null: nullpx
Cargando Video...

La Rosa de Guadalupe - 'La fuerza de la verdad'

Univision3 Ene 2020 – 12:00 AM EST

Comparte

locutor: televisa presenta...

dinora: ayer llevé a reciclar

mi arbolito de navidad.

me dieron una violeta africana

preciosa,

que le regalé a mi mamá.

micaela: ay, tú y tus mafufadas

ecológicas, ¿eh?

dinora: ay, mica,

deberías de pensar en cosas

que sí son importantes

y la ecología es importante

para mí y para todo el mundo.

micaela: ay, mejor déjate

de tus mafufadas

y mira el "papucho"

que va pasando.

dinora: ay, guau, es un papucho,

parece modelo de pasarela

y de revista.

micaela: ay, hubiera estado

del uno

que santa me hubiera dejado

un muñequito así

debajo del árbol.

dinora: ay, a mí también,

pero con esto de la crisis,

ni un muñeco de trapo

me trajeron.

micaela: ay, pues,

a mí la crisis la verdad

es que me da risa.

a mi papi

le fue de poca el año pasado

y me dio de regalo

este celular

que está "megain", ¿no?

está increíble.

dinora: ah, sí, está chido.

perdón,

pero es que mi mamá

se las está viendo negras

con el truene de su empresa.

atina: pase.

siéntese, por favor.

vanesa: gracias.

atina: le agradezco

que haya venido.

vanesa: lo hago con mucho gusto.

mi trabajo es orientarla

ahora que está pasando

por una crisis económica.

atina: ay, por favor, vanesa,

las dos somos muy jóvenes,

¿qué te parece

si nos hablamos de tú?

y así este proceso

será más llevadero.

vanesa: pues, tienes razón,

me parece perfecto.

bueno, a ver,

expone bien tu caso.

atina: mira, yo tenía

una empresa

dedicada a las importaciones,

pero como el dólar

se fue hasta las nubes

con esto de la crisis económica,

mis deudas en dólares

crecieron tanto

que, después de un año

de estira y afloja,

ya no pude sostenerme

y ahora estoy en banca rota.

vanesa: pues sí,

por teléfono me comentaste, ¿no?

que tuviste que rematar

toda tu mercancía

para salvar tu empresa.

atina: sí, no tuve otra opción

y apenas cubrí gastos básicos

como liquidación de empleados

y cosas así.

pero lo que sigue preocupándome

son mis deudas

en el extranjero,

que prácticamente

son impagables.

vanesa: no te preocupes.

juntas encontraremos la manera

de que superes esta crisis

y evitar

que tus proveedores extranjeros,

pues, te demanden

por falta de pago.

ian: ¿qué tal?

buenos días, jóvenes.

todos: buenos días.

ian: mi nombre es ian mosqueda

y soy su nuevo

maestro de química.

micaela: ay, guau,

el "papichulo"

es nuestro "teacher",

está megadelicioso.

dinora: ay, ya sé,

hasta como que la química

me empezó a gustar.

víctor: no sé qué le ven

las chavas al teacher

si es un tarado.

>> micaela ya tiene

con quién distraerse,

ahora menos te va a pelar.

víctor: ay, cállate, idiota.

ian: ¿cómo se puede distinguir

un cambio físico

de uno químico?

dinora: ya llegué, ma.

¿cómo te fue

con la nueva asesora?

atina: pues, el panorama

es difícil,

pero se ve optimista

en que lograremos

un buen resultado.

dinora: qué bueno, ma,

porque no me gusta

verte tan preocupada.

atina: gracias, hija.

pero soy yo la que te pido

que no te preocupes,

estos problemas son de adultos

y ten por seguro

que los voy a solucionar.

y a ti, ¿cómo te fue

en la escuela?

dinora: del uno.

nuestro nuevo maestro de química

nos dejó boquiabiertas a todas

con lo papucho que está.

atina: ay, no me digas

que te vas a enamorar

de tu maestro.

dinora: ay, ma, ¿cómo crees?

solo estoy diciendo

que es un papucho,

nada más.

atina: solo espero

que no te distraigas

y bajes tu promedio de química,

¿eh?

dinora: ay, no, ma,

te lo prometo.

ian: siempre que combinemos

un ácido con una base

tendrá lugar

una reacción de neutralización.

les vamos a hacer

una demostración.

micaela: "ay, ian es un sueño.

si fuera galán de televisión,

yo sería su fan".

dinora: "no necesita salir

en la 'tele',

ian es un galanazo

y podemos formar

un club de fans".

micaela: "ay, qué buena idea,

dino, en el receso nos reunimos

para empezar nuestro club".

dinora: se me ocurre

que podemos formar

un grupo de admiradoras

del papucho de ian

en la red social.

micaela: ay, eso es

una megaidea, ¿verdad?

>> claro.

micaela: ay, aparte, tú eres

una buenaza para la computación

y te va a quedar del uno.

dinora: pero es que vamos

a necesitar una foto del "profe"

para subirla a la red.

micaela: se la tomamos y ya.

dinora: bueno, pues, sí--

micaela: mira, allá está,

allá está...

dinora: préstame tu celular,

préstamelo.

>> [hablan a la vez]

dinora: córranle.

>> acá, acá, acá.

dinora: a ver, a ver, a ver.

tápame, tápame, no te muevas.

espérate.

micaela: córrele.

dinora: ahí, ahí, ahí.

>> ahí se ve bien.

dinora: ¿qué tal, eh?

micaela: ay, la página

quedó de poca.

estoy segura

que muchas chavas del colegio

lo van a agradecer.

dinora: ay, para que no digan

que somos egoístas.

pero eso sí,

yo soy su novia.

micaela: ay, ¿qué te pasa?

a ese bombón

me lo voy a comer yo,

es a mí a quien me va apelar.

dinora: no.

micaela: vas a ver.

dinora: no te hagas

muchas ilusiones, mica,

porque un papucho como ese

fue lo que me recetó el doctor.

micaela: [ríe]

bueno, ya, ya, ya, ok.

ahora, a invitar

a todas nuestras amigas

de la red social

para que se hagan fans

de la página.

ok, ok, ponle, ahí.

[ríe]

>> miren, ahí están.

todas: [aplauden]

>> se vieron "megaguau"

con la invitación para unirnos

a la página de ian.

>> sí, el profe de química

es un astro.

dinora: sí, fue lo mejor

que pudo haber hecho la escuela,

contratarlo para darnos clases.

>> sí, estuvo del uno

la idea de hacer la página,

a quien se le haya ocurrido

fue una genia.

micaela: sí, fue una genialidad.

>> la foto que está en la página

del club de fans de ian

es buenísima,

se ve megaguapo.

>> sí, yo ya hasta la imprimí

y la puse al lado de mi cama

para soñar

todas las noches con él.

>> [ríen]

víctor: estoy harto del mentado

profesorcito de química.

todas las niñas

se han vuelto unas idiotas

por él.

[alerta de notificación]

vanesa: [ríe]

ian, ian, ven, ven a ver esto,

ven.

ian: ¿qué pasa, mi amor?

vanesa: pasa que tienes

550 fans.

ian: y ¿esa foto?

¿de dónde la sacaron?

vanesa: no, no, no,

no tengo ni idea,

pero todas comentan

que eres un sol,

un sueño hecho realidad,

que eres el mejor experimento.

bueno, hasta quieren

reprobar de año

para estar otra vez contigo

y todas esas cosas, ¿eh?

ian: chamacadas sin importancia.

vanesa: ay, pues, yo no sé,

pero me voy a poner celosa, ¿eh?

ian: no tienes por qué,

a la única que amo es a ti

y me voy a casar contigo.

vanesa: [ríe]

ya lo sé, tontito,

ya lo sé,

pero, mira, que tus fans

sigan fantaseando,

total, tú vas a estar conmigo

toda la vida

y te voy a jurar amor

frente al altar.

ian: y lo haremos,

en la iglesia

donde siempre has soñado

que nos casemos.

vanesa: ya sé.

me ilusiona mucho casarme ahí,

porque hay una imagen

de la virgen de guadalupe

tan bonita.

ian: y frente a ella,

te voy a jurar amarte siempre,

siempre.

micaela: ay, guau,

cada día son más las fans

del papichulo de ian.

víctor: mica.

micaela: ay, me espantaste.

víctor: mica,

quiero hablar contigo.

micaela: ¿de qué?

víctor: sabes que me lates

un buen

y quiero que andemos.

micaela: ay, "sorry",

pero no puedo ser tu chava,

ya tengo novio.

víctor: ¿quién?

micaela: ian.

soy la novia

del teacher de química.

víctor: ¿qué?

eres una mentirosa,

él no es tu novio.

micaela: oye, claro que sí,

es mi novio.

bueno, él no lo sabe.

víctor: seguro te uniste

a la ridícula página

del club de fans

del tarado este de ian.

micaela: pues sí,

porque yo y dina

fuimos las creadoras.

víctor: ¿fueron ustedes?

micaela: sí, fuimos nosotras,

¿y?

nos encanta.

es nuestro novio imaginario,

¿cómo ves?

víctor: es una estupidez.

micaela: ¿sabes qué?

piensa lo que quieras,

es mi fantasía

y tú no me la vas a romper.

ian: ahora sí ya no te puedes

echar para atrás, ¿eh?

las amonestaciones

empiezan a correr

a partir de este momento.

vanesa: bueno, ni creas

que me voy a echar para atrás,

no voy a dejarte escapar.

desde que me enamoré de ti,

siempre me imaginaba

el momento de casarme contigo.

y a nuestra

virgencita de guadalupe

se lo dije,

le dije que te amaba tanto,

que me iba a casar contigo

frente a ella.

ian: y vamos a cumplir

tu palabra,

porque la virgen de guadalupe

va a ser testigo

del inmenso amor

que nos tenemos.

dinora: ay,

ojalá nos dieran más horas

de laboratorio de química

para ver más tiempo

al papucho de ian.

micaela: ay, sí,

es tan sexi.

quiero quedar tan bien con él

que le eché muchísimas ganas

al trabajo

que le acabamos de entregar.

dinora: yo también,

hasta investigué de más

por impresionarlo.

micaela: claro, que sepa

que no se va a enamorar

de una burra.

dinora: [ríe]

oh, me olvidé mi bata

en el laboratorio de química.

voy por ella y te alcanzo

en el café, ¿vale?

micaela: ok.

dinora: bye.

micaela: [suspira]

ian: "ian, desde que te vi

sabía que había buena química

entre nosotros.

siempre soñé con alguien

tan guapo como tú,

pareces modelo de revista

y estaría del uno ser tu novia".

[ríe]

ay, qué mis alumnas,

ellas y sus ocurrencias.

todos: [aplauden]

ian: muchas felicidades,

muchachas,

porque lo están haciendo

muy bien.

>> gracias, profe.

ian: sigan trabajando.

[piensa] "pareces

modelo de revista

y estaría del uno

ser tu novia".

¿quién de ellas

me habrá mandado esa carta?

[música]

[música]

ian: "el que calla otorga.

y tu silencio me dice

que también tienes

fantasías conmigo,

tu silencio me provoca.

imagino tus labios

recorriendo mi cuerpo desnudo,

mi corazón acelerado

con el roce de tus dedos

en mi cintura

y entregarme a ti como mujer

y que me hagas el amor".

esto ya no me está gustando,

ya no puede seguir.

tengo que hacer algo

para parar la situación.

les pedí verlas a ustedes

sin sus compañeros,

porque tengo algo muy serio

que decirles.

dinora: ¿de qué se trata,

profesor?

ian: entre mis cosas

han aparecido unas cartas

que, al principio,

tomé como un juego,

pero ya no me gusta el curso

que están tomando las cosas.

micaela: y nos reunió aquí

para preguntarnos

quién de nosotras es

la que escribió

esas cartas, ¿no?

ian: no, no me interesa saber,

lo único que me interesa

es que por favor

dejen de escribir esas cartitas.

dinora: pues, nosotras

no teníamos idea de nada,

profesor.

>> [hablan a la vez]

ian: acepto

que esta situación,

al principio,

me parecía graciosa,

incluso,

de la página de internet,

está bien.

pero para evitar

que esto se salga de control,

yo les pediría que, por favor,

dejaran de escribir

sus comentarios.

gracias.

vanesa: pues, ya logré contactar

a tus proveedores

de estados unidos

para poder negociar

la deuda que tienes con ellos.

atina: ¿crees

que haya posibilidad

de que acepten un arreglo?

vanesa: bueno, pues, tenemos

que intentarlo.

mira, estados unidos

también pasó por una crisis,

así que espero

que puedan entenderlo.

dinora: hola, mamá.

atina: hola, dinora.

mira, te quiero presentar

a vanesa,

ella es quien me está asesorando

para poder salir

de la crisis económica

por la que paso.

vanesa: hola, dinora,

mucho gusto.

dinora: igualmente, mucho gusto.

voy a subir a mi cuarto

para que sigan trabajando.

vanesa: ay, no, no te preocupes,

por hoy ya terminamos.

nos vemos después.

atina: gracias

por todo tu esfuerzo, vanesa.

vanesa: no, hombre.

atina: te acompaño.

vanesa: gracias.

dinora: hasta luego.

vanesa: adiós.

atina: estamos en contacto.

dinora: se ve que vanesa

es bien buena onda,

qué chido que te está apoyando

en esto, ma.

atina: sí, desde que vanesa

me está asesorando

me siento más tranquila.

ay, le agradezco tanto

a la virgen

que la haya puesto

en mi camino.

vanesa: hola, mi amor.

se nota que ya regresaron

a clases los niños,

porque el tráfico está terrible,

no sabes.

ian: ¿cómo te fue?

vanesa: pues, el caso de atina

está complicado,

pero voy a intentar favorecerla

lo más que se pueda.

ian: ojalá que así sea.

vanesa: ¿qué te pasa, mi amor?

ian: no puede ser posible

que siga esta situación.

vanesa: ¿por qué,

a qué te refieres?

ian: ve este correo.

vanesa: a ver...

"¿qué te crees

al tratar a los alumnos así?

no olvides que tú solo eres

un pobre maestro

y no vales nada.

te hicieron un favor

al poner sus ojos en ti,

pero ten cuidado,

porque te juro

que te puedes arrepentir".

¿y este correo?

¿a qué se refiere

con poner los ojos en ti?

¿qué--qué es lo que pasa, ian?

ian: me llegaron cartas

de una alumna,

que al principio fue simpático,

que, pues, aparentemente,

estaba enamorada de mí,

pero las cartas empezaron

a subir de tono.

vanesa: a ver...

ian: ya hablé con ella

para detener la situación,

pero ahora recibo este correo.

vanesa: pues, no sé,

a mí me da la impresión

de que la escribió alguien

que te tiene mucho coraje.

a lo mejor un noviecito celoso

de una de tus fans, ¿no?

ian: se me hace absurdo.

yo a mis alumnos

los trato con mucho respeto

y les doy su lugar.

vanesa: pues sí, ya lo sé,

pero, pues, son niños inseguros.

lo mejor que puedes hacer

es hablar con ellos

y aclarar la situación

lo antes posible.

ian: a ver, chavos,

hay un asunto

que quiero tratar con ustedes.

ayer llegó a mi buzón

un correo amenazante

y quiero saber

en este momento quién fue.

>> pues, yo no sé

por qué piensa

que nosotros fuimos.

víctor: mire, pues, a mí sí

me cae muy gordo,

pero no soy tan cobarde

para mandarle

correítos anónimos.

[alerta de mensaje]

ian: no puede ser.

volví a recibir

otro correo con amenazas.

vanesa: bueno, pero ya hablaste

con tus alumnos.

ian: sí, ninguno reconoció

haberlo mandado.

vanesa: [resuella]

mira, no queda de otra, ian.

tienes que responder

a esos correos

y citar a esa persona

para que sepas de una vez

de quién se trata.

micaela: sorpresa.

ian: micaela,

siéntate, por favor.

tenemos que aclarar

lo que está pasando.

micaela: no creo

que haya mucho que aclarar.

es más que obvio

que me gustas.

ian: y te agradezco

que te hayas fijado en mí,

pero entiende que eres una niña

y que yo no me puedo

fijar en ti.

micaela: seré más chica que tú,

pero yo te puedo hacer feliz.

ian: por favor, micaela,

todo esto es

una ilusión para ti,

es algo pasajero.

además, yo vivo con mi novia

y pronto me voy a casar.

micaela: pero todavía

no estás casado

y yo puedo hacer

que tus sentimientos cambien,

porque lo que siento por ti

es muy serio.

ian: pues haces mal,

porque un hombre como yo

no te puede hacer feliz a ti.

lo mejor que puedes hacer

es fijarte

en alguien de tu edad,

en alguno de tus compañeros.

micaela: pero yo no quiero

andar con nadie

que no seas tú,

yo te amo

y quiero hacer el amor contigo.

ian: eso nunca va a pasar.

y será mejor que te olvides

de esta locura.

te voy a dar

una última oportunidad

para que recapacites

y, si sigues con esto,

voy a tener que hablar

con el director.

micaela: [resuella]

maldito.

¿cómo se atrevió a rechazarme?

pero esto no se va a quedar así.

el desgraciado de ian

me las va a pagar,

me las va a pagar.

[llaman a la puerta]

adelante.

víctor: ¿qué pasó?

¿para qué me llamaste?

micaela: porque necesito

que me ayudes,

tengo algo que proponerte

y estoy segura

de que te va a fascinar.

víctor: [ríe]

¿qué es

lo que te traes entre manos?

micaela: quiero vengarme de ian.

víctor: [ríe]

pues, ¿qué fue lo que te hizo

que se te acabó el amor por él?

micaela: me humilló,

me despreció

y nunca se lo voy a perdonar.

y, pues, por eso

necesito de ti.

tiene que pagar muy caro

por llamarme loca.

tenemos que desprestigiar

al profe ian.

víctor: a ver, a ver, a ver,

y ¿yo qué gano con todo esto?

micaela: el mejor

de todos los premios,

porque si me ayudas

a destruir al profe,

yo voy a ser tu novia.

[música]

[música]

ian: hoy vamos a ver

que no todos los líquidos

tienen la capacidad

de conducir electricidad.

todo depende

de los elementos químicos

que los líquidos contengan.

dinora: no lo puedo creer,

mica.

se ve que ian

es bien buena onda.

micaela: ay,

yo pensaba lo mismo,

tampoco podía creerlo

cuando se estaba tratando

de propasar conmigo.

pero es verdad, dino,

te lo juro, es verdad.

dinora: y yo te creo, mica,

y no te puedes quedar callada,

lo mismo que te hizo a ti,

se lo puede hacer a cualquiera.

micaela: tienes razón,

todos tienen que saber

qué clase de hombre es ian.

voy a poner en la página

lo que trató de hacer conmigo.

ian: lucía.

lucía, se te olvidó

tu lapicera.

lucía: ¿y qué?

¿me va a costar algo el favor?

ian: no, claro que no,

no sé por qué lo dices.

lucía: no se haga,

ya todas en la escuela sabemos

que a usted le gusta

meterse con las alumnas.

vanesa: [ríe]

ian: hazme piojito.

vanesa: ay, no, bueno,

eres un mimado.

¿y esa sonrisa?

ian: ahora resulta

que ya no soy tan admirado

por mis alumnas.

vanesa: ¿cómo, qué pasó?

ian: pues, se soltó el rumor

de que me gusta meterme

con mis alumnas.

vanesa: ten cuidado, ian,

eso es muy delicado.

ian: pero no creo que pase nada,

solo es un rumor.

vanesa: bueno, pero rumor o no,

debes tener mucho cuidado.

ian: los rumores se alimentan

si les prestamos atención,

no hay que hacerles caso

para que se desvanezcan

de la misma forma

como surgieron.

además, no puede pasar nada

porque yo no hice nada.

y ya,

sigue haciéndome piojito.

vanesa: ay.

[ríe]

ya.

[ríe]

"tengan cuidado,

no se fíen de su carita de ángel

porque es un pervertido.

me propuso acostarme con él

a cambio de pasar química.

mi novio víctor fue testigo,

así que cuídense de ian.

si les comento esto,

es porque no quiero que pasen

por lo mismo que yo

estoy pasando".

ay, no puede ser.

ian: ya me voy a la escuela.

vanesa: no, no, no, espérate,

quiero que veas esto.

ian: o sea que fueron

micaela y víctor

los responsables del rumor.

vanesa: por favor, ian,

debes de tener cuidado,

es que ya está en la red,

te están difamando.

ian: no te preocupes,

le voy a poner punto final

a esta situación.

micaela: entonces,

¿para qué me citó?

ian: para pedirte que detuvieras

tu acoso sobre mí.

micaela: pero yo

nunca le he hecho nada,

si malinterpretó

nuestros comentarios

sobre usted,

pues, es su problema.

ian: por favor, micaela,

nada de lo que dices es verdad.

eres tú la que está

malinterpretando las cosas.

micaela: pero no tienes manera

de comprobarlo.

en cambio, yo tengo un correo

donde demuestro

que usted me citó

y, después, quiso pasarse

de listo conmigo.

ian: claro que no.

por favor, ya basta.

¿qué te pasa?

micaela: ¡ian, por favor,

déjame, por favor!

ian: ya cállate.

cálmate--

víctor: ¿qué pasa?

¡deje a mi novia!

ian: lo único que estoy

tratando de hacer

es arreglar las cosas.

víctor: [grita] ¿qué?

¿tocándola?

ian: ya cálmate, por favor.

micaela: ¡víctor!

es un tarado, un animal.

ian: perdón, no pensé,

me dejé llevar

por las emociones.

micaela: vas a pagar muy caro

por haberte metido con nosotros,

te lo juro.

y le pegó a víctor, papá,

el profesor está loco.

>> esto no lo voy a permitir.

nadie que se atreva

a meterse con mi princesa

sale bien librado.

micaela: sí, papi,

hay que ponerle un alto.

antonia: hija, a lo mejor,

confundiste las intenciones

de tu profesor.

micaela: ay, por favor, mamá,

¿del lado de quién estás?

antonia: del tuyo, mi amor.

pero quiero

que hagas las cosas bien.

>> por favor, antonia,

la niña está muy alterada,

ya ha sufrido bastante

para que tú salgas

con esas cosas.

micaela: protégeme, papito,

protégeme de ese degenerado.

director: maestro,

me he visto obligado

a mandarlo llamar,

porque los rumores

del acoso a las alumnas

son inconcebibles.

ian: todo es mentira.

yo nunca le propuse

nada a micaela.

>> mi hija no es una mentirosa

y si ella dice

que usted se propasó con ella,

es verdad.

>> yo también lo creo.

si hasta es capaz

de golpear a sus alumnos

como lo hizo con mi hijo víctor.

ian: eso fue un error,

lo reconozco.

el alumno me obligó

a perder la paciencia.

pero nunca le falto el respeto

a mis alumnos.

director: lo siento,

maestro mosqueda,

pero en este colegio

no voy a permitir

este tipo de enfrentamientos.

está usted despedido.

ian: por favor,

le pido que reconsidere,

por favor.

director: de ninguna manera.

le suplico

que abandone la institución

lo más pronto posible.

[música]

[música]

dinora: ¿ya viste?

micaela: sí, me salí con la mía.

dinora: ¿te saliste con la tuya?

micaela: todo lo que dije

no era cierto,

lo hice porque el tarado de ian

me despreció

y no iba a dejar

que se saliera con la suya.

dinora: estás haciendo muy mal.

micaela: por favor, no me vengas

con clase de moral

y, si te dices mi amiga,

te prohíbo que digas algo.

tú eres la única

que sabe la verdad

y, si hablas,

yo voy a saber que lo hiciste.

ian: no puedo creer

que haya bastado

la palabra de una alumna

para destrozar mi vida.

vanesa: no hables así.

esta fue

una mala experiencia,

pero tu vida sigue adelante,

no te puedes dar por vencido.

ian: y no lo hago,

pero me duele ver

cómo una mentira

puede cambiar mi vida

en un minuto.

porque para mí

la docencia es mi vida,

amo dar clases.

soy maestro de corazón,

no por vocación.

vanesa: ya lo sé.

pero ese colegio no es el único

donde puedes dar clases.

tú te quedas

con la tranquilidad

de que no hiciste nada malo,

tú sabes que siempre

hiciste lo correcto.

vanesa: eres un gran hombre,

ian.

no permitas

que el capricho de una niña

afecte tanto tu vida.

ian: gracias, vanesa,

tú siempre me has apoyado.

no sé qué haría sin ti.

vanesa: [ríe]

anímate, hombre.

báñate en lo que yo

voy a hacer unas cosas

y, luego, vamos al cine

para que te distraigas, ¿sí?

ian: está bien.

>> puedes estar tranquila, hija.

ese maestro no va a volver

a molestarte.

micaela: gracias, papi.

solo espero

que no le haga lo mismo

a otras alumnas,

porque es horrible

pasar por esta situación.

>> no lo voy a permitir.

ya encontraré la forma

de que ese tipo

no vuelva a hacerle daño

a nadie.

vanesa: [piensa] por favor,

virgencita, ayuda a ian.

tú sabes que él es bueno.

no se merece ser víctima

de una calumnia.

por favor, virgencita,

te suplico

que se aclare esta mentira,

que triunfe

la fuerza de la verdad

y que mi prometido

pueda recuperar su trabajo.

su vida es dar clases,

no es justo

que no pueda volverlo a hacer.

ayúdalo, virgencita, ayúdalo.

ian: qué bonita rosa.

seguro me la dejó vanesa

antes de irse.

vanesa: ¿ya estás listo,

mi amor?

ian: ya casi.

pero antes

te tengo que agradecer

por la rosa

que me dejaste en el cuarto.

vanesa: ¿qué?

ah, qué bueno

que te gustó, mi amor.

ian: sí, me sentí mucho mejor

al ver la rosa.

regresando del cine,

me voy a meter a internet

y voy a empezar

a buscar trabajo.

gracias.

voy por mi cartera,

no me tardo.

vanesa: ay, perdóname,

virgencita,

las dos sabemos

que yo no dejé

esa rosa en la recámara.

ay, pero con tantas

malas noticias,

pues, me puedes perdonar

una mentirita piadosa, ¿no?

ian: pues ya encontré

muchas oportunidades de trabajo

en internet.

vanesa: ay, qué bueno, mi amor.

estoy segura

de que te va a ir muy bien,

porque eres muy buen maestro.

ian: pues espero,

porque creo que no sé hacer

ninguna otra cosa,

lo único que me interesa

es enseñar.

vanesa: y seguirás haciéndolo,

seguirás dando clases,

no hay nada que impida

que continúes siendo maestro.

ay, espérate.

[ríe]

atina: ya me hablaron

algunos de mis proveedores

para tratar de negociar

la deuda que tengo con ellos

después de que tú les llamaste.

vanesa.

vanesa, ¿me estás escuchando?

vanesa: ay, perdóname,

es que no me deja de dar vueltas

un problema

que tiene mi prometido.

atina: ¿te puedo ayudar en algo?

vanesa: no, atina,

muchas gracias.

ian se vio involucrado

en--en un problema

y un rumor

que lo perjudicó seriamente.

a tal grado,

que lo despidieron

de su trabajo.

atina: lo siento mucho, vanesa.

vanesa: y todo

por una niña malcriada

que no tiene respeto

por nada ni por nadie

y con tal de cumplir

sus caprichos...

solo espero

que todo esto se resuelva pronto

para poder ser feliz

en mi matrimonio.

micaela: ay, bueno,

ya párale, ¿no?

víctor: me gustas, micaela.

me prometiste

que serías mi novia

a cambio de ayudarte

con el tarado de ian.

micaela: sí, y ya lo fui, ¿no?

en ningún momento te dije

que iba a ser tu novia

para siempre.

así que aquí lo dejamos.

bye.

víctor: te advierto

que si me cortas,

te vas a arrepentir.

micaela: guárdate tus amenazas,

qué flojera.

y el que se va a arrepentir

si no me deja de molestar,

eres tú.

dinora: oye, ma,

¿ya está lista la comida?

atina: solo es cosa

de calentarla.

por favor, ve poniendo la mesa

en lo que yo guardo

estos papeles.

dinora: oye, ma,

como que te noto más animada.

atina: sí, porque aunque todavía

no se resuelve mi problema,

gracias a vanesa

estamos llegando

a buenos acuerdos.

dinora: qué chido, ma.

me da mucho gusto por ti.

atina: aún no cantamos victoria

porque no sé

de dónde voy a sacar el dinero

para liquidar los arreglos

que estamos cerrando.

dinora: ay, pues,

eso ya lo verás.

lo importante es

que hay una posible solución.

atina: vanesa opina lo mismo,

que paso a paso

iremos saliendo

de este problema.

dinora: qué chida es vanesa.

gracias a ella,

estoy segura de que todo

se va a solucionar.

vanesa: mi cliente es

una persona confiable,

todo el tiempo

que trabajó con ustedes,

nunca les quedó mal.

por eso les pedimos

que para pagar la deuda,

por favor, congelen

el tipo de cambio del dólar.

está bien.

yo espero

que ustedes lo revisen.

sí, sí, sí, claro.

hasta luego.

estoy segura

que van a aceptar

esta negociación.

ian: muy bien.

vanesa: ¿qué te pasa, mi amor?

ian: ahora sí

ya todo se acabó para mí.

vanesa: ¿por qué lo dices?

ian: porque el escándalo

de micaela ya se corrió

a otras escuelas.

ningún colegio

me quiere contratar,

porque piensan

que voy a abusar de las alumnas.

mi vida está arruinada,

completamente arruinada.

[música]

[música]

vanesa: pero tu mundo

no se acaba, ian.

eres un hombre inteligente

que puede hacer

muchísimas cosas,

si no te dan trabajo

en los colegios,

puedes trabajar

en los laboratorios químicos.

ian: pero no es lo mismo estar

en un laboratorio encerrado

a querer ver a los jóvenes,

esforzándose,

forjándose un futuro,

aprendiendo a ser mejores

para el futuro de este país.

vanesa: y eso lo puedes hacer

en cualquier parte

donde trabajes,

con tu ejemplo,

con tu dedicación,

porque lo llevas en el espíritu,

no en el empleo que desempeñes.

ian: te amo, vanesa,

te amo por creer en mí

a pesar de todo.

siempre dices

las palabras justas

para hacerme sentir mejor.

vanesa: y siempre

lo voy a hacer,

porque eres

un hombre maravilloso,

el que escogí para que sea

el compañero de mi vida.

¿cómo te fue, mi amor?

ian: bien.

seguí tu consejo

y ya tengo trabajo

en un laboratorio.

vanesa: ay, me da mucho gusto.

ya verás

que te vas a sentir muy bien

en tu nuevo trabajo.

ian: estoy seguro

de que así va a ser.

vanesa: sí.

ay, virgencita,

a pesar de que ya consiguió

trabajo, pues,

yo sé que está triste

porque él es maestro,

maestro de corazón.

los proveedores americanos

aceptaron congelar

el tipo de cambio

para que les puedas pagar

en plazos.

atina: muchas gracias, vanesa.

no pude salvar mi negocio,

pero gracias a tus negociaciones

con los americanos,

al menos, ahora voy a poder

cubrir mis deudas.

dinora: sí, vane,

mi mamá la libró.

atina: después de esto,

voy a empezar de nuevo,

por mi hija,

que es mi motor

para salir adelante.

dinora: y todo gracias a ti,

vane.

vanesa: estoy contenta

por haberlas ayudado.

atina: ¿qué tienes, vane?

sé que te alegras por nosotras,

pero estás triste.

¿será por tu prometido?

vanesa: sí.

en ninguna escuela

lo quieren contratar

por el problema

en el que se vio involucrado.

es que para ian,

ser profesor

es lo más importante

en la vida.

dinora: ¿ian?

¿tu--tu prometido se llama ian?

vanesa: sí, ian mosqueda.

era maestro de química

en una preparatoria

y lo corrieron porque una alumna

se obsesionó con él

a tal grado

que inventó que la acosaba.

atina: dinora, ¿por qué lloras?

¿qué pasa?

dinora: vane, tengo

que decirte la verdad.

con el profe ian

se cometió una injusticia.

vanesa: ¿qué?

¿de qué estás hablando?

dinora: yo voy en la "prepa"

en la que daba clases tu novio.

atina: habla, hija,

no te quedes callada.

dinora: lo siento,

todo fue planeado

por micaela y víctor.

ellos son los responsables

de todo lo que le pasó a ian.

micaela: ¿qué?

director: así es.

tu compañera dinora

nos lo ha confesado todo.

micaela: no es verdad,

no es verdad.

claro que el profesor ian

me acosó,

quiso propasarse conmigo.

víctor, dile,

dile, por favor,

dile la verdad, por favor.

víctor: ¿la verdad?

la verdad es

que todo es mentira.

ella lo inventó todo

porque el maestro

no le hizo caso.

micaela: ¡eres un traidor!

víctor: te dije

que no debías terminar conmigo.

director: basta.

su comportamiento

es inaceptable

y ambos quedan expulsados

definitivamente del colegio.

>> es inconcebible

que hayas armado

todo este escándalo

solo por un capricho

y que nos hayas hecho quedar

como idiotas defendiéndote.

micaela: papá, es que entiende.

>> lo único que entiendo

es que está muy mal

la manera en que te he educado,

micaela.

pero las cosas van a cambiar.

estás castigada sin salidas,

sin dinero,

sin computadora,

sin celular.

vete a tu cuarto.

micaela: no, es injusto, papá.

>> más injusto

es que le hayas destrozado

la vida a un hombre

por tus tonterías.

vete a tu cuarto.

qué razón tenías, antonia,

hice muy mal

en consentir tanto a micaela.

antonia: lo importante

es que lo hayas reconocido

y todavía estamos a tiempo

de darle una buena educación

a nuestra hija.

ian: [suspira]

todos: ¡bienvenido!

[aplauden]

vanesa: no hay mayor enemigo

para el amor

que una mala interpretación.

un chisme,

un rumor o una mentira

destruyen los sentimientos

más nobles

y la vida de un ser humano.

detrás de una mentira

siempre hay maldad,

detrás de una calumnia

solo hay dolor

y el resultado

siempre va a ser el desprecio

y el desamor de esa persona

que quieres conquistar

a la fuerza.

solo los caminos de la verdad

conducen al amor.

el amor,

el amor verdadero

que se pone a prueba,

nunca es sometido

y siempre triunfa

porque nace del alma

y no de una mentira.

no mientas para tratar

de conseguir el amor,

no mientas para obligar

a que alguien te ame,

porque siempre va a fracasar

al enfrentarse

con la fuerza de la verdad.

[música]

[música]

>> ♪ desde el cielo

una hermosa mañana

la guadalupana

la guadalupana

la guadalupana

bajó al tepeyac

>> suplicante

juntaba sus manos

eran mexicanos

y eran mexicanos

y eran mexicanos

su corte y su faz

ser guadalupano

es algo esencial

ser guadalupano

es algo esencial ♪

Cargando Playlist...