null: nullpx
Cargando Video...

La Vecina Capítulo 114

29 Jul 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta...

sebastián: [llora]

¡antonio!

¡antonio!

¡despierta, antonio!

lo mataron, padilla.

mataron a antonio.

fidel: quintín, vete

de inmediato con dos unidades

hacia la ciénaga.

en el kilómetro 4 debe haber

una brecha.

le tendieron una trampa

al ingeniero andrade.

yo salgo para allá

en este momento.

edwina: cálmate, te va a dar

algo.

el ingeniero va a estar bien.

[teléfono]

fidel: ¿bueno?

rafael: fidel, soy yo, rafa.

voy rumbo a la ciénega.

el ingeniero morales ya está

con el ingeniero andrade.

está muerto, fidel.

le metieron un balazo

en la cabeza.

fidel: voy para allá.

edwina: ¿qué, que pasó?

fidel: le dieron un balazo

al ingeniero andrade.

edwina: ay, dios mío.

sebastián: ¡eres un necio,

cretino!

¡eres un necio!

si decidiste venir, ¿por qué

no fuiste con tus escoltas?

esto ha pasado por mí.

te juro que esos infelices

van a pagar.

¡te lo juro!

antonio: [gime]

sebastián: ¿antonio?

¿antonio?

sigues vivo.

aguanta, cretino, aguanta.

te voy a sacar de aquí.

tienes que aguantar.

tú puedes.

simón: ay, la verdad, ahora sí

ya me preocupe.

bruno: gracias.

simón: como que ya se tardó

mucho antonio hablando con la

ex, ¿no?

bruno: mm.

¿crees que se hayan

reconciliado?

[teléfono]

¿bueno?

edwina: ¿bruno?

soy yo, edwina.

¿me podrías comunicar con simón?

bruno: sí, cómo no.

ahorita te lo paso.

a qué no adivinas quién es.

simón: que no.

¿quién?

bruno: pues, ¿quién?

tu enamorada.

¿quién más?

simón: buenas noches, edwina.

edwina: ay, simón.

qué bueno que lo encontré.

pasó algo muy grave.

simón: ¿qué sucedió?

edwina: estaba con mi hermano

cuando le entró una llamada

avisándole que le dieron

un balazo al ingeniero andrade.

simón: ¿cómo?

eso no puede ser.

debe haber una confusión.

antonio está en su departamento.

edwina: ¿de verdad?

simón: sí.

está atendiendo a una persona.

edwina: que, que, qué extraño

porque fidel se fue de inmediato

para atender el asunto.

simón: espéreme un segundo,

no me cuelgue.

voy al departamento de antonio.

bruno: ¿qué, que pasa?

simón: parece que hay una

confusión.

bruno: ¿de?

sebastián: resiste, resiste,

antonio.

lo vamos a lograr.

vas a salir de ésta.

está vivo, padilla.

de pronto empezó a respirar.

lo acabo de subir al coche.

pide una ambulancia, por favor.

rafael: a dios gracias.

no lo mueva, ingeniero,

puede ser peligroso.

sebastián: ¡no podemos perder

el tiempo, padilla!

pide una ambulancia y que me

esperen ahí.

que me alcancen en el camino.

[timbre]

simón: ¿antonio?

sebastián: ¡no se te ocurra

morirte, cretino!

tienes que aguantar,

la ambulancia ya viene para acá.

antonio: [gime]

sebastián: ¡no, no, no me hagas

esto, cretino!

¡aguanta, aguanta!

¡demonio!

bruno: está muy raro.

¿le llamaron a fidel diciéndole

que le hicieron algo a antonio?

pero si no se ha movido de acá.

simón: pues, antonio no se

encuentra.

bruno: bueno, igual--

simón: edwina, antonio no está

en el departamento.

ya me alarmé.

puede ser cierto lo que le

dijeron a su hermano.

voy a averiguar qué pasó.

sí, estamos en contacto.

¿chepe?

¿chepe?

dime algo.

¿viste salir a antonio?

chepe: sí, se fue en su coche.

despacito llegó la novia del

ingeniero morales y al rato,

se fue con la otra señorita.

simón: gracias.

sí, salió.

¿qué demonios pasó con antonio?

bruno: edwina comentó que le

dieron un balazo.

simón: sí, también me lo dijo.

ojalá sea un error.

ay, válgame dios.

bruno: ¿y qué hacemos?

¿se lo decimos a sara?

rafael: dios, ¿cómo está?

sebastián: sigue respirando.

empezó a convulsionarse pero ya

se calmó.

rafael: está bien.

fidel se va a encargar de pedir

la ambulancia.

nos va a esperar más adelante.

sebastián: no perdamos más

tiempo, vámonos.

rafael: sí, sí, los sigo.

vámonos, vámonos.

sara: [piensa]

antonio: te amo como jamás penée

en poder amar.

sara: y yo a ti.

antonio: nadie nos va a separar.

sara: nadie, nadie.

antonio: ni nada.

sara: nada.

no puedes fallarme, antonio.

esta vez no.

simón: ¿sara?

sara: ¿llegó antonio?

simón: pasó algo que--

sara: no, no, no me digas.

¿están juntos?

¿se reconciliaron?

simón: no.

por alguna razón, antonio tuvo

que salir.

y le reportaron a fidel

que le dispararon.

[sirenas]

pepe: ¡nelson!

>> ahí está la ambulancia.

fidel: deben de ser ellos.

¡háganse a un lado!

tranquilos, está la ambulancia.

pase, pase.

eso es.

sebastián: ¡rápido!

¡está inconsciente, ha perdido

mucha sangre!

fidel: cuando encontró al

ingeniero, ¿vio algo, algún

rastro o alguien cerca

del lugar?

sebastián: no.

no, lo único que vi fue el auto

de antonio con la puerta abierta

y las luces encendidas.

me acerqué y fue cuando le

descubrí en el suelo.

corrí hacia él y pensé que

estaba muerto.

fidel: lo obligaron a bajar

de su auto.

y una vez fuera, le dispararon.

lo cual quiere decir que tuvo

que haber visto a su agresor.

si sale de ésta,

podría identificarlo.

sara: dime qué más sabes,

edwina, por favor, te lo

suplico.

edwina: solo eso, sara.

lo mismo que le dije a simón.

fidel recibió una llamada

avisándole que le habían

disparado al ingeniero.

se fue de inmediato

pero no me dijo adonde.

sara: dame el celular de fidel,

por favor.

edwina: sí, sí, claro que sí.

apunta.

sara: sí, ya lo tengo, gracias.

edwina: ojalá no sea nada grave.

sara: dios te oiga.

simón: ¿qué pasa?

sara: no me contesta.

¿qué hago?

sebastián.

él debe de saber algo.

voy por mi celular.

juancho: ¿qué pasa?

¿por qué tanto alboroto?

simón: parece que antonio sufróo

un atentado y edwina nos da una

información y a ver si sebastián

se--

[sirenas]

fidel: voy con mi gente

a ver del atentado.

lucio se va a llevar el auto

del ingeniero andrade

a la comandancia.

rafael: gracias, fidel.

mañana mando por él.

oye, ¿alguien de tu gente podría

echarnos una mano con el coche

que trae el ingeniero morales?

fidel: sí, no te preocupes.

¡quintín!

quintín: dígame, jefe.

fidel: vamos a ir al lugar de

los hechos a buscar cualquier

indicio de los agresores.

que telosio lleve tu unidad.

hay que recoger el auto

que traía el ingeniero morales.

quintín: sí, jefe.

¿quién tiene las llaves?

rafael: se quedaron pegadas

en el coche.

quintín: ¿y adónde hay

que llevarlo?

rafael: si me haces el favor,

quintín, a casa de titina.

te doy el celular de pepe

para que te diga donde vive.

él es amigo de la familia.

quintín: pierda cuidado,

yo lo tengo.

me encargaré de llevar ese coche

adonde pepe me diga.

rafael: gracias, quintín.

bueno, fidel, voy al hospital.

cualquier cosa te aviso.

gracias por tu apoyo.

fidel: no, hombre, qué

agradeces.

aquí lo único que importa es que

el ingeniero salga bien librado

de ésta.

rafael: ojalá, fidel.

ojalá.

fidel: vamos.

bien, muchachos.

sara: sebastián, soy sara.

¿sabes algo de antonio?

me enteré que le dieron

un balazo.

sara: ¡no, no, no, dios mío,

no puede estar pasando esto!

pero yo lo dejé con isabel.

¿adónde lo llevan?

sí, voy para allá.

antonio está muy mal.

el balazo se lo dieron

en la cabeza.

va en una ambulancia

camino al hospital general.

tengo que ir, tengo que estar

con él.

simón: tranquila, tranquila.

yo te llevo.

no puedes manejar así.

bruno: no entiendo nada.

si estaba hablando con isabel

para qué salió.

juancho: si el balazo fue en la

cabeza, va a estar difícil que

se salve.

[vibra]

carmelo: ¿qué pasó, matías?

espero que me tengas buenas

noticias.

matías: muy buenas, don carmelo.

el ingeniero andrade

está muerto.

carmelo: ¿entraste a su casa?

matías: no, le hablé por

teléfono haciéndome pasar

por policía.

le dije que habíamos encontrado

el cuerpo de rafael padilla en

una brecha cerca de la ciénaga.

mordió el anzuelo.

y apenas apareció, le metí

un tiro en la cabeza.

carmelo: buen trabajo.

ahora solo hay que esperar

a que la noticia corra.

nos vemos mañana.

quiero ver la cara de arango

cuando vea que yo sí tengo

las agallas que a él le faltan.

>> patrón.

pedro: ¿sí?

>> le traigo buenas noticias.

ya tenemos a vinicio rojas.

viene en camino por si quiere

verlo de una vez.

[celular]

pepe: ¿qué hubo, quintín?

¿ya sabes a qué hora entrenamos

mañana?

quintín: todavía no.

y como están las cosas,

quién sabe si vamos a entrenar.

pepe: ¿y eso?

quintín: ¿sabes dónde vive la

amiga del ingeniero morales,

a la que le dicen titina?

pepe: como no.

conozco a su familia.

vive en independencia 27,

en el barrio nuevo.

¿y tú para qué la andas

buscando?

quintín: es que le prestó su

coche al ingeniero morales para

una emergencia y se lo voy

a llevar.

pepe: ¿emergencia?

quintín: sí.

le pusieron una trampa al

ingeniero andrade y fue tras él.

pepe: ¿cómo que una trampa?

quintín: pues, no sé cómo

estuvieron las cosas.

justo estamos investigando.

el caso es que al ingeniero

andrade le metieron un tiro

en la cabeza.

isabel: voy a hablar para ver si

hay boletos.

me quiero regresar mañana

a primera hora.

natalia: pero yo ni siquiera

he hablado con sebastián.

isabel: quédate.

yo me largo.

yo no tengo nada más que hacer

en este maldito pueblo.

natalia: está bien,

como quieras.

yo vine a hablar con sebastián y

mientras no lo haga, no me voy.

le voy a volver a marcar.

[radio]

>> prepare el quirófano y equipo

de neurocirugía.

el paciente va en estado grave.

[celular]

sebastián: ¿bueno?

natalia: sebastián, soy yo.

por fin me contestas.

nos enteramos que mataron

a un trabajador de conatrol.

sebastián: ¿cómo te enteraste?

¿dónde estás?

natalia: isabel y yo estamos

en san gaspar.

ella lo supo porque

se encontraba con antonio

cuando le avisaron.

sebastián: al que hirieron fue

a antonio.

le dieron un balazo en la

cabeza.

natalia: dios mío.

>> estamos entrando por la

puerta de emergencia.

preparen la camilla.

sebastián: tengo que colgar.

ya llegamos al hospital.

aguanta, cretino.

aguanta.

isabel: ¿qué pasó?

quedaste muda.

natalia: no hay tal trabajador

muerto.

al que hirieron es a antonio.

le dieron un balazo

en la cabeza.

[música]

[m

¡nelson!

¡nelson!

nelson: ¿y ahora tú?

pues, ¿qué traes?

¿qué es esa manera

de estar gritando?

pepe: el ingeniero andrade,

nelson.

nelson: ¿qué pasa con el

ingeniero?

pepe: ¡le pegaron un tiro

en la cabeza!

nelson: ¿qué?

pepe: le pusieron una trampa.

se lo llevaron al hospital

general.

está muy grave.

nelson: es mi culpa, pepe.

si el ingeniero se muere,

es por culpa mía, pepe.

y todo por no haber hablado

a tiempo.

sebastián: se la tenían bien

preparada.

rafael: sí.

es alguien que sabía que estaba

sin escoltas.

sebastián: seguro llevaron

tiempo esperando para cazarlo,

rafa.

sara: ¡sebastián!

¿cómo está?

sebastián: mal.

llegó prácticamente muerto.

sara: ay, no, no, no.

[pitidos]

doctor: la hemorragia sigue.

hay un punto de sangrado

que no localizo.

sara: isabel estaba con él.

sebastián: ¿qué hacía isabel

en san gaspar?

sara: vino a hablar con antonio.

enfermera: ¿familiares de

antonio andrade?

sara: yo.

isabel: tú nada, infeliz.

yo soy su prometida.

enfermera: les ruego que se

moderen.

solamente necesito unos datos

del paciente.

isabel: yo le contesto lo que

quiera.

conozco a antonio de toda

la vida.

enfermera: ¿es alérgico a algún

medicamento?

isabel: no.

enfermera: ¿qué operaciones ha

tenido?

isabel: hace mucho que no lo

intervienen de nada.

a los cinco años lo operaron

de las anginas.

a los 14 de apendicitis.

después de eso, la única vez que

volvió a estar hospitalizado fue

hace dos años cuando se quebró

un brazo esquiando en denver.

enfermera: ¿está tomando algún

medicamento actualmente?

isabel: para nada.

antonio es muy sano.

sara: eso no es cierto.

estaba tomando antibióticos

porque le dio dengue.

lleva cinco días sufriendo

altas temperaturas.

enfermera: entiendo.

sara: antonio se encuentra

muy débil.

apenas estaba saliendo

de la crisis del dengue.

enfermera: ¿sabe cuál fue su

último alimento?

sara: sí.

fue como a las ocho de la noche.

una pasta con ensalada

de lechuga, ají y tomate.

enfermera: ¿alcohol?

sara: no, no, señorita,

nada de eso.

enfermera: gracias, con permiso.

natalia: ven, vamos a otro

lugar.

isabel: no.

tengo que hablar con esta mujer.

operadora: el teléfono que usted

marcó está apagado o fuera

del área de--

nelson: el celular de fidel

también me manda a buzón.

¿qué hacemos?

tengo que hablar con él.

¿ves lo que pasó por haberme

callado, pepe?

pepe: tranquilo.

primero, hay que ver qué pasa

con el ingeniero.

nelson: es que si se muere,

no me lo voy a perdonar nunca.

sara: no ganas nada con

lamentarte.

ay que tener fe en que el

ingeniero la libre.

nelson: voy a la comandancia.

en algún momento fidel tiene

que llegar.

espérame, voy a cambiarme, ¿eh?

pepe: sí, sí, sí.

isabel: ni creas que porque te

la pasaste metida con antonio

estos últimos días, te vas a

convertir en alguien en su vida,

¿eh?

nunca vas a pasar de ser

la otra.

por favor, isabel,

tranquilízate.

no es ni momento ni lugar

para discutir.

isabel: ¿y a ti quién te dijo

que podías tutearme, eh?

no somos iguales.

así que, guarda tu distancia.

sara: qué pena me das.

de verdad.

¿no te das cuenta que en este

momento ni tú ni yo somos

importantes?

antonio se está debatiendo

entre la vida y la muerte.

y lo último que me interesa

es ponerme a discutir contigo.

isabel: me parece perfecto que

te vayas.

no te quiero ver aquí.

sara: ¿quién te dijo que me iba

a ir?

isabel: te vas porque te vas.

la que tiene que estar aquí

soy yo.

su prometida.

sara: tú no eres su prometida.

antonio y tú terminaron.

¿o crees que no sé lo que te iba

a decir cuando los dejé

hablando?

fidel: calibre nueve milímetros.

quintín: el ingeniero corrió

con suerte.

con un balazo en la cabeza

es para que estuviera muerto.

fidel: ¿encontraron algo más?

quintín: sí, jefe.

hay huellas de una motocicleta

que al parecer escondieron ahí

abajo.

luego, agarró para aquel rumbo.

fidel: no quisieron arriesgarse

saliendo directo a la carretera.

deben de haber huido por alguna

brecha.

quintín: lo que no termino de

entender es por qué el ingeniero

bajó de su coche.

fidel: algo tuvo que ver

para hacerlo.

y por la distancia entre el

lugar donde cayó el ingeniero y

el casquillo, el balazo tuvo

que haber sido a quemarropa.

quintín: esto es obra de los

saqueadores de gasolina.

en una ocasión ya habían

intentado matar al ingeniero.

fidel: no tengo la menor duda.

difícilmente vamos a dar

con ellos.

bueno, vamos, no hay más que

hacer aquí.

quintín: ¡muchachos!

vámonos ya.

[música]

isabel: antonio se refugió en ti

porque creía que me había

perdido.

pero cuando le dije que lo

perdonaba, recapacitó.

sara: no te creo.

isabel: qué lástima.

debí haberle tomado una foto

para que te cercioradas con tus

propios ojos, la alegría

que tuvo cuando le dije que todo

seguía igual entre nosotros.

sara: eso no es verdad.

y no creas que me vas a enredar

con tus mentiras.

isabel: ¿por qué no quieres

aceptar que el universo

de antonio es diferente al tuyo,

eh?

su mundo es otro,

no éste.

y ahí no tienes cabida.

entiendo que en su aislamiento

en este maldito pueblo, te haya

prometido mil cosas pero te

aseguro que fue circunstancial.

yo soy su única realidad.

acéptalo.

no puedes competir con una

relación de tanto tiempo.

y si lo conoces un poquito, te

habrás dado cuenta que hay cosas

de él que nunca van a cambiar.

o dejaría de ser quien es.

simón: no tiene caso que sigas

escuchándola.

ven.

sara: no te preocupes, simón.

yo sé que todo lo que dice

no puede ser cierto.

porque lo último que escuché

de sus labios fue que me amaba.

natalia: sebastián, ¿puedes

venir, por favor?

sebastián: discúlpenme.

sara: yo estoy segura que para

antonio, ella es la otra.

no yo.

isabel: ¿cómo es posible que

hayas permitido que esa tipa

se metiera al departamento

de antonio para cuidarlo?

sebastián: ¿y quién lo iba a

cuidar, tú?

que me habías dicho que no

querías saber nada de él, que no

querías ni volver a verlo.

isabel: hubieran llamado

a alguien de su familia.

sebastián: antonio no quiso.

natalia: claro, prefirió

los servicios de la vecina.

que al cabo, era servicio

completo, ¿no?

sebastián: natalia, ¿qué te

pasa?

¿cómo es posible que lo único

que piensen es cómo ganarle

a sara?

por dios.

antonio se está muriendo.

isabel: hay que avisarles

a sus papás.

sebastián: primero, voy a

llamarle al ingeniero uribe.

y juntos sabremos cómo darles

la noticia.

buenas noches.

¿me puede comunicar con el

ingeniero uribe, por favor?

de parte del ingeniero sebastián

morales.

le estoy llamando de san gaspar.

espero, gracias.

>> patrón.

estaba monitoreando las

frecuencias de la policía

y escuché que hubo un atentado

contra un ingeniero de conatrol.

pedro: ¿dijeron algún nombre

o algo que nos diga de quién

se trata?

>> no, no, no, patrón.

no, solo que se lo llevaron

prácticamente muerto al hospital

general.

juan carlos: ¿cómo dices?

¿qué le pasó a antonio?

sebastián: le tendieron una

trampa, ingeniero.

recibió una llamada diciéndole

que habían asesinado a rafael

padilla.

y que el cadáver estaba tirado

en una brecha en la carretera

de la ciénaga.

antonio no lo pensó dos veces

y se fue a buscarlo.

me avisó para que lo alcanzara

y cuando llegué al lugar--

lo encontré tirado con un

disparo en la cabeza.

juan carlos: dios santo.

¿cómo está?

sebastián: en este momento está

en el quirófano.

luchando por su vida.

juan carlos: ¿y ya lo sabe su

familia?

sebastián: no.

no, preferí llamarlo a usted

primero.

juan carlos: yo me encargo

de darles la noticia.

voy ahora mismo para hablar

con ellos y salgo inmediatamente

para san gaspar.

cualquier cosa me llamas

a mi celular.

espero--

que de camino a casa de los

andrade, antonio haya salido del

quirófano y esté recuperándose.

sebastián: yo también así

lo espero, ingeniero.

isabel: acompáñame.

[pitidos]

doctor: entró en paro,

desfibrilador.

[música]

[música]

[celular]

nelson: es el jefe de los

saqueadores.

pepe: miserable.

seguro te habla para alardear.

pues, contesta.

nelson: ¿bueno?

pedro: ¿sabes algo del atentado

contra un ingeniero de conatrol?

te estoy hablado,

¿qué, no oíste?

nelson: sí, sí lo oigo.

pedro: entonces contesta.

¿qué sabes del atentado?

nelson: fue contra el ingeniero

andrade.

pedro: ¿y por qué no me habías

llamado?

nelson: ¿para qué le llamo?

si usted fue quien lo hizo.

pedro: no seas imbécil.

si yo lo hubiera hecho,

no te estaría preguntando.

y no tengo por qué darte

explicaciones, así que no me

vuelvas a hablar así.

mantenme al tanto de todo lo que

pase con andrade y mucho cuidado

con lo que hagas o digas.

porque sabes muy bien lo que te

estás jugando.

pepe: ¿qué te dijo?

que tuviera cuidado con lo que

hacía o decía.

para acabar pronto,

me la sentenció.

bruno: es que todo está muy

raro.

sara dejó a antonio en su

departamento hablando

con isabel.

y luego esos infelices se las

arreglaron para hacerlo salir.

no sé.

el caso es que nos enteramos

por edwina que le habían dado

un tiro en la cabeza.

>> ¿no?

pues, qué mala onda.

¿y adónde se lo llevaron?

bruno: al hospital general.

sara y simón están allá.

>> ya me imagino cómo está sara.

¿no deberíamos ir para

acompañarla?

bruno: juancho, ve si sara dejó

las llaves de su coche.

juancho: sí, aquí están.

>> vámonos.

[pitidos]

pedro: no creo que haya sido

alguien de la organización.

ninguno debe ir por su cuenta.

>> ¿no habrá sido segura

el que lo mandó a matar?

le traía ganas, patrón.

hasta se lo había insinuado.

pedro: una cosa es hablar

y la otra es actuar.

por muy molesto que esté ricardo

con andrade, dudo mucho que

tenga las agallas para mandarlo

a matar.

además, quedamos que lo íbamos

a dejar en paz por un buen rato.

>> pues, sí, patrón.

pero la mera verdad, a mí segura

como que no termina de darme

confianza.

se me hace que es de ese tipo

de gente que navega para donde

le convenga.

pero te apuñalan por la espalda.

nelson: ahora resulta que no fue

él quien está detrás del

atentado contra el ingeniero

andrade.

y no sé si creerle.

pepe: pero entonces ¿por qué te

llamó?

¿para preguntarte qué sabías?

nelson: no sé, pepe.

de esa gente se puede esperar

todo.

además, para el caso es lo

mismo.

quien haya sido, esto ya

no puede seguir.

tengo que hablar y que la

policía se encargue

de investigar.

pepe: no, no, no, espérate,

espérate.

piensa muy bien las cosas.

nelson: ¿quién te entiende?

¿no estabas presione y presione

para que hablara?

y ahora que estoy decidido

a hacerlo, dices que hay que

pensar las cosas.

pepe: pues, sí.

pero, pues, la amenaza que te

acaban de hacer no es para

tomarla a la ligera.

hayan sido ellos o no, si los

denuncias se van a ir en contra

de ti y de tu familia.

nelson: siempre se la han pasado

amenazándome.

ya me cansé.

me la voy a jugar, pepe.

y en cuanto a mi familia, pues,

a ver adonde la mando mientras

arreglo las cosas.

pepe: eso me parece bien.

pero haz las cosas con calma.

primero, los pones a salvo

y luego hablas con quien tú

quieras.

ahorita lo que traes es el

coraje por lo que le hicieron

al ingeniero andrade.

y arriesgándote a lo tarugo,

no vas a conseguir nada.

>> muchas gracias, oficial.

quintín: de nada.

titina: ¿y dónde están velando

al amigo de chevi?

quintín: ¿chevi?

titina: sí, el ingeniero

morales.

así le digo de cariño.

quintín: ah.

no hay ningún velorio.

esperamos que no lo haya y que

el ingeniero andrade la libre.

>> a ver, a ver, a ver.

¿cómo que al que le dieron el

balazo fue al ingeniero andrade?

quintín: sí.

>> no, si cuando chevi estaba

con nosotros, él habló para

decirle que habían encontrado un

cuerpo de un tal rafael padilla.

allá por la ciénaga.

quintín: ah, entonces fue eso.

>> a ver, ¿cómo que eso,

oficial?

quintín: lo que ocasionó que el

ingeniero andrade saliera de su

casa.

le pusieron una trampa

porque querían matarlo.

titina: ay, no.

quintín: lo bueno fue que

fallaron.

lo malo es que está muy grave.

bueno, no sé por qué les estoy

dando tanta información si nomás

venía a traerles el coche.

buenas noches.

titina: buenas noches.

>> está medio enredada la cosa,

¿no?

como sea, ojalá el amigo

de chevi no se muera.

titina: antonio es el mejor

amigo de chevi.

debe estar sufriendo muchísimo.

llévame al hospital para verlo.

>> ¿cómo crees?

¿qué les vamos a decir

a nuestros papás?

titina: ay, nada, ya se

acostaron.

vamos, ándale.

>> ¿cómo está antonio?

¿qué sabes?

sebastián: grave.

aún no tenemos noticias.

sigue en el quirófano.

juancho: ¿dónde está sara?

sebastián: en la sala de espera

con simón y rafa.

>> ¿y tú por qué no estás

con ellos?

bruno: isabel estaba con antonio

cuando le llamaron para decirle

que habían asesinado a rafa.

>> ¿y qué hacía con él?

no me digas que volvieron.

sebastián: no.

le cayó de sorpresa

igual que natalia.

>> vaya sorpresa.

vamos con sara.

sebastián: vayan ustedes.

yo voy por un refresco

de máquina.

¿no quieren nada?

bruno: no, gracias.

isabel: no entiendo qué hacen

esa bola de zarrapastrosos aquí.

emma: por supuesto que la boda

de mi hijo con isabel cisneros

sigue en pie.

[timbre]

¿de dónde sacas que rompieron?

ay, eso que dicen no son más

que rumores mal intencionados.

>> adelante.

juan carlos: sí, gracias.

>> con permiso.

juan carlos: buenas noches.

eduardo: juan carlos, qué--

sorpresa.

emma: discúlpame, tengo que

colgar, luego te llamo.

juan carlos, buenas noches.

¿qué te trae por aquí

a estas horas?

juan carlos: lamentablemente,

malas noticias.

ocurrió una desgracia.

emma: dios mío.

antonio.

juan carlos: sí, se trata de él.

sufrió un atentado y--

recibió un tiro en la cabeza.

emma: ¡no!

¡mi hijo no!

eduardo: ¿está vivo?

juan carlos: sí, sí, en estos

momentos lo están operando.

emma: no puede ser.

maldito pueblo, maldito pueblo.

eduardo: tranquilízate, mi amor.

emma: ¿cómo quieres que me

tranquilice si mi hijo se está

muriendo?

juan carlos: emma, emma,

cálmate.

es que, hay que tener fe de que

va a salir bien de la operación.

emma: ¿y si no?

[música]

rafael: no, aún no sabemos nada.

lo siguen operando.

de acuerdo, aquí te esperamos.

fidel viene para acá.

quiere tomarle declaraciones

a la señorita cisneros

y al ingeniero morales.

bruno: están en el pasillo.

el que da a la salida.

rafael: voy a avisarles.

simón: ¿a quién le hablas?

sara: a mi tío vicente.

quiero pedirle que venga

para acompañarme.

¿tío?

tío, pasó una desgracia.

balearon a antonio.

ven, por favor, lo están

operando y necesito que estés

aquí conmigo.

sí, no te tardes.

eduardo: debiste de haber

removido a antonio de san gaspar

antes de que ocurrieran

esas amenazas.

tú bien sabías el peligro

que estaba corriendo allí.

juan carlos: lo sé.

lo sé.

pero ¿cómo hacerlo si él

no quería dejar san gaspar?

tú eres testigo de que yo traté

de hacer esfuerzo para que

regresara pero él insistió

en quedarse.

no pude negárselo.

emma: todo por culpa de esa

mujer.

la vecina.

por ella fue que se regresó.

ella es la verdadera razón

de todas sus desgracias.

¡eduardo!

eduardo, ¿qué tienes?

eduardo: es la presión.

voy por mis pastillas.

emma: no, yo voy.

eduardo: déjame.

emma: yo voy, yo voy.

juan carlos: tranquilízate,

eduardo.

eduardo: hay que avisarle

a mariana.

y hay que conseguir boletos

para salir inmediatamente

a san gaspar.

juan carlos: el helicóptero de

conatrol está disponible

y saldremos cuando me avisen

del hangar que todo está listo.

eduardo: gracias.

gracias.

juan carlos: de nada.

calma.

isabel: cómo tardan con antonio.

natalia: no es cualquier cosa

lo que le están haciendo.

imagínate una bala en la cabeza.

isabel: si no fuera porque hay

que aguantar a esa bola

de ordinarios, no se me haría

tan larga la espera.

rafael: disculpen, ¿no han visto

al ingeniero morales?

natalia: ¿para qué lo quiere?

rafael: le traigo un recado

del comandante chávez.

quiere que vaya a declarar.

y usted también,

señorita cisneros.

isabel: ¿y yo por qué?

no tengo nada que decir.

rafael: no lo sé, pregúnteselo

a él.

isabel: qué falta de delicadeza.

parece que no se dan cuenta

por lo que estoy pasando.

rafael: voy a buscar

al ingeniero morales.

natalia: las cosas serían más

llevaderas si fueras un poquito

más amable.

isabel: ¿qué quieres?

¿qué me vuelva íntima de esa

gentuza?

olvídalo.

natalia: voy por más agua.

titina: ¡chevi!

mi más sentido pésame.

sebastián: antonio no está

muerto, ¿sí?

>> shh.

sebastián: déjate de pésames.

titina: ay, perdón.

>> shh.

titina: es que te vi tan mal que

yo pensé--

rafael: solo esto faltaba.

si la señorita natalia lo ve

con ella, esto se va a poner

color de hormiga.

perdón que le moleste,

ingeniero.

¿qué tal?

al comandante chávez le urge

hablar con usted.

sebastián: claro, vamos.

será mejor que se vayan.

tengo que atender al comandante

y seguro va a llevar su tiempo.

¿mm?

mañana te llamo.

natalia: ¿y esa quién es?

[celular]

¿bueno?

rafael: ingeniero, no podemos

hacer esperar al comandante,

le urge su declaración.

sebastián: gracias por venir.

un gran detalle de su parte,

de verdad.

nos hablamos mañana, ¿mm?

titina: sí, chevi.

cuídate.

sebastián: sí.

titina: con permiso.

rafael: hasta luego.

sebastián: gracias, rafa.

si la llega a ver natalia,

me mata.

rafael: qué bueno que no la

conoce porque ya la vio.

está ahí atrás hablando

por teléfono.

natalia: sí, señora, ya estamos

enteradas.

no sé por qué no le contesta

el celular.

de hecho, isabel y yo estamos

en san gaspar.

isabel vino para hablar

con antonio y yo la acompañé.

no, no sé exactamente qué pasó.

isabel estaba con antonio cuando

recibió una llamada avisándole

que habían matado a uno de los

trabajadores de la planta.

al parecer, le tendieron

una trampa.

no, no nos han dicho nada.

siguen interviniéndolo.

en cuanto sepa algo,

yo me comunico con usted.

sebastián: ¿con quién hablabas?

natalia: con la señora emma.

ya sabe lo de antonio.

me marcó porque no podía

localizar a isabel.

enfermera: [altavoz] ¿familiares

del paciente antonio andrade?

favor de pasar a la sala

de espera.

simón: díganos, señorita, desde

hace rato estamos esperando

noticias del ingeniero andrade.

¿ya salió de la operación?

sara: por favor, señorita,

díganos.

enfermera: disculpe pero el

doctor solo va a hablar

con el familiar del paciente.

¿dónde está la prometida

del ingeniero?

sara: yo soy una persona

muy cercana a él.

enfermera: sí pero la otra

señorita es el familiar.

isabel: aquí estoy.

enfermera: sígame, por favor.

sara: no es posible.

esto es inhumano.

sebastián: ¿qué pasó?

¿hay noticias de antonio?

sara: no.

la enfermera no quiso decirnos

nada a nosotros.

se fue con isabel

hacia el interior.

por favor, sebastián, necesito

saber algo.

sebastián: tranquila, tranquila,

nos enteraremos.

sara, sé que antonio quisiera

que fuera a ti a quien informen.

pero son las reglas.

no hay nada que hacer.

enfermera: tome asiento,

por favor.

el doctor viene en un momento.

sara: voy al baño.

sebastián: déjala.

natalia: se fue a seguir

a isabel.

sebastián: no.

fue al baño.

natalia: el baño está para el

otro lado.

sebastián: déjala.

doctor: buenas noches.

isabel: buenas noches.

¿cómo salió antonio

de la operación?

doctor: en este momento está

en recuperación en la sala

de terapia intensiva.

la lesión que provocó la bala

podría calificarse como

moderada.

dentro de lo que cabe,

fue muy afortunado.

isabel: ¿y eso qué quiere decir?

¿qué ya está bien?

doctor: bueno, aún no podemos

decirlo.

el problema es que el tiempo de

atención influyó en el curso de

la lesión y se formó un hematoma

cerca del tallo cerebral

que habría que operar.

pero decidí no hacerlo en espera

de que se pueda reabsorber

por lo que tuve que inducirlo

al coma.

Cargando Playlist...