null: nullpx
Cargando Video...

La Rosa de Guadalupe - 'Mirada de hija'

Univision3 Mar 2020 – 12:00 AM EST

Comparte

locutor: televisa presenta...

[música electrónica]

alan: mireya,

te invito trago.

mireya: no, gracias,

no tengo ganas, mejor ya

me voy a mi casa.

alan: ah, pues te acompaño

porque, si te vas, ya no tengo

nada que hacer aquí.

ismael: perdón, no te vi.

mireya: te perdono,

sólo si me invitas una copa.

ismael: ¿fue una casualidad que

chocáramos o tú lo provocaste?

mireya: ¿tú qué crees?,

sabes muy bien que haría todo

lo que fuera por andar contigo.

ismael: ¿hasta ser la otra,

la amante?, sabes muy bien que

tengo novia.

¿qué dices?

mireya: no, yo no soy de esas.

ismael: bueno, te lo pierdes,

yo te di una propuesta para

tenerme, pero no la tomaste,

así es que ni modo.

ahí está el tarado de mi primo,

a él se ve que le gustas un buen

y no tiene novia.

mireya: invítame un trago.

alan: claro, ¿qué quieres?

mireya: tequila,

pide tequila.

alan: un tequila, por favor.

mireya: pídeme otro.

ismael, ¿me permites?

acepto, acepto ser la otra,

sí quiero andar contigo.

ismael: qué lástima

¿porque qué crees?,

tu tiempo se terminó.

ahora yo ya no quiero nada,

perdiste tu oportunidad.

>> todo bien, mi amor.

ismael: sí, mi amorcito.

>> respóndeme, habla, anda,

¿quién es el padre el chamaco

que estás esperando?

¡habla!

mireya: alan,

alan montijo es el padre

del hijo que estoy esperando.

alan: bienvenida, mi amor,

a tu nueva casa.

>> este nuestro regalo de bodas

para ustedes.

alan: gracias, papá,

gracias, mamá.

pasen, pasen, bienvenidos.

bienvenida a nuestro nuevo

nidito de amor, mi amor.

mireya: ¿me puedes bajar,

por favor?

>> que vivan los novios.

que vivan.

[aplausos]

ismael: primo, champaña para una

gran ocasión, no todos los días

se casa uno.

alan: gracias, la abro.

ismael: mírate, tan seriecito

que te veías y te comiste

la torta antes del casorio,

te atraparon y te casaron.

[ríe]

no, no, no, mentira, pero te

deseo toda la felicidad

del mundo, venga ese abrazo.

alan: primo, gracias.

ismael: mireya, a ti también

te deseo toda la felicidad

del mundo, atrapaste al mejor

hombre, te felicito y bueno,

ahora que somos primos,

me puedes tener

toda la confianza,

prima.

digamos salud por los novios.

>> ¡salud!

ismael: salud, que sean felices.

alan: pero brinda, mi amor.

mira, mi amor,

¿a poco no está hermosa la cuna?

mireya: sí.

alan: y ve, también compré

unas cobijitas.

mireya: ah, ahí viene.

alan: ahí viene,

vamos al hospital.

mireya: ayúdame, ayúdame.

alan: con cuidado,

despacio, despacio.

eso, mi amor, respira,

respira profundo.

mireya: sí, con cuidado.

alan: eso, acuérdate de lo que

dijo el doctor, respira,

respira. eso.

mi amor, mi yoselin,

bienvenida a tu nuevo hogar.

[llanto de bebé]

oye, mi amor, yo creo que

la niña ya tiene hambre,

dale de comer.

mireya: aléjala de mí,

no quiero verla.

alan: ¿cómo que no quieres

verla?

es tu hija, dale pecho.

mireya: no le voy a dar nada

porque no quiero verla,

llévatela de aquí y dale lo que

sea.

no la quiero ver.

>> posiblemente lo que mireya

tiene es

una depresión posparto?

alan: depresión posparto?

>> los sentimiento de tristeza

y ansiedad posparto puede llegar

a ser extremos,

incluso pueden afectar

la capacidad de una mujer

de cuidarse a sí misma

o a su familia.

mireya, te voy a hacer

unos estudios y unas preguntas,

¿me acompañas, por favor?

[llanto del bebé]

con permiso.

mireya: por fin pudiste callar

a esa chamaca, odio que llore.

alan: llora porque tiene hambre,

tú nada más cuídala,

mientras le preparo su leche.

mireya: alejala de mí,

no quiero verla.

alan: ¿sigues con lo mismo?,

ya han pasado seis meses y nada

que te alivia, es tu hija,

¿cuándo la vas a abrazar,

a cargar, a darle de comer?

mireya: nunca,

esa chamaca es sólo tu hija.

yo estoy enferma de depresión

posparto, debes entenderlo.

no puedo cargarla, mucho menos

darle de comer,

el solo verla me pone de malas.

[llanto del bebé]

alan: ¿a dónde vas?

mireya: a la calle,

me estresaste y necesito salir

a caminar,

sabes muy bien que esa niña

me enferma

e insistes en lo mismo.

¿por qué no lo entiendes?,

nunca la voy a querer.

alan: el doctor dijo que

con el tiempo, paciencia y los

medicamentos ibas a mejorar.

mireya: sí, sí, pero sigo en

depresión y todo por tu culpa.

yo no estaba preparada para

salir embarazada y mucho menos

para casarme contigo,

así que cuida tu niña y déjame

aliviarme de mi depresión.

mireya: ay, perdón, no lo vi.

ismael: bella.

mireya: ismael,

sí soy yo, qué gusto verte,

vaya sorpresa.

ismael: vaya, vaya,

no cabe duda que el matrimonio

y la maternidad te han sentado

muy bien.

mírate, estás guapísima.

¿qué digo guapa?, estás

buenísima, lo digo con todo

el respeto que te mereces

como una mujer casada.

mireya: ¿lo crees?

ismael: no lo creo, lo veo,

lástima que estás casada

y yo soltero y con muchas ganas

de jugar con muñecas como tú.

mireya: estoy casada, pero si tú

no dices nada, yo tampoco, sabes

muy bien que con quién siempre

quise fue contigo

y no con tu primo.

siempre me has gustado y mucho.

¿te animas a ser el otro

o te da miedo?

ismael: ¿miedo yo?,

no le tengo miedo

ni al mismísimo diablo, pero

el que sí me da pena

es mi primo. pobre.

pero bueno, ¿qué se puede

hacer cuando el menú

te lo presentan

en bandeja de plata?

¿qué dices?,

estoy solo en mi casa.

mireya: estoy embarazada.

alan: ¿qué?, ¿estás embarazada?

me haces el hombre más feliz

del mundo, mi amor.

mireya: ya, ya, ya basta

y de una vez te digo

que te vayas preparando

para cuidar a los dos niños

porque yo no voy a poder ni

con uno ni con otro.

así como lo hiciste con ella,

lo cuidas al otro, por favor.

alan: mi amor, no,

no te preocupes, yo me encargo

de los dos, te lo juro.

me haces el hombre

más feliz del mundo.

mireya: mi amor, mi darío,

mi príncipe, qué dulce eres,

nada que ver con tu hermana

que es prieta.

alan: por favor, ya.

mireya: ay, mi amor,

sigue durmiendo, chiquito.

[timbre]

ismael: familia.

alan: primo.

ismael: ¿cómo estás?

me acabo de enterar que ya

salieron del hospital,

¿y dónde está el bebé?

órale, primo, a este sí

lo hiciste con amor,

te salió bien bonito,

te felicito.

mira, te traje unos pañales

para el bebé de regalo.

oye, ¿puedo cargar

a mi sobrino?

¿puedo?

mireya: sí, claro.

con cuidado.

ismael: sí, claro.

mireya: su cabecita.

ismael: sí que es bonito

el chamaco, salió al tío,

salió a mí.

mireya: mi amor.

alan: ¿viste cómo arropas

llena de amor a darío?,

así deberías arropar a yoselin

y darle las buenas noches.

mireya: ay, no empieces que

todavía no me he aliviado

de la depresión posparto.

alan: si el doctor nos dijo todo

lo contrario y veo que tiene

razón porque a darío sí

lo llenas de amor

y de atenciones,

cosa que nunca has hecho

con yoselin.

mireya: ay, vas a comenzar con

lo mismo.

alan: sí, porque no quieres

a nuestra hija,

también es tu hija, no es sólo

darío.

mireya: sí, sí es mi hija pero

me recuerda que fue por su culpa

que me casé contigo.

alan: ¿te arrepientes de haberte

casado conmigo?

yo te he dado todo, te he tenido

toda la paciencia del mundo

porque te amo.

lo único que te pido es que no

hagas sentir menos a yoselin.

nunca le das cariño,

ni siquiera unas palabras

bonitas.

date tiempo para convivir

con ella, verás que es un amor

de niña, vas a terminar amándola

como yo la amo,

así como amo darío

porque los dos son mis hijos.

por favor, te lo pido.

mireya: te prometo que lo voy

a intentar y ahora déjame en paz

que estoy muy cansada.

mejor vete a dormir a tu hija,

ándale, ve.

alan: eso, mi amor y mira,

antes de que apagues

las velitas,

tienes que pedir un deseo,

pídelo.

cierra los ojos, eso.

yoselin: pido que mi mamita

me quiera.

ven.

mireya: no me toques con tus

cochinas manos.

alan: no le hables así

a la niña.

mireya: le hablo como yo quiera,

para eso soy su madre.

alan: no te voy a permitir que

la sigas tratando así.

hoy es su cumpleaños, mínimo

debería respetar este día

y tratarla con un poquito

de amor.

mireya: nunca,

nunca voy a quererla,

por su culpabilidad se echó

a perder, si ella no hubiera

nacido,

yo no estaría atada a ti.

alan: pues si tanto te cuesta

estar conmigo, ¿por qué no

te divorcias de mí?

mireya: eso es lo que voy

a hacer, fíjate.

ya estoy harta de aguantarte

y de soportar a esta--

estoy harta de vivir

con ustedes, mi padre ya no

puede obligarme a vivir contigo

y tú menos, ahora que te enteres

que darío no es tu hijo.

alan: ¿qué dijiste?

mireya: lo que escuchaste.

¿a poco te creías con tanta

suerte para tener un hijo tan

hermoso como él?

[ríe]

¿no te has dado cuenta que darío

es igualito a tu primo ismael?,

porque mira a tu hija,

es fea como tú.

darío no es tu hijo,

es de tu primo.

alan: me estás mintiendo

para lastimarme, ¿verdad?

mireya: no, desde hace muchos

años, ismael y yo somos amantes.

maldigo el día que por darte

celos me emborraché y me acosté

contigo, maldigo la hora en que

quedé embarazada,

maldigo la hora en que nació,

maldigo todo

porque he vivido así cuando el

amor de mi vida siempre ha sido

ismael.

alan: dime que no es cierto,

dímelo.

mireya: todo es cierto y estoy

harta ti y de ésta que nunca

va a llegar a ser nada en la

vida por fea.

me voy ahora mismo

de esta casa,

me voy con el padre de darío.

vente, mi amor, vamos.

yoselin: mamita.

mireya: me echaste

a perder la vida,

¡te odio!

alan: ¡basta!

no te voy a permitir que le

sigas hablando así a mi hija y

si te vas a largar de esta casa,

si nos vas a dejar,

hazlo ahora, pero ya,

como vas.

¡vete, vete!

mireya: vamos.

[música]

[música]

[timbre]

ismael: ya voy,

qué tanta insistencia

que ya voy.

mireya: vaya,

hasta que me abres.

ismael: estaba dormido.

además, ¿qué haces aquí?,

¿no era el cumpleaños

de tu hija?

mireya: sí, pero lo importante

es que acabo de abandonar

a mi hija y a alan para venirme

a vivir contigo,

tú eres el hombre de mi vida,

contigo soy plenamente feliz

y no es justo que siga

sufriendo, que siga viviendo

una doble vida ocultando

el amor que siento por ti,

ocultando que darío es tu hijo.

ismael: fue una estupidez

lo que hiciste.

mireya: alan ya sabe

la verdad, así que me siento

libre.

quiero ser feliz a tu lado.

ven, darío, te voy

a enseñar tu nueva recámara.

ven, mi amor.

alan: no hagas caso de todo

lo que dijo tu mamá.

ni la virgencita de guadalupe

ni yo te vamos a dejar nunca

sola.

la virgencita es muy milagrosa

y ella sabe por qué hace

las cosas.

cuando tengas algo que pedirle

a la morenita, confía en que

ella te va a cumplir el milagro.

como yo hoy le pido que

te cuide siempre,

que te arrope

siempre con su manto,

que te lleve por el buen camino.

sé que se vienen tiempos

difíciles para los dos,

pero juntos

y con el apoyo de la morenita,

vamos a salir adelante.

te lo juro.

yoselin: ya no llores, papito.

alan: te prometo que no voy

a llorar más, mi amor.

necesito ser fuerte por ti,

por mí y por los dos.

estás son las últimas lágrimas

que voy a derramar en mi vida.

mira,

ya no estoy llorando, ¿ves?

ya vamos a dormir porque sino

empiezo a llorar.

descansa, mi amor,

que tengas bonitos sueños.

te amo.

buenas noches.

yoselin: virgencita

de guadalupe,

te pido...

te lo suplico,

que mi mamita me quiera

y que ya no se enoje más

conmigo.

por favor, hazme el milagrito,

que mi mamita me quiera,

y que un día regrese a la casa

porque yo la amo mucho.

>> yoselin, 10,

muchas felicidades.

de nuevo fuiste la única que

obtuvo la calificación perfecta.

no dudo que tendrás

mención honorífica cuando

termines la preparatoria.

[aplausos]

eres mi mejor alumna.

zulema...

>> es tan hermosa que...

dudo que me haga caso.

>> pues yo estoy haciendo

mi luchita con ella, es más,

voy a ver si pegué mi chicle

o no.

yos.

yoselin: espérenme.

¿qué onda?

>> ¿pensaste en lo que te dije?

yoselin: sí y en serio,

muchas gracias por fijarte

en mí, pero es que ahorita no

estoy buscando una relación.

perdón.

>> gracias.

no cabe duda que eres hermosa

físicamente, pero eres

mucho más hermosa por dentro.

y ya te di mi voto

para la selección de la reina

de la preparatoria,

vas a ser una digna reina,

hermosa, sensilla y noble.

yoselin: muchas gracias,

en serio. pero bueno,

te veo después.

"bye".

me propusieron para competir

para ser la reina de la prepa.

alan: ah y sé que vas a ganar

porque tú eres la más hermosa

de todas.

yoselin: ay, papá, qué más

me vas a decir, soy tu hija,

amor de padre, amor de cuervo.

eres el mejor papá del mundo,

no te volviste a casar

y sólo has vivido para mí.

alan: en esta casa

no hizo falta otra mujer.

¿te sirvo?

yoselin: gracias por ser

tan lindo conmigo, por educarme,

por estar en las buenas

y en las malas,

por no tirar la toalla

y por cuidarme.

alan: no, hija,

gracias a ti por ser una buena

hija, pero basta de tantos

piropos que la comida

se nos está enfriando.

[música]

[música]

yoselin: me dijo la maestra que

tal vez me vayan a dar mención

honorífica al terminar

la escuela y también voy

a competir para ser la reina

de la prepa.

¿sabes?, me haces mucha falta,

te extraño tanto.

¿por qué te fuiste?,

¿por qué nos dejaste?

morenita, acuérdate de mí,

que no se te olvide lo que

te pedí desde niña,

que mi mamá vuelva la casa,

la extraño muchísimo.

[aplausos]

>> el tercero es para florencia.

[aplausos]

>> den un paso al frente, chicas

y entre estas dos hermosas

está nuestra reina

de la preparatoria que es...

¡yoselin montijo!

[aplausos]

>> la escuela te apoya,

yoselin.

como reina de la preparatoria,

tienes todo nuestro apoyo

en ese evento de concurso

en la televisora.

yoselin: muchas gracias.

>> no, no, no,

por los vestidos,

no te preocupes.

pon en alto a la escuela,

a tu nombre y tu padre,

haz lo tuyo,

gana ese concurso.

[aplausos]

>> hoy es la gran final,

hoy sabremos cuál de todas

estas hermosas participantes

portará la banda y la corona

del título la chica televisión.

ustedes, querido público

y televidentes,

a partir de este momento pueden

empezar a votar por sus

favoritas desde sus casitas.

ella es natalia.

nuestra siguiente participante

es brenda.

[aplausos]

ella es dalia.

[aplausos]

y por último, yoselin.

[aplausos, vitores]

>> las votaciones

están en curso,

usted y los jueces deciden

quién gana,

la ganadora será acreedora

a un premio económico,

firmará contrato para ser

protagonista de series

y telenovelas,

¿y por qué no?,

se va a ir europa, todo pagado.

les pido, por favor,

a las chicas que pasen

porque las queremos ver juntas

de nuevo.

un gran aplauso, por favor.

darío: ya llegué.

mireya: qué bueno.

¿cómo te fue la escuela?

darío: bien.

¿ya está la comida?,

muero de hambre.

mireya: sí, te hice

un caldito de pollo.

darío: ¿qué?, yo no quiero

eso.

mireya: ¿qué quieres?

darío: pídeme una hamburguesa

doble con mucho queso y mucho

tocino.

mireya: sí, mi amor

y te voy a pedir unas papas

fritas grandes.

>> el nombre de nuestra chica

televisión es...

yoselin montijo luna.

darío: mamá,

¿te sientes mal?

mireya: ella...

ella es tu hermana.

y él es tu padre.

[presentadora de tv] eso fue

todo por hoy.

que tengan una excelente tarde.

yoselin es

nuestra chica televisión.

muchísimas gracias.

>> yoselin, yoselin.

nos esperan, vamos.

yoselin: en serio, papá,

fue muy extraño el encuentro

con esa mujer, esa mirada.

estoy segura que esos ojos

eran los ojos de mi mamá.

darío: yoselin montijo.

yoselin: hola.

darío: claro,

como ya eres famosa,

no me reconoces.

soy yo, darío, tu hermano.

yoselin: ¿darío?

darío: sí, yo.

yoselin: a ver, ¿cómo se llama

mi mamá?, nuestra mamá.

darío: mireya luna,

tú yoselin montijo luna

y yo darío montijo luna,

¿alguna otra pregunta, creída?

yoselin: siempre he querido

saber de ti y de mi mamá.

hermanito, qué gusto verte.

darío: ya, ya, ya,

el otro día vino mi mamá

a buscarte...

como eres famosa,

te avergonzamos, ¿verdad?

yoselin: claro que no,

no lo supe, nunca supe que

vino mamá. ¿cómo está?

darío: enferma,

se acuerda mucho de ti.

hasta ese día que te vimos

en el concurso de televisión,

supimos de ti.

mientras tú lo tienes todo,

fama, dinero, popularidad,

nosotros...no tenemos nada,

vivimos en la pobreza,

así que si no nos ayudas

le voy a decir a toda la prensa.

yoselin: no, no me amenaces.

he querido saber tanto

de mi madre y de ti.

por favor, sólo espera

y me cambio rapidísimo.

por favor, espérame.

darío: ma,

te traje una visita.

mireya: hija.

yoselin: mamá, mamá...

mireya: mi niña,

no sabes cuánto deseaba verte.

te fui a buscar hace mucho

tiempo al departamento

de tu papá,

pero ya no vivían allí.

por favor...

perdóname, perdóname, perdóname.

yoselin: no tengo nada que

perdonarte, lo pasado

pasado es, ¿okay?

lo importante es que ahora...

le pedí tanto la virgencita

que me hiciera el milagro

de encontrarlos...

y ahora los tengo frente a mí.

nos vamos ahora mismo a mi casa,

vamos a preparar las maletas.

darío: sí.

yoselin: vamos, vamos,

mamita.

mireya: te amo.

yoselin: papá.

mira,

encontré a mi mamá

y a mi hermano y me los traje

a vivir a la casa.

[música]

[música]

alan: no quiero a esa mujer

en mi casa, no la quiero.

yoselin: papá, por favor,

es mamá, es darío, tu hijo.

alan: él no es mi hijo.

¿no le dijiste a yoselin

que nos abandonaste

por mi primo ismael y que darío

es su hijo?, ¿no le dijiste?

¡contéstame!

mireya: no, no se lo dije.

cometí grandes errores de los

que después me arrepentí.

tiene razón,

no tengo nada que hacer aquí,

los busqué, pero ya no vivían

ahí,

he vivido arrepentida

todos estos años.

te traté muy mal y tarde me di

cuenta.

por favor,

perdóname por lo que te hice.

y también perdóname por aceptar

venir a vivir a tu casa,

no debí.

darío y yo nos vamos

y les prometo que nunca más

nos volverán a ver.

alan: eso espero.

yoselin: no, no, no, esperen,

esperen.

te veo y no te reconozco,

me sorprende escucharte.

tú me educaste en el amor,

no en el odio,

en la esperanza, en la fe,

en la lucha constante

y no en el rencor.

alan: es cierto, hija,

perdóname.

sólo por mi hija te perdono

y tú, chamaco,

no tienes la culpa de nada.

pasen, adelante.

yoselin: ven, mamá,

pasen, pasen, pasen.

vengan arriba.

ven, ven.

esta es su recámara y lo que

necesiten ,no duden en pedirlo.

mireya: gracias.

yoselin: los voy a llevar

al médico para que los revise.

darío: conmigo no te metas, yo

no necesito la ayuda de nadie,

soy feliz así y no porque tengas

dinero y esta casota

vas a venir a meterte

en mi vida.

mireya: no le hagas caso,

lo mal eduqué, nunca le dije

nada, nunca le dije no.

yo lo eché a perder.

tengo miedo de que se enferme.

por favor, hija,

no lo dejes solo,

no me lo desampares.

yoselin: nunca lo voy a dejar

solo, te lo prometo.

mireya: esa mirada llena

de bondad, tan limpia,

esa mirada de hija

me hace sentir tan bien.

estoy tan cansada,

quiero dormir.

yoselin: descansa, vente,

ven, te ayudo.

ven, ven, ven.

mireya: gracias, mi amor.

yoselin: no sabes cúanto

deseaba este momento, ma,

no lo sabes.

>> vamos a tener que hacer

varios estudios para poder estar

seguros del diagnóstico.

darío: hágale todo lo que

le tengan que hacer a mi mamá

que al fin y al cabo aquí

mi hermanita tiene todo el

dinero para pagarle,

¿o no, hermanita?

yoselin: por los gastos

no se preocupe,

haga que mi mamá se sienta bien,

que mejore, se lo suplico,

por favor.

mireya: ¿qué tienes en contra

de tu hermana?,

ella está siendo muy buena

con nosotros en aceptarnos

en su casa, en darme

su perdón después de lo que

le hice a ella y a su padre.

darío: pero esas se las hiciste

tú, no yo,

yo no tengo porque besarle

los pies a esta ni a nadie.

mucho he sufrido por tu culpa,

mamá, me obligaste a vivir

en la miseria

siempre sufriendo, cuando ella

lo tiene todo.

me dejaste sin un padre,

fuiste muy egoísta

y siempre lo has sido.

mamá....

¡mamá!

yoselin: ve a buscar ayuda,

ve a buscar ayuda.

mamá, mamá.

¡darío, corre!

>> ya tengo los resultados

de los estudios.

yoselin: ¿qué tiene mi mamá,

doctor?

>> no les voy a mentir, me duele

mucho darles esta noticia,

su madre está muy grave.

tiene cáncer en fase terminal.

[música]

[música]

mireya: no quiero verlos llorar.

por favor,

quiero verlos felices ahora que

mi familia está completa.

quiero que lo poco que me queda

de vida,

seamos felices.

darío...

... perdóname,

te alejé de tu padre

como alejé a yoselin de mí,

te mal eduqué,

no supe ser una buena madre.

por favor, les encargo

a darío, no me lo dejen solo.

por favor, hija,

jura que nunca me lo vas a

abandonar.

yoselin: nunca lo voy a dejar

solo, te lo prometo.

mireya: creo en tu palabra

porque tu mirada de hija

lo dice todo.

qué tarde me di cuenta

de lo mucho que te amo,

perdóname.

yoselin: te amo, mamá.

alan: mireya,

gracias por haberme dado

a mi yoselin,

es el más grande tesoro.

mireya: qué tarde me di cuenta

que tú eres el amor de mi vida.

te dejé cuando a cada segundo

me demostrabas cuánto me amabas.

fui una tonta

y no supe apreciar lo que tenía

a mi lado.

estuve tan ciega.

[solloza]

gracias por su perdón.

mi familia...

al fin juntos.

yoselin: todos te daremos

una vida mejor.

te amo, te amo mucho.

darío: perdóname, mamá.

perdóname, hermana,

perdónenme, todos.

por favor, perdónenme.

no quiero que te vayas, mamá.

[llora]

yoselin: el pasado, pasado es.

todos cometemos errores y es

de humanos caer y levantarse,

recapacitar y pedir perdón,

pero también es de humanos

pensar las cosas antes

de actuar y dañar a los demás,

a nuestras familias,

a los hijos, a la pareja

y hacerlos infelices.

los padres tienen que ver

en sus hijos sus miradas

para saber lo que verdaderamente

sienten, lo que verdaderamente

sufren

porque los ojos

son el reflejo del alma,

porque todo lo dice

la mirada de hija.

[música]

Cargando Playlist...
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.