null: nullpx
Cargando Video...

La Vecina Capítulo 115

29 Jul 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta...

sara: me voy al baño.

sebastián: déjala.

natalia: ¿se fue a seguir

a isabel?

sebastián: no, fue al baño.

natalia: el baño está para el

otro lado.

sebastián: déjala.

doctor: buenas noches.

isabel: buenas noches.

¿cómo salió antonio de la

operación?

doctor: en este momento está

en recuperación en la sala

de terapia intensiva.

la lesión que provocó la bala

podría calificarse como

moderada.

dentro de lo que cabe,

fue muy afortunado.

isabel: ¿y eso qué quiere decir?

¿que ya está bien?

doctor: bueno, aún no podemos

decirlo.

el problema es que el tiempo de

atención influyó en el curso de

la lesión y se formó un hematoma

cerca del tallo cerebral que

habría que operar, pero decidí

no hacerlo en espera de que se

pueda reabsorber, por lo que

tuve que inducirlo al coma.

sara: ¿cuánto tiempo va a estar

en coma?

isabel: ¿qué hace esta mujer

aquí?

sara: ¿cuánto tiempo va a estar

en coma, doctor?

isabel: no le conteste, doctor,

es una entrometida.

doctor: señorita, por favor,

acompáñeme.

sara: por favor, dígame.

doctor: esta es un área

restringida, no debería estar

aquí.

sara: por favor, doctor, antonio

es el amor de mi vida, necesito

saber, por favor.

solo eso, doctor, dígame cómo se

encuentra, cuánto tiempo va a

estar en coma.

por favor, se lo ruego.

escuché que se le formó un

hematoma.

doctor: así es, su estado es

delicado.

nada garantiza que el hematoma

se reabsorba.

pero de momento es menos

peligroso que intervenirlo.

sara: doctor, ¿por qué lo

indujeron al coma?

doctor: para esperar que se

desinflame, se reabsorba el

hematoma y se estabilice.

sara: ¿y si no?

doctor: tendríamos que

intervenirlo forzosamente.

sara: ay, dios mío.

[llora]

¿y qué se puede esperar cuando

despierte del coma?

doctor: no podría adelantarle

nada, pero las posibilidades de

que quede con algunas secuelas

son muy altas.

sara: necesito verlo, doctor.

por favor, permítame entrar.

doctor: de momento no puedo.

sara: ¿y si fuera un familiar?

doctor: en ese caso sí, son las

reglas, lo siento.

ahora le voy a pedir que se

retire.

sara: está bien, gracias.

gracias, doctor.

[suspira]

[celular]

ricardo: buenas noches, pedro.

pedro: ¿qué sabes de andrade?

ricardo: no, no mucho, está

recuperándose del dengue.

pedro: ¿no ha recibido noticias

de san gaspar?

ricardo: no, ¿qué pasó?

¿hay algo de lo que tenga

que estar enterado?

pedro: vamos, ricardo, si no lo

hice yo, has de haber sido tú.

ricardo: ya, déjate de rodeos.

¿qué es lo que yo supuestamente

hice?

pedro: mandar a asesinar

a andrade.

ricardo: ¿antonio muerto?

[ríe]

vaya que es una buena noticia,

¿eh?

pero te equivocas.

yo no tuve nada que ver.

quedamos en que lo íbamos a

dejar tranquilo por un tiempo.

y obviamente no iba a

contradecir tus órdenes, no soy

tan estúpido como para hacerlo,

¿no?

sé muy bien que contigo no se

juega.

pedro: haces bien.

ricardo: ¿y cómo sucedió?

pedro: le dieron un balazo.

pero no cantes victoria, se esáa

debatiendo entre la vida

y la muerte.

ricardo: si no fuiste tú ni

tampoco yo, entonces ¿quién

diablos lo hizo?

pedro: eso quisiera saber.

si la reunión con el gobernador

tenía como objetivo calmar

los ánimos de cerrar la planta,

con esto las cosas se pueden

revertir.

ricardo: sí, cierto.

pedro: a partir de ahora tu

labor es hacer que sigan

pensando en mantener la planta

abierta.

ricardo: sí, ten por seguro

que lo voy a hacer.

no estoy dispuesto a perder

un negocio que me ha dejado

tan buenos dividendos, ¿eh?

mañana averiguo cómo está

antonio y te informo, ¿sí?

no, a mí que no me venga

con cuentos.

está molesto porque alguien tuvo

más agallas que él para atentar

contra andrade.

dirán lo que quieran pero a mí

me hicieron un favor.

si la planta continúa abierta,

va a ser bajo mi mando.

natalia: ¿por qué estás de parte

de sara y no de isabel? ¿eh?

sebastián: no estoy de parte de

ninguna de las dos, por dios.

lo único que quiero es que

antonio salga de esta.

natalia: pero la dejaste ir tras

de isabel.

sebastián: no, no fue tras ella.

a sara no le importa pelearse

con isabel.

lo único que quiere saber es de

antonio y la entiendo.

lo ama.

natalia: parece que a ti te

encanta la idea.

sebastián: da igual si a mí me

encanta o no.

esa es decisión de antonio.

natalia: que tú avalas, claro.

cómo no, si son tal para cual.

sebastián: es que no puedo creer

que estando antonio como está

empieces con esa cantaleta.

natalia, por dios.

natalia: ¿por qué no estás

viviendo con él en el

departamento?

me fijé ahora que fui a buscarte

que no hay un solo objeto tuyo

ahí.

sebastián: porque con la

enfermedad de antonio no sabía

si era conveniente quedarme,

podría contagiarme.

natalia: ay, hasta el más

ignorante sabe que el dengue

no se contagia por estar junto

al enfermo.

sebastián: pero los mosquitos

andan por ahí.

si le pican a él y luego a mí,

igual me contagio.

natalia: ¿sabes qué?

no creo ni uno solo

de tus argumentos.

¿por qué no mejor me dices que

quisiste dejarles el espacio

libre a antonio y a la vecina?

sebastián: piensa lo que

quieras, ¿eh?

no quiero hablar más del tema.

natalia: ¿y de la amiguita

que te acabas de encontrar

sí quieres hablar?

es ella, ¿verdad?

tu amante.

sebastián: [suspira]

benicio: ¿quiénes son ustedes?

¿por qué me trajeron aquí?

pedro: las preguntas las hago

yo.

y a menos que quieras que aquí

mismo acabe contigo me vas

a contestar con la verdad.

¿hablé claro?

bien.

ahora dime,

¿para quién estás trabajando?

sebastián: la muchacha

que me saludó es una empleada

de conatrol que vino para ver

a un familiar y si viste,

vino con su novio, ¿mm?

ya basta de reclamos, por favor.

me quiero concentrar en antonio

que es el único que importa.

natalia: está bien,

tienes razón.

sebastián: gracias.

te desconozco, tú siempre has

sido sensata, solidaria, humana.

no te entiendo por qué te

involucras en algo que no te

corresponde, natalia.

los asuntos de isabel

con antonio son de ellos.

¿qué te tienes tú que andar

metiendo? ¿eh?

natalia: es mi amiga, tengo que

apoyarla.

sebastián: mira, no confundas

apoyo con seguirle la corriente

en algo que está mal.

por ahora, lo único que importa

es el bienestar de antonio.

todas estas personas que están

aquí, incluida a sara,

piensan lo mismo.

le vienen a brindar todo

su afecto.

no tienes por qué tratarlas

con desprecio.

ni tú ni isabel.

[suspira]

¿quieres un café?

natalia: sí.

sebastián: ahora te lo traigo.

>> listo, patrón.

ya encerré a benicio.

pedro: ¿no hay forma de que se

escape?

ricardo: no, lo dejé bien

amarrado.

¿qué piensa hacer con don

carmelo?

pedro: tiene que pagar por lo

que hizo.

tengo que descubrirlo delante

de shirley y los demás miembros

de la organización para que no

quede duda de quién es

el traidor.

el que se brinca las trancas

tarde o temprano la paga.

[pitidos]

isabel: si no hubieras insistido

en quedarte en este maldito

lugar, esto no te hubiera

sucedido.

el único culpable eres tú.

ya habían intentado matarte

y no le diste la importancia

que debías.

tienes que ponerte bien para que

te des cuenta de tus errores

y cuando me pidas disculpas

te perdonaré.

[suspira]

realmente es una tontería hablar

con alguien que está en coma.

sara: lo indujeron al coma

fidel: muchas gracias por su

para esperar que el hematoma

se reabsorba, pero si no lo hace

lo van a intervenir.

[solloza]

simón: ¿qué dijo el médico?

¿puede tener secuelas después

de salir del coma?

sara: al parecer sí, pero no me

dijo cuáles.

pero si es en el cerebro,

se puede esperar cualquier cosa,

tío.

tío.

tío, no quiero que se muera

ni que quede mal, por favor.

[llora]

padre vicente: no, no, no.

ten fe, hija.

los doctores están haciendo

su mejor esfuerzo.

el resto déjalo en manos

de dios.

sara: [llora]

pedro: mi gente me lo trajo y no

tardó mucho en aceptar

que trabaja para carmelo.

isidro: infeliz.

nos estaba jugando chueco

y todavía tiene el descaro

de quejarse de tus planes.

pedro: eso no es todo.

benicio me dio datos de otras

tomas que está operando por su

cuenta.

isidro: bueno, ¿y qué vamos

a hacer?

pedro: reunir a la gente

para desenmascararlo delante

de todos.

isidro: no le des tanta

importancia.

no se la merece.

tú eres la cabeza de la

organización y yo te apoyo

en lo que decidas hacer.

si quieres, para que no

sospeche, yo mismo lo cito

con cualquier pretexto en...

¿tu bodega?

pedro: hay algo más.

le pegaron un tiro en la cabeza

a andrade.

tal parece que quien estuvo

detrás de todo eso fue carmelo.

pero no logró su cometido.

andrade está en el hospital

general.

isidro: [ríe]

no pensé que tuviera

las agallas.

pedro: pues las tuvo.

y su estupidez nos puede echar

a perder nuestros planes.

si andrade no sale de esta,

los directores de conatrol puede

decidirse por el cierre de la

planta por más válvulas que les

haya entregado.

isidro: esperemos que eso no

suceda.

mientras tanto, carmelo tiene

que pagar por su traición.

sara: le tendieron una trampa,

tío.

le llamaron diciendo que rafa

padilla estaba muerto.

imagínate lo que fue para él.

salió disparado hacia la ciénaga

y ahí lo encontró sebastián

con un tiro en la cabeza.

padre vicente: ¿tú estabas con

él cuando recibió la llamada?

sara: no, antonio estaba

con isabel.

padre vicente: ¿la que era

su novia?

sara: sí, sí, llegó un rato

antes porque tienen que hablar

y aclarar sus cosas.

padre vicente: [suspira]

¿y dónde está esa señorita

ahora?

isabel: ¿no te cansas de meterte

donde no te llaman?

sara: tenía que saber

de antonio.

isabel: ¿quién te crees para

mandar a llamar a un sacerdote?

¿quieres ver a antonio muerto

o qué?

padre vicente: soy el tío de

sara y amigo de antonio,

por eso estoy aquí.

isabel: ah, ya lo recordé,

menos mal.

pensé que venía a darle

los santos óleos.

padre vicente: ay, supongo que

todavía se siente con derecho.

sara: ah, sí, y me echó

el cuento de que antonio

se reconcilió con ella.

yo ya no lo creo.

padre vicente: yo tampoco.

antonio sería un tonto

si volviera con una mujer

tan soberbia.

fidel: ¿cómo está el ingeniero?

sebastián: aún no tenemos

noticias.

ella es natalia, mi...

mi exnovia.

fidel: señorita, mucho gusto,

fidel chávez para servirle.

natalia: mucho gusto.

fidel: necesito que usted

y la señorita cisneros

rindan declaración.

sebastián: sí, nos dijo padilla.

justo íbamos a la comandancia

cuando llamaron a isabel

para darle informes.

en este momento está

con el doctor.

ahí viene.

isabel, te presento

al comandante chávez.

fidel: mucho gusto, señorita.

isabel: igualmente.

fidel: ¿cómo está el ingeniero?

¿qué le dijo el doctor?

isabel: tiene un hematoma en el

cerebro que esperan se reabsorba

o de lo contrario habría

que operarlo otra vez.

tuvieron que inducirlo al coma.

[teléfono]

carmelo: ¿ya te enteraste

de lo de andrade?

felicítame.

isidro: sí, ya me enteré

que casi lo consigues.

carmelo: ¿casi?

isidro: andrade no está muerto.

lo llevaron al hospital general.

carmelo: ah, se va a morir.

es cuestión de tiempo.

y si no va a quedar idiota

toda su vida o lisiado.

el tiro fue en la cabeza.

andrade es historia.

isidro: tienes razón,

buen trabajo.

ya hablé con los demás y creen

que le ganaste la partida

a pedro.

hay que ir a verlo porque es un

hecho de que no puede seguir

a la cabeza de la organización.

carmelo: ¿y cuánto nos

juntaríamos?

isidro: mañana mismo.

yo le aviso que nos vemos en su

bodega como a las nueve.

carmelo: ¿qué le vas a decir

para que no sospeche?

isidro: [ríe]

ya lo verás, ya lo verás.

me gustan las sorpresas.

te veo mañana.

carmelo: ahí nos vemos,

buenas noches.

[ríe] hasta aquí llegaste,

pedro arango.

se te acabó tu ratito de poder.

rafael: muchas gracias.

padre vicente: [susurra]

sara: muchas gracias, tío.

sebastián: voy a ir con el

comandate chávez a rendir

declaración.

simón: suerte.

sebastián: isabel se va conmigo,

también tiene que declarar.

sara: ah.

sebastián: los próximos informes

no los dan hasta las 07:00.

seguramente isabel no va

a regresar.

de la comandancia se va directo

al hotel.

les recomiendo que se vayan

a descansar.

no tiene caso esperar.

cualquier cosa le van a avisar

a isabel y yo me encargo

de llamarles, ¿eh?

padre vicente: gracias, gracias.

yo creo que sebastián

tiene razón.

no tiene caso que estemos

todos aquí.

sara: no, no, tío, yo me quedo.

padre vicente: pero ¿para qué?

si no te están haciendo caso.

sara: pero si isabel no está

las cosas pueden ser diferentes.

simón: conociéndote es por demás

hacerte cambiar de idea.

no te preocupes, yo me quedo

contigo.

sara: gracias, tío.

simón: váyanse ustedes.

váyanse a descansar.

váyanse.

todos: adiós.

padre vicente: adiós.

sara: gracias.

[música]

[música]

colaboración.

qué descansen.

sebastián: igualmente,

comandante.

gracias por traernos.

fidel: es lo menos que podía

hacer.

con permiso.

isabel: es el colmo que nos haya

hecho perder tanto tiempo

con la dichosa declaración.

sebastián: es su trabajo.

además tú eres la última

que vio a antonio bien.

isabel: ¿y eso qué?

eso no cambia en nada las cosas.

¿saben qué?

ya estoy muy agotada.

me voy a dormir.

¿te quedas?

natalia: no, espérame.

¿tú dónde te estás quedando?

sebastián: [carraspea]

en otro hotel que está

muy cerca.

nos hablamos mañana.

cualquier cosa estamos

en contacto.

qué descansen.

natalia: igual.

sebastián: [suspira]

disculpe, quisiera que me

cambiaran de cuarto.

en el que estoy entran muchos

ruidos del exterior y el baño

está tapado.

>> ¿qué habitación tiene?

sebastián: la 302.

>> le mando a mantenimiento ya

que por el momento no contamos

con más habitaciones

disponibles.

sebastián: no, no, entonces deme

mi cuenta y cancele

la habitación.

>> como guste.

su cuenta.

disculpe, señor segura, esta

tarjeta tiene otro nombre.

sebastián: no puede ser,

me traje la tarjeta de mi amigo.

fuimos a comer y dividimos la

cuenta y el mesero me dio

la de él.

mejor pago en efectivo.

oiga, ¿y por qué es tanto?

>> aparte del cargo de la

habitación, tiene el consumo

del restaurante.

sebastián: los trogloditas,

qué forma de tragar.

>> disculpe, ¿qué dijo?

sebastián: nada, nada,

pago en efectivo.

¿sabe qué?

olvídelo.

mañana mande al de mantenimiento

y hoy me pongo tapones

en los oídos.

buenas noches.

isabel: qué calor hace.

natalia: voy por un poco de

hielo.

pásame la hielera.

gracias.

sebastián: [suspira]

estuvo cerca.

natalia: ay, ahí están estos

tipos otra vez.

espero que no hagan escándalo

y me dejen dormir.

sara: ¿simón?

simón: ¿mm?

sara: simón.

ahorita vengo.

simón: mm.

pedro: regreso al mediodía por

ti para ir al hospital a hacer

una visita.

laura: ¿una visita?

¿quién está enfermo?

pedro: enfermo, no.

al borde de la muerte.

ayer atentaron contra el

ingeniero andrade y le dieron

un tiro en la cabeza.

laura: dios mío, pero ¿cómo?

pedro: ¿y yo qué voy a saber?

nos vemos al rato.

laura: sara.

>> el teléfono que usted marcó

está apagado o fuera del área--

laura: a casa de simón.

no, no puedo arriesgarme.

[suspira]

sara: [golpea]

enfermera: ¿diga?

sara: buenos días.

enfermera: buenos días.

sara: quería saber si me puede

dar informes de un paciente.

enfermera: hasta las 07:00.

sara: pero solo faltan

unos minutos.

enfermera: ¿nombre?

sara: antonio andrade.

enfermera: ¿es su familia?

sara: sí, sí, sí.

enfermera: está estable.

sara: es que anoche me dijeron

lo mismo.

enfermera: es que así sigue.

sara: ay, señorita, me pasé la

noche allí afuera esperado

saber algo.

lo que sea.

¿puedo verlo?

enfermera: no, las visitas de

terapia intensiva son hasta

el mediodía.

sara: ay, solo un momentito,

por favor.

déjeme verlo, aunque sea

de lejos.

enfermera: no, señorita, no se

puede.

ya se lo dije.

nelson: buenos días.

nacho: nelson.

permíteme, ahorita te atiendo,

me agarraste abriendo.

nelson: no se preocupe, nachito.

no vengo a comprar nada.

es que necesito que me eche

la mano porque estoy metido

en un problemón.

nacho: ¿otra vez andas metido

de líos de faldas, condenado?

nelson: bueno fuera, pero no es

eso.

nacho: ¿entonces es por dinero?

no, a buen árbol te arrimas,

¿eh? en este momento ando

con lo justo.

nelson: tampoco es eso.

nacho: ah, caray.

¿entonces es algo más delicado?

por esa cara, parece que

hubieras matado a alguien.

nelson: casi.

nacho: ¿cómo que casi?

nelson: por mi culpa le metieron

un balazo al ingeniero andrade.

nacho: ¿qué?

nelson: por haberme callado,

nachito.

hace mucho tiempo tendría que

haber dicho que el soplón de la

planta pues soy yo.

[música]

[música]

nelson: al principio me pedían

información sin importancia.

nacho: ¿qué tienes en la cabeza?

¿cuántas veces hablamos del daño

que esas bolas de infelices

le hacen no solo a conatrol

sino también a la gente de aquí?

y tú dándome por mi lado

y desde entonces andabas de--

nelson: nunca me imaginé

que esto llegara tan lejos.

siempre pensé que lo que les

decía eran cosas sin

importancia.

es más, hasta me trataban

de tonto.

nacho: ah, si serás tonto...

te daban cuerda para que

hablaras más.

¿no viste cómo se pusieron

cuando andrade tomó el mando

de la planta?

estuvieron a punto de matar

a pepe que es como tu hermano

y ni así hablaste.

nelson: ya no me regañes.

sí, soy un imbécil y no sabes

lo mal que me siento.

pero ahora sí la quiero

arreglar.

nacho: demasiado tarde.

ruega porque andrade no se muera

porque si es así lo vas a cargar

en la conciencia el resto

de tu vida.

voy a cerrar para que vayamos a

la comandancia para ver a fidel.

nelson: no, no, espera,

espérate.

es que no puedo hablar así

como así.

esos tipos me tienen amenazado.

y si abro la boca

se van contra mi familia.

por eso vine a pedirle ayuda.

no puedo hablar hasta asegurarme

que mi familia esté a salvo.

¿todavía tiene su casa

en sonora?

nacho: tenerla es un decir.

está deshabitada porque

berenicia me la quiere quitar.

[celular]

natalia: ¿bueno?

ema: ¿natalia?

natalia: sí, ¿quién habla?

ema: ema andrade,

¿estás con isabel?

natalia: sí, señora.

ema: no me contesta su celular.

natalia: ay, es que está

dormida, debe haberlo apagado.

ema: acabamos de llegar

el ingeniero uribe, mi esposo,

mariana y yo.

estamos saliendo del helipuerto

de conatrol.

resérvanos dos habitaciones

en el mismo hotel donde están

hospedadas.

natalia: sí, señora.

ema: nos vemos directamente

en el hospital.

natalia: isabel.

isabel: mm.

natalia: habló la mamá

de antonio.

acaban de llegar a san gaspar.

quiere que les reserves

dos habitaciones.

isabel: mm, hazlo tú.

nacho: nelson, si esa gente es

tan peligrosa como dices,

no es huyendo como vas

a librarte de ellos.

lo mejor es pedir la protección

de la policía.

nelson: no sé, nachito.

es que yo pensaba esperarme

a que el ingeniero estuviera

mejor.

nacho: ¿y si no se recupera qué?

tienen que pagar.

dime quiénes son y yo los

denuncio sin mencionar

tu nombre.

puedo hacerlo como exdirector

de la planta.

nelson: no, cómo crees, nachito,

se la van a agarrar contra

usted.

mire, voy a hablar pero cuando

mi familia esté a salvo.

si me puede echar la mano

prestándome su casa en sonora...

se lo voy a agradecer

toda la vida.

nacho: ¿qué hago?

>> lo siento, señorita, pero no

hay habitaciones disponibles.

natalia: ¿y nadie va a dejar

el hotel?

>> no se lo puedo asegurar.

pero si sus amigos ya vienen

en camino yo le recomiendo

que mejor reserven otro hotel.

natalia: gracias de todos modos.

>> por nada.

[celular]

sebastián: ¿bueno?

natalia: sebastián, la familia

de antonio y el ingeniero uribe

acaban de llegar en un

helicóptero de conatrol.

la señora ema me pidió que

reservara dos habitaciones

pero no hay.

quería ver si podías investigar

en tu hotel si hay alguna

disponible.

sebastián: ¿cómo crees que van

a llegar aquí?

nada que ver con el que tú

estás.

es un hotel sencillo de tres

estrellas.

natalia: ¿y por qué te quedaste

en un hotel así?

sebastián: porque cuando yo

llegué tampoco había

habitaciones en el tuyo

y me vine a este.

ya después me dio flojera

cambiarme.

natalia: ¿y qué podemos hacer?

sebastián: que se queden en el

departamento de antonio,

está solo.

ya luego si se desocupan

habitaciones y se quieren

cambiar que lo hagan.

natalia: ahorita le marco

para decirle.

deben de estar por llegar

al hospital.

se fueron directo para allá.

sebastián: nos vemos al rato.

seguro se van a topar con sara,

tengo que avisarle.

>> el teléfono que usted marcó

está apagado o fuera del área--

sebastián: simón.

simón, ¿dónde está sara?

su celular me manda al buzón

y me urge hablar con ella.

acaban de llegar los papás

de antonio.

van hacia el hospital.

simón: nos quedamos aquí toda la

noche, pero no veo a sara.

debe haber ido por un café.

yo estaba medio dormitando

y así.

sebastián: encuéntrala,

por favor, porque isabel es una

perita en dulce comparada

con la mamá de antonio.

le va a hacer pasar un mal rato,

¿eh?

simón: ahora la busco.

sebastián: gracias, nos vemos

después.

si se encuentran, las cosas

se van a complicar en serio.

[música]

[m

[pitidos]

sara: [llora]

mi amor, mira nada más

cómo estás.

[llora]

no sabes cómo me duele verte

así.

tienes que ponerte bien.

estamos muy preocupados por ti,

simón, rafa, bruno, javi,

juancho, mi tío vicente.

todos rogamos porque te mejores.

tienes que salir de esta,

mi amor, por favor.

[llora]

tenemos que tanto que vivir

juntos.

¿verdad que me estás oyendo?

¿verdad que sí, mi amor?

no importa.

no te esfuerces.

yo sé que sí me oyes.

lo siento en el fondo

de mi alma.

no te dejes vencer, por favor.

te necesito tanto.

ema: ay, antonio, hijo.

¿tú?

¿qué haces aquí?

sara: señora, no lo tome a mal,

por favor.

tenía que verlo.

ema: ¡seguridad!

sara: no.

ema: ¡seguridad!

sara: no.

por favor, señora, no me saque.

por favor--

ema: ¡una impostora, seguridad!

sara: [llora] tenía que verlo.

tenía que verlo.

enfermera: salga de aquí.

sara: [llora]

pedro: ¿qué sucede, carmelo?

¿te preocupa que benicio diga

que nos has estado viendo

la cara a todos?

marina: ingeniero, ¿por qué no

me avisaron desde anoche lo que

le pasó al ingeniero andrade?

sebastián: no tenía cabeza,

marina, disculpe.

en lo único que pensaba era

en llegar a tiempo al hospital

y que antonio no se muriera.

marina: ay, sara tampoco fue

capaz de acordarse de mí.

sebastián: ¿cómo se enteró

entonces?

marina: pues cuando apareció el

ingeniero uribe en la oficina.

imagínese, él fue el que me dijo

lo que pasó.

sebastián: comuníqueme con el

ingeniero uribe, por favor.

marina: está en otra llamada.

ahorita que cuelgue de inmediato

lo comunico.

pero dígame, el ingeniero

andrade va a salir bien,

¿verdad?

sebastián: eso es lo que más

deseo, marina.

ricardo: ingeniero, buenos días.

uribe: ni tan buenos, ricardo.

malas noticias.

anoche atentaron contra antonio,

le dieron un balazo

en la cabeza.

afortunadamente, sebastián lo

encontró a tiempo y lo llevaron

al hospital general

de san gaspar.

ricardo: esos infelices de los

saqueadores por fin se salieron

con la suya.

¿y qué dicen los médicos?

uribe: su estado es delicado,

pero estable.

estoy en san gaspar, me vine a

primera hora en el helicóptero

de la compañía.

la familia de antonio vino

conmigo.

necesito que asistas a la

reunión que tenía programada

con el secretario de energía.

myriam tiene una lista de todos

los asuntos a tratar.

te lo encargo mucho.

ricardo: sí, no se preocupe,

ingeniero.

uribe: cuando regreses

te reportas conmigo.

es que va a ser necesario

que vengas a san gaspar.

y si es posible, hoy mismo.

ricardo: sí, claro que sí,

ingeniero.

y por favor, dígale a la familia

de antonio que lo siento mucho.

es una pena lo que le sucedió.

si me quiere en san gaspar es

porque me va a dar la dirección

de la planta.

[ríe]

[música]

uribe: marina, comuníqueme con

sebastián morales, por favor.

marina: lo tengo en la línea,

ingeniero.

se lo comunico.

uribe: sebastián, buenos días.

te necesito en la planta.

voy a informarle a la gente

lo sucedido con antonio

y quiero que estés presente.

bien, acá te veo.

pedro: me enseñaron hace mucho

que el problema no son los

imbéciles, sino los imbéciles

con iniciativa.

carmelo: isidro lo sabía.

isidro: ¿qué?

¿que soñabas con matar

a andrade?

si hubiera creído que eras

capaz, entonces sí me hubiera

preocupado.

pero como siempre has sido

tan hablador...

carmelo: ¡no mientas!

pedro: lo de andrade fue un

error.

dejé muy claro que lo íbamos

a dejar en paz.

pero lo de robarnos a todos,

a todos, eso sí no te lo vamos

a perdonar.

tú sabes cómo se paga la

traición en esta organización.

eduardo: ¿cómo está antonio?

ema: ¿cómo quieres que esté?

parece muerto en vida.

mariana: no quiero que se muera,

papá.

eduardo: tranquila, hija.

tenemos que tener fe.

ema: en este hospital de quinta

no creo que baste solo

con la fe.

¿a quién creen que me encontré

en el cuarto con él?

eduardo: ¿a quién?

ema: a la tipeja esa, la tal

vecina, haciéndose pasar

por enfermera.

tienes que ir a decírselo

al director del hospital

para que llame a la policía.

eduardo: ¿a la policía?

¿para qué?

ema: para que la metan

a la cárcel por usurpación

de funciones.

eduardo: ¿sigue ahí dentro?

ema: no, la jefa de enfermeras

se la llevó.

eduardo: entonces ya no hagas

más bulla, mujer, que no es

lo que nos importa.

ema: ¿qué?

¿no te importa que esa

mujerzuela esté usurpando

funciones?

imagina lo que le pudo haber

hecho a tu hijo.

eduardo: ema, por favor.

ema: si tú no vas, voy yo.

mariana: yo entiendo a sara,

papá.

debe haber estado desesperada

por verlo.

pero no es como para llamar

a la policía.

eduardo: voy con tu mamá,

voy a ver si la puedo detener.

mariana: te acompaño, pa.

ema: ¿con qué derecho me quiere

impedir que mande a la tipa esa

con las autoridades?

simón: no, no se trata

de derechos.

si me permite, quiero que

entienda la situación.

ema: ¿que entienda qué?

simón: sara está desesperada,

llevamos toda la noche aquí,

no nos dan ningún informe.

eduardo: ¿y usted quién es?

simón: simón esparza,

tío de sara.

ema: no tengo nada que hablar

con este señor.

voy a buscar al director.

mariana: mamá, espérame.

simón: señor, somos amigos

de antonio.

si estamos aquí es porque

nos preocupa su estado,

independientemente de la

relación entre mi sobrina

y su hijo.

eduardo: no hay tal relación.

simón: creo que eso ni usted

ni yo lo podemos saber.

antonio para nosotros es mucho

más que nuestro vecino.

eduardo: de cualquier manera,

lo que hizo su sobrina está mal.

aunque sea algo más

que la vecina.

simón: [suspira]

tal vez estuvo mal, pero

¿para pedir que intervenga

la autoridad y la encarcelen

por usurpación de funciones?

eduardo: tiene razón,

eso es demasiado.

pero entonces, por favor,

llévesela antes de que tengamos

más problemas,

conozco a mi mujer.

pedro: infeliz, drenabas

el ducto en siete tomas

por tu cuenta.

eres una rata.

bebe.

carmelo: no.

pedro: que bebas porque va a ser

tu último trago.

carmelo: pedro, por favor,

perdóname, quédense con todo,

yo no--

pedro: ¡a mí nadie me desprecia!

infeliz.

llévatelo.

carmelo: ¡pedro, pedro!

¡isidro, haz algo!

¡tú sabías que yo quería matar

a andrade!

¡pedro, pedro, perdóname!

pedro: no hay nada más patético

que un tipo que se cree muy

hombre suplicando por su vida.

isidro: [ríe]

padre vicente: voy al hospital

general para ver al ingeniero

andrade.

>> ¿el director de conatrol?

padre vicente: sí, sí, ese mero.

dile a las beatas que cuando

vengan al rosario, pidan por él.

su estado es muy grave.

[celular]

padre vicente: ¿bueno?

mercedes: buen día, vicente,

¿cómo estás?

padre vicente: bien, merce,

bien, bien, ¿y tú?

mercedes: también bien, gracias

a dios.

para variar ando buscando a sara

y no me contesta ni en su

celular ni en la casa.

¿sabes si sigue cuidando antonio

su departamento?

padre vicente: merce, antonio

tuvo una desgracia.

mercedes: ¿qué le pasó?

padre vicente: le dieron un

balazo en la cabeza.

mercedes: ay, dios mío.

padre vicente: y si no te has

podido comunicar con sara es

porque se encuentra en el

hospital y ahí la señal pues no

entra muy bien.

mercedes: ¿y cómo está antonio?

padre vicente: mal, lo indujeron

al coma, tiene un hematoma en el

cerebro y está en espera a que

se reabsorba y ahí pasarlo

a terapia intensiva.

eduardo: ya no hagamos las cosas

más difíciles, ema.

el tío de sara se la va a llevar

de aquí.

ema: más le vale porque si

vuelvo a ver a cualquiera de

esos por aquí me voy a olvidar

que soy una dama.

eduardo: deja esa actitud

belicosa, mujer.

están actuando de buena fe.

aprecian a antonio.

mariana: y eso se agradece,

mamá, qué bonito que lo quieran

tanto.

ema: ¿de qué te sirve que te

quieran una bola de

zaparrastrosos?

eduardo: ya basta.

cortemos con este tema.

lo que importa ahorita

es antonio, por dios.

mariana: voy a preguntar si

puedo verlo.

ema: antonio no tendría por qué

estar pasando por esto si

hubieras tenido mano firme desde

el principio.

[celular]

pedro: ¿qué hay, ricardo?

ricardo: antonio sigue luchando

por su vida aunque creo que da

lo mismo, ¿no?

acabo de hablar con el ingeniero

uribe y me pidió que me vaya

de inmediato a san gaspar.

estoy seguro que me va a dar

la dirección de la planta.

pedro: ¿eso quiere decir que

aunque hayan atentado contra

andrade la planta va a seguir

funcionando?

ricardo: dalo por hecho.

se vienen buenos tiempos

para nosotros.

pedro: eso hay que celebrarlo.

van a nombrar director

de la planta a ricardo segura.

el error de carmelo

está reparado.

isidro: no.

[disparo]

isidro: ahora sí está reparado.

[ríe]

Cargando Playlist...