null: nullpx
Cargando Video...

La Vecina Capítulo 62

23 Jun 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

...

locutor: televisa presenta...

zigala: ay, ay, ay, dios.

ojalá lo hayan encontrado,

por favor, dios.

padre vicente: está al lado.

tiene hipotermia,

pasó la noche en una barranca.

zigala: ay, dios.

padre vicente: mira,

vamos adentro.

sara va a ir por el médico

mientras nosotros tratamos

de subirle la temperatura, ¿eh?

lazlo: yo me voy

con la señorita, padre.

ella no sabe

para dónde queda los amates.

padre vicente: sí, sí.

sí, hijo, ve, ve.

ve con ella.

y con cuidado, hija.

sara: sí, sí, tío.

no te preocupes.

macario: bueno, yo me voy.

cualquier cosa ya saben

dónde encontrarme.

sara: sí, gracias.

lazlo: muchas gracias.

padre vicente: hay que quitarle

la ropa y tráete

todas las cobijas que tengas.

zigala: sí, sí, sí.

padre vicente: romualda,

ponte a calentar agua

para hacer unas compresas.

romualda: sí, padrecito.

zigala: padre,

voy a prender el anafre

para acercarlo al fuego

y que se caliente más rápido.

padre vicente: no, no, no,

zigala.

la sangre seguiría fría

y sería peor.

zigala: entonces,

¿qué hacemos, padre?

padre vicente: quitarle la ropa,

cobijarlo y ponerle

paños calientes.

zigala: ay, padre,

está respirando muy lento.

padre vicente: tranquila.

poco a poco

se va a ir recuperando.

vamos a esperar al doctor

para que lo chequee bien.

zigala: sí.

padre vicente: eso es, eso es.

quítale eso.

[celular]

ricardo: ¿bueno?

¿qué tal, pedro?

pedro: ¿qué noticias me tienes

del dichoso departamento

de apoyo a la comunidad?

ricardo: lo está manejando

sebastián morales.

tú puedes estar tranquilo, ¿eh?

van a comenzar con el plan

de los poblados cercanos

donde se han presentado

los saqueos.

pedro: ¿y qué es lo que pretende

exactamente andrade con su plan

de ayuda a la comunidad?

ricardo: básicamente

proporcionarle servicios

a cambio de que se involucren

en la vigilancia del ducto.

pedro: supongo que te habrás

dado cuenta de que te mandé

más dinero del que esperabas.

ricardo: digamos que lo justo.

recuerda que a mí me llegan

todos los reportes

de lo que extraes del tubo,

litro por litro.

pedro: extraemos.

¿te recuerdo de qué lado estás?

ricardo: lo tengo muy claro.

gusto en saludarte.

natalia: qué lugar tan bonito.

gracias por haberme traído.

sebastián: me encanta

verte feliz.

natalia: ¿sabes?

ya me está empezando

a gustar san gaspar, ¿eh?

me siento tan a gusto

sin estrés, sin prisa.

sebastián: porque

andamos de paseo, ¿eh?

no creas que así son las cosas.

¿sabes?

el trabajo de conatrol es mucho

más pesado que en el df.

y más con antonio como jefe.

solo porque viniste

se compadeció de mí

porque lo que es aquí,

se trabaja hasta el domingo.

natalia: pues voy a tener

que venir más seguido

para que te deje descansar

los fines de semana.

sebastián: ¿por qué no nos

quedamos a pasar la noche aquí?

el hotelito que vimos

en el camino

se ve bastante bien.

natalia: me parece buena idea.

¿sabes qué?

le voy a llamar a antonio

para que me haga el favor

de cambiar mi boleto

y así me regreso

hasta el lunes en la noche.

¿qué te parece?

sebastián: ay, mi amor.

eso lo vemos más tarde.

primero--primero hay que ver

si hay habitaciones en el hotel,

¿no?

natalia: sí.

sí, sí, sí.

porque si me quedo más días

podemos estar juntos más tiempo.

titina: creo que la regué.

antonio

me aseguró que mi "chebi"

sí está en la ciénaga.

me va a matar si se entera

que lo he estado persiguiendo.

silvia: te lo dije.

titina: ay, ya, no regañes.

mejor ayúdame a pensar

qué voy a hacer,

si antonio le cuenta

las veces que lo he buscado

estoy perdida.

silvia: dalo por hecho.

son íntimos, ¿no?

titina: me dijo

que no lo va a hacer,

pero me tiene en la mira.

silvia: pues entonces

no te queda de otra

más que cambiar de táctica,

volverte modosita

y pues esperar paciente

que regrese tu chebi.

titina: sí, sí, sí.

eso es lo que voy a hacer.

silvia: ¿adivina qué?

me llamaron del trabajo

que solicité en la cafetería

del aeropuerto.

titina: ay, qué bien.

silvia: tengo que ir mañana

a que me entrevisten.

acompáñame para que me des

suerte, ¿sí?

titina: sí, sí, sí.

va.

sirve que me distraigo

y dejo de pensar por un rato

en chebi.

sara: ya llegamos, aquí es.

lazlo: por aquí, doctor.

doctor: claro.

zigala: ay, gracias a dios

que llegó, doctor.

mi hijo no reacciona.

doctor: permítame revisarlo.

¿y qué hicieron

para subirle la temperatura?

padre vicente: pusimos compresas

de agua tibia en axila y cuello,

doctor.

doctor: bien hecho,

¿y no ha reaccionado?

padre vicente: llamó a su madre

un par de veces,

pero luego se volvió

a desvanecer.

zigala: ¿y por qué no reacciona

si ya está más calentito,

doctor?

doctor: déjeme revisarlo.

zigala: sí.

doctor: su estado

de inconciencia

es parte del proceso.

sus pulmones están bien

y su ritmo cardíaco es estable.

zigala: ¿y entonces por qué

no despierta, doctor?

doctor: lo va a ir haciendo

paulatinamente.

los primeros auxilios

que le dieron

fueron los adecuados.

hay que mantenerlo

arropado y conservar

la casa caliente

y evitar las corrientes de aire.

nada de fuego en el interior.

en las próximas horas

tiene que retomar

plena consciencia.

en caso de no ser así,

hay que realizarle

algunos estudios, aunque espero

que reaccione favorablemente.

padre vicente: gracias, doctor.

¿cuánto le debo?

doctor: no es nada, padre.

solamente sigan

mis indicaciones.

padre vicente: bueno.

doctor: con permiso.

sara: yo lo llevo, doctor.

y aprovecho para regresarme

a san gaspar, tío.

padre vicente: sí, hija.

doctor: muy bien,

muchas gracias.

padre vicente: gracias.

sara: échale ganas,

nos vemos pronto.

lazlo: gracias por todo,

señorita.

sara: no,

no tiene nada que agradecer.

lo importante

es que su hijo esté bien.

simón: ¿qué pasó?

¿cómo te fue?

bruno: de la patada, perdieron.

simón: ¿cómo que perdieron?

será "perdimos".

bruno: no, no, no, no.

perdieron ellos,

a mí me expulsaron

a los diez minutos

y ya había metido un gol.

simón: si serás.

oye, te llamó laura.

bruno: ¿y qué dijo?

simón: que le llamaras

a su casa.

laura: ¿bueno?

bruno: laura, me dijeron

que me habías llamado.

laura: ah, sí.

te llamé porque necesito

el teléfono de rodobaldo.

bruno: ah, sí.

claro, te lo doy.

¿tienes dónde apuntar?

laura: sí.

ya lo tengo.

bruno: ¿y cómo has estado?

laura: bien, gracias.

bueno, te dejo.

gracias por el teléfono.

bruno: buenas noches.

bueno,

esta mujer sí que es rara, ¿eh?

ayer en el restaurante

platicamos muy a gusto

y hoy está toda cortante.

simón: ¿será porque

está en su casa

y con el marido delante?

ma-ri-do.

¿te dice algo la palabra?

así que no te metas

en problemas, por favor.

bruno: gracias, pa-pá.

simón: de nada.

padre vicente: vete

con mucho cuidado.

y en cuanto a lo que hablamos,

tómate las cosas con calma.

deja que sigan su curso, hija.

sara: sí, tío, sí, sí, sí.

zigala: que dios la acompañe,

señorita.

y gracias por su ayuda.

sara: no, no, hombre.

¿qué agradece?

afortunadamente

lo encontramos a tiempo.

jacinto: buenos días.

padre vicente: buen día.

zigala: ay, señor,

qué pena con usted,

pero no le preparé comida

para hoy, ¿sabe?

tuvimos una desgracia.

mi hijo se nos perdió

toda la noche

y cuando lo encontramos

estaba muy delicado.

jacinto: no me diga, señora.

¿y cómo está?

zigala: lo acaba

de revisar el doctor,

parece que está mejor.

pero viera el susto

que nos sacó.

jacinto: pues, ¿cómo no?

tome este dinerito

por si necesita comprar

algo de medicina.

zigala: no, no.

¿cómo cree?

el doctor no le mandó medicina,

solo hay que mantenerlo

calentito.

jacinto: ándele,

de algo le ha de servir.

por la comida no se preocupe,

veo cómo me las arreglo.

lo que importa

es que su hijo esté bien.

padre vicente: acéptale

el dinero a este buen hombre.

te lo está ofreciendo

de buena voluntad.

lo felicito por ayudar

al prójimo

como todo buen cristiano.

jacinto: se hace

lo que se puede, padre.

además aquí zigala y su esposo

se han portado

muy bien con nosotros.

zigala: bueno,

si quiere ahorita le preparo

unos huevitos revueltos

y unos frijolitos refritos.

jacinto: no, no se moleste.

atienda a su hijo y mañana

nos vemos por aquí.

hasta luego, padre.

padre vicente: hasta luego,

que le vaya bien.

jacinto: que le vaya bien,

señorita.

sara: gracias, igualmente.

bueno, yo también ya me voy.

padre vicente: ve con dios,

hija.

sara: adiós.

zigala: adiós, señorita.

gracias.

ricardo: ¿tú cómo quieres

que me conforme

con las migajas que me das?

yo--yo siento mucho

que las cosas terminen así,

pero--pero yo lo prefiero.

si tú no puedes

ser toda para mí,

aquí lo dejamos.

isabel: ay, me choca.

¿quién se cree ese idiota?

¿cómo se le ocurre

cortarme a mí?

¿a mí?

[timbre]

ahí está, viene a rogarme.

ahora va la mía.

te dejo cuando yo quiera,

ricardo segura.

ema: sorpresa.

¿cómo estás, isabel?

eduardo: andábamos por aquí

y decidimos pasar a saludarte.

trajimos una botanita

y una botella de vino

para abrirla contigo.

ema: no te interrumpimos,

¿verdad?

isabel: no, no, no.

claro que no.

antonio: ¿te puedo saludar?

oye, te ves cansada,

pero igual te ves linda.

sara: idiota.

atila: mamá.

zigala: ay, mi hijito.

gracias a dios.

¿cómo te sientes?

atila: había mucha gente

con rifles en el monte.

lazlo: sería gente

que andaba de cacería.

atila: no.

estaban al lado de un camión.

lazlo: ¿un camión?

seguro es el que hemos

estado escuchando,

ese que pasa en las madrugadas.

atila: quiero hablar

con el padre vicente.

zigala: ve, ve por el padre,

viejo.

esto está muy extraño.

tranquilo, tranquilo.

atila: es gente mala, mamá.

zigala: ya.

atila: que venga el padre.

zigala: ahorita, mi hijito.

tu papá ya fue por él.

cálmate, cálmate, no pasa nada.

ya estás bien.

ya, ya.

[llaman a la puerta]

lazlo: padre, abra. padre.

padre vicente: ¿qué pasó, lazlo?

me asustaste.

¿cómo sigue atila?

lazlo: ya despertó, padre.

y quiere verlo,

dice que vio gente armada

en el monte,

además de un camión.

padre vicente: ¿gente armada

y un camión?

¿será el mismo

que hemos escuchado pasar?

lazlo: lo mismo pensé yo.

está raro, padre.

y no creo

que se lo haya imaginado.

padre vicente: vamos.

vamos, vamos, vamos.

jacinto: ¿por qué

llegaste tan tarde?

>> es mi primer viaje

manejando la pipa.

el camino está rete peligroso,

cuando agarré la subida

al monte por poco

y me volteo.

jacinto: la subida

es lo de menos,

la bajada es lo peligroso.

el peso te puede jalar

y andas acabando en el fondo

de cualquier barranco.

>> eso me dijo

un compa de progreso.

jacinto: en buena hora

te mandaron a ti.

esta chamba es para choferes

con agallas

y con mucha experiencia.

>> de haber sabido

le digo a don carmelo

que mandara a otro.

jacinto: ya, ya.

no te me acalambres

que de regreso me voy contigo.

es necesario ir a ver al jefe,

pero tengo que dejarle

la camioneta a los muchachos

para que se muevan.

zigala: otro poquito

le va a caer bien.

eso, ahí está, ahí está.

padre vicente: ¿cómo te sientes?

atila: padre, ¿se acuerda cuando

me dijo que había gente

que se robaba la gasolina?

padre vicente: sí, sí, hijo.

pero--pero eso no importa

ahorita. ¿cómo te sientes?

atila: esos hombres se están

robando la gasolina.

padre vicente: ¿estás seguro?

atila: sí, padre.

ahí estaba una pipa y todos

andaban armados con rifles.

me dio mucho miedo.

cuando me iba a ir

sin querer hice ruido

y empezaron a buscarme

con sus lámparas.

zigala: antes no te encontraron.

atila: estaba muy oscuro

y no veía nada.

por eso me caí

en un agujero.

lazlo: no era un agujero,

te caíste en una barranca.

ahí fue donde te encontramos.

zigala: ¿quién te manda

a alejarte tanto, hijo?

¿qué tal si esos hombres

te descubren?

padre vicente: afortunadamente

eso no sucedió.

atila: uno de ellos

es el señor que le compra

la comida a mi mamá.

lazlo: ¿el señor jacinto?

atila: ese mero, pa.

>> ya ni la friegas.

encima de que no hubo comida

todavía quieres que le peguemos

toda la noche

hasta llenar la pipa.

jacinto: no hay de otra,

tiene que estar lista

antes del amanecer.

>> ¿por qué no le abren más

a la válvula

para que se llene más rápido?

jacinto: porque una,

si se extrae demasiado rápido

los sensores detectarían

la baja de presión

y se activaría

una alarma en la planta.

y la otra es que podríamos

provocar una fuga y salimos

volando todos por la explosión.

es por eso que tiene que ser

poco a poco.

¿estás seguro

que te mandó don carmelo?

>> sí, el mismo.

jacinto: yo no sé por qué

me envían gente tan verde.

zigala: ¿estás seguro

que al que viste es el mismo

que recoge la comida?

atila: sí,

lo reconocí luego, luego.

lazlo: desgraciado.

zigala: ay, y nosotros

recibiéndole dinero.

padre vicente: tranquila,

zigala.

ustedes hacían

su trabajo honradamente.

¿qué iban a saber que ese hombre

es un delincuente?

lazlo: pues lo que toca

es agarrar al tal jacinto

y a todos esos infelices

para entregarlos a la autoridad.

ahorita mismo reúno

unos cuantos para ir por ellos.

padre vicente: no, no, no, no.

¿qué no oíste que están armados?

no te vas a ir a meter a la boca

del lobo con un par de palos

en la mano.

lazlo: pues entonces,

¿qué hacemos?

padre vicente: pues llamar

a la policía, que ellos

se encarguen de atraparlos.

lo bueno

es que les llevamos ventaja,

no saben que atila los vio.

zigala: ¿será, padre?

padre vicente: no lo saben.

o ese hombre no hubiera venido

a recoger la comida

como si nada.

lazlo: tiene razón, padre.

padre vicente: vamos por macario

a que nos lleve a la caseta

telefónica de los amates

para hablarle a la policía.

ustedes se quedan aquí

y tranquilos.

al cabo que esos hombres

no saben que ya los descubrimos.

zigala: sí, padre.

que dios los acompañe.

padre vicente: eso seguro.

vamos.

sebastián: es que no puedo creer

que titina te haya caído

en tu casa, caramba.

antonio: pues así fue.

yo le dije

que no te iba a gustar nada

el que te anduviera

persiguiendo.

espero haberla convencido

de que estás en la hacienda.

sebastián: te debo una, cretino.

antonio: ¿una?

sebastián: no más

de las que me debes tú.

¿o quieres que te recuerde

las mil y un veces

que te he cubierto

la espalda con isabel?

antonio: bueno, tienes razón.

estamos tablas.

sebastián: te dejo,

natalia ya va a salir del baño.

ah, y recuerda, ¿eh?

me acabas de decir

que no pudiste

cambiar su vuelo.

por si te pregunta.

gracias, cariño.

adiós.

malas noticias,

acabo de hablar con antonio.

no pudo cambiar tu boleto,

sales a las diez.

natalia: qué pena.

bueno, ni modo.

lo bueno es que la noche

es larga, mi amor.

sebastián: ¿ah, sí?

oye, ¿quieres salir a cenar?

natalia: [niega]

al rato.

ahora prefiero otra cosa.

sebastián: ah, picarona, ¿eh?

[música]

[música]

eduardo: las gotas

de la felicidad

son para isabel.

ema: brindemos porque seas

la mejor de las esposas

para mi hijo.

eduardo: y porque antonio y tú

sean una pareja muy feliz, hija.

ema: claro,

también eso quise decir.

eduardo: ay,

qué a gusto nos la hemos pasado.

se nos fue el día volando.

tenemos que hacer esto

más seguido, ¿eh?

ema: y tú que no querías venir.

eduardo: bueno,

es que se me hacía descabellada

la idea de llegar de sorpresa,

pero viendo la amabilidad

con que isabel nos ha recibido,

no me cabe duda

que fue una excelente idea.

isabel: esta es su casa,

pueden venir cuando quieran.

ema: te voy a tomar la palabra,

porque ahora que seamos familia

pienso estar muy cerca de ti.

espero que no te moleste.

isabel: para nada.

al contrario, se lo agradezco.

ay, ya es hora de cenar

y no tengo nada que ofrecerles.

eduardo: vamos a cenar afuera.

isabel: se lo agradezco,

pero la verdad es que prefiero

quedarme aquí.

ema: ¿te vas a quedar sin cenar?

dices que no tienes nada.

isabel: pensaba pedir

algo a domicilio.

ema: buena idea, ¿no, eduardo?

pidamos algo

y nos quedamos contigo

para que no cenes solita.

eduardo: no se diga más.

¿para qué nos movemos

si estamos tan a gusto?

[maullido]

fidel: maldito gato,

cómo chilla.

magda: ay, ya duérmete.

no le hagas caso.

fidel: no puedo dormir.

[teléfono]

¿quién puede ser? ¿ahora qué?

magda: toma.

fidel: ¿bueno? ¿padre vicente?

padre vicente: sí, sí, soy yo.

necesito su ayuda.

fidel: ¿de qué se trata?

padre vicente: atila,

el niño que conoció acá conmigo,

descubrió a los saqueadores

de gasolina drenando un ducto.

fidel: a ver, a ver,

no intente nada.

organizo a mi gente

y voy para allá de inmediato.

magda: ¿qué pasó?

fidel: están drenando

el tubo en las peñas.

¿dónde demonios dejé mi celular?

tengo que avisarle

al ingeniero andrade.

magda: lo dejaste en la sala.

viejo, ten cuidado,

esa gente es peligrosa.

antonio: ¿qué me diste, sara,

que no puedo dejar

de pensar en ti?

[alerta de mensaje]

"no puedo dormir.

estoy pensando en ti".

[alerta de mensaje]

sara: "si no puedes dormir,

háblale a tu novia.

no me molestes a mí".

antonio: eso me gano por idiota.

[celular]

¿comandante chávez?

¿bueno, comandante?

fidel: mi obligación era darle

aviso de los hechos, ingeniero.

entienda

que por cuestiones de seguridad

usted no nos puede acompañar.

antonio: entiendo, comandante,

pero no me va a hacer

cambiar de idea.

y si no es con usted,

me voy por mis propios medios.

yo quiero estar presente cuando

detengan a esos delincuentes.

fidel: no voy a discutir,

ingeniero.

en este momento

cada segundo cuenta.

antonio: no discutamos.

permítame acompañarlo.

fidel: de verdad

que usted es muy necio.

antonio: sí.

fidel: de acuerdo.

viene con nosotros,

pero cuando lleguemos

a las peñas usted ahí se queda.

gallardo: jefe.

fidel: sí.

gallardo: ya están todos listos.

fidel: bueno, vámonos.

tenemos que detener esa pipa.

el ingeniero andrade

se va a ir conmigo.

tú te vas en la otra unidad.

nos vamos a ver

con el padre vicente

en los amates,

ahí nos está esperando.

gallardo: sí, jefe.

fidel: esta es la primer tarea

de la unidad especializada

contra robo de gasolina.

vamos por esos delincuentes.

a sus vehículos.

>> ¡vámonos!

>> ya estuvo.

la pipa está llena

y cerramos la válvula.

jacinto: vámonos.

me voy con este en la pipa.

veo al patrón

y me regreso en la otra.

>> a la vuelta tráete

algo de comer.

jacinto: no te quejes que

con la lana que te vas a meter

te compras una vaca entera.

pónganse de acuerdo

para las guardias.

>> ¿y para qué?

por aquí no se acerca nadie.

de todas las perforaciones

que hemos hecho

esta es la más tranquila.

jacinto: de todas formas

no hay que confiarse.

nos vemos al rato.

echa las llaves.

vámonos.

antonio: sí, señor padilla.

ya recibí los datos que le pedí.

apenas vea al ingeniero morales

avísele lo que está pasando.

sí, no se preocupe,

tendremos cuidado.

fidel: ingeniero,

no quiero ser grosero,

pero ¿podría poner

su aparato para otro lado?

su luz me trae encandilado.

antonio: discúlpeme.

¿así está mejor?

fidel: gracias.

¿y qué tanto ve?

antonio: la información

que me envió el señor padilla.

los datos topográficos

de la zona donde se encuentra

el ducto.

con esto más lo que nos diga

el niño vamos a tener

la localización exacta

de dónde se encuentran

los saqueadores.

fidel: ándele,

ya le voy viendo la utilidad

de traerlo aquí a un lado.

antonio: mientras llegamos puedo

ir manejando posibles rutas

de la salida de la pipa.

seguramente van a tomar caminos

secundarios o brechas.

no creo que se vengan

por carreteras principales.

voy a marcar puntos específicos

para que cierre aun más

el cerco con sus patrullas.

[música]

[música]

padre vicente: ahí está

el comandante chávez.

gallardo: buenas noches.

¿padre vicente?

padre vicente: sí, sí.

soy yo,

¿con quién tengo el gusto?

gallardo: oficial gallardo,

para servirle.

soy parte del operativo

que ordenó el comandante chávez

para interceptar la pipa

que detectaron

robando gasolina.

padre vicente: mucho gusto,

oficial.

yo estaba esperando

al comandante.

gallardo: el viene

en otra patrulla.

a mí me tocó llegar de avanzada.

padre vicente: ah.

ellos son lazlo y macario

de san dionisio de las peñas.

es ahí donde hemos

estado escuchando el ruido

del motor de la pipa

por la madrugada.

lazlo: mi hijo los vio

ordeñando el ducto

más allá de la quebrada,

atrás de las ninfas

de las peñas.

gallardo: ¿qué rumbo creen

que puede tomar esa pipa

para salir de ahí?

lazlo: la única manera

es hacia acá, hacia los amates.

padre vicente: lo raro

es que--que ya debería

haber pasado.

el sonido del motor

lo oímos siempre como a la una.

gallardo: tal vez tomaron

otra dirección.

es parte de la estrategia

de los saqueadores,

cambiar la ruta seguido.

padre vicente: ¿dónde está

el comandante chávez?

gallardo: va cerca

de las cruces.

padre vicente: eso todavía

está muy lejos.

fidel: alfa a alfa uno,

repórtese.

gallardo: es el comandante.

aquí alfa uno,

estamos en los amates,

el padre vicente granados

está conmigo.

fidel: bien.

tome nota de los puntos

específicos que les voy

a señalar.

son de carreteras secundarias,

es ahí donde deben

instalar las patrullas.

gallardo: comprendido,

comandante.

apunto.

zigala: con este atole de masa

vas a agarrar fuerzas, mi hijo.

[ruido]

ay, ahí está ese ruido otra vez.

nomás que ahora fue más tarde.

>> si hay un camino directo

a los amates,

¿por qué no lo tomamos?

jacinto: porque en los amates

a veces hay patrullas rondando.

¿para qué arriesgarnos?

además saliendo de los amates

tendríamos que entrar

por la carretera principal.

en cambio, por estas brechas

bajamos muy cerca

de san francisco.

así que si sabe rezar, empiece.

porque son puros despeñaderos.

[ríe]

[sirena]

lazlo: padre, padre.

padre vicente: ¡gol!

lazlo: ya llegaron.

padre vicente: nunca como ahora

me dio tanto gusto verlo.

fidel: buenas noches, padre.

padre vicente: buenas noches.

antonio, ¿qué haces aquí?

antonio: el principal afectado

con el saqueo es conatrol.

aquí debo estar, es mi deber.

fidel: y terco

como es el ingeniero,

imposible hacerle

cambiar de parecer.

pero está resultando muy útil.

con los datos del ducto

que él trae y los planos

de las carreteras

podemos ubicar

mejor los retenes.

padre vicente: ah,

pues eso está muy bien.

antonio: gracias por su ayuda,

padre.

si el comandante logra

capturar a esos hombres,

va a ser un golpe muy bueno

contra esos saqueadores.

fidel: lo vamos a conseguir.

padre, véngase con nosotros.

padre vicente: sí, sí.

lazlo,

me voy con el comandante chávez.

regrésate con macario, ¿sí?

lazlo: sí, padre.

>> alfa tres reportando,

estamos en posición.

alfa y alfa dos en lugares

hacia el objetivo.

alfa uno, reporte.

gallardo: alfa uno en posición.

sin novedad.

>> 10,14 mantenerse alertas.

antonio: con los datos

topográficos de la zona

detectamos los posibles puntos

de salida de la pipa.

padre vicente: son muchos

sitios.

antonio: vamos descartándolos.

un camión de alto tonelaje

podría circular solo por estos

cuatros caminos secundarios.

dos de ellos terminan

en los amates y aquí no se ha

reportado nada.

así que quedan dos,

uno con salida al sur

hacia este punto.

padre vicente: sí,

ese es el rancho san francisco.

antonio: así es.

y la otra, que desemboca

en la carretera

cuautitlan-progreso.

fidel: esa tiene

vigilancia permanente,

no creo que se vayan por ahí.

antonio: lo más probable

es que se salgan

por san francisco.

fidel: es ahí donde está

el retén, eso está cubierto.

a nosotros nos toca localizar

en qué parte del ducto

tienen la válvula.

vamos.

padre vicente: pase, pase.

¿cómo sigue atila?

atila: padre,

ya trajo a la policía.

padre vicente: sí,

¿te acuerdas de él?

es el comandante chávez.

atila: hola.

fidel: hola.

mira, te presento

al ingeniero andrade,

de conatrol.

antonio: buenas noches.

atila: ¿usted es el dueño

de la gasolina que se roban?

antonio: no, dueño, no.

soy solamente el director

de la planta de san gaspar.

digamos que soy el encargado

de cuidar que la gasolina

se transporte por el ducto.

atila: yo vi a los ladrones.

fidel: precisamente

de eso queremos hablar contigo.

cuéntanos, ¿cuál fue el camino

que recorriste?

queremos llegar exactamente

al punto donde pusieron

la válvula.

atila: cruzando las ninfas,

por el rastro del puma.

lazlo: así le llamamos

a esa brecha.

fidel: bien.

gallardo: comandante.

fidel: sí.

gallardo: tenemos noticias.

encontramos la pipa

por san francisco.

los que la venían manejando

al ver el retén

con las patrullas

lo abandonaron.

el combustible está intacto.

antonio: ¿y los delincuentes?

gallardo: los oficiales

siguen tras ellos.

fidel: manda refuerzos

y que se queden

al cuidado de la pipa.

gallardo: sí, mi comandante.

fidel: bien.

¿podría indicarnos dónde

está la válvula?

con suerte

y todavía hay gente ahí.

jacinto: me lleva, no hay señal.

>> ¿y ahora

para dónde agarramos?

jacinto: no tengo idea,

jamás había estado por aquí,

pero dale.

>> espere--ay, mi pierna,

me duele.

jacinto: levántate.

>> no puedo, me duele mucho.

jacinto: lo siento, amigo.

eres un lastre.

>> no me mates, por favor,

no me mates.

jacinto: ¿qué creíste?

¿que iba a soltar un tiro

para que me escuchen

esos desgraciados?

antonio: ya lo tenemos,

comandante.

en este rango del ducto

puede estar la válvula

que vio atila.

fidel: perfecto.

agradezco mucho su apoyo,

pero lo que sigue lo vamos

a operar mi gente y yo.

antonio: no, yo voy con ustedes.

fidel: no, de ninguna manera,

ingeniero.

antonio: ¿podemos hablar

un segundo?

fidel: no está en discusión.

[música]

[música]

fidel: no entiendo cómo es que

siempre se sale con la suya,

ingeniero.

equípalos con chalecos

antibalas.

>> sí, señor.

antonio: estamos

a dos kilómetros del ducto.

cuando lleguemos a él hay que

recorrerlo en los dos sentidos

para dar con la válvula.

gallardo: alfa uno reportando.

fidel: aquí alfa, adelante.

gallardo: comandante,

encontramos el cadáver

de un hombre como a unos

800 metros de la pipa.

fidel: ¿cómo es?

gallardo: es como

de unos 40 años,

parece que lo mataron recién.

el cuerpo todavía

estaba caliente.

fidel: ¿por qué dices

que lo mataron?

gallardo: tiene señas

de estrangulamiento.

fidel: seguramente se topó

con los que iban conduciendo

la pipa.

continúa buscándolos.

vamos, tenemos que dar

con los cómplices.

antonio: esperen un segundo.

estamos cerca.

>> esto se está apagando,

voy a buscar más leña.

te encargo.

ya vengo.

>> órale.

antonio: justo por aquí

pasa el ducto y corre

en ambas direcciones.

fidel: bien.

váyase por esa dirección,

llévate dos oficiales.

padre, usted y lazlo

vayan con ellos.

seguimos en contacto por radio.

>> sí, jefe.

fidel: ustedes vienen conmigo.

vamos.

rafael: ingeniero morales,

qué bueno que llega.

sebastián: ¿qué pasó, padilla?

rafael: lo estuve buscando

en el celular, pero no entraba

la comunicación.

el ingeniero andrade me pidió

que le avisara que se fue

con el comandante chávez

a un operativo.

detectaron

una válvula clandestina.

[risas]

[murmullo]

>> ¿tampoco conocías a jacinto?

>> no, nunca lo había visto.

>> yo la verdad es la primera

vez que hago esto, ¿eh?

ya no hay chamba,

hay que hacer de lo que sea

para sacar la paga.

>> sí.

>> ¡manos a la cabeza!

fidel: policía,

manos a la cabeza.

¡abajo! ¡abajo! ¡abajo!

retire el arma.

eso es.

quietos, quietos.

[disparo]

gallardo: los disparos

se escucharon del otro lado

del ducto.

deben de ser ellos.

fidel: ingeniero, ingeniero.

ingeniero, ingeniero.

despacio, despacio.

antonio: ¿qué pasó?

fidel: le dispararon,

el chaleco le salvó la vida.

despacio.

antonio: [balbucea]

fidel: trate de respirar,

despacio.

despacio y profundo,

se va a reponer.

tranquilo, tranquilo.

¿cómo se siente?

antonio: mejor.

fidel: le ayudo a levantarse.

despacio, despacio.

eso es, despacio, despacio.

antonio: ese hombre apareció

a mis espaldas

y no me dio a tiempo de nada.

fidel: cuando llegamos

no estaba en el grupo.

corrió con mucha suerte,

ingeniero.

gallardo: jefe, responda,

¿está bien?

escuchamos disparos.

fidel: todo bajo control.

atrapamos a los delincuentes,

vamos hacia ustedes.

gallardo: enterado.

informe a la comandancia

que el operativo fue un éxito.

antonio: comandante,

permítame su radio.

necesito

que el oficial de turno le dé

unas instrucciones

al señor padilla.

fidel: adelante, ingeniero.

sebastián: antonio está loco,

¿cómo se le ocurre unirse

a un operativo policiaco?

de verdad.

rafael: pues yo también

estoy preocupado,

pero no hubo manera

de hacerlo desistir.

sebastián: ¿qué datos

fueron los que le pidió?

rafael: quería saber

las coordenadas de donde

se encuentra el ducto

y la topografía de la zona.

desde las peñas hasta progreso.

sebastián: al muy cretino

le dio por hacerla de héroe.

natalia: no sé

qué quiere demostrar,

¿que es muy valiente o qué?

rafael: pues yo lo entiendo.

en su lugar, la verdad

hubiera hecho lo mismo.

al parecer su presencia

está resultando muy útil.

con los datos que le envié

están localizando el camino

para llegar al pozo.

[celular]

¿bueno?

sí, soy rafael padilla.

barrientos: habla el oficial

barrientos de la comandancia

de la policía de san gaspar.

me pidió el comandante chávez

informarle que el operativo

fue un éxito.

rafael: qué buena noticia.

barrientos: y el ingeniero

andrade me encargó decirle

que le van a enviar la ubicación

de la válvula clandestina

para que mande una cuadrilla

a clausurarla

y recuperar el combustible.

rafael: me doy por enterado

y muchísimas gracias

por avisarme.

todo salió bien, ingeniero.

me voy a ir con una cuadrilla

a cerrar la válvula y hacernos

cargo del combustible.

sebastián: lo acompaño,

señor padilla.

rafael: ya todo está bien,

ingeniero.

no tiene para qué ir.

mejor quédese en conatrol

por lo que se pueda ofrecer.

yo me estoy comunicando

con usted, ¿le parece?

sebastián: de acuerdo.

dejo a natalia en el aeropuerto

y voy para allá.

rafael: perfecto.

hasta luego.

natalia: que esté bien.

sebastián: cualquier cosa

me avisa.

rafael: sí, gracias.

sebastián: ay,

menos mal que todo salió bien.

amor, arregla tus cosas

para que nos vayamos

al aeropuerto.

[música]

[música]

padre vicente: corriste

con mucha suerte, antonio.

si esa bala te hubiera pegado

en otro lado no la cuentas.

antonio: padre,

hierba mala nunca muere.

fidel: lleven a los detenidos

a san gaspar para interrogarlos

y que revisen al herido.

yo me quedo con el ingeniero

a esperar la cuadrilla

que ahí viene

para retirar la válvula.

gallardo: resultó

entrón el ingeniero.

a pesar de que la vio cerca

todavía tiene ánimos.

fidel: afortunadamente

salió bien librado.

ya, váyanse.

buen trabajo, muchachos.

¿cómo se siente, ingeniero?

antonio: un poco adolorido,

pero bien.

fidel: no estaría mal

que lo revisara un médico.

antonio: no, no es necesario.

lazlo: comandante.

fidel: ¿qué pasa, lazlo?

lazlo: en el grupo de hombres

que se acaban de llevar

no estaba jacinto.

padre vicente: es cierto eso.

fidel: ¿y ese quién es?

lazlo: me imagino

que el cabecilla de ellos.

un día se apareció por las peñas

y se arregló con mi mujer

para que le preparara comida

a él y a sus hombres.

según él andaban explorando

la naturaleza y a mi hijo atila

le llamó la atención

eso de ser explorador

y por eso dio con ellos.

fidel: alfa a alfa uno,

adelante, ¿me copia?

>> afirmativo, comandante.

fidel: ¿qué pasó con el cuerpo

que encontraron?

>> una camioneta

está por llevárselo

para la identificación.

fidel: que no se lo lleven.

>> enterado.

fidel: necesito que vean

el cuerpo y que me digan

si se trata del tal jacinto.

después los llevo a las peñas.

pedro: ¿y cuándo empiezas

con tus clases en la iglesia?

laura: todavía tenemos

que acondicionar el salón.

voy a ir a la escuela

para ver si tienen por ahí

unos pupitres y un pizarrón

que ya no ocupen

y que nos puedan donar.

pedro: no hace falta

que pidas donaciones.

yo te puedo dar

el dinero que necesites.

laura: gracias, pedro.

pero déjame intentar

conseguirlos por donación.

eso me va a hacer sentir mejor

y estoy segura

que al padre vicente también.

pedro: está bien.

laura: lo que sí es que puedo

aceptar tu ayuda

para comprar cuadernos,

lápices, colores, gises.

pedro: cuenta con eso.

[celular]

permíteme.

¿bueno?

¿qué tal, carmelo?

carmelo: ¿qué sabes

del cargamento?

pedro: aun no ha llegado.

el último reporte que recibí

es que llegó tarde el chofer

que mandaste.

así que deben de ir atrasados.

carmelo: aunque así fuera

ya deberían estar aquí.

pedro: ya, tranquilo.

vamos a esperar.

estamos en contacto.

laura: ¿algún problema?

pedro: no, para nada.

sígueme contando lo que piensas

hacer en la iglesia.

laura: no solo vamos

a enseñar a leer y a escribir

a los adultos,

también estamos pensando

dar clases de hidroponía

para enseñarle a la gente

a cultivar vegetales

en sus casas y en sus azoteas.

y estoy pensando que--

fidel: ¿es jacinto?

padre vicente: no, no.

jacinto es un hombre

de menos edad.

fidel: ¿están seguros?

lazlo: sí, lo vi varias veces

cuando iba a recoger la comida.

fidel: muchachos,

pueden llevárselo.

ayúdenle, muchachos.

lazlo: ¿quién será?

fidel: al parecer,

uno de los que venían

en la pipa.

se han encontrado el rastro

de dos personas,

lo que descarta que haya sido

alguien que se hayan

encontrado en el camino.

lazlo: ¿asesinó

a su propio compañero?

fidel: sí.

cuando los delincuentes

se sienten acorralados

toman decisiones como esta.

debe haber considerado

que tenía más chance

de librarla solo.

seguramente el cómplice

era un lastre.

padre vicente: qué gente

tan desalmada, ¿no?

fidel: así es, padre.

esto no es más que una muestra

de que los que se meten en esto

siempre acaban mal.

natalia: fue un fin de semana

increíble, mi amor.

sebastián: qué bueno que te la

pasaste bien, chiquita.

natalia: ¿cómo ves

si te vuelvo a visitar

el próximo fin de semana?

sebastián: ¿el próximo?

¿de veras quieres regresar

tan pronto?

natalia: ay,

quiero estar contigo, mi amor.

y la verdad,

san gaspar me sienta muy bien.

ya ves que ni los mosquitos

me pican.

sebastián: ¿sí, verdad?

¿y cómo le haces, eh?

natalia: es la vitamina b

que tomo, más la vitamina b

de los besos que me das.

titina: ese es chebi.

natalia: pórtate bien.

sebastián: sí.

natalia: adiós.

sebastián: adiós.

titina: ay, chebi, me mentiste.

¿qué trabajo ni qué trabajo

en la ciénaga?

¿ves?

tenía razón.

creo que llegó el momento

de ser mala, muy mala.

fidel: ¿encontraron algo

adentro de la pipa

que nos pueda dar una pista?

gallardo: nada, comandante.

no hay papeles.

seguramente es robada

o estaría marcada.

fidel: ¿armas?

gallardo: negativo.

rafael: ingeniero.

¿qué tal, ingeniero?

ya estamos aquí.

antonio: gracias, señor padilla.

¿tiene la ubicación

de la válvula?

rafael: sí, ingeniero.

antonio: bueno,

abóquese a retirarla

cuanto antes.

una unidad va a escoltar la pipa

hasta la planta

para que descarguen la gasolina.

¿quién la va a conducir?

>> yo mero, ingeniero.

antonio: bien.

>> ahora sí se las hizo buena

a esos delincuente, ingeniero.

antonio: esto es solo el inicio,

no podemos cantar victoria.

aun hay mucho que hacer.

jacinto: maldita sea,

aquí tampoco hay señal.

atila: papá, padre vicente.

padre vicente: qué bueno

que ya estás bien, muchacho.

zigala: ¿cómo les fue?

atila: ¿agarraron

a los ladrones?

padre vicente: ya todo

está controlado.

la válvula se está clausurando

y la policía detuvo

a los delincuentes.

zigala: ay, bendito dios.

padre vicente: menos

al tal jacinto,

pero ya no tardan en atraparlo.

zigala: no me perdono

haberles hecho de comer

a esos malnacidos, padre.

padre vicente: tranquila, mujer.

¿tú qué ibas a saber?

el ingeniero andrade

y el comandante chávez

quedaron muy agradecidos.

gracias a la información

que dieron se pudo dar

con la válvula clandestina.

y tú, ya no te andes perdiendo,

¿eh?

lo que te pasó fue muy grave.

qué bueno que ya estás bien,

pero pudo haber tenido

terribles consecuencias.

atila: sí, padre.

no lo vuelvo a hacer.

radio: hace unas horas,

en un operativo a cargo

del comandante fidel chávez

en las inmediaciones

del rancho san francisco

y de la localidad de las peñas,

se logró la clausura

de una válvula clandestina,

además de la recuperación

de una pipa que contenía

gasolina robada.

durante la movilización

policíaca fue descubierto

el cuerpo de una persona

no identificada

cerca del lugar de los hechos.

Cargando Playlist...