null: nullpx
Cargando Video...

La Rosa de Guadalupe - 'La hermana fea'

Univision2 Jul 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

>> ¿de dónde sacaste

ese perfume?

>> estuve ahorrando

y me lo compré.

>> ah, pues es el que yo quiero,

mi mamá no me lo ha podido

comprar porque no ha tenido

tiempo, dámelo.

>> no te lo voy a dar,

¿por qué si es mío?

>> dame ese y te doy el perfume

que estoy usando.

>> no te lo voy a dar,

a mí me costó trabajo tenerlo.

>> que me lo des.

>> ¿qué está pasando aquí?

>> mamá, lo que pasa es que

karina se compró un perfume

que es el que yo quiero

y no me lo quiere dar.

>> ya la oíste,

dale ese perfume.

karina: no, ¿por qué se lo tengo

que dar si yo me lo compré

con mucho sacrificio?

>> ay, eso es lo que menos

me importa.

mira, ese perfume tan fino,

tu hermana tan linda

lo va a lucir muchísimo.

tú puedes usar el que tiene

ella,

ya se le está acabando.

porque, pues es que tú

tan simple y tan fea que

cualquier porquería

que te pongas da igual.

así que dáselo.

idáselo!

karina: ay, es que te juro,

susana, que no entiendo

por qué mi mamá no me quiere.

siempre ha sido así conmigo,

siempre.

susana: sí, sandra se aprovecha

de ser la consentida de tu mamá.

mira quién viene ahí, braulio,

y ve cómo te sonríe y tú ni caso

le haces pobre.

braulio: hola, karina.

¿qué tal, susana?

karina: hola, braulio.

susana: ¿por qué vienes tan

sonriente, braulio?

braulio: bueno, es que varios

chavos del grupo nos vamos

a reunir para ir este finde

al antro de moda, ¿qué plan?

¿se nos unen?

susana: ay, claro que sí,

karina y yo vamos con ustedes.

¿qué? sí vamos a ir.

no todo en la vida es tristeza,

también hay que divertirse.

entonces este fin tú y yo

vamos con braulio y sus amigos

al antro.

así que cuenta con nosotras,

braulio.

braulio: ¿y tú karina es la que

menos puede faltar, eh?

bueno, luego nos vemos, ¿sí?

susana: bye.

ay, te digo, braulio está

que se muere por ti y no

necesitas de ningún perfume

para que él o cualquier chavo

esté babeando por ti.

karina: es que braulio me cae

bien, pero realmente

solo lo veo

como un compañero de escuela

y nada más.

sandra: mami, el fin de semana

voy a ir al antro

con mis amigas, ¿eh?

te aviso de una vez.

>> no necesitas avisarme, hija,

tú mereces divertirte.

y por lo que me has platicado

en ese antro hay chicos bien,

así que quiero que te veas

hermosísima.

¿qué te parece si vamos

al centro comercial y te compro

algo para que parezcas princesa?

uno nunca sabe lo que pase

en un antro.

así que vete a lavar las manos

y después nos vamos al centro

comercial a comprar

todo lo que necesites.

karina: yo también voy a salir

al antro este fin de semana, ma.

¿puedo ir con ustedes

al centro comercial y también

me compras ropa bonita?

>> ay, pero ¿cómo para qué,

karina?

tu hermana luce cualquier cosa,

vela, es hermosa.

pero tú, mira, con cualquier

cosa que agarres de tu closet

va a ser suficiente.

sandra: ay, hermanita, pero

no estés triste, yo te puedo

regalar mi ropa viejita,

la que ya no ocupo porque

mi mami me va a comprar todo

lo que necesite y se te va a ver

bien porque yo sí tengo

buen gusto.

braulio: karina, ¿quieres algo

más de tomar?

voy por el a la barra o dime

lo que quieras y te lo traigo.

karina: agua, braulio, otra

botella con agua,

pero más al ratito, gracias.

sandra: me choca que estés aquí.

¿qué no puedes ser original?

¿ir a otro antro o simplemente

quedarte en la casa?

karina: no tiene nada de malo

que venga a este antro.

y a parte no tienes

por qué empezar de sangrona.

mejor vete con tus amigas

y a mí déjame pasarla bien

con los míos.

sandra: ya ven amigas,

lo malo de venir al antro

de moda es que te encuentras

a cada araña.

[ríe]

braulio: no les hagas caso,

a la que no deberían dejar

entrar es a tu hermana,

porque es una odiosa.

karina: gracias, braulio.

braulio: karina, tú sabes

lo que siento por ti.

me gustas, te quiero.

¿quieres ser mi novia?

karina: braulio, muchas gracias,

pero yo prefiero que sigamos

siendo amigos.

la verdad es que yo no te quiero

y solo te veo como a un amigo.

braulio: ok, solo te pido

que me dejes que siga tratando

de conquistarte.

yo sé que algún día voy

a conseguir que me quieras.

karina: discúlpame un momento,

braulio, tengo que ir al baño.

susana, acompáñame al baño.

susana: sí.

ay, amiga, no puedo dejar

de sentir feíto al acordarme

la cara que puso

braulio cuando lo bateaste.

y ve, pobrecito, ahí está

sentado con su cara de tristeza.

ay, es que ¿por qué nos tenemos

que ir si la estamos pasando

bien?

karina: porque me siento muy mal

con braulio.

la verdad me da pena regresar

a la mesa y verlo.

prefiero ser sincera con él

que darle falsas esperanzas.

lo mejor es que nos vayamos ya.

aarón: hola, niñas,

me llamo aarón y no sabes,

pero te he estado

viendo desde lejos

y me encantas.

karina: no, es que no te creo

nada.

aarón: te lo juro, es más,

vamos a bailar, mira.

karina: no, no, será para la

otra, porque ya me tengo que ir.

aarón: bueno, pero espérate,

dame tu cel antes.

no quiero que te vayas

y desaparezcas.

susana: dáselo.

karina: bueno, ahora sí,

ya nos vamos.

aarón: ok, bye.

¿qué les dije?

le quité el número.

¿cómo que no?

oye, aquí está, pero espérate.

¿ya vieron ahí?

[alerta de texto]

karina: es un mensaje de aarón.

"es una lástima que te hayas

tenido que ir porque no dejo

de pensar en ti.

descansa, princesa".

¿será verdad que un chavo

tan guapo como aarón

se haya fijado en mí?

¿será verdad?

sí, amiga, en serio que casi

ni pude dormir de la emoción

del mensaje de aarón.

no pude.

susana: ¿ya ves?

y tú que no le querías pasar

tu número, pero me hubieras

marcado desde ayer en la noche

para contarme y no guardarte

el chisme hasta ahorita.

[alerta de texto]

karina: es un mensaje de aarón.

susana: ay, a ver, ¿qué dice?

[ríe]

karina: "hola, princesa,

tengo muchas ganas de verte.

te invito a comer.

dime a qué hora te veo".

ay, no, quiere que lo vea,

no, pero ¿sabes qué?

no voy a ir.

susana: ¿qué? claro que vas

a ir.

tienes que ir a verlo.

karina: tú y yo ya habíamos

quedado de salir.

susana: ay, vamos otro día,

acuérdate que cuando el amor

llega no hay que dejar esperar

mucho tiempo porque se puede ir,

y tú y yo no queremos que ese

bomboncito se te escape,

así que escríbele que lo ves

en la pizzería, no sé,

a las cuatro.

karina: está bien.

aarón: ¿qué está pasando en el

cielo que los ángeles están

aquí en la tierra?

karina: muchas gracias, aarón,

pero de verdad no sé qué fue

lo que te llamó la atención

de mí si ni siquiera me arreglo.

aarón: justo eso, ¿sabes?

que seas tan natural,

tan sencilla.

[ríe]

karina: no, perdóname, aarón,

pero no está bien que nos

besemos si es la primera vez

que nos vemos.

aarón: yo pensé que te gustaba.

karina: sí, sí, me gustas

y mucho, pero es la primera

vez que salimos y antes

de besarnos me gustaría

que nos conociéramos mejor.

aarón: ok.

como la señorita quiera.

[piensa] ni creas que te me vas

a escapar.

¿o eres santurrona?

[llamada]

sandra: sí, bueno.

aarón: hola, sandra,

¿cómo estás?

soy aarón.

sandra: hola, qué gusto

escucharte.

¿por qué no me habías hablado?

aarón: perdón por no hablarte,

pero es que tuve un día super

pesado.

sandra: he estado esperando

tu llamada como no tienes idea.

pensé que no te había gustado.

aarón: ¿cómo no?

sí, sí me gustaste,

me encantaste.

de hecho si por mí fuera

no te dejaba ir del antro.

sandra: lo sé,

pero lo importante es que ya

me llamaste.

aarón: oye, estaba pensando que

este, me gustaría invitarte

a comer mañana.

¿me acompañas?

sandra: nada me gustaría más

que nos volviéramos a ver.

¿te late si nos vemos mañana

a las cuatro en la pizzería

que está cerca de mi casa?

ajá, está entre...

aarón: ¿qué está pasando

en el cielo que hay tantos

ángeles en la tierra?

sandra: muchas gracias, aarón.

sabía muy bien lo que te gustó

de mí.

aarón: ¿sí sabes?

sandra: ajá.

no sabes las ganas que tenía

de besarte.

sí, ma, ya tengo novio.

y mi novio es super guapo,

tiene muy buen cuerpo,

además tiene muchísimo dinero,

¿qué crees?

que tiene el carro del año.

>> ay, hija, no sabes el gusto

que me da escucharte tan feliz.

te dije, tu belleza te iba

a traer buenos partidos.

karina: me da gusto hermana

que ya tengas novio,

pero creo que lo importante

no es el dinero que tenga,

si no que te ame y que te haga

feliz.

>> ay, qué rara eres.

siempre con tus comentarios

tan estúpidos.

¿por qué mejor no te callas

y dejas de opinar?

karina: no entiendo por qué

estoy mal, mami, ¿por qué soy

rara?

solo le estoy diciendo

a mi hermana que tenga un novio

que la ame y que la respete.

>> tu comentario está de más.

dime, es obvio que su novio

la ama.

mira, ¿quién no podría amarla?

es tan bella.

todos la aman,

lo que sucede es que tú

le tienes envidia a tu hermana.

siempre se la has tenido.

aarón: ¿cómo está la princesa

más guapa de toda la escuela?

karina: bien, hola, aarón.

aarón: hola.

hola, sus.

susana: hola.

aarón: oye, vine por ti para

dar la vuelta.

te quiero llevar a comer

y todo.

¿quiere ir?

karina: ok.

susana: ¿ok? dame tu mochila.

gracias.

karina: gracias.

braulio: susana, ¿quién es ese

patán?

susana: ay, no seas celoso,

braulio.

mejor acepta que te tocó perder.

mira, si quieres vámonos

hacia nuestras casas,

pero por favor no me toques

el tema de karina, ya no, ¿eh?

braulio: no me puedes dejar así.

explícame, yo sé

que me dijiste...

karina: muchas gracias

por la comida,

aarón, estuvo muy rica.

aarón: no, hombre, escogiste

muy bien, este lugar

es delicioso.

me encantó.

oye, ¿sabes qué también

me gustó mucho?

verte a los ojos, verte la boca,

la sonrisa, el cabello.

me encantas.

me estaba preguntando si podía

darte un beso.

digo, ya que sabes que quiero

contigo en serio.

y creo que me gané uno o dos,

o tres o cuatro o cinco.

¿sí?

karina: sí.

aarón: [piensa] ya caíste,

chiquita.

eres tan poca cosa que pronto

ibas a caer.

karina: ay, ma, no sabes lo

feliz que soy, ya tengo novio.

ihermanita, ya tenemos novio!

qué felicidad, ¿no?

quería contárselo a mi familia.

>> ay, qué bueno, karina.

sandra: ay, para lo que nos

importa, hermanita.

el tipo ha de estar gordo,

lleno de granos, feo, simplón,

así como tú.

>> ay, en cambio el tuyo,

guapo, rico, un muchacho

que vale la pena.

sandra: ay, sí, ya no nos estés

molestando con tus tonterías,

porque me tengo que arreglar

porque tengo una cita al rato

con él.

[ríe]

karina: ¿por qué son así

conmigo, mamá?

¿por qué no les da gusto

cuando a mí me pasan cosas

buenas? ¿por qué, mamá?

>> ¿por qué siempre con tus

tonterías?

pura queja contigo.

mejor voy a ayudarle

a tu hermana porque quiero

que parezca una princesa

para la cita de hoy

con su novio rico y guapo.

hazte para allá.

sandra: me encanta tu recámara.

y esta noche ha sido la mejor

de toda mi vida.

aarón: y lo que falta.

sandra, me encantas.

desde que te vi en el antro

supe que eras la más guapa.

sandra: tú también me encantas

y estoy dispuesta

a demostrártelo de la forma

que quieras.

aarón: sí, pa, aquí en la prepa.

pues esperándola.

obviamente, la santurrona

de karina cae.

[ríe]

oye, te dejo que ahí viene.

sí, ok.

sale, bye.

karina, mi amor, ¿cómo estás?

¿cómo estás?

karina: bien, ¿tú?

aarón: bien, ¿estás lista

para un día increíble?

karina: sí, vámonos.

aarón: te abro la puerta.

braulio: susana, no me gusta

para nada este tipo.

algo malo hay en él

que no me late.

susana: ay, no, ¿ya vas

a empezar otra vez

con tus celos?

ay, que flojera.

bye.

karina: no, aarón, no quiero

entrar a tu casa.

no voy a entrar ahorita.

por favor, llévame a mi casa.

aarón: ¿estás segura?

¿no quieres conocer dónde vivo?

mira, a mí me llena de emoción

que conozcas mi casa.

entramos y te llevo a tu casa.

karina: no, aarón, dije

que no quiero.

por favor, respeta mi decisión.

ya será otro día que la conozca,

pero hoy quiero que, por favor,

ya me lleves a mi casa.

aarón: ok, está bien,

pero dame un beso.

karina: no, por favor, espérate.

no me toques así.

por favor, ¿qué te pasa?

karina:

aarón: ¿tú qué te metes

en lo que no te importa?

ahora sí.

[gime]

braulio: karina no está sola.

vuelve a acercarte a ella,

vuelve a tratar de violarla

y te la vas a ver conmigo.

¿estás bien?

karina: sí, ¿cómo supiste

dónde encontrarme?

¿cómo llegaste a salvarme

de este desgraciado?

braulio: alcance a escuchar

una llamada de su celular

diciéndole a alguien que tú ibas

a ser de él y por ese motivo

los seguí todo el día.

karina: gracias, braulio,

muchas gracias en serio.

braulio: tienes que ser

valiente y denunciar a este

desgraciado.

vámonos.

>> lo que pasó seguramente tú

lo provocaste.

has de haber estado de ofrecida.

karina: claro que no, mamá,

al contrario, yo estaba tan

ilusionada con él.

antes de eso fue tan atento

y tan romántico conmigo.

yo nunca pensé que solo se había

acercado a mí porque fue

una apuesta.

eso fui para él, una apuesta.

apostó con sus amigos

que iba a ser de él y como

el tiempo pasaba fue por eso

que intentó abusar de mí

a la fuerza.

sandra: mamá, mamá, me acaban

de hablar de la delegación.

>> pues ¿qué pasó?

sandra: pues que mi novio

está detenido.

no sé, pero tengo que ir.

>> no, sí, vamos, seguro.

te acompaño a la delegación

y vemos qué es lo que pasó.

karina: voy con ustedes,

voy con ustedes.

no me quiero quedar sola,

ahora menos después

de lo que me pasó.

sandra: ¿y ahora qué te pasó?

>> ay, ya sabes, tonterías

de tu hermana.

ya sabes, vuela una mosca

y piensa que el mundo

está en su contra.

vámonos a la delegación.

karina: no, no, no, no.

por favor, por favor, quiero ir

con ustedes, no me quiero quedar

sola.

sandra: ay, si vas a ir, ya.

ven, vamos.

>> hija, ¿qué pasó?

¿qué pudiste averiguar?

sandra: ay, mamá, una estúpida

acusó a mi novio de que

la intentó violar, pero no,

yo sé que aarón no es así.

karina: ¿tu--tu novio se llama

aarón?

sandra: sí, ¿por qué?

karina: porque el chavo

que trató de violarme

también se llama aarón

y braulio lo golpeó

para defenderme de él.

sandra: ay, de seguro

es tu culpa, karina,

que aarón esté

en este problema, ¿verdad?

karina: ¿es que

no me escuchaste?

iel trató de violarme!

>> eres una cualquiera.

encima que te metes con el novio

de tu hermana lo quieres

perjudicar.

karina: mamá, es que ya te

platiqué cómo fueron las cosas.

>> ay, ya cállate.

la verdad que dices pura

estupidez. vete a la casa.

tú y yo vamos a hablar después.

ivete!

karina: ay, virgencita.

¿cómo es posible que a pesar

de que aarón esté detenido

porque trató de violarme

mi hermana y mi mamá sean

capaces de creer que fui yo

quien lo provocó?

sandra: no, karina, ni creas

que te vas a salir con la tuya.

el abogado de aarón es muy bueno

y va a lograr que salga

bajo fianza y si yo fuera tú

iba a la delegación rapidísimo

a quitar esa denuncia,

para evitar el ridículo, ¿no?

digo.

karina: ¿cómo puedes pedirme

eso si soy tu hermana?

sandra: y no sabes cómo odio

que seas mi hermana.

no entiendo por qué te tuviste

que meter con mi novio,

¿por qué?

karina: ¿cómo me iba a imaginar

que tu novio era mi novio?

¿o por qué no entiendes que ese

maldito jugó con las dos

y se burló de las dos?

sandra: estoy segura que esto

lo haces porque eres la hermana

fea.

me odias tanto y quieres todo

lo que yo tengo y te entiendo

porque tú estás fea y yo estoy

bonita, pero esto

que acabas de hacer

no te lo voy a perdonar,

porque cuando aarón salga

vamos a ser muy, muy felices

te guste o no.

en libertad ya que la violación

no se concretó.

ahora es tentativa de violación.

tú vas a permanecer en libertad

bajo fianza mientras continúan

las investigaciones.

permíteme.

señorita.

sandra: ay, mi amor,

¿cómo estás?

yo sabía que ibas a salir.

¿estás bien?

aarón: ya, hazte para allá,

no me estés molestando.

sandra: ¿qué te pasa?

he estado al pendiente de ti

todo momento.

si quieres pregúntale

a tu abogado.

aarón: ya logré lo que quería

contigo, ¿sí?

que fueras mía.

ahora vete, no te quiero volver

a ver.

sandra: pero ¿por qué me dices

eso?

si dijiste que te gustaba.

aarón: yo puedo decir lo que sea

para ganar una apuesta, ¿sí?

y aposté una feria

para acostarme contigo

y con tu hermana,

la tuya ya la gané,

pero la de tu hermana no.

ay, fuiste muy fácil.

ni pusiste resistencia.

tan hermosa y tan fácil,

pero lo divertido de todo

es que tu hermana, la fea,

tuvo más dignidad que tú.

no me pude acostar con ella.

hasta nunca, sandra,

gracias por los momentos

de placer.

sandra: ay, todo esto es culpa

de karina.

la odio.

karina: sí, susana, si me siento

frustrada y muy dolorida

porque a mi mamá y a mi hermana

no les importó para nada.

estuvieron a punto de violarme

y al contrario, las dos

me tratan como si yo fuera

la responsable de que aarón

haya jugado con nosotras.

susana: no sé qué decirte,

amiga, tranquila.

braulio: karina, no quisiera

causarte más problemas,

pero creo que es necesario

que sepas lo que está pasando.

creo que lo tienes que saber

porque todo mundo está viendo

este video.

sandra: aarón ya no quiere

estar conmigo, mamá,

y todo es culpa de karina.

si ella no hubiera hecho

que lo detuvieran,

él quisiera estar conmigo

todavía, estoy segura.

la odio, mamá, la odio.

>> qué bueno que llegas.

karina: qué bueno que están

las dos.

tengo algo delicado

que decirles.

>> ¿ahora qué estupidez hiciste?

karina: es que no se trata

de mí, mamá, se trata de sandra.

sandra: ¿qué más quieres?

ya me echaste a perder la vida.

¿no te bastó con quitarme

a aarón?

karina: ¿qué no te das cuenta

que el cobarde es él?

no solo quería jugar

con nosotras, sino también

quería que fuéramos la burla

de todos.

miren, aarón subió un video

en la red donde está teniendo

relaciones contigo, sandra.

mírate bien en este video

pornográfico, mírate bien.

sandra: ay, no, mamá.

no puede ser.

aarón me grabó teniendo

relaciones.

karina: de verdad, sandra,

no me gusta que estés pasando

por esto, como tampoco darte

esta mala noticia,

pero tenías que saberlo.

primero es el amor a la familia

que el amor a los desgraciados

cobardes y poco hombre.

sandra: claro que no.

estoy segura de que te alegra

que me esté pasando esto

porque siempre me has tenido

envidia, siempre.

karina: es que no me puedes

culpar por lo que te hizo aarón.

>> por supuesto que puede.

todo lo malo que le pasa a esta

familia es por tu culpa

porque estás maldita, karina.

karina: ¿por qué me odias tanto,

mamá?

>> pues sí te odio,

porque desde que llegaste

a esta casa, a mi vida,

no he tenido una sola alegría

contigo.

karina: ¿cómo me puedes decir

esto, soy tu hija?

>> no sabes cómo lo lamento.

karina: ¿no te duele lo que yo

estoy sufriendo?

¿no hay un poco de cariño

de madre para mí?

>> a mí no me juzgas.

te doy el cariño que te mereces

y agradece que todavía me hago

cargo de ti.

karina: [llora]

quisiera entender por qué

mi mamá me odia tanto,

pareciera que ni soy su hija.

por favor, virgencita

de guadalupe,

ayúdame a entender por qué

mi mamá no me quiere.

quisiera saber qué hay

en el corazón de mi mamá

para poder entender

por qué no me quiere.

¿y esta rosa? ¿quién la dejó

aquí?

no creo que sandra y mucho menos

mi mamá me la hayan traído?

soy la hermana fea y ellas

nunca me tendrían

un poco de cariño.

aarón: vaya, hasta que llegas.

karina: aarón, ¿qué estás

haciendo aquí?

aarón: vengo a exigirte

que retires tu denuncia.

yo no me voy a ir a la cárcel

por alguien tan insignificante

como tú.

karina: no, es que no lo voy

a hacer.

tú trataste de violarme

y tienes que pagar

por tus actos.

aarón: ¿qué no entiendes

que yo te estoy haciendo

un favor? ¿que acostarse contigo

da asco?

mira, tú no sabes con quién

te estás metiendo, te puede ir

muy mal.

braulio: ¿qué no te quedó claro

lo que te dije, juniorcito?

te dije claramente que si

te acercabas a karina

te las ibas a ver conmigo.

aarón: yo no vengo a pelear.

braulio: con las mujeres eres

muy bravo, pero con los hombres

eres un cobarde.

vamos, machito, pelea.

vamos.

aarón: mira, no voy a pelear

contigo y no por cobardía, ¿sí?

sino porque estoy bajo fianza

y no soy estúpido como para caer

en tus juegos, imbécil.

braulio: de todas formas

vas a pagar

por lo que le hiciste a karina

porque soy testigo

de que trataste de violarla.

así como soy testigo de lo poco

hombre que fuiste al subir

un video con sandra teniendo

relaciones contigo.

aarón: tú te vas a quedar

callado y te vas a calmar

y no vas a mover las aguas, ¿sí?

porque no sabes ni quién soy.

ya lo saben, tú me quitas esa

denuncia y tú te calmas.

braulio: ime valen tus amenazas!

te lo vuelvo a repetir,

no hay una tercera advertencia,

no te acerques a karina

nunca más en tu vida.

y si sabes lo que te conviene

llégale por donde viniste.

illégale!

iorale, llégale!

no te preocupes, karina,

yo estoy aquí para protegerte.

karina: no sabes lo confortada

que me siento en tus brazos.

gracias, braulio,

gracias por no dejarme sola.

es que no sé cuánto tiempo más

podré soportar esta pesadilla.

en mi casa mi mamá y mi hermana

están en mi contra en lugar

de que me apoyen y las cosas

que me dijo mi mamá me han

herido mucho.

susana: ay, amiga, no sabes

cuánto lo siento.

karina: ya no puedo seguir

viviendo con los insultos

y el desprecio de mi madre

y el de sandra.

las dos nunca se cansan

de decirme que soy la hermana

fea.

[llora]

braulio: no les hagas caso,

tú no eres fea,

eres la niña más linda que he

conocido en el mundo.

susana: ¿y por qué no te vas

a vivir con tu papá?

karina: es que no he sabido

de él en muchos años.

no lo volví a ver desde

que se fue de la casa.

braulio: ¿tú qué sabes?

a lo mejor tu mamá no dejó

que tu papá se te acercara.

karina: es que nadie me quiere.

susana: sí, en eso braulio

tiene razón porque, perdóname,

amiga, pero tu mamá no es muy

linda que digamos y yo creo

que fue capaz de que no dejara

que tu papá se acercara a ti.

karina: es que aunque así sea

no sé dónde buscarlo.

tengo recuerdos vagos de él.

braulio: podemos buscar

en las redes sociales.

ya ves que de una manera u otra

todos estamos conectados

en la red y siempre tenemos

amigos en común.

karina: está bien, vamos

a buscar en las redes sociales

y ¿sabes qué?

me voy a dar la tarea de buscar

a mi papá.

miren, este es mi papá.

con su foto va a ser más fácil

encontrarlo.

braulio: yo me ofrezco

a ayudarte, pero te sugiero

que después de la escuela

vayamos a mi casa y lo busquemos

con calma.

karina: sí, acepto, braulio.

braulio: debes animarte más.

ya sabes que las penas con pan

son buenas.

por eso voy a la cooperativa

a traerte unas jícamas

con chile y limón.

¿tú quieres algo, susana?

susana: no, muchas gracias.

braulio: ahí las veo.

susana: ay, braulio

es un tipazo, amiga.

a pesar de que lo bateaste

se nota que te sigue queriendo.

karina: sí, sí tienes razón,

he sido una tonta en no valorar

el cariño de braulio.

tal vez si le hubiera hecho caso

no estaría pasando por todos

estos problemas

que estoy teniendo ahora.

karina: dejen que doroty

vaya a la ciudad esmeralda.

la bruja le dio el mensaje

a la niña y le explicó

que ahí vivía

el gran mago de oz y que--

>> ichicos!

ya nos vamos.

erica, te agradezco que hayas

cuidado de mis hijos

mientras fui a la entrevista

de trabajo.

niños, me estoy dando cuenta

de algo y estoy muy sorprendida.

están muy quitecitos,

no lo puedo creer, ni parecen

mis hijos.

nunca se están quietos.

bueno, despídanse de erica

que nos tenemos que ir.

>> ay, no, ma.

deja que karina nos termine

de contar el cuento.

andale, no seas así, mamita,

¿sí? por favor.

>> regresamos otro día.

hoy ya nos tenemos que ir,

tengo todavía muchos que hacer.

así que vámonos.

>> ay, ma, la estábamos pasando

tan bien.

luego nos terminas de contar

el cuento.

eres muy buena onda.

te quiero mucho.

karina: yo también los quiero

mucho.

después les termino de contar

el cuento, ¿va?

les prometo que les contaré

mucho más.

>> bye, braulio.

bye, gracias.

vámonos. vámonos.

gracias.

erica: bye.

qué bárbara, tienes talento

con los niños, ¿eh?

porque los hijos de mi hermana

son tremendos.

karina: siempre me han gustado

por eso pienso estudiar ciencias

de la educación.

erica: eres una gran chava.

de gran corazón y nobleza.

bueno, los dejo solos para que

acaben lo que tienen que hacer.

con permiso. estás en tu casa.

karina: muchísimas gracias,

señora.

ay.

braulio: muchas gracias

por la paciencia con mis

sobrinos.

es que la verdad son bien

latosos.

a mi tía mónica no la dejan

en paz.

karina: exageras, son inquietos

como cualquier niño.

mejor comencemos a buscar

a mi papá en la red.

braulio: ok, ya tenemos

la primera pista que es que

se llama david rodríguez.

david.

karina: ay, no, es que ve,

existen una gran cantidad

de personas que se llaman

igual a mi papá.

braulio: y algunos no tienen

foto de perfil,

pero no te desanimes.

de que encontramos a tu papá

lo encontramos y pues a darle

porque por lo visto no va a ser

nada sencillo encontrarlo.

erica: les hice agua fresca

de naranja.

braulio: gracias, ma.

erica: de nada.

por lo visto lo que están

haciendo es bien importante.

llevan varios días en lo mismo.

braulio: para karina es muy

importante.

erica: bueno, pues que

encuentren pronto lo que están

buscando.

los dejo, me voy al super.

karina: tu mamá es muy linda.

braulio: tú también le caes

muy bien.

me dijo que eras una super

chava.

karina: bueno, continuemos

buscando a mi papá.

braulio: sí, ya nos quedan

pocos perfiles por revisar.

uno de estos es tu papá.

espera.

karina.

karina, lo encontramos.

encontramos a tu papá.

ies él! ies igualito!

karina: braulio, sí, sí,

es él.

ese señor--ese señor es mi papá,

braulio, lo encontramos.

pa--papá,

te agradezco que hayas aceptado

verme.

david: no tenía por qué negarme.

braulio: los dejo solos.

david: gracias.

renata me convenció

para que me alejara de ti.

me dijo que no querías verme.

que estabas llena de rencor,

pero yo nunca dejé de pensar

en ti, eres mi hija, mi karina.

karina: papá, te necesito,

en serio, me has hecho mucha

falta.

david: [llora]

aquí estoy, hija, siempre vas

a contar conmigo.

tienes que saber que rehice

mi vida.

tengo una familia, una esposa,

hijos.

ellos saben que estuve casado,

pero ignoran tu existencia.

karina: entonces, ¿no nos vamos

a poder ver?

david: no, por supuesto,

solo será cuestión de tiempo

para que ellos te conozcan

y se acostumbren a ti.

karina: está bien,

lo importante es que estemos

en contacto otra vez, pa,

y si estás de acuerdo

le voy a decir a sandra

que te encontré.

estoy segura que le va a dar

gusto.

david: no, no creo que sea así.

karina: pero ¿por qué no?

también es tu hija.

david: no, no lo es.

cuando me casé con renata

ella ya tenía a sandra.

en realidad tu mamá nunca

me quiso como yo.

ella no dejaba de pensar

en el papá de sandra aunque él

la rechazaba todo el tiempo

y su amargura fue lo que causó

nuestra separación,

pero en realidad de las dos

solo tú eres mi hija.

[música]

[música]

karina: ya sé por qué

no me quieres.

renata: mira, no vengas con tus

tonterías que no estoy de buen

humor.

karina: es que no es ninguna

tontería, mamá.

vengo de ver a mi papá.

y ya sé la verdad.

te casaste con él

aun amando al papá de sandra.

renata: sí.

eso es verdad.

el papá de sandra siempre

ha sido el amor de mi vida,

pero tuvo que cruzarse

una mujer que me lo robó.

por eso me casé con david,

por despecho.

yo necesitaba de alguien

que se hiciera cargo de sandra

y de mí, que pagara los gastos

de la casa, que se hiciera

cargo de nosotras.

karina: ¿y qué culpa tengo yo

de que te hayas casado

con un hombre que no querías,

que te hayas casado

porque te convenía?

¿qué culpa tengo yo?

renata: porque tuve la esperanza

que teniendo otra hija

david se iba a quedar conmigo,

pero naciste tú, tan fea.

el al darse cuenta

que no lo amaba se fue

y como no nos iba a dar

lo que nos correspondía

ni a sandra ni a mí

ni se iba a hacer cargo

de nosotras, pues tampoco

tenía derecho de verte.

karina: no cabe duda que has

cometido muchos errores en tu

vida, mamá, pero el más grande

es decir que eres una madre

cuando no lo eres.

a mí me desprecias y a sandra

la has malcriado a tal grado

que es la burla de las redes

sociales por andar acostándose

con cualquiera.

ah, y otra cosa, mi papá

no se fue de nuestro lado

porque yo fuera fea,

se fue porque tú nunca

dejaste de buscar al papá

de sandra, de rogarle y de ir

a suplicarle que regresara

contigo cuando ya estabas casada

con mi papá a quien hiciste

sufrir mucho con tus desprecios.

renata: lárgate de mi casa,

no te quiero volver a ver.

ilárgate!

karina: claro que me iré.

no tiene caso seguir tratando

de ser parte de una familia

que se basa en las envidias

y el rencor.

voy a ir a preparar mi maleta.

karina: muchas gracias,

braulio, por decirle a tu tía

mónica que me dejara quedar

por un tiempo en su casa

en lo que consigo un trabajo

y a dónde irme a vivir.

me siento tan bien en la casa

de tu tía, es super linda

y tus sobrinitos siempre

me hacen reír.

braulio: no sabes cómo me gusta

verte sonreír.

hace tiempo que no lo hacías,

¿eh?

después de todo este sufrimiento

mereces ser feliz.

karina: me duele mucho estar

lejos de mi mamá y de mi

hermana, pero yo creo que fue

lo mejor.

siempre me hacían sentir mal

por ser la hermana fea.

braulio: mira, olvida todo

lo que ellas te dijeron.

tú nunca fuiste y nunca serás

la hermana fea.

karina: tienes razón,

mi mamá me hacía sentir así

por el coraje y el odio

que le tenía a mí papá,

pero no voy a dejar que sus

malas decisiones me afecten.

braulio: y está bien.

si tu mamá no te supo valorar

yo sí.

porque eres la chava más

increíble que he conocido,

a pesar de que no puedas

corresponder a mis sentimientos.

karina: es que eso era antes

porque era una tonta,

pero eres el mejor de todos

los chavos y sé que no habrá

nadie en el mundo mejor que tú

para entregarle mi corazón.

sí, braulio, ahora sí te

respondo la pregunta del antro.

sí quiero ser tu novia.

braulio: te amo, karina.

karina: los hijos deben ser

el reflejo del amor

y no son para conseguir

a alguien que te dé

una estabilidad económica.

los hijos no se deben de tratar

como objetos ni convertirlos

en víctimas de los odios

y rencores hacia nuestras

parejas, como tampoco

de nuestras malas decisiones.

los hijos son grandes dichas

de felicidad

que llegan a nuestras vidas

para demostrarnos

que no existe la hermana fea.

Cargando Playlist...