null: nullpx
Cargando Video...

Laura Sin Censura - Relación entre padres e hijos

1 Ago 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa networks

presenta...

[música]

>> ♪ laura es la voz de la gente

defiende a los pobres

con uñas y dientes

laura es un alma valiente

y si la necesitas

ahí estará siempre

laura te escucha y te ayuda

mujer, no estás sola

ella está contigo

y para los desgraciados

y los hombres malos

tiene su castigo ♪

locutor: laura está aquí

para ayudarte

y decir las cosas como son,

porque ella es...

"laura, sin censura".

laura: ¡buenas tardes!

bienvenidos,

hoy tenemos un programón.

mandándoles toda mi energía

a todas las personas

que están pasándolo

ahí en su casa en la cuarentena.

al mal tiempo, buena cara.

y hoy--ah, no, hoy los papás

se me quedan en su casita

mirando este programa, ¿ok?

les guste o no les guste,

tienen que ver este programa

para que ustedes entiendan

qué es lo que no deben hacer

para tener hijos rebeldes

que se quieran fugar de la casa,

hijas que se embaracen

a los 15 años, que se metan en--

¿qué es lo que tienen que hacer

para que eso no pase?

lo van a saber acá.

pero, además, además--

[aplausos]

ay, pobrecito erick,

nadie me lo pela.

nadie me lo pela.

tiene 23 años y nunca

ha podido tener una novia.

él dice que se esfuerza,

se esfuerza, que el abuelo

le dio las tácticas

para conquistar a una mujer,

pero nada de nada de nada.

ahora nos va a contar

su historia.

pero vamos con julio.

julio representa para mí

todo lo que un padre

nunca debe hacer

con ninguna de sus hijas.

¿tenemos qué dice julio?

adelante, por favor.

julio: no sé cómo

hacer entender a mi hija

que su vida la está llevando

por un mal camino.

yo no me arrepiento

de la educación

que le he dado a mi hija.

me esforzado mucho,

he trabajado mucho

para que tenga todo

y ella no lo valora.

el peor problema que he pasado

es que se me ha ido a los golpes

y que hemos estado discutiendo.

eso a mí no me parece justo.

yo soy su padre, ella es mi hija

y lo debe de entender.

es triste saber

que no le importan los consejos

que le doy como padre.

que estudie, que se prepare,

y que deje las borracheras.

esa vida que lleva en la noche

de bailes, de destrampes,

no vale la pena

al final de cuenta.

algún día se va a arrepentir,

pero será demasiado tarde.

laura: muy bien,

estamos aquí ya con julio.

señoras y señores,

chequeen esta historia.

por favor,

que no les pase lo mismo.

muy bien,

tu hija cumplió 18 años

y se fue al desbande.

julio: sí.

laura: ¿qué pasó?

julio: sí, laura, mira,

estoy muy enojado porque ella,

a raíz de que cumple

se mayoría de edad,

quiere ser independiente.

quiere estar en el libertinaje

y eso yo no lo permito.

estoy angustiado de saber

que una hija mía,

que tanto esfuerzo le dediqué

para que estudiara,

para que fuera alguien

no lo quiere hacer, laura.

laura: dejó los estudios.

julio: los está--los quiere

dejar ahorita, laura,

porque va a la universidad.

ahorita con la escuela en línea

ya se aburrió

de tanto estar encerrada,

que yo nada más

la estoy hostigando.

y eso no es justo, laura.

yo le estoy dando las cosas

para su bien y no lo entiende.

laura: antes de la pandemia,

obviamente, porque la pandemia--

la chica está, dicen,

como diablo en botella

en la casa, ¿verdad?

julio: sí, no hay paz.

laura: pero antes

de la pandemia,

cuando ella cumplió 18 años,

empezó a tomar.

julio: así es, laura.

laura: y metía al novio

a su casa para tener

relaciones sexuales, ¿verdad?

julio: sí, laura, y me duele--

laura: un día lo sacaste

al novio calato.

julio: me duele reconocerlo--

me duele reconocerlo

porque ella se portaba bien.

cuando empezó a hacer su desmán,

se iba a las fiestas, tomaba,

hasta oliendo a marihuana.

yo le dije: "eso no es justo,

hueles a marihuana",

y ella se ponía rebelde.

laura: pregunta.

¿cómo fuiste tú-- ojo, ojo, ojo,

con ella, antes de que cumpliera

los 18 años.

¿cómo era que la controlabas,

no la dejabas salir,

jamás tuvo fiesta de 15 años?

cuéntame.

julio: mira,

no es que la controlara, laura.

yo la quería proteger,

porque es mi hija, laura.

entiéndelo, es mi hija

y yo no quería

que le pasara nada afuera.

laura: perdón, perdón,

una pequeña interrupción,

mi rey adorado.

¿quieres proteger a tu hija?

¿quieres evitar que caiga

en trata, que la secuestren?

¿quieres evitar eso?

edúcala desde chiquitita.

hazla fuerte,

no la sobreprotejas.

quien echa demasiada agua

en una planta, y me refiero

a la sobreprotección, la mata.

¿saben qué? la mata.

los hijos debemos formarlos

para que se defiendas solos,

señoras y señores.

muy bien.

julio: no, sí, te entiendo,

laura, pero es que es

lo que yo quiero para mi hija.

laura: a ver, no es

lo que tú quieres para tu hija.

es lo que tu hija quiera

para su vida.

julio: no, laura,

es que ella está mal.

quiere un libertinaje

cuando yo le estoy dando--

laura: ¿por qué quiere

un libertinaje?

porque tú nunca

la dejaste vivir su vida.

no vivió su adolescencia.

julio: ¿cómo la iba a dejar

en la calle, laura, a su edad?

laura: a ver, a ver,

mis hijas desde los 12 años

van a reuniones y a fiestas.

jamás en mi vida--

obviamente que yo estaba detrás.

y si no quería mucha fiesta,

las llevaba a la casa.

¿sabes quién les enseño a--

"tómate un poquito de alcohol,

tómate un poquito de cerveza".

yo.

y, ¿sabes qué? me la escupían.

y ahora nunca prueba alcohol.

¿por qué? porque yo

desde chiquitas les enseñé

y las dejé ser libres.

¡libres!

julio: sí, laura,

yo te entiendo, pero es mi hija.

yo nunca le dije

que no lo hiciera.

pero como se junta

con los chavos de su barrio,

con sus amigos,

con su novio que es un patán,

la están llevando

por un mal camino.

y eso a mí no me gusta, laura.

laura: quiere decir

que no la formaste bien.

y tener un hijo,

no es que sea de tu propiedad.

los hijos, señoras y señores,

son de la vida.

de la vida.

y deben volar y salir

y hacer lo que quieran.

que pase la hija, adelante,

por favor.

[música]

me ponen esa música

y yo me pongo a perrear,

o sea que por favor, ¿eh?

por favor, que a mí

me encanta el perreo.

hace poco me grabaron--

mi hija me graba perreando

y me sacaron en la miércoles--

perdón.

mi reina, ¿cómo estás?

cuéntame,

¿qué es lo que pasa acá?

que me ponen perreo

y ya la cabeza se me va

para otro lado, ¿me entienden?

¡me desconcentran!

mi amor.

ilian: hola, laura.

mira, yo ya estoy harta

de todo lo que hace mi papá.

desde que era pequeña,

siempre ha querido controlarme.

me dice cómo hacer las cosas,

a qué horas las quiere,

en qué momento quiere

que todo salga controlado.

y si algo se sale de control,

explota como si fuéramos

lo peor del mundo.

laura: ¿es cierto que no

te dejaba ir a ninguna fiesta,

que no podías como alternar

con tus amigos

o tus pretendientes

a los 13, 14 años?

si un chico te quería, no sé,

salir al cine o algo...

¿no te dejaba?

ilian: de hecho, sí.

lo que hacía era:

"si vas a ir a una fiesta,

tienes que ir con la familia.

obviamente, novios, amigos o--

laura: ¡qué vergüenza!

hacerla ir con la familia.

ni siquiera en mi época

mi mamá iba conmigo

a una fiesta.

julio: no, laura,

pero eso está mal.

lo que está diciendo ella--

laura: qué patético.

julio: no, no es tanto eso.

ella exagera, ella está rebelde.

rebelde desde que cumplió

los 18 años,

y eso a mí no me parece.

laura: ¿por qué cambiaste

a los 18?

ilian: porque él

siempre me decía:

"ay, sí, la niña buena".

quería buenas calificaciones,

quería que me comportara

como señorita, que no saliera,

que no contestara,

que no opinara.

realmente, lo que me molestaba

es que no podía yo decidir

de mi vida porque

lo que él hacía era decirme:

"no, estás mal.

todo lo que tú piensas,

lo que tú decides a tu edad,

está terrible".

y él el único argumento bueno

que tenía es: "cuando tengas

la mayoría de edad,

vas a poder decidir".

julio: era por su bien, laura.

laura: pequeña interrupción.

nada de pensamientos negativos

con los hijos.

¡eso es fatal!

"porque tú no sirves para nada".

entonces, estás metiéndole

a tu hija o a tu hijo

que realmente no vale.

¿qué es lo que hay que hacer?

"eres brillante, eres la mejor.

tú vas a salir adelante".

toda energía positiva.

[música]

[música]

laura: que pase la esposa

del señor, ya,

que pase la esposa, por favor.

julio: es que a mí--

[música]

laura: hola, mi reina,

¿cómo estás? bienvenida.

a ver, acá tu marido

yo creo que se fue al extremo.

ustedes se han dedicado

a pelear por culpa de ella.

pero antes

de que tú intervengas,

tú quieres irte a vivir

con tu novio, ¿verdad?

ilian: sí, porque--

laura: ahora te pregunto.

¿qué va a pasar

si sales embarazada?

ilian: eso es un prejuicio

que él tiene--

laura: no, no, no.

esa es una realidad.

yo tengo miles de niñas

que salen embarazadas,

incluso antes que tú,

y arruinan su vida.

no porque una criatura

arruine su vida,

sino porque no están preparadas

para tener hijos.

¿qué pasa si sales embarazada?

¿qué pasa si el chico,

a la hora que vives con él,

es un desgraciado?

¿qué va a pasar?

¿quién se va a encargar

de la criatura

si tú no has estudiado

y no sabes trabajar?

contéstame.

ilian: bueno, yo sinceramente,

sí, sé que puede existir

la posibilidad y sé que,

si llegara a pasar,

yo tengo la madurez

de tomar la decisión

de salir adelante.

porque tampoco soy como él cree,

que no voy a responder,

que me voy a quedar así--

laura: la madurez, mi amor,

se adquiere con los años,

con la experiencia,

con el estudiar

y salir adelante.

señora, ¿qué es lo que pasa acá?

¿por qué usted ha permitido

que a su hija

la tengan tan encerrada?

porque eso es lo peor.

es como que tengas a una persona

encerrada, encerrada,

le abres la puerta

y sale a comerse el mundo,

¿me entienden? obvio.

claudia: bueno, le voy a decir.

este, la verdad,

cuando ella nació--

desde que nació,

él la ha protegido.

y a mí me gustaba.

yo decía: "qué bueno

que se preocupa por su hija.

qué bueno".

pero ha llegado a los extremos.

yo ya he hablado con él,

le he dicho:

"tienes que darle más libertad,

déjala ser.

si la controlamos mucho

se va a ir".

y yo, yo ya no puedo,

ya estoy cansada.

laura: ahora, cualquier diría

que él fue un santo.

él no fue nada de santo--

julio: no, no fui santo--

laura: perdón, ¿no te metías

al cuarto de tu mujer

cuando tenías 18 años, 17 años?

julio: sí--

laura: ¿y te tenían que botar

con un palo?

julio: sí, lo entiendo, laura--

laura: entonces,

¿no sabes lo que es ser joven?

julio: pero es que no quiero

que caiga en esos extremos.

laura: ah, claro,

tú te divertiste

y ella se aburre.

julio: a mí me pasó y me dolió--

laura: ¿qué te dolió?

julio: que no fuera rebelde.

laura: hay que ser feliz

y la edad hay que disfrutarla.

¿cuál es el problema?

julio: sí, pero laura, ella--

laura: te metías por un árbol.

ilian: acuérdate todo

lo que decías--

laura: a ver, a ver, señora,

sígame contándome la mamá

porque tenemos que ir

en unos instantes a una pausa.

sígame contando.

claudia: entonces, yo ahorita

lo que le digo a él:

"déjala. déjala que salga,

que se divierta".

pero con vigilancia.

no la podemos tener aquí

con nosotros.

laura: bueno,

ahorita con la cuarentena

es obvio que todos tenemos

que estar encerrados.

pero a ver, es obvio que todos

tenemos que estar encerrados,

pero quiero decirles algo.

es el mejor momento

que ustedes pueden tener

para conocer realmente

a sus hijos.

ahora que están encerrados

en la cuarentena,

hablen con sus hijos.

pero no hablen

desde la altura de dar órdenes.

no, hablen con el corazón.

transmítanles el amor

que sienten por ellos.

si están preocupados, díganle:

"princesa,

estoy preocupada por ti.

tengo miedo que te pase algo".

pero no les den órdenes.

¿por qué no se lo dices así?

julio: lo hago, laura, pero--

claudia: no es cierto.

laura: a ver, silencio.

díselo aquí.

julio: mira, hija,

yo te quiero mucho.

he luchado para que

no te vaya mal en la vida.

que seas feliz,

que tengas una carrera.

pero no me gusta tu actitud,

que seas rebelde.

por eso lo tomas a mal.

que yo te esté imponiendo algo

es muy diferente

a lo que yo quiero expresarte.

quiero que seas feliz,

que no te pase

lo que a mí me ha pasado.

tantas cosas que hay, laura,

en el mundo.

laura: así se habla, mi amor.

contéstale con el corazón

a tu papá.

porque él es tu príncipe,

al final, tu papá.

te amó toda tu vida,

desde que naciste.

eras su muñeca, eras su bebé.

contéstale con el corazón.

ilian: papá, sabes que te amo.

y porque te amo

hice todo lo que querías.

intenté ser la hija perfecta

para ti, pero ¿sabes?

a veces no se puede hacer

siempre lo que tú deseas.

quieres que no cometa

los mismos errores

que cometiste, pero no,

también tengo que aprender

de mi vida.

y lo quise hacer

lo mejor posible,

pero no me dejaste experimentar.

julio: sí, pero a mí me duele

que pases muchas cosas feas

que hay en el mundo, por eso--

laura: ay, me provoca abrazar

y no puedo.

estoy desesperada

en este programa.

muy bien.

mi amor,

con las caídas se aprende.

si no te caes,

¿cómo te vas a levantar?

julio: sí, laura, lo entiendo

y por eso quería que no pasara

lo que yo pasé.

y sí te entiendo.

lo malinterpretó,

lo llevé a un extremo

por lógica, porque es mi hija,

porque la siento, laura.

yo quiero que sea feliz,

que estudie.

ella quiere dejar sus estudios

y eso no es justo, laura.

laura: díselo bonito.

julio: hija,

ya sabes que yo te quiero,

que daría mi vida por ti.

y no quiero

que malinterpretes las cosas.

quiero que seas

muy diferente a mí,

que logres tus éxitos.

porque no quiero

que sufras en la vida.

que ni un vago ni tus amigos

decidan por ti.

que tú seas diferente.

que tú seas tú, hija.

te quiero, te quiero mucho,

entiéndelo.

laura: tu papá lo hace con--

ay, mírame, el maquillaje

se me está cayendo todo.

ay, dios mío,

me dan ganas de llorar.

a ver...

"om, om".

vamos a tranquilizarnos.

este, yo también me conmuevo

porque son historias

que te llegan al corazón,

de verdad.

eh, mi reina,

tu papá lo único que quiere

es protegerte, pero se excedió.

te sobreprotegió demasiado,

y eso no te hace fuerte a ti.

te hace débil.

porque la sobreprotección,

desgraciadamente,

hasta que las criaturas,

las jóvenes, sean débiles.

pero él te ama

con todo su corazón.

tú eres su princesa.

¿por qué no se abrazan?

y hagamos una cosa.

vamos a hacer las reglas

entre tú y él.

yo voy a estar en el medio

y vamos a ver

qué es lo que se puede

y qué es lo que no se puede.

pero mírame a los ojos.

prométeme que vas a estudiar,

que vas a salir adelante.

¿sabes cuántas de mis chicas

se me mueren por desgraciados,

o salen embarazadas

y no pueden terminar su carrera?

¿o son golpeadas y maltratadas?

¿sabes por qué son golpeadas

y maltratadas, princesa?

porque como no estudiaron,

dependen del hombre.

y cuando tú dependes del hombre

tienes que agachar la cabeza

para comer.

no quiero que te pase a ti.

no quiero que le pase

a mis chicas.

una de las razones

por las que he regresado

a la tele es esa.

para que a ustedes

no les pasen esas cosas.

yo necesito que ustedes

estudien,

que me salgan adelante,

que sean empoderadas,

que puedan decirle:

"sabes qué? te boto

porque tú no me respetas".

y que puedan decir

con autoridad.

¿sabes por qué?

porque esa autoridad te la da

el poder ser independiente,

el no necesitar de un hombre

para poder darle a tus hijos.

entonces, abrázate

con tu padre y con tu madre.

vamos a tratar--ay,

de que tu papá, este, ceda,

tú cedes, y déjala

que tenga su novio,

déjala que sea feliz,

controlando, obviamente, todo.

o sea, que ya, vengan acá,

dense un abrazo que yo ya estoy

que se me salen las lágrimas.

adelante, señora, usted también.

[aplausos]

muy bien.

muy bien.

[música]

vamos a una pausa comercial.

estamos haciendo

muchos programas

de padres e hijos

porque sabemos que están

todos juntos en la cuarentena,

y queremos llevarles

un mensaje de esperanza, de fe.

sí se puede.

tus hijos puede ser

una maravilla, depende de ti.

hay que saber educarlos

y darles valores.

vamos a una pausa.

regresamos con erick,

está desesperado, nadie lo pela.

23 años y nunca tuvo novias.

pobrecito.

[música]

[música]

laura: ay, dios mío,

muy bien, mi rey.

¿cómo es que no te pela nadie?

esa pinta...

¿qué pasa contigo?

erick: gracias, laura, pues--

laura: todas quieren ser

tus amigas, nada más.

erick: exactamente.

siempre estoy

en la "friend zone".

la verdad es que

yo soy caballeroso,

yo soy respetuoso,

me gusta abrirles la puerta

para que entren al carro,

jalarles la silla

para que se sienten.

soy romántico,

pero eso no funciona.

la verdad es que

tiene mucho tiempo

que yo ya no tengo a alguien,

y necesito ayuda porque no sé--

siempre encuentran

algún defecto en mí,

siempre hay algo

que no me toman en serio.

laura: oye, yo estaba leyendo

su historia.

la cuñada de tu primo, creo,

¿no?

tú ya estabas a punto, punto.

le hiciste una cena,

todo romántico, todo hermoso,

y dijo: "esta noche...

esta noche es mía".

erick: la verdad,

yo pensé que ella--

ella iba a ser la chica--

laura: iba a caer

como pollito ahí.

erick: yo ese día

hice la cena, preparé una cena.

no sabes las quemadas

que me hice, no te miento,

tengo una cicatriz aquí.

pero--le llevé serenata.

[solloza]

¿para qué?

para que me terminara diciendo

que soy muy lindo,

pero que solamente me quería

como amigo.

y no es la primera vez

que me pasa.

¿te gustan las serenatas?

laura: ay, yo me-- a mí, mira,

a mí me llevan una serenata

y yo me tiro por el balcón

y termino

en una asistencia pública.

de verdad, amo las serenatas.

erick: la última vez

que yo quise hacer algo así

por alguien,

me presenté a su casa

yo vestido de charro, laura,

de charro--

laura: pero está muy bueno,

no entiendo, ¿qué pasa contigo?

erick: fui a rentar el traje

porque, pues,

no tenía el dinero suficiente

para comprar y un traje,

y mucho menos

para rentar el mariachi, ¿no?

pero mi amigo me prestó

una bocina grande,

yo conecté mi micrófono.

ya estaba cantándole

cuando bajó y me dijo

que qué estaba haciendo

esas vergüenzas,

ya todos los vecinos viendo,

que eso ya había pasado de moda

y que preferiría que le cantara

canciones de j balvin.

laura: ¡no! ¡no!

no te puedo creer.

¿eso te dijo?

erick: sí, y no es

la primera vez, laura.

laura: pero, a ver,

tu abuelo es el que te aconsejó.

tu abuelo te dijo

cómo conquistar a una mujer.

te dijo que la llenes

de detalles, ¿qué más?

erick: mi abuelo siempre decía:

"a las mujeres

no hay que entenderlas,

hay que quererlas".

laura: ah, eso sí es verdad,

eso sí es verdad.

que es verdad, es verdad.

erick: pero ellas

no me quieren a mí.

ellas no me quieren a mí, laura.

mi abuelito

siempre me ha enseñado

a amar a la antigua, ¿no?

eso es lo que a mí me gustaría

que funcionara,

pero tengo muchas amigas

que siempre dicen:

"todos los hombres son iguales.

todos los hombres son iguales,

siempre me mienten".

pero la verdad

es que los hombres buenos

sí existen, aquí están,

pero no los pelan.

laura: ¿sabes qué pasa?

que no se vale tampoco

ser tan bueno.

no se vale demostrar

todo lo que sientes

en un inicio.

porque a las mujeres,

igual que a los hombres,

nos gusta esa sensación

de no saber, ¿me entiendes?

yo generalmente

me he enamorado de hombres que--

o sea, en un principio se hacían

que nada que ver conmigo.

o sea, si tú de frente vas--

ahora le voy a aconsejar yo.

¡la doctora corazón,

señoras y señores!

va a haber una secuencia

en este programa,

mi querida magda,

de la doctora corazón.

muy bien, escúchame, mi amor.

tú no puedes,

bajo ninguna circunstancia,

demostrar inmediatamente

lo que sientes,

porque la conquista

está en no saber.

en que haya como una--

hacerte el interesante.

llamarla un--

yo me acuerdo clarito.

espérense, espérense

que yo me posesiono, ¿ya?

cuando yo empecé a salir

con una persona,

un desastre de persona,

el primer día todo muy bien,

me llevó un osito, todo.

pero no me dijo nada.

al día siguiente, no me llamó.

y yo: "¡ay, teléfono!

¡suena, teléfono, suena!".

nada.

al día siguiente,

tampoco me llamó.

yo ya me jalaba los pelos

y decía: "no, no,

ya no me quiere, no me quiere",

decía yo.

el tercer me llamó y yo:

"ay, mi amor".

ya había caído ya.

hizo conmigo esa noche

lo que quiso.

tiene--tiene que haber esa cosa,

ese juego.

a las mujeres

nos gusta también conquistar.

no nos gusta

tener una cosa segura.

y a veces somos--

ay, ¿por qué, chicas?

¿por qué, chicas?

díganme, ustedes,

¿por qué somos así?

¿por qué nos gusta lo malo?

porque vemos un hombre bueno:

"ay, qué aburrido".

y después estamos llorando.

"ay, qué pase, el desgraciado."

pero si ustedes se lo buscan.

si a ustedes les gustan

los desgraciados.

ven una cosa así, buena,

sana, detallista...

"ay, yo te quiero como amigo".

"ay, qué aburrido el hombre".

¿aburrido, el hombre?

es un hombre bueno.

eso no se vale.

tienes que cambiar de táctica.

erick: fíjate que después

de todos estos desastres

yo sabía que mi táctica

no estaba funcionando--

laura: no, no funciona.

erick: dije: "ok, voy a cambiar,

pero no a tal grado

de ser patán", porque jamás

me ha gustado la idea--

laura: patán, no.

erick: --de ser un patán,

porque pareciera que las mujeres

buscan ese tipo de personas.

laura: sí, a veces les gustan.

erick: ok, me voy a volver

más fiestero, ¿no?

yo agarraba jueves, viernes,

sábado y hasta los domingos--

laura: no, tampoco se trata

de ser fiestero.

erick: no, pero dije--

yo dije: "para encontrarme

a alguna chica--"

laura: pero ahí te vas

a encontrar a las locas.

no puedes.

erick: pues de alguna manera--

laura: que te van a usar

para que les pagues un trago.

erick: yo ya no me pondría

exigente, o sea,

yo necesitaba estar

con alguien, ¿sabe?

necesitaba estar con alguien

y no me importaba si me usaban

para pagar la cena,

los tacos después del antro,

no sé--todo eso.

laura: segundo consejo.

tienes que ser exigente.

tú no puedes regalarte

así por así,

porque si tú no te valoras,

si tú no eres exigente,

nadie te va a valorar.

es como cuando tienes algo

que está todos los días ahí--

ay, ni lo miras.

en cambio,

si tú te valoras a ti mismo,

si tú te sientes--¿sabes qué?

yo quiero que tú salgas

de este programa--

te voy a hacer, no sé,

ahorita lo voy

a hacer saltar en el--

no sé si lo tenemos,

quiero que salgas

de este programa

sintiéndote invencible.

vamos a hacer la terapia

de tony robbins.

yo soy invencible.

o sea, eso,

tú tienes que creértelo.

tú lo tienes que creer.

antes de que una chica lo crea,

tú, y en 15 días

vas a venir a mi programa

y me vas a decir:

"señorita laura,

le presento a mi novia".

¿ok? ¿prometido?

erick: sí, laura, gracias.

laura: estoy listo para amar.

tú tienes que decir:

"estoy listo". ¿ok?

erick: estoy listo para amar.

laura: voy a conocer

a la mujer de mi vida.

repite.

erick: voy a conocer

a la mujer de mi vida.

laura: el momento

en el que nos veamos

vamos a hacer contacto visual.

erick: en el momento

en el que nos veamos

vamos a hacer contacto visual.

laura: y vamos a aprender

a entendernos mental--

erick: y vamos a aprender

a entendernos mental--

laura: --y emocionalmente.

erick: y emocionalmente.

laura: ¿estamos?

erick: estamos.

laura: listo.

todo eso vas a repetir saltando.

todo eso vas a repetir saltando.

yo repito en mi bicicleta

o cuando salgo a correr.

todo el tiempo estoy:

"yo soy invencible".

"nadie me va a--"

"yo soy el ra--"

así soy, soy bien loca.

en serio.

y encima me he juntado

con badla que es otro loco.

así que imagínate

lo que es esto.

"yo soy el rating,

yo soy el rating,

yo soy el rating".

así voy saltando.

ven, vámonos.

vámonos ya.

estás listo.

me tengo que ir a la pausa,

¿verdad? ya ni--

vámonos brincando.

ahí está, brincando.

vámonos a los dichos.

>> le encargo

20 pesos de tortillas.

¿cuánto va a ser?

>> hola, ¿qué tal, señorita?

buenos días.

le encargo 20 pesos

de tortillas.

¿cuánto va a ser?

>> hola, ¿qué tal, señorita?

buenos días.

le encargo 20 pesos

de tortillas.

¿cuánto va a ser?

locutor: la peor pesadilla

de una madre es que le quiten

a sus hijos.

¿pero que se los quite

su propia madre?

eso al regresar en...

"laura sin censura".

[música]

[música]

laura: imposible legalmente.

los padres tenemos

todos los derechos ante la ley,

la patria potestad,

la tenencia, guardia y custodia,

salvo que se compruebe

mala conducta de la madre.

¿cómo es que tu madre

te ha quitado a tus hijos?

no entiendo nada.

michel: lo que pasa, laura,

es que yo hace tres meses

me fui a vivir con ella.

hace un año me dejó mi marido--

laura: por la pandemia

te fuiste. explícanos bien,

porque si no, ya.

¿qué pasó con tu--?

a ver, vamos desde el principio.

¿qué pasó con tu marido?

michel: mi marido se fue

hace un año de la casa.

se fue, no me dijo nada.

solo cuando vi,

ya no tenía ropa,

ya no tenía nada de él

en el mueble.

laura: ¿pero por qué, qué pasó?

michel: es que mi mamá

se metía mucho, laura.

mi mamá siempre decía

que yo era una cochina,

que no podía

mantener a mis hijos,

que cómo era posible

que tuviéramos a los niños

sin ropa, sin zapatos,

que nos alcanzara

para los pañales,

que ella siempre

nos estuviera prestando.

entonces él se hartó y se fue.

laura: ¿cuántos niños tuviste?

michel: dos niños.

laura: dos niños, muy bien.

¿y el papá no te ayuda?

michel: no, de él no sé nada.

cuando se fue, lo fui a buscar

a la empresa donde yo sabía

que trabajaba.

me dijeron que ya había

renunciado.

lo busqué con su mamá

y su mamá me dijo que ella

no sabía nada. lo ocultó.

laura: o sea que no--

¿por qué estás triste,

qué pasa?

michel: [llora] es que mi mamá

me quitó a mis hijos, laura,

y yo no puedo vivir

sin mis hijos.

mis hijos son todo para mí,

laura.

¿qué voy a hacer sin ellos?

ella dice que soy una mala madre

pero no, yo sé que no, laura.

yo los amo.

laura: ¿pero qué razones

da ella? cuéntame.

michel: ella dice

que porque me voy a fiestas,

que porque ando con hombres,

pero eso no es cierto, laura.

laura: pero no me digas

que no te vas a fiestas.

michel: sí, sí iba a fiestas,

laura. sí iba a fiestas

de vez en cuando,

pero seamos sinceros,

yo también me parto el lomo,

yo también puedo--

laura: uno también tiene derecho

a divertirse, es obvio,

pero dime algo,

¿en medio de la pandemia

te ha botado tu mamá?

¿no te deja entrar a la casa?

michel: no, laura.

yo tuve que ir a vender

un teléfono que tenía

porque no teníamos dinero.

entonces empezamos a discutir.

y yo le dije que ya estaba harta

de siempre estarla escuchando,

que iba a vender mi teléfono,

iba a agarrar a mis hijos

y me iba a ir de su casa.

ya no le iba a dar molestias.

cuando yo regresé

de vender el teléfono

me cerró la puerta

y ya no me dejó entrar, laura.

laura: ¿no te dejó entrar?

michel: no me dejó entrar.

laura: ¿y adónde estás tú

en medio de la pandemia?

michel: yo estoy con una amiga

viviendo y yo trato

de ver a mis hijos.

los busco, laura.

voy a verlos

y ella me los niega.

mi niño--

mi niño se avienta

a mis brazos y me lo quita,

laura.

laura: no, pero eso no puede

hacer una madre.

eso sí es una cosa de terror.

que pase la madre, por favor.

angélica, adelante.

que pase angélica.

angélica: buenas tardes, laura.

laura: angélica,

perdón, ¿pero cómo puedes

hacer una cosa así?

angélica: eso es una mentira

lo que ella dice, laura--

laura: ¿no las has botado

de su casa?

¿la dejas entrar o no?

angélica: no, ya no la dejé

entrar, laura.

porque hace un año

la dejó su marido

y ella nada más se la pasa

de fiesta en fiesta.

toma, encarga los niños

con los vecinos, con quien sea.

ella no sabe.

¿sabe los peligros que hay,

laura?

¿tú dejarías a tus nietos así?

laura: no tengo nietos

y veo que en muchos años

todavía no voy a tener

porque mis hijas--

dios de mi vida,

ya tanto "desgraciado"

han escuchado a su madre

que están aterradas

con los hombres. no se me casan.

ya quisiera tener nietos.

angélica: ¿y si tú los tuvieras

o eso, te gustaría que--?

michel: no tienes derecho

a quitarme a mis hijos.

laura: si tuviera nietos,

yo dejaría a mis hijas

que se hagan responsables,

que saquen a sus hijos adelante

y no les quitaría

responsabilidad.

angélica: se va con los hombres,

laura y deja a los niños.

michel: son mis hijos.

por favor, dámelos.

angélica: ¿por qué

se le enferman a cada rato,

laura? no les da de comer.

laura: si hablan las dos

a la vez, acá no se entiende.

vamos por favor a calmarnos.

ok,

ok, primero,

tu madre desde chica

siempre te marcó.

michel: sí, siempre yo

era la burra, yo era la cochina,

yo era la--la manzana podrida

de la familia.

yo era la que--

es que "michel está mal.

ella está bien".

"es que tú no haces

las cosas bien".

"es que deberías de ser

más como ella".

"si tu amiga saca

buenas calificaciones,

¿por qué tú no?"

laura: ¿por qué la comparación?

las comparaciones son odiosas,

horribles.

lo peor que puede hacer un padre

con sus hijos es marcarlos, ¿no?

porque ella es la inteligente--

a mí me decían que yo era

la oveja negra de la familia,

imagínense, yo era

la oveja negra de la familia.

bueno, igual yo salí adelante,

pero este, digamos,

marcarlos así

me parece horrible.

si tú le dices a un niño:

"tú no sirves, tú no sirves,

tú no sirves",

nunca va a servir.

nunca va a servir.

estás llenándole

la cabeza de basura.

¿por qué a tu hija?

angélica: siempre se hace así,

se hace la víctima, laura.

siempre se hace la víctima.

ella hace cosas

y quiere culpar a los demás.

yo no tengo la culpa

de las decisiones

que ella toma, ¿sí?

el hecho que yo le diga

que les dé de comer

a los niños y eso

es molestia para ella.

es molestia para ella

que yo le diga--

laura: primero,

¿dejas a tus hijos encargados

con cualquier vecino

para irte a una fiesta,

sí o no?

vamos al punto.

michel: no, laura,

cuando yo empecé a salir

a fiestas los dejaba a mi mamá.

laura: contéstame

lo que te digo.

tú cuando sales a una fiesta,

¿dejas a tus hijos

en manos de vecinos, sí o no?

michel: no.

se los dejaba a mi mamá.

angélica: no me los dejabas

a mí, no seas mentirosa.

y no seas mentirosa,

porque según tú,

trabajas también para tus hijos

cuando no das nada

para tus hijos, yo soy

la que tengo que trabajar--

michel: ¿y cuándo te llevo,

qué me haces? me cierras--

laura: segunda pregunta.

cuando sales, ¿tomas en exceso

y te vas con los hombres

y a veces no has llegado

dos días a la casa? ¿sí o no?

michel: sí, laura.

laura: ¿y entonces?

michel: sí, pero no por eso

a mí me va a quitar

a mis hijos, laura.

son mis hijos.

laura: no, a ver,

son tus hijos--o sea,

ella no te los está quitando,

ella quiere que sus nietos

tengan una buena educación.

michel: ¿pero por qué

no me los deja ver, laura?

yo quiero ver a mis niños,

laura.

angélica: yo lo que quiero

es que ella entienda,

hacerla entender, laura,

que está por mal camino.

laura: o sea, tú quieres

darle una lección.

angélica: ajá.

laura: lo que dice tu mamá--

tú estás en casa de una amiga,

¿verdad?

que pase la amiga, por favor.

adelante.

siéntate por favor por allá.

ella está en tu casa, ¿verdad?

¿qué es lo que vienes tú

a decir acá?

¿es cierto o no que ella

descuida a sus hijos?

rosario: es cierto.

siempre anda de fiesta

en fiesta.

desde que te dejó tu marido,

andas de fiesta en fiesta.

michel: los empecé a descuidar

cuando me fui a vivir

con mi mamá.

sí empecé a ir a fiestas.

laura: sí, los deja con gente.

rosario: los deja

con los vecinos, conocidos,

y ella en la fiesta, tomando.

michel: eso no es cierto.

rosario: es la verdad.

michel: tú me invitabas--

rosario: sí, yo te invitaba, sí.

laura: a ver, que ella

te invitara no significa

que tú te vas a poner a tomar.

a ver, a mí me pueden invitar

20 personas a tomar

y yo voy a decir:

"señores, no,

tengo a mis hijas chicas.

yo soy responsable

de mis hijas".

y yo tenía que estudiar.

me gradué con nueves meses

de embarazo de doctora

en derecho.

trabajaba porque no tenía

una situación, enseñaba

y llegaba a mi casa

y era mi hija cargada--

imagínate tú.

ay, voy a contar una cosa

que se me acaba de ocurrir,

que de verdad recordé.

yo enseñaba en la universidad

villareal de perú en la noche.

mi hija victoria

tenía seis meses de nacida.

y yo, en el suelo,

ponía un corral

y la tiraba a mi hija ahí

con sus juguetes,

con 200 alumnos enseñando.

nunca me separé de mis hijas.

nunca sentí que trabajar--

yo tenía que divertirme,

porque primero son mis hijas.

y si tú quieres divertirte,

no tengan hijos.

no tengan hijos, ¿para qué?

michel: pero ella

me los ha quitado--

angélica: le da el teléfono

al niño para que la deje en paz.

agarra y le da el teléfono.

toda la noche se la pasa

en fiestas, todo,

y en la mañana llega,

se la pasa acostada,

no me ayuda nada.

quiere que--o sea,

ya cuando vendo yo

entonces sí ya vamos a comer

ya que está la comida,

todo servido.

entonces sí, ya vamos a comer.

y no, laura, no me parece justo.

¿al niño el celular?

por eso todos los niños ahorita

crecen idiotas porque nada más

están en el celular, laura.

las mamás jóvenes de ahora--

las mamás jóvenes de ahora,

en vez de cuidar a sus hijos,

jugar con ellos, cantito,

no, laura.

"ten el celular, un video

para que te entretengas".

no les da amor, no les da nada.

laura: tiene toda la razón

la señora.

perdónenme, pero un aplauso

para lo que acaba de decir.

totalmente cierto.

totalmente cierto.

[música]

[música]

laura: yo me acuerdo

que con mis hijas

me tiraba al suelo,

armaba rompecabezas, jugaba...

eso, ¿qué juegas tú

con tus hijos?

michel: yo casi no juego

con ellos, porque me la paso

trabajando.

rosario: te la pasas tomando,

te la pasas tomando.

michel: yo trabajo, rosario.

bien sabes que me voy

a la tortillería.

laura: a ver, yo trabajaba

de 7:00 de la mañana

a 7:00 u 8:00 de la noche,

porque tuve que sacar

a mis hijas adelante sola.

y mi madre y mi padre

me demostraron que a pesar

de que ellos tenían todo,

es tu problema,

tú te lo buscaste, trabaja.

yo trabajaba como un animal,

pero jamás descuidé

a mis hijas ni por un segundo.

o sea, basta.

si tú quieres tener a tus hijos,

asume responsabilidades.

y si no, pues nosotros,

a través de nuestros abogados

haremos que tu madre

tenga la custodia.

lo lamento, o tú recapacitas

y prometes acá en mi set

que vas a cambiar

y que te vas a dedicar--

michel: [llora] yo les prometo

que voy a cambiar

solo si me regresa

a mis hijos, laura.

mis hijos son todo.

yo sin ellos ya no sé

qué hacer, laura.

sé que he cometido errores,

pero no se vale que me tengan

alejada de mis hijos.

laura: a ver, acá no es llorar.

no, no, no, no, a ver,

las cosas no se arreglan

llorando, ni dra--no,

las cosas se arreglan hablando.

actitud.

sabiendo qué vas a hacer,

¿qué vas a hacer?

michel: voy a cambiar.

voy a cambiar por mis hijos,

laura.

laura: muy lindo, me encanta.

amo cuando me dicen:

"voy a cambiar".

ay, no,

ese tuve que yo me decía:

"voy a cambiar".

y no hablo del último,

hablo de varios--bueno,

he tenido tantos...

pero uno de los que tuve:

"voy a cambiar, voy a cambiar".

olvídense.

no es "voy a cambiar".

es hechos.

hechos y no palabras.

actitud, señoras y señores.

muy bien, silencio.

¿vas a cambiar?

¿cómo vas a cambiar?

michel: voy a echarle

más ganas por mis hijos,

voy a dejar de salir a fiestas.

voy a dejar todo por mis hijos.

voy a empezar a trabajar

en cosas donde yo pueda tener

a mis hijos conmigo, laura.

pero solo quiero

que me los deje.

que me deje ver a mis hijos,

que me deje darle un abrazo

a mi niño.

mi niña ya camina

y ni siquiera vi

sus primeros pasos, laura.

cuando mi niña se enfermó

que se quedó en el hospital,

que desgraciadamente

fue cuando me alivié de ella,

yo sentía tan feo

y he recordado

todos esos momentos,

y yo sé que estoy mal--

laura: muy bien.

a ver, todo el mundo se calla.

estás llorando,

estás recordando.

¿y qué recuerdas

de tus noches de juergas,

y de borracheras,

de los hombres?

en ese momento que estabas

tomando con hombres y todo,

¿tus hijos qué? ¿qué?

¿qué?

michel: mis hijos

estaban en mi casa.

michel: ajá.

no, mi amor.

los hijos son

para cuidarlos uno.

no para delegarlos a la madre.

¿cuántos casos de abuelas

he tenido yo?

años de años viendo.

las pobres abuelas

no pueden ni caminar

y tienen que estar

criando a los hijos

porque las madres

son unas irresponsables.

esa es la verdad.

irresponsables.

las abuelas están

para disfrutar de sus nietos.

no están para criar hijos.

tu mamá no debería

estar haciendo lo que hace.

ninguna abuela debería.

debería estar gozando

de su edad,

disfrutando de sus años dorados.

y no, tiene que estar haciendo

el trabajo que tú no haces,

mi reina.

angélica: tengo que vender

los tamales, todo para darle

de comer a los niños.

laura: quiero que tú me cuentes

porque como ella,

ay, mis mujeres mexicanas

cómo las amo.

miren sus manos.

miren sus manos de trabajo,

de esfuerzo, de lucha,

de años de sacrificio.

¿qué tienes que hacer

para darle comer a tus nietos,

mi amor? y con esto,

un homenaje a todas mis mujeres

de este país maravilloso

que considero mío también.

son un orgullo.

ustedes, señoras,

son las que sacan adelante

a méxico.

un aplauso para ellas.

angélica: mira, laura,

tengo que hacer tamales,

tengo que hacer postres,

flan napolitano,

gelatinas, todo.

antes me salía

a vender a la calle.

ahorita, como está esto,

no puedo salir a la calle.

laura: ¿cómo hace

con la pandemia?

angélica: tengo que poner

una mesita ahí por fuera

de mi puerta para poder vender

todo eso para darle de comer

a los niños y a ella, a ella.

porque ella también, le digo--

en la noche se va de fiesta,

en la mañana llega a dormir

y a estar ahí nada más.

los niños llorando.

"vete con tu abuelita", o

"ten el celular".

o luego hasta los anda regañando

porque la molestan, laura.

pero eso sí,

ya está la comida, ya está todo

y ya se para a comer la señora

y no me ayuda ni a recoger

la mesa ni nada.

y yo tengo que estar

viendo a los niños

y dándoles de comer.

"michel, baña al niño".

"ay, no--ya lo bañé ayer,

ya lo bañé ayer".

"la ropa, tráeme la ropa

del niño".

no, es una desobligada.

laura: a ver...

¿qué pasa, mi reina?

michel: no, eso no es cierto.

ella iba a la casa y decía:

"es que, michel,

no has hecho bien tu quehacer".

"es que, michel, mira esto".

"¿otra vez no les alcanzó

para los pañales?"

"y, cómo le hacen

si están rentando?"

laura: muy bien.

vamos a hacer una tabla--

¿quién trajo este caso?

>> norman.

laura: párate.

en lugar de estar ahí llorando,

párate.

ok, dios mío de mi vida.

parece maría magdalena norman.

muy bien, norman es uno

de mis investigadores

de hace muchos años.

norman, haz una tabla

de obligaciones a las que ella

se va a comprometer.

responsabilidades.

en una semana ella no lo hace,

la señora la saca de su casa

y el pacto que vamos

a cerrar ahora--

porque vamos a cerrar un pacto,

se termina.

la primera cosa,

ella tiene que tener

una responsabilidad

sobre sus hijos, ¿ok?

responsabilidad.

anoten, anoten.

responsabilidad.

segundo, tú tienes que estar

al cuidado de tus hijos.

no tu mamá.

tú tienes que darles de comer,

tú tienes que bañarlos,

tú tienes que lavar su ropa.

y tu mamá es la que tiene

que distraerse con ellos.

¿estamos?

estamos anotando, ¿verdad?

ok, tu mamá está para jugar

con sus nietos.

tú estás para resolver

todos los problemas

de tus hijos.

michel: sí, laura.

laura: ¿lo prometes?

michel: lo prometo, laura.

laura: ok, muy bien.

¿están de acuerdo ambas?

angélica: sí, laura.

espero que cumpla,

porque la verdad--

laura: a ver, a ver, a ver.

contigo puede ser

que no cumpla, mi reina,

pero si a mí ella me miente,

legalmente le quito

a las criaturas

y de manera definitiva.

esto conmigo--conmigo,

mírenme la carita,

¡conmigo no se juega!

yo puedo haberme vuelto

muy tranquila,

muy "peace and love",

pero conmigo no se jode.

perdón, pero es así.

una sola cosa que tú no hagas--

michel: sí, laura.

laura: norman,

responsabilidad tuya

llamar todos los días

a la señora para ver

si ella cumple.

párense las dos,

séllense la mano,

y hagan el pacto frente a mí.

¿ok?

michel: [solloza]

laura: ¡muy bien!

qué maravilla de programa,

señoras y señores.

me encanta reconciliar familias.

me encanta de verdad.

ay, esa canción qué bonita es.

aquí vamos a cambiar todos,

porque hoy, señores y señoras,

¡hoy yo voy a cambiar!

¡que dios los bendiga!

¡gracias!

Cargando Playlist...