null: nullpx
Cargando Video...

La Rosa de Guadalupe - 'Los amores de la vida'

Univision29 Jun 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

televisa presenta...

iris: mi relación con felipe

está de lo mejor.

ya queremos casarnos

y tener nuestra familia.

no importa que digan

que somos demasiado jóvenes.

para el amor, no hay edad.

zaira: ay, sí...

a mí no me gustaría

casarme supergrande.

como mi prima sheila,

que tiene como 34 años.

ni novio tiene,

es la "forever alone".

alicia: los chavos no piensan

en matrimonio.

pero la verdad,

a mí sí me gustaría casarme.

y tener una fiesta de ensueño.

iris: sí, con un vestido

blanco, hermoso...

entrar a la iglesia

y ver a felipe

al pie del altar, esperándome.

ya quiero casarme,

es el sueño que quiero realizar.

zaira: yo también.

y ¿tú, alicia?

estás muy callada.

¿no quieres casarte?

alicia: no, mi novio y yo

estamos bien así.

además, somos muy chavas

para casarnos,

apenas tenemos 15 años.

iris: yo ya me siento

lo suficientemente madura

para casarme

y tener mi propio hogar.

claro que quiero tener hijos,

pero un poco más grande.

por ahora, solo quiero

estar con felipe.

alicia: ¿cómo sabes

que es el amor de tu vida?

iris: porque con él a mi lado

me siento feliz, estoy segura

de que es el amor de mi vida.

ay, imi amor!

qué increíble que viniste,

ya me sentía triste

de que no te iba a ver hoy.

felipe: sí, chiquita,

ya no tuve que acompañar

a mi papá con los proveedores.

así que me vine corriendo

para verte.

iris: [ríe]

zaira: hola, felipe.

nos vemos, amiga.

va a venir mi mamá por nosotras

y le vamos a dar

un aventón a alicia.

iris: adiós.

felipe: ay, qué fiadita

es tu amiga, apenas si sonreí.

mira, mi amor,

te traje estas flores.

para que te acuerdes de mí.

iris: eres un lindo.

felipe: bueno,

pues vámonos al carro

para que te lleve a tu casa.

y mientras, me platicas

cómo te fue en la escuela, ¿eh?

iris: va, pero primero vamos

al parque por un helado, ¿sí?

mira esa nube,

se parece a una casita.

como en la que vamos a vivir.

felipe: se me hace eterno

el tiempo cuando

no estoy contigo.

por eso ya quiero

que nos casemos,

para vivir contigo y...

ver tu cara al despertar.

iris: apenas puedo

esperar para eso.

ya más o menos he estado

sondeando a mis papás,

y estoy segura que en cuanto

se los diga, me van a apoyar.

porque ellos saben

que tú eres mi felicidad.

es más, hoy que va

mi abuela a la casa,

voy a aprovechar para decirles.

>> me encanta venir

a cenar con ustedes.

siempre es delicioso degustar

los alimentos en familia.

y platicar.

sandra: ajá, sí, mamá.

a nosotros también

nos gusta mucho que vengas

y, como bien lo dices, platicar.

porque hoy en día,

hay quienes están en la mesa

con los celulares.

y ya ni siquiera

se comunican ni nada.

iris: mamá, tú sabes

que lo de hoy es la tecnología.

sandra: ay, y hablando

de tecnología, ¿sabes qué?

creo que mi celular

está en la recámara.

mejor voy por él, porque luego

ya ves que me habla tu papá,

para avisarme

que viene para acá.

¿les encargo la mesa, por favor?

>> claro que sí, claro que sí.

iris: oye, "abue", y...

¿tú, como a qué edad te casaste?

>> uh, yo me casé

como a los 15 años.

la misma edad

que tú tienes ahora.

mi primer y único novio

fue tu abuelo... y, la verdad,

no necesite conocer más.

porque yo sabía que él

era el hombre de mi vida.

¿por qué la pregunta, hijita?

iris: bueno,

es que a mí me está pasando

algo muy parecido, "abue".

estoy profundamente enamorada

de mi novio felipe.

y él y yo estamos pensando

en que nos gustaría

vivir juntos.

>> ¿no te parece que estás

muy chica para pensar en eso?

los tiempos de ahora

son distintos.

iris: no, abuela,

yo sé que es el momento.

y te quiero pedir, por favor,

que me apoyes, porque hoy quiero

hablar con mis papás sobre eso.

>> no sé, hija,

no sé qué decirte, me parece

que te estás precipitando.

solo tienes 15 años.

iris: los mismos que tú tenías

cuando te casaste.

y fuiste muy feliz

con mi abuelo.

además, para el amor,

no hay precipitaciones.

pedro: qué deliciosa

te quedó la pasta, mi amor.

sandra: a los tres quesos,

como te gusta, amor.

además, esta es receta

de mi mamá, ¿eh?

>> pero la alumna

ya superó a la maestra.

y te sale mucho mejor que a mí.

me gusta que mi hija

te consienta,

así como tú la procuras a ella

y a mi nieta, pedro.

pedro: son todo para mí.

iris: yo también quiero tener

una familia así,

y atender a mi esposo.

y ya que estamos

tocando el tema,

quiero hablar con ustedes.

>> no, no me parece prudente.

iris: no, "abue",

este es el mejor momento.

bueno, como ustedes ya saben,

estoy muy enamorada

de mi novio felipe.

y él y yo nos queremos casar.

pedro: ¿qué, estás loca o qué?

¿o es que estás embarazada?

iris: iclaro que no, papá!

no estamos tomando esta decisión

porque nos hayamos

precipitado en algo,

o porque necesitemos casarnos.

simplemente,

queremos estar juntos,

vivir juntos.

pedro: pues no, no me parece

que estén haciendo lo correcto.

y te pido, te exijo

que termines esa relación.

y vamos a seguir cenando,

pero en silencio.

y este tema se acabó.

iris: mamá, por favor,

apóyame en esto.

estoy segura de mis sentimientos

y de lo que quiero

para mi futuro.

sandra: no, de ninguna manera

voy a apoyar esa locura.

yo estoy de acuerdo con tu papá.

estás demasiado joven para tomar

una responsabilidad tan grande

como lo es el matrimonio.

iris: pero yo estoy lista,

mamá...

además, mi abuelita se casó

a la misma edad que tengo yo.

>> sí, sí, hija,

pero también te aclaré

que eran otros tiempos.

tu mente ahora debe de estar

puesta en los estudios,

en tus amigas, en divertirte.

disfrutar de la vida

y de tu juventud... no en todo

lo que implica un matrimonio.

sandra: sí, amor, mira,

tú piensas ahora que estar

casada es muy fácil, y que todo

es miel sobre hojuelas.

pero no, no es así.

es un compromiso muy fuerte

para una chica de 15 años,

que apenas está

comenzando a vivir.

iris: no, mamá, ¿sabes qué?

yo amo a felipe,

y me voy a casar.

sandra: [suspira]

¿cómo estás, felipe?

felipe: muy bien, y ¿usted?

sandra: bien, gracias, adelante.

qué bueno que vienes.

mira, aprovechando que mi hija

se fue a su clase de natación...

bueno, pues quiero hablar

contigo en privado.

para que nos entendamos

de manera adulta y madura.

y te digo adulta porque pues,

ya iris nos platicó

que se quieren casar.

felipe: sí, así es,

señora sandra.

yo amo a iris y estoy muy seguro

de que quiero casarme con ella.

sandra: bueno, muy bien.

pero dime, ¿ya pensaste

con qué la vas a mantener

y dónde van a vivir?

felipe: pues ya estoy trabajando

con mi papá... como usted sabe,

tenemos tres zapaterías.

y yo trabajo ahí.

sandra: ah, bueno.

entonces, tus papás ya están

enterados de esto, ¿no?

felipe: no, no, aún no.

pero ya les iba a decir.

sandra: pues entonces me parece

que tiene que enterarlos a ellos

antes de que sigas

alborotando a mi hija.

mira, tú tienes el permiso

de que sean novios, felipe.

así que te pido, por favor,

que no faltes a la confianza

que te hemos dado.

ustedes tienen que pensar

las cosas antes.

todo va a llegar

a su debido tiempo.

felipe: sí, señora sandra.

le prometo que lo vamos

a pensar... pero yo estoy seguro

que iris es el amor de mi vida.

y resultó que cuando

les dije a mis papás,

se molestaron muchísimo.

es más, ya ni siquiera puedo

trabajar en las zapaterías.

porque me dijeron que si eso

servía para que nos casáramos,

entonces, ya no me iban

a apoyar.

iris: [suspira]

felipe: ¿qué tienes, amor?

no has dicho

ni una sola palabra.

iris: pienso que, tal vez,

nuestros papás tienen razón.

que tenemos que esperar.

claro que me gustaría

casarme contigo ya, pero...

creo que podemos esperar.

de todas maneras,

nuestro noviazgo va a seguir.

no vamos a quitar el dedo

del renglón porque tú y yo

somos el uno para el otro.

felipe: sí, amor, tienes razón.

y así nos evitamos problemas

con nuestros papás.

y cuando vean que nuestra

decisión sigue siendo firme,

tendrán que aceptar.

iris: [asiente]

y, total,

pensé que porque a mis papás

les caía bien felipe,

me iban a apoyar.

y resultó que no.

así que vamos a tener

que esperar para casarnos.

alicia: quizás sea lo mejor.

yo, si pudiera,

no me casaba nunca.

iris: ¿tuviste algún problema

con tu novio?

alicia: no...

iris: yo no voy a quitar

el dedo del renglón,

y les juro que me voy

a terminar casando con felipe.

y ¿tú, por qué tan pensativa?

no nos digas que tampoco

te quieres casar con mark.

zaira: yo sí quiero

casarme con mark.

pero no les he dicho nada

a mi papás porque yo sé

que ellos no me van a entender.

iris: pero eso no lo vas

a saber hasta que no

les digas la verdad.

zaira: pues sí,

voy a tener que decirles.

me urge casarme,

porque estoy harta de vivir

con mis odiosos hermanos.

y de estar en esa casa

que me ahoga.

alicia: y ¿mark también quiere

casarse contigo?

zaira: ay, claro.

solo que lo voy a presionar

un poco, para que vaya

a hablar con mis papás.

hoy lo voy a ver.

me voy a escapar

a la hora de clases.

alicia: qué bárbara,

eso sí es amor.

que ni los muros de la escuela

se interponen entre tú y mark.

zaira: amor, espérate,

vamos a platicar.

mark: ay, luego platicamos.

mientras, vamos a disfrutar,

¿sí?

zaira: [gime]

no me has dicho

si me vas a cumplir o no.

ya habíamos hablado

que nos íbamos a casar.

mark: te vuelvo a decir que sí.

tú sabes que yo

me quiero casar contigo.

¿acaso no crees que te amo?

¿que eres la mujer de mi vida?

zaira: sí, sí te creo.

solo que ya quiero

que hables con mis papás.

mark: nena, no se ha presentado

la oportunidad.

pero te prometo que voy a ir

lo antes posible.

zaira: bueno, pues hasta que eso

no ocurra, entre tú y yo

no va a haber nada de nada.

lourdes: ¿quién va a querer

más enchiladas?

luis: ya no, ma.

además, ya se nos hace tarde

para el entrenamiento de "fut".

zaira: oye, tarado,

¿qué te pasa?

ma, diles algo.

lourdes: está jugando,

no exageres.

zaira: siempre es lo mismo.

mis hermanos me pegan

y tú no les dices nada.

espero que lo que te voy a decir

sí tenga tu apoyo.

lourdes: ¿de qué se trata?

zaira: quiero que me eches

la mano, porque me voy

a casar con mark.

lourdes: ja, si apenas

tienes 15 años.

una cosa es que te haya dado

permiso de tener novio,

allá donde tu padre

no los viera.

y otra, que me vengas

con estas tonterías.

zaira: y ¿qué tiene?

¿quieres que me quede aquí

donde mis hermanos y mi papá

me pegan y tú ni me haces caso?

lourdes: mira, chamaca tarada,

las cosas no son tan fáciles

como tú crees.

ni creas que yo voy a interceder

con tu papá, ¿eh?

porque además de pegarte a ti,

me va a pegar a mí,

y eso sí que no.

zaira: qué mala eres, mamá.

en lugar de apoyarme

porque soy tu hija--

lourdes: ya, cállate, zaira.

ya te dije que no te voy

a apoyar en semejante babosada.

y fin de la discusión.

zaira: hola, papito,

te estaba esperando porque...

quiero hablar contigo.

>> y ¿no pudiste hablar

con alguien más?

¿por ejemplo, tu madre,

que siempre está

todo el día aquí?

¿por qué me tienes

que fregar a mí?

zaira: es que mi mamá

no me hizo caso, papito.

trata de comprenderme.

>> está bien, ¿qué hiciste?

zaira: no, no he hecho nada.

solo quisiera que viniera

mi novio a platicar contigo.

>> ¿novio... qué novio?

zaira: ay, papá, como cualquier

chava de 15 años, tengo novio.

>> tú lo que tienes que hacer

es concentrarte en tus estudios,

que para eso me mato trabajando.

en lugar de estar pensando

en tus novios.

zaira: es que él le quiere

pedir mi mano.

>> ¿estás loca?

zaira: no, no, no.

pero si aquí nadie me pela,

no veo por qué se niega.

>> no quiero que me estés

molestando con tus e---,

¿entendido?

ilourdes!

lourdes, ven para acá.

lourdes: dime, mi amor.

>> ¿ya escuchaste lo que esta

mocosa me está diciendo?

que se quiere casar.

¿es así como la vigilas?

zaira: pero, papito...

>> icállate!

no quiero que me vuelvas

a faltar el respeto

de esa manera.

y tú, venme a hacer de cenar.

sirve de algo.

zaira: pues mi papá no quiso

escuchar nada del tema.

¿qué vamos a hacer, mark?

mark: [suspira]

es más a mi favor

para que tengamos relaciones,

nena... si te embarazo

y tenemos un hijo,

nos vamos a poder casar.

ay, ya no hay que pensarlo más,

hagamos el amor, ¿sí?

¿qué dices?

zaira: no sé...

mark: ¿a poco no quieres tener

un hijo mío?

tanto me has dicho

que nos casemos... pues ya

te estoy dando una solución.

zaira: está bien.

quiero casarme contigo,

y un hijo va a ser

la mejor prueba de nuestro amor.

¿qué hacías en mi recámara?

luis: agarré tu cargador.

ahora, quítate, tarada.

zaira: no puedes entrar así

a mi recámara.

dame mi cargador.

luis: y si no, ¿qué?

zaira: le voy a decir a mi papá.

>> [ríe]

como si te hiciera mucho caso.

enséñale quién manda, luis.

zaira: [gime]

luis: ¿quieres más?

y ahora, este cargador es mío.

vámonos.

zaira: pero algún día,

me voy a ir de esta casa.

se los juro.

hola.

mark: hola.

zaira: llegó el momento

de decirles a mis papás

que nos vamos a casar.

estoy embarazada.

mark: [ríe]

y yo estoy contigo, nena.

iun hijo!

zaira: ya nada va a impedir

que nos casemos.

>> te tardas,

ya me tengo que ir.

luego mi jefe empieza

con sus cantaletas de siempre.

zaira: qué bueno que estás

en casa, papá, porque tengo

algo muy importante que decirte.

>> ahora no, zaira.

lo que tengas que decirme,

no me interesa.

zaira: claro que te interesa,

porque ya no vas a poder

oponerte a que me case.

estoy embarazada, voy a tener

un hijo y me tengo que casar.

>> ¿cómo pudiste?

zaira: [gime]

>> ieres una cualquiera!

lourdes: no, por favor,

no le pegues, es una niña.

además, está embarazada.

>> ¿una niña?

una niña no hace lo que hizo

tu hija... y tú tienes la culpa.

¿así es como la educas?

lourdes: ino, no--!

[grita]

luis: vámonos, vámonos.

>> [gime]

lourdes: [llora]

zaira: ay...

luis: y aquí te quedas, e---

por tu chistecito,

mi papá le pegó a mi mamá.

eres una cualquiera.

zaira: cállate, no me importa

lo que ustedes digan, los odio.

muy pronto, me voy a ir

con el padre de mi hijo.

>> ay, sí, me voy a ir

con el padre de mi hijo.

eso está por verse, tarada.

a ver si no te dejan

con el paquete.

zaira: [llora]

pero muy pronto... muy pronto

me voy a ir de esta casa.

[gime]

mark: el papá de mi novia

va a venir a hablar con ustedes.

omar: y ¿qué tiene que venir

a decirme ese señor?

mark: pues... que me tengo

que casar, porque la embaracé.

omar: ¿que hiciste qué?

pero iqué e---!

de ninguna manera voy a dejar

que cometas semejante tontería.

julia: ay, mi vida,

no puede ser que hayas

embarazado a esa muchachita,

habiendo tantos anticonceptivos.

omar: isiempre te dije

que te protegieras!

mark: pero, papá,

yo amo a mi novia

y queremos estar juntos.

omar: ¿embarazaste a tu novia

por gusto y con la intención

de casarte con ella?

mark: sí, papá.

omar: eres un i---

julia: no voy a dejar

que maltrates a mi hijo.

omar: pues tu hijo es un i---

mira nada más en el problema

en el que está metido.

no va a haber boda ni nada.

mark: mi papá se puso

como dragón, no va a permitir

que nos casemos.

deberías haberlo visto, nena,

hasta me pegó.

zaira: a mí también

me fue muy mal

con mi papá y mis hermanos.

quieren ir a hablar con tu papá,

y más te vale que me cumplas.

porque mi vida aquí

es un infierno.

mark: sí, nena.

yo sigo manteniendo muy firme

que me quiero casar contigo.

te amo.

zaira: y yo a ti, mark.

por favor, tienes que sacarme

de aquí, por favor.

>> ya estará al tanto

de la situación.

omar: así es,

mi hijo ya nos lo comentó.

luis: pues queremos que mark

se case con mi hermana.

no la va a dejar así.

>> cállate, luis.

esto lo tengo que arreglar yo.

es a mi hija a quien deshonró

este muchachito.

omar: de ninguna manera,

no lo voy a permitir.

julia: mi hijo está muy joven

para destrozar su vida

casándose.

>> ah, ¿sí?

pues su hijo tendría que haberlo

pensado antes de embarazarla.

a mí no me interesa,

pero le tiene que cumplir.

omar: mark no se puede casar.

la ley ya prohíbe que dos

menores de 18 años se casen.

así que, aunque usted quiera,

no se pueden casar.

>> eres una e---

ni siquiera pudieron

planear bien las cosas.

zaira: ¿qué, qué te dijeron

los papás de mi novio?

>> tu novio es un agachón

que se quedó callado.

hasta son i---, porque ahora

no se van a poder casar.

porque la ley lo prohíbe.

vas a ser una madre soltera,

por e---

[gime]

zaira: [llora]

mark: ey, ¿qué te pasa?

luis: eres un cobarde,

pero de esta no te escapas.

te vamos a enseñar

a que de mi hermana

no te burlas.

>> ¿crees que puedes

embarazar a mi hermana

y dejarla así, nada más?

mark: miren,

yo no quiero problemas.

luis: ya los tienes, tarado.

>> ey, ¿qué pasa?

eh, espérate, ¿qué hacen aquí?

¿por qué quieren golpear

a un alumno de esta escuela?

métete y llamen a tus papás.

>> uy, la nena.

tienes que escudarte

atrás de un maestro,

porque no te puedes defender

como hombre.

>> o se van de aquí,

o llamo a la policía.

luis: ya nos encontraremos,

cuando no tengas nanas

que te cuiden.

[suspira]

omar: ya llegué, julia.

¿por qué tienen esa cara

de mortificación?

julia: tuve que ir

por mark a la escuela.

porque los salvajes

hermanos de zaira

quisieron pegarle a mi hijo.

hay que hacer algo, omar,

no sé, levantar una denuncia.

no sé, algo.

mark: ya te dije que zaira

no tiene nada que ver, mamá.

además, está esperando

un hijo mío.

omar: a ver, a ver, a ver.

a mí no me importa

tu dizque novia ni ese hijo

que está por venir.

que para nada es mi nieto.

mark: es mi hijo, papá.

omar: qué necedad la tuya.

que no lo es, y se acabó.

así que lo mejor va a ser

que te mandemos al extranjero,

para que te olvides

de esa familia.

julia: ay, hijo...

con todo el dolor de mi corazón,

te vas a tener que ir de aquí.

omar: así te olvidas

de esa niña y de ese hijo,

que nunca existieron.

¿entendiste?

[llaman a la puerta]

sandra: hija,

¿otra vez llorando?

te traje tus verduras,

que tanto te gustan.

iris: gracias, ma.

perdón, pero me duele mucho

no poder casarme con felipe,

cuando yo lo amo.

sandra: ay, hija, felipe y tú

siguen siendo novios.

están disfrutando

de su noviazgo, ya llegará

esa etapa a sus vidas.

así que no te precipites,

porque para todo hay tiempo.

por favor, iris, tenme confianza

cuando te digo que todas estas

son pruebas que necesitan

los dos para saber

si su amor es realmente fuerte.

mira, yo te prometo

que en cuanto ustedes estén

más grandes y decidan casarse,

yo voy a ser la primera

en apoyarlos.

iris: ¿de veras, ma?

sandra: sí, claro que sí, hija.

ya ves cuántos problemas

ha tenido tu amiga zaira

por forzar un matrimonio.

iris: sí, la muy tonta

se embarazó.

y te quiero confesar

que en algún momento,

felipe y yo pensamos

que si lograba embarazarme,

ustedes nos iban

a dejar casarnos.

sandra: no, hija,

traer un hijo al mundo es

una responsabilidad muy grande.

y lo único que iban a provocar

es destrozar sus vidas.

y al final,

¿de qué le sirvió a zaira?

no se pudo casar con mark,

porque hay leyes.

que ya existen,

justo para protegerlos.

para que ustedes

no tomen decisiones

que echen a perder sus vidas.

iris: [asiente]

es que es muy difícil aguantarse

cuando se ha encontrado

el verdadero amor.

sandra: pues sí,

eso piensas ahora.

pero con el tiempo, si tu amor

es verdaderamente fuerte,

pues va a crecer

y felipe va a estar a tu lado.

y si no lo es,

poco a poco se va a ir alejando,

porque pues así es la vida.

a tu edad, sus relaciones

no son definitivas, hija.

por favor, créemelo.

iris: claro que te creo.

y voy a hacerte caso en todo,

gracias por tus consejos.

y gracias porque, sin ti,

yo ya hubiera tomado

un rumbo equivocado.

sandra: mm, mi niña.

ten tus verduras.

>> escuché lo que le dijiste

a mi nieta.

y es el mejor consejo

que le pudiste dar.

sandra: qué difícil educar

a los hijos en estos tiempos,

mamá.

>> en todas las épocas

ha sido difícil, lo importante

es mantener una comunicación

sincera y llena de amor

con nuestros hijos.

para que no tomen

decisiones equivocadas.

sandra: sí, cada día le pido

a la virgencita de guadalupe

que me dé sabiduría.

para poder guiar a mi hija

y darle el mejor consejo.

para hacerle entender

que pues para todo hay tiempo.

todo tiene su tiempo

debajo del sol.

y, para ella, aún no ha llegado

el momento de casarse.

que pueda entender

que está muy joven y a esa edad

no hay amores de la vida.

zaira: [suspira]

soy una tonta,

ya me desgracié la vida.

tendré que seguir

viviendo en mi casa,

solo que ahora con un hijo.

ustedes no vayan a embarcarse,

y mírenme a mí.

iris: nada ganas

con estarte reprochando.

ahora, solo te queda salir

adelante con tu hijo.

zaira: y ahora ya no sé

nada de mark, y ya me quedé

sola con este problema.

por eso, ten mucho cuidado

con tu novio.

alicia: yo no tengo novio.

iris: no nos habías dicho.

zaira: pues para haber

terminado una relación,

lo manejas muy bien.

¿por qué no te hemos

visto triste?

alicia: es que casi

no nos veíamos.

voy a la cooperativa

por más verduritas,

tengo mucha hambre.

ahorita las veo.

zaira: sí.

qué rara está alicia,

¿no te parece?

iris: siempre ha sido callada,

pero oculta algo.

mario: hija,

qué bueno que llegas.

dame tu mochila.

ve a cambiarte,

porque ya vamos a comer, ándale.

¿qué crees, hija?

tu madre preparó esos chiles

rellenos que tanto te gustan.

alicia: no quiero comer, pa.

tengo mucha tarea,

coman ustedes.

justina: no, mi hijita.

hoy viene a comer

tu novio, isaías.

y tienes que estar lista,

porque no tarda en llegar.

alicia: mamá, yo no sé...

mario: hija,

ya escuchaste a tu mami.

andale, ve a cambiarte.

nosotros somos tus padres

y sabemos lo que es mejor

para ti, ándale.

justina: ponte guapa,

para que deslumbres

con tu lindo rostro a tu novio.

a leguas se nota

que está loco por ti.

alicia: ay, virgencita.

yo, simplemente,

no estoy convencida de nada.

me gustaría tanto

no sentirme atada de manos.

solo quiero disfrutar

de mi juventud

y de las diversiones de mi edad.

justina: ialicia, hija,

ya llegó tu novio!

don isaías, pase, por favor.

ay, no se hubiera molestado,

pase usted, pase usted.

isaías: no me llames "don",

justina, me haces sentir viejo.

solo dime isaías.

al fin, ya vamos a emparentar.

justina: tienes razón, isaías.

ay, me encanta que tengas

estos detalles conmigo.

mira nada más,

me trajiste mi jamón serrano

que tanto me gusta, para hacerme

mis "baguettes" a la española.

mario: toma asiento, isaías.

¿me acompañas con una cerveza?

isaías: claro, mario.

mario: permíteme, permíteme.

isaías: oye, por cierto,

¿dónde está mi novia?

justina: ay, ya, ya viene.

lo que pasa es que se está

poniendo muy guapa para ti.

ialicia!

isaías: mi amor...

qué bonita estás.

mira, te traje estas flores,

aunque tu belleza las opaca.

quiero que tus padres

sean testigos

del gran amor que te tengo.

y con este anillo...

quiero pedirte

que seas mi esposa.

mario: hija, contéstale.

isaías está esperando

una respuesta.

alicia: sí, don isaías.

sí, acepto casarme con usted.

isaías: [ríe]

ya te he dicho

que no me digas "don".

dime isaías, o mejor aún,

dime "mi amor".

mario: ibravo, bravo, hija!

[ambos aplauden]

alicia: [llora]

iris: amiga, ¿por qué lloras?

alicia: por nada.

zaira: por nada no se llora.

a nosotras no nos engañas,

tú tienes algo, ya suéltalo.

alicia: no les había dicho

que sí tengo un novio.

lo estoy ocultando

porque es un viejo.

yo no quiero casarme con él,

pero mis papás insisten.

porque es el abarrotero

de la colonia

y tiene mucho dinero.

les parece que va a ser bueno

para mí.

iris: pero ¿cómo va a ser bueno

para ti casarte con un viejo?

eso no está bien, amiga,

tienes que rebelarte.

zaira: no te cases,

no cometas ese error.

ahora, el matrimonio

para menores está prohibido

por las nuevas leyes.

ya no tienes que casarte

con ese viejo horrible.

a la salida nos vamos a mi casa,

para que mi mamá nos ayude.

pero ya no llores,

tú no estás sola.

alicia: [llora]

iris: y entonces,

los papás de alicia

la quieren casar con un viejo.

zaira: sí, dicen que es lo mejor

para ella solo porque ese tipo

tiene dinero y les da regalos

a sus papás.

alicia: yo no quiero casarme.

pero ya hasta me pidió

matrimonio delante de mis papás.

y hasta me dio un anillo

de compromiso.

sandra: no, bueno,

apenas puedo creer

lo que me están contando.

me indigna que te quieran casar

con un hombre mayor.

¿sabes qué?

yo tengo que hablar

con tus papás y explicarles

que no te pueden casar.

tienen que estar conscientes

que lo que pretenden

hacer contigo es un delito.

mira, mejor vamos ahora mismo

a tu casa, ¿sí?

zaira: yo me quedo en el camino,

porque ya me tardé y, si no,

me van a regañar.

ahorita me traen muy cortita.

pero luego me cuenta.

sandra: bueno, de acuerdo,

vámonos, chicas.

alicia les contó a sus amigas

lo que ustedes pretenden

hacer con ella, y vinieron a mí.

en busca de ayuda,

porque no quiere casarse

con un hombre mayor.

por eso es que estoy aquí.

para convencerlos, señores,

de que no deben determinar

el futuro de su hija solamente

por intereses económicos.

pasando por encima

de lo que es correcto

y de la felicidad de ella.

mario: mire, señora,

lo que ocurra aquí en mi casa

es incumbencia solamente

de los que vivimos aquí.

iusted no tiene por qué meterse!

sandra: no le hagan esto

a su hija, ella es muy joven

para tener sobre sus hombros

la responsabilidad

de un matrimonio.

cuando ella, ahorita,

debe pensar en estudiar,

en gozar de sus amigas,

de su juventud.

justina: alicia es mi hija.

y sobre ella mandamos nosotros,

que somos sus padres, y punto.

ilargo de mi casa!

sandra: si ustedes insisten

en casar a su hija,

voy a tener que denunciarlos.

porque también el querer casar

a una hija menor de edad

es una forma de trata

de blancas, señora.

mario: usted a nosotros

no nos viene a amenazar

aquí a mi casa, ¿eh?

vieja metiche,

yo no le tengo miedo.

voy a casar a alicia

porque es mi hija.

y se me larga ahorita mismo,

io le rompo la cara!

[música]

[música]

sandra: sí, me voy.

pero esto no se va a quedar

así nada más.

ya veremos lo que dicen

las autoridades cuando sepan

lo que ustedes quieren hacer

con su propia hija.

justina: iváyase!

iantes de que mi marido

le parta la boca a golpes!

sandra: no te preocupes,

yo te voy a ayudar, alicia.

como lo haría una buena madre

por su hija, yo te voy a ayudar.

mario: vamos, fuera.

[balbucea]

sandra: isuélteme!

mario: ilargo de mi casa!

ivámonos, y no regrese!

sandra: pero no puede permitir

que pasen por encima

de los derechos de la menor,

agente, eso también

es una forma de trata de blanca.

iris: agente, no permita

que casen a mi amiga

con un viejo.

>> su denuncia ya fue levantada

y vamos a actuar

conforme a derecho.

ya está prohibido

que los menores

contraigan matrimonio,

a fin de garantizarles

un mejor desarrollo.

y se privilegie la madurez

y el libre consentimiento.

sandra: claro.

justina: y ahora que venga

isaías no hay que contarle nada

de lo que pasó

con la vieja esa.

mario: ajá, ya le puse

un correctivo a alicia.

para que se le quiten

las ganas de andar hablando

de lo que no debe

con otras personas.

[llaman a la puerta]

[suspira]

a ver si no es esa vieja, ¿eh?

porque, si no,

ahorita sí la mando

de una patada a su casa.

>> ¿el señor mario flores

y la señora justina almazán

de flores?

mario: sí, somos nosotros.

¿qué quieren?

>> nos van a tener

que acompañar.

por una denuncia que interpuso

la señora sandra alamos,

por querer transgredir

los derechos de una menor.

y acusados por trata de blancas.

mario: no, no, no, no.

¿qué les pasa, eh?

yo no soy un delincuente.

vayan y agarren

a los verdaderos delincuentes.

>> illévenselos!

mario: ¿cómo?

no... isuéltenme!

>> llévenselos,

vamos, llévenselos.

alicia: no, no se lleven

a mis papás, no...

>> señora...

sandra: ven, ven...

alicia: [llora]

sandra: ya, ya, ya, tranquila...

alicia: [llora]

sandra: todo va a estar bien,

tranquila.

>> recientemente, se hicieron

reformas al código civil

en materia de la edad

para contraer matrimonio.

donde se prohíbe a los menores

de edad que se casen.

intentar que las niñas se casen,

también es una forma

de violencia contra ellas.

con la reforma,

se trata de evitar

que los padres o familiares

intenten casar a una menor

con un adulto para su beneficio

propio y económico.

si insisten en el matrimonio

de la menor, se puede configurar

como delito de trata.

mario: ella nos dijo

solamente una vez

que no quería casarse, señor.

>> con eso bastaba, señor,

para que usted

hubiera respetado su voluntad.

alicia: yo no quiero

que mis papás vayan a la cárcel.

solamente no quiero casarme

con don isaías.

justina: señor juez...

nosotros le pedimos

una oportunidad

para nuestra familia.

ya entendimos que no debemos

obligar a nuestra hija

a casarse, porque no está

en edad para esas cosas.

perdónanos, hija.

solo queríamos conseguirte

un novio que te garantizara

un buen futuro.

sin entender que estábamos

sacrificando tu juventud

y felicidad.

>> les daré una oportunidad.

van a tener la supervisión

de una trabajadora social,

que determinará

en los siguientes seis meses

si se ha protegido

y privilegiado

el derecho de la menor.

si no es así, se les acusará

de trata de personas.

justina: bueno...

felipe: dejamos pasar el tiempo

y nuestro amor

se hizo más fuerte.

ha sobrepasado el tiempo y...

y el impedimento que hubo

en algún momento

para poder casarnos.

pedro: sí, ahora sí,

ya maduraron, y ya están listos

para poder casarse.

felipe: terminé mi carrera

de contabilidad

y trabajo con mis papás.

ahora sí ya tengo un futuro

que ofrecerle a iris.

[ambas ríen]

felipe: iris, mi amor,

aquí, frente a nuestros padres,

quiero pedirte que...

que te cases conmigo.

iris: [ríe]

claro que quiero

casarme contigo.

felipe: te amo.

iris: yo más.

sandra: bravo.

[todos aplauden]

sandra: así, sí vale

la pena esperar.

me da mucho gusto

que el de ustedes

fue un amor de la vida.

salud, familia.

[todos] salud.

sandra: hija, gracias.

[todos] salud.

sandra: en 22 estados

de la república mexicana,

incluyendo la ciudad de méxico,

está prohibido que menores

de 18 años se casen,

para que no sean

víctimas de trata

y tengan un desarrollo pleno.

gracias a esto, se privilegian

los derechos del menor

a tener una escuela

y un futuro mejor.

estas iniciativas

deben de contar

con nuestro apoyo.

porque somos un país

que desde hace

muchísimas décadas,

de 10 mujeres

menores de 18 años,

cuatro tenían que casarse

por embarazarse tempranamente.

eso se debe acabar,

y no hay nada mejor

que la comunicación

entre padres e hijos.

y ustedes, los jóvenes,

tienen que saber esperar.

tomar en cuenta que el tiempo

es justamente la mayor prueba

para saber si existen...

"los amores de la vida".

[música]

>> ♪ desde el cielo

una hermosa mañana

desde el cielo

una hermosa mañana

la guadalupana, la guadalupana

la guadalupana bajó el tepeyac

juan diosito, la virgen le dijo

juan diosito

la virgen le dijo ♪

Cargando Playlist...