null: nullpx
Cargando Video...

La Vecina Capítulo 76

2 Jul 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta...

sebastián: [piensa] mi madre.

>> ¿verdad que no tienes

ninguna mujer en el d.f.?

sebastián: no, no, no,

claro que no.

>> ya decía yo que eras

bien derecho.

entonces en la noche

dices la verdad y ya,

ningún problema.

sebastián: sí, sí,

no te preocupes,

yo no tengo nada que esconder.

nos vemos en la noche.

ya entendí por qué natalia

está tan rara,

le habló la loca de titina.

y la invitación al bar

es para ponerme una trampa.

ay, en qué mal momento

se me ocurrió meterme

con esa desquiciada.

ay.

quintín: comandante,

a unos 100 metros de aquí

encontramos

un contenedor enterrado

lleno de gasolina.

fidel: ¿tamaño?

quintín: mediano.

cuando menos tiene

unos 20 mil litros.

fidel: bien.

[teléfono]

antonio: ¿qué pasó, comandante?

fidel: ingeniero,

encontramos la válvula

y un contenedor

con 20 mil litros

aproximadamente.

antonio: ¡bien!

si la gente de las comunidades

continúa colaborando,

vamos a acabar

con esos delincuentes.

fidel: así es, ingeniero,

su programa de apoyo

a la comunidad

está rindiendo frutos,

la gente se está uniendo

en la causa.

antonio: un favor, comandante.

fidel: dígame.

antonio: ¿podría enviarme

unas fotos de la válvula?

voy a citar

a una conferencia de prensa

para aumentar el efecto.

mientras más claro

le quede a la gente

que su apoyo es valorado,

es más probable que denuncien.

fidel: se las envío, ingeniero.

antonio: muchas gracias.

ahora mismo mando una cuadrilla

para retiren la válvula

y que confisquen

la gasolina.

fidel: perfecto.

voy a dejar dos agentes

para que reciban

a su cuadrilla,

cualquier cosa me comunico

con usted de inmediato.

gracias.

quintín, necesito...

sebastián: señora,

soy sebastián, buenas tardes,

disculpe que la moleste.

>> chevy, ¿cómo estás?

sebastián: muy bien, gracias.

estoy buscando a titina

y no la localizo

en su celular,

¿de casualidad no estará

por ahí?

>> está en la escuela.

es que creo que tuvo

un problemita

con su celular,

por eso no te contesta.

sebastián: dígale por favor

que necesito hablar con ella,

que la veo en el restaurante

al que fuimos con arnold

como a las siete,

por favor.

>> yo le digo.

supe que te vas a ver

con mis hijos,

no sabes el gusto que me da

que te lleves tan bien

con ellos,

ya eres como de la familia.

sebastián: sí, ¿verdad?

me dio gusto saludarla.

hasta luego.

[piensa] ahora sí, titina,

me vas a oír.

rafa: ingeniero morales,

le llama el ingeniero andrade,

ya dieron con la válvula.

ricardo: con esta válvula

que la gente denunció

es un hecho que el programa

de apoyo a la comunidad

comienza a rendir frutos.

uribe: así es.

y lo mejo que pudo haber hecho

el consejo directivo

fue darle un voto

de confianza a antonio.

ricardo: me imagino

que deben de estar

muy complacidos.

uribe: así es,

y esperanzados en que

todo esto sea

el inicio de la caída

de los criminales.

bueno, la idea de antonio

de publicitar los logros

fue muy buena.

ya era muy importante

que los saqueadores

se enteren que conatrol

tiene el apoyo de la gente

de las comunidades.

súbele, por favor,

a la conferencia

está iniciando.

antonio: cité a esta conferencia

para informarles que logramos

el aseguramiento

de una toma clandestina

y un contenedor con gasolina

en la zona cercana

a la comunidad de teozintla.

todo esto gracias

a una denuncia ciudadana.

agradezco profundamente

el apoyo que la comunidad

nos ha brindado.

y gracias a ellos

podremos acabar

con los saqueadores

de gasolina.

de igual manera agradezco

al trabajo realizado

por las autoridades

y la acertada coordinación

del comandante chávez

y su unidad especializada.

y para finalizar,

quiero hacer hincapié

en que hechos como

esta denuncia

demuestran que la gente

de las comunidades

aledañas al ducto

es honrada

y más poderosos

que los delincuentes.

pedro: ese imbécil puede

decir todo lo que quiera,

mientras que yo sigo

sangrando los ductos

en sus narices.

él y su dichoso

programa de ayuda

a la comunidad

pueden sentirse satisfechos.

¿una válvula?

[ríe]

una válvula perdida

no significa nada.

[teléfono]

antonio: bueno.

isabel: hola, amor.

antonio: hola, isabel,

buenas noches.

isabel: acabo de verte

en un noticiero.

me da mucho gusto

que hayan descubierto

esa válvula,

diste un mensaje clarísimo

a los saqueadores de gasolina.

antonio: yo también espero

que sea una buena

advertencia para ellos.

isabel: no sabes cómo me alegra.

mientras más pronto

acabes con ellos,

más pronto regresas acá.

antonio: estamos

recién empezando

y yo no quiero

echar las campanas al vuelo,

aún falta mucho

para terminar

con el problema de raíz.

oye, ¿ya viste a silvina?

isabel: sí, ya le expliqué

cómo estuvieron las cosas

y me disculpé con ella,

lo entendió.

antonio: me da gusto.

isabel: la exposición

sigue planeada

para la misma fecha

que teníamos.

antonio: esa es muy buena

noticia.

isabel: ay, claro que sí,

aunque me comen los nervios.

antonio: te va a ir bien,

estoy seguro,

a mí me gusta.

isabel: gracias,

espero que la crítica

opine lo mismo que tú.

¿ya cenaste?

antonio: no, venía entrando

cuando llamaste,

ahorita me preparo algo.

isabel: entonces te dejo

para que cenes y descanses,

solo te quería saludar.

antonio: gracias.

oye, me gustó mucho

que me llamaras.

isabel: te mando besos.

antonio: yo también.

[timbre]

sara: ¡felicidades!

¡te vi en la tele!

titina: ¿otra vez aquí, chevy?

este lugar me parece

horrendo.

sebastián: para lo que te tengo

que decir, el lugar

es lo de menos, titina, ¿mmm?

titina: ¿y qué me tienes

que decir?

¿por qué estás tan de malas?

sebastián: se acabó, titina,

es la última vez

que nos vemos.

se acabó.

titina: ¿por qué me dices eso,

si la pasábamos

tan bien juntos?

sebastián: sí, la pasábamos,

tiempo pasado,

mientras había ciertas reglas,

titina,

pero tú no las respetaste.

desde el principio quedamos

en que lo nuestro

era sin compromisos,

así que se acabó.

titina: no, no, chevy,

tú no me puedes hacer esto.

sebastián: no, no,

claro que puedo, titina,

así que hasta aquí llegamos.

y puedes irle diciendo

a tus hermanos

que ya no es necesario

que hablen conmigo en el bar

como lo iban a hacer.

titina: ¿qué? ¿ibas a ver

a mis hermanos?

yo no sabía nada.

sebastián: claro que no sabías

nada,

porque me citaron

para ponerme en un cuarto

y sacarme toda la verdad.

¿y sabes por qué?

porque tu mamá escuchó

que le llamaste a natalia,

y tus hermanos quieren saber

si hay otra mujer

en mi vida, titina.

titina: ay, chevy, te juro

que yo no tuve nada que ver.

sebastián: ¿no tuviste

nada que ver? ¿eh, no?

agarraste el teléfono

para llamarle a natalia.

de veras que estás loca,

titina, loca.

¿qué pretendías,

decirle de lo nuestro

para que mandara a volar

y sacarla de mi vida?

titina: tenía que hacerlo,

tú no te decides.

sebastián: ya me decidí,

esta es la última vez

que nos vemos,

¿entendiste?

titina: no, chevy.

no me dejes.

yo sin ti me muero.

te amo.

sebastián: no me interesa

tu amor.

titina: chevy, no seas así.

sebastián: basta, basta,

no sigas rogando

que no vas a lograr nada,

titina.

titina: pero chevy.

sebastián: hasta nunca.

titina: no, chevy, chevy.

chevy, chevy, por favor.

no me dejes, por favor.

sebastián: suéltame.

que no, titina,

que no, no.

titina, titina.

ayuda, por favor.

ayuda.

titina, titina.

oh, lo que me faltaba.

titina.

sebastián: ya la había cortado,

antonio: me sorprendiste,

jamás imaginé

que ibas a venir a felicitarme

y con una botella de sidra.

sara: [ríe]

¿te gustó la sorpresa?

antonio: mucho.

sara: por ti.

antonio: gracias.

¿y hoy tampoco viene cheo?

sara: no.

bueno, pero

aunque hubiera llegado.

antonio: ¿aunque llegara qué?

sara: digo, él hubiera venido

a felicitarte.

podríamos celebrar los tres,

somos amigos, ¿no?

antonio: [suspira]

eh, no sé si

precisamente amigos.

lo único que tengo claro

es que jamás podré verte

como a una extraña.

sara: ni yo,

no puedo hacerme tonta

de pasar a tu lado y--

y hacer como que

entre nosotros

nunca pasó nada.

antonio: yo tampoco,

pero...

sara: por lo menos

mientras estés aquí

vamos a llevarnos

como amigos.

digo, un día te vas a ir y--

y ya veremos, ¿no?

antonio: y tú terminarás

casándote con cheo.

sara: y tú con isabel.

antonio: pero nunca me voy

a olvidar de ti.

sara: ni yo.

antonio: sara.

sara: no me hagas caso,

soy una tonta.

antonio: nunca te voy a olvidar.

sara: con las broncas

en las que te he metido,

menos.

ambos: [ríen]

antonio: eso me va a ayudar.

sara: ¿por qué?

antonio: porque cuando de verdad

esté metido en líos,

me voy a acordar

de lo que pasé contigo

y cualquier problema

me va a parecer chiquito.

sara: [ríe]

eres un menso.

antonio: [suspira]

la verdad es que recordarte

me va a hacer

más llevadera la vida.

sara: lo dices tan bonito

que casi creo que...

antonio: ¿que qué?

sara: que sí me vas a recordar.

antonio: siempre.

por ti.

sara: [ríe]

titina: ay.

>> pero ¿qué pasó?

>> ¿qué tienes?

titina: creo que se me bajó

la presión.

>> te traigo agua con azúcar.

titina: sí, ay.

>> ¿y por qué se te bajaría

la presión?

hiciste coraje o algo.

titina: no, no,

es por la escuela,

estoy muy presionada.

ay.

>> ten, bébetela.

titina: sí.

>> ¿no será que tienes

problemas con este?

titina: ay, para nada,

¿qué problemas puedo tener?

diles, chevy.

sebastián: lo estarás diciendo

porque tu mamá oyó

que titina hablaba

con una tal natalia.

>> ¿quién te dijo?

sebastián: titina, titina

me contó.

ese sebastián que mencionó

es el novio

de una amiga de titina

que se llama natalia.

yo no conozco a nadie

con ese nombre, a nadie.

titina: se lo dije a mi mamá,

pero no me creyó.

a mí chevy me respeta.

él sabe lo que pasaría

si no lo hiciera,

¿verdad, mi amor?

>> ¿y qué pasaría?

titina: que lo mandaría a volar.

y mi chevy no quiere eso,

porque no me quiere perder.

sebastián: [ríe]

ah--

mmm.

[ríe]

titina: ay.

sebastián: [ríe]

[teléfono]

magda: bueno.

edwina: magda, buenos días.

magda: buenos días.

todavía no se va fidel

a trabajar,

en cuanto se vaya te aviso

para que pases por nosotros.

edwina: por eso te hablaba,

siempre no vamos a ir.

magda: ¿y eso?

edwina: quise confirmar

que la góndola siguiera

en el mismo lugar,

y no es así,

se está moviendo.

el gps acaba de mandar

una nueva ubicación

desde un camino secundario

que está cerca de un lugar

que se llama los amates.

fidel: ay, ay.

buenos días.

magda: te hablo después,

voy a darle de desayunar

a fidel.

fidel: ¿quién era?

magda: edwina, quería saber

qué hora le voy a llevar

a vladimir.

fidel: mmm, está bien.

ay.

¿y tú, qué haces despierto

tan temprano

y ya vestido?

magda: yo lo desperté.

es que ahorita que te vayas,

voy al mercado

y ni modo de dejarlo solo.

fidel: bueno, eso sí.

bueno, me voy a bañar

en lo que está listo

el desayuno, ¿mmm?

magda: sí, mi amor.

vladimir: por poco y nos cacha.

magda: sí.

ya no vamos a ir a las peñas.

vladimir: ¿por?

magda: tu tía habló por teléfono

y me dijo que el gps

mandó otra ubicación

cerca de los amates.

vladimir: ¿y allá qué vamos

a hacer?

magda: ahorita que tu papá

se meta a bañar

le marcas

para que te diga, ¿sale?

fidel: ♪ una pasión me domina

y es la que me hizo venir ♪

vladimir: híjole,

qué feo canta.

fidel: ♪ yo te quisiera decir ♪

titina: si no hubiera sido

porque mi mamá me pegó

tremendo susto

que hizo que el celular

se cayera al agua

de la cubeta,

le suelto a natalia

que chevy la engaña.

>> ¿no le alcanzaste

a decir nada?

titina: muy poco.

solo le dije que le hablaba

como amiga,

y que a mí no me gustaría

que me hicieran

lo que sebastián

le está haciendo a ella.

>> yo con eso

ya hubiera tenido

para ponerme paranoica.

oye, ¿y no sabes

si tuvo alguna reacción

con chevy?

titina: me imaginó

que le reclamó,

porque chevy me mandó a volar.

>> ¿ya cortaron?

titina: no, no.

eso no va pasar jamás.

yo no lo voy a permitir.

lo tengo bien amenazado.

sabe que si no se porta

como yo quiero,

armo un escándalo

que ni te cuento.

>> ¿le vas a volver a llamar

a la tal natalia?

titina: ay, quisiera,

pero no puedo.

con el agua el celular

se echó a perder

y se perdieron

los contactos.

pero eso chevy no lo sabe,

y no se lo voy a decir.

me conviene que siga creyendo

que en cualquier momento

llamo a su natalia

y se le acabó el jueguito.

>> ay.

[música]

[música]

te lo juro,

pero justo se le ocurrió

desmayarse.

antonio: oye, ¿y no sería

plan con maña?

sebastián: seguro,

pero no la iba a dejar

tirada en el suelo.

la tuve que llevar a su casa.

antonio: lo cortés

no quita lo valiente.

sebastián: y menos con los tres

mastodontes esperando

para enjuiciarme.

les tuve que decir

que no pensaran mal de mí,

que aunque la mamá de titina

la escuchara hablar

de una tal natalia

y un sebastián,

que no se referían a mí.

me voy a ir al infierno

por andar negando a natalia.

antonio: ¿no te cansas

que todo te salga

al revés de lo que planeas?

sebastián: nunca me habían

fallado así las cosas,

titina es la más mañosa

de las mañosas.

solo espero que no se siga

metiendo con natalia.

y bueno, pues

he estado pensando en algo

y tú me vas a ayudar.

antonio: ¿yo?

sebastián: ajá.

necesito convencer

a los hermanos

que no le convengo a titina

por ningún motivo

y ¿quién mejor que tú

para desprestigiarme?

antonio: paso, a mí

no me metas en tus broncas.

sebastián: oye, no seas así,

mal amigo.

antonio: no.

sebastián: ¿cómo no?

oye, me debes varias,

cretino,

ándale, no seas...

bruno: ay, buenos días,

qué rico huele.

sara: ah, hice huevos

con tocino.

bruno: ok, gracias.

¿y qué, cómo te fue

en el brindis con antonio?

sara: ay, muy bien,

decidimos seguir tratándonos

como amigos.

bruno: ¿como amigos?

sara: sí, por qué no,

él tiene su vida

y yo tengo la mía,

y entre los dos solo amistad.

bruno: mmm, qué bueno,

mentirse a veces ayuda.

sara: ¿cómo que mentirnos?

bruno: por favor, sara,

ni ustedes mismos se creen

el cuento ese de la amistad.

pero bueno,

cada quien se hace tonto

a su manera.

sara: oye, no me estoy haciendo

la tonta,

las cosas entre antonio y yo

están muy claras,

y yo confío en él, punto.

mmm,

no sé para qué te platico

si me vas a salir

con estas cosas.

bruno: bueno, ¿qué quieres

que te diga,

lo que quieres oír

o lo que pienso?

sebastián: mira, no seas gacho,

no cuento con nadie

más que contigo

para que me haga la valona.

antonio: lo siento,

yo tengo mis propios problemas.

sebastián: ¿lo dices por sara?

antonio: pues sí.

sebastián: bueno, pero si

me dijiste que quedaron

que iban a tratarse

como amigos.

antonio: pues sí,

pero estoy angustiado

nada más de pensar

que cada vez

se acerca más el día

en que no la vuelva a ver.

sebastián: uy, cretino.

pero igual falta mucho

para que no la vuelas a ver.

aliviánate.

hoy toca que me ayudes,

por favor, por favor.

tengo que ponerle punto final

a la tarugada

de haberme metido

con esa loca.

te lo ruego, por favor,

ayúdame.

antonio: ¿qué es lo que quieres

que haga?

sebastián: que me acompañes

con los tarados de sus hermanos,

y entre copas

hables tan mal de mí

que me dejes

como un verdadero animal,

como un cretino.

¿sí?

ricardo: pedro,

estoy por salir a conatrol,

solo quería saber

si hay un cambio de planes

después de lo sucedido

con la válvula de teozintla.

pedro: no,

seguimos como hasta ahora,

pero debiste haberme informado

en cuanto lo supiste,

mi gente apenas logró

irse del lugar.

ricardo: todo fue muy repentino.

cuando llegó la noticia

a méxico,

la policía ya había

entrado en acción.

pedro: ¿y cómo fue

que dieron con ella?

ricardo: el dichoso programa

de apoyo a la comunidad.

antonio se esta

saliendo con la suya.

y el problema es que quizás

sea la primera

de varias denuncias.

pedro: ya veré que hacer.

mientras tanto, seguiremos

drenando las válvulas

donde tenemos alterados

los sensores.

20 mil litros no son nada.

está bien que el imbécil

de andrade sienta

que ganó una batalla,

mas no la guerra.

ricardo: en eso tienes razón.

cualquier cosa te mantengo

informado.

pedro: espero que para

la próxima,

seas más oportuno.

sebastián: hola, andrés,

¿cómo estás?

andrés: hola, cuñado,

¿qué pasó?

sebastián: ayer se nos frustró

el plan de ir a echar la copa,

¿qué tal que nos veamos hoy?

¿eh, cómo la ves?

andrés: a mí me parece bien,

deja la pregunte a mis hermanos.

dice chevy que si nos vamos

a echar unas copas

en la noche.

>> dile que sí.

>> está bueno, a todo dar.

andrés: dicen que sí.

sebastián: perfecto.

voy a llevar a toñito andrade,

mi amigo del alma,

para que lo conozcan.

andrés: hecho.

sebastián: oye, te encargo

que le avises a titina

que no la puedo ver hoy,

no me contesta el celular.

andrés: sí, sí, sí, yo le digo.

sebastián: ya estamos.

los recojo a las ocho,

¿de acuerdo?

noche de cuñados.

andrés: de acuerdísimo.

antonio: ¿no crees que estás

exagerando?

sebastián: ¿por lo de toñito,

mi amigo del alma?

antonio: no, por lo de cuñados

y todo lo demás.

sebastián: no, no,

entre mayor sea la ilusión,

más duro el desencanto.

esta noche se les cae

el cuñado perfecto.

mañana ellos mismos

le van a decir a titina

que huya de mí, ¿eh?

[pitido]

vladimir: ahí está otra vez.

edwina: ay, sí.

magda: ¿y eso dónde es?

edwina: es la carretera

que lleva al crucero

de donde puedes agarrar

para progreso

o hacia san gaspar.

vladimir: ¿y qué vamos a hacer?

edwina: esperar unos segundos

para enviar otra señal

y que el gps nos responda.

solo así podremos saber

si los que traen las cosas

van a progreso

o vienen hacia acá.

magda: sí hay mucha coincidencia

si vienen para acá, ¿no?

edwina: pues sí,

y más si la nota

que puso vladimir

no tenía ningún dato

en particular.

vladimir: tía, ya manda

la señal.

edwina: sí, mi amor.

vladimir: ¿para dónde agarraron?

edwina: vienen hacia san gaspar.

magda: ¡ay!

¿y ahora qué?

edwina: hay que seguir

monitoreando.

si llegan hasta san gaspar,

tenemos que ver

si se detienen

en algún punto

o siguen de largo.

magda: ¿y--y si

los interceptamos?

edwina: no se puede.

para cuando el gps

nos mande a decir su ubicación

y nosotros vayamos,

los que lo traen

seguramente ya debieron

de haber avanzado.

por eso les digo,

hay que esperar

a que se detenga.

vladimir: ¿cuánto tiempo tenemos

que esperar?

edwina: de ese crucero

a san gaspar

no son más de 20 minutos.

pongamos changuitos

para que se detengan.

magda: ¡ay, sí!

que se detengan,

que se detengan...

antonio: si logramos instalar

los sensores

que había propuesto,

aunado a la respuesta

de la gente

que ha ido creyendo

en el programa de apoyo

a la comunidad,

la cantidad de válvulas

clandestinas

que podríamos detectar

sería significativa,

no tengo la menor duda.

sebastián: sería maravilloso,

pero la realidad es otra.

no porque hayamos

incautado una válvula

te van a autorizar

el presupuesto

para los nuevos sensores,

es mucho dinero.

primero hay que disminuir

al máximo el robo de gasolina,

y luego ya cambias

los sensores que quieras, ¿eh?

hasta personal con minifalda

te van a autorizar

si lo logramos.

antonio: ay, eso me anima.

hablando en serio,

si no es posible cambiar

los sensores,

lo que sí podríamos

es pedir que se realice

una buena revisión

a los existentes

y reemplazar

los que se consideren

favorables

en puntos estratégicos

del ducto.

sebastián: no se diga más.

¿dónde firmo la autorización?

antonio: marina, por favor,

dígale al señor padilla

que venga a mi oficina.

marina: enseguida, ingeniero.

antonio: gracias.

[música]

[música]

lazlo: buenos días.

nacho: buenos días,

y bienvenidos.

¿les dejo las cartas?

lazlo: si tiene tortas de jamón

y algunos refrescos de naranja

para los dos,

con eso está bien.

nacho: ah, claro que sí,

siéntense.

y no es por nada, ¿eh?

pero van a disfrutar

de las mejores

tortas de jamón

de san gaspar

y sus alrededores.

¿con picante o sin?

hay jalapeño, chipotle.

lazlo: sin picante,

por favor,

y para llevar.

nacho: no se diga más,

le traigo sus refrescos

mientras están sus tortas, ¿eh?

lazlo: gracias.

nacho: leyla,

dos tortas de jamón

sin picante

para llevar.

atila: papá, ¿de aquí todavía

está muy lejos adonde vamos?

lazlo: no tengo idea, mi hijo.

ahorita le preguntamos

al señor.

nacho: salen dos refrescos

de naranja.

lazlo: gracias.

disculpe,

¿la planta de conatrol

está muy lejos de aquí?

nacho: no, no tanto, amigo.

¿van justo a la planta

o cerca de ahí?

lazlo: a la mera planta.

atila: mi papá trabaja

para conatrol.

nacho: no me digas.

ay, ¿cómo está eso

de que trabaja para conatrol

y no sabe en dónde

está la planta?

lazlo: es que es

la primera vez que vengo,

somos de san dionisio

de las peñas.

el ingeniero morales

me ofreció trabajar con él

en el programa de apoyo

a la comunidad,

a raíz de que gracias

a mi hijo atila

descubrieron una válvula

clandestina y atraparon

a los saqueadores.

nacho: ¿o sea que tú eres

el famoso atila?

hombre,

por ahí hubiéramos empezado,

mucho gusto.

[pitido]

edwina: ay, parece

que por fin se detuvo,

y están cerquita de aquí.

vladimir: vamos.

edwina: sí, mi amor,

voy por mi tableta

para seguir monitoreando

el gps y que lleguemos

justo al lugar donde está.

vladimir: sí.

magda: lo encontramos,

mi amor, sí.

dame un beso.

lo encontramos.

marina: ya están aquí

ramón, nelson y pepe,

ingeniero.

antonio: que pasen, por favor.

pepe: con permiso.

antonio: los mandé a llamar

porque le pedí al señor padilla

que me recomendara

a tres empleados

que pudieran realizar

un trabajo especial,

y ustedes fueron

los elegidos.

nelson: o sea que como dice

el dicho:

"para picudos, nosotros".

ramón: usted dirá, ingeniero,

¿para qué somos buenos?

antonio: se van a encargar

de revisar, probar y reportar

de manera exhaustiva

el funcionamiento

de todo el sistema

de sensores del ducto.

urge que la revisión

de los sensores comience

en la zona donde

no hay presencia

de apoyo a la comunidad.

nelson: [piensa] los sensores

que alteré están en esas zonas.

ramón: ingeniero,

¿dependiendo de la revisión

y los resultados,

vamos a instalar

los nuevo sensores

que usted propuso?

antonio: no, ramón,

desafortunadamente

esa parte del proyecto

está detenida

hasta nueva orden.

si encuentran algún

sensor con fallas,

lo reemplazaremos

con los que tenemos en bodega.

nelson: ingeniero,

¿y no sería mejor

que comenzáramos la revisión

en línea arrancando

desde la costa

y las zonas de desembarco

de gasolina?

antonio: no, nelson,

comenzaremos justo

como les comenté,

en las zonas más alejadas

y agrestes del trazo.

en esos tramos el ducto

es muchísimo más vulnerable.

nelson: oiga, ¿y no le parece

que tres personas

son demasiadas

para el trabajo?

si usted gusta yo solo

me puedo hacer cargo,

y así no distrae

a pepe y a ramón

de sus labores.

lazlo: ¿ya viste que

te volviste famoso, mi hijo?

nacho: y cómo no,

si gracias a ustedes

conatrol cerró

esa válvula clandestina

que descubrieron, ¿no?

leyla: sus tortas.

ambos: gracias.

nacho: leyla, atiende

a los señores, por favor.

leyla: sí, claro que sí.

nacho: como les decía,

yo fui director de la planta

y para qué más que la verdad,

no pude con los ladrones

de gasolina.

me alegro que

al ingeniero andrade

le esté resultando

su plan de apoyarse

con la comunidad

para acabar con ellos.

lazlo: la gente está

muy de acuerdo,

por lo menos en san dionisio

de las peñas.

oiga, ¿sabe hasta qué hora

abre la caja de la planta?

nacho: si las cosas

no han cambiado,

todavía están a tiempo.

píquenle.

lazlo: no, pues vámonos,

¿cuánto le debo?

nacho: son 60 pesos.

lazlo: ¿60?

a ver, justo.

muchas gracias, señor.

nacho: ah, de nada.

lazlo: órale, vámonos,

agarra los refrescos,

despídete del señor.

atila: adiós.

nacho: adiós, que les vaya bien.

y gusto en conocerlos, ¿eh?

nelson: ¿qué dije de malo?

de veras yo puedo solo

con la chamba.

a ver, ¿dónde está

esa confianza?

pepe: ¿qué traes, nelson?

¿por qué no quieres trabajar

en equipo con nosotros?

no mordemos.

nelson: pues no es eso.

pero como dice el dicho:

"para que tres

si con uno basta y sobra".

pepe: qué se me hace que tú

te quieres hacer

el indispensable

con el ingeniero.

nelson: anda, eso me pasa

por ser acomedido.

ahora resulta que me vas

a pasear de lambiscón.

pepe: pues eso parece,

nos quieres dejar fuera.

antonio: a ver, ya.

no es el caso.

nelson se está ofreciendo

de buena gana,

pero ¿usted qué opina,

señor padilla?

rafa: realmente ramón

es el especialista,

nelson y pepe van como apoyo.

antonio: no se diga más,

el trabajo lo van a realizar

en equipo,

siendo ramón

el responsable directo.

rafa: muy bien, ingeniero.

antonio: pueden retirarse,

gracias.

pepe: con permiso.

rafa: vamos.

con permiso.

antonio: me agrada

la disponibilidad de nelson,

pero es que a veces

eso no es suficiente.

sebastián: a mí me cae muy bien,

siempre está dispuesto

a colaborar.

y sus dichosos dichos

me matan de la risa.

[música]

[música]

lazlo: mira nada más que

tremenda torre.

atila: ¿ahí vive gente?

lazlo: sí,

se llaman departamentos,

es una casa

encima de otra casa

y de otra casa.

atila: órale.

¿o sea que viven

como los pájaros?

lazlo: mmm, pues sí,

se puede decir eso.

atila: hay mucho carro.

lazlo: sí, ¿verdad?

lo que no entiendo

es cómo no chocan.

atila: el paquete.

lazlo: ¿qué pasó con el paquete?

atila: lo dejé debajo de la mesa

donde comimos las tortas.

lazlo: ay.

atila: hay que regresarnos.

lazlo: no me digas eso,

no me digas eso.

atila: hay que regresarnos,

papá,

por favor.

edwina: ya casi llegamos,

debe estar por aquí.

vladimir: ¿dónde está?

no la veo.

edwina: por aquí,

hay que buscar.

vladimir: ahí está.

edwina: córrele.

[ríe]

magda: ¿quién la dejaría ahí?

edwina: no tengo idea,

lo importante

es que la encontramos.

vámonos.

magda: ay, mira,

esta---esta sí.

mira...

leyla: ¿se les ofrece algo más?

>> no, gracias,

solo la cuenta.

leyla: son 20 pesos,

por favor.

>> cómo no.

aquí tiene,

muchas gracias.

leyla: para servirles.

>> hasta luego.

leyla: hasta luego.

rafa: nelson, no lo tomes

tan a pecho,

de verdad yo confío en ti.

incluso si al ingeniero andrade

no le urgiera

que se revisaran

los sensores,

a lo mejor hubiera aceptado

que tú hicieras

la chamba solo.

ramón: ya, nelson,

tampoco es para tanto.

cando terminemos

yo le digo al inge

que para a próxima

te lo eches tú solo,

ya le sabes,

a todo el teje y maneje

de los sensores.

pepe: eso mero.

ya, no hagas tanto drama.

nelson: ya, déjenme en paz.

rafa: ¿qué le pasa?

no entiendo su reacción.

tampón; no, pues yo menos.

rafa: ay, qué caray,

pero las cosas como son.

si se molestó,

tiene dos problemas.

ni modo, hay que cumplir

con lo que el ingeniero

ordenó.

ramón: eso que ni qué.

rafa: bueno, por favor,

necesito un reporte detallado

por tiempo y operación

de cada sensor.

además de que realicen

pruebas en serie

por grupos de serie

de ocho sensores.

ramón: ¿ocho?

rafa: sí, ramón,

de ese modo cubrimos

un rango importante

en el trazo del ducto.

ramón: bien.

atila: no está.

nacho: ¿qué les pasó?

¿por qué se regresaron?

lazlo: mi hijo dejó

una caja que traía.

nacho: ¿caja?

yo no vi nada.

leyla.

leyla: un segundito, ¿sí?

por favor.

nacho: ¿recogió una caja

que se quedó bajo la mesa?

leyla: no, yo no he recogido

nada.

atila: los extraterrestres

se la llevaron.

lazlo: ay, cálmate, hijo,

cálmate, eso no puede ser.

ya te dije que esas cosas

no pueden ser.

atila: entonces,

¿por qué no está aquí

donde la dejé?

nacho: a ver, a ver,

un momento,

¿me pueden explicar

de qué se trata?

lazlo: aquí mi hijo

que encontró una caja

que cayó del cielo

con varias cosas.

cree que es de extraterrestres.

nacho: ¿y esa caja

cayendo del cielo

fue lo único que viste?

atila: sí.

nacho: ¿ni luces ni otras cosas?

lazlo: yo sí he visto

luces en el cielo

a cada rato,

rondando por los montes,

hasta jugando a esconderse

y volver a salir,

sobre todo de noche.

pero eso es otra cosa.

nacho: ¿cómo qué cosa?

lazlo: dicen que son las almas

que antes de irse al cielo

se ponen a jugar,

¿qué no?

pedro: cómo ha crecido tu niña.

¿cómo se llama?

nelson: nadia.

pedro: bonito nombre.

nelson: ¿ya la conocía?

pedro: por ahí tengo unas fotos

de ella,

cuando empezaste a trabajar

para mí.

tranquilo,

me gusta investigar a la gente

que trabaja conmigo.

nelson: si le digo a don pedro

que van a revisar lo sensores,

capaz y se va

contra mi familia.

algo tengo que hacer

para salir de esta.

a ver, tengo que calmarme

o me van a cachar.

pepe: ¿qué te pasa?

bájale a tu estrés,

tampoco es para tanto.

y cómo sea, tenemos

que cumplir con la chamba.

te pasas.

pero en fin,

rafa quiere un reporte

detallado

por tiempo y operación

de cada sensor,

además de que realicemos

pruebas por grupos

de ocho sensores.

nelson: [piensa] si llegamos

a agarrar lo que alteré

en huejutla o río grande,

estoy muerto.

pepe: ey, te estoy hablando.

nelson: ah, sí, perdón, perdón,

es que la verdad

ando como distraído.

¿dijiste que en grupos de ocho?

pepe: ajá.

nacho: no, lazlo

estoy seguro de que

lo que usted ha visto

tantas veces

no puede ser otra cosas

más que avistamientos.

lazlo: ¿avista qué?

nacho: avistamientos.

así se llama cuando se detecta

en el cielo algún ovni,

o sea, un objeto volador

no identificado.

atila: ¿viste?

yo te dije que eran

extraterrestres, papá.

lazlo: pero ¿cómo van a ser

extraterrestres

que compran cosas

hechas en china?

nacho: eso también

tiene una explicación.

hay una teoría que supone

que los extraterrestres

ya están infiltrados

entre nosotros.

atila: en la torre.

nacho: y hasta toman

forma humana,

así que nosotros no vemos

ninguna diferencia

y los poderosos

de este planeta

están intercambiando

tecnología con ellos.

a mí no me parece extraño

que el paquete que se perdió

tenga una cámara

hecha en china,

debe ser un híbrido tecnológico.

atila: ¿qué es eso?

nacho: algo que hicieron

en china

entre extraterrestres

y terrestres.

atila: entonces sí vinieron

por el paquete

y se lo llevaron.

lazlo: no.

nacho: eso tampoco se me hace

tan raro,

porque últimamente

en san gaspar

se han visto muchos ovnis,

objetos voladores

no identificados.

atila: ¿o sea que sí andan

por aquí?

nacho: así es.

lazlo: ¿y cómo es que usted

y la señorita

no vieron a nadie

recoger el paquete? nacho:

pues no,

eso es un misterio.

leyla: pues,

yo he estado muy atenta.

los únicos que estuvieron

cerca de esta mesa

fueron los señores de negro,

esos que veían de luto.

nacho: claro, eso es,

los hombres de negro.

los estaban siguiendo

y se llevaron el paquete.

atila: ¿los hombres de negro?

lazlo: ¿esos quiénes son?

nacho: agentes especializados

que de dedican a desaparecer

cualquier evidencia

que pueda probar

la existencia

de extraterrestres.

porque han de saber

que eso es secreto de estado.

[música]

[música]

magda: ay.

edwina: listo.

[suspira]

vladimir: no se vale,

dejaron todo

y se llevaron mi robot.

edwina: luego te compro otro,

pero primero,

veamos las imágenes

que conseguimos

con el lanzamiento

del globo, ¿mmm?

vladimir: "wow", qué padre,

es como si estuviéramos

dentro del globo

y pudiéramos ver todo.

edwina: ajá.

lazlo: mejor que

los extraterrestres

se hayan llevado

el paquete, mi hijo,

¿para qué queremos

problemas con ellos?

atila: pues sí.

nacho: jamás me imaginé

haber estado tan cerca

de una evidencia

que comprueba que en este mundo

pasan cosas

extraordinarias.

atila: y yo nomás me llevé

tremendo susto.

lazlo: pero ya pasó, mi hijo,

ahora vámonos a lo que vinimos

y luego nos vamos

para la casa, órale.

agarra los refrescos, ándale.

otra vez hasta luego,

don nacho.

hasta luego, señorita.

leyla: hasta luego.

nacho: hasta pronto, ¿eh?

y si vuelven a venir,

no duden en visitarme, ¿eh?

lazlo: así será,

pierda cuidado.

con permiso, vamos.

leyla: o sea que

los extraterrestres

estuvieron sentados

en esta mesa

y nosotros ni en cuenta.

nacho: así es, leyla,

así es.

leyla: ay, nachito.

quintín: bienvenido.

leí la nota que sacó

en su periódico.

¿de plano cree

que solo sea el principio

y que se van a aparecer

más ovnis en el cielo

de san gaspar?

patricio: la probabilidad

de que se presenten

nuevos avistamientos

es muy alta.

fidel: ¿novedades?

quintín: nada, jefe,

todo tranquilo.

mire, le presento al señor

patricio estévez,

él es el periodista

que publicó

lo de los objetos luminosos

no identificados

en el cielo de san gaspar.

patricio: mucho gusto,

comandante.

aunque no cruzamos palabra,

yo ya lo había visto

en la ciénaga,

yo vine a cubrir

lo de la pipa que explotó.

fidel: bueno, pues espero

que el gusto sea recíproco.

y lo digo porque

ahí le encargo mucho

que con sus publicaciones

no me vaya a alborotar

al pueblo de san gaspar.

abusado en cómo maneja

la información,

no quiero problemas.

patricio: no se preocupe,

comandante,

yo soy incapaz.

fidel: eso espero.

con permiso.

patricio: mucho gusto.

fidel: el gusto es mío.

patricio: como que tu jefe

tiene su genio, ¿verdad?

quintín: a primera vista

eso aparenta,

pero pues la verdad

es que es a todo dar.

lo que pasa es le preocupa

que con sus publicaciones

vaya a pasar algo

como lo del señor ese,

wells,

el que espantó a medio mundo

con su radionovela

de extraterrestres.

patricio: [ríe]

"la guerra de los mundos".

quintín: ándele, esa mera.

que buen relajo armó, ¿eh?

y eso es lo que quiere evitar

mi jefe.

patricio: no hay de qué

preocuparse,

voy a ser muy cuidadoso,

como lo amerita

un suceso de este nivel.

quintín: órale,

entonces sí se las sabe

de todas todas.

patricio: digamos que es

un tema que me apasiona,

y que me he documentado

mucho más

de lo que te imaginas.

pero bueno, no perdamos

más tiempo,

a lo que nos importa.

me dijiste que tenías

una lista de las personas

que presenciaron

los avistamientos

y que llamaron

aquí reportándolos.

quintín: uy, son un titipuchal.

mejor le digo algunos

que yo conozco

y que sé que son

gente seria.

patricio: me parece bien, ¿eh?

vladimir: se ve que subió

muy alto.

edwina: yo estimo

que unos 20 kilómetros.

magda: ¿tanto?

edwina: sí,

pero para estar seguros,

en nuestro próximo lanzamiento

voy a incluir un dispositivo

que nos indique

exactamente la altura

que alcanza el globo

antes de explotar.

magda: ya que sabemos qué pasó,

¿vamos a lanzar otro?

edwina: ah, sí,

ya hasta hice el pedido.

magda: ¡ay!

vladimir: prométeme ahora sí

poner la nota

con mi nombre y mi teléfono.

antonio: lazlo, atila,

¿qué hacen por acá?

lazlo: buenas tardes, ingeniero.

venimos a traerle

al ingeniero morales

la encuesta que anduve haciendo

entre la gente

y a cobrar.

antonio: me alegro.

¿y qué tal?

¿cómo has visto

la respuesta de la gente?

lazlo: andan bien entusiasmados,

y más con eso de que

ya supieron que en ejutla

avisaron de otra válvula.

antonio: así es, ese fue

labor de la gente de allá.

¿y qué dice la encuesta?

¿qué necesitan?

atila: que mejoren la escuela.

antonio: ¿ah, sí?

¿eso quieren?

atila: sí, yo anduve

con mi papá

cuando estuvo preguntando,

antonio: me alegro que empecemos

con la escuela.

le voy a pedir

al ingeniero morales

que se haga cargo

para darle curso

lo antes posible.

atila: ¿y entonces ya va a estar

arreglada cuando

pase a sexto?

antonio: eso espero

y le vamos a

echar muchas ganas.

patricio: disculpe,

¿el ingeniero ignacio lópez?

nacho: servidor y amigo.

dígame, ¿en qué puedo servirle?

patricio: el sargento

quintín bautista

me proporcionó una lista

de las personas

que fueron testigos

de los avistamientos

en san gaspar.

yo hice el reportaje

que recién se publicó

en el periódico

"el amanecer".

nacho: claro, lo leí,

me pareció muy interesante.

siéntese, amigo.

yo le puedo contar

nuevos sucesos

relacionados con el caso.

¿una cervecita?

patricio: sí, sí, sí,

por favor.

nacho: leyla.

mire...

antonio: hola, rosa.

rosa: hola.

sara: hola.

antonio: hola.

sara: ¿vienes a comer?

antonio: sí.

sara: ah, adelante.

antonio: ¿tú ya comiste?

sara: no, todavía no.

antonio: ¿te sientas a comer

conmigo?

sara: sí.

gracias.

antonio: bueno, además

de comer contigo

vengo a pedirte un favor.

sara: ¿un favor?

antonio: sí, bueno,

en realidad es un favor

para sebastián,

pero te lo pido yo

porque es conmigo.

sara: ¿y ahora qué le quitaron,

el celular?

antonio: no, no,

no se trata de eso.

escucha bien,

si te niegas lo voy a entender.

sara: te escucho,

pero no me voy a negar.

sería incapaz

de negarte un favor.

antonio: se trata de que

esta noche sebastián...

sebastián: titina, por favor,

vamos a ir solo tus hermanos,

antonio y yo,

no insistas.

titina: es que no entiendo

por qué no puedo ir.

sebastián: porque es cosa

de hombres,

y porque lo que quiero

es darles una explicación

del relajo que armaste

por haberle llamado

a natalia,

así que te aguantas.

titina: yo no armé

ningún relajo,

fue mi mamá.

sebastián: no me salgas con eso

otra vez, ¿eh?

siquiera reconoce

los problemas que armas.

nos vemos.

hasta mañana.

titina: está bien.

me choca.

sebastián: híjole,

qué mujer tan necia.

en qué hora me fui

a meter con ella.

nati, ¿qué pasa?

contesta.

natalia: porque acuérdate

que todo lo que hagas,

yo lo puedo hacer mejor.

así que no se te vaya a ocurrir

engañarme nunca.

sebastián: nati, mi amor,

te he estado llamando,

¿por qué no me contestas,

chiquita?

te extraño mucho...

sara: [ríe] ¿eso es todo?

antonio: ¿te parece poco?

sara: dile a sebastián

que cuente conmigo.

esa titina es un horror.

oye, no sabes cómo se puso

cuando fui por el celular.

ay, sí, está muy simpático,

y le voy a echar

toda la tierra

que se me ocurra

para que quede

como el peor de los hombres.

antonio: ¿sí?

y yo, como soy su mejor amigo,

tengo que ser otro patán,

borracho, maleducado,

lleno de defectos.

sara: y yo voy a ser

uno de tus defectos.

[música]

[música]

Cargando Playlist...