimir: me urge hablarcontigo. aníbal: flor, agenda una citapara el señor piñeiro este fin de semana.vladimir: por favor, es importante.aníbal: flor, llame a seguridad. vladimir: dame solo cincominutos, después no me vas a volver a ver.eduardo: y en cuanto tenga los resultados te llamo.fernanda: gracias, señor santoro.eduardo: ah, eh-- antes de que te vayasquiero hacerte una preugnta. fernanda: diga.eduardo: ¿qué sabes del joven ese que fue a buscartea tu oficina? fernanda: no, no sé de quéhabla. eduardo: ¿entonces no sabesnada? fernanda: no, no sé nada,¿quién tenía apuro de hablar conmigo?eduardo: bueno, le estoy diciendo que era un joven,yo acababa de llegar ahí a la recepción de lactospara entrevistarme contigo, y en ese momento un muchachocruzó a los elebadores, escuchó que estaba pidiendoverte y se regresó y me pidió que te dieraun mensaje. fernanda: ¿un mensaje para mí?eduardo: sí. fernanda: ¿y por quéno me lo comentó, señor santoro? eduardo: perdóname,también perdóname, pero tengo 20 asuntosen la cabeza, también tengo cosas que pensar.fernanda: ¡ya dígame cuál es el mensaje!eduardo: ¡me pidió que te advirtiera que tu esposodamián gallardo es un estafador!fer--vladimir: siéntate, aníbal, no quiero perder el riesgode que te caigas o te mueras cuando escuches lo quetengo que decirte. aníbal: ¿me sugieres que llameal cardiólogo? vladimir: ojalá no pierdastu buen humor porque va a hacer falta.aníbal: entonces habla para que no me vaya a morirde la curiosidad. vladimir: eso no te lo creo,siempre me diste la impresión que no eres un hombre curioso.aníbal: ¿en qué basas tu opinión?vladimir: aníbal, ¿nunca te cuestionaste las razonesque tuvo priscila para pedirte que me contrataras?¿tampoco te llamó la atención que quisiera contratarme a mípara que le llevara sus asuntos financieros?¿o que ella no saliera en mi defensa cuandome echaste? aníbal: hubo motivos suficientespara correrte de la empresa, es obvio que tienes cosasmás importantes que decir, vladimir, así que deja de rodeosy concreta. vladimir: está bien.lo que voy a revelarte es un secreto de la vidade priscila, tu mujer, y espero que lo tomesde la mejor manera. aníbal: entonces habla ya.vladimir: ¿tienes presente, bien presente,cuándo quedó embarazada priscila?gardenia: espérese, espérese, señora fernanda,no se vaya todavía por favor. fernanda: ¿qué pasa, gardenia?gardenia: nada, pero-- la mera verdad yo quiero pedirleun inmensísimo favor. fernanda: sí, ¿de qué se trata?gardenia: a lo mejor usted va a pensar que ando de encajosa,pero--pero no se crea, me da rete harta vergüenza.pero no--pues es que-- si no se lo digo a ustedpues entonces a quién. fernanda: a ver.¿qué pasó? dime, gardenia.gardenia: es que-- bueno, pues--es que yo ya no me hayo aquí y quiero cambiar de trabajo.no sé si usted me pueda echar la mano.aníbal: ¡no tolero ni una palabra más!¡lárgate! vladimir: no te preocupes,ya me voy. aníbal: ¿qué no me oíste?¡que te largues! vladimir: no es necesarioque llames a seguridad, me voy por las buenas.¿te recomiendo algo? hazte un examen de fertilidad.fernanda: ¿por qué ya no estás a gusto trabajando con el señorsantoro? gardenia: porque de a tirosya me cansé de ser la "asistenta" de don santorito,y pues yo quiero un trabajo, no sé, en donde me pueda metera eso de la estudiada y-- fernanda: a ver,en los años que estuviste en la hacienda nunca mencionasteque quisieras regresar a la escuela.gardenia: bueno, pues es que me daba rete harta pena,pero la mera verdad yo no me quiero quedarde empleada toditita la vida, usted me entiende,¿verdad? fernanda: no, pues claro, claro,y me parece muy bien que quieras superarte, pero--gardenia: yo sabía que usted sí me iba a entender,señora fernanda. fernanda: a ¿ver, exactamentequé es lo que piensas hacer? gardenia: no, no, pues más bienusted dígame, ¿usted cree que yo pueda servirpara algo en la planta o en las oficinas?lo que usted decida está bien para mí.fernanda: gardenia, ¿el señor santoro ya estáenterado? gardenia: pues sí, señora, sí.bueno, ahí más o menos. fernanda: bueno, me da gustoporque independientemente de todo,antes de ver dónde te voy a ubicar tengo que hablarde este asunto con él.bárbara: sí, madre, santi me dijo que auroraquería hablar conmigo, por eso vine inmediatamente.¿dónde está ella? madre superiora: en un momentola verá, señora elizalde, pero primero quiero explicarlealgunas normas de nuestra comunidad.bárbara: sí, la esucho, la escucho.madre superiora: antes de hablar con ella debe saber que auroraestá bajo nuestra protección. bárbara: sí, ustedes han sidotan amables con la novia de mi hijastro.madre superiora: más que amabilidad, la protección quele damos significa que aurora tiene todo nuestro amparoy apoyo, y si por algún motivo se requiere,yo voy a intervenir en esa reunión.bárbara: le agradezco la explicación, madre superiora.madre superiora: ya puedes pasar, aurora.[música]fernanda: y como es lo que gardenia desea,le voy a ayudar a conseguir otro empoleo.¿tiene algún inconveniente en que yo haga eso, señor santoro?eduardo: ¿yo? ¿por qué?fernanda: mire, en realidad la pregunta más bienes un acto de cortecía que quise tener con ustedavisándole, ¿mm? eduardo: sí, en realidadentiendo. fernanda: pues me alegra,porque contrario a lo que usted hizo contratándola a espaldasde nosotros, ¡yo lo hago y de frente!eduardo: pues en ese caso no tengo nada más que decirsino agradecer tu cortecía, una cortecía que, evidentemente,ni merezco. fernanda: según me dijo gardeniaya está enterado de su decisión, ¿verdad?eduardo: pues sí, sí, algo me había comentado,lo que no pensé es que cumpliera su palabra,al menos no tan pronto. fernanda: ¡señor santoro!¿sabe por qué gardenia quiere dejar de sersu asistente? gardenia: sí, seguro,porque yo ya se lo expliqué bien clarito a usted,señora fernanda. es que una tiene susaspiraciones para poder llegar a ser alguien,conseguir un empleo donde una pueda progresar,donde "haiga" modo de-- pues de echarle ganasal estudio. fernanda: ¿de verdad ustedno tiene inconveniente en que gardenia se vaya?eduardo: no, ninguno.aurora: señora bárbara, dígame por qué no le dijola verdad a santiago.bárbara: no pude, aurora, no me sentí capaz.aurora: ¿por qué? bárbara: no, linda, comprende,decirle a santiago lo que pasó esa noche sería tantocomo acabar con él y, por consiguiente,con el resto de la familia. aurora: sí, eso lo entiendo,pero hay cosas que no me explico bárbara: ¿como cuáles?aurora: ¿por qué aceptó venir a hablar conmigo?de verdad no lo entiendo. señora bárbara, honestamente,¿qué quiere de mí? [celular]bárbara: disculpa.aurora.no-- no te imaginas cómo me sentíde mal después de lo que sucedió en la hacienda.desde entonces no hago más que pensar en ti.me alteré tanto que no pude darte la menor oportunidadde explicarme nada. aurora: ¿habla en serio?bárbara: no sabes cuánto. por eso estoy aquí,mi cielo. aurora: ¿para hacerme preguntas?bárbara: no, aurora. vine a pedirte perdón.

Cargando Playlist...