null: nullpx
Cargando Video...

La Vecina Capítulo 110

25 Jul 2020 – 12:00 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta...

operadora: el número que usted

marcó está ocupado.

rosa: bueno, lo primero

es tirar todo a la basura.

sara: conatrol ha invertido

en la planta de san gaspar

más presupuesto

que en ningún otro lugar

desde que sucedió el desastre

de la ciénaga.

sin embargo,

debido a los robos de gasolina,

que han aumentado

considerablemente,

la empresa se encuentra

en número rojos.

por ese motivo dieron seis meses

de plazo para acabar

con los saqueadores

o definitivamente la planta

se va a cerrar.

gobernador: ¿en qué porcentaje

han aumentado los robos

últimamente?

antonio: no escuche la pregunta,

repítemela por favor.

sara: usted quiere saber

el porcentaje exacto

del aumento de robo

de gasolina.

gobernador: bueno,

si no tiene el dato exacto,

un aproximado para darnos

una idea.

antonio: aumentó en un 30%

en relación al semestre pasado

y en un 50% en relación

al año pasado.

sara: el porcentaje,

señor gobernador,

aumentó en un 30% en relación

al semestre pasado

y en un 50% en relación

al año pasado.

operadora: el número que usted

marcó está ocupado.

rosa: ¿y ahora?

[explosión]

>> [grita]

sara: conatrol ha invertido

en la planta de san gaspar

más presupuesto

que en ningún otro lugar

desde que sucedió el desastre

de la ciénaga.

sin embargo, debido a los robos

de gasolina,

que han aumentado

considerablemente,

la empresa se encuentra

en número rojos.

por ese motivo dieron seis meses

de plazo para acabar

con los saqueadores

o definitivamente la planta

se va a cerrar.

gobernador: ¿en qué porcentaje

han aumentado los robos

últimamente?

antonio: no escuché la pregunta,

repítemela por favor.

sara: usted quiere saber

el porcentaje exacto

del aumento de robo

de gasolina.

gobernador: bueno,

si no tiene el dato exacto,

un aproximado

para darnos una idea.

antonio: aumentó en un 30%

en relación al semestre pasado

y en un 50% en relación

al año pasado.

sara: el porcentaje,

señor gobernador,

aumentó en un 30% en relación

al semestre pasado

y en un 50% en relación

al año pasado.

en caso de cerrar la planta,

el panorama es preocupante.

no solo para la empresa

y sus trabajadores

sino también para la región

en general.

según las proyecciones

que se hicieron

podríamos asegurar

que la economía de la región

se vendría abajo

considerablemente.

gobernador: ¿cuánta es la gente

que depende de conatrol?

antonio: la planta se compone

de 200 empleados.

sara: la planta,

señor gobernador,

se compone de 200 empleados.

gobernador: creo que hice mal

mi pregunta.

sara: [asiente]

gobernador: usted dice que hay

una repercusión a nivel

de la región.

¿cuántas personas son

las que se verían afectadas?

antonio: la cifra exacta

de las personas afectadas

no la tenemos, pero...

sara: la cifra exacta

de las personas afectadas

no la tenemos, pero...

antonio: podríamos decir que

un cuarto de la población

de san gaspar

depende de uno u otro modo

de la planta.

sara: pero...

antonio: sara.

sara, ¿qué pasa?

sara.

sara.

sara.

sara: pero...

gobernador: ¿qué pasa,

señorita granados?

sebastián: ya está.

>> esta sí es tu firma.

qué diferencia.

sebastián: lo que pasa es que

cuando me pongo nervioso

la firma me sale mal.

>> ¿y por qué te pones nervioso?

si estamos en familia.

sebastián: sí, ¿verdad?

¿ya me puedo ir?

todavía alcanzo a llegar

a la junta con el gobernador.

>> olvídate del gobernador.

tu amigo se va a hacer cargo.

sebastián: ¿y ahora qué?

ya les firmé lo que me pidieron.

>> pues, sí, pero falta

lo más importante:

decirle a titina que aceptaste

casarte con ella.

arnold, háblale.

dile que se ponga guapa

porque "chebi" nos va a invitar

a comer al restaurante

del hotel.

>> [grita]

comidita gratis, carnalito.

[ríe]

>> ¿no que no, cuñadito?

sebastián: vale, vale.

gobernador: ¿está bien,

señorita granados?

sara: ¿eh? sí.

[ríe]

sí, sí, sí.

gobernador: no es necesario

que nos dé cifras exactas.

con un porcentaje aproximado

está bien.

sara: yo me pregunto,

señor gobernador,

señores secretarios,

¿las cifras son tan importantes?

cuando es evidente que conatrol

genera trabajo e ingreso

para gran parte

de la población.

¿quién de ustedes no tiene

a alguien que tenga relación

con la planta?

si no es el sobrino,

es el tío,

el yerno o el amigo íntimo.

dejemos las cifras para cuando

sea necesario.

antonio: sara, ¿por qué

no contestas?

¿en qué momento se me ocurrió

dejar que fuera a la junta?

[celular]

¿sara?

rafael: soy yo, ingeniero.

marina me llamó y me dijo que

sara se tuvo que ir sola

a la junta en su representación.

antonio: así es.

no quedó de otra.

los hermanos de titina

no dejan salir a sebastián.

vaya hacia la presidencia

municipal, por favor.

sara necesita que la apoye.

le están haciendo preguntas

que no sabe contestar.

rafael: voy para allá

de inmediato.

bruno: ¿cómo estás, antonio?

antonio: preocupado.

perdí contacto con sara.

le estaba diciendo

por el celular qué contestar

y de pronto se cortó.

bruno: bueno, se debe haber

quedado sin pila.

antonio: ay, y fue justo

cuando le estaban preguntando

cifras que por supuesto

no conoce.

bruno: tranquilo.

mira, conociéndola,

algo habrá inventado.

antonio: ese es el problema,

que no se va a quedar callada.

solo dios sabe qué vaya

a inventar.

bruno: [ríe]

ya, tranquilo, hombre.

vas a ver que todo

va a salir bien.

mira, sara será todo

lo atrabancada que quieras,

pero tonta no es.

y con su encanto, no,

la va a librar.

¿quieres algo de tomar?

¿agua, jugo?

antonio: no, gracias.

estoy bien así.

bruno: bueno.

pues, yo me quedo a hacerte

compañía porque sara me encargó

que no te dejara solo

ni un segundo.

como hombre.

sara: la gente lo único

que va a entender

es que la planta cierra

por culpa de los saqueadores

de gasolina.

vamos a ver que los negocios

se empiezan a cerrar,

muchos se quedarán desempleados.

hasta las escuelas

se van a vaciar

porque las familias tendrán

que irse en busca

de mejores horizontes.

no quiero ser alarmista,

pero san gaspar sin la planta

puede convertirse

en un pueblo fantasma.

créanme que no ganan nada

sabiendo que en el primer

trimestre de este año

la inversión en infraestructura

aplicada a la comunidad

aumentó el 3% con respecto

al período anterior

o que la proporción

de adulteración de hidrocarburos

creció un 13%.

¿cómo nos ayuda saber eso?

díganme sinceramente ustedes

que son funcionarios públicos.

¿de qué nos sirve

esa información?

edwina: imagínese que es el día

>> tienes que acabar

del video chat y aquí hay

unas 2.000 personas conectadas.

simón: [ríe]

eso no me ayuda en nada.

edwina: está bien.

entonces imagine

todo lo contrario,

que está solo en un cuarto.

simón: eso no tiene lógica.

a ver, si estoy solo,

¿quién me va a hacer

las preguntas?

edwina: [ríe]

entonces dígame qué es

lo que quiere para que lo sienta

lógico y que no sienta pánico.

simón: ah, pues,

que no haya chat.

edwina: eso es imposible.

los seguidores merecen

que les dedique tiempo.

juancho: eso mero digo yo.

edwina: además, no entiendo

cómo un hombre que ha sido capaz

de hacer lo que usted hizo

no puede explicarlo

a un público que ni siquiera

está en frente.

simón: bueno.

¿qué quieren que haga, hombre?

esto es más fuerte que yo.

digo, de los nervios

hasta comezón me está dando.

edwina: ya, ya, ya.

tranquilo, tranquilo.

a ver, dígame,

¿qué necesita para calmar

su ansiedad?

simón: eso.

si me toma de la mano

tal vez podría.

>> la explosión se escuchó

hasta ahí en frente.

>> no, si nosotros veníamos

pasando cuando se escuchó

el tronido.

de puro chorro la señorita

se salvó.

rosa: [llora]

no sé qué pasó.

iba a tirar lo que se echó

a perder cuando explotó

la estufa.

>> tranquila, señorita.

afortunadamente está bien.

rosa: casi no lo escucho.

>> es por la explosión.

rosa: ¿qué dice?

>> que quedó un poco sorda

por la explosión,

pero no se preocupe,

va a estar bien.

rosa: tengo que avisarle a sara.

>> la policía se va a encargar

de eso.

por lo pronto usted

debe estar tranquila.

y por favor,

déjeme tomarle la presión.

[llaman a la puerta]

uribe: adelante.

ricardo: con permiso, ingeniero.

le traigo la información

que me pidió.

uribe: bien, gracias.

ricardo: ¿ya tuvo alguna noticia

de san gaspar?

uribe: no, antonio

aún no se ha reportado.

me pregunto si continúa

en la reunión.

era para que ya tuviéramos

noticias.

ricardo: ahora mismo

lo averiguamos.

miriam, enlázame

con la presidencia municipal

de san gaspar, por favor.

sara: lo que no nos podemos

permitir es caer en tecnicismos

para evadir el problema real.

ataquemos las cosas de frente.

todos sabemos

que los responsables

son los saqueadores.

por un segundo imaginemos

un san gaspar tranquilo,

sin la presencia

de esos delincuentes,

la planta no cerraría

y nuestro san gaspar seguiría

siendo un pueblo próspero,

orgulloso, entusiasta.

da igual si las cifras

dicen que nos roban uno

o 5.000 galones de gasolina,

no debería perderse

ni una sola gota.

ricardo: sí, señorita,

hablo de conatrol méxico.

solo quería saber si aún

continúa la reunión

del señor gobernador

con la gente de conatrol

san gaspar.

>> sí, ingeniero.

la reunión aún no termina.

¿quiere que le pase

algún recado a la representante

de conatrol?

ricardo: ¿se refiere

al ingeniero andrade?

>> no, él no pudo acudir.

mandó a su asistente

en su representación,

la señorita sara granados.

ricardo: no.

no, no, no.

no los interrumpa,

vamos a esperar a que termine

para comunicarnos.

gracias.

siguen reunidos.

¿se le ofrece alguna otra cosa,

ingeniero?

uribe: no, ricardo.

gracias.

ricardo: con permiso.

uribe: pasa.

sara: conatrol ha puesto

todos sus recursos

para acabar con el saqueo,

pero necesitamos que ustedes,

que representan al gobierno,

nos apoyen aún más.

nosotros no podemos hacerlo todo

y ustedes que son servidores

públicos están para darle

respaldo a la comunidad,

por eso fue que los eligieron.

y perdónenme,

pero es que a veces parece

que no hacen nada.

todos: [ríen]

sara: si no unimos esfuerzos,

nunca vamos a acabar

con la delincuencia.

ustedes tienen la obligación

de darle la estabilidad

a san gaspar

y contribuir a tener

un mejor país

para nuestros hijos,

nuestros nietos

y las generaciones

que están por venir.

bueno, mi discurso

se extendió demasiado,

pero agradezco mucho

que me hayan escuchado

con tanta atención.

ahora les toca hablar a ustedes.

gobernador: agradezco

los comentarios de la señorita

granados.

quisiera decir

que sus apreciaciones

no son del todo equivocadas.

ricardo: exijo que me diga

dónde está el ingeniero andrade

o la reporto a personal.

marina: está en su casa,

ingeniero.

tiene dengue.

el doctor dijo que necesita

guardar reposo porque--

me colgó.

ay, qué antipático.

y sabía que esto iba a caer

muy mal.

el ingeniero andrade

me va a matar,

pero no me quedó otra más

que decir.

voy a ponerlo en sobre aviso.

ricardo: pásame a antonio.

bruno: oye, ay, qué moditos.

siquiera un buenos días, ¿no?

ricardo: déjate de payasadas.

bruno: eh, ¿quién habla?

ricardo: ricardo segura.

antonio: ¿quién es?

bruno: un tal segura,

un tipo de la más pesado.

antonio: [suspira]

bueno.

ricardo: yo no sé para qué

te escondes si ya todo el mundo

sabe que mandaste

a sara granados a suplirte.

antonio: ¿cómo que todo

el mundo?

ricardo: lo que no sabía

es que finalmente la contrataste

como tu asistente.

antonio: no la he contratado.

traté de ir a la reunión,

pero no pude ni mantenerme

en pie,

por eso sara tuvo que suplirme.

ricardo: ¿por qué

no fue sebastián?

antonio: porque hu--

hubo una fractura del tuvo

en las peñas.

él y padilla tuvieron que salir

a atenderla.

¿y qué dijo en ingeniero uribe?

ricardo: no está informado

de que no te presentaste,

solo lo sé yo.

tienes suerte de que me haya

enterado primero.

no voy a decir nada.

antonio: gracias.

ricardo: ¿por qué no quisiste

que se supiera

que estás enfermo?

antonio: pensé que para hoy

estaría bien.

lamentablemente no fue así.

ricardo: espero que la señorita

granados no haya provocado

un desastre en la junta

con el gobernador.

antonio: no tiene porqué,

solo iba a escuchar propuestas.

ricardo: me debes una

y te advierto que,

llegado el momento,

te la voy a cobrar.

[piensa] no creo que la tal sara

pueda con el paquete.

estás cometiendo muchos errores,

antonio andrade,

y voy a necesitar

darte el empujón

para que caigas.

[música]

[música]

cuanto antes con andrade.

a mí no me importa cómo,

pero hay que eliminarlo.

>> no ha salido de su casa

para nada.

lleva dos días encerrado

y, aunque no estén sus escoltas,

no hay forma de entrar

al condominio

sin que nadie me vea.

>> pues, tendrás que buscar

la manera de entrar

o sacarlo de ahí.

a mí no me importa,

lo que sea.

pero lo quiero muerto.

muévete.

quintín: el jefe de los bomberos

cree que cuando abrió

la perilla de la estufa

la presión del gas

provocó la fuga

y la explosión se dio

por la acumulación

de emanaciones.

rosa: vaya susto que me llevé.

quintín: qué bueno

que se le ocurrió salir

a tirar las bolsas de basura.

que si no, la explosión

la agarra dentro de la cocina

y ahorita no la estaría

contando.

tuvo mucha suerte

que el accidente no haya pasado

a mayores.

rosa: no estoy segura de que

se haya tratado

de un accidente.

quintín: ¿por qué dice eso?

rosa: cuando llegué me di cuenta

que olía muy mal.

entré a revisar

y descubrí que todo dentro

de los refrigeradores

se estaba echando a perder.

creí que se había ido la luz,

pero no fue así.

alguien los desconectó.

quintín: ¿está usted segura?

rosa: sí.

se me hace muy extraño.

quintín: le voy a hablar

a mi jefe.

como dice usted,

eso está muy raro.

jefe, ¿me escucha?

cambio.

fidel: afirmativo.

¿qué pasó, quintín?

quintín: estoy en el molcajete.

hubo una explosión y pues,

la señorita rosa me comenta

que--

antonio: ay, ricardo es seguro

la última persona que hubiera

querido que se enterara

sobre la reunión entre sara

y el gobernador.

bruno: no, bueno,

si hasta en la voz

se le oye que es mala gente.

antonio: es nefasto.

y le voy a deber un favor

porque me va a chantajear

en algún momento.

se ha pasado su vida

compitiendo conmigo.

va a querer sacar provecho

de esto.

bruno: y no queda más

que confiar que sara salga

airosa de la reunión

con el gobernador.

[celular]

antonio: sara.

marina: no, ingeniero, soy yo.

le llamo para decirle que--

que me habló el ingeniero segura

y que--que--

antonio: ya.

justo acabo de colgar él.

marina: ay, ingeniero, qué pena.

pero me amenazó con reportarme

si no le decía

dónde estaba usted.

antonio: entiendo.

voy a colgar, marina,

por si sara me llama.

marina: sí, ingeniero.

y disculpe.

antonio: no se preocupe.

si sara no llama

solo puede significar dos cosas.

que resultó todo bien

y que no me necesitó

o que todo ha salido tan mal

que ni siquiera me puede

dar la cara.

¿cómo la metí en esto?

bruno: [ríe] no, no.

o simplemente no ha encontrado

el modo de llamarte y ya.

tranquilo, antonio,

porque si aparte de todo

te regresa la fiebre,

ahora sí va a estar peor

la cosa.

ya.

[llaman a la puerta]

padre vicente: ¡voy!

fidel: [jadea]

buenos días, padre.

justo venía a verlo para hablar

unas cosas del partido

cuando me llamó quintín.

hubo una explosión de gas

en el molcajete.

padre vicente: santo cristo.

¿y cómo está sara?

fidel: no, no, tranquilo.

ella no estaba

en el restaurante.

solamente rosa,

pero afortunadamente está bien.

padre vicente: gracias,

dios mío.

voy para allá.

fidel: sí, yo lo llevo.

quintín: como dice,

si encontró el refrigerador

desconectado,

puede que sí haya

gato encerrado.

no conozco ningún aparato

que se desconecte solo,

por lo tanto habrá que realizar

una investigación a fondo.

eso sí, el restaurante

va a tener que permanecer

cerrado mientras se llevan

a cabo las diligencias.

rosa: después de como quedó

la cocina,

de todos modos no íbamos

a poder abrir.

haga lo que tenga que hacer,

pero yo tengo que localizar

a sara para avisarle--

quintín: tranquila, tranquila.

¿puede hacer una llamada?

>> sí, ya está bien.

quintín: llámela.

nomás no toque nada.

rosa: no, después del susto

que me llevé no pensaba entrar

a la cocina.

>> patrón.

le traigo noticias.

explotó el molcajete.

pedro: ¿qué tan grave

es el daño?

>> parece que la cocina

quedó inservible.

van a tener que cerrar

un buen rato.

pedro: ¿qué sabes de sara?

¿estaba dentro cuando explotó?

>> no, no, no.

no había llegado.

solo estaba la empleada

que tiene, pero está bien.

no pasó del susto.

[celular]

ricardo: ¿qué hay, pedro?

pedro: te llamo para decirte

que ya hice tu encargo.

el molcajete quedó inservible

y va a tener que cerrar

por un buen rato.

[celular]

simón: bueno.

rosa: simón,

qué bueno que me contestas.

¿sabes algo de sara?

me urge hablar con ella

y su celular me manda a buzón.

simón: debe de estar

con antonio.

¿qué pasa? ¿cuál es la urgencia?

rosa: hubo una explosión

en la cocina del restaurante.

simón: ¿qué? ¿estás bien?

rosa: sí.

sí, solo fue el susto.

pero la cocina quedó inservible.

la policía ya está aquí

y van a investigar

porque parece que todo

fue provocado.

dame el teléfono de la casa

de antonio para localizar

a sara, por favor.

simón: estoy en la bodega,

no lo tengo aquí a la mano.

rosa: entonces voy a ir

a buscarla.

simón: no, no, no.

espérate ahí.

voy para allá.

después localizamos a sara.

[música]

[música]

sebastián: ¿están bien

o van a pedir algo más?

>> ya nada más nos terminamos

esto y luego pedimos el postre.

aquí preparan un "pie"

de manzana delicioso.

sebastián: como que ya se tardó

titina.

arnold: ay, mira, ya llegó.

titina: ¡chebi!

15 días.

15 días, mi vida,

y vamos a ser esposos.

se me van a hacer eternos.

[grita] estoy feliz.

¡estoy muy feliz!

¡nos casamos en 15 días!

todos: [celebran]

sebastián: ¡bueno ya!

ya, titina,

no es para tanto, ¿sí?

ya.

[ríe]

es una broma.

>> ah.

[ríe]

qué cuñado tan bromista.

titina: [grita] soy la mujer

más feliz del mundo.

arnold: viva los novios.

todos: viva.

isabel: soy isabel cisneros.

ayer pasé por su galería

y dejé una carpeta

con mis trabajos.

me dijeron que hoy

se comunicaban conmigo,

pero no he recibido llamada.

>> así es, señorita cisneros,

aquí tenemos su carpeta.

revisamos su obra.

lamentablemente no es algo

que nos interese.

no tomamos trabajos

de principiantes.

isabel: entiendo.

estúpida.

[celular]

bueno.

ricardo: te llamo para darte

buenas noticias.

isabel: me alegro porque

me hacen mucha falta.

¿qué pasó?

ricardo: sara granados

se quedó sin restaurante.

el lugar voló por una explosión

de gas.

lamentable, ¿no?

isabel: [ríe]

titina: buen detalle

de mis hermanos

darnos un poco de privacidad,

¿no crees?

sebastián: sí, ¿verdad?

son un encanto.

titina: ay, ya, chebi.

no me rompas la ilusión.

ya hasta sé en dónde vamos

a hacer la fiesta.

lo que me hace falta es decidir

en qué iglesia nos vamos

a casar.

la quiero llena de flores, ¿eh?

no sé si--

sebastián: ah, un momento,

titina, ¿eh?

una cosa es que tus hermanitos

me estén obligando a casarme

y otra muy distinta es que vaya

a haber fiesta y boda religiosa,

¿eh?

eso descártalo.

titina: ay, no me digas eso.

¿sabes la ilusión que me hace

llegar de blanco al altar?

sebastián: solo el civil

y no ha vuelta de hoja,

¿entendiste?

esto ya es demasiado.

titina: [solloza] no.

no, no, no.

>> ¿estás haciendo llorar

a mi hermana, chebi?

titina: no, es de felicidad.

chebi ya aceptó que nos casemos

por la iglesia.

y quiere que hagamos una fiesta

así, con muchos invitados

y me va a comprar el vestido

de mis sueños,

¿verdad, mi amor?

sebastián: sí.

sí, sí.

arnold: ay, qué mi cuñadito

tan cachetón y tan guapo, ¿eh?

isabel: ¿cómo quedó la estúpida?

dime que se quemó la cara.

ricardo: no.

no, no, no.

sara no estaba en el lugar.

isabel: qué lástima.

hubiera querido verla

desfigurada.

ricardo: pero su negocio

está destruido.

vas a ver que no se levanta

ni sacándose la lotería.

isabel: buen trabajo.

te voy a depositar.

ricardo: ah, bien, bien, bien.

pensé que me ibas a exigir

las pruebas como me dijiste.

isabel: estoy tan contenta

que confío en tu palabra.

ricardo: qué bueno,

porque se me hubiera complicado.

ni cómo ir a tomar fotos,

sería muy sospechoso.

isabel: no te preocupes,

te deposito de inmediato.

ricardo: ya sabes,

estoy para servirte.

isabel: prepárate,

sara granados.

esto solo es el principio

de mi venganza.

no estaría mal ir allá

para ver el desastre

con mis propios ojos.

natalia, voy a ir a san gaspar.

natalia: ¿qué?

isabel: estuve pensando mucho

todo lo que pasó entre antonio

y yo y creo que debo darle

otra oportunidad.

al fin que directamente

no fue su culpa.

natalia: ¿y ese cambio

de opinión tan drástico?

isabel: no podré seguir adelante

si no lucho por recuperar

lo que era nuestro.

y si no lo logro,

por lo menos tengo que cerrar

el ciclo como debe ser.

natalia: haces bien.

me alegra oírte tan tranquila.

isabel: así es.

lo he meditado profundamente

y no voy a dejarle la puerta

abierta a esa infeliz.

antonio es mío y de nadie más.

[música]

[música]

rafael: buenas tardes.

>> buenas tardes.

rafael: buenas tardes.

>> ¿cómo está, señor padilla?

rafael: muy bien, gracias.

vine a buscar

a la señorita granados.

>> se retiró apenas terminó

la junta.

rafael: ¿y cómo le fue?

>> nos dejó muy impresionados

por su preocupación

por la comunidad.

rafael: ¿y eso es bueno

o es malo?

>> perdón, no--no entiendo.

¿qué es lo que quiere saber

concretamente, señor padilla?

rafael: no.

[ríe]

olvídelo, no se preocupe.

gusto en saludarlo.

>> igualmente.

rafael: con permiso.

>> pase.

rafael: con permiso.

sara: ya estoy aquí.

antonio: sara.

¿cómo te fue?

sara: ¿quieres la versión

corta o la larga?

antonio: a--a ver, por favor,

sara, no puedo más

de la angustia.

cuéntame qué hiciste.

nos quedamos a la mitad.

sara: [ríe]

lo que hice fue desviarme

de las cifras y los datos que,

como les dije a ellos,

¿a quién le importan?

bruno: [ríe]

antonio: ¿así les dijiste?

sara: bueno, con otras palabras,

pero algo así.

oye, cómo le gustan

los porcentajes a los políticos.

antonio: ¿no se ofendieron

de que se lo dijeras?

sara: pues, al parecer no,

porque...

aquí están las propuestas.

no las he leído,

pero a grandes rasgos

ellos son los más interesados

en que la planta no se cierre.

y piensan otorgar

unos buenos incentivos

para apoyar a conatrol.

antonio: sara, lo lograste.

sara: [ríe]

lo logramos.

lo logramos.

bruno: ok, yo los dejo.

sara: [ríe]

antonio: nunca voy a terminar

de agradecerte lo que hiciste

por mí.

sara: haría cualquier cosa

por ayudarte.

padre vicente: [suspira]

válgame dios.

la cocina está destrozada.

simón: ¿realmente rosa

no estaba dentro?

fidel: así es.

corrió con mucha suerte, padre.

simón: ¿y tú cómo ves?

¿tú crees que se haya tratado

de algo premeditado?

fidel: no puedo asegurarlo

hasta que no se haga

la investigación pertinente.

aunque eso de que la señorita

haya encontrado

los refrigeradores desconectados

de mucho de que hablar.

padre vicente: ah, no, pues, sí.

si esto lo provocó alguien,

espero que dé con los culpables.

pudieron ocasionar

una desgracia mayor.

fidel: créame que si eso

es cierto,

haré todo lo que esté

de mi parte.

¿localizaron a sara?

simón: no.

cuando me enteré me vine

directo para acá.

rosa estuvo tratando

de localizarla,

pero su celular la mandó

a buzón.

padre vicente: debe estar

en su casa.

márcale ya.

simón: no, está en casa

de antonio.

le dio dengue con fiebre

muy alta y se ha dedicado

a cuidarlo.

pedro: buenas tardes.

buenas tardes.

me enteré que hubo

una explosión.

¿qué fue lo que sucedió?

veo todo el orden.

simón: fue en la cocina.

acabó destrozada.

afortunadamente no hubo

desgracias personales.

por suerte rosa no estaba dentro

y todavía no llegaban

los demás empleados.

pedro: menos mal.

¿y sara? no la veo.

simón: no, no se encuentra.

ni siquiera está enterada.

pedro: qué pena que esto

haya sucedido.

digo, afortunadamente

solo fueron pérdidas materiales.

si la cocina quedó destrozada,

como dicen, sería bueno

revisar la estructura.

con la onda expansiva

pudo haberse dañado.

fidel: ya lo había pensado.

y no solamente se va a revisar

la estructura,

también se va a realizar

un peritaje.

porque existe la posibilidad

de que la explosión

haya sido provocada

por alguien.

antonio: te amo, sara.

te amo como nunca he amado

a nadie en mi vida.

sin dudas, ni temores.

[gime]

espérame.

sara: ¿qué pasó?

antonio: ay.

me--me vino una puntada.

órale.

sara: a ver.

voy a tomarte la temperatura.

antonio: no, no.

sara: no, no, no, sí.

a ver.

ven.

fidel: cuando la señorita

entró a la cocina

y se encontró con que toda

la comida estaba echada a perder

creyó que se había ido la luz,

pero no fue así.

descubrió que los refrigeradores

estaban desconectados.

pedro: pero ¿quién podría

haber hecho algo así?

dudo mucho que alguien

desee dañar a sara.

fidel: hasta que no se realicen

los peritajes pertinentes

podremos confirmar que se trata

de algo premeditado.

pedro: le suplico

que me mantenga informado.

el local es mío

y también se ven afectados

mis intereses.

fidel: lo mantendré al tanto.

pedro: muchas gracias.

padre, mucho gusto en saludarlo.

hasta pronto, simón.

simón: que le vaya bien.

eso es lo que le preocupa,

sus intereses.

conociéndolo, ni la renta

le va a perdonar a sara.

padre vicente: uy.

no tendría porqué.

digo, negocios son negocios,

¿no?

eh, voy a ver a sara

y aprovecho para darle

una vuelta a antonio.

no estaba enterado

que tenía dengue.

simón: llegó de méxico mal

y tiene tres días encerrado

en su casa.

fidel: padre,

me saluda al ingeniero.

padre vicente: sí, sí,

de su parte.

y atrape a los culpables

porque esto no se puede

quedar así.

fidel: haré lo que esté

de mi parte,

usted no se preocupe.

padre vicente: permiso.

antonio: ¿cuánto tengo?

sara: 38 y medio.

te está subiendo otra vez.

antonio: no me importa.

ven.

acércate.

sara: no.

no, no, no, antonio.

seguramente te subió porque

no estábamos besando y--

y no, no, no.

antonio: quiero seguir

besándote.

sara: no.

antonio: sí.

sara: no.

antonio: ven.

sara: antonio, ¿cómo crees?

antonio: ven.

está bien.

pero ¿te quedas a mi lado

entonces?

ay.

eso no va a cambiar las cosas.

te amo.

lo siento en lo más profundo

de mi alma.

sara: antonio, por favor,

si no estás seguro

no digas nada, por favor.

antonio: estoy seguro.

no estoy hablando a la ligera,

ni porque tengo un poco

de fiebre.

te amo, sara.

anquen me ponga en contra

del mundo entero por defender

lo que siento por ti.

entiendo que después de todo

lo que ha pasado

es muy difícil que me creas,

pero me voy a dedicar

el resto de mi vida

a demostrártelo.

sara: [suspira]

[música]

[música]

pedro: con que manipularas

la estufa para provocar

la explosión era más

que suficiente.

el comandante chávez sospecha

de que se trata de algo

premeditado y va a iniciar

unos peritajes.

>> no, no, no.

no hay forma de que

nos descubran, patrón.

uno de los empleados

pudo haberlos desconectados

al hacer la limpieza.

pedro: por tu bien eso espero.

de sobra sabes que los errores

se pagan muy caros.

digo, pudiste haber desconectado

la caja de fusibles,

no sé.

cualquier otra cosa,

algo más inteligente,

por dios.

titina: ¿y cuándo vas a ir a ver

a mis papás para pedir mi mano?

sebastián: uno de estos días.

titina: ay, ya, chebi,

quita esa cara.

pronto vamos a ser marido

y mujer.

sebastián: ay, no sabes

la ilusión que me hace.

>> a ver, a ver, cuñado.

¿qué, pues?

arnold te va a traer

las tijeras, ¿eh?

arnold: eh.

sebastián: pues, que las guarde

para cortarle el cordón

umbilical al bebé.

arnold: [ríe]

qué cuñado tan bromista.

eso lo hace el doctor.

>> bueno, vámonos que ya fue

mucho encaje, ¿no?

cuñado, en la noche

nos vemos en la casa

para cenar.

a mis papás les va a dar

mucho gusto verte.

sebastián: créeme que a mí

también.

váyanse con cuidado.

titina: ay.

arnold: niños, niños.

>> te veo en la comida, cuñado.

sebastián: [suspira]

maldita suerte la mía.

ya me arruinaron la vida.

[teléfono]

marina: conatrol san gaspar.

buenas tardes.

sebastián: marina, soy yo,

sebastián.

marina: ay, ingeniero,

¿dónde anda?

me enteré que no pudo ir

a la reunión con el gobernador.

sebastián: los hermanos

de titina me secuestraron.

marina: [resuella]

válgame la santísima trinidad.

¿y cuánto quieren de rescate?

sebastián: no, marina,

es un decir.

marina: ay.

sebastián: me retuvieron

hasta que aceptara

casarme con su hermana.

marina: ¿y ya lo dejaron libre?

sebastián: sí, sí,

se acaban de ir.

oiga, dígame qué sabe

de la junta con el gobernador

y quién fue.

marina: pues, no me lo va

a creer, fue sara.

sebastián: ¿sara granados?

marina: sí.

sí, como el ingeniero andrade

no encontraba quien fuera

decidió que ella lo hiciera.

sebastián: no, no.

bueno, pero ¿qué tiene

en la cabeza antonio, marina?

¿ella qué va a saber

de gasolina?

si acaso lleva su coche

a que le llenen el tanque.

marina: lo mismo digo yo,

pero con eso de que es bien

aventada no dudó en ir.

ay.

va llegando rafa,

viene de la presidencia

municipal.

se lo paso.

es el ingeniero morales.

rafael: ingeniero, ¿cómo está?

sebastián: maldiciendo

mi suerte, padilla.

ya le platicaré.

oiga, ¿y qué sabe de sara?

me acaba de decir marina

que ella fue a la reunión

con el gobernador.

rafael: pues, no mucho.

vengo de la presidencia.

cuando llegué ya había

terminado la reunión,

pero me encontré

con el asistente del secretario.

simón: ¿no crees que estás

exagerando poniendo esa cinta?

fidel: es parte

del procedimiento.

no puede entrar nadie

hasta que los peritos

realicen su trabajo.

simón: deberían empezar

por averiguar cómo entraron.

a simple vista la chapa

no se ve forzada.

fidel: hay muchas maneras

de abrir una chapa sin forzarla.

pudieron haberlo hecho

con unas ganzúas.

lo que sí te puedo asegurar

es que si fue premeditado,

los peritos van a encontrar

una prueba para que se confirme.

mientras tanto hay que decirle

a sara que nadie puede entrar,

ni siquiera ella.

simón: yo se lo digo.

hasta luego y gracias.

fidel: ¿de qué? es mi trabajo.

simón: nos vemos después,

quintín.

quintín: que le vaya bien.

[timbre]

[timbre]

sara: tío.

¿qué haces aquí?

padre vicente: [carraspea]

te han estado buscando

toda la mañana.

no quiero que te espantes,

pero te traigo malas noticias.

sara: ay, ¿cómo no quieres

que me espante?

¿qué pasó?

padre vicente: tranquila,

tranquila.

lo bueno es que no hubo

desgracias personales,

pero fíjate que--

sara: no, no, no.

ya, ya, ya, tío.

no le des tantas vueltas.

¿qué fue lo que pasó?

padre vicente: hubo

un problemita en el molcajete.

sara: ay, sí.

por un problemita me dices

que no me vaya espantar.

padre vicente: bueno, la verdad

que es más que un problemita.

hubo una explosión en la cocina

y quedó inservible.

sara: [resuella]

¿una explosión?

padre vicente: afortunadamente

no había nadie en la cocina.

antonio: ¿qué sucede, sara?

¿cómo que una explosión

en el molcajete?

¿hay heridos?

padre vicente: no, no, no.

le estaba diciendo a sara

que solo se encontraba

rosa en el local, pero--

pero ella está bien.

¿y tú cómo estás?

me enteré que te dio dengue.

antonio: ahí la llevo, padre,

pero cuéntenos qué fue

exactamente lo que sucedió.

sara: sí, pero--pero antes vamos

para que te recuestes.

padre vicente: yo te ayudo,

hija.

antonio: estoy bien.

padre vicente: vamos, vamos.

rafael: el ingeniero morales

me pidió mi casa para verse

con titina

y mientras la estaba esperando

llegó quique.

ya te imaginarás lo que pensó.

marina: ay, quique no tiene

remedio, ¿eh?

hasta con el ingeniero morales

te va a celar.

rafael: pues, le dijo que era

un ordinario.

que me había conocido

malos ratos, pero no malos

gustos.

marina: uy, ¿qué le pasa?

si el ingeniero morales

tiene unos ojos divinos.

a carmen eugenia,

la secretaria de recursos

humanos, le encanta, ¿eh?

rafael: pero ¿eso qué, marina?

estamos hablando de quique.

marina: solo era un comentario.

y con esto me imagino

que ya sabe que tú y quique...

rafael: sí.

pero se portó a la altura.

es un buen tipo.

marina: ay.

¿y qué piensas hacer con quique?

rafael: ay, nada, marina.

estoy convencido que quique

nunca va a cambiar.

marina: yo sabía que iba a ir

a buscarte.

no sé porque no te avisé.

rafael: ¿avisarme qué, marina?

¿qué, cada vez que tenga

la visita de un amigo a mi casa

me tengo que preocupar

por que pueda llegar quique?

no, marina, no.

esto no tiene remedio.

marina: pues, habla con él,

aclaren las cosas.

por muy enojado que estés

no puedes negar que todavía

hay algo entre ustedes, ¿eh?

padre vicente: la cocina

quedó destrozada y--

y como los refrigeradores

estaban desconectados, pues,

existe la posibilidad

de que el hecho haya sido

provocado por alguien.

el comandante va a mandar

unos peritos para

que investiguen.

sara: no.

no, no puede ser.

si las cosas están como dices,

entonces no voy a poder abrir

en un buen tiempo.

ay, con tantas deudas

que tengo.

antonio: por eso no

te preocupes.

ya veremos qué hacer.

padre vicente: [tose]

antonio: ya sabes que cuentas

conmigo.

sara: gracias.

qué bueno que rosa

le llamó a fidel,

pero no me imagino

quién quisiera hacerme daño.

antonio: sea cual sea

la situación del molcajete

yo te voy a ayudar.

padre vicente: sacar adelante

el restaurante otra vez

no va a ser fácil, hija.

antonio: no importa lo que haya

que hacer, cuentas conmigo.

sara: gracias.

[teléfono]

antonio: permítanme.

¿bueno?

sí, marina, dígame.

marina: el ingeniero uribe

está en la línea, ingeniero.

lo está buscando.

antonio: un segundito.

es el ingeniero uribe.

tengo que tomar esta llamada.

discúlpenme.

sara: sí.

padre vicente: vamos.

antonio: sí, marina, pásamelo.

sebastián: [bufa]

¿natalia?

natalia: ¿sebastián?

sebastián: sí, soy yo.

necesitaba escuchar tu voz,

nati.

¿cómo estás?

natalia: ¿qué tienes?

sebastián: estoy muy mal, nati.

natalia: ¿qué te pasa?

sebastián: no soporto la idea

de haberte perdido, mi amor.

eres el amor de mi vida, nati.

toda mi existencia

giraba en torno a ti,

que haríamos un futuro...

que íbamos a formar una--

una familia.

y de pronto nada.

¿cómo hago para seguir

viviendo, nati?

sé que no tengo esperanzas.

y tienes razón, no te merezco.

soy un asco.

pero ojalá me perdones

algún día, ¿sí?

natalia: isabel, ¿ya compraste

tu boleto a san gaspar?

voy contigo.

Cargando Playlist...