null: nullpx
Cargando Video...

La Rosa de Guadalupe - 'Nuestra primera Navidad feliz'

Univision3 Dic 2019 – 12:00 AM EST

Comparte

locutor: televisa presenta...

>> permisito, permisito.

tengo unas flautas

pa' la música.

tú ten eso, m' hijo.

ayúdame.

qué cuantiosito, pero sin

humito.

no hay nada mejor que el ponche.

pero con un piquetito, ¿no?

para darle más sabor al caldo.

sírvale, sírvale, no sea coda,

muchacha.

salud, hijo.

vecinos, salud.

todos: ¡salud!

>> vecinos, muchas gracias

por haber cooperado

para la primer posada

de este año.

>> nuestras fiestas

son las mejores,

por eso a nuestras posadas

nadie les gana.

>> pues, ¡que viva la vecindad!

todos: ¡que viva!

>> ay, a mí me hace muy feliz

convivir con ustedes, de veras.

son como mi familia.

qué bonita familia,

qué bonita familia.

todos: [ríen]

>> que siga el bailongo,

¿qué hubo?

todos: [celebran]

>> y, lulis,

¿no va a salir a la posada?

doña remi: uh, pero mira

lo que pides.

tu limosna, mi rey.

yo no creo que su papá

la deje salir.

>> yo tenía muchas ganas

de verla.

doña remi: ándale,

yo sé por qué, no te hagas.

>> a ver, ¿por qué?

doña remi: ah, pero ¿cómo por

qué?

se te nota que te gusta

la lulis.

>> ay, doña remi, cómo será...

doña remi: ay, a mí mis cañas.

a ti te gusta.

no te hagas, que la virgen

te habla, a ver.

[ríe]

ay, chaparro.

lulis: por favor, déjanos ir

a la posada.

rómulo: ya les dije que no.

lulis: pero ¿por qué no?

rómulo: porque no pueden andar

solos en la noche.

además, las posadas son una

tontería.

yo no sé a quién se le ocurrió

tal ridiculez.

esther: mira, tú no te fijes,

haz de cuenta que es una fiesta

cualquiera, que no es una posada

y que los niños solo quieren ir

a divertirse, rómulo.

rómulo: no, sirven para meterle

ideas a la gente.

nada más para que gasten más.

>> no es cierto, estas fechas

son para que la pasemos juntos

y festejemos porque ya se acerca

la navidad.

rómulo: eso es una tontería.

la navidad no existe.

solo es un invento

de los fabricantes.

es puro comercio.

esther: no, no siempre, rómulo.

rómulo: ah, ¿no?

[ríe]

todo el mundo termina endeudado.

¿no has visto las filas que hay

en las casas de empeño?

quieren empeñar hasta la ropa,

las camisas.

>> sí, pero seguramente la gente

que está en esas filas,

pasó una navidad muy feliz.

rómulo: ¿cuál feliz?

la navidad no tiene ningún

chiste.

¡la navidad es la tontería

más grande que conozco.

lulis: no digas eso, papito,

porque en la navidad nació

el niño dios.

rómulo: no, hijo, esa es otra

mentira.

todo ese cuento lo inventaron

para manipular a la gente.

doña remi: honorable vecindad,

ha llegado el momento

de prepararnos para la letanía.

pero no la letanía que estoy

usando yo, si no la letanía

para pedir posada.

todos: ¡no!

niños: [repiten] ¡la piñata!

doña remi: está bien.

solo porque me agarran contenta,

¿eh?

solo por eso.

vamos a romper la piñata.

todos: [celebran]

>> miren, hay algunas personas

a las que no les gusta

la navidad.

y, lamentablemente, su papi

es uno de ellos.

lulis: pero ¿nosotros qué culpa

tenemos de que a él no le guste?

a mí me emociona mucho.

rita: lulis, lulis.

lulis: ¿qué pasó, rita?

rita: nada más vine para

avisarte que ya vamos a partir

la piñata.

¿y qué, no vas a venir?

lulis: no puedo, mi papá no nos

deja salir.

>> pero yo sí les doy permiso.

lulis: ¿en serio?

esther: [ríe]

pero bajen la voz.

no quiero que su papá se entere

de que yo les di permiso.

lulis: no te preocupes, mami,

nosotros no decimos nada.

>> yo bajo por ustedes

para que no tengan

que tocar la puerta.

lulis: sí, mami, gracias.

>> con cuidado, cuídense mucho.

virgencita, yo sé que está mal

que vaya en contra

de las decisiones de mi marido.

pero es que ya no puedo seguir

viendo tristes a mis hijos.

[bullicio]

todos: ¡ya le diste uno,

ya le diste dos,

ya le diste tres

y el tiempo se acabó!

>> qué bueno que viniste, lulis.

lulis: sí, yo no me quería

perder esto.

la feria está muy bonita.

>> no tan bonita como tú.

es en serio.

eres la niña más bonita

de toda la vecindad,

de la cuadra

y de toda la colonia.

lulis: ay, ¿a poco conoces

a todas las niñas de la colonia?

>> no, pero ni me interesa

conocerlas.

no después de conocerte a ti.

lulis: oye, tony, ¿y tú sabes

por qué la piñata tiene siete

picos?

tony: sí, porque cada pico

representa cada uno

de los siete pecados capitales.

lulis: órale.

rita: oye, lulis,

¿y ya sabes qué le vas a pedir

a santa claus?

lulis: nada.

tony: ¿por qué?

lulis: porque a mi casa

nunca llega santa claus.

doña remi: lulis, lulis,

¡te toca!

a ver, no vayas a hacer trampa,

¿eh?

todos: [alentan]

[hablan a la vez]

rómulo: ¿ustedes qué hacen aquí?

métanse a la casa

inmediatamente.

doña remi: ay, romulito,

déjelos un ratito más que

convivan con nosotros.

mire, la estamos pasando

rete bien.

ándele, romulito, hombre.

rómulo: me llamo rómulo,

no romulito.

tenga.

¿ustedes qué esperan para irse

a la casa?

doña remi: estaba un poquito

molesto "remulito", ¿verdad?

a ver, que siga la fiesta, ya.

rómulo: ándenle.

¿se puede saber quién les dio

permiso de salir?

>> yo, yo les di permiso

de salir.

asi que si quieres desquitarte

con alguien, rómulo,

hazlo conmigo.

ellos no tienen la culpa.

rómulo: ahí está su cuarto,

a dormir.

¿ya vieron la hora que es?

lulis: pero mañana no tenemos

clases, estamos de vacaciones.

rómulo: no me importa.

váyanse a su cuarto y duérmanse

ya.

esther: rómulo, ¿por qué eres

así con los niños?

ellos tienen derecho a disfrutar

de las fiestas,

de las tradiciones.

rómulo: estas no son fiestas

para mí, y sabes perfectamente

por qué.

esther: sí, yo comprendo

perfectamente lo que te pasó.

pero ahora entiéndeme tú a mí,

rómulo.

estoy cansada de ver a mis hijos

caminar por esta casa

tristeando todo el día

porque tú no quieres superar

el maldito pasado.

lulis: ya no llores, hermanito.

>> pero yo quería seguir

en la posada.

lulis: pero si ya casi

se termina.

>> pero yo quería seguir

jugando.

lulis: mañana aunque sea de día

vamos a jugar, ¿ok?

>> ¿por qué a mi papito

no le gusta la navidad como

a nosotros?

¿por qué, lulis?

lulis: mario, ándale, camina

que se nos hace tarde para ir

por las tortillas.

¿qué tanto ves?

mario: ese carrito.

lulis: sí, está padre, pero

¿y qué?

mario: ¿santa puede hacer uno

igual?

lulis: claro, él tiene muchas

fábricas de juguetes.

por eso les lleva a los niños

de todo el mundo.

mario: entonces se lo voy a

pedir a santa.

lulis: sí.

querido santa...

rómulo: ¿y ustedes qué hacen?

mario: escribiéndole a santa.

rómulo: ¿ah, sí?

pues, no pierdas tu tiempo,

hijo.

porque santa--

esther: porque a santa no le da

tiempo de llegar a todas

las casas.

porque le reparte a todos

los niños del mundo.

mario: ¿entonces aquí no va a

venir?

rómulo: no, aquí no va a llegar

nadie.

lulis: guau, les está quedando

increíble el nacimiento.

¿el niño dios?

doña remi: no, el niño dios

llega hasta el 24 en la noche,

hija.

por eso se llama navidad.

porque celebramos la natividad

del niño jesús.

rita: y por eso en muchas casas

celebramos la navidad.

doña remi: pero lo más

importante, ¿saben qué es?

conservar las tradiciones

y costumbres navideñas

en el interior de uno,

no solo en el exterior.

para preparar nuestro corazón

para el nacimiento del niño

dios.

lulis: ¿o sea que el niño dios

nace en nuestros corazones?

doña remi: así es, lulis.

tony: además, santa claus nos da

regalos a los niños que nos

portamos bien.

doña remi: ah, ahí están

equivocados, porque el que trae

los regalos es el niño dios.

todos: ¿el niño dios?

doña remi: así es.

en méxico es el niño dios

el que trae los regalos,

los dulces, e-t-c.

que quiere decir "etcétera".

a los niños que se portan bien.

lulis: mi hermanito quiere

un carrito y yo se lo voy

a regalar.

lulis: oye, ¿y por qué no se

lo pides al niño dios?

lulis: porque ni santa ni el

niño dios llegan a mi casa.

doña remi: ay, bueno, pero si tú

tienes la intención de ver feliz

a tu hermanito, le puedes hacer

ese regalo, ¿verdad?

el niño dios te lo agradecerá.

lulis: ¿qué más quisiera?

pero el carrito que quiere es

muy caro.

doña remi: oye, hija, ¿y por qué

no le haces un regalo hecho

por ti, con tus manitas santas?

seguro lo va a valorar más.

lulis: no, él quiere el carrito

que está de moda.

hubieran visto su carita cuando

lo vio.

no sé cómo, pero yo se lo voy

a regalar.

lulis: ay, no puede ser,

todavía no me alcanza.

tony: te regalo mi cochinito.

sí, tómalo, igual con el

dinero que junté te alcanza.

lulis: eres muy lindo, tony,

gracias.

tony: de nada.

lulis: papá, porfa, ¿me das el

dinero que falta para comprar

el juguete a mi hermanito?

rómulo: cómo te voy a dar,

si apenas nos alcanza para

los gastos.

además no voy a cooperar para

que los comerciantes hagan su

agosto en estas fechas.

lulis: pero mario está muy

ilusionado con su regalo,

se lo piensa pedir al niño dios.

rómulo: pues, ni santa claus

ni el niño dios va a venir a

esta casa, y yo tampoco te voy

a dar un quinto para ese regalo.

lulis: ay, por más que he

trabajado no puedo juntar el

dinero para el juguete de mi

hermanito.

esther: ¿por qué no le compras

otro más barato?

lulis: no, a él le gusta ese.

doña remi: oye, hija, fíjate

que en el tianguis venden unos

carritos así como ese que

quieres y bien baratos.

lulis: pero no es lo mismo,

esos son piratas.

doña remi: no, en el tianguis

venden cosas bien buenas

y baratas, hija.

vieras qué buena me ha salido

mi grabadora, graba,

desgraba y regraba.

esther: y si vamos al tianguis

a lo mejor lo encontramos más

barato.

lulis: puede ser.

>> llévelo, llévelo.

lleve su carrito deportivo--

lulis: disculpe, ¿cuánto cuesta

ese carrito?

>> 300 pesos.

lulis: 300.

uy, sí, está más barato.

>> sí, pero...

no es el original, ¿verdad,

joven?

>> ¿qué pasó, señito?

me ofende.

este es mejor que el original.

además está hecho en china,

y usted sabe que los chinos son

los mejores del mundo

y, además, son muchos.

llévelo, llévelo.

lulis: me hubiera gustado llevar

el original, ma.

>> pero este es igualito

al original, además no creo que

mario se dé cuenta.

lulis: está bien, vamos a

comprarlo.

>> joven, nos llevamos el

carrito.

me encantó.

todos: ¡feliz navidad!

[celebran]

mario: ya va a nacer el

niño dios.

esther: sí, se escuchan muy

contentos.

lulis: ojalá nosotros pudiéramos

festejar como ellos.

rómulo: entiendan que no hay

nada que festejar.

la navidad no existe, grábenselo

bien.

no existe.

lulis: mario, mario, despierta.

mira lo que te trajo el niño

dios.

mario: órale, ¡me trajo el

carrito que quería!

el niño dios existe, sí existe.

esther: mario, dame ese carrito,

hijo.

dámelo, dámelo, está sucio.

ya estuviste jugando con él en

la tierra.

mario: pero yo quiero jugar con

mi carrito que me trajo el

niño dios.

esther: no, ve a lavarte

las manos y luego, cuando

termines de cenar, te lo doy.

arriba, corazones.

ándele, arriba, arriba.

no porque sean vacaciones nos

vamos a levantar tarde.

levanta a mario.

lulis: mario, mario, despierta.

mario...

mario, despierta.

mami, mi hermanito está muy

mal, no reacciona, algo le

pasa.

esther: mario, mario, hijo,

hijo.

mario, mi vida.

mario, despierta, papacito.

hijo, hijo de mi vida,

abre los ojos.

hijo, ¡hijo!

rómulo: de una vez te doy para

que le compres la medicina

al niño.

esther: sí, espero que se ponga

bien pronto.

rómulo: sí, yo también

lo espero.

¿ahora entienden por qué odio

estas fechas?

todas las desgracias suceden

en navidad.

esther: no digas eso, rómulo.

rómulo: esa es la verdad.

nunca hemos tenido una navidad

feliz.

estas fechas son una salación.

lulis: no es cierto, papá, todos

nuestros vecinos se la pasan

muy felices.

¿por qué piensas eso?

rómulo: porque es la verdad,

hija.

y ya párale con tus preguntas.

no me gusta la navidad, y punto.

esther: voy por la medicina.

lulis: yo veo a mario cada vez

más triste.

la medicina que le mandó el

doctor no le está haciendo nada.

tony: no te desanimes,

ya verás que mario se va a poner

mejor.

lulis: pero mientras mario

no se ponga mejor, no voy a

dejar de estar preocupada

por él.

mario: ¿me da uno?

toma, para que te endulces

y ya no estés triste.

lulis: gracias.

eres muy lindo conmigo.

tony: lo único que quiero

es que tú sonrías.

tú sabes cuánto te quiero

y quisiera que fueras mi novia.

lulis: tú también me gustas,

pero estamos muy chiquitos.

tony: no importa, podemos ser

novios como dicen, de manita

sudada.

¿qué dices? ¿aceptas?

lulis: dijiste que íbamos a ser

novios de manita sudada.

tony: bueno, de vez en cuando,

también es puro amor dar

nuestros besitos en la mejilla.

esther: hijo, tómate tu

medicina, por favor.

mario: no, sabe bien fea.

esther: pero te vas a sentir

mejor, mi amor.

mario: no.

lulis: ma, ¿qué crees?

tony y yo ya somos novios.

esther: ¿no te parece que

estás muy chiquita para tener

novio?

lulis: lo mismo le dije a tony.

y él me dijo que vamos a ser

novios de manita sudada.

esther: está bien.

pero a portarse bien, ¿eh?

lulis: sí, ma.

esther: anda, mario.

ya deja ese carro ahí, mario,

por favor, y tómate la medicina.

mario, por dios, mario.

lulis: ma.

yo te ayudo.

esther: gracias, hija.

lulis: mario, mario, ándale,

tómatela, es bien poquita.

¿qué no te quieres poner bien

para salir a jugar?

si no te la tomas, ya no vas a

poder jugar con tu carrito, ¿eh?

mario: el carrito.

guácala.

lulis: ¿ya ves cómo no fue tan

malo?

ay, te quiero mucho, hermanito,

ya quiero que estés bien.

esther: siéntese, doña remi.

doña remi: ¿cómo sigue mario?

esther: muy mal, yo lo veo cada

día más delicado.

doña remi: ay, mire, póngale

esta imagen de la virgen de

guadalupe en la cabecera de

su cama.

ella fue madre y ayuda a todos

los niños.

esther: muchas gracias, doña

remi, luego se la voy a poner.

rómulo: hola, buenas.

¿cómo está, doña remi?

doña remi: bien, don romulito.

rómulo: soy rómulo.

doña remi: bueno, es lo mismo,

rómulo, romulito.

el chiste es que se le aprecia.

rómulo: cómo le gusta hacerme

repelarla.

también la aprecio.

hola, mi amor.

¿qué tienes?

¿y esto? ¿esa estampa?

esther: me la trajo doña remi

para ponérsela en la cabecera a

mario para que se cure.

rómulo: ay, mire, muchas

gracias, pero lo mejor

es que se lleve su estampa.

doña remi: nada le cuesta,

romulito, ponerle la estampa

de la virgen de guadalupe en

la cabecera del niño.

esther: no le hace daño a

nadie.

rómulo: ¿y para qué perder el

tiempo?

ni dios ni la virgen existen.

no tiene caso perder el tiempo

con esas tonterías.

esther: hoy les preparé atolito

de arroz para que a mario no

le caiga mal al estómago.

lulis: ma, yo veo que mi

hermanito, a pesar de

la medicina, no se cura.

esther: yo también.

mañana lo voy a llevar al doctor

otra vez.

mario: mami, me siento mal.

esther: ¿qué tienes, hijo,

te duele la panza?

mario: no, me siento raro.

lulis: ven, hermanito, siéntate.

ya verás que mami mañana

te lleva al doctor para que

te cure.

ambas: [gritan]

mario, mario.

esther: hijo, ¿qué tienes?

dios mío, rómulo.

lulis: espero que mi hermanito

no tenga nada grave.

doña remi: y así va a ser,

mi hijita.

nada más no pierdas la fe.

>> es cierto.

ya verás que la morenita

te va a ayudar.

lulis: pero no sé si a nosotros

nos ayude.

mi papá no cree

en la virgen de guadalupe

y a lo mejor

no nos quiere ayudar.

doña remi: ay, mi hijita,

nuestra señora es tan buena

que a todos nos ayuda por igual.

nada más hay que pedirle

con mucha devoción, eso sí.

lulis: pero yo no sé rezar,

mi papá nunca quiso

que nos enseñaran.

>> pero nosotros

te podemos enseñar a rezar.

entre todos podemos pedir

que mario se cure.

ven, híncate.

dios te salve, maría.

todos: llena eres de gracia.

el señor es contigo.

bendita eres

entre todas las mujeres

y bendito es el fruto

de tu vientre, jesús.

esther: doctor, ¿qué es lo que

tiene mi hijo?

martínez: ya le realizamos

unos estudios a su hijo

y el problema es grave.

rómulo: pero ¿por qué?

martínez: a ciencia cierta

no lo sé.

hay que hacerle

más estudios a mario,

pero lo que sí les puedo decir

es que su hijo presenta síntomas

de envenenamiento.

esther: no, doctor.

rómulo: hijo,

sé que no soy

muy cariñoso contigo,

pero te amo.

te amo con todo el corazón,

por eso tienes que recuperarte.

no quiero que te pase

lo mismo que a mí.

tienes que salvarte.

eres solo un niño

y tienes mucho por vivir.

lucha, hijo.

lucha.

lulis: tienes que ponerte bien.

mira, te traje el carrito

que te trajo el niño dios

para que te cures más rápido.

martínez: buenos días.

rómulo: buenos días, doctor.

¿ya sabe qué causó

el envenenamiento de mi hijo?

martínez: aún no,

pero están por entregarme

los resultados del laboratorio.

vengo a revisar a mario.

con permiso.

no es bueno que traigan

juguetes al hospital.

esto puede ser

un foco de infección.

lulis: perdóneme, doctor,

no lo sabía.

martínez: ¿por qué le hace falta

pintura al carrito?

esther: es que mario tiene la

manía de meterse el carrito

a la boca.

martínez: creo que ya sé

qué es lo que está

envenenando al niño.

[música]

[música]

martínez: mario se envenenó

con el plomo que tiene

la pintura del carrito.

los estudios me lo acaban

de confirmar.

¿de dónde sacaron ese carrito?

lulis: yo lo compré

en un tianguis

para regalárselo en navidad.

esther: yo la acompañé, doctor,

a comprarlo,

pero yo me fijé que el carrito

fuera de muy buena calidad.

martínez: aparentemente, señora,

pero muchas cosas

que traen de china

o de otras partes del mundo

no cumplen

con los estándares de calidad

que manejamos en méxico.

rómulo: todo por hacerle caso

a las estúpidas tradiciones

que hay en diciembre.

esther: y ahora que saben

qué es lo que tiene mi hijo,

él se va a poner bien, ¿verdad?

martínez: no se los puedo

asegurar.

hay que ver cómo reacciona mario

al tratamiento.

el envenenamiento por plomo

afecta principalmente

a los niños

y puede haber

consecuencias graves,

como un daño renal

o un daño cerebral permanente.

esther: ay, no.

martínez: vamos a hacer

todo lo posible

porque su hijo esté bien,

pero las siguientes 72 horas

son críticas.

con permiso.

rómulo: es su culpa, todo esto.

ustedes son culpables

de que mario esté tan delicado.

esther: ¿nosotras qué

íbamos a saber?

lulis: sí, papá,

nosotras le compramos

el carrito a mario

de la mejor manera.

mejor vamos a rezarle

a la virgencita

para que ayude a mi hermanito.

rómulo: entiéndanlo de una vez,

nada de eso sirve, nada.

lulis: no digas eso.

si le rezamos

a la virgencita de guadalupe

con devoción, nos va a escuchar

y nos puede hacer el milagro.

rómulo: si fuera verdad,

la virgen no hubiera

enfermado a mario.

no lo hubiera enfermado.

¿qué es lo que quieres de mí?

¿cuánto sufrimiento más

me vas a dar en navidad?

¿cuánto?

por eso no creo en ti,

ni en tu hijo, ni en nada.

porque solo me han dado dolor.

pero si es verdad que existes,

te doy otra oportunidad.

si es cierto que haces milagros,

haz uno ahora.

salva a mi hijo.

sálvalo.

lulis: no le hables así

a la virgencita, papá.

no la insultes.

rómulo: entonces

que me demuestre que es real.

que cure a mario.

lulis: perdónalo, virgencita.

perdona a mi papá,

él no es malo.

por favor, virgencita, ayúdalo.

te suplico

que mi hermanito se cure

y que no tenga ningún daño.

y también te pido por mi papá,

para que él vuelva

a recuperar la fe.

cúrate, hermanito.

cúrate y perdóname

por haberte dado el cochecito

que te hizo tanto daño.

qué rosa tan bonita.

seguro mi mamá te la dejó.

pero aquí se va a marchitar.

mejor se la llevo

a la virgencita

para que te cure.

virgencita de guadalupe,

te encargo mucho a mi hermanito.

>> ¿cómo sigue mario?

lulis: mal.

y lo peor es que se enfermó

por mi culpa.

>> pero ¿por qué dices eso?

lulis: porque la pintura

del carrito que le di

fue lo que lo envenenó.

nunca se lo debí regalar.

>> no te sientas mal.

tú le regalaste ese cochecito

para darle una ilusión.

lulis: pues, sí,

pero mira en qué paró.

y todo por regalarle

un carrito pirata.

tal vez mi papá tenga razón

en odiar la navidad.

>> tú no piensas así.

la navidad nunca va a ser mala.

lulis: pues, si algo

le pasa a mario,

sí la voy a odiar.

sí la voy a odiar.

esther: ¿se ha sabido algo?

rómulo: nada.

el doctor martínez

aún no ha dicho nada.

esther: voy a buscarlo

a ver si a mí me dice algo.

rómulo: qué desesperación.

las horas pasan y no sabemos

cómo va a quedar mario.

por eso odio la maldita navidad.

todo lo malo pasa

por la navidad.

lulis: papá,

siempre has odiado la navidad,

pero nunca me has dicho por qué.

rómulo: porque sí.

lulis: no, pa.

una fecha tan bonita

no se odia así porque sí.

dime por qué la odias.

rómulo: porque mi hermanita

se murió en navidad.

por eso la odio

y la voy a odiar siempre.

el niño dios ya va a venir

y nosotros somos los primeros

que lo vamos a ver.

rosita: tengo frío, rómulo.

rómulo: espérate, rosita.

ya verás que el niño dios

va a venir pronto.

rosita,

ayer no vimos al niño dios,

pero de seguro nos trajo

nuestros juguetes.

rosita: déjame dormir, rómulo.

rómulo: ¿no quieres ver

nuestros juguetes?

rosita: no.

[tose]

yo quiero dormir.

ayúdame,

no puedo respirar.

[tose]

rómulo: mamá, papá,

rosita está enferma.

rosita: [tose]

padre: ¿qué pasa, doctor?

médico: lo siento mucho,

hicimos todo lo posible

por salvar a su hija

de la pulmonía.

lamentablemente rosita murió.

madre: no.

¡no, no, no!

padre: espero que estés

contento.

tu hermana está muerta

por tu culpa.

¡tú la mataste en navidad!

está muerta por tu culpa,

por tu culpa,

por tu culpa.

por tu culpa.

rómulo: [llora] por eso odio

la navidad.

porque mi hermanita se murió.

lulis: yo no sabía nada.

nunca nos dijiste que habías

tenido una hermanita.

rómulo: por eso la odio.

es una fecha maldita

que solo trae dolor a mi vida.

primero mi hermana

y ahora tu hermano.

y a ti también te va a marcar.

tú también vas a odiar

la navidad, porque por tu culpa

tu hermano se puede desgraciar

la vida.

>> no le digas eso

a la niña.

rómulo: es la verdad.

si mario queda con algún daño,

lulis nunca lo va a olivdar.

[música]

[música]

lulis: virgencita

de guadalupe, perdóname

por haberle hecho daño

a mi hermanito.

yo no quise lastimarlo.

solo quería que creyera

en el niñito dios.

te suplico que mario no tenga

nada malo.

porque yo no quiero dejar

de creer.

no quiero dejar de creer

como lo hizo mi papa.

no quiero.

no quiero dejar de creer.

no quiero, no quiero.

no quiero, no quiero, no.

no quiero, no...

no, yo no quiero.

[solloza]

¿y la rosa que le dejé

a la virgen?

ya no está.

¿quién se la habrá llevado?

rómulo: [solloza]

ya no sé qué más hacer

por mi hijo.

el doctor no dice nada

y el riesgo de que mario

quede mal continúa.

no sé si me escuchas porque...

yo dejé de creer en ti

hace mucho tiempo.

pero ¿cómo creer?

si me has dado mucho dolor

desde el día en que nació

tu hijo.

mi vida se marcó

un 24 de diciembre,

por eso decidí nunca más

volver a creer.

nunca.

¿esta rosa?

¿qué es lo que está pasando?

¿qué es lo que me quieres decir?

>> rómulo, ven rápido.

el doctor martínez

quiere hablar con nosotros.

ven, mi amor, vamos.

rápido.

martínez: les tengo

excelentes noticias.

>> [ríe]

martínez: mario ha respondido

muy bien al tratamiento.

>> [llora]

bendita sea la virgen, doctor.

rómulo: ¿qué va a pasar

con nuestro hijo?

¿va a tener daños permanentes?

martínez: no.

a pesar de la cantidad de plomo

que mario ingirió,

va a llevar una vida normal.

lo único que puedo decir

es que es un milagro.

en un momento más

van a poder ver a mario.

con permiso.

>> gracias, doctor.

gracias.

¿qué te pasa?

rómulo: esta rosa apareció

junto a mí en la capilla,

minutos antes de que el doctor

dijera que mario está fuera

de peligro.

esther: debes estar confundido.

rómulo: no, esther.

estoy seguro.

¿y si es una señal?

esther: rómulo, si esto

realmente es una señal,

creo que tienes

que hacerle caso.

tú eres un hombre bueno,

mi amor.

por dios--

[llora]

escucha tu corazón.

rómulo: pero ¿qué tengo

que hacer?

¿qué?

no me puedo quitar de la cabeza

que mi hermanita se murió

por mi culpa en diciembre.

no puedo.

beltrán: tienes que hacer

un esfuerzo, rómulo.

tú entonces eras muy pequeño

y no podías comprender

el peligro en el que estabas

poniendo a tu hermanita.

rómulo: pero si a esa edad

no hubiera creído

en el niño dios,

no hubiera pasado nada

y mi hermanita estaría con vida.

beltrán: lo que sucedió no tiene

nada que ver con tus creencias.

igual tu hermana

se podría haber enfermado

en otra fecha.

lo que tienes que entender

es que el pasado quedó atrás

y que tú tienes

que seguir adelante.

rómulo: pero ¿cómo seguir?

beltrán: aprendiendo a no vivir

en el pasado.

por más que te lamentes

y te sientas culpable,

ya no puedes solucionar nada.

lo único que te queda

es aprender de tus errores

y seguir avanzando.

rómulo: yo ya entendí

que nada gano con estar

recordando lo que pasó

hace tantos años.

pues, tengo que aprender

a perdonarme

y a salir adelante.

esther: no sabes cómo me da

gusto escucharlo.

porque no solo te hacías

daño a ti,

sino que también le hacía daño

a toda tu familia.

rómulo: yo les pido

que me perdonen.

les prometo que voy a poner

de mi parte para comprenderlos

y entender que ustedes

tienen la libertad

de creer en lo que quieran.

lulis: yo también les quiero

pedir perdón por haber comprado

un juguete pirata.

mi hermanito

no se hubiera enfermado

si no es por mi culpa.

como dijo mi papá:

"un día de navidad

me dejó marcada".

rómulo: no, hija.

no es tu culpa.

hubieras comprado

un juguete original

si yo te hubiera cooperado.

además, no es tu responsabilidad

darle una ilusión a tu hermano,

es mía.

pero todo va a cambiar,

porque voy a recuperar la fe.

la voy a recuperar.

esther: no es por nada, niños,

pero estos romeritos

me quedaron de rechupete.

rómulo: y esperen a probar

el bacalao.

yo lo preparé y está riquísimo.

lulis: ahora sí te luciste, pa.

hasta el arbolito que compraste

está padrísimo.

mario: ¿este año va a venir

el niño dios?

rómulo: claro que sí.

a partir de esta navidad

el niño dios va a entrar

siempre a esta casa.

lulis: ay.

muchísimas gracias, pa.

gracias a ti vamos a pasar

una navidad increíble.

rómulo: no solo gracias a mí,

gracias a que estamos

reunidos como familia.

vamos a pasar

nuestra primera navidad feliz.

lulis: la fiesta de navidad

es la mejor fiesta del año,

porque festejamos el cumpleaños

del niñito dios.

y en esa fecha nos reunimos

con las personas que queremos.

en ese día,

tratamos de demostrarle

a esas personas

nuestro cariño con un regalo,

pero debes tener cuidado

con lo que regalas.

no cometas el error

de regalar algo pirata,

porque en lugar

de dar una alegría,

puedes hacer daño.

y si lastimas a alguien

en esa o en otra fecha,

puedes marcar tu vida

para siempre,

como le sucedió a mi papá.

él lastimó a su hermanita

y por eso perdió la fe.

nunca más quiso saber

de la navidad,

pero no se daba cuenta

que por no tener fe,

también estaba

lastimando a su familia,

por no dejar atrás el pasado.

por eso tienes que tener

fuerza en tu corazón,

para entender que tienes

que seguir adelante,

no dejar que tus errores

llenen de tristeza tu corazón

para no continuar

lastimándote a ti

y a la gente que te quiere.

porque solo con alegría,

amor y paz en el alma

vamos a poder festejar

nuestra primera navidad feliz.

>> ♪ lupita

eres la madre de dios

los mexicanos

te veneramos con fervor

mamita

cúbrenos con tu manto

y danos tu bendición

mamita... ♪

Cargando Playlist...