null: nullpx
Cargando Video...

La Rosa de Guadalupe - 'Xóchitl y Armando'

27 Jul 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta...

[tema musical]

xochitl: ¿mami?

elena: ¿mm?

xochitl: hoy péiname más bonito

porque la maestra hoy va a decir

quién será blanca nieves.

elena: ay, no te preocupes,

mi amor, todo va a salir bien.

no es porque seas mi hija,

pero la verdad

estás bien bonita.

pareces una--una flor muy bella.

¿sabes que por eso

te puse xochitl?

significa

"la princesa de las flores".

xochitl: es que me parezco a ti,

mami, porque tú también

eres muy bonita.

elena: ay, ojalá que pienses

igual cuando esté viejita

y tenga arrugas,

y ande con bastón

y tenga muchas canas.

xochitl: [ríe]

tú siempre serás la mamá

más bonita de todo el mundo.

no importa que estés viejita.

elena: ¿y sabes que tú eres

la bendición de mi vida?

no necesito a nadie más

en mi vida, ¿eh?

¿tú extrañas a tu papá?

xochitl: no, mami,

ni lo conozco.

elena: [ríe]

xochitl: yo solo te quiero a ti.

solo a ti, mami.

elena: besito de nariz.

xochitl: estoy muy emocionada

porque la maestra hoy va a decir

quién será blanca nieves.

armando: no te preocupes,

de seguro tú lo vas a hacer.

amanda: ay, no sé por qué

xochitl se emociona tanto

si la maestra no va a querer

que sea blanca nieves.

es tan fea...

>> y con ese nombre,

menos la va a querer.

de seguro tú vas a ser

blanca nieves, ya lo verás.

eloísa: buenos días, niños.

todos: buenos días,

maestra eloísa.

eloísa: siéntense, por favor.

como todos saben,

el día de hoy les voy a decir

qué papeles van a representar

en la obra que vamos a hacer

de blanca nieves.

primero voy a decir

quién será el príncipe.

ese lo hará...

armando.

todos: [aplauden]

xochitl: [murmura]

eloísa: y el papel

de blanca nieves

lo va a hacer...

chan, chan, chan, chan...

¡lo va a hacer xochitl!

armando: ya sabía

que tú lo ibas a hacer.

xochitl: y tú el príncipe,

qué padre.

armando: y al fin

te podrás despertar con un beso.

amanda: maestra,

¿puedo hablar con usted?

eloísa: claro que sí, amanda,

pasa, por favor.

amanda: es que xochitl

no puede ser blanca nieves.

eloísa: ¿y por qué no?

amanda: porque ella

actúa muy feo

y yo puedo actuar mucho mejor.

eloísa: las dos lo pueden hacer

muy bien, de eso no tengo duda.

pero elegí a xochitl

porque ella tiene

el cabello negro

y tú lo tienes rubio.

amanda: pero podemos hacer

una blanca nieves rubia

y con ojos claros como yo.

eloísa: no, porque blanca nieves

tiene el pelo negro

y la piel blanca como xochitl,

y no podemos cambiar la obra

porque así está escrita.

pero ya verás que tu compañera

lo hará muy bien,

así que no tienes nada

de qué preocuparte.

amanda: [se queja]

xochitl: voy a hacer

la diadema roja

de blanca nieves.

charito: sí,

esa es una buena idea.

elena: ya vine, ya vine.

xochitl: mami, qué bueno

que ya estás aquí.

elena: ¿ah, sí? ¿por qué?

xochitl: es que la maestra

me escogió

para ser blanca nieves

y mi amigo armando el príncipe.

elena: ay, qué bueno, mi amor.

charito: sí, ha estado

tan emocionada

que desde que pasé por ella

a la escuela

no ha dejado de hablar de eso

todo el camino.

elena: muchas gracias

por pasar por ella,

doña charito,

es que hubo mucho trabajo

y no me iba dar tiempo

de llegar.

charito: ni me agradezcas,

elenita,

para eso estamos las vecinas,

para apoyarnos.

elena: claro que sí.

se queda a comer con nosotras,

¿verdad?

charito: no, muchas gracias.

me voy a darle de comer

a mi marido que ya no tarda.

que estén muy bien,

buen provecho.

elena: que le vaya bien,

buena tarde.

y usted, señorita,

a lavarse las manos para comer

y luego me sigue contando

de su obra.

apúrale, apúrale.

armando: ¿qué crees, ma?

roberta: ¿qué, mi amor?

armando: les tengo

una muy buena noticia.

voy a ser el príncipe

de blanca nieves en la obra

que nos puso la maestra.

roberta: ay, mi amor, ¡bravo!

y no es para menos,

porque eres el niño más guapo

de toda la escuela.

>> ¿y yo qué?

roberta: ay, por supuesto

que tú también, mi amor.

mis tres hijos

son los más guapos.

pero lo que quiero decir

es que armando es el niño

más guapo del kínder

y tú de la primaria.

ay, mi amor, por cierto,

mañana quiero ir a la escuela,

entonces,

a hablar con la maestra

porque quiero saber

qué es lo que necesitan.

así que a ti te toca

encargarte del negocio.

julio: sí, por supuesto,

lo que sea por apoyar

a nuestros hijos, ¿verdad?

oye, que le quede claro

a la maestra que no pensamos

escatimar en gastos, ¿eh?

roberta: ay, como tiene que ser,

por eso nos esforzamos tanto

por mejorar

nuestra posición social,

para que no les falte nada.

ya verás, mi amor,

que vas a ser el mejor príncipe

que ha tenido la escuela.

armando: y la mejor

blanca nieves del mundo

mi amiga xochitl,

porque ella es la más bonita

de toda la escuela.

roberta: uy...

ay, a ver, ya come, come.

julio: [ríe]

eloísa: no era necesario

que viniera a verme, señora.

ya en unos días

iba a mandar la lista

con las cosas que necesitan

para la obra.

roberta: ay, ya me conoces,

yo prefiero adelantarme

para no estar con prisas

y asegurarme de que armando

cumpla de la mejor manera.

eloísa: sí, señora,

ha hecho lo mismo

con sus tres hijos.

y estoy sgura

que con lo de la obra

no será la excepción.

roberta: porque mi esposo y yo

estamos convencidos

que si queremos

que nuestros hijos

lleguen lejos,

los tenemos que apoyar.

armando y sus hermanos

serán importantes, ya lo verá.

niños: ♪ hi-hop, hi-hop, hi-hop

somos los siete enanitos

hi-hop, hi-hop, hi-hop ♪

>> una niña ha venido

a nuestras camas.

eloísa: [chista]

>> no la despierten.

>> ¿quién es esa niña?

hay que quitarla

de nuestras camas.

>> creo que voy a estornudar.

¡achís!

xochitl: ¿quiénes son ustedes?

niños: somos los siete enanitos.

>> vivimos en esta chocita.

¿quién eres tú?

xochitl: soy blanca nieves.

tuve que escapar

y esconderme en el bosque

porque mi madrastra

que es la reina malvada

me quiere matar.

niños: [resuellan]

eloísa: tienen

que sorprenderse más

con lo de xochitl

les acaba de decir.

una, dos, tres...

niños: [resuellan]

eloísa: [ríe] muy bien,

así lo tienen que hacer.

mañana seguimos ensayando

porque de seguro sus papás

ya vinieron por ustedes.

ya se pueden ir, corran.

dejen ahí todo, muy bien.

a ver, con cuidado.

eso es, sin aventar, perfecto.

ok.

armando: lo hiciste muy bien,

xochitl.

de seguro vas a ser la mejor

blanca nieves del mundo.

xochitl: gracias, armando.

eso lo dices

porque eres mi mejor amigo.

eloísa: en eso

armando tiene razón.

lo estás haciendo muy bien,

xochitl, te tengo que felicitar.

a ver, ya,

no hagan esperar a sus papás.

corran.

coman rico, ¿eh?

amanda: maestra,

¿puedo hablar con usted?

eloísa: sí, dime.

amanda: es que xochitl

no puede hacer blanca nieves.

eloísa: ¿y por qué no?

amanda: porque ella actuó

muy feo.

eloísa: a todos tus compañeros

les gusta mucho.

además, ya te expliqué por qué

no puedes ser blanca nieves.

amanda: mi mamá

tiene esta peluca.

con esta

ya puedo tener el pelo negro.

eloísa: no, amanda,

no le voy a quitar el papel

a xochitl, así que, por favor,

ya no insistas.

tu compañera

va a ser blanca nieves

porque lo está haciendo

muy bien.

no te enojes.

>> qué tristeza, la reina

envenenó a blanca nieves.

>> y nosotros

no lo pudimos evitar.

>> la bruja malvada escapó

y no la pudimos atrapar.

roberta: ay, mira,

él es mi hijo.

se ve muy guapo, ¿verdad?

ay, mira,

¿ya viste qué guapo se ve?

ay, yo te dije, te dije.

>> la bruja malvada la envenenó.

armando: parece

que está dormida.

le voy a dar un beso.

público: ah...

>> ¡mira!

¡blanca nieves está despertando!

xochitl: ¿quién eres tú?

armando: soy el príncipe.

te he venido a dar un beso.

estás tan bonita

que te llevaré

a vivir a mi castillo

donde la bruja malvada

no te podrá hacer nada.

xochitl: sí, sí,

quiero vivir contigo

y seremos muy felices.

todos: [aplauden]

roberta: ¡bravo, mi amor!

¡mi cielo, mi príncipe!

¡párense! ¡párense!

ay, ¡muy bien!

¡párense!

¿verdad que estuvo increíble?

sí, es mi hijo.

el más guapo de todos,

el más guapo de todos.

todos: [vitorean]

elena: ay, ¿qué hace mi niñita?

ahí voy contigo.

xochitl: ¿cómo lo hice, ma?

elena: bien,

lo hiciste muy bien, mi amor.

y además te veías muy bonita.

ay, sí, pase, pase.

xochitl: gracias al disfraz

que me compraste.

elena: ay, mi amor.

charito: lo hiciste tan bonito

que por eso todo el mundo

te aplaudía bien fuerte.

ay, pero yo sentí bien feo

cuando te envenenó la bruja.

casi lloro.

xochitl: pero solo es un cuento.

solo estaba haciendo un papel.

charito: híjole, ¿ya ves?

es que lo hiciste tan bien

que sí te lo creí.

armando: mira, mamá,

es mi amiga xochitl.

roberta: hola, buenas tardes.

elena: hola, ¿qué tal?

armando: ¿verdad que hizo

un buen papel de blanca nieves?

roberta: pues sí, no estuvo mal.

elena: mucho gusto.

soy elena, la mamá de xochitl.

roberta: buenas tardes.

roberta.

julio: mucho gusto. julio.

¿qué tal?

roberta: oye, no te he visto

en las juntas de mamás.

elena: es que se me dificulta

por mi trabajo,

pero me mantengo en contacto

con la maestra eloísa.

roberta: ¿ah, sí?

¿y a qué te dedicas?

elena: soy secretaria ejecutiva.

roberta: ah, secretaria.

elena: sí.

roberta: pues sí, ahora entiendo

por qué no te he visto, ¿no?

armando: oye, mamá,

¿puedo invitar a comer

a xochitl a la casa?

roberta: pues si su mamá

la deja, claro que sí, armando.

xochitl: di que sí, mami,

di que sí.

elena: está bien, mi amor.

nada más hay que organizarnos

y que la mamá de tu amiguito

nos diga cuándo puedes ir.

armando: vas a ver

que nos la vamos a pasar

de lo mejor.

vente, vamos a los juegos.

roberta: armando, ey--

>> con mucho cuidado, amanda,

no se vayan a lastimar.

amanda: no sabes

cómo me cae gordo

que le hayan aplaudido

a xochitl.

>> si antes me caía gorda,

ahora me va a caer más.

vente, vamos.

niñas: [ríen]

>> qué niñas tan bonitas.

hasta parecen princesas.

amanda: ¡no se nos acerque!

>> yo no les voy a hacer daño.

son tan bonitas

que solo quiero verlas

de cerquita.

es más, les voy a regalar

uno de mis muñequitos.

este es un conejo muy bonito.

tomen, tomen.

>> está bien feo.

>> [resuella]

no...

amanda: a mí sí me lo puede dar,

pero en una bolsa,

porque llego y lo lavo.

>> sí.

amanda: ya verás

para qué lo quiero.

armando: ya me dijo mi mamá

que mañana puedes ir a comer

a mi casa.

ella va a pasar a recogernos.

xochitl: qué padre.

le voy a decir a mi mamá

que me ponga bien bonita.

armando: pero si tú

ya eres muy bonita.

así que tu mamá

ya no te va a hacer nada.

elena: a que ya estás de creída.

xochitl: a que no es cierto.

no tengo por qué ser de creída.

elena: porque eres una sangrona.

pero para que se te quite

lo sangrona,

te traje este conejo

tan sucio y tan feo como tú.

>> vámonos.

armando: ay, me cae bien gordo

que amanda

sea tan grosera contigo.

xochitl: ay, pero yo

ni le hago caso.

además, el conejo que trajo

está bien bonito.

me lo voy a llevar a mi casa

para lavarlo.

armando: bueno.

aquí tienes el agua

que me pediste, xochitl.

¿qué más te traigo?

xochitl: ya nada,

mejor quédate aquí

porque me da pena estar solita.

armando: a mí también

me da pena

ir a casas que no conozco,

y más con las amigas de mi mamá,

porque son bien serias.

xochitl: por eso eres mi amigo,

porque eres igual que yo.

aunque no creo

que te dé miedo la oscuridad

porque tú eres muy valiente.

armando: no te preocupes

por eso.

cuando seamos grandes

y nos casemos

yo te voy a proteger

de todos los monstruos

que estén abajo de la cama.

julio: mi amor.

oye, metichita,

¿qué tanto está viendo

que ni te diste cuenta

que ya llegué?

roberta: es que armandito

está con la niña esa

que nos comprometió

invitar a comer.

julio: no entiendo.

¿y eso qué tiene de malo?

roberta: esa niña

es muy insignificante.

es la hija de una secretaria.

julio: a ver, roberta,

no exageres.

no tiene nada de malo,

son niños.

roberta: pues sí,

en eso tienes razón,

pero no me gusta

que armando se acostumbre

a tratar con personas

que son inferiores a nosotros.

ya es tiempo

de que aprenda la importancia

de las clases sociales.

julio: ya, mi amor.

mira, mejor vámonos

a terminar de ver la serie

que ayer me quedé picado ¿eh?

dale, vámonos.

[canto de grillos]

xochitl: armando hoy se portó

muy lindo conmigo, mami.

elena: ¿ajá?

xochitl: me prestó

todos sus juguetes

y también unas muñecas

de su hermana lidia.

y también me convidó

de sus dulces.

elena: ay, qué bueno, mi amor.

me da gusto

que la hayas pasado tan bien.

xochitl: ¿yo también

puedo invitarlo a la casa, ma?

elena: ok, nada más me organizo

para que pueda venir, ¿sale?

xochitl: gracias, mami.

eres la mejor del mundo.

elena: ay, y tú eres el angelito

que ilumina mi vida, mi amor.

pero bueno, ándele, a dormirse

que mañana hay que ir

a la escuela.

espérame.

ay, ¿a ver la espalda?

eso, acuéstate.

y... bendición.

padre, hijo, espíritu santo.

que descanses, amor.

buenas noches.

[puerta se cierra]

xochitl: ya me estaba olvidando

de ti, señor conejo.

eloísa: ¿estás bien, xochitl?

xochitl: no, maestra,

me pica la cabeza.

eloísa: a ver, ven, déjame ver.

creo que vamos a tener

que hablarle a tu mamá

porque parece

que tienes piojitos.

amanda: ¡piojosa!

niños: ¡piojosa! ¡piojosa!

¡piojosa! ¡piojosa!

¡piojosa! ¡piojosa!

todos: ¡piojosa!

eloísa: ¡ya basta! ¡ya!

esto no es un juego.

guarden silencio.

ven, xochitl,

vamos a la dirección.

no te va a pasar nada,

no te preocupes, ven.

quiero que estén callados

y en orden.

armando, tú te quedas

al frente, por favor.

elena: realmente no entiendo

cómo es que mi hija

tiene piojos.

es una niña muy limpia.

directora: no lo dudo, señora.

los piojos realmente

no tienen nada que ver

con la limpieza de los niños.

se pegan por la cercanía

con una persona que los tenga.

elena: pero ella no se junta

con nadie que los pueda tener.

directora: para estar segura,

le he pedido a las maestras

que revisen a los alumnos.

y en el único salón

en donde se han encontrado

piojos es en el de xochitl.

elena: es que no sé, entonces,

qué fue lo que pasó.

directora: no se preocupe

por tratar de encontrar

una explicación.

son cosas que pueden pasar

en las mejores escuelas.

solo le voy a recomendar

que xochitl no venga unos días

mientras logra eliminar

los piojos.

xochitl: por favor, maestra,

no me corra de la escuela.

directora: no,

no te estoy corriendo, xochitl.

te pido que dejes de venir

por unos días

para evitar que tus compañeros

se contagien también.

en cuanto tu mamá

logre eliminar los piojos,

podrás regresar a clases.

amanda: fue bien feo, mami.

la maestra eloísa

nos estuvo revisando

el pelo a todos

y hasta me despeinó.

>> ay, ¿y eso por qué?

amanda: porque la cochina

de xochitl tiene piojos

y nos pudo haber contagiado.

>> ¿cómo es posible?

se supone que vas

a una buena escuela.

eso no debe pasar.

amanda: pues yo no sé, mami,

pero la tal xochitl

sí tiene piojos.

la maestra eloísa nos dijo

que tenemos que llevar

el pelo recogido.

>> ay,

esto no puede estar pasando.

pues voy a tener que hablar

con los demás padres

para ponerle una solución

a este asunto.

¿roberta?

¿armandito ya te dijo

lo que está pasando

en la escuela?

roberta: no, no, ¿qué pasa?

>> pues que hay una plaga

o una epidemia de piojos

por culpa de una niña.

roberta: ay, no, no puede ser.

>> pues créelo.

pobre amanda

tuvo que pasar un mal momento

por culpa de esa niña.

roberta: pero, pero, a ver,

¿qué niña es?

>> una tal xochitl.

roberta: ¡ay, no!

no, no, por favor,

dime que eso es broma.

>> ay, no jugaría con algo así.

¿tú la conoces?

roberta: no, no mucho,

pero pues--pues es que ayer

estuvo aquí en mi casa.

>> pues yo que tú

estaría en alerta

para saber desde cuándo

tiene piojos esa niña.

roberta: mira, ¿sabes qué?

gracias por avisarme.

voy a hacerle caso a tu consejo.

después seguimos hablando, ¿ya?

déjame--

déjame te reviso la cabeza,

mi amor.

ay, ¡piojos!

¡piojos!

¡esa mocosa

te contagió de piojos!

ay, dios mío.

¡mary! ¡mary!

yo sabía que no debías juntarte

con esa niña.

armando: mamá, ¿qué pasa?

roberta: que ya me enteré

que la tal xochitl

está llena de piojos.

y ayer que vino a la casa

contagió a tu hermanita.

¡ay!

¡tú también tienes piojos!

ahorita mismo voy a ir

a comprar un champú

y a hervir las sábanas,

porque necesito matar

esos bichos.

armando: mamá, no tengo piojos.

roberta: armando,

los acabo de ver.

y todo por culpa

de la tal xochitl.

pero no me extrañaría,

porque es la hija

de una secretaria.

así que te prohíbo

que te vuelvas a juntar

con ella.

armando: mamá,

pero xochitl es mi amiga

y yo la quiero mucho.

roberta: pues, ¿qué me importa?

no me importa, ¿ok?

no quiero

que le vuelvas a hablar.

¿y te quedó claro, niño?

ay, ¿sabes qué?

¡quítate!

quítate que voy a lavar

las sábanas y voy a hervirlas.

¡quítate!

ay, dios mío, qué horror.

charito: ya verán

que con este remedio

vamos a acabar

con esos cochinos piojos.

elena: ay, eso espero

por el bien de xochitl.

charito: mi mamá nos lo ponía

a mi hermanos y a mí

y siempre le funcionaba, ¿eh?

con esto te va a quedar

el cabello además bien bonito,

¿eh?

xochitl: huele muy feo, mami.

elena: sé paciente, mi amor,

es por tu bien.

charito: no te desanimes,

xochitl.

ya para mañana vas a ver

que no vas a tener

ni un solo piojito.

y a ti no se te olvide

cambiar las sábanas diario

y lavarlas muy bien.

trata de desinfectarlas

para que no se vaya

a volver a contagiar, ¿eh?

elena: sí, sí, eso haré,

doña charito.

y ojalá su remedio funcione

para que, pues mi hija

ya regrese a su vida normal.

charito: sí, vas a ver que sí.

elena: buenos días, buenos días.

dormilona, ándele,

ya es hora de levantarse.

xochitl: no, mami.

elena: arriba, sí, ándele.

no, ándale, ven.

te tengo que revisar la cabeza

a ver si lo que te puso

doña charito funcionó.

¿a ver?

no, pues...

tal parece que sí.

¡tal parece que sí!

¡bravo!

déjame revisar tu almohada.

ay, no.

ay, no, ¿sabes qué?

creo que hablé demasiado pronto.

ay, no, todavía hay piojos

en tu almohada.

xochitl: entonces, ¿no funcionó?

elena: no, creo que no funcionó.

¿sabes qué?

te voy a tener que dejar sola

unos momentos, ¿sí?

voy a la farmacia

a comprarte un champú.

¿te quedas solita?

xochitl: sí, mami,

me voy a portar bien

en lo que regreses.

elena: ok, mi amor,

ahí vengo, ¿sí?

ahí vengo.

xochitl: sí.

¿ahora que voy a hacer,

señor conejo, si los piojos

no se me quieren quitar?

ay, me sigue picando.

elena: en la farmacia me dijeron

que este champú es muy efectivo.

xochitl: ojalá que así

se me quiten los piojos, mami,

porque extraño mucho a armando.

elena: ay, ya sé que ya quieres

regresar a la escuela,

pero primero

tenemos que estar seguras

de que ya no tienes bichitos

en la cabeza.

xochitl: [resuella]

¿y si lo invitamos a que venga

a jugar conmigo a la casa?

elena: me encantaría, mi amor,

pero no se le vayan a subir

a él también los bichitos.

porque no creo

que también quieras

que tu amigo tenga piojos,

¿verdad?

xochitl: no, mami.

elena: entonces,

tenemos que esperar

y ya mañana veremos si el champú

mató a todos los piojos.

ahí está.

xochitl: te tengo que seguir

guardando aquí, señor conejo,

hasta que te pueda bañar.

ay, me sigue picando.

elena: ay, hoy me ganaste,

ya te venía a despertar.

¿sigues teniendo comezón?

xochitl: sí, mami.

elena: ay, a ver, a ver,

voltéate para allá, mi amor.

ay...

ay, no.

el champú tampoco funcionó.

es que ya no sé qué hacer.

te voy a tener que llevar

al doctor para ver

si él nos da una mejor solución.

a ver, ya no te rasques,

mi amor, te vas a lastimar.

hemos tratado

con remedios caseros,

con un champú especializado

y con nada se le quitan

los piojos a mi hija, doctor.

doctor: sí está raro.

por lo general, con el champú

es más que suficiente.

¿de casualidad su hija ha salido

en estos días de su casa?

elena: no, en estos días, no.

no ha salido del departamento

y he tenido mucho cuidado

con la limpieza

de su ropa de cama.

doctor: pues no encuentro

ningún motivo por el cuál

su hija siga teniendo piojos.

yo creo que vamos a tener

que tomar medidas más radicales.

elena: ¿qué quiere decir?

doctor: pues los piojos

necesitan del cabello humano

para poner sus huevecillos,

lo que conocemos como liendres.

y si no tienen cabello

no se pueden reproducir.

elena: ¿le tengo

que cortar el cabello?

doctor: pues más bien

la tiene que rapar, señora.

yo sé que es muy drástico,

pero es lo mejor para su hija.

xochitl: por favor, mami,

no me cortes el cabello.

elena: yo no quisiera, hijita,

pero tú escuchaste que el doctor

dijo que es lo mejor.

xochitl: pero si me lo cortas

ya no voy a poder hacer

el papel de blanca nieves.

elena: claro que vas a poder,

porque el cabello

te volverá a crecer

y esta vez lo vas a tener

más bonito y sin bichitos.

xochitl: por favor, mami,

no me lo cortes.

elena: a ver, xochitl,

por favor, tú viste

que hemos tratado de todo

y con nada

se te quitan los piojos.

la única opción que tenemos

es cortarte el cabello,

así es que te tienes que dejar.

xochitl: [solloza]

amanda: mi mamá estuvo diciendo

que ya va a ser

el festival de las madres.

>> es cierto,

a lo mejor vamos a bailar.

amanda: le voy a decir

a la maestra que me ponga

una canción para mí solita,

porque yo bailo muy bien.

>> lo bueno

es la molesta de xochitl

no ha venido a la escuela.

>> ¡órale!

¿quién es esa niña?

amanda: ¡es xochitl!

¡xochitl está pelona!

todos: ¡pelona! ¡pelona!

¡pelona! ¡pelona!

¡pelona! ¡pelona!

¡pelona! ¡pelona!

xochitl: [solloza]

armando: ¡xochitl!

xochitl: vete,

no quiero que me veas.

armando: ¿por qué?

¿por qué estás llorando?

xochitl: porque todos los demás

se burlan de mí

por estar pelona.

armando: yo ni me había dado

cuenta de tan bonita que estás.

xochitl: eso no es cierto,

armando.

armando: yo solo estoy diciendo

la verdad.

te ves más bonita que antes.

xochitl: entonces,

¿por qué todos los demás

se burlan de mí?

armando: porque son

unos tontos, por eso.

porque te tienen envidia

porque tú eres más bonita

que ellas.

[campana]

niños: ¡pelona! ¡pelona!

¡pelona! ¡pelona! ¡pelona!

armando: ¡ya cállense!

no le digan así.

amanda: pues, ¿no ves

que xochitl está pelona?

>> estamos diciendo la verdad.

armando: no les hagas caso.

oye, ma.

roberta: dime, mi amor.

armando: me gustaría

regalarle un sombrerito

a una amiga.

¿me lo puedes comprar?

roberta: ay, ¿a qué amiga?

armando: a... a amanda.

>> a mí se me hace

que quieres que sea tu novia.

armando: no es cierto,

solo es una compañera.

roberta: pues a mí

no me parece nada mal, ¿eh?

yo sé que los dos

son muy chicos,

pero conozco a amanda

y sé que está muy bien

que te lleves muy bien con ella

porque aparte ella es

de nuestra misma clase social.

no como esa tal xochitl

que solo trajo piojos

a esta casa.

ay, no.

bueno, después de comer

voy a ir por ese sombrerito.

pero no solo

te voy a comprar uno, sino dos,

para que quedes muy bien

con amanda.

armando: gracias, ma.

xochitl: a mis compañeritos

les gustaron mis sobreritos

que me regaló armando.

elena: ay, eso es porque te ves

muy bonita, mi amor.

xochitl: los voy

a cuidar muy bien

para que no se me ensucien.

charito: por eso

ni te preocupes, mi niña.

yo te voy a tejer

unos sombreritos tan bonitos

que aunque te crezca el cabello

te los vas a querer

seguir poniendo, vas a ver.

elena: ay, qué linda.

ay, en ese caso

yo también te voy a tejer unos.

oye, oye, ¿y si les ponemos

unas mariposas?

o de esos unicornios

que tanto te gustan.

cosas así

para que se vean lindos.

xochitl: ¡sí!

y hasta les podemos poner

princesas.

elena: ay, qué buena idea,

mi amor.

lo que tú quieras.

xochitl: gracias, mami,

eres la mejor del mundo.

elena: ay, y yo

haría lo que fuera

con tal de verte feliz.

lo que sea.

dame un besito y un abrazo.

¿abrazo?

ay, no, cosquillas mejor.

>> ese sombrerito

está más bonito

que el que traías ayer.

xochitl: y mi mamá ya me dijo

que me iba a hacer otros

más bonitos.

ya pronto los verás.

armando: si quieres,

yo le puedo decir a mi mamá

que te mande más sombreritos

para que tengas muchos.

roberta: ay, buenas tardes,

maestra.

eloísa: buenas tardes, señora.

ahora le llamo a armando.

roberta: ok.

eloísa: ah, por allá.

señora, espere.

¡señora!

roberta: armando.

armando, te dije que no quiero

que te lleves con esa niña.

y tú,

¿qué haces con este sombrero?

yo no lo compré para ti

y ahora ya lo llenaste

de piojos.

eloísa: señora, por favor,

es una niña.

roberta: si no quiere

que le hable así,

no quiero que mi hijo

se vuelva a acercar a esta...

niña.

armando: mamá,

xochitl no hizo nada malo.

roberta: mira, ¿sabes qué?

no la defiendas.

vamos a arreglar cuentas

en la casa, vámonos.

armando: ¡xochitl!

roberta: ¿dónde está la mochila?

armando: xochitl.

roberta: xochitl, cuál xochitl.

te vas a quedar en tu cuarto

por haberme mentido.

me dijiste que los sombreros

eran para amanda.

armando: mamá, ya te dije

que amanda me cae gorda.

mi verdadera amiga es xochitl.

roberta: y yo te prohibí

que le volvieras a hablar.

armando: mamá, pero xochitl

no hizo nada malo.

roberta: es que eso

a mí no me importa.

es la hija de una secretaria,

armando.

y aparte de piojosa está pelona.

armando: mamá,

le cortaron el cabello

para ya no tener piojos.

roberta: mira,

por lo que haya sido,

no la quiero cerca de ti.

y te lo advierto, armando,

si insistes en juntarte

con esa niña,

te voy a cambiar de escuela

para que no la vuelvas a ver.

¿entendido?

armando: ¿por qué

mi mamá no entiende

que xochitl y yo somos amigos?

virgencita,

¿por qué mi mamá no entiende

que no tiene nada de malo

que xochitl y yo seamos amigos?

xochitl y yo nos queremos mucho

y no hacemos nada malo,

por eso te pido, virgencita,

que mi mamá comprenda

que xochitl y yo

no hacemos nada malo.

y que no me separe de ella.

xochitl: [solloza]

elena: ya, tranquila,

ya no llores.

tranquila, mi amor.

ya no llores.

xochitl: es que la mamá

de armando me habló bien feo.

elena: sí, y no tenía por qué

haberte hablado así, ¿eh?

pero no te preocupes,

yo me voy a encargar

de que en la vida

lo vuelva a hacer.

quédate aquí.

voy a hablar con charito

para que te cuide

mientras regreso, ¿sí?

tranquila, mi amor.

xochitl: qué rosa tan bonita

te puso mi mami, morenita.

por favor, virgencita,

que la mamá de armando

no me aleje de él.

elena: [golpea la puerta]

roberta: ah, supuse

que ibas a venir,

pero realmente no tienes nada

que estar haciendo aquí.

elena: ¿ah, no?

claro que sí, después

de como trataste a mi hija.

roberta: tú eres la responsable

por enviar a tu hija piojosa

a la escuela.

elena: créeme que no lo hice

deliberadamente.

y en cuanto supe del problema

busqué la solución.

roberta: [ríe] ¿raparla?

elena: sí, sí, y eso funcionó.

¿y sabes que me dolió muchísimo?

le estaba provocando

un sufrimiento grave a mi hija,

pero no por eso

tienes que tratarla así.

roberta: yo reaccioné

por defender a mi hijo.

no me lo puedes reprochar.

elena: ¿defenderlo de qué?

el problema de mi hija

está resuelto.

roberta: mira, voy a ser

muy sincera contigo.

es que yo no estoy de acuerdo

que mi hijo armando

se junte con gente...

de tu clase.

elena: ¿de mi clase?

¿tt molesta que tu hijo se junte

con gente trabajadora y honesta?

¿esos son los valores

que le estás enseñando

a tus hijos?

roberta: ay, mira,

tú no eres nadie para juzgarme.

elena: no, no, ni tú a mí.

y no porque tengas más dinero

que nosotras,

tienes más clase, ¿eh?

ni puedes menospreciarnos.

armando: en eso

la mamá de xochitl tiene razón.

roberta: ay, dios mío.

armando, por dios, ¿qué hiciste?

armando: demostrarte

que xochitl y yo

no somos nada diferentes.

los dos somos niños

y somos iguales.

[música]

[música]

roberta: hijo, no tenías

que hacer esa tontería.

mira cómo te dejaste.

armando: mamá, no me importa.

ahora ya no me puedes decir

que no sea amigo de xochitl.

ahora yo estoy pelón como ella

y tuve piojos como ella.

roberta: pe--pero--

armando: mamá, de verdad,

no tiene nada de malo

que xochitl y yo seamos amigos.

los dos nos queremos mucho.

elena: la dejo

para que hable con su hijo.

¿sabe? es increíble.

nosotros los padres estamos

para educar a nuestros hijos,

pero a veces ellos

terminan educándonos a nosotros.

buenas tardes.

[puerta se cierra]

ya vine.

charito: ay, criatura,

¿cómo te fue?

nos tienes aquí

con la curiosidad.

elena: pues la verdad

no sé qué pensar.

la mamá de armando

se portó muy grosera conmigo,

pero armando hizo algo que no sé

cómo lo vaya a tomar.

xochitl: ¿qué hizo?

elena: ya verás.

charito: francamente,

yo a esa señora no al entiendo.

tanto alboroto

por cosas de niños.

elena: así es.

charito: y por cierto,

ya salió el peine de todo.

estuvimos jugando hace ratito

en la recámara de xochitl

y mira lo que me encontré.

este conejo de peluche sucio

y lleno de piojos muertos.

elena: xochitl,

¿de dónde sacaste eso?

xochitl: es que amanda

me lo dio así sucio como está.

elena: pues sí,

pero me tendrías que haber dicho

que tenías ese conejo

para que yo lo revisara.

xochitl: es que me gustó

y no quería que me lo quitaras.

elena: a ver, ven.

¿esto, ves lo que pasa

cuando me ocultas las cosas?

no te podíamos quitar

los bichitos

hasta que te tuve que rapar.

espero que esta sea una lección

de que siempre

me tienes que decir la verdad.

bueno, ya, dame un besito.

acá, ey, eso.

ya, sonríe ya.

xochitl: en serio

te ves bien chistoso así.

armando: ¿a poco creías

que ibas a ser la única

que iba a estar pelona?

xochitl: pero se van

a burlar de ti.

armando: no importa.

así los dos estamos iguales

y todos van a decir que somos

los mejores amigos del mundo.

roberta: ya me voy, armando,

más tarde vuelvo por ustedes.

xochitl: perdón,

ya no lo vuelvo a abrazar.

roberta: no, perdóname tú a mí.

nunca debí ser grosera contigo.

armando: ¿ves?

mi mamá ya no se va a enojar

si nos hablamos.

roberta: es verdad.

armando y tu mamá

me enseñaron que fue un error

haberte juzgado.

y más siendo una niña.

y si mi hijo fue capaz

de cortarse el cabello por ti,

es porque vale la pena

tu amistad.

xochitl: gracias, señora.

gracias por dejar

que sigamos siendo amigos,

porque nada

me daría más tristeza

que estar lejos de armando.

armando: y yo de mi amiga

xochitl, porque siempre seremos

los mejores amigos:

xochitl y armando.

roberta: así va a ser, mi amor.

los mejores amigos.

¿abrazo?

armando: sí.

elena: no hay nadie

que pueda resistirse

a la ternura de un niño.

están tan llenos de inocencia

que para ellos

todos somos iguales.

lamentablemente,

somos los adultos

quienes les enseñamos

que existen las diferencias

y las clases sociales,

que son las que nos separan

como sociedad.

aprendamos de esta inocencia

que está tan llena

de felicidad y alegría

y no destruyamos una amistad

como la xochitl y armando.

[música]

>> ♪ desde el cielo

una hermosa mañana

desde el cielo

una hermosa mañana

la guadalupana

la guadalupana

la guadalupana

bajó al tepeyac

>> juan dieguito

la virgen le dijo

juan dieguito

la virgen la dijo

este cerro elijo ♪

Cargando Playlist...