null: nullpx
Cargando Video...

La Rosa de Guadalupe - 'La última flor del asfalto'

10 Jul 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta...

[música bailable]

javier: tenoch sí se sabe mover.

>> porque es un "freguetas",

mi javi.

por eso es el jefe de la banda.

javier: algún día voy a ser

como él, así de valedor,

ya lo verás.

>> carnal, carnal,

ahí vienen los de la calle ocho.

tenoch: ¿qué?

paren la rola, paren la rola,

párenla, párenla.

los de la ocho quieren invadir

nuestro territorio.

¿qué onda? ¿los vamos a dejar?

todos: no.

tenoch: vamos a enseñarle

a esos gandallas quiénes son

los que mandan, ¿ok?

todos: sí.

javier: vamos a darles con todo

para que no les queden ganas

de entrar a nuestro territorio.

tenoch: esa voz me agrada, javi.

les vamos a enseñar

quiénes son los jefes.

métanse, métanse, chavas,

métanse, métanse.

todas: [gritan]

tenoch: ¿qué se les perdió

o qué?

basilio: quien va a perder

los dientes eres tú

por andar pidiendo derecho

de piso a un lado

de mi territorio.

tenoch: eso lo puedo hacer

porque la colonia es nuestra,

¿ok?

y lo entienden

porque lo entienden.

[sirenas]

javier: ¡retirada! ¡retirada!

aurelio: ¿sabes?

lo mejor de esto es

cuando estamos así juntitos.

se me olvida la estudiada,

la chamba, solo por estar

contigo.

susy: ¿y vas a pensar

lo mismo cuando ya esté

viejita y toda arrugada?

aurelio: te voy a amar

mucho más.

eso sí, vas a ser

una viejita muy guapa

y toda una profesionista.

susy: eso sí, porque ya habré

estudiado mi carrera.

>> ¿susy?

hija, ¿no ha llegado javi?

susy: no, ma, no lo he visto

en todo el día.

>> ese hermano tuyo

va a sacarme canas verdes.

ve lo tarde que es

y no regresa de la escuela.

aurelio: si quiere, nosotros

lo vamos a buscar.

>> ¿me harían ese favor?

susy: claro que sí, ma.

todo con tal de verte

tranquila.

>> gracias.

susy: ¿vamos?

aurelio: vamos.

susy: en serio que mi hermano

se pasa al darle

estas preocupaciones a mi mamá.

pero nada más deja que lo vea.

aurelio: me enteré que iba

a haber una fiesta

a unas cuadras,

puede ser que esté ahí.

susy: no dudo que esté

con el tenoch,

ya ves que lo tiene idiotizado.

por más que le digo

que se aleje de mi hermano,

nomás no.

justo a ti te estaba buscando.

mira nada más cómo vienes.

javier: los de la ocho

comenzaron toda la bronca,

si ya sabes cómo son.

yo no sé por qué sigues

de novia con uno de ellos.

aurelio: a ver, sí vivo ahí,

pero yo no soy como basilio

y su banda, ¿eh?

susy: no estamos hablando

de aurelio, sino de ti.

javier: ay, ya no empieces

a sermonearme que tú

no eres mi jefa.

mejor me voy para la casa.

susy: no, no, ni creas

que vas a llegar

todo descalabrado con mi mamá.

aurelio: lo podemos curar

en mi casa.

javier: yo no voy a ir

a tu territorio.

susy: no es que quieras, ¿eh?

con todos los problemas

que das, ¿todavía te vas

a poner así?

camínale, ándale.

javier: auch.

conchita: espérate.

susy: disculpe que le dé

la molestia, señora,

pero no teníamos adónde ir

y no quería que mi mamá

viera así a mi hermano.

conchita: pues, es que

tu hermanito es

muy atrabancadito.

javier: a mí me provocaron,

señora.

susy: no sea contestón

con la señora.

todavía que te hace el favor

de curarte le respondes.

conchita: ya deberían calmarse,

¿no javier?

por ustedes el barrio es

una barbaridad y se están

matando unos a otros.

ya está listo,

la herida no es tan profunda.

aurelio: usted es una buenaza

para esto, ma.

susy: no sabe cómo

se lo agradezco.

ándale, dale las gracias

a la mamá de aurelio.

javier: gracias.

susy: bueno, nosotros

ya nos vamos y perdón

por las molestias.

aurelio: yo los acompaño.

conchita: no, mi hijo,

ya es muy tarde.

mejor quédate,

están muy calientes los ánimos.

aurelio: por eso mismo

no puedo dejar que se vaya sola.

conchita: pero no va sola,

va con su hermano.

susy: tu mamá tiene razón.

además son poquitas cuadras.

aurelio: ya dije que voy

a acompañarlos.

no vaya a ser que se encuentren

con problemas en el camino.

vamos.

susy: bueno, otra vez gracias

y perdón por tantas molestias.

con su permiso.

ándale, vámonos.

>> hasta que apareces, javi.

pero mira nada más cómo vienes.

javier: ya, ya, solo fue

una descalabrada.

y ni me diga nada, ¿eh?

que al otro le fue peor.

susy: no se trata de eso,

javier.

en lugar de estarte peleando

y juntándote con el tenoch,

deberías de aprovechar

que nuestros papás nos dan

la oportunidad de estudiar.

javier: ¿para qué?

si el estudio no sirve

para nada.

susy: ¿cómo no?

es la única manera de llegar

a ser alguien en la vida.

si no lo vas a hacer por ti,

no seas malagradecido,

valora que mi papá

se fue de campesino

a los estados unidos

para podernos mantener.

javier: pues, yo no le dije

que se fuera.

mejor ya me voy a dormir

porque vas a empezar

de sangrona y creída.

>> ya no sé qué voy

a hacer con tu hermano

para que tome el buen camino.

si tan solo se pareciera

un poquito a ti, que eres

tan buena hija y estudiosa.

susy: es lo menos que puedo

hacer para agradecerles

todos los sacrificios

que hacen por nosotros, mamá.

además, usted sabe que mi sueño

es ser maestra, pero una

de las buenas.

[televisión]

aurelio: ya vine.

¿ya ve que no hubo problema?

no tiene de qué preocuparse,

mamá.

conchita: gracias a dios, ¿no?

por lo que pasó es

que no me gusta esa susy

para ti.

tú eres un hombre trabajador,

estudioso, que quiere salir

adelante.

aurelio: y susy también, jefa.

es el mejor promedio

de su salón.

conchita: pues, aún así,

mi hijo, por mucho que estudie

no deja de ser una del montón.

tú debes aspirar a más, mi hijo.

buscarte una muchacha

que no sea de este rumbo.

aurelio: sí, pero a la que amo

es a susy.

conchita: ¿y eso qué, mi hijo?

hasta para enamorarse

hay que ponerse abusado

y querer a una muchacha

que te ayude a salir

de esta pobreza

y de este cochino barrio.

aurora: buen día, susy.

susy: buenos días, doña aurora.

¿a poco ya están arreglando

la vivienda que está desocupada?

aurora: sí, quedó chula

de bonita.

susy: ya era hora.

bueno, la dejo para que no

se me haga tarde

para la "prepa",

ya ve que luego el metro

se llena mucho.

qué tenga un buen día.

aurora: ay, qué buena muchacha

es la susy.

trinidad: [ríe]

esa porque no ha tenido

oportunidad de sacar las garras.

aurora: ¿por qué dice eso

si la susy es rebien portada?

trinidad: justamente de esas

es de las que hay que tener

más cuidado.

las mustias son las peores.

aurora: ay, cómo será.

usted siempre de malora.

trinidad: verá que tengo razón.

ahí lo verá, ahí lo verá.

aurora: chismosa esta señora.

>> gracias.

aurelio: a ti, a ti.

kenya: ya que la montaña

no va a mahoma,

yo te vengo a ver.

te me pierdes mucho, aurelio.

aurelio: ¿cómo estás, kenya?

kenya: extrañándote.

y tú ni me pelas.

deberías de invitarme

a dar una vuelta, ¿no?

aurelio: [carraspea]

no tengo tiempo,

es que...mucha chamba.

kenya: ah, pero no me decías

eso cuando jugábamos

a la casita y éramos

unos niños.

aurelio: tú lo dijiste,

éramos unos niños,

pero ahora tengo novia.

la amo y la respeto, ¿eh?

kenya: ah, sí, susy, ¿no?

la sangrona esa que se cree

la última flor del asfalto.

aurelio: está bien que seamos

amigos, pero no voy a dejar

que hables mal de susy.

kenya: ay, aurelio, allá tú,

pero esa algún día

te va a dar una decepción.

y para que veas que yo

no soy mala onda,

te voy a estar esperando, ¿ok?

francisco: con cuidado

porque este cuadro es

muy caro, por favor.

aurora: ha de estar

bien cansado de la mudanza,

¿verdad?

ándele, tómese esta agüita.

francisco: ay, gracias.

aurora: apenas si le dio tiempo

de mudarse, ¿eh?

porque justo hoy terminaron

de pintar su vivienda.

francisco: lo que pasa es

que tenía prisa por cambiarme

porque el contrato anterior

se me había vencido

y no tenía dónde mudarme.

aurora: bueno, pues bienvenido

a la vecindad.

yo soy su vecina aurora.

francisco: mucho gusto,

yo soy francisco.

aurora: oiga, ¿no me diga

que es pintor?

francisco: sí, desde niño

me han gustado las artes.

aurora: pues, qué honor

que tengamos un pintor

como vecino.

francisco: oiga,

como comprenderá,

soy un bohemio

y no soy tan bueno

para limpiar mi casa,

¿no conocerá usted a alguien

que me pueda ayudar?

aurora: pues, de conocer sí,

pero no todas las gentes

son honradas.

ay, aunque está susy,

es una chica que va a la prepa

y de vez en cuando hace

el aseo para ayudarse

con sus estudios.

francisco: oiga, ¿y cree

que pueda venir a hablar

conmigo para que la conozca?

aurora: no se preocupe,

nada más que regrese

de la escuela yo se la traigo

para presentársela.

francisco: oiga, muchísimas

gracias, de verdad está

bien rica el agua.

tenoch: ya verán

que los de la ocho

no se van a volver a a meter

a nuestro territorio.

les dimos una buena paliza

y les enseñamos quiénes son

los que mandan.

javier: me cae que no hay

quien te gane a los guamazos,

mi tenoch.

deberías enseñarme a pelear

tan bien como tú.

todos: sí, enséñale.

tenoch: luego es tarde.

a ver, javi, firmes,

pierna derecha para atrás.

javier: ¿así?

tenoch: no, la guardia,

cierra la mano.

tienes que taparte la cara,

agacha las piernas un po--

susy: javier, ¿qué haces

con este vago?

vámonos para la casa.

todos: uy.

tenoch: no sabía que fueras

su mamá.

susy: no soy su mamá,

pero sí su hermana mayor.

javier: ¿y eso qué?

yo me quiero quedar

con mis cuates.

susy: ¿qué te vas a quedar

con estos vagos?

vámonos antes de que te lleve

de las greñas.

y tú deja de sonsacar

a mi hermano si no quieres

que te eche a la tira.

tenoch: me cae que te ves

bien bonita cuando te enojas.

haz la trompita así

como pidiéndome un besito.

susy: unas cachetadas es

lo que te voy a dar si me sigues

molestando, tarado.

tenoch: que sean dos.

susy: vámonos, cállate

y vámonos.

tenoch: se los juro que me gusta

un buen esa morra.

un día, un día, de verdad,

se los juro, la susy

va a ser mía.

agustín: aquí te dejo las llaves

para que cierres.

ahí te encargo el negocio.

aurelio: muchas gracias,

don agustín.

las cosas van a estar bien

como siempre.

solo le iba a pedir un favor.

¿me da chance de cerrar

una hora antes?

es que tengo un examen pendiente

que tengo que presentar.

eso sí, le voy a dejar

todo ordenado y todo entregado.

agustín: ni me digas nada.

yo sé que eres cumplidor.

claro que te doy permiso,

y más tratándose

de tus estudios.

aurelio: gracias, don agustín.

aurora: [llama a la puerta]

francisco: voy.

aurora: vecino, lo prometido

es deuda, aquí le traigo

a la susy.

susy: buenas tardes.

francisco: mucho gusto, susy.

aurora: como te dije,

el señor está buscando

quien le ayude con el aseo

de su casa.

y como yo sé que eres

bien chambeadora,

luego, luego pensé en ti.

susy: yo con mucho gusto

le entro a la chamba.

eso sí, no voy a poder venir

diario para no descuidar

mis estudios.

francisco: bueno, por mí

no hay problema.

con que vengas dos días

a la semana es suficiente.

no sé, ¿te parece bien

que te pague 200 pesos por día?

susy: por mí está muy bien.

con ese dinerito podré empezar

a juntar para mi universidad.

aurora: te digo, sí se ve

que es bien buena gente

el señor francisco.

susy: pues, si le parece,

puedo empezar mañana.

francisco: me parece bien, susy,

aquí te espero.

aurora: bueno, nosotras

nos vamos, vecino.

hasta luego.

francisco: nos vemos.

aurora: hasta luego, adiós,

vecino, "bye".

francisco: [suspira]

susy.

susy, susy.

qué rostro.

aurelio: listo, terminé

mi examen.

basilio: ¿qué "húbole?

¿qué onda, mi aurelio?

¿cómo dices que te va?

aurelio: pues, bien,

aquí terminando el examen.

¿y a ti?

basilio: bien también.

me cae que desde chamaco

has sido rebueno

para el estudio, ¿eh?

pero no sé para qué

te esfuerzas si para los chavos

no hay oportunidad.

aurelio: no digas eso,

claro que sí la hay.

solo hay que echarle ganas.

basilio: ¿para qué?

si no sirve de nada

tener una carrera.

ya ves que hasta los que son

doctores o "lics" malviven.

aurelio: hay muchísima gente

que gana mucho dinero.

solo cuestión de terminar

una carrera y yo voy a ser

uno de esos.

vas a ver que voy a ayudar

a mi mamá conchita

y casarme con la susy.

basilio: híjole, hermano,

me cae que desde chamaco

eres bien soñador.

a ver si un día de estos

no te caes de tu nube

y te das un catorrazo, mi "lic".

javier: ya, jefa, espérese,

no se pase.

>> el que se pasa

eres tú por vago.

un día me vas a matar

de un coraje.

susy: suéltelo, mamá.

nada gana con los golpes.

>> si yo quisiera no darle

los coscorrones a tu hermano,

pero me saca de mis casillas.

ahora resulta que hace

dos meses que no va

a la escuela y ya lo dieron

de baja.

javier: usted es la que está

de necia en meterme

a la escuela.

mientras tenga mis valedores

del barrio, yo no necesito nada.

susy: ¿ellos van a dar

la cara por ti?

quiero ver si te van a dar

de comer y te van a dar

con qué vestirte.

javier: ya verás que sí.

si me invitan las caguamas.

susy: porque eso es

puro vicio, javier.

yo te aseguro que si sigues

el camino de ellos,

no van a ver por ti.

si sigues su ejemplo,

vas a acabar muy mal.

ellos solo tienen dos caminos:

la muerte o la cárcel.

javier: yo no voy

a terminar así.

>> claro que no,

porque mañana mismo

yo voy a ir a la escuela

para que te den otra oportunidad

y sigas estudiando.

javier: ni se canse, jefa.

si me vuelve a inscribir,

no voy a ir a la escuela.

el estudio no es para mí.

>> claro que vas a ir

a la escuela, así yo tenga

que ir a dejarte e ir

a recogerte todos los días.

tú vas a terminar la secundaria.

aurelio: me llegó el correo

de mis últimas calificaciones

del bimestre y saqué diez

en todas las materias.

susy: yo sabía que iba

a ser así.

si siempre que puedes,

estás estudiando.

aurelio: pues, sí, me quiero

superar por ti.

un día de estos vamos

a estar casados y te quiero

tratar como a una reina.

susy: si ya me tratas

como a una.

por eso yo también me esfuerzo

mucho en mis estudios,

para que seas el esposo

de toda una profesionista.

aurelio: ¿te imaginas?

un día de estos vamos

a tener los dos terminadas

nuestras carreras, vamos

a realizar nuestros sueños.

susy: lo más importante

es que lo vamos a hacer

con mucho amor

porque los dos nos amamos

y así va a ser siempre.

siempre.

híjole, este señor

es rebueno para el trago.

ya casi acabo aquí.

ahorita le hago su cuarto.

francisco: no, no, deja eso,

susy.

ven, quiero mostrarte algo.

susy: ¿qué quiere enseñarme?

francisco: esto.

es el boceto de una pintura

que quiero hacer de ti.

susy: ¿cómo? ¿me quiere

pintar desnuda?

francisco: sí, susy,

sería un desnudo artístico.

si aceptas, te daría

lo que ganas en un año

con tal de que te desnudes

para mí.

[música]

[música]

susy: ni aunque me pague

lo de diez años me desnudaría.

su propuesta me indigna

y me siento muy insultada.

francisco: pues, no deberías

de sentirte indignada.

al contrario, siéntete orgullosa

de tu cuerpo, de tu cara

y de que tu belleza sea

inmortalizada por toda

la eternidad.

te lo pido por esta vez, susy,

por favor posa desnuda para mí.

te reitero que será solamente

un desnudo artístico,

bien cuidado, ¿sí?

susy: ya le dije que no.

artístico o no artístico,

jamás lo haría.

¿por quién me toma?

con este tipo de propuestas

que me hace ¿qué más puedo

esperar de usted?

ya no le tendría

la misma confianza.

yo renuncio, ya no voy

a trabajar con usted, ya no.

qué decepcionada estoy.

[televisión]

>> ¿qué tienes, susy?

¿por qué lloras?

javier: ¿qué te hicieron,

susana?

susy: nada, no me hicieron nada.

javier: ¿te hizo algo

el aurelio?

¿te faltó el respeto?

porque si es así,

ahorita mismo--

susy: aurelio no me hizo nada,

javier, y mucho cuidado

con ir a reclamarle.

javier: si te hizo algo,

por supuesto que le voy

a ir a reclamar.

soy tu hermano

y debo protegerlas.

así que dime, para darle

una buena golpiza.

susy: javi, por favor,

te voy a pedir que no te metas.

aurelio no me hizo nada,

solo fue que me molesté

con el pintor y ya no voy

a trabar con él.

javier: ¿y por qué no?

susy: porque no,

porque así lo decidí y punto.

ya basta de tantas preguntas.

kenya: [llama a la puerta]

francisco: voy.

kenya: hola, ¿puedo pasar?

francisco: pasa.

kenya: me encanta tu casa

y más el olor que tiene.

huele a arte, a pintura.

francisco: ¿y solo a eso

viniste? ¿a oler mi lugar

de trabajo?

kenya: no, vine porque vi

salir a susy de aquí

muy enojada y llorando.

¿qué le hiciste? ¿le pegaste?

francisco: no, yo jamás

le pegaría a una mujer.

lo que pasa es que susy

se enojó porque le propuse

pintarla desnuda

y no le pareció.

kenya: ¿le propusiste

posar desnuda?

francisco: sí, pero sería

solo un desnudo artístico.

lo que pasa es que susy

tiene una cara tan hermosa,

tan angelical, tan tierna

y siempre pensé plasmarla

en un lienzo hasta la eternidad,

pero ella no quiso.

kenya: sí puedes tenerla,

sí puedes pintarla.

francisco: ¿cómo?

si ella salió muy molesta

de aquí, no creo.

¿quieres?

kenya: no, no, gracias.

pero yo tengo una mejor idea,

¿por qué no me pintas

a mí desnuda?

francisco: mira, no quiero

que te ofendas, kenya,

pero lo que pasa es que quiero

el rostro de susy en mi lienzo.

kenya: y lo tendrás.

de mí vas a pintar mi cuerpo

desnudo, y hasta vas a salir

ganando porque yo tengo

mejor cuerpo que susy,

y a este cuadro solo

le pintarías el rostro de susy.

y listo, tendrías el cuadro

que quieres.

¿qué dices? ¿me aceptas

como tu modelo o no?

y respóndeme rápido,

antes de que me arrepienta, ¿eh?

francisco: acepto.

de gerardo.

>> bien, con todo, con todo.

javier: ¿qué tranza, carnales?

tenoch: ¿qué hay, javi?

javier: pues, aquí furioso

porque mi carnala llegó llorando

y se veía muy mal.

tenoch: y eso ¿por qué?

javier: pues, me dijo

que tenía problemas

con el pintor, pero yo

no le creí nadita

de lo que me dijo.

estoy seguro que fue el aurelio

quien le faltó el respeto,

el muy desgraciado.

ayúdame a partirle la cara, ¿no?

para cobrarme lo que le hizo

a mi carnala.

tenoch: mira, mi javi,

si la tocó, lo mato.

desde hace meses le traigo

unas ganas a ese desgraciado...

y, mira, no le he hecho nada

por la susy, pero ahora sí

nadie me va a detener.

vamos a enseñarle

a ese desgraciado de una vez

por todas, ¿sí?

que no se tiene que meter

con las mujeres de mi barrio.

¿entendieron?

todos: sí.

tenoch: vamos, vamos.

¿adónde tan rápido?

¿qué así le faltas el respeto

a otras mujeres

como se lo hiciste a la susy?

aurelio: no sé de qué

me estás hablando.

tenoch: ¿no sabes de qué

te estoy hablando?

bien, a ver si con esto

lo recuerdas.

>> dale, dale, vamos.

vamos, vamos.

denle duro, duro, mátenlo

si es necesario.

basilio: solo así son

muy valientes, ¿no?

¡denles con todo!

¡denles duro!

susy: ma, ¿así está bien

de picada la cebolla?

>> bueno, mi hija,

ya vas mejorando.

>> ¿qué te pasó, javi?

javier: me peleé.

susy: ¿qué es lo que te pasa,

javier?

¿no puedes estar sin pelear?

javier: no, no puedo

y más cuando se trata

del honor de la familia.

fui a buscar al tenoch

y a los valedores,

fuimos a aclarar cuentas

con el aurelio

por lo que te hizo.

susy: ¿qué dices?

¡no puede ser!

¡te dije muy claramente

que él no me hizo nada!

javier: ¿y tú crees que yo

me tragué ese cuento del pintor?

pues, no.

con la tremenda tranquiza

que le pusimos, no se va

a volver a acercar a ti.

susy: te dije muy claramente

que aurelio no me hizo nada,

¡nada!

javier: ¡susana, ven, susana!

susy: vengo a ver a aurelio.

conchita: no, tú no vas

a ver a mi hijo,

no lo vas a ver.

susy: por favor, doña conchita,

déjeme verlo.

conchita: estoy furiosa contigo

por lo que le hicieron

a mi hijo.

¡casi me lo matan a golpes!

tuve que curarlo, le di

una pastilla para que pudiera

dormir y descansar del dolor.

¡casi me lo matan por tu culpa,

niña, por tu culpa!

susy: yo le dije a mi hermano

que aurelio no me hizo nada,

señora, pero él no me creyó.

por favor, déjeme verlo.

amo demasiado a aurelio

y quiero verlo.

conchita: jamás me has gustado

para mi hijo y me voy

a encargar que nunca

vuelvas a verlo, ¿me oíste?

nunca.

susy: señora, pero yo--

conchita: ¡ya cállate,

cállate y lárgate de mi casa!

vete y no busques más a mi hijo,

vete.

susy: ¿por qué me está pasando

todo esto a mí? ¿por qué?

amo demasiado a aurelio

y no quiero perderlo,

no quiero, no quiero.

aurelio: me voy, ma.

conchita: ¿adónde vas, mi hijo?

no vas a buscar a la susana,

¿verdad?

hijito, prométeme

que no vas a buscarla.

júramelo, hijo.

júramelo, aurelio.

aurelio: no puedo jurárselo, ma.

a eso voy a salir a la calle,

a buscarla.

conchita: una semana estuviste

en cama por los golpes

que te dieron y esa ni se paró

por aquí, mi hijo.

y una novia que no se preocupa

por su novio enfermo,

es una mujer que no vale

la pena.

aurelio: bueno, seguro hay

una explicación y susy

me la dará.

no trate de detenerme

porque no lo va a lograr.

al rato nos vemos.

conchita: aurelio, mi hijito.

escucha, escucha a tu mamá,

aurelio.

aurelio, escúchame.

trinidad: [ríe]

aurora: ¿de qué tanto

se ríe, vecina?

trinidad: ay, pues ver

a tu modelo de virtud

pintada desnuda en un cuadro.

aurora: ¿de quién habla?

trinidad: ven y míralo.

aurora: ay, no, no lo puedo

creer de ella.

trinidad: créelo, aurora,

siempre te lo dije,

que la susy es una cualquiera.

aurelio: ¿qué fue lo que dijo?

trinidad: ya se amoló la cosa,

ya llegó el novio engañado.

aurelio: ahora mismo me va

a decir por qué está hablando

así de mi novia y por qué

dijo que me engañó, ¿eh?

trinidad: yo no te voy a decir

nada porque una imagen dice

más que mil palabras.

acláralo tú mismo

con tus propios ojos.

mira por la ventana.

ándale, mira.

aurelio: está desnuda.

no, no.

[música]

[música]

aurora: debe de haber

una explicación para todo esto.

trinidad: pero ¿qué explicación

puede hacer a algo que queda

más que claro, aurora?

la pintura es clara.

ese cuadro es la prueba

de que la susy es

una cualquiera.

vio la oportunidad

con el pintorcito

y se le desnudó

sin ningún recato.

imagínate lo que pudo

haber seguido después.

ay, no quiero ni pensarlo.

susy: aurelio, mi amor,

qué bueno que estás aquí.

aurelio: mi mamá tiene razón,

no me convienes.

susy: no me hables así

que he estado muy preocupada

por ti.

fui a tu casa para intentar

verte, pero tu mamá me corrió

y no me permitió visitarte.

aurelio: pues, con justa razón

no te dejó verme.

mi mamá tiene razón,

no eres la indicada

para mi vida.

estoy muy decepcionado de ti.

no me vuelvas a ver jamás.

susy: ¿y nuestro amor?

te amo, aurelio, yo te amo.

aurelio: ¿y nuestro amor?

¿pensaste en eso

cuando te le desnudaste

al pintor?

y después ¿qué?

¿te le entregaste?

¿fuiste suya?

susy: aurelio, yo no soy.

aurelio: no me expliques nada,

el cuadro me lo dice todo.

me arrepiento de haberte amado

demasiado.

no me vuelvas a buscar jamás.

susy: aurelio, aurelio,

no te vayas.

aurora: susy, espérate,

déjalo que se vaya.

mira, ya después recapacita

y viene a pedirte perdón

por todo lo que te dijo.

susy: lo perdí, doña aurora,

lo perdí.

trinidad: y la muy desvergonzada

de la susana que se hacía pasar

como muy santita, que no rompía

ni un plato con su carita

de mustia, se dejó pintar

desnuda.

todas: [resuellan]

trinidad: y su novio,

el aurelio, llegó

y vio el cuadro.

mírenlo, ahí va el pobrecito

con sus cuernos bien puestos.

ay, porque yo no creo

que la susana nada más

se haya desnudado

para que la pintaran,

a lo mejor hasta hubo pasión

y fuego entre ellos.

pobre aurelio.

kenya: hola, aurelio.

aurelio: seguro ya te enteraste

de lo que pasó con susy

y conmigo y vienes a echarme

en cara toda la opinión

que tenías sobre ella, ¿verdad?

kenya: no, no, no, aurelio.

nunca te echaría en cara

algo que sé que te está

causando mucho dolor.

al contrario, me duele

mucho verte así,

me duele verte sufrir.

aurelio: estoy tan decepcionado

de ella.

nunca lo pensé.

lo que me hizo me hace llorar,

pero no de sentimiento,

sino de rabia y coraje.

nunca lo imaginé.

estoy tan decepcionado,

de verdad.

kenya: necesitas olvidar

ese mal momento, aurelio,

despejar tu mente.

no pensar en lo que te hizo

esa desvergonzada de susana.

y mira que hacerte esto

cuando tú la amas muchísimo...

pero con su acción

solo terminó por demostrarte

que no le importas

y que no te ama como te decía,

solo se burlaba de ti.

¿quién sabe desde cuándo

se entendía con el pintor?

aurelio: ya cállate, ¿no?

ya estuvo, no quiero seguir

escuchando nada sobre susana.

lo único que quiero

es olvidar, ¿vale?

kenya: ay, la vas a olvidar

porque yo te voy a ayudar

a hacerlo.

es más, hoy hay un baile

de reggaetón de basilio

y tú me vas a acompañar.

ya sé que no te gustan

esas cosas, pero sería

bueno que vinieras.

mi hermano basilio y tú

se llevan desde niños

y le va a dar mucho gusto

verte ahí.

ándale, por favor di que sí.

aurelio: está bien, vamos.

kenya: ay, qué bueno.

no sigas l

>> no sigas llorando, mi hija.

si tú dices que no eres

la de ese cuadro, pues vamos

con el pintor para que lo aclare

todo.

aurora: sí, vamos a buscarlo

para que nos explique

lo de ese cuadro.

susy: lo más seguro es

que no esté.

ya ve que es viernes

y todos los viernes

se va de parranda.

con eso de que le gusta

empinar el codo...

aurora: pues, cuando regrese

lo vamos a ir a buscar

para que nos explique

lo del desnudo.

susy: sí, porque yo nunca

me desnudé para él.

por eso fue que renuncié,

porque me negué

a que me pintara.

pero no sé cómo es que tiene

ese cuadro de mí desnuda

si yo nunca posé.

javier: aquí estás tú

chille y chille y el muy traidor

de aurelio está bien feliz

en el baile de basilio.

eso sí, muy bien acompañado

de kenya, quien no lo suelta

para nada.

susy: ¿qué?

voy a ir a buscarlo.

javier: no, no, tú no vas

a ir a buscar a nadie.

no voy a permitir

que mi carnala se rebaje

ante ese desgraciado.

te quedas aquí.

susy: no, no me pienso quedar

con los brazos cruzados.

no lo voy a hacer.

[música reggaetón]

kenya: ¿no que no sabías bailar?

eres pero sí bien bueno.

te mueves sabroso

y te acoplas muy bien.

susy: aurelio, te suplico

que me escuches.

¿podemos hablar?

kenya: no, no va a hablar

contigo y te exijo

que lo dejes en paz.

ya le has hecho mucho daño, ¿no?

basilio: toda, aurelio,

tómate toda caguama,

que la cerveza hace olvidar

todos los dolores del alma.

vas, toda.

kenya: muy bien, mi aure,

muy bien.

basilio: y aquí está la otra.

por cerveza no nos vamos

a detener.

aurelio: ya no, ya lo único

que quiero es dormir.

kenya: pues, duérmete, mi amor,

que yo voy a cuidar tus sueños.

basilio, ¿qué haces?

¿qué buscas?

basilio: esto es lo que buscaba,

las llaves de la puerta

de la tienda de pinturas

en donde trabaja aurelio.

ahora sí ya la armamos.

kenya: no, basilio,

no vayas a robar la tienda

en donde trabaja aurelio.

basilio: tú cállate

y nada de decirle a aurelio

de esto porque si no,

te pongo una golpiza

que ni en un año

se te quitarán los golpes

que te dé.

¿entendido?

kenya: sí, sí, hermanito.

me callo, pero no me vayas

a pegar.

basilio: más te vale.

junta a los demás,

tenemos chamba.

ya estoy saliendo de mi casa,

los quiero a todos, pero ya.

aurelio: ¿qué pasó aquí,

don agustín?

agustín: no vengas con tu cara

de no saber qué fue lo que pasó

cuando tú eres el único

que tienes llave del negocio.

me has defraudado, aurelio.

¿por qué entraste a robar

la tienda anoche? ¿por qué?

yo siempre te he visto

como a un hijo.

aurelio: no, don agustín,

yo no le robaría a usted

ni a nadie, ¿eh?

se lo juro que yo no fui.

agustín: no me jures nada,

aurelio, que ni siquiera

respetaste a la virgen

de guadalupe.

hasta a ella te la llevaste.

y aun así quieres

que crea en ti.

no, aurelio, no.

aurelio: yo no me robaría

a la virgencita, se lo juro.

policía: no jures nada,

muchacho, que nadie forzó

las chapas, ¿eh?

agustín: y las únicas llaves

las tienes tú.

policía: estás detenido

por el robo de la tienda.

aurelio: yo no fui.

don agustín...

policía: vamos.

[música]

[música]

>> [llaman a la puerta]

>> yo abro.

pásele, aurora, pásele.

aurora: ¿está la susy?

>> sí, sí.

aurora: susy, susy,

se acaban de llevar preso

a aurelio que porque robó

en la tienda en la que trabaja.

susy: ¿qué?

no, no puede ser.

voy a la delegación,

tengo que ver a aurelio,

tengo que verlo.

aurora: vamos.

aurelio: te juro, susy,

que yo no robé la tienda

de pinturas.

tú me conoces perfectamente,

sabes que no lo haría.

te lo juro que no lo hice.

susy: no tienes que jurarme

nada, te conozco y sé

que eres inocente.

yo lo sé porque tú eres

un gran hombre que jamás

haría nada malo ni ilegal.

aurelio: gracias por estar aquí

y por confiar en mí.

y yo que no lo hice

cuando tú me dijiste

que no te habías desnudado

para el pintor.

susy: eso es lo de menos,

ahora lo importante es

demostrar tu inocencia,

que salgas de la cárcel.

yo tengo fe de que así

va a ser porque yo sé

que la virgencita de guadalupe

nos va a auxiliar.

con su ayuda vamos

a demostrar tu inocencia.

ya verás que vas a salir libre

y cuando salgas, vamos a ser

muy felices.

porque francisco,

cuando regrese, tiene que decir

la verdad, que él nunca

me pintó desnuda.

esta es solo una dura prueba,

mi amor, pero sé que pronto

estaremos juntos.

los envidiosos tienen razón,

el amor que nos tenemos

es único, como la última flor

en medio del asfalto.

conchita: muchas gracias,

susana, por utilizar los ahorros

que tenías para la universidad

y poder pagar un abogado

para sacar a mi hijo

de la cárcel.

gracias por tu sacrificio, hija.

susy: no es ningún sacrificio,

señora, conchita.

lo primero es lo primero

y aurelio tiene que demostrar

que es inocente.

conchita: discúlpame, por favor,

hija.

yo te traté muy mal.

susy: no es necesaria

ninguna disculpa.

usted es madre y las madres

siempre quieren lo mejor

para sus hijos.

conchita: y ahora sé que tú

eres lo mejor para mi hijo.

susy: esa es la virgen

de guadalupe que estaba

en la tienda de pinturas,

la que se robaron.

conchita: ¿estás segura?

susy: claro que sí.

y aurelio no pudo traerla

a esta tienda

porque lo apresaron

al día siguiente del robo.

seguro el verdadero ladrón

le vendió la virgen

al anticuario.

conchita: claro.

susy: venga, doña conchita,

vamos por la policía.

conchita: vamos, corre.

trinidad: ya llegó

el chicharrón.

ay, ahí vienen.

todos: [aplauden]

[vitorean]

susy: se hizo justicia.

el señor anticuario declaró

que basilio fue el que le vendió

la virgen de guadalupe.

con eso se demostró

la inocencia de aurelio.

ahora es basilio y su banda

quienes están detrás

de las rejas.

ahora sí, todos a festejar

la libertad de aurelio.

todos: [aplauden]

javier: aurelio, discúlpame.

me dejé llevar

por las malas compañías

sin permitirme ver

que en realidad tú

me convenías como amigo.

discúlpame, cuñado.

aurelio: claro que sí

te voy a perdonar

y más porque eres mi cuñado.

pero estuve una semana

en la cama por los golpes

que me dieron.

pero, bueno, sin rencores, ¿no?

vamos a empezar de cero, ¿vale?

por la familia que somos.

susy: ahí está francisco.

ven, vamos para que te diga

lo del desnudo.

aurelio: no es necesario,

te creo, de verdad.

susy: pero para mí sí es

importante que te lo diga.

ven, ¿sí?

francisco, te exijo que le digas

la verdad a aurelio

sobre ese cuadro del desnudo

con mi rostro.

¿posé yo para ti o no?

quiero que hables con la verdad.

vamos, habla.

francisco: no, tú nunca posaste

para mí y mucho menos desnuda.

tu rostro, susy, lo pinté

de memoria y el cuerpo desnudo

es el cuerpo de kenya.

ella fue la que posó

desnuda para mí.

aurora: ¿ya vio, doña trini?

trinidad: yo ya me disculpé.

y como prueba

de mi arrepentimiento

voy a traer las tortas

ahogadas estilo guadalajara.

oiga, no es por nada,

pero me salen de rechupete.

aurora: sí, cierto.

aurelio: te amo mucho.

susy: no más que yo a ti.

todos: [aplauden]

susy: la falta de oportunidades

de estudio y de trabajo

han hecho que nuestros hijos

se sientan todavía

más marginados en los barrios.

su pobreza y desigualdad social

han hecho que pierdan

las esperanzas de un futuro

mejor, pero debemos aprender

que haciendo el bien,

el esfuerzo del trabajo

y el esfuerzo del estudio

son una esperanza

para cada persona que quiere

salir de la marginación.

el que quiere, puede

y la fuerza del espíritu

humano es la que logra

la superación.

¿qué mejor inspiración

que el amor?

porque el amor, cuando es

noble, sencillo y sincero,

todo lo puede.

sí, el amor es

la última flor del asfalto.

Cargando Playlist...