null: nullpx
Cargando Video...

La Vecina Capítulo 102

21 Jul 2020 – 12:00 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta...

sara: y si eso es amarme...

hazlo.

y ahora dime lo que quieras.

y sí, dime que soy una tonta y

que voy a acabar lastimada,

pero dios, si le dije lo que le

dije,

fue porque por primera vez seníi

que antonio sí quiere luchar por

lo que sentimos.

vicente: ay, qué te digo, hija.

pues, estás enamorada de él.

y contra eso, pues, no hay nada

que hacer.

no me queda más que desearte que

ojalá algún día se concrete lo

de ustedes.

sara: como le dije a él,

que decida lo que su corazón le

dicte.

[timbre]

cheo: buenas noches.

¿la señorita isabel cisneros?

isabel: sí, soy yo.

cheo: mucho gusto,

juan luis espinosa.

isabel: buenas noches, adelante.

cheo: me he tomado la libertad

de traeros una botella de vino.

isabel: gracias, qué amable.

¿pasamos a mi estudio para ver

los cuadros?

cheo: por supuesto, a eso he

venido.

isabel: por aquí, por favor.

vicente: como quiera, me da

gusto que antonio se haya

abierto.

tratándose de una persona tan

rígida como él,

es un gran paso que acepte sus

sentimientos.

sara: eso mismo fue lo que yo

pensé.

vicente: pero no te vayas con la

finta, eh.

sara: no.

vicente: debes ser cautelosa.

podría dejar a la novia como

dijo,

pero eso no te garantiza que se

vaya a quedar contigo.

sara: pero ¿por qué, tío?

vicente: porque son muy

diferentes.

y a veces ni la fuerza del amor

alcanza para atreverse a hacer

un cambio de vida total.

más si hoy por hoy antonio no

sabe ni lo que quiere de la

vida.

sara: tienes toda la razón, tío.

como siempre, muchas gracias por

el consejo.

vicente: no, ¿qué agradeces?

tú sabes que lo hago porque te

quiero.

sara: ajá.

vicente: bueno,

¿no se te antoja un panecito

dulce y un chocolatito?

sara: [ríe]

vicente: lo acabo de traer de la

panadería.

estaba recién hechecito.

sara: ay, la verdad, sí.

mm, pero a ver, yo quiero este.

vicente: piedra, papel o tijera.

sara: [ríe]

ambos: piedra, papel o tijera.

vicente: ay.

sara: [ríe]

cheo: podemos tutearnos,

¿verdad?

isabel: sí, claro.

ya me estaba sintiendo rara

tratándote de usted.

somos como de la edad, ¿verdad?

cheo: así es.

de hecho, me recuerdas mucho a

una novia que tuve.

isabel: no me digas.

¿tengo una doble por ahí?

cheo: en praga para ser exactos.

viví un tiempo allá.

isabel: uy, praga es un sueño.

una ciudad profunda, íntima,

con raíces.

se percibe hasta en el aire.

cheo: eres intensa,

como tu pintura.

isabel: soy artista.

cheo: quiero quedarme con

crepúsculo.

aunque sé que es de tu colección

privada.

isabel: así es.

cheo: ponle precio.

el que consideres, te aseguro

que no voy a regatear,

y tienes la garantía de que va a

ser admirado por muchos.

porque lo quiero para mi

departamento de nueva york.

isabel: ¿qué te parece si voy

por el vino que trajiste y lo

pienso?

cheo: adelante.

renato: no, no, y no.

no te voy a fiar.

tienes una deuda enorme aquí con

nosotros.

se acabó tu fiesta.

marcelo: renato, por el amor de

dios,

no me hagas esto.

me vas a arruinar mi cita.

renato: ni modo.

paga y aquí no ha pasado nada.

marcelo: piensa quién soy,

por el amor de dios.

mi imagen va a quedar por los

suelos.

renato: ese no es mi problema.

marcelo: qué poco corazón

tienes.

mira, cárgame intereses, ¿sí?

luego nos ponemos a mano.

renato: ya te dije que no.

marcelo: ¿cómo puede ser?

esto será mi ruina.

¿eh? te dejo mi reloj,

vale 12 mil.

renato: ¿12 mil pesos?

marcelo: dólares.

y ahora atiéndenos.

mañana lo retiro y vengo a

pagarte.

renato: a ver.

¿esto no es pirata?

marcelo: ¿cómo? ¿yo?

renato: bueno, está bien.

pero mañana sin falta vienes a

pagarme.

si no, lo vendo.

marcelo: sí, claro,

cuenta con eso.

gracias.

y siéntete honrado de haber sido

tú quien me salvó la vida.

cheo: esta es la recámara

principal,

debe ser la de ella.

sara: no te estoy pidiendo nada.

decide lo que tengas que

decidir.

y si eso es...

amarme.

hazlo.

david: oye, rafa no tarda en

pasar por mí.

¿de verdad no quieres venir a

cenar con nosotros?

antonio: no, gracias.

tengo varios asuntos que

resolver y mañana me voy al df.

tengo que dejarlos terminados.

[celular]

permíteme.

isabel, buenas noches.

isabel: antonio,

necesito tu consejo.

antonio: ¿sobre qué?

isabel: hay una persona

interesada en comprarme

crepúsculo.

¿sí recuerdas de cuál cuadro te

estoy hablando?

antonio: sí, sí, lo recuerdo.

isabel: está muy interesado.

me dice que paga lo que sea por

él.

¿qué hago?

antonio: primero tienes que

decidir si lo quieres vender

o no.

isabel: te confieso que la

tentación es grande.

no solo por el dinero.

se lo va a llevar a nueva york.

y lo colgará en su departamento.

significa que lo verán muchos

conocidos de él.

es un hombre con contactos,

viaja mucho.

de algún modo es difusión.

antonio: eso está bien pensado.

isabel: ¿cuánto le pido?

antonio: no sé.

isabel: ¿estará bien unos 3 mil

dólares?

antonio: yo creo que es un buen

precio.

aunque lo que importa es que tú

te sientas bien con la decisión

que tomes.

isabel: tienes razón.

y sí, lo voy a vender.

gracias por escucharme,

te tengo que colgar.

[suspira]

natalia: ay, muchísimas gracias,

qué amable.

camarero: no, por nada.

marcelo: ay, ay, ay, qué

bárbaro.

mira nada más.

camarero: disculpe, señor.

marcelo: mira nada más.

¿qué te vuelves a disculpar?

me acabas de echar a perder un

traje carísimo.

camarero: permítame--

marcelo: no, no, ni me toques.

qué bárbaro, ve nomás.

camarero: disculpe, señor,

solamente estaba--

marcelo: ya ni le digas nada.

mejor tráeme otro lobster ,

y me descuentas lo de la

tintorería.

camarero: sí, señor.

marcelo: qué bárbaro.

mira nomás.

natalia: fue un accidente.

marcelo: sí, sí, yo sé que fue

un accidente.

que me va a costar carísimo.

este traje, no sabes lo que me

costó.

todos los meseros, natalia.

todos.

son unos estúpidos.

pero yo no voy a permitir

que ese estúpido nos eche

a perder la noche

tan maravillosa que tenía yo

planeada para ti.

camarero: se me acaba de caer la

david: me agarraron de sorpresa.

sopa de langosta en el saco del

idiota ese de marcelo bazán.

cocinero: no la friegues.

camarero: sírvame otro plato,

por favor.

y apúntalo como si fuera mío.

voy a tener que pagarlo.

cocinero: de eso no te

preocupes, esto queda entre

nosotros.

camarero: gracias.

gracias.

natalia: la ensalada está

buenísima.

mira, pruébala.

marcelo: mm.

camarero: con permiso.

marcelo: con cuidado.

pues, esto también se ve

espectacular.

natalia: no sabía lo que era

bisquet de langosta , eh.

marcelo: mm, pues, lo tienes que

probar.

natalia: [tose]

[estornuda]

marcelo: ¿qué te pasa?

¿no te gustó?

natalia: [tose]

marcelo: ¿estás bien?

toma agua.

natalia: [estornuda]

cheo: ¿y qué has pensado?

¿voy a ser el feliz poseedor de

crepúsculo?

isabel: mientras descorchaba el

vino, estuve hablando con mi

novio para que me ayudara a

decidir.

cheo: tu novio.

¿por qué no lo invitas a venir?

puede que lo haga mi aliado.

isabel: [ríe] no está en méxico.

trabaja en san gaspar.

cheo: san gaspar.

¿dónde queda eso?

isabel: en el quinto infierno.

ahí hay una planta de conatrol.

mi novio es el director.

cheo: entiendo.

amor de lejos--

isabel: ni me digas.

sé lo que estás pensando.

cheo: pero supongo que mañana

vendrá a tu exposición.

isabel: sí, claro.

cheo: ¿y qué te recomienda tu

novio?

¿que me vendas o no?

isabel: ya está decidido,

te lo voy a vender.

¿te parecen bien 3 mil dólares?

cheo: perfecto.

y también me llevo otros dos

cuadros que dejé seleccionados

en la galería con silvina.

isabel: ¿te vas a llevar tres

cuadros?

cheo: sí.

tu obra me fascinó.

crepúsculo es para mí y los

otros dos para hacer unos

regalos.

isabel: entiendo.

cheo: ah.

qué torpe.

he olvidado mi chequera.

pero mañana paso a la galería

y dejo el cheque con silvina.

si es que me tengo que ir a

chicago.

y si no, te lo entrego

personalmente en tu exposición.

isabel: me va a dar mucho gusto

que te puedas quedar.

cheo: salud.

hermano: [llama a la puerta]

portero: buenas.

hermano: buenas.

¿está el ingeniero?

portero: ¿el ingeniero andrade o

el otro?

hermano: el otro.

portero: sí está, ahorita le

aviso.

hermano: ¿qué no podemos pasar

para buscarlo nosotros?

portero: no, espérenlo aquí.

en la entrada buscan al otro

ingeniero.

antonio: perfecto, ya baja.

gracias.

ya llegó rafa.

david: muchas gracias,

hasta el rato.

antonio: que la pasen bien.

hermano: ahí viene, ahí viene.

nos escondemos y salimos

después.

corre, corre.

te metiste donde no debías.

¿pensaste que nos íbamos a

quedar de brazos cruzados?

mañana te casas con titina

porque te casas.

ey, ey, espérense, espérense,

este no es chebi.

arnold: órale,

¿y ahora qué hacemos?

hermano 2: pues, pelarnos,

¿qué más?

ya lo desgraciamos.

córrele.

hermano: pélate, pélate.

rafaél: ¿señor?

¿señor, está bien?

dios.

david.

david, ¿qué tienes?

¡ayúdenme!

¡jefe!

david.

¡ayúdenme, por favor!

¡jefe!

david.

simón: ¿escucharon?

alguien está pidiendo ayuda.

rafaél: ¡ayuda!

bruno: es la voz de rafa.

el de la planta,

le está gritando a chepe.

simón: ¿qué habrá pasado?

juancho: pero chepe ni vino a

trabajar.

antonio: ¿escucharon lo mismo

que yo?

estoy seguro que era el señor

padilla.

cheo: todo salió a la

perfección.

la novia del imbécil ese cayó

redondita.

le aseguré que quería comprarle

su increíble cuadro del

crepúsculo.

y me dijo que tenía que pensarlo

mientras iba por la botella de

vino que le llevé.

¿creerás que me pidió 3 mil

dólares?

cuadro más horrible no había

visto en mi vida,

no le daba ni 15 pesos por él.

roque: ¿y qué más?

cheo: cuando fue por la botella,

yo aproveché.

me metí a su cuarto,

me tomé fotos en su cama,

y me traje un recuerdito que le

voy a entregar a antonio en su

propia mano.

aparte de enseñarle las fotos,

claro.

roque: me parece bien.

pero primero arreglamos lo del

seguro.

y cuando nos regresemos, vas a

buscarlo a san gaspar y le das

lo que quieras.

cheo: no, hombre, va a ser

mañana en la exposición.

isabel me acaba de confirmar que

su estúpido prometido viene

exclusivamente para estar

con ella.

soy un genio,

no lo puedes negar.

roque: no, no, no, tú no tienes

remedio.

ya vamos a tomar un taxi.

cheo: que sueñes con tus 3 mil

dólares, preciosa.

natalia: gracias.

marcelo: oye, natalia.

ya, preciosa, quita esa cara.

te prometo que voy a demandar

a ese lugar, eh.

tú no tienes idea de quién soy

amigo yo.

tengo a uno de los mejores

abogados de este país.

natalia: gracias, chelo, pero

mejor déjalo así.

¿para qué buscarnos más

problemas?

marcelo: como tú quieras.

oye, ¿y qué te parece si mejor

subimos a tomarnos esa copa que

quedó pendiente?

natalia: me encantaría, pero

todavía tengo que preparar mi

maleta.

pero lo dejamos para cuando

regrese.

marcelo: está bien, me parece

bien.

bueno, pues, buenas noches.

ey, ey, ey.

que sueñes conmigo.

natalia: igualmente.

marcelo: la traigo muerta.

[ríe]

[música]

[música]

no vi de dónde salieron.

no me dieron tiempo de nada.

juancho: sí, se nota.

antonio: ¿cuántos eran?

david: no sé, dos o tres.

antonio: ¿dijeron algo?

david: sí, dijeron que me había

metido con la persona equivocada

o algo así.

kike: escúchame bien.

si vuelvo a ver a ese ingeniero

merodeándote,

él y yo vamos a tener un

problema, ¿me oíste?

david: no entiendo por qué me

golpearon.

bruno: como sea, hay que ponerte

un poco de hielo antes de que se

te hinche más el ojo.

ven, juancho, ayúdame.

simón: ¿cree que esto tenga algo

que ver con los saqueadores de

gasolina?

antonio: lo dudo.

david viene llegando de méxico.

ricardo: [suspira]

pedro.

no sé qué clase de idiota tienes

metido en la planta.

porque los datos que me diste no

cuadran por ningún lado.

sobre todo los últimos.

terminaron por confundirme más.

pedro: ¿no será que mi contacto

sabe más que tú?

ricardo: mejor deja de jugar al

teléfono descompuesto y ponme en

contacto con él.

necesito saber otros datos para

entender qué está pasando.

pedro: olvídalo.

mándame por un correo tus dudas.

buenas noches, ricardo.

laura.

¡laura!

[televisión]

[llaman a la puerta]

isabel: qué bueno que llegas.

adivina qué.

natalia: antonio está aquí.

isabel: no, vino un

coleccionista interesado en

comprarme tres cuadros.

no sabes cómo alabó mi obra.

y se ve que sabe, eh.

natalia: ay, me alegro

mucho por ti.

ni siquiera has inaugurado tu

exposición y ya eres un éxito.

isabel: y gracias a él, mis

cuadros se van a dar a conocer

en el extranjero.

natalia: ¿ves?

tú que tenías tantas dudas de tu

trabajo.

isabel: juan luis me devolvió la

seguridad en mí misma.

ojalá no se vaya a chicago y

pueda venir a la exposición para

que lo conozcas.

natalia: la que no va a poder

estar soy yo.

isabel: no me digas.

¿por qué?

natalia: me voy a monterrey

mañana temprano,

me mandan de la oficina.

isabel: qué pena.

natalia: pero te deseo lo mejor.

no me cabe duda que va a ser un

éxito.

isabel: ahora sí ya me la estoy

creyendo.

ambas: [ríen]

isabel: [suspira]

antonio: ¿cómo te sientes?

david: un poco mejor, pero

todavía me duele.

simón: creo que hay que darle un

analgésico.

antonio: no tengo ninguno.

simón: yo debo tener.

ahora regreso.

rafa: gracias.

voy a hablar con el portero para

ver si vio a los tipos que lo

atracaron.

titina: ¿cómo les fue?

¿ya se convencieron de que chebi

no ha regresado de méxico?

arnold: ya, pero creo que la

regamos y gacho.

hermano 2: cállate.

titina: ¿qué hicieron?

hermano: nada, nada, ya sabes

cómo es arnold de bocón.

titina: no, no les creo nada,

eh.

o me dicen o le voy con el

chisme a mi papá.

¡de que algo de traen con chebi!

hermano 2: ya, ya, ya, hombre,

está bien.

de todos modos se va a enterar.

arnold: pues, sí.

hermano 2: la verdad es que

confundimos a chebi con otro

tipo,

y le pusimos una buena.

tan buena que seguro debe seguir

tirado ahí afuera del edificio.

titina: pero ¿están locos o qué?

arnold: te digo que lo

confundimos.

hermano: nosotros qué íbamos a

pensar que no era.

le preguntamos al portero por el

ingeniero.

y él nos dijo, ¿andrade?

y le dijimos que no, que el

otro.

el caso es que salió el otro,

y como casi no había luz, pues,

nos surtimos al otro,

pensando que era el chebi.

titina: uy, no lo puedo creer.

de veras que son brutos.

todo lo quieren arreglar a

golpes.

a ver si esto no los mete en

problemas con la policía.

si alguien los vio seguro los va

a denunciar.

arnold: no creo.

el único que nos vio fue el

portero.

ambos: el portero.

rafaél: entonces nunca había

visto a esos tipos por aquí.

portero: ¿cómo los iba a ver? si

es la primera vez que vengo a

chambear a este condominio.

solo vine a cubrir a chepe,

que tenía el día libre.

rafaél: sí, sí, pero ¿cómo eran?

portero: a ver, deja hago

memoria.

mm, estaban grandotes los

condenados.

y por lo que veo venían

directamente sobre el ingeniero.

rafaél: ¿por qué lo dice?

portero: porque me preguntaron

por él.

rafaél: [piensa] venían por el

ingeniero andrade y lo

confundieron con david.

te voy a matar kike.

portero: ¿le pasa algo?

rafaél: vaya que me pasa.

[bocina]

portero: buenas noches,

señorita.

sara: buenas noches.

oiga, ¿quién se acaba de ir?

portero: híjole, no sé cómo se

llama.

pero es amigo del ingeniero que

golpearon hace rato aquí afuera.

viera la friega que le pusieron.

sara: antonio.

isabel: ¿y qué tal chelo?

¿todo bien con él?

natalia: para nada.

cada día confirmo más que es un

fiasco.

no sabes cómo trató a un mesero

porque sin querer se le cayó la

sopa en su saco.

isabel: ya me imagino.

natalia: lo que cada vez me

queda más claro es que no tengo

nada que ver con él.

isabel: no te pongas tan

exigente,

no lo quieres para que sea tu

novio.

solamente es para pasarla bien

un rato mientras te olvidas de

sebastián.

natalia: pues, está haciendo el

efecto contrario.

entre más lo trato, más extraño

a sebastián.

estoy pensando seriamente en

perdonarlo.

isabel: no te apresures.

espérate otro poco.

que de verdad crea que te está

perdiendo.

natalia: ya no puedo más.

cuando regrese de monterrey,

lo voy a buscar.

isabel: ay.

[timbre]

sara: antonio.

¿cómo estás?

me dijeron que te golpearon.

antonio: no, lo que pasa es

que--

simón: ¿isabel?

¿qué pasa aquí?

antonio: creo que hay una

confusión.

a mí no me golpearon,

fue a david.

sara: ¿david?

¿y quién es david?

david: ya me acordé qué más me

dijeron los tipos que me

golpearon.

que me tenía que casar mañana

mismo con...

¿martina?

ambos: titina.

antonio: tuv

con titina.

y seguramente, los tipos que te

golpearon son sus hermanos.

te deben haber confundido.

no encuentro otra explicación.

sara: pues, son unos salvajes.

simón: a ver, pero eso que te

dijeron de que se tenía que

casar.

sara: ¿no será que titina está

embarazada y quieren obligar a

sebastián a casarse con ella?

antonio: voy a hablarle.

sara: no, no, no, no.

espérate, ¿para qué lo alarmas?

primero hay que estar seguros.

antonio: ¿y cómo salimos de la

duda?

sara: en mi celular debe de

estar el número de titina.

lo tengo desde que fui a pedirle

el teléfono de sebastián.

buenas noches,

¿puedo hablar con titina?

sí, soy una amiga de la escuela.

gracias.

madre: titina, te habla una

compañera de la escuela.

titina: ah, gracias, ma.

bueno, ¿quién habla?

sara: soy sara, la amiga de

sebastián.

¿me recuerdas?

titina: claro que me acuerdo de

ti, ¿qué quieres?

sara: que me digas si tú

mandaste a tus hermanos a

pegarle a sebastián.

titina: ¿chebi ya regresó?

sara: contéstame primero.

titina: sería incapaz de mandar

a mis hermanos para hacerle daño

a mi chebi.

pásamelo.

sara: no ha regresado.

tus hermanos se equivocaron

y golpearon a otra persona.

titina: te juro que yo no tuve

nada que ver.

ahora que los vea, me van a oír.

sara: solo quiero que me digas

una cosa.

¿por qué dijeron que sebastián

y tú se tenían que casar?

titina: ¿podemos hablar sobre

eso en persona?

sara: está bien.

te veo mañana a las 10 en el

molcajete.

antonio: ¿qué te dijo?

sara: no me lo confirmó,

pero a mí se me hace

que sí está embarazada.

nos vamos a ver mañana para

hablar.

david: antonio.

antonio, estoy empezando a ver

borroso.

simón: deberíamos de llevarlo a

que lo revise un doctor.

eso se ve más delicado de lo que

parece.

antonio: tienes razón.

yo lo llevo, vámonos, david.

con cuidado.

[timbre]

kike: voy.

ay, ¿qué formas de tocar son

esas?

rafaél: ahora sí te pasaste,

kike.

es increíble que hayas mandado

a golpear a david.

kike: a ver, ¿de qué me hablas?

yo no mandé a golpear a nadie,

ni siquiera sé quién es ese

david.

rafaél: ¡no te hagas, kike!

el ingeniero con el que me viste

en la cabaña vieja.

por dios, ¿hasta cuándo vas a

dejar de hacer estupideces?

lo que hiciste no tiene nombre.

kike: pero ¿cómo puedes pensar

eso de mí?

rafaél: todo por tus estúpidos

celos.

ya basta, kike.

ahora sí llegaste demasiado

lejos.

kike: muy bien, si lo que

quieres es pensar que yo mandé

a golpear a tu amiguito.

pues, créetelo.

no te voy a contradecir.

rafaél: no quiero volver a saber

nada de ti.

creí que eras diferente,

pero ya veo que no.

marcelo: carla maría,

olvídate de gustavo adolfo.

ese tipo es un mal hombre,

es un ser despreciable.

¿cómo pudo meterse con otra

mujer y encima

decirte que te ama?

carla: lo odio.

pero estoy atada a él.

marcelo: ¿por qué, carla maría?

¿por qué?

dime por qué.

carla: [llora] no puedo

confesártelo.

es un secreto que me deshonra.

marcelo: yo te amo, carla maría.

yo podría perdonarte lo que

fuera.

carla: no, no, nuestro amor es

imposible.

gustavo adolfo nunca me va a

dejar ser feliz.

marcelo: ¿por qué, carla maría?

dime, dime cuál es ese secreto

que guardas.

dímelo.

carla: no, no puedo decírtelo.

me avergüenza demasiado.

ambos: [lloran]

seba: telenovelas...

natalia me ama a mí.

natalia me ama a mí,

no puede querer a este imbécil.

no es más que un idiota.

ay.

híjole, me duele más que cuando

me rompí el coxis.

ay.

tengo que estar bien para que

mañana vea a este imbécil.

uy.

prepárate, marcelo bazán.

que hoy es tu último día de

gloria.

ay, quiero a mi mamá.

[música]

[música]

antonio: señor padilla,

¿y cómo supo que estábamos aquí?

rafaél: sara me dijo.

¿cómo sigue david?

antonio: lo están valorando.

de pronto empezó a ver borroso.

esperemos que no sea nada grave.

vaya suerte la suya.

recién llegado y lo confunden

con sebastián.

rafaél: ¿cómo?

antonio: sí, por eso lo

golpearon.

fueron los hermanos de titina.

rafaél: a ver, ingeniero,

¿está seguro que fueron ellos?

antonio: sí, dice david que uno

dijo que se tenía que casar con

titina.

sara habló con titina,

y aunque no lo confirmó,

estamos en la creencia de que

está esperando un hijo de

sebastián.

rafaél: ¿el ingeniero morales ya

lo sabe?

antonio: no, decidimos no

decirle nada.

no hasta que sara hable con

titina y se lo confirme.

quedaron de verse mañana en

molcajete.

¿cómo te sientes?

david: mejor, gracias.

doctor: afortunadamente,

la retina está intacta.

tiene inflamada la esclerótica

y una pequeña lesión.

ya lo mediqué.

debe guardar reposo

y evitar el sol.

antonio: gracias, doctor.

lo más prudente es que mañana

mismo regreses a méxico.

david: no es necesario,

puedo trabajar así, hay mucho

que hacer.

antonio: no, el doctor dijo que

tienes que guardar reposo.

primero está tu salud.

ya pediré que manden a alguien

para que continúe con lo que

estás haciendo.

david: está bien, como tú digas.

antonio: vamos, que todavía hay

que pasar a surtir tu receta.

marina: a ver, toma.

te va a caer muy bien, porque es

un té de tila.

kike: no se vale, marina.

¿por qué rafa dudó de mí?

como si no me conociera.

seré muy explosivo y cuando me

enojo abro la boca de más,

pero de ahí a contratar a

alguien para que le hiciera daño

a ese ingeniero,

eso sí que no.

tú sí me crees, ¿verdad?

marina: sí, sí te creo, kike.

pero también es cierto que has

amenazado tantas veces,

que cualquiera pensaría que sí

lo hiciste.

kike: ¿por quién me tomas?

no soy esa clase de gente.

marina: ay, cálmate.

ya tendrás oportunidad para

hablar con rafa y aclararle

todo.

kike: no quiere saber nada de

mí,

me lo dijo muy claro.

¿y sabes qué?

después de como me trató, yo

tampoco quiero saber nada de él.

si tanto le preocupa su

ingeniero,

que se lo quede.

para mí hoy se murió rafael

padilla.

sara: ¿quieres que te sirva

agüita de limón?

simón: perfecto.

oye, ¿me puedes decir por qué

tanta efusividad con antonio?

sara: pues, es que creí que al

que habían golpeado era a él.

simón: ah, y te preocupaste

mucho.

sara: pues, sí.

y más en este momento en el cual

antonio me confesó que no está

seguro de lo que sentía por su

novia.

y ahora que se va a méxico,

se va a definir.

simón: ¿por ti o por ella?

sara: va a decidir si se casa

o no.

simón: ah, y eso a ti te da

esperanza.

¿o me equivoco?

sara: pues, no te puedo negar

que sí.

sí me hace mucha ilusión.

simón: ¿y si decide casarse?

¿qué vas a hacer?

sara: pues, aceptarlo,

aunque me duela.

pero en esta ocasión, no sé por

qué siento que mi ilusión no es

infundada.

por primera vez, antonio me

confesó que está dudando en

casarse con ella,

y eso es un gran avance, simón.

simón: ay, sara.

quisiera animarte, pero

conociendo a antonio,

soy realista y--

[celular]

sara: antonio, ¿qué pasó?

¿cómo está david?

ay, gracias a dios.

sí, sí, sí.

hasta mañana.

parece que lo de david no fue

grave.

ya vienen para acá.

simón: menos mal.

[llaman a la puerta]

vecino: buenos días.

simón: buenos días, qué gusto

saludarle.

vecino: igualmente, simón.

aquí mis amigos querían

conocerlo.

vieron el revuelo que está

causando su cohete en internet.

y no me creían que el creador es

mi amigo.

simón: mucho gusto.

vecino: no solo eso.

también les conté que el banco

regional de san gaspar es el

banco del cohete.

y también se interesaron en

anunciarse.

aquí, el señor adolfo estrada

es el dueño del hotel de san

gaspar.

y gustavo borostieta tiene una

productora de quesos,

que vende en todo el país.

quieren ver el cohete.

simón: con mucho gusto,

pasen por aquí.

pasen.

adolfo: permiso.

vaya.

gustavo: guau.

increíble, ¿eh?

titina: hola.

rosa: buenos días.

titina: buenos días.

sara: buenos días, titina.

titina: hola, sara.

sara: siéntate, por favor.

¿quieres algo de tomar?

titina: no, no, está bien así,

gracias.

sara: ¿y? dime, ¿qué es eso que

tienes que arreglar con

sebastián?

titina: la verdad es que...

entre nosotros no hay mucho que

hacer.

la última vez que hablamos,

me dijo que no quería saber nada

de mí.

mis hermanos son los que

insisten en que se tiene que

hacer cargo.

sara: ¿hacerse cargo de qué?

titina: de su hijo.

estoy embarazada.

[música]

titina: pero no quiero obligar

a chebi a algo que no quiere.

bien puedo ser madre soltera.

aunque sea el amor de mi vida,

prefiero quedarme sola antes que

forzarlo a algo que no quiere.

sara: titina, por favor,

no quieras manipularlo.

porque sé que eres capaz de lo

que sea con tal de tener a

sebastián a tu lado.

titina: eso era antes de que

tuviera su hijo en mi vientre.

pero no quiero hacer nada

que lo pueda incomodar.

sara: bueno, pero tus hermanos

sí.

titina: mis hermanos solo

quieren lo mejor para mí.

y ya les pedí que no

intervengan.

si hablas con chebi, por favor,

dile que no quiero forzarlo

a nada.

sara: bueno, pues,

vamos a hablarle de una vez.

sebastián: [contestador] estás

hablando al celular de sebastián

morales,

por el momento no puedo

contestarte--

sara: ay, va al buzón.

titina: ay, ya me voy.

gracias por escucharme, sara.

antonio: gracias, ingeniero.

espero su presupuesto.

[celular]

sara, buenos días.

sara: ya hablé con titina,

y agárrate.

sí está embarazada.

dijo que no piensa pedirle

a sebastián que se haga cargo de

su hijo e insiste en que ella no

tuvo nada que ver

con lo que sus hermanos le

hicieron a david.

dice que actuaron por su cuenta.

antonio: ¿y tú le crees?

sara: pues, no sé.

lo que sí es que andaba bien

tranquila.

¿será que la maternidad le está

asentando la cabeza?

antonio: ojalá así sea.

voy a hablar con sebastián para

ver cómo reacciona.

gracias.

sara: de nada.

oye, y por si ya no te veo,

que tengas buen viaje.

antonio: gracias,

pero pasaré a despedirme.

en un rato voy para allá.

sara: está bien, aquí te espero.

sebastián: [contestador] estás

hablando al celular de sebastián

morales,

por el momento no puedo--

sebastián: disculpe, disculpe.

¿sabe dónde están grabando los

ramírez?

trabajador: fuero uno.

sebastián: gracias.

trabajador: de nada.

sebastián: buenas tardes.

vengo de camisas bombay .

soy, eh,

representante de la marca,

porque marcelo bazán va a ser

la imagen de nuestro producto.

¿estará disponible?

seguridad: está grabando.

sebastián: y bueno,

¿lo podré esperar?

seguridad: pues, sí.

sebastián: gracias.

ahí está el camarino

del imbécil ese.

¿chelo?

[celular]

¿qué haces llamándole

a este imbécil, eh?

natalia: ¿qué haces tú

contestando el teléfono

de chelo?

sebastián: vine a ponerlo

en su lugar.

y lo voy a dejar que ni al

espejo se va a poder ver.

prepárate para ser novia de un

despojo humano, natalia.

natalia: ¿qué vas a hacer?

sebastián, ¿te volviste loco

o qué?

sebastián: sí, sí, sí,

loco por ti.

por tu culpa.

natalia: contesta, sebastián.

contesta, contesta, contesta,

sebastián.

ay.

ay, ¿qué le va a hacer?

bueno, lo que sea, se lo merece

por darme este cheque sin

fondos.

[celular]

sebastián: ¿qué pasó, cretino?

antonio: ¿dónde estás?

tenemos que hablar, te tengo

noticias de titina.

sebastián: en este momento

no puedo hablar.

estoy esperando a una persona.

antonio: esto urge.

titina está embarazada.

sebastián: ah, qué bien.

felicítamela de mi parte, eh.

antonio: eh, sebastián,

la embarazaste tú.

sebastián: ¿yo?

pero ¿cómo?

antonio: sebastián, es en serio.

vas a tener un hijo con ella.

sebastián: no, no, no,

no puede ser.

antonio: anoche vinieron sus

hermanos para buscarte,

y confundieron a david contigo.

le dieron una golpiza.

sebastián: qué barbaridad.

¿y cómo está, eh?

antonio: por poco se queda

tuerto.

hoy mismo salió de regreso al

df.

sebastián: ay, qué caray.

no, así menos regreso.

antonio: sara habló con titina.

sebastián: ¿y qué le dijo?

antonio: que si no quieres

hacerte cargo de ella,

está decidida a ser madre

soltera.

sebastián: habrá que ver si ese

hijo es mío, eh.

no es precisamente una santa.

antonio: mira, no sé,

pero tienes que arreglar esto.

sebastián: sí, sí, lo haré.

antonio: platicamos ahora que

llegue al df.

me voy esta tarde.

sebastián: está bien.

gracias por llamar, cretino.

[suspira]

marcelo: no, no, no,

perdóname, pero yo no voy a

regresar al set hasta que

arreglen los que le pedí.

así no puede ser.

es que nadie me entiende.

Cargando Playlist...