null: nullpx
Cargando Video...

La Rosa de Guadalupe - 'Una niña llamada Rosalinda'

31 Mar 2020 – 12:00 AM EDT

Comparte

patricio: esta...

esta es la que quiero.

polette: muy buenas elección,

señor san román.

esta modelo es una

de mis mejores mercancías,

esta nuevecita,

sin estrenar,

se lo garantizo.

rosalinda,

se llama rosalinda

y tiene 12 años de edad.

rosalinda: ándale lucia,

bebe más té.

mmm, miranda,

nos quedó muy rico el té,

ay a mí me encanta el--

francisca: deja de jugar

con las muñecas.

ya cumpliste 12 años,

no es momento para que andes

jugando al té

y a las muñequitas,

ya estas grande.

rosalinda: a mí me gusta jugar

con mis muñecas,

no tiene nada de malo, mamá,

así me distraigo

y no me aburro.

francisca: ¡que dejes de jugar

con las muñecas!

polette: hola, francisca.

francisca: hola, señora polette,

¿qué pasó?

¿le gusto mi hija a su cliente?

polette: le gustó.

mi cliente está muy interesado

y quiere verte hoy mismo.

rosalinda: ese señor

me va a hacer modelo

de fotografía.

polette: sí, ese señor.

rosalinda: voy a ser modelo

de fotografía, que emoción.

polette: mi cliente vio fotos

de otras niñas

pero le gustaste tú

y quiere trabajar

hoy mismo contigo.

rosalinda: que emoción.

polette: vete a jugar.

debes estar contenta, francisca,

tu hija lo logro,

mi cliente está muy interesado

y quiere trabajar hoy mismo

con rosalinda.

francisca: hoy mismo mi hija

trabaja con su cliente,

pero ya sabe,

primero lo primero.

polette: ah, sí.

una vez entregado el dinero,

no hay un no por respuesta.

francisca: como le voy a andar

diciendo que no,

si con el dinero

nadie se pelea

y además mi hija tiene talento

para ser modelo

y ganar mucho dinero

y la voy a apoyar.

voy a arreglar

y bañar a mi hija.

¿a qué hora hay que llevarla

a la chamba?

polette: recuerda lo que

platicamos en mi oficina,

francisca, yo me llevaré

a la niña, por la ropa

no te preocupes,

allá tengo el vestuario

que ella necesita

para el trabajo. báñala ya.

francisca: vamos a que te bañes.

polette: listo.

quedaste muy hermosa,

rosalinda,

le vas a gustar aún más

a mi cliente.

rosalinda: ¿si?

polette: sí, mira,

con mi cliente

debes portarte muy bien,

ser muy dulce pero sobre todo

hacer todo,

todo lo que él te pida.

rosalinda: sí, se lo prometo,

me portare muy bien

y haré todo lo que él me pida

para que me vuelva

a dar trabajo,

se lo prometo, señora polette.

polette: muy bien.

¿estás lista para recibirlo?

¿estás lista para estar con él?

rosalinda: sí.

polette: bien.

de verdad eres muy hermosa.

espérame aquí,

voy por mi cliente

para que te venga a ver.

rosalinda: sí.

polette: sonríe.

es toda suya, señor san román.

patricio: que hermosa niña.

¿cómo te llamas?

rosalinda: mi nombre es

rosalinda, señor.

patricio: [suspira]

ivana: ¡abuelo!

¡abuelo!

ay, abuelo.

patricio: ivana,

mi nieta preferida,

la más preferida de todas.

ivana: ¿de todas?

si soy tu única nieta

por eso soy tu preferida.

patricio: [ríe]

cierto.

bueno, mira,

aunque vengan más nietos

tu siempre vas a ser

la preferida

y siempre vas a ser mi amor.

vamos al jardín

te está esperando tu abuela,

te tiene una sorpresa

maravillosa.

caridad: ¿cómo estás?

ivana: bien.

vamos.

¡abuelita! ¡abuelita!

julieth: hola, mamá.

ivana: hola, abuelita abuela

clotilde: hola.

mi nena hermosa

que gusto me da

que vengan a vernos.

patricio: ven, ven

con tu abuelo,

ven a sentarte acá mi amor,

acabamos de preparar

una limonada uf.

julieth: nos enteramos

que la revista rostros

va a venir a hacerte

un reportaje papá

porque te van a dar un premio

por tu labor altruista

con las niñas huérfanas

y eso me hace sentir

muy orgullosa de ti papá.

ivana: a mí también.

clotilde: tú padre siempre

ha visto por las niñas

desamparadas, por las huérfanas,

de verdad patricio

es un ángel de dios.

patricio: no es para tanto,

mi amor, yo solamente

doy algo de lo que tengo

para esas pobres

niñas desprotegidas.

clotilde: desde siempre,

desde antes de casarnos,

o es más desde antes

de que nos conociéramos,

siempre has visto

por el bienestar de esas niñas,

las has apoyado siempre.

de verdad, mi amor,

estoy muy orgullosa de ti

y ese premio que te vas a dar

es muy merecido.

eres mi más grande orgullo.

julieth: y el mío también,

papá, estoy muy orgullosa de ti.

ivana: el mío también

muy orgullosa.

caridad: señora, señor.

abuela ¿qué pasó, caridad?

caridad: ya llegaron

los de la revista.

patricio: bienvenidos a su casa,

por favor pasen.

periodista: muchas gracias.

patricio: ¿cómo estás?

periodista: muy bien ¿y tú?

patricio: hace tiempo

que no te veía.

periodista: gracias,

muchas gracias.

que tal, ¿cómo le va?

patricio: mi hija.

periodista: qué tal.

qué tal.

¿toma el lugar de sus padres?

patricio: no, no, no

en ningún momento pienso yo

en ocupar el lugar del padre

de estas niñas desfavorecidas,

a mí lo que me gusta es ayudar

y darme cuenta que contribuyo

para crearle un mejor futuro.

periodista: usted es un gran

ejemplo para la sociedad,

señor san román.

patricio: muchas gracias.

periodista: no tengo más

preguntas.

gracias por la entrevista,

por recibirnos en su casa

y gracias por ser tan amable

y tener un gran corazón.

patricio: no, muchas gracias

a ustedes por haber venido

y deseo que estén

ustedes conmigo en la entrega

del premio.

periodista: corte, corte,

ya está, quedamos.

claro que sí, ahí estaremos,

muchas gracias.

patricio: muchas gracias a ti.

abuela ivana: y nosotros también

estaremos como familia,

apoyándolo como siempre,

estamos muy orgullosos de él.

periodista: son una familia

hermosa, una última foto

así en familia, a ver, miguel.

miguel, ¿dónde estás?

ven ayúdame. una última foto.

patricio: ¿sentados o parados?

¿así está bien?

periodista: así si quieren

y luego se sientan.

rosalinda: es hora de pagar,

patricio san román.

julieth: ay, mamá,

cálmate, estás muy nerviosa.

clotilde: cómo quieres

que no lo esté,

es la premiación de tu papá

y todavía no baja, yo no quiero

que se nos haga tarde.

julieth: tranquila mamá,

estamos bien de tiempo, ¿sí?

tranquila.

ivana: ándele, caridad,

deja ir a lupita

con nosotros al homenaje,

por favor, di que sí.

caridad: no, no es que no quiero

que vaya a ser importuna

en un día tan especial, ivanita.

ivana: no va a importunar,

va a ir conmigo.

lupita es mi amiga

y quisiera que fuera conmigo,

anda di que sí, ¿sí?

clotilde: ay, patricio,

hasta que bajas.

patricio: mi amor.

clotilde: estoy muy nerviosa,

más angustiada que tú.

patricio: tranquila,

ya estoy listo.

ivana: abuelo,

¿verdad que lupita

puede ir con nosotros

a tu homenaje?

dile a caridad que si

puede ir, anda di que sí.

patricio: por supuesto

que puede ir.

caridad, lupita va con nosotros.

caridad: patrón, como cree.

no, no, no.

ella se queda aquí conmigo.

patricio: no, no, no,

insisto caridad.

lupita es my amiga

de mi nieta y si ivana dice

que lupita va,

viene con nosotros.

además usted y lupita

son como de la familia.

caridad: ay, patrón,

lo que pasa, pues es que ella

no tiene ropa adecuada

que ponerse.

ivana: yo le presto un vestido.

lupita: ¿de veras?

patricio: ah, ya ves,

te va a prestar un vestido,

vayan a tu cuarto a cambiarse.

ivana: sí abuelo.

patricio: no se tarden,

por favor.

así tu mamá va a estar

más tranquila.

caridad: ay, patrón, que pena.

muchas gracias, es usted

muy bueno.

patricio: no te preocupes,

es más, le voy a regalar

varios vestidos a lupita,

le compraré varios vestidos

para que tenga

en ocasiones especiales.

caridad: no, patrón, como cree.

patricio: por supuesto que sí,

la bondad empieza en casa

y no vas a decir que no.

caridad: muchas gracias,

gracias por todo.

patricio: no tienes nada

que agradecer,

yo a lupita la quiero

como a una nieta.

[llaman a la puerta]

patricio: adelante.

rosalinda: patricio san román.

patricio: si, así es.

¿es usted periodista?

¿me quiere entrevistar?

[se cierra la puerta]

rosalinda: no te acuerdas

de mí.

patricio: no, ¿debería?

rosalinda: deberías.

me decías que tenía

unos hermosos ojos

color almendra.

patricio: no, no recuerdo.

¿quién es usted?

¿cómo se llama?

rosalinda: muy pronto

te vas a acordad de mí.

mi nombre es venganza.

rosalinda: muy pronto

te vas a acordad de mí.

mi nombre es venganza.

patricio: ¿quién es esa mujer?

[llaman a la puerta]

osorio: buenas noches, patricio.

patricio: pasa, rosario.

osorio: ¿qué pasa?

patricio: mira, quiero

que revises los videos

de la ceremonia,

con mucho cuidado.

en la segunda fila

estaba sentada una mujer

de vestido rojo strapless,

quiero hablar con ella.

osorio: ¿algún interés

en especial?

patricio: sí, esa mujer

es una amenaza,

necesito saber quién es

y qué es lo que quiere.

revisa esos videos.

osorio: está bien, con permiso.

patricio: lupita.

lupita: patrón, mi mamá no está.

patricio: sabes que eres

una niña muy bonita.

caridad: lupita, ven a ayudarme.

patrón, ¿qué necesita?

por qué no me aviso.

patricio: bajé

por un vaso con agua.

caridad: ya se lo doy,

permítame.

¿quiere algo de comer?

patricio: no gracias, caridad.

caridad: ¿qué pasó muchacha?

apúrate que tenemos

que doblar la ropa.

lupita: sí, ya voy.

osorio: ¿esta es la mujer?

patricio: está muy borrosa

la foto.

¿es de la cámara de seguridad,

verdad?

osorio: sí.

patricio: pues, sí.

sí es el vestido, es ella.

¿quién eres? ¿quién eres?

[alerta de texto]

rosalinda: "¿te doy una pista?

mi nombre es como el de una flor

muy linda, aunque ahora

es una flor marchita".

"caíste.

ahora soy dueña

de toda tu información

y te voy a destruir,

patricio san román,

te voy a destruir".

osorio: ¿qué pasa?

patricio: algo le está pasando

al teléfono, osorio.

osorio: a ver.

a ver.

le metieron un virus,

déjame llamar a sistemas.

déjame llamar a sistemas.

patricio: has algo por favor.

osorio: sí, sube inmediatamente

aquí a la oficina

del señor san román,

ahorita mismo te quiero aquí.

patricio: hay información

muy importante,

por favor, osorio,

has algo, has algo.

osorio: ahorita sube,

tranquilízate.

[música]

polette: tendremos que hacerle

una sesión fotográfica

a rosalinda

para tener fotos frescas,

profesionales,

donde resaltaremos su belleza

para poder mostrárselas

a los clientes.

francisca: usted haga

lo que tenga que hacer,

yo no sé nada de eso,

ni me interesa,

a mí lo que me interesa

es lo primero.

primero lo primero que es saber

si se paga mucho dinero

por estos trabajos.

polette: bueno,

esperemos que la escoja

uno de mis mejores clientes

y si rosalinda es buena

para el trabajo,

sí la forran de dinero.

[celular]

perdón un segundo.

ah, es justo uno

de mis mejores clientes.

mi querido patricio,

justo estaba pensando en usted,

tengo frente a mí

a una modelito nueva.

sí, es justo como las niñas

que le gustan.

sí, esas que modelan

sus productos,

es muy hermosa.

¿fotos? sí,

sí tengo fotografías

de la modelo.

por supuesto que sí, querido.

le llevo el catálogo

de las modelos

y también le llevo

las fotografías

de las otras modelos.

¿cuándo puedo pasar a verlo,

querido?

muy bien, cariño,

lo estás haciendo

perfectamente bien,

a ver, ahora posa así,

ahora sonríe contenta, feliz,

mirando a la cámara,

aquí muy bien, eso es,

a ver, rosalinda,

coloca tu cabeza así,

muy bien, ahora recarga

tus brazos en los...

exactamente correcto, muy bien.

muy bien, ahora sonríe feliz,

contenta directo a la cámara,

aquí a la cámara.

francisca: ¡que mires

a la cámara escuincla

y los brazos,

acuérdate de los brazos

ponlos como te dice

la señora polette!

polette: señora francisca,

por favor, déjeme a mí.

francisca: bueno, yo no más

decía, la dejo hacer

su chamba.

polette: ¿bebió?

francisca: no más un traguito.

polette: después resolveremos

este asunto,

ahora déjeme continuar

y no intervenga, por favor.

rosalinda, mi niña,

vamos a olvidar

todo este incidente

y vamos a concentrarnos.

eso es, sonriente,

alza el cuello,

hermosa, que linda,

sonríe, muy bien.

¿quiere que rosalinda triunfe?

francisca: sí.

polette: entonces no intervenga

de nuevo.

mire, a mí no me importa

que usted beba, hágalo,

pero quédese en su casa.

francisca: ¿y la niña?

cómo la traigo

si sale algún trabajo

tendría que ir con ella.

polette: ah, por eso

no se preocupe,

yo iré con rosalinda

cuando tenga algún evento,

un comercial, fotos fijas,

pasarela.

mañana estaré justo

con el cliente

al que le conteste la llamada,

quiere ver hoy mismo

las fotos de rosalinda,

también quiere ver

todo el catálogo completo.

esperemos que rosalinda

sea de su agrado.

las fotos que le acabamos

de tomar quedaron maravillosas

y rosalinda

se ve hermosísima.

francisca: ojala,

cruzo los dedos

porque a ese señor le guste

mi hija, que sí le guste.

polette: conozco los gustos

de mi cliente,

estoy segura que rosalinda

será de su agrado,

solo que en caso

de que rosalinda

sea la elegida

a este cliente le gusta ver

a solas a sus modelos.

francisca: ¿a solas?

polette: no, a solas, solas,

más bien sin mamás,

solo gente profesional

que se dedique a esto.

francisca: no sé.

¿por qué este hombre

quiere lejos a las mamás?

polette: mire,

este cliente paga muy bien,

paga miles de pesos.

francisca: ¿miles de pesos?

polette: sí, miles de pesos.

pero si usted no es dócil,

lo mejor es que piense

en otra niña,

las fotos de rosalinda

no se las voy a dar

a este cliente.

muchas gracias por su tiempo,

señora, pero rosalinda

ya no es parte de esta agencia

de modelos.

ah, le regalo las fotos,

que tenga buen día.

francisca: no, espere,

no saque a mi hija de su agencia

y mucho menos saque sus fotos.

está bien, acepto.

si mi hija sale elegida

y tiene que ir sola,

pues que vaya sin mamá

como lo pide el cliente.

polette: muy buena decisión,

señora francisca,

buena decisión.

francisca: ¿de cuántos miles

de pesos estamos hablando?

polette: es una niña

muy hermosa,

esta niña le va a costar

100.000 pesos,

muy buena elección.

patricio: los tendrás, polette,

los tendrás.

[música]

[música]

polette: debes estar contenta,

francisca, tu hija lo logró.

mi cliente está muy interesado

y quiere trabajar

hoy mismo con rosalinda.

francisca: hoy mismo mi hija

trabajará con su cliente,

pero ya sabe,

primero lo primero.

polette: ah, espera.

una vez entregado el dinero

no hay un no por respuesta.

francisca: cómo le voy a andar

diciendo que no,

si con el dinero nadie se pelea

y además si mi hija

tiene talento para ser modelo

y ganar mucho dinero

yo la voy a apoyar.

voy a arreglar y bañar

a mi hija, ¿a qué hora

hay que llevarla a la chamba?

polette: recuerda

lo que platicamos en mi oficina,

francisca, yo me llevaré

a la niña, por la ropa

no te preocupes,

allá tengo el vestuario

que necesita para el trabajo.

báñala ya.

francisca: vamos a que te bañes.

rosalinda: se lo prometo

me portaré muy bien

y haré todo lo que él me pida

para que me vuelva

a dar trabajo,

se lo prometo, señora polette.

polette: muy bien.

¿estás lista para recibirlo?

¿estas lista para estar con él?

rosalinda: sí.

polette: bien.

de verdad eres muy hermosa,

espérame aquí voy por mi cliente

para que te venga a ver.

rosalinda: sí.

polette: sonríe.

es toda suya, señor san román.

patricio: qué hermosa niña.

¿cómo te llamas?

rosalinda: mi nombre es

rosalinda, señor.

patricio: [suspira]

rosalinda,

qué nombre tan bonito.

la rosa es la más hermosa

de todas las flores,

como tú.

rosalinda: muchas gracias,

señor.

patricio: tú belleza

es impactante.

[suspira]

pero no me digas señor,

no, a mí me gusta

que me llamen

papá patricio.

rosalinda: está bien,

papá patricio.

patricio: no, más lento,

papá patricio.

rosalinda: papá patricio.

patricio: que hermoso se oye.

¿cómo quedamos

que me tienes que decir?

rosalinda: papá patricio.

patricio: se escucha

tan hermoso

en tus labios,

se escucha tan bonito.

rosalinda: maldito,

papá patricio san román,

maldito.

lupita: [canta]

patricio: bravo, bravo.

lupita: patrón,

me estaba viendo, que pena.

patricio: no, no te preocupes,

¿cuál pena?

sí lo haces muy bien,

lo haces muy bonito, lupita.

mira los vestidos

que te prometí, ¿te acuerdas?

lupita: sí.

patricio: para que tengas

en ocaciones especiales.

lupita: guau, están muy bonitos.

patricio: ¿verdad que están

preciosos?

qué bonitos están esos, ¿no?

lupita: sí.

no conozco el mar.

patricio: no es ningún problema,

yo te puedo llevar.

lupita: ¿de veras?

patricio: claro.

¿a dónde quieres ir?

lupita: a acapulco.

patricio: ah, muy bien,

entonces iremos a acapulco.

lupita: es usted muy bueno,

don patricio.

patricio: no, no.

no, no a mí me gusta

que me llamen papá patricio.

lupita: ¿papá patricio?

patricio: no, no, no,

despacito, lento,

papá patricio.

lupita: papá patricio.

patricio: se oye tan bonito.

ven, vamos a probarte

los vestidos

a ver si te quedan.

caridad: ¡lupita,

oye...

don patricio, ¿qué hace por acá?

patricio: le traje los vestidos

que le prometí a lupita.

pasé a buscarlas a la cocina

pero no las vi,

por eso eso vine acá,

pensé que estabas con ella.

caridad: estaba en el jardín

con doña clotilde.

ay, que pena,

no se hubiera molestado.

patricio: no, ¿cuál pena?

por favor, hombre,

si lupita es como mi hija.

ya luego le compraré

zapatos nuevos

para que tú no pongas pretextos

y la dejes salir con mi nieta.

además, bueno,

cuando salgamos no sé,

al teatro,

al cine,

a la playa de vacaciones, ¿eh?

podemos ir.

bueno, me tengo que ir

a la oficina, se me hace tarde.

caridad: sí, muchas gracias.

patricio: no, hombre, por favor.

lupita: mira, mamá, los vestidos

que me trajo.

este es el traje de baño,

este es el otro conjunto.

y ese...

caridad: ¡oiga!

¡oiga! a dónde cree que va!

¡señorita!

¡señorita le estoy hablando!

¡qué le pasa!

rosalinda: vine

para quedarme aquí.

caridad: usted ¿quién es?

rosalinda: ¿cómo,

patricio no les dijo?

seguramente se le olvidó.

mucho gusto, soy rosalinda.

soy la hija putativa

de patricio

y vengo a quedarme aquí.

caridad: ¿la hija putativa?

rosalinda: sí,

la hija putativa.

¿cómo no les dijo?

ah, patricio, patricio.

bueno, ¿dónde está

el cuarto de julieth?

me voy a instalar ahí.

caridad: ¿el cuarto

de la joven julieth?

no, no, no, no,

primero tengo que avisarle

a los patrones que usted

está aquí, así que por favor

quédese ahí donde está

en lo que yo les voy a avisar.

rosalinda: bueno, mientras

usted le va a avisar

a sus patrones

yo voy a buscar por mí misma

la habitación de julieth.

caridad: no, le dije

que no puede pasar, señorita.

no puede subir.

¿qué cree que está haciendo?

¡doña clotilde!

¡señora! ¡señora clotilde!

¡señora!

¡señora clotilde!

clotilde: ¿qué pasó, caridad?

caridad: se metió una señorita

a la casa,

que dice que ay no sé

me dijo una palabrota

que yo no entendí,

dice que es la otra hija.

clotilde: ¿cómo que la otra hija

de don patricio?

caridad: eso dijo, que es

la otra hija de don patricio.

clotilde: ¿en dónde está?

caridad: está en la recámara

de la de la señorita julieth.

clotilde: y, ¿por qué

la dejaste pasar?

caridad: no, ella se metió

como pedro por su casa,

trajo su maleta y todo,

dice que se va a quedar aquí.

clotilde: ¿qué significa esto?

rosalinda: doña clotilde,

tenía muchas ganas de conocerla.

pero bueno,

como le prometí a papá patricio,

vine a quedarme

a vivir con ustedes.

[música]

[música]

clotilde: ¿cómo que te vienes

a vivir aquí con nosotros?

rosalinda: sí, papá patricio

me pidió y yo se lo prometí,

que me vendría a vivir aquí

con ustedes como en familia.

me sorprende que no les haya

dicho nada.

clotilde: yo no te conozco.

rosalinda: lo que pasa

es que no nos habíamos

visto antes,

pero yo soy una de las jóvenes

que papá patricio ha ayudado

a lo largo de su vida.

él me pidió que viniera

a vivir aquí

y yo estoy profundamente

agradecida con él,

él es un gran ser humano,

¿verdad?

clotilde: no entiendo nada.

rosalinda: sí, yo también estoy

desconcertada. ¿por qué

no les diría que vendría?

ya sé porque no le habla

por teléfono, doña clotilde,

seguramente papá patricio

puede explicarle.

clotilde: sí, eso voy a hacer.

patricio hay algo

que tienes que explicarme.

hay una jovencita

aquí en la casa,

en la recamara de julieth

y dice ser tu hija.

patricio: ¿qué?

¿cómo que en la casa

hay una jovencita

que dice ser mi hija?

no sé de lo que me estás

hablando, clotilde.

¿quién es esa mujer?

clotilde: mira, patricio,

yo no sé de qué se trata

todo esto,

pero ella asegura

que es una de las niñas

que ayudas desde chiquita

y que ahora tú la invitaste

a vivir a nuestra casa.

rosalinda: hola, papá patricio,

ya estoy aquí en la casa

como me lo pediste.

patricio: ¡clotilde!

¡clotilde!

clotilde: bien,

¿qué tienes que decir a esto?

patricio: mira, por favor,

estate tranquila, voy para allá

en este momento.

patricio: ¿dónde está esa mujer?

clotilde: llegó.

en la recamara de julieth.

patricio, no sé

qué está pasando,

no entiendo nada,

necesito que me expliques.

patricio: sí, te voy a explicar

en cuanto sepa quién es ella

y que quiere, yo también

estoy muy confundido

y no sé lo que está pasando.

clotilde: voy a llamar

a la policía.

patricio: ¡no!

no lo hagas.

clotilde: ¿por qué no patricio?

es una extraña

que está en la casa,

no sabemos ni quién es,

está instalada en la recamara

de nuestra hija,

vamos a llamar a la policía--

patricio: no, no, no.

déjame investigar quién es,

saber qué quiere.

además, cleo,

no podemos armar un escándalo,

no con la prensa

y menos ahora que me acaban

de dar el premio

al hombre del año.

clotilde: está bien.

patricio: mira, te prometo

que voy a arreglar

este problema,

no te preocupes

voy a hablar con ella,

espérame aquí.

¿qué significa esto?

rosalinda: hola, patricio,

que bueno que llegaste.

patricio: pregunté

¿qué significa esto?

rosalinda: significa que voy

a vivir contigo,

papá patricio.

patricio: no me llames así.

rosalinda: ¿no? ¿por qué no?

¿por qué ya no tengo 12 años?

¿por eso?

cuando tenía 12 años

me dijiste que te llamará

papá patricio

y te encantaba

que te digiera así.

patricio: no sé,

de lo que me estás hablando.

rosalinda: claro que sabes,

más vale que te acuerdes, ¿eh?

porque yo poseo información

que demuestra

que a patricio san román

le gustan las menores de edad

y las de 12 años

son tu debilidad.

¿cierto papá patricio?

qué bonito suena.

así que tu dime,

¿cuándo iniciamos

este escándalo, eh?

hombre del año,

hombre bondadoso

defensor de los débiles,

hombre ejemplar.

¿qué sacamos primero a la luz?

dime, las fotos desnudas

de las niñas

con las que te acostaste

o prefieres los videos

pornográficos de ellas.

¡dime!

¿con cual iniciamos primero, eh?

patricio: ¿qué es lo que

quieres?

rosalinda: ah, ya te acordaste,

bueno pues primero quiero

una buena vida,

la que tú me quitaste.

patricio: yo no te hice nada.

rosalinda: ¿ah no?

me quitaste un futuro,

me quitaste una vida.

es hora de pagar,

patricio san román.

¿quieres saber cómo me llamo?

mi nombre es venganza.

[música]

[música]

julieth: mamá.

clotilde: ay, hija,

estaba desesperada

te tardaste mucho en llegar.

julieth: vine en cuanto

me llamaste, mamá.

¿qué es lo que pasa mamá?

clotilde: te lo dije cuando

te llamé para que vinieras.

julieth: sí, pero explícame,

como está eso de que vino

a vivir una mujer con ustedes.

clotilde: julieth.

nena ve a la cocina

con lupita y su mamá. ¿si?

ivana: sí, abuela.

clotilde: tienes que cuidar

unos temas frente a la niña.

julieth: sí, mamá.

discúlpame, tienes razón

pero es que estoy,

me siento...

confusa,

ansiosa desde que me dijiste

lo de esta mujer, mamá.

clotilde: ¿cómo quieres

que este yo?

julieth: ¿qué es lo que pasa?

clotilde: no lo sé,

tu papá está arriba

con esa mujer.

patricio: julieth...

seguramente tu madre

te hizo venir para explicarte

lo que está pasando.

julieth: así es, papá,

pero el que tiene

que explicarnos eres tú.

patricio: en un momento

lo voy a hacer,

pasen a la biblioteca.

lupita: mira mi vestido nuevo,

a poco no está bien bonito.

ivana: si lupita,

está bien padre.

caridad: es que yo no quería

que se lo pusiera

para andar aquí en la casa

pero bueno,

ya vez que se puso de necia.

ivana: yo también, luego,

luego me pongo la ropa nueva

que me compran, caridad.

lupita: pero mi mamá

no me compró este vestido,

me lo regaló tu abuelo.

ivana: ¿en serio?

lupita: sí,

y me regaló muchos,

no solamente uno,

¿los quieres ver?

ivana: sí, claro que sí.

lupita: vente, vamos a mi cuarto

y te los muestro.

ivana: sí, vamos, córrele.

patricio: a ver,

les repito que rosalinda

es una joven que se quedó sola

en la vida

y me pareció buena idea

invitarla a vivir con nosotros

para que sepa lo que es

una familia.

clotilde: claramente dijo

que es tu hija.

patricio: ella siente

que es mi hija

porque me ve como un padre

pero no es nada mío.

es solamente una de las niñas

a las que yo he ayudado.

clotilde: encima de que me

ofendes con su presencia,

además quieres insultarme

con una explicación

tan poco creíble.

julieth: mi mamá tiene razón,

nada de lo que nos has dicho

tiene justificación.

patricio: por supuesto

que lo tiene, julieth.

clotilde: patricio, ya di

la verdad,

¿esa mujer es tu amante?

patricio: no, pero...

¡por favor clotilde!

clotilde: ¿rosalinda

es tú amante?

patricio: no, no

¿cómo puedes pensar

semejante tontería de mí?

julieth: ¡por favor, cálmense!

patricio: ¡es que no puedo,

julieth, mira lo que me está

acusando tu madre!

como si mi conducta

no hubiera sido intachable

en estos últimos 35 años.

clotilde: pues yo no la quiero

aquí, le dices a rosalinda

que se vaya.

patricio: no, olvídate,

no puedo decirle que se vaya,

no la puedo echar

porque prometí ampararla

y voy a cumplir mi promesa,

porque yo

soy un hombre de palabra.

ivana: ay, es que no sé

cuántos tengo,

no se cual escoger.

rosalinda: hola, niñas.

ivana: hola ¿y tú quién eres?

rosalinda: ah, pues digamos

que soy la tía joven

que se vino a vivir aquí.

ivana: pero este es el cuarto

de mi mamá

donde nos quedamos a dormir

cuando no nos vamos a la casa.

rosalinda: bueno pues a mí

me dijeron que me iba

a quedar aquí

y que su ropa y sus cosas

se la iban a llevar

a otro cuarto,

oye pero este siempre

va a seguir siendo

tu cuarto, ¿eh?

y cuando quieras

podemos hacer pijamadas.

ivana: nunca he estado

en una pijamada.

rosalinda: ¿a no? pues podemos

hacer varias, las que quieras

y podemos cantar

y comer palomitas.

ivana: ¡qué padre!

¿y mi amiga lupita

puede venir con nosotras?

rosalinda: claro, lupita,

y todas las amigas que quieres.

ivana: que buena onda eres.

rosalinda: me llamo rosalinda

y quiero ser su amiga.

ivana: sí, nos caíste súper,

vine por mi traje de baño

porque vamos a hacer un acapulco

en el jardín.

rosalinda: ¿acapulco

en el jardín? oye eso suena

muy bien, ¿puedo ir con ustedes?

ivana: sí, claro que sí, amiga.

aquí está mi traje de baño.

rosalinda: a ver.

ivana: no sé cual escoger.

rosalinda: creo que yo también

traje uno.

que picaras amigas

así que te gusta show méndez.

lupita: ay si amiga,

es que está re guapísimo.

rosalinda: ¿si?

yo me acuerdo que cuando tenía

su edad me gustaba

justin bieber.

ivana: hay no, justin

ya es un ruco y ya está casado.

rosalinda: en serio,

¿está casado?

¿pero con quien se casó?

clotilde: métanse a la casa

ahora mismo.

ivana: pero abuela,

estamos jugando a acapulco

en el jardín.

rosalinda: deberían unirse

con nosotras,

están muy pálidas, ¿no?

clotilde: no tienen nada

que estar haciendo

con está señorita.

¡a la casa!

julieth: ustedes son unas niñas

así que se vienen a la casa

con nosotras. andando ivana.

ivana: pero mamá no se vale--

julieth: no, nada.

rosalinda: oye, ivana, pero

está haciendo un día muy bonito,

déjalas que se queden acá,

además estamos jugando.

clotilde: obedece a tu mamá.

rosalinda: cleo deberías

disfrutar un poco tu casa.

ivana: estábamos jugando--

julieth: no, no quiero,

no quiero seguir

hablando del tema.

rosalinda: que bonita oficina.

patricio: ¿qué haces aquí?

rosalinda: vengo para que des

la orden de que me den

una oficina.

patricio: tú no vas a trabajar

en mi empresa.

rosalinda: quiero el puesto

que ya habíamos hablado,

tengo conocimientos

de tecnología digital

y poseo información

que me da control

absoluto de ti.

patricio: a ver, rosalinda,

¿cuánto dinero quieres

para abreviar este juego?

¿para salir de mi vida

y para que me regreses

mi información?

te puedo dar millones.

rosa lina: no voy a adelantar

el juego, el dinero

me lo vas a dar, no tengo duda.

patricio: ¿estás muy segura, no?

rosalinda: lo estoy,

papá patricio,

o tú crees que no me he dado

cuenta que te gusta lupita

y no sé tal vez también

te gusta tu propia nieta.

patricio: eres una depravada.

rosalinda: el depravado aquí

eres tú, papá patricio,

te voy a estar observando.

¿y mi oficina?

patricio: osorio.

rogelio: bueno, esta de acá

es la oficina

que está desocupada

y me parece que es perfecta

para que lleves acabo

todas tus labores.

rosalinda: está perfecta,

muchas gracias.

oye y disculpa

por haberte molestado, ¿eh?

rogelio: no hombre, no, no,

nada de que disculparse,

al contrario, yo encantado

de darte la bienvenida.

me llamo rogelio osorio.

rosalinda: mucho gusto

yo soy rosalinda swart.

rogelio: ¿no estuviste tú

como invitada en uno

de los eventos recientes

de don patricio?

rosalinda: así es,

ahí le platiqué sobre mi interés

de pertenecer a esta empresa

y de apoyarlos en sus generosas

labores.

rogelio: ya, ya, ya

con razón mi papá

quería saber todo sobre ti

y bueno pues ahora veo

que fueron puras cosas buenas

porque ya estas contratada.

rosalinda: sí,

es que me especializo

en el campo de la tecnología

y bueno voy a apoyarlos

en las redes sociales

de esta empresa.

rogelio: genial,

bueno pues cualquier cosa

que se te ofrezca

no dudes en avisarme,

bueno nos vemos.

rosalinda: gracias.

es tan lindo

y tan guapo.

bueno, ahora voy a ver

la información de la empresa

del pedófilo este.

[música]

[música]

patricio: ¿qué quiere

esa mujer?

¿qué es lo que quiere?

¿por qué vino a meterse

a mi vida, a mi casa,

con mi familia?

¿qué es lo que quiere?

mira, tenemos

que seguir investigándola,

tenemos que econtrar

el punto débil de rosalinda.

osorio: yo hago lo que tú

me pidas, patricio,

pero solo quiero pedirte

que rogelio no esté involucrado,

él se quedó muy conforme

con la primera investigación

de rosalinda

pero hay situaciones

que desconoce

y no quiero que se entere.

patricio: osorio ni tú,

ni tu hijo tienen que temer,

ustedes no han hecho nada malo.

osorio: si, lo sé, lo sé

pero no quiero

que esté involucrado.

patricio: está bien,

pero entonces tú

te vas a encargar

de la investigación, ¿eh?

no quiero filtraciones,

quiero que sea todo

con mucha discreción,

¿quedamos en eso?

osorio: estamos de acuerdo,

invítame un whisky, ¿no?

patricio: sírvete.

osorio: gracias.

rogelio: déjame decirte

que todos salieron

impresionados

después de la junta, ¿eh?

rosalinda: bueno es que son

personas mayores

y se impactan fácilmente

con cualquier tema relacionado

con la tecnología y las redes.

rogelio: no, no, no

a ver, no te quites crédito

lo hiciste espectacular.

rosalinda: muchas gracias.

rogelio: muchas felicidades.

rosalinda: de nuevo,

me da mucho gusto saber

que estoy empezando

con el pie derecho.

rogelio: sí

y creo que esto

debería de ser celebrado,

así que ¿qué opinas

si vamos a celebrar hoy?

rosalinda: no sé.

no me gustaría incomodarte

quizás tienes otros planes.

rogelio: para nada.

¿por qué incomodarme?

a mí,

a mí me encantaría

que, pues que aceptaras

ir a cenar conmigo,

¿qué dices?

rosalinda: está bien, acepto.

qué bonita imagen

de toda la familia reunida,

¿me permiten sentarme?

ivana: sí, siéntate aquí

junto a mí.

julieth: ivana, compórtate

estamos cenando.

ivana: sí, mamá, perdón.

rosalinda: ay, julieth,

no la regañes es una niña

y tiene mucha energía, ¿verdad?

julieth: pero no debe de olvidar

sus modales.

rosalinda: a mí no me molesta,

¿eh? al contrario,

de hecho me gusta

que me trate con cariño

y con confianza,

me hace sentir como si yo

fuera de esta familia,

como yo los veo a ustedes,

mi familia.

en especial a don patricio

a quien yo veo

como si fuera mi papá.

ivana: abuelo, ¿por qué tú

no me has dicho que yo también

te llamara papá patricio?

¿solo rosalinda

y lupita pueden?

rosalinda: ¿se lo dices tú?

¿o se lo digo yo, papá patricio?

patricio: no voy a soportar

más insolencias tuyas,

te veo en la biblioteca

para hablar contigo.

ivana: ¿yo que hice

para que se enojara?

julieth: ya cállate,

sigue cenando.

patricio: ¿qué es

lo que quieres?

rosalinda: quiero que le digas

a tu familia quien

realmente eres.

patricio: mira,

reconozco que te hice daño,

pero fuiste la única.

rosalinda: no me hagas reír,

hay decenas

de fotografías de niñas --

patricio: sí, pero solo

son fotografías, a ninguna

le he hecho daño.

rosalinda: no te creo.

patricio: fuiste mi única

debilidad.

rosalinda: ¿debilidad?

¿débil yo?

que era una niña

que no podía defenderse

de un depravado como tú.

patricio: te estas metiendo

en terrenos muy peligrosos.

te puedo matar, ¿lo sabes?

rosalinda: hazlo,

no me importaría morir

si al final vas a terminar

en la cárcel

porque esa información

saldría a la luz.

me especializo

en tecnología digital

supongo tu ayudante

ya te contó, ¿no?

y si algo llega a pasarme

alguien va a descargar

esa información de la nube

y después la va a subir

a internet.

patricio: ¿alguien?

¿quién es ese alguien?

rosalinda: el que tiene

que confesar todo aquí eres tú.

confiesa, papá patricio,

confiésale a tu familia

el ser inmundo que eres,

solo así te voy a dejar en paz.

así es que si me permites

me tengo que arreglar,

voy a salir.

¿estaba escuchando

detrás de la puerta, señora?

clotilde: por supuesto que no,

algunas tenemos educación.

rosalinda: ¿y qué estaba

haciendo aquí?

clotilde: te estaba esperando

para decirte

que no me voy a sorprender

cuando sepamos que fuiste amante

de mi marido

y que lo estas chantajeando.

rosalinda: señora,

créame que si se va a sorprender

cuando realmente sepa quién soy.

se va a sorprender.

>> permiso.

rogelio: gracias.

rosalinda: gracias.

rogelio: ¿te gustó el lugar?

rosalinda: me encantó, rogelio.

las luces de la ciudad

se ven imponentes y hermosas.

rogelio: no es más hermosa

que la vista que tengo yo.

rosalinda: no estes exagerado,

rogelio.

rogelio: soy sincero.

rosalinda, desde que te vi

por primera vez

quedé impactado

de lo hermosa que eres

y ahora que estoy contigo

veo que también es por dentro.

rosalinda: me has tratado

con una calidez

como nunca nadie,

me ha dado

mucho gusto conocerte.

rogelio: no sabes lo feliz

que me hace escuchar esto

y es que sí el gusto

y el interés es mutuo,

eso me anima a hacer esto.

osorio: vine lo más rápido

que pude, patricio.

¿qué pasa?

patricio: ¡estoy harto!

¡exijo resultados osorio!

rosalinda menciono a alguien

y ese alguien y rosalinda

se van a morir.

osorio: a ver, patricio,

cálmate.

patricio: ¡no yo no puedo

calmarme! ¡mira no me importa

condenarme el resto de mi vida,

pero ese alguien y rosalinda

se van a morir.

[música]

[música]

rogelio: sana y salva

en su casa.

rosalinda: has sido muy amable

conmigo esta noche, rogelio.

rogelio: no voy a olvidar

esta noche

y bueno

espero que se repita pronto.

rosalinda: yo también quiero

que se repita,

pero ahora tengo que irme.

rogelio: sí, te acompaño,

te acompaño.

rosalinda: realmente ha sido

una gran sorpresa.

buenos días.

caridad: señorita, buenos días.

rosalinda: ya te he dicho

que no me llames señorita,

me llamo rosalinda

y tu no estas aquí

para servirme,

sino para que seamos amigas.

lupita: sí, mami,

rosalinda es mi amiga

y jugamos bien padre

en el jardín.

rosalinda: de hecho pensé

en mi amiga cuando vi

este póster y decidí

traértelo de regalo. ¡mira!

lupita: [resuella] ¡mi novio,

shawn mendes!

rosalinda: [ríe]

lupita: se ve guapísimo.

caridad: ay, muchas gracias,

rosalinda.

a mi niña le encanta

ese muchacho.

rosalinda: bueno, también pasé

para invitarlas

a un día de campo.

hoy es domingo, podemos ir, ¿mm?

caridad: bueno.

nos parece buena idea.

rosalinda: ¿va?

lupita: sí, ¿le puedo avisar

a ivana para ver si viene

con nosotras?

rosalinda: excelente idea.

lupita: ¡ok, ahorita vengo!

rosalinda: y ya deja

de trabajar, ¡hoy es domingo!

¿va?

julieth: no insistas,

no vas a convivir de ninguna

manera con esa protegida

de mi papá.

ivana: pero no entiendo por qué,

si rosalinda es buena onda

y linda.

deja que las acompañe.

cleotilde: a ver, ya escuchaste

a tu mamá, y dijo que no.

no seas desobediente.

no te queremos ver cerca

de esa mujer, punto.

lupita: ¡espérenme!

ma, ¿me das permiso de ir

con mis amigos al lago,

con los patos?

caridad: sí, mi amor.

nada más no se vayan

al otro lugar, desde aquí

las voy a estar viendo.

lupita: sí, gracias.

¡sí, nos dejaron!

rosalinda: bueno, caridad, ahora

que nos quedamos solas...

me gustaría pedirte un favor.

nunca dejes sola

a tu hija, nunca.

caridad: no, si yo siempre estoy

muy al pendiente de ella.

solo en la mansión

de los patrones, que ahí

sí la dejo que haga

lo que quiera.

rosalinda: es que mucho menos

en ese lugar debes de dejar

de vigilarla.

don patricio no es

quien aparenta ser.

caridad: no sé por qué

hablas así.

tú apenas acabas de llegar

a la mansión.

yo tengo muchos años trabajando

con esa familia y conociéndola,

y ellos siempre han sido

muy buenos con lupita y conmigo.

rosalinda: escúchame, por favor,

caridad.

no confíes a tu hija con nadie,

aunque sientas que conozcas

a esa persona.

caridad: don patricio

es muy bueno.

él siempre me invita

a sus eventos sociales,

incluso me paga extra

cuando vamos a hacer

un evento de caridad.

y tú no deberías hablar así,

porque también has gozado

de su bondad.

así que te voy a pedir,

por favor, que delante de mí

no lo vuelvas a criticar.

rosalinda: está bien, caridad,

pero ¡no te ofendas!

paulette: osorio,

¡dichosos los ojos que te ven!

ay, no sabes cómo he extrañado

a don patricio,

¡mi mejor cliente hasta ahora!

osorio: necesito información

de una de tus niñas, paulette.

paulette: ay, osorio.

pero no seas tan serio, hombre.

vamos a echarnos un traguito

por el gusto de volver

a trabajar juntos.

ándale, toma.

osorio: el único negocio

que me tiene aquí es una niña

que se llama rosalinda.

paulette: ¿rosalinda?

no, pues, no me acuerdo.

uh, fueron tantas

las que "regentié".

osorio: es ella.

paulette: a ver.

ah, sí, sí,

ya me acordé de ella.

es hija de francisca,

la borracha.

[ríe]

ella--

[ríe]

es hija de francisca,

la borracha

[ríe]

¡de francisca, la borracha!

[ríe]

caridad: me dio mucho gusto

verte, rogelio.

rogelio: igualmente.

rosalinda: rogelio, no debiste

de haber traído flores.

rogelio: bueno, quería ver

una vez más esa hermosa sonrisa.

lupita: [canta] son novios,

son novios.

caridad: lupita, por favor.

ay, nosotras ya nos vamos, ¿eh?

antes de que esta niña

siga importunando.

rogelio: nos vemos.

lupita: [canta] se besan

sus-- ¡ay!

rogelio: oye, pues,

ojalá que lupita

tenga boca de profeta.

y no, no, no por lo de los besos

en la boca, porque eso ya pasa.

pero por lo de ser novios.

rosalinda: rogelio, yo--

rogelio: mira, mira, la verdad

es que la pasamos muy bien, y...

yo nunca había sentido

algo así por alguien.

y con todo esto,

mi corazón me dice que--

que te pregunte

si quieres ser mi novia.

rosalinda: no puedo, rogelio.

no puedo ser tu novia.

rogelio: ya.

pensé que estábamos

en la misma sintonía.

rosalinda: a mí también

me gustaría ser tu novia,

pero--

pero no tengo derecho.

rogelio: ¿qué? ¿de qué hablas?

¿cómo que no tienes derecho?

rosalinda: es que hay cosas

en mi pasado que no me permiten

tener una relación contigo.

lo siento, rogelio.

rogelio: bueno, pero, rosa--

rosalinda, eso...

rosalinda: [suspira]

¿qué haces aquí?

francisca: hijita de mis

entrañas, por fin te encuentro.

vine por ti,

pero me encuentro con que

te estás dando la gran vida

en esta casota.

después de que me dejaste

abandonada, no se vale.

rosalinda: te dije que no iba

a ser mucho tiempo.

que iba a regresar, francisca.

francisca: no te creo.

me querías dejar

fuera de este "bisne".

pero ahora que te caché,

quiero compartir todo esto

contigo.

la de botellas que me podría

tomar en esta casota,

porque de aquí no me voy.

no me voy.

rosalinda: cállate.

[música]

[música]

rosalinda: no puedes estar aquí.

tienes que irte.

francisca: bien consideras.

yo me quedo aquí para gozar

como tú, porque para algo

soy tu mamá.

rosalinda: yo no vine a gozar

aquí, ¿eh, francisca?

así es que vámonos.

porque estás arruinando el plan,

¡vámonos!

francisca: no me puedes

echar de aquí.

a mí me invitaron,

me trajo un señor a esta casota.

rosalinda: vámonos.

si me haces caso,

te voy a conseguir

una botella más grande

que esta, ¿mm?

francisca: haber cantado esa voz

desde un principio, hijita.

así cambia la cosa.

rosalinda: vámonos.

osorio: ¿cómo?

¿tan poquito disfrutaste

a mi invitada?

francisca: este señor es el que

me invitó a la casa, hija.

rosalinda: no le hagas caso,

vámonos.

osorio: así que tu madre

borracha es la que va a subir

la información de patricio

si tú desapareces.

él va a estar muy feliz de saber

quién es tu cómplice.

rosalinda: ¿y si yo le dijera

que es su hijo el que va a subir

la información a internet? ¿mm?

osorio: no te metas con mi hijo.

rosalinda: entonces,

le recomiendo que no le haga

daño ni a mi madre ni a mí.

sino rogelio va a subir

la información a internet.

vámonos.

rosalinda: aquí tienes

otra botella,

para que te estés quieta.

francisca: ya sabes que mientras

me mantengas bien surtida

yo sedita.

rosalinda: es lo único que te

importa, ¿verdad? el alcohol.

francisca: ¿ya vas a empezar

de nuevo con tu cantaleta

de siempre?

rosalinda: ¡es que es verdad!

si me hubieras prestado

el mismo interés

como por tu vicio,

no me hubieras echado

a perder la vida.

francisca: ¿cuántas veces te voy

a tener que decir

que yo no te vendí?

yo no sabía

lo que te iba a pasar.

además, ya deja de estar

fastidiándome el gusto

de echarme un trago.

cleotilde: bueno, acábenlos

de guardar ya para que no

se nos haga tarde y nos vamos.

termino, me cambio

y nos vamos rapidísimo.

caridad: sí, señora.

cleotilde: toma más servilletas,

por favor. se te van a ensuciar

los pantalones blancos.

osorio: rogelio.

antes de que nos vayamos

a la junta, quiero saber

qué tienes que ver

con rosalinda.

rogelio: todo, papá.

quiero todo que ver con ella.

me gusta, me estoy enamorando

y va a ser mi novia.

osorio: tú no puedes andar

con ella, así es que olvídala.

rogelio: ¿por qué?

¿porque es una empleada

de la compañía?

¿por eso la haces menos?

osorio: no, no, no es por eso.

es porque no es una mujer

de fiar, y porque lo digo yo.

rogelio: pues, a mí me parece

todo lo contrario.

y tan es una mujer de fiar,

que no se siente merecedora

de la felicidad

a causa de su pasado.

osorio: entonces, te dio

la información.

¿qué fue lo que te dijo?

¿tienes ya todas las claves

para bajarla de la nube?

rogelio: a ver papá, papá,

¿de qué me estás hablando?

no tengo idea de qué me hablas.

osorio: mira, rogelio,

olvídate de ella.

esa mujer no es lo que parece.

rogelio: a ver, aquí el que está

actuando raro eres tú.

y no te pienso permitir

que te metas en mis relaciones

personales.

a mí me gusta ella

y voy a conquistarla.

julieth: ya nos vamos, pa.

cleotilde: cualquier cosa

que se ofrezca

nos marcas al celular.

patricio: sí, no se preocupen.

disfruten el evento,

aquí todo va a estar muy bien.

¿verdad, lupita?

lupita: sí.

caridad: lupita, te portas bien,

por favor. y obedeces en todo

a don patricio.

patricio: así va a ser,

porque nos las vamos a pasar

jugando.

ivana: ¿ya ves, ma?

yo también me quiero quedar

para jugar con mi abuelito.

julieth: ya te dije que no,

ivana.

cleotilde: a ver, ivana,

ya te explicamos que es

muy importante

que vengas con nosotros.

desde chiquita

tienes que aprender a moverte

en estos eventos sociales, ¿mm?

pertenecer a nuestra clase

también tiene sus

responsabilidades.

ivana: pues, ya que.

ya me voy, abuelo.

patricio: adiós, corazón.

con cuidado.

caridad: con permiso, patrón.

rosalinda: me da mucha tristeza

verte así, mami.

me hace pensar que no debería

de dejarte sola

por estar haciendo

lo que estoy haciendo.

[solloza]

y que debería de estar

aquí contigo en tu enfermedad.

ayúdame, virgencita.

te lo suplico.

porque tal vez estoy mal,

virgencita.

en buscar venganza.

es justicia lo que debería

de buscar, virgencita.

ayúdame a aclarar mis ideas.

te lo suplico, virgencita.

lupita: estaban muy ricos

los chocolates.

patricio: qué bueno que te

gustaron, los tenía guardados

en la biblioteca para una

ocasión especial.

y tú eres una niña muy especial.

lupita: gracias por todo

lo que hace por mí.

patricio: bueno, lupita,

llegó la hora de jugar.

lupita: ¿qué vamos a jugar?

me gustan mucho los juegos.

patricio: algo muy divertido.

pero primero me tienes

que prometer que este juego

va a quedar entre tú y yo.

dime una cosa, ¿qué tan buena

eres para guardar secretos?

lupita: soy una buenaza,

don patricio.

patricio: ¿qué pasó?

¿cómo dijimos

que me ibas a llamar?

lupita: papá patricio.

patricio: buena chica.

ven, vamos a jugar.

[música]

[música]

lupita: no, por favor.

¡no me haga daño!

rosalinda: lupita.

lupita: no, por favor, ya no.

patricio: no te voy a hacer

daño. papá patricio

te va a tratar muy bien.

lupita: no.

patricio: ven conmigo.

lupita: no.

¡no! ¡no!

[grita] ¡ah!

rosalinda: ¡ni se te ocurra

tocarla!

patricio: ¿qué haces aquí?

no te metas en esto.

rosalinda: estoy haciendo

una transmisión en vivo

desde mi perfil.

patricio: suelta ese celular.

rosalinda: ¡no!

¡en este momento

miles de personas ya saben

que eres un monstruo!

un degenerado que lo único

que ha hecho

es aprovecharse de las niñas.

patricio: cállate, no sabes

lo que dices.

rosalinda: sí, si sé

y mejor que nadie.

porque yo fui una

de tus víctimas

cuando tenía 12 años

y era una niña

llamada rosalinda.

¡pero ahora puedo evitar

que violes a otra inocente

y que todo el mundo se entere

de que el prestigioso

patricio san román

es un pederasta!

lupita: [solloza]

[alerta de mensajes]

[solloza]

yo no hice nada, rosalinda.

te lo juro,

yo no le hice nada.

él empezó a tocarme.

él me quería lastimar.

rosalinda: te creo.

cálmate.

él ya se fue, y ese tipo

no se te va acercar jamás.

lupita: gracias.

lupita: no, por favor, no.

rosalinda: ¡ni se te ocurra

tocarla!

patricio: ¿qué haces aquí?

no te metas en esto.

rosalinda: estoy haciendo

una transmisión en vivo

desde mi perfil.

patricio: suelta ese celular.

¡no!

¡en este momento

miles de personas

se están dando cuenta

el monstruo que eres!

¡un degenerado que lo único

que ha hecho

es aprovecharse

de las niñas!

patricio: cállate, no sabes

lo que dices.

si sé lo que digo,

mejor que nadie.

porque yo fui

una de tus víctimas

cuando tenía 12 años,

y era una niña.

pero ahora puedo evitar

que violes a otra inocente

y que todo el mundo se entere

de que el prestigioso

patricio san román

es un pederasta.

>> es un cerdo,

ojalá que se refunda

en la cárcel.

>> maldito, se merece

terminar en el infierno.

qué bueno que lo

desenmascaran,

que su dinero ya no le

sirva para ocultar

lo podrido que está.

[disparo]

rogelio: no lo puedo creer.

todo--todo lo que viviste

por patricio es--

rosalinda: aquí está toda

la información que he

resguardado en la nube.

con esto puedo confirmar

que no miento

y también te va a ayudar

a entender por qué siento

que no merezco tu amor.

te dejo solo.

rogelio: bueno, pues,

este es el depa

que me prometieron

que nos iba a encantar.

así que, no sé, ¿te gusta?

rosalinda: está hermoso,

rogelio.

rogelio: ¿sí?

rosalinda: sí.

rogelio: sí es lindo.

rosalinda: ay, la recámara

está bellísima.

y todo es muy amplio.

rogelio: bueno, pues,

no se diga más.

allá afuera está la vendedora,

solo tengo que salir

y decirle que

nos quedamos con el depa.

es que, rogelio,

no importa el lugar,

con que esté contigo,

en tus brazos, con tu amor,

ahí es mi hogar.

tú me aceptaste

a pesar de mi pasado.

rogelio: mi amor, tú fuiste

una víctima,

no tenía por qué despreciarte.

además, te amo.

te amo.

rosalinda: es que el odio

y el rencor

casi me condenan...

[suspira]

pero fue tu amor

el que me salvó.

te amo, rogelio.

[música]

rogelio: vamos a ser felices,

te lo prometo, ¿ok?

rosalinda: mira,

una virgen de guadalupe.

y una rosa.

rogelio: ¿yo creo que la dejaron

los inquilinos que vivían aquí?

rosalinda: no,

esto es una señal

de que debemos de quedarnos

con este departamento.

rogelio: sí.

rosalinda: la pedofilia

y la pederastia

son dos de los males

más grandes y perversos

entre los seres humanos,

que no son otra cosa

más que monstruos que violan

y que roban la virtud

en la infancia.

pero la violación va más allá,

se convierte en una marca

que se queda en los niños

para toda su vida, en alma.

porque nos roban la inocencia,

el futuro, la vida entera.

por desgracia, vivimos

en tiempos de impunidad

donde estos seres

toman a una niña y luego otra,

sin recibir castigo alguno.

son los padres los que deben

de estar al tanto

y proteger a sus hijas.

para que jamás vuelva a existir

una niña llamada rosalinda.

[música]

>> ♪ desde el cielo

una hermosa mañana

desde el cielo

una hermosa mañana

la guadalupana

la guadalupana

la guadalupana

bajo al tepeyac

>> juan dieguito a la virgen

le dijo

juan dieguito a la virgen

le dijo

este cerro elijo

este cerro elijo

este cerro elijo

para hacer mi altar

ambos: la guadalupana

la guadalupana

la guadalupana

bajo al tepeyac ♪

[música]

Cargando Playlist...