null: nullpx
Cargando Video...

La Vecina Capítulo 105

22 Jul 2020 – 12:00 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta...

emma: tenemos que hacer hasta lo

imposible para que se contenten,

a menos que prefieras

que nos vayamos a la ruina.

eduardo: [suspira]

ay, está bien,

intentemos volver a unirlos.

antonio: le llamaron a su casa

para darle la ubicación

de una válvula clandestina.

rafa: sí, ingeniero, no me

quisieron decir quién hablaba,

solo me dieron señas de la

ubicación, me aseguró que la

toma estaba cerca de san mateo

del mar y así sin más me colgó.

antonio: a ver, comuníquese

con el comandante chávez,

dele los datos y pídale que

proceda para localizar la toma.

rafa: sí, ingeniero.

antonio: bueno, yo voy camino a

mi departamento, apenas llegue y

me comunico con usted de nuevo.

rafa: espero su llamada.

antonio: es la cuarta toma

denunciada en menos de un mes,

a mí cada vez se me hace

más sospechoso.

yo sigo pensando

que esto solo puede

ser obra de los saqueadores.

sebastián: hay que ver cuántas

tomas más están dispuestos

a entregar, en algún momento

tendrán que cometer un error

que nos lleve a ellos.

antonio: pues sí, eso espero.

isabel: [llora] no sé qué voy a

hacer con mi vida, en un segundo

todo se vino abajo, mi carrera,

mi boda, mi futuro, todo.

guillermo: no, hija, esto no fue

más que una mala experiencia,

sabes que tienes todo mi apoyo

para salir adelante.

isabel: gracias, papá.

guillermo: pero eso sí,

tienes que olvidarte de antonio

definitivamente.

él ya sabe mi posición,

le dije que no se

te acercara nunca más.

isabel: maldita vecina.

guillermo: ¿qué vecina,

de qué hablas?

isabel: la tipa esa, la tal sara

granados es la vecina de antonio

en san gaspar, por eso se

conocieron, me ha dado miles de

explicaciones, que fue pasajero,

que ya no la ve, etcétera,

pero por lo visto el asunto

sigue vigente,

antonio nunca se ha separado

de ella, esa es la verdad

aunque me duela,

hasta intentó contratarla para

que trabajara con él, vino

a una entrevista a conatrol

y lo más grave es que se quedó

con él en su departamento.

guillermo: ¿eso cuándo fue?

isabel: cuando recién se fue

a san gaspar.

guillermo: ¿sabes qué?

creo que la conozco.

claro, es la mujer

que me presentó sebastián

en un restaurante, me dijo

que se llamaba sara granados.

isabel: es ella,

sebastián siempre le ha cubierto

las espaldas a antonio.

guillermo: qué desgraciado,

olvídate de antonio, no le des

ni una sola oportunidad,

un tipo así no te merece.

te quiero mucho, hija.

todo va a estar bien, hija.

vámonos.

fidel: estuve pensando

en el cuadro que voy a poner

en el juego y si todo sale

como espero, seguramente

salimos victoriosos.

quintín: ojalá, jefe, pero eso

de entrenar mañana a las seis

como que no me late, ni los

gallos se levantan tan temprano.

fidel: no hay de otra,

es la única hora en la que todos

pueden, ya hablé con los demás

y todos me confirmaron,

así que más te vale que llegues

a tiempo, porque sino

te arresto por desacato.

[teléfono]

¿qué hubo, rafa? buenas noches.

rafa: buenas noches, fidel,

disculpa que te moleste, pero me

acaban de llamar a mi casa para

denunciar una toma clandestina

cerca de san mateo del mar.

fidel: ah, caray, eso está

muy raro, ¿cómo que a tu casa?

primero, dos correos

electrónicos y luego un anónimo

escrito a la planta

¿y ahora esto?

rafa, ¿quién te hizo la llamada?

rafa: no tengo idea, fidel, solo

me dio los datos y colgó, ya le

informé al ingeniero andrade,

que está en méxico; me pidió que

hablara contigo para que mandes

a la unidad especializada

y confirmen la existencia

de la toma.

fidel: ahora mismo movilizo

a mi gente,

dame las señas que te dieron...

sí, ajá, ¿eso es todo?

bien, estamos en contacto.

localiza a gallardo, que aliste

la unidad, denunciaron otra

toma clandestina y hay que

ir a confirmar su existencia.

quintín: sí, jefe,

¿nosotros también vamos a ir?

fidel: claro que vamos a ir.

quintín: entonces le hablo

a los demás para suspender

el entrenamiento, ¿no?

fidel: ¿qué suspender ni qué

ocho cuartos? la noche es larga

y sí alcanzamos a llegar al

campo, ándale, muévete...

muévete, ándale.

cheo: cuando llegue el ingeniero

andrade entréguele esto,

por favor.

demetrio: ¿quién le digo que

se lo dejó?

cheo: solo dígale que es

de parte de un buen amigo,

cuando él vea lo que hay dentro,

sabrá quién soy, es un regalo

que le traje del extranjero,

no desconfíe.

para que se tome un refresco.

demetrio: gracias.

cheo: gracias, buenas noches.

antonio: eran ellos,

estoy seguro.

demetrio, esos tipos

que se acaban de ir en el taxi,

¿qué le dijeron?

demetrio: el que me dio esto

me dijo que era su amigo,

que cuando lo abriera,

iba a saber de quién era.

con permiso, voy a mi caseta.

antonio: ¿y ahora qué pretende

este imbécil?

"por si no me creíste

que me llevé a la cama

a tu prometida,

te dejo un regalito"

guillermo: esa vez que me

encontré a sebastián con la

fulana aquella estaba también

emma, sebastián nos la presentó

a los dos, lo cual quiere decir

que emma también la conoce.

isabel: claro que la conoce,

lo que es peor, sabe que antonio

andaba con ella.

guillermo: ¿cómo, emma sabía

que antonio tenía una amante?

isabel: sí y el papá de antonio

también.

guillermo: me acaba de decir que

había sido una cosa pasajera.

isabel: para que veas que no,

los dos lo taparon con tal

de que no rompiéramos

el compromiso.

guillermo: es el colmo, ahorita

mismo me voy a hablar con ellos.

isabel: no, no, no, papá,

por favor, no.

guillermo: las cosas

no se pueden quedar así.

isabel: no quiero volver a saber

nada de antonio ni de su familia

nunca en mi vida.

[celular]

guillermo: permíteme,

tengo que contestar.

ah, walter, ¿cómo estás,

qué noticias me tienes?

isabel: [piensa] ¿quién me manda

a hablar de más? ¿para qué le

dije que emma lo sabía?

sebastián: no estarás creyendo

que cheo se metió con isabel,

¿verdad?

antonio: no, no, pero me tiene

impactado el ver hasta dónde

puede llegar, es un psicópata,

no tiene límites y lo que más

mal me tiene es que hizo trizas

la noche más importante

de la carrera de isabel.

sebastián: pobre, me imagino

cómo se debe sentir.

antonio: ay, ni me digas,

le costó tanto trabajo conseguir

esa exposición y en un abrir y

cerrar de ojos, este desgraciado

le echa todo a perder.

sebastián: ¿y qué vas a hacer?

antonio: no puedo hacer nada, ni

aunque me deshaga en disculpas

servirá para algo y lo peor

es que en el fondo todo

es culpa mía.

sebastián: pues sí,

si no hubieras conocido a sara,

nada de esto hubiera pasado,

pero el caso es que sucedió,

ahora tienes el camino libre

para pensar qué hacer

con tu vida, cretino.

antonio: no, no, no voy

a decidir nada en este momento

y menos a costa de isabel.

sebastián: te dejo, me voy a mi

casa, cualquier cosa ahí estoy,

ya sabes.

antonio: [suspira] gracias.

guillermo: de acuerdo,

de acuerdo.

[antonio] solo quiero saber

cómo estás.

isabel: [piensa] mal,

mientras tú, me imagino estarás

disfrutando mi desgracia.

guillermo: me acaban de

confirmar que tengo que salir de

viaje a san paolo y no quisiera

dejarte sola justo ahora,

¿vendrías conmigo?

isabel: no, papá.

gracias, pero prefiero quedarme,

no te preocupes,

voy a estar bien.

guillermo: ¿segura?

isabel: sí.

guillermo: a mi regreso,

lo primero que haré será hablar

con los andrade, no me voy

a quedar con esa espinita.

isabel: [suspira] sí, papá.

guillermo: ahora vamos a

descansar, te hace mucha falta.

isabel: sí, ahora voy.

chelo: o sea, que el tal cheo

fidel: ahora sí me la hizo buena

no es ningún coleccionista

sino el novio de la vecina con

el que antonio le puso el cuerno

a isabel y todo fue una venganza

pasional.

natalia: así es.

chelo: no cabe duda de que

la realidad siempre superará

a las telenovelas.

le tengo que contar

esta historia al escritor

de "los ramírez", natalia,

necesitamos que describa

una subtrama con ese conflicto,

está buenísimo.

[ríe]

natalia: mejor pide la cuenta,

¿sí? hoy ha sido un día

con demasiadas emociones,

ya me quiero ir a descansar.

chelo: ay, natalia, comprendo

que te duela lo de isabel,

es tu mejor amiga, pero ¿a qué

vas a encerrarte a tu casa?

ella ni siquiera va a estar,

te dijo que iba a pasar

la noche con su papá,

¿no? ¿qué te parece si mejor

vamos a mi departamento?

pasamos por algo de cenar,

nos ponemos, no sé,

a jugar cartas,

armamos un rompecabezas, o si úu

prefieres, te puedo enseñar

todos los recortes de prensa

donde hablen sobre mí,

¿qué dices?

sebastián: tengo que regresar

a san gaspar.

natalia: ¿por qué,

por el trabajo?

sebastián: sí, sí, sí,

por el trabajo y--y para--

natalia: para seguirte viendo

con esa loca, ¿verdad?

está bien,

vamos a tu departamento,

pero prométeme una cosa.

chelo: lo que tú quieras.

natalia: que no vamos

a representar otra escena

de tu telenovela.

chelo: lo prometo.

mesero.

natalia: [piensa] ni modo,

tú me obligaste, sebastián.

[antonio] no gozo de tu

desgracia.

en realidad me pesa

lo que te sucedió.

sé el esfuerzo que pusiste

en tu trabajo para que,

por causas ajenas a ti, se haya

estropeado tu exposición.

de verdad lo lamento.

chelo: ¿por qué de buenas

a primeras cambias de idea?

anda, natalia, dime qué sucede.

natalia: chelo, lo mejor es que

sea sincera contigo para que no

te hagas ilusiones, me caes muy

bien, pero la verdad es que te

he estado utilizando para darle

celos a mi novio,

tengo problemas con él.

chelo: no me digas eso, natalia,

¿te das cuenta de lo que

me estás diciendo?

[llora] yo a ti no te creo

capaz de hacer algo así.

natalia, ¿sí te das cuenta

de que yo creí que había

encontrado en ti a--

mi media naranja?

natalia: ay, chelo, por favor,

no--no te pongas así,

prefiero hablarte con la verdad.

chelo: gracias, natalia.

gracias por sincerarte contigo,

mira, si yo antes te admiraba...

ahorita lo hago mucho más.

natalia, preciosa, yo estoy

convencido que tú te mereces

algo más, algo mejor.

déjame convencerte

de que ese alguien soy yo,

piénsalo.

[teléfono]

antonio: ah, ¿sí?

rafa: ingeniero, disculpe que lo

moleste tan temprano pero ya

tengo el reporte de la toma

clandestina.

antonio: no se preocupe, dígame.

rafa: el comandante chávez y su

gente dieron con ella siguiendo

las señas que me proporcionó

el informante anónimo y no solo

encontraron la válvula, también

descubrieron dos contenedores

con más de 75 mil litros

de gasolina.

antonio: eh--y me imagino que

ni rastro de los saqueadores.

rafa: nada, ingeniero.

antonio: lo dicho, ellos mismos

están entregando las válvulas,

¿mandó a la cuadrilla para que

retiren la toma clandestina

y para que transporten

la gasolina?

rafa: sí, ya están trabajando en

eso, mandé dos pilas de 40 mil

litros para que incauten

el combustible.

antonio: gracias por mantenerme

al tanto, estamos en contacto.

sebastián, prepara tus cosas

que nos vamos a san gaspar.

sebastián: ¿qué?

>> sí, yo lo sé, pero yo lo

que--es que tú, tú que eres más

rápido que yo, tú subes

y bajas y mira--

bruno: ey, ey, padre, padre,

¿qué hacen aquí fidel y quintín?

vicente: seguro se enteraron de

que íbamos a entrenar a las seis

y se vinieron antes para

ganarnos la cancha...

pero me va a escuchar.

bruno: no, no, padre, ¿qué no ve

que están bien dormidos?

vicente: no hagan ruido,

me voy a cobrar una de tantas

que me ha hecho fidel.

[toca silbato]

todos: [ríen]

pepe: esta es la toma más grande

que han entregado

los saqueadores de gasolina,

75 mil litros,

es un resto de gasolina.

nelson: pues, por lo que veo

están dispuestos a perder una

parte de lo que se roban con tal

de que no les cierren el ducto.

pepe: tarugos no son, saben

del negocio que se les escaparía

de las manos.

bueno, ¿y qué?

¿has tenido respuesta

de las preguntas que mandaste?

nelson: no y ojalá ahora sí

me pongan en contacto

con el informante de méxico.

pepe: pues, sí, para averiguar

quién es y denunciarlo,

esperemos que con eso te vaya

menos peor cuando te decidas

a hablar.

[música]

[m

y eso es jugar chueco.

vicente: ay, ¿a mí qué me dice?

cuando llegamos,

ya estaban amarrados, ¿eh?

fidel: ah.

vicente: yo solo pité para que

mis jugadores se alistaran

para el entrenamiento.

fidel: no, no, no, un momento,

nosotros llegamos primero.

vicente: porque se entrenaron de

que nosotros íbamos a entrenar a

estas horas, no sé por qué usted

siempre está queriendo

sacar ventaja.

fidel: ah, ¿no será al revés?

a mí se me ocurrió primero

entrenar a esta hora, tan es aíi

que llegamos antes que ustedes.

quintín: cierto, sí cierto.

vicente: [ríe] ahora resulta,

¿no? creo que para evitar

discusiones que no nos van

a llevar a ningún lado,

¿qué le parece si lo decidimos

con un volado?

fidel: de acuerdo.

vicente: águila.

ramón: ¿para qué nos esperamos

al amistoso? ya estamos aquí,

¿no? de una vez juguémosla.

quintín: no, no inventes,

nelson y pepe no están.

alados: [se burlan] ay.

vicente: ay, ahora resulta

que se van a echar para atrás.

fidel: no, no, oigan, oigan,

¿qué le pasa? con los jugadores

que están aquí,

basta y sobra para ganarles.

quintín: sí, cierto.

vicente: mejor, para que no ande

diciendo que le ganamos con

ventaja, jugamos el partido en

la fecha que teníamos pactada;

además, quiero que haya público

para que vean cómo

los derrotamos.

>> ya esta creído.

fidel: no va a ser así aunque

le rece a todos sus santos,

echémonos una calentadita

mientras llega la fecha

del partido definitivo, ¿mm?

vicente: no se diga más.

todos: [celebran]

bruno: [grita] ah.

carmelo: [lee] "la unidad

especializada de la policía

de san gaspar acudió al lugar

para confirmar la denuncia,

además de encontrar

la toma en el ducto,

incautaron dos contenedores

con 75 mil litros de gasolina",

ay, el imbécil de pedro

va a acabar entregándole

todo a conatrol si insiste

en su estúpido plan de calmar

los ánimos para

que no cierre la planta...

no sé, hubiera entregado

otra válvula,

¿por qué la de san mateo?

esa nos estaba dejando

muy buenas ganancias.

averigua cuándo regresa

andrade, hay que sacarlo

de la jugada a como dé lugar,

con otro menos turco como

director de la planta podríamos

negociar en lugar de estar

entregando tomas.

ahora vete.

antonio: así es, ingeniero, el

señor padilla recibió la llamada

anónima que denunció la válvula.

uribe: ¿y qué piensas, continúas

creyendo que los saqueadores

siguen entregando válvulas

para despistar?

antonio: sí, ingeniero,

el anonimato es el que me hace

sospechar, también se

encontraron dos contenedores

con 75 mil litros de gasolina.

uribe: vaya, parece que están

dispuestos a todo con tal

de que no cerremos la planta.

antonio: es lo que pienso,

voy de regreso a san gaspar

ahora mismo.

uribe: está bien, me enteré

de lo que pasó en la exposición

de tu prometida, el tipo

ese cumplió sus amenazas.

antonio: así fue, tenía usted

razón, le arruinó la exposición

a isabel.

uribe: cuánto lo siento, ¿eh?

antonio: apenas tenga noticias

me comunico con usted.

uribe: sí, si me hace el favor.

javier: no se vale, padre,

clarito se vio cómo--cómo ramón

se valió con ganas de frenar

a bruno y seguro para que

no tuviéramos a nuestro goleador

estrella en el partido amistoso.

vicente: pues, ya sabemos cómo

se las gasta, es un tramposo,

no en balde juega

con los artilleros esos.

javier: ah, pero como usted

dice, padre, hay un dios y él,

él se va a encargar de cobrarle

la mala obra.

bruno: pues, gracias, doctor.

doctor: por aquí nos estamos

viendo, que esté muy bien.

bruno: gracias.

vicente: ¿qué te dijo?

bruno: pues que tengo

un esguince de segundo grado,

me recetó un antiinflamatorio y

ordenó que me pusiera compresas

de hielo.

vicente: [suspira] ay.

javier: ¿y crees que estarás

listo para el juego?

bruno: sí, yo pienso que sí, me

dijo que si me cuido y descanso,

en unos días estoy como nuevo.

vicente: pues más te vale que le

hagas caso porque no podemos

perder, te me quedas encerrado

en la casa y no sales para nada,

como si estuvieras concentrado.

[timbre]

sebastián: no--natalia,

por favor, tenemos que hablar.

natalia: yo no tengo nada

de qué hablar contigo.

sebastián: escúchame, necesito

explicarte por qué tengo

que volver a ver a titina.

natalia: porque es tu amante,

¿por qué más?

sebastián: no, no, no, no, es

otro asunto mucho más delicado

y si supieras qué,

lo comprenderías.

[suspira] no le daría tantos

rodeos, pero--

natalia: mira, mira,

ni te molestes, sea lo que sea,

tratándose de ella no lo voy a

comprender, a esa tipa no quiero

ni oírla ni mencionarla, nada.

sebastián: natalia, por favor,

necesito tu comprensión.

natalia: olvídalo, nosotros ya

terminamos y para que lo sepas

de una vez, anoche chelo y yo

nos besamos y estoy dispuesta

a darle una oportunidad.

sebastián: me estás mintiendo

para herirme, ¿verdad?

natalia: no, es verdad,

me sinceré con él y sabe todo

lo que me hiciste, así que está

deseoso de mostrar que puede

quererme y ser fiel,

cosa que tú no--

no puedes hacer.

pensé que me iba a rogar.

lo que quiere decir

es que es cierto.

[llora] sigue con esa golfa.

[música]

[música]

[teléfono]

sara: ¿bueno?

bruno: sara, ¿ya llegó laura?

sara: no, bruno.

bruno: bueno, hazme un favor,

cuando llegue dile por favor que

no puedo ir a verla, me lastimé

el pie en el entrenamiento

y tengo un esguince.

sara: no me digas,

¿y es muy grave?

bruno: pues, más o menos, pero

voy a tener que estar en reposo

varios días.

>> los demás están muy inquietos

con la entrega de la toma de

san mateo, por lo menos hubieras

mandado a retirar la gasolina.

pedro: que se tranquilicen,

es parte de la estrategia.

si mando a retirar

los 75 mil litros,

no tiene el mismo efecto.

en estos momentos,

conatrol debe estar pensando

que dieron un buen golpe

y eso nos conviene.

espero que no te equivoques

porque necesitamos una señal

clara de que no vamos a terminar

perdiendo.

pedro: todo a su tiempo.

>> bueno, ¿de andrade

qué me cuentas?

¿lograste un acercamiento

con él para tratar de negociar

o no?

pedro: en eso estoy.

el tipo es duro de roer,

cuando tenga algo firme

nos juntamos

para informárselos.

te dejo, tengo asuntos

que atender.

laura: ya me voy al molcajete.

pedro: me saludas a sara.

laura: ¿de tu parte?

nos vemos más tarde.

pedro: elías, mi mujer

va a al molcajete,

siguela a distancia,

si ves a bruno por allá,

me avisas de inmediato.

simón: claro que sí, señor

arteaga, en este mismo momento

le apartamos un espacio

en el cohete para poner el

anuncio de sus restaurantes...

bueno, diga usted,

lo esperamos por aquí

para que vea el cohete

físicamente...

sí, no hay ningún problema,

puede traer a su familia,

oiga, felicidades,

es otro más de los afortunados

en mandar el nombre

de su negocio al espacio.

[ríe] uno más, juancho,

si seguimos así, muy pronto

vamos a tener todos los

espacios comprometidos.

juancho: sabía que pegaríamos

un tubo con la idea de edwina.

lucita: buenos días.

simón: ey, lucita,

qué gusto verla por aquí.

lucita: mm, el interés

tiene pies.

simón: si todavía no es la fecha

de pagarle la mensualidad

del préstamo que nos hizo.

lucita: no, no, no, no lo decía

por eso.

simón: ¿entonces?

lucita: teodoro tuvo a bien

enseñarme en su computadora el

cohete que está construyendo y--

y vine a verlo personalmente.

ay, gracias.

ay, simón, qué maravilla,

¿por qué usted no me había

contado nada?

simón: bueno, es que hasta hace

poco se trataba de un asunto

privado, digamos, muy personal,

para que me entienda.

lucita: sí, pero ya no es así,

¿mm?

¿puedo tocarlo?

simón: claro que sí,

con mucho gusto.

lucita: ay.

isabel: no sé cómo tienes

cara para venir a buscarme.

antonio: tenía que disculparme

por lo que sucedió.

isabel: te hubieras ahorrado la

vuelta, una disculpa no arregla

nada, no solo echaste a perder

nuestra relación sino también

mi exposición.

antonio: lo sé y estoy

muy avergonzado, tienes todo

el derecho a rechazar mis

disculpas, pero necesito que

sepas que el tipo ese fue

aumentando su odio hacia mí por

su cuenta, él nunca entendió

que entre sara y yo--

isabel: ni me menciones

a esa mujer y deja de mentir.

entre tú y ella

es obvio que hay algo,

lo cual no te pienso perdonar.

te creí una vez, otra ya no.

antonio: isabel, no te mentí--

isabel: me digas lo que me digas

no te creo, haz de tu vida

lo que quieras, yo necesito

a alguien que me ame de verdad

y me dé mi lugar.

no un farsante como tú.

vete, fuera de aquí.

lucita: ay, jamás me imaginé

estar en un cohete espacial,

es una maravilla,

lo felicito, simón.

simón: eh, muchas gracias,

lucita.

lucita: también me dijeron

que está vendiendo espacios

para que la gente se anuncie

en el cohete.

simón: así es.

juancho: si le interesa debería

animarse, porque los espacios

se están acabando.

lucita: no, si tuviera

un negocio formal créeme que

ya hubiéramos cerrado el trato,

jovencito, pero se me ocurrió

otra cosa.

simón: ¿ajá?

lucita: ¿cuánto para que

el cohete lleve mi nombre?

me encantaría que lo bautizaran

como lucita, ¿eh?

así como le hacen con

las trajineras de xochimilco.

simón: [ríe] mire, me encantaría

que llevara su nombre, pero--

lucita: si no quiere decirme

cuánto, yo le hago una oferta,

¿mm? póngale mi nombre

y le perdono la deuda que tiene

conmigo...

piénselo, piénselo,

yo creo que es una buena oferta,

voy a estar en mi casa esperando

su respuesta, adiós, gracias.

simón: hasta luego.

[música]

[música

laura: buenos días.

sara: ey, laura, buenos días,

siéntate.

laura: ¿ya llegó bruno?

sara: no va a poder venir, es

que en la mañana fue a entrenar

y se lesionó.

laura: no me digas, ¿es grave?

sara: no, es solo un esguince,

pero no puede caminar.

laura: ¿puedo ir a verlo?

sara: claro, le va a dar mucho

gusto.

laura: no, creo que mejor no,

si pedro se entera que no estoy

aquí contigo puedo tener

problemas, mejor me quedo.

sara: ah, bueno, como tú

quieras, ¿ya desayunaste?

laura: sí, ya, pero un café

sí te lo acepto.

sara: ah, claro que sí, zule,

dos cafés, por favor.

laura: ¿y tú, cómo estás?

sara: ay, fatal, ¿no sabes

la última que hizo cheo?

laura: ¿qué pasó?

sara: anoche en méxico fue

la exposición de la novia

de antonio.

pues cheo se hizo pasar

por quién sabe quién, el caso es

que se presentó en el lugar para

insultar a antonio y decirle

cuanta cosa de él y mía.

eduardo: sí, señorita, dele

mi recado al señor cisneros,

por favor y dígame que, pues,

espero que me pueda llamar

en algún momento, gracias.

emma: ¿ya te comunicaste

con guillermo?

eduardo: no,

está fuera de méxico.

emma: ¿se estará ocultando?

eduardo: no, no creo, es un

hombre serio y los negocios,

pues, son negocios.

lo que pasa es que me urge

que me defina cuánto va

a invertir en el parque

industrial de chiapas, me

están presionando para iniciar.

emma: no te detengas, empiézalo

y luego--luego le explicas.

eduardo: no puedo, no tengo

capital, el dinero de guillermo

es fundamental.

emma: tú dices que no pero estoy

segura que las estupideces

de tu hijo te van a pegar

en los negocios.

guillermo: las transferencias

las hace directamente al banco

"do brasil" a nombre de nuestra

filial de telecomunicaciones.

>> eh, sí, señor.

guillermo: y dile a mi

secretaria que voy a entrar

a una junta, así que no me pase

llamadas en un par de horas

a menos que sean de mi hija.

>> eh, sí, señor, el que está

insistiendo mucho en hablar

con usted es el señor andrade,

dice que le urge

que se comunique con él.

guillermo: sígale dándole largas

y búsqueme un despacho

de auditores para revisar

mi sociedad con andrade,

mi intención es disolverla.

simón: me sorprendió mucho

la propuesta de lucita,

no deja de ser tentadora,

me dijo que iba a estar en

su casa esperando mi resolución.

edwina: ¿y qué piensa hacer?

simón: [suspira]

decirle que el nombre del cohete

no es negociable.

edwina: me lo imaginé,

le va a poner merlina uno.

simón: esa era la primera

opción, pero ahora tengo que

aceptar que no solo a ella le

debo cumplir mi sueño, si no a

todos los que me han apoyado.

edwina: ¿entonces cómo

se va a llamar?

simón: "mbjs-e".

edwina: ¿y eso qué quiere decir?

simón: le explico, m de merlina;

b de bruno; j de juancho;

s de simón...

y e por alguien muy especial.

edwina: ¿quién?

simón: ernestina, mi madre.

edwina: [suspira] ay.

simón: [ríe] no, no es cierto,

mi mamá se llamaba alicia,

la e es por usted, edwina.

edwina: ay, simón, no--no creo

haberme ganado ese honor.

simón: edwina, solamente han

existido dos mujeres importantes

en mi vida,

merlina y usted,

¿cómo no voy a usar su inicial?

edwina: de todos modos

la propuesta de lucita es

para tomarse en cuenta.

simón: no, si quiere que

su nombre esté en el cohete,

le puedo ofrecer un espacio.

edwina: ¿sí, verdad?

es--es una buena opción...

voy por el guisado.

antonio: a ver, ya, ya,

tranquilo, ¿quién te va

a reconocer con esa pinta?

sebastián: uno nunca sabe, en

una de esas se aparece por ahí

silvia, la amiga de titina,

ella trabaja en la cafetería

del aeropuerto, oye, ¿no

podíamos salir por otra puerta?

es que tenemos que pasar por aíi

y ¿para qué quieres tentar

al diablo?

antonio: está bien, ya,

vamos por la otra puerta.

sebastián: oye, oye,

¿le avisaste a tus escoltas

que vinieran por nosotros?

antonio: [suspira] no, no,

con tanta cosa que traigo

en la cabeza se me olvidó.

sebastián: llámalos.

antonio: no, ¿para qué?

tomamos un taxi y ya.

sebastián: ¿qué?

antonio: vámonos.

sebastián: no, no, con taxi no.

ricardo: me da gusto que hayas

aceptado venir.

isabel: no creas que lo hice

porque me haya convencido

tu mensaje, ¿eh?

ricardo: ¿y por qué viniste?

isabel: [suspira]

necesito que me ayudes

a acabar con la vecina.

no me mires así,

sé que eres capaz de eso y más.

y no te lo pido como un favor,

te lo voy a pagar.

ricardo: si llegamos

a un acuerdo con el precio,

creo que te puedo ayudar,

tengo a la persona que puede

hacer el trabajo.

isabel: perfecto.

ricardo: ¿tú piensas

que desapareciendo a la vecina

puedes recuperar a antonio?

isabel: eso es lo que menos

me importa, lo que no puedo

permitir es que termine

con esa imbécil, la humillación

que me hicieron pasar no se

las voy a perdonar nunca,

soy el hazmerreír de todos.

[música]

[música]

sebastián: antonio, antonio.

antonio: ¿qué?

sebastián: hay un tipo que nos

viene siguiendo.

antonio: por favor, bájale

a tu paranoia.

sebastián: no, no, no,

estoy seguro que sí, míralo.

antonio: mira, no estoy seguro

de que nos esté siguiendo

a nosotros, pero para no errar,

vamos a decirle al policía

que está acá.

oficial, ¿qué tal?

bueno, aparentemente nos vienen

siguiendo un tipo con una gorra

negra y un chaleco.

sebastián: sí, sí, sí.

se fue, pero sí nos estaba

siguiendo, ¿eh?

antonio: eh, gracias, oficial,

¿sabes qué? le voy a llamar

a las escoltas para que vengan

por nosotros.

ismael, el ingeniero morales

y yo estamos en el aeropuerto,

¿pueden venir por nosotros,

por favor? gracias.

sebastián: ¿qué pasa?

antonio: eh, como que me entró

un--un escalofrío y me empezó

a doler mucho la cabeza,

estoy bien.

sebastián: con todo lo que

te ha pasado, no es para menos.

natalia: isabel, pensé que

te ibas a pasar el fin de semana

con tu papá.

isabel: no, se fue de viaje.

natalia: ¿cómo te sientes?

isabel: mal, pero no me lo voy

a pasar encerrada llorando.

natalia: ¿te buscó antonio

antes de irse? llamó preguntando

por ti y le dije que estabas

con tu papá.

isabel: sí, fue a verme para

disculparse, pero yo no quiero

sus excusas ni tampoco saber

nada de él.

natalia: pero ¿y de la boda?

isabel: obviamente ya no va a

haber boda y creo que le cayó de

maravilla romper el compromiso,

pero te juro que nunca va a ser

feliz con esa mal nacida, nunca.

natalia: claro que no, por más

que se entiendan en la cama,

eso no basta para formar

una relación que perdure.

isabel: natalia,

no quiero hablar del tema,

voy a mi estudio.

natalia: ¿no quieres salir

con chelo y conmigo?

isabel: creí que no querías

nada con él.

natalia: cambié de opinión, ayer

se portó a la altura, le confeée

que lo había estado usando

para darle celos a sebastián, no

le importó, creo que me quiere

bien y está dispuesto a hacerme

olvidarlo, así que ¿sabes qué?

no pienso resistirme

a su cariño.

isabel: [suspira] me parece

bien, con mayor razón váyanse

ustedes, no quiero

ser mal tercio.

sebastián: esas cantidades

no coinciden con las de abajo.

[llaman la puerta]

antonio: adelante.

rafa: buenos días.

antonio: buenos días.

rafa: ¿qué le pasó, ingeniero?

sebastián: estoy tratando

de pasar de incógnito, después

de lo que le sucedió a david,

¿qué puedo esperar yo si caigo

en las garras de los hermanos

de titina?

rafa: [ríe] hace bien y espero

que ese vestuario le proteja.

antonio: sebastián, ¿puedes

apagar el aire acondicionado,

por favor? tengo frío.

rafa: ¿ya ve, ingeniero? usted

que pensó que nunca se iba

a acostumbrar al calor

de san gaspar.

aquí está el reporte

de la válvula incautada,

ordené que se hiciera análisis

químico de la gasolina

recuperada para ver si no fue

adulterada por los saqueadores.

antonio: ¿no puede ver

si de casualidad marina tiene

un analgésico? ya no aguanto

el dolor de cabeza.

rafa: claro que sí, ingeniero.

magda: [piensa] ese es

el guarura de don pedro,

está espiando.

laura: qué mal lo que me cuentas

de cheo, es que--

magda: uno de los guardaespaldas

de don pedro está espiando

allá afuera.

laura: ¿qué?

magda: no volteen.

sara: pero ¿estás segura?

magda: sí, es un tipo rubio,

alto, de bigotito.

sara: es elías, lo que me temía,

pedro me mandó a seguir.

sara: tranquila, no puede

descubrir nada, a fin de cuentas

bruno no vino.

laura: gracias a dios,

a la mínima sospecha,

pedro puede reaccionar muy mal.

sara: le tienes mucho miedo,

¿verdad?

¿temes que se ponga violento?

laura: sí, no te imaginas

de lo que es capaz.

sara: ¿te maltrata?

ricardo: pedro, las notas

que me enviaste no me sirvieron

de nada, si queremos solucionar

el problema es necesario

que me pongas en contacto

con el informante de la planta,

no podemos seguir jugando

al teléfono descompuesto.

pedro: está bien, déjame ver la

manera de ponerlos en contacto,

pero mucho cuidado, ricardo,

no me gustan las sorpresas.

ricardo: no te preocupes, yo

lo único que quiero es salir de

esta y solucionar el problema,

ahora cuéntame de la válvula

que entregaste.

pedro: fue la de san mateo

del mar, espero que mi plan

dé resultado para que tus jefes

se confíen y descarten la

posibilidad de cerrar la planta.

ricardo: ¿y andrade?

¿lograste acercarte a él

para hablar como querías?

pedro: sí, sí, hubo una fiesta

para celebrar el cumpleaños

de sara granados y ahí lo vi,

tienes razón, es un tipo

obstinado y aparentemente

incorruptible.

ricardo: eh, no va a ser tan

fácil deshacerse de él y menos

ahora que rompió su compromiso

con isabel, ya no hay nada que

lo motive para regresar al df.

pedro: ¿cómo?

ricardo: anoche isabel presentó

su obra como pintora en una

galería y de repente se presenóo

un comprador falso que resultó

ser eliseo gonzález.

antonio: con todo

y el analgésico no se me quita

el dolor de cabeza.

sebastián: ¿por qué no te vas

a descansar?

antonio: termino esto y me voy.

sebastián: ¿no te importa

si no me quedo contigo

en el apartamento?

antonio: ¿y dónde te vas

a hospedar?

sebastián: me quiero ir al hotel

y registrarme como un vulgar

turista.

antonio: ¿y no estás exagerando?

sebastián: no, no, no, no quiero

que los hermanos de titina

me encuentren.

antonio: tarde o temprano vas

a tener que hablar con ella,

¿por qué no de una vez?

sebastián: no, aún no estoy

preparado, ¿eh?

oye, me--¿me prestas

tus escoltas para que me lleven

al hotel?

antonio: no, no, mejor llévate

mi coche, yo no quiero manejar,

me voy con los escoltas.

sebastián: está bien, gracias,

¿eh?

paz y amor, hermano.

antonio: [suspira]

qué mal me siento.

ricardo: como podrás imaginarte,

isabel odia a sara granados,

quiere que le haga la vida

imposible, por lo que necesito

tu ayuda.

pedro: ¿y por qué habría

de hacerlo?

ricardo: porque nos conviene,

esa mujer es el punto débil

de antonio, si la ve mal, se va

a distraer tratando de ayudarla.

pedro: no es mala idea,

pero tengo que pensar

cómo fastidiarla.

nos hablamos después.

Cargando Playlist...