null: nullpx
Cargando Video...

La desesperación llevó a una pequeña a tirar a su bebé por una tubería

Univision3 May 2019 – 8:05 PM EDT

Comparte

ruth: no, mamá.

te digo que se oye un bebé

que está llorando.

escucha.

bebé: [llora]

mujer: ay...

de verdad se oye un llanto,

escucha.

bebé: [llora]

ruth: sí, mamá,

tienes razón.

ahí se escucha, en el tubo.

agente: tenían razón,

es un bebé atorado

en el tubo del drenaje.

mujer: qué barbaridad.

pero ¿cómo puede estar con vida?

benita, siéntate.

es tu turno.

alan: yo me llamo alan.

benita: es tan guapo

como justin bieber.

todos: [ríen]

alan: ah, porque reprobé

primero de secundaria

y por haber tronado

en un colegio particular,

mis papás me castigaron

y me metieron

en esta escuela de gobierno

y tenía dinero,

hubo mucha venta de perfumes

en la tienda departamental.

benita: ¿y hubo muchos chavos

guapos?

flavia: [ríe]

cipriano: benita,

¿qué son esas preguntas

a tu hermana?

flavia: es una pregunta

inocente, papá.

cipriano: pues no está en edad

para andar pensando

en esas cosas.

benita: ya tengo 13.

cipriano: así tuvieras 15.

todas saben que no tienen

permiso para pensar

en novios hasta que tengan

benita: me encantó la peli,

estuvo bien romántica.

benita: sí, yo siempre soñé

que mi primera vez sería así,

enamorada.

alan: ya no va a ser un sueño.

benita: estoy embarazada, jenny,

mira, yo primero me muero

antes de tener un nieto naco.

mónica: eso debiste pensar

antes de no ponerte el gorrito,

mira, alan,

tu mamá y yo lo hemos estado

pensando, y lo mejor es que

alan: pero te di el dinero

para que abortaras.

benita: sí, pero no se pudo.

¿cómo iba a saber yo

que después de las 12 semanas

ya no se puede abortar?

alan: pues hubieras ido

con otro.

benita: está prohibido

por la ley, y tampoco voy a ir

como para no aprovecharla,

yo ya no respondo.

benita: no, alan,

no me puedes dejar sola

ya no puedo.

ya no puedo.

la vida de nadie.

ángeles: si el bebé se atoró

en la parte de la tubería

de su baño, seguramente vino

de alguno de los departamentos

de arriba.

ruth: arriba de nosotros

hay siete departamentos más,

el bebé pudo haber sido arrojado

de cualquiera de los demás

que viven arriba.

pues, bien,

un juez ha determinado

que debe practicarse ese examen

a benita, y la vamos a llevar

ella fue la que se equivocó.

maricruz: ¿cómo no se iba

a equivocar

si no ha recibido orientación

de nadie?

ni siquiera de nosotros,

no es algo normal, benita.

tenemos que trabajar

para que aceptes a tu hijo,

cipriano: es mi nieto.

ángeles: así es, señor cipriano.

el bebé ha luchado mucho

por su vida,

y se ha recuperado bastante.

estoy segura de que muy pronto

dejará el hospital

y volverá a su casa.

benita: ¿lo puedo cargar?

maricruz: es tu hijo, mi vida.

benita: sí, mi hijo.

mi hijo.

perdóname, hijito,

Cargando Playlist...