null: nullpx
Cargando Video...

La Rosa de Guadalupe - 'La chica de la botarga'

Univision16 Ene 2020 – 12:00 AM EST

Comparte

locutor: televisa presenta...

[música]

gilberto: discúlpame, carla,

pero esto no está bien.

carla: es por ella, ¿verdad?

por mi hermana.

gilberto: sí.

amo a nubia

y quiero casarme con ella.

carla: ¿entonces para qué

querías que nos viéramos?

gilberto: si te cité aquí,

fue para que me ayudaras

a escoger

el anillo de compromiso,

pero me di cuenta

que fue un error.

carla: claro que fue un error.

yo te conocí primero.

si me acerqué a ti,

es porque me interesabas.

gilberto: pero yo siempre te vi

como una amiga.

en cambio, cuando vi a nubia,

me enamoré completamente

de ella.

uno no elige de quién

enamorarse.

fue algo que pasó simplemente.

por eso te quiero pedir

que llevemos una relación

estable.

pronto seremos familia

y será lo mejor para todos.

carla: está bien.

olvida ese beso que te di.

solo espero que no te equivoques

y que tú y mi hermana

sean felices.

gilberto: estoy seguro

que lo voy a ser.

cada día estoy más convencido

de que amo a nubia.

>> ¡por fin!

[chista]

por fin llegó la bebé.

han sido los nueve meses

más largos de mi vida.

gilberto: lo entiendo, suegro.

porque yo también ya quería

tener a la bebé en mis brazos.

sofía: ¿y ya pensaron

que nombre le van a poner?

gilberto: sí.

nos gustaría llamarla

como usted.

sofía: [resuella]

gilberto: claro,

si no hay ningún problema.

sofía: ay, ¿cómo no?

es un honor que mi primera nieta

se llame como yo,

sofía.

carla: ¿cómo?

si yo algún día tengo una hija,

no voy a poder usar

el nombre de mi mamá.

>> hija, no lo tomes así.

es normal que tu hermana

le quiera poner

el mismo nombre que tu mamá.

carla: pero me está quitando

el derecho de poderlo usar yo.

nubia: claro que no.

cuando tú tengas una hija,

también le puedes poner sofía.

tal vez los puedas combinar.

carla sofía

es un nombre precioso.

>> claro.

carla: si tú dices.

en fin.

nubia: mira, tú no has

cargado a tu sobrina.

cárgala para que veas

que tiene cara de sofía.

carla: prefiero no hacerlo.

¿qué tal si se me cae?

nubia: ay, claro que no.

mira, ya verás

que no es tan complicado.

[bebé llora]

carla: ¿y ahora por qué llora?

¿qué le hice?

sofía: [ríe]

nada.

pero por lo visto,

mi nieta va a ser una "consen".

ay, ya.

es que inmediatamente

extrañó los brazos de su mamá.

carla: pues no lo creo

porque contigo se calmó.

sofía: logré que se calmara

por la experiencia, nena.

con ustedes aprendí

lo suficiente.

¿verdad, mi chiquita?

>> sí, mira la manita, mira.

sofía: ay, ¿verdad

que los brazos de tu abuela

también te gustan?

>> qué linda está sofía.

carla: tenías que salir

igual que tu madre.

hasta tú me desprecias,

maldita escuincla.

>> hija, perdona la tardanza.

nos tardamos más

de lo que pensábamos.

nubia: no hay problema.

acabo de llegar.

sofía: préstame

a mi princesa porfa.

ay, ya.

¿y tu hermana?

nubia: cuidado.

hay, de seguro está

en su habitación.

le voy a avisar

que ya llegaron para cenar.

>> espera, hija.

antes, queremos darte

una noticia.

se nos hizo tarde

porque fuimos con el notario

para cambiar nuestro testamento.

sofía: nuestra chiquita

también está incluida.

>> sí.

sofía: todo lo que tenemos

se dividirá en tres partes

iguales.

nubia: no era necesario.

sofi apenas es una bebé

y gilberto y yo

nos vamos a encargar de ella.

>> eso lo sabemos.

pero nosotros quisimos

hacer algo por nuestra nieta.

sofía: por eso, todo será

dividido entre tú,

tu hermana y la bebé.

carla: no solo tú

me quitas todo, hermanita.

ahora también, tu maldita hija.

pero no lo voy a permitir.

tú y tu hija

no me quitaran nada más.

nubia: el día está muy bonito

para que nos quedemos

encerradas, sofi.

[ríe]

>> disculpe, señorita.

perdón que la moleste.

lo que pasa es que,

pues no soy de aquí,

ando "supernorteado".

ocupo llegar a esta dirección.

¿sabe dónde queda?

nubia: ah, no estás lejos.

mira, ¿ves el coche rojo

que está terminando el parque?

>> ¿el que está hasta allá?

nubia: ajá, sí.

bueno, bueno,

hay una diagonal a la derecha.

>> ajá.

nubia: por ahí.

>> no, hombre, pues qué fácil.

muchísimas gracias, qué amable.

nubia: de nada.

>> hasta luego.

nubia: ¡mi bebé!

¡mi bebé, auxilio!

¿alguien ha visto a mi bebé?

¡mi bebé, estaba la carreola!

¡por favor!

mi bebé,

¿alguien ha visto a mi bebé?

ayúdenme.

por favor alguien ayúdeme,

es mi bebé.

¿dónde está mi bebé?

¡auxilio, mi bebé!

¡por favor, alguien ayudarme!

estaba en la carreola.

>> aquí está la escuincla.

¿dónde está nuestra lana?

carla: hicieron muy buen

trabajo.

voy a poder deshacerme

de esta molestia.

no me estorbará jamás.

licha: ya lo pensé bien

y mejor no le entro.

carla: no puedes echarte

para atrás.

la niña ya está aquí

y tienes que quedarte con ella.

licha: pero me voy a meter

en un problema.

carla: si haces las cosas bien,

no.

te estoy pagando

el dinero suficiente

para que te vayas

de la ciudad con la niña.

licha: ay, pero no es tan fácil.

a saber de dónde salió esa niña.

carla: ya te dije

que eso a ti no te importa.

lo único que tienes que hacer

es asegurarte

de que a esta niña

no la encuentren jamás.

¿entiendes?

jamás.

[bebé balbucea]

nubia: ¿cómo pude ser tan tonta?

solo me distraje un segundo.

policía: lamentablemente,

basta menos tiempo

para que se lleven a un menor.

pero por lo que me dice,

es muy probable

que el joven que la distrajo,

sea cómplice de la persona

que se llevó a su hija.

sofía: pero ¿por qué?

¿por qué tuvo que pasarnos esto?

carla: ¿qué pasa?

¿por qué tienen esas caras?

gilberto: porque se robaron

a nuestra hija.

se la robaron.

carla: no, no es cierto,

no es verdad.

no se pudieron haber robado

a mi sobrina.

no es cierto, no.

[música]

[música]

gilberto: ¿qué onda, ma?

a ver, deja te ayudo.

nubia: gracias, hijo.

es que el glaucoma

ya me ha vuelto muy inútil.

gilberto: ay, no digas eso, ma.

nubia: es la verdad.

no puedo prender

ni siquiera una veladora.

casi he perdido la vista.

gilberto: pues sí, pero

no por eso deja de ser

la mamá más maravillosa

que existe.

además me tienes a mí.

yo siempre voy a ser tus ojos.

[ríe]

nubia: gracias, hijo.

tú siempre ha sido mi consuelo

en muchos sentidos.

[ríe]

carla: [tararea]

ay, de verdad no sé

cómo no se cansan

de estar con tantos arrumacos.

siempre que llego,

los veo abrazados.

gilberto: pues sí,

porque nunca me voy a cansar

de demostrarle el cariño

que le tengo a mi mamá.

es lo más valioso

que tengo en mi vida.

carla: y haces bien,

porque no sabes

lo que mi hermana

ha hecho por ti.

nubia: qué bueno que llegas,

carla.

así vas a poder rezar conmigo

para que mi hija

regrese a mi lado.

carla: ¿sigues con eso?

ya pasaron 19 años.

acepta que tu hija

desapareció para siempre.

nubia: no, nunca voy a perder

la esperanza de que mi hija

regrese a mi lado.

sin importar cuánto tiempo pase,

en mi corazón siempre existirá

el anhelo de recuperarla.

maricruz: ándale, mamá licha.

ya vente a desayunar

que se me está haciendo tarde.

licha: qué chamaca esta,

siempre con prisas.

no sé de dónde sacas

tanta energía.

maricruz: [ríe]

pues es que quiero pasar

con doña imelda

antes de irme al trabajo.

licha: pues vete.

no quiero que después

andes tropezando con la gente

por atrabancada.

maricruz: ay, no, mamá.

ya sabes que no me gusta

dejarte desayunar sola.

mejor nos apuramos las dos.

¿sí?

licha: ay...

no sabes cómo agradezco

que hayas llegado a mi vida.

nos las hemos visto duras,

pero eres muy buena hija.

maricruz: pues eso trato,

porque tú también eres

la mejor mamá del mundo.

y no importa que solo tengamos

para frijoles,

lo que cuenta

es que estamos juntas.

eso vale más

que todo el dinero del mundo.

licha: [ríe]

ay, mi hija.

bueno, voy a probarlo

a ver que tal quedo.

maricruz: a ver, ay.

gilberto: muchas felicidades,

hijo.

por fin tienes tu diploma

en tus manos.

augusto: ya sé.

y va a ser lo primer

que cuelgue en mi oficina.

nubia: ay, ¿sigues con la idea

de poner tu propia empresa?

augusto: sí, ma.

y de verdad,

muchísimas gracias a los dos

por toda la ayuda

que me quieren ofrecer y...

pero la verdad es que

yo preferiría salir

por mis propios medios.

gilberto: y vamos a respetar

tu decisión, hijo.

pero no olvides

que si algo se te atora,

cuentas con nosotros.

gilberto: lo sé, papá.

y muchas gracias.

eh, oye, ma,

¿crees que haya algún problema

si no te leo hoy?

es que tengo que ir con maite

a armar la oficina todavía.

nubia: tanto así

como que problema, pues no.

problema no hay.

[ríe]

carla: buenas tardes.

nubia: lo dejamos para...

augusto: wow.

carla: ay, vaya,

hasta que los veo juntos.

augusto: o te puede leer

mi tía.

¿verdad, tía?

¿no tienes ningún problema

en leerle?

es que tengo cosas que hacer

y pues mi mamá

está bien clavada

con la novela

que le estoy leyendo.

carla: hola.

augusto: hola.

carla: claro que no.

pues no sería la primera vez

que lo hiciera.

augusto: muchísimas gracias

de verdad.

bueno, eh, pues yo

me tengo que ir.

gilberto: vámonos juntos.

yo tengo que ir a la oficina.

nubia: ay...

[ríe]

que la virgen

me los cuide mucho.

carla: sí, mucho, mucho.

nubia: bye, amor.

augusto: chao.

carla: bueno, pues vamos a ver

esa dichosa novela.

de seguro es una historia

tan cursi como a ti te gusta.

maite: de verdad estoy

muy orgullosa de ti, augusto.

a pesar de que tenías

otras posibilidades,

decidiste empezar

tu empresa desde abajo.

augusto: no, no, no,

gracias a ti, maite,

que te uniste a este sueño y...

mira, créeme que le voy a echar

todas las ganas

para que este negocio

crezca y salga adelante

para los dos.

maite: y yo sé que así va a ser.

y no dudes que siempre

voy a estar a tu lado

para apoyarte.

augusto: no tienes idea

lo mucho que agradezco

tu amistad.

de verdad que no sé

qué haría sin ti.

eh, ¿verificamos

nuestro sitio web?

seguramente ya tenemos

nuestro primer cliente.

maite: ah, sí.

sí, sí, sí.

augusto: mire, les aseguro

que nuestros servicios

son de primera calidad.

si me da la oportunidad

de vernos, te puedo explicar

más ampliamente

sobre los beneficios que--

¿hola?

¡ey!

¡agárrenlo!

¡agárrenlo!

¡ey, agárrenlo que es ratero!

¡agárrenlo!

no te muevas.

muchas gracias.

pensé que se me iba a escapar.

maricruz: [ríe]

no, ni me lo agradezcas.

así deberían de atrapar

a todos los ladrones

en esta sociedad.

[ríe]

augusto: de verdad que

muchas gracias, ¿eh?

muchos deberían de tener

el valor que tú tuviste.

maricruz: pues yo porque

soy bien aventada.

pero no creas, ¿eh?

hay gente que le da miedo

porque después les sale peor.

augusto: pues sí, pero tú

no lo tuviste.

por eso quisiera recompensarte

por tu valentía--

maricruz: ¿qué? no, no, no.

guarda tu cartera

que me ofendes.

augusto: bueno, ¿entonces

cómo te puedo agradecer

lo que hiciste por mí?

maricruz: pues con que seamos

cuates, me conformo.

que al fin ya sabes

dónde encontrarme.

[ríe]

augusto: muy bien.

oye, si te parece,

podemos ir juntos a declarar

y sirve que nos vamos

conociendo mejor.

maricruz: ah, pues va.

me late la idea.

nada más me quito la botarga

y nos vamos, ¿va?

augusto: va.

maricruz: va.

[ríe]

nubia: hiciste mal

en arriesgarte, augusto.

¿qué tal si ese tipo

traía un arma?

augusto: lo sé, mamá.

no lo pensé.

pero mira, afortunadamente

no fue así.

además, me ayudó la chava

que trabaja en la heladería.

nubia: pues me gustaría

conocerla para darle

las gracias.

augusto: eso es lo que estaba

pensando, ma.

para agradecerle,

pues me gustaría

que tuviera un mejor trabajo

y...

y pues pensé que a lo mejor

la podremos contratar

para que te viniera a leer.

digo, ya sabes

que yo ya no voy a poder mucho.

nubia: ah, me parece

muy buena idea.

dile que venga.

así todos salimos ganando.

¿mmm?

augusto: ya llegamos, ma.

nubia: ay, qué bueno.

y vino la muchacha

que me dijiste.

augusto: sí, mira,

ella es maricruz.

y a partir de hoy,

va a ser tu lectora oficial.

nubia: ah.

maricruz: mucho gusto, señora.

augusto: ¿estás bien, mamá?

maricruz: sí.

sí, sí, sí...

perdón, perdón.

solo que sentí una gran emoción.

una que no sentía

hace muchos años.

[música]

[música]

maricruz: siento como si

ya nos hubiéramos conocido

desde antes.

nubia: a mí me pasó lo mismo.

por eso me da gusto

que mi hijo te haya conocido.

ambas: [ríe]

gilberto: buenas tardes.

nubia: hola, mi amor.

gilberto: hola.

nubia: ella es la chica

que te platiqué.

empezó a leer hoy.

gilberto: muchas gracias.

me quedo más tranquilo

al saber que mi mujer

tiene compañía.

nubia: y muy buena compañía.

ya la irás conociendo

y verás que es

muy buena muchacha.

maricruz: [ríe]

pues uno hace lo que puede.

gilberto: pues lo haces

muy bien.

y te pido que por favor

te sientes como en tu casa.

maricruz: ay, pues muchas

gracias.

y con su permiso,

ya me tengo que ir

porque más tarde

se llenan mucho los camiones.

hasta mañana.

nubia: [ríe]

adiós, adiós.

maricruz: bye.

gilberto: me cayó muy bien

esta maricruz.

se ve que es una linda muchacha.

nubia: yo pienso lo mismo.

me siento muy tranquila

cuando estoy con ella.

no sé.

ambos: [ríen]

augusto: ¿qué onda, ma, pa?

nubia: hola.

augusto: ¿y maricruz?

nubia: se acaba de ir.

me extraña que no se hayan

cruzado en el camino.

augusto: qué lástima.

me hubiera gustado saludarla.

nubia: ay, pues no te preocupes

por eso, mi hijo.

de seguro mañana

sí la podrás saludar.

por suerte, maricruz

va a venir todos los días.

maricruz: es una lástima

que me tenga que ir.

ya quiero saber qué va a pasar

entre margarita y armando.

nubia: mañana lo sabrás.

porque como vamos,

pues pronto acabaremos el libro.

[ríe]

maricruz: pues que lástima,

porque está muy bonito.

nubia: pero empezaremos otro

que estoy segura

que también te va a gustar.

maricruz: sí, ojalá--

carla: mira a quién

me encontré en la puerta.

augusto: ah, es que maite y yo

fuimos a ver a un cliente

y pues queremos pasarte

a saludar, ma.

maite: hola, señora.

¿cómo está?

nubia: hola.

bien, gracias, maite.

me da mucho gusto saludarte.

maite: igual.

nubia: mira, ella es maricruz.

carla: ay, hermana,

no creo que a maite

le interese una simple empleada.

maricruz: pues ni tan simple.

pero si muy honrada

y con mucha educación.

y con su permiso, me voy.

augusto: si quieres, te llevo.

no tienes ninguna bronca

en esperarme, ¿verdad?

maite: no, no.

augusto: ah, bueno,

pues sin más que decir,

vámonos de una vez.

maricruz: no, no,

no quiero molestar.

augusto: no es ninguna molestia.

te llevo con gusto.

maricruz: ay, está bien.

la veo mañana.

ah, y aunque sea una empleada,

me despido de usted.

buenas tardes.

carla: no sé cómo la soportas,

si es una igualada.

nubia: solo se defendió

por tu actitud.

disculpa, maite,

voy a pedir que nos traigan

algo de tomar

en lo que llega augusto.

maite: sí, gracias.

nubia: estás en tu casa.

carla: de verdad no puedo creer

que no hayas dicho

una sola palabra.

maite: bueno, es que no entiendo

nada de lo que pasó.

yo no me esperaba nada de esto.

carla: yo sé que estás

interesada en augusto.

por eso te aceptaste

trabajar con él

en ese negocio tan...

tan mediocre.

pero si no te pones alerta,

lo vas a perder.

por una tipa que me dijo nubia,

antes usaba una botarga.

augusto: yo creo que

la presentación para el cliente

quedó muy bien.

seguramente nos van a contratar.

maite: [ríe]

augusto: y, bueno,

si no hay nada más,

me voy, porque quedé de llevar

a maricruz a su casa.

maite: eh...

augusto, espera.

eh, yo...

quería hablar contigo.

augusto: sí, claro.

dime, ¿de qué se trata?

maite: de nosotros.

¿tú porque crees

que estoy aquí contigo?

augusto: pues porque

este negocio es algo

en lo que crees

y como yo, quieres tener

tu propia empresa, ¿no?

maite: eh...

bueno, te equivocas.

si estoy aquí, es porque

quiero estar a tu lado.

¿qué de verdad

he sido tan tonta

que no te he demostrado

que me gustas?

augusto: discúlpame, maite,

de verdad que no me di cuenta.

yo pensé que entre nosotros

nada más había una amistad.

maite: bueno, lo mejor

para ti es así,

pero para mí no.

yo siempre he tenido

la esperanza de que algún día,

no sé,

podría conquistar tu corazón.

augusto: lo siento,

pero eso no puede ser.

eres mi amiga,

mi confidente,

pero nada más.

maite: es por ella.

augusto: no, maite.

no sé qué vaya a pasar

con maricruz,

pero sí, acepto,

me ilusiona pensar

que puede haber algo

entre nosotros.

pero no es una realidad aún.

simplemente, a ti no te puedo

ver de otra manera.

maite: entonces...

creo que lo mejor

es que me vaya.

no voy a seguir haciendo

más grande esta herida.

lo mejor es que

no nos volvamos a ver.

augusto: de verdad que

no sabes cómo lo siento, maite.

te voy a extrañar mucho.

pero tampoco puedo pedirte

que te quedes

si voy a lastimarte.

muchas gracias por todo

y si me aceptas como un amigo,

sabes que puedes contar

siempre conmigo.

perdóname por la tardanza,

pero tenía que hablar

con maite.

maricruz: ¿y ella va a ser

tu novia o qué?

augusto: no, no, no.

justamente le dije

que para mí ella solamente

es una amiga y ya.

maricruz: ¿de verdad?

augusto: sí.

no puedo verla de otra manera

porque...

yo amo a alguien más.

maricruz: ¿ah, sí?

augusto: sí.

a ti.

te amo a ti, maricruz.

y lo mejor te parece

una tontería,

pero desde que te vi,

sentí algo como muy especial.

y sinceramente,

nunca pensé que pues

la chica de la botarga

me fuera a robar el corazón.

maricruz: [ríe]

pues no me parece una tontería

porque yo sentí lo mismo

cuando te vi.

secretamente,

he estado enamorada de ti.

augusto: bueno, pues ya

no tiene que ser un secreto.

ahora podemos gritarle

a todo mundo que nos amamos

y nada, nada separará este amor.

maricruz: [ríe]

carla: ¿cómo que le vas

a comprar una computadora

a esa muchacha?

de seguro, ni siquiera

sabe usarla.

nubia: augusto me dijo

que está estudiando

y quiero darle la sorpresa.

por favor, terminando,

quiero que me lleves

a comprarla, ¿sí?

carla: mirá, no debería

de hacerlo porque

no estoy de acuerdo,

pero estas tan loca,

que eres capaz

de irte en un taxi

y no quiero que después

gilberto y tu hijo

me estén reprochando

absolutamente nada.

yo te llevo.

[timbré]

licha: ¿la puedo ayudar?

nubia: disculpe,

¿aquí vive maricruz?

licha: sí.

nubia: mucho gusto.

soy nubia.

soy la persona

para la que trabaja maricruz

y vengo a traerle un presente.

licha: ay, mucho gusto

en conocerla, señora.

pase por favor.

nubia: gracias.

ay.

licha: ay, la ayudo.

mi maricruz ya me dijo

que le fallan los ojos.

nubia: sí.

un poquito.

muy amable.

licha: por aquí.

nubia: gracias.

licha: sí.

carla: ay, hermana,

espero que no nos vayan

a robar el coche

en esta colonia

de mala muerte.

licha: ¿usted?

carla: ¿perdón?

usted y yo no nos conocemos.

licha: claro que sí.

usted hace muchos años

me entregó a una niña.

a mí maricruz.

nubia: ¿de qué habla

esta señora?

carla: ¿a qué niña

le entregaste, carla?

¿cuál?

[música]

[música]

nubia: contéstame.

¿qué niña le diste

a esta señora?

carla: no sé.

no sé de qué habla.

nunca en mi vida la había visto.

licha: era una recién nacida

y usted me pagó

para que me la llevara.

si la tengo bien presente.

nubia: ¿cómo pudiste

hacerme esto, carla?

somos hermanas.

¿fuiste tú la que me la arrebató

de los brazos?

¡fuiste tú!

carla: las dos están locas.

yo no he hecho nada.

nada.

nubia: ay...

no, no lo puedo creer.

no puedo creer que mi hermana

haya sido capaz

de hacerme tanto daño.

licha: le juro que yo

no sabía nada.

cuando su hermana me dio

a mí maricruz,

no me dijo nada.

solo me dio mucho dinero

para que me fuera.

y me hiciera cargo de ella.

nubia: han sido muchos años

de lágrimas y dolor

por no tener a mi hija.

licha: yo no lo hice por maldad.

tenía mucha necesidad.

y por eso fue que acepté.

le pido perdón

por todo el dolor que le causé.

nubia: usted no sabía nada.

fue carla.

siempre ha tenido

mucha envidia hacia mí.

licha: ¿y ahora qué va a pasar?

¿me va a quitar a mi niña?

nubia: no, no.

pero sí quisiera

que ella supiera

que yo soy su madre.

pero no sé qué hacer.

tengo mucho miedo

de cómo va a reaccionar.

creo que lo mejor

es que maricruz

no sepa la verdad.

ya encontraremos el momento.

licha: y ese día la perderé.

nubia: no, eso no va a pasar.

yo solamente le tengo gratitud

por haber cuidado a mi hija.

aunque ya será decisión de ella

siquiera seguirla viendo

después de que usted

no le dijo la verdad.

licha: sí, entonces tiene razón.

lo mejor es que por el momento

no le digamos nada.

debemos prepararla.

y que no nos desprecie

a ninguna de las dos.

nubia: madre mía.

gracias porque pude

encontrar a mi hija.

y aunque...

y aunque aún no es tiempo

de que sepa la verdad,

ya puedo tener

tranquilidad mi corazón.

pero es una tranquilidad

que se ve amenazada.

por eso no me atrevo

a decir la verdad todavía.

te pido por favor

que el gran amor que se tienen

maricruz y augusto

no se vea dañado

por no decir la verdad.

maricruz: [ríe]

qué rosa tan bonita le trajo

mamá licha a la virgencita.

pero se le olvidó

ponerla en agua.

ay, mamá licha,

¿dónde tienes la cabeza?

le dejaste esta rosa

a la virgencita,

pero no le pusiste en agua.

licha: yo no le traje esa rosa.

ni la había visto.

maricruz: ¿cómo crees?

en serio que me preocupas.

¿cómo no te vas a acordar

qué le pusiste esta rosa

a la virgencita?

¿algo te preocupa?

licha: si supieras, maricruz.

lo único que quiero

es que tú no me juzgues.

que siempre tengas presente

que yo no he hecho

nada por maldad,

sino por necesidad.

maricruz: pero ¿de qué hablas,

mamá?

¿por qué debería de juzgarte?

licha: solo quiero

que nunca olvides el gran amor

que te he tenido.

maricruz: pero yo a ti,

mamá licha.

y eso nada lo va a cambiar.

gilberto: tu hermana tiene

que pagar por lo que nos hizo.

la tenemos que denunciar.

nubia: no, por favor no,

gilberto.

no, los celos y la maldad

de carla nos han hecho

mucho daño,

pero no deja de ser mi hermana.

gilberto: pues no nos podemos

ser tranquilos después

de que sabemos la verdad.

nubia: con que no volvamos

a ver a carla, será suficiente.

sus malas acciones

la dejaron sin su familia.

ese será su castigo.

mejor pensamos

cómo vamos a manejar las cosas

sin que maricruz y augusto

salgan lastimados.

gilberto: en eso tienes razón.

nunca quisimos decirle a augusto

que es adoptado

y cuando digamos la verdad,

vamos a tener que dar

muchas explicaciones.

nubia: eso es lo que más

me preocupa.

no sabemos cómo van a reaccionar

ninguno de los dos.

podemos afectar su relación.

o perderlos.

gilberto: entonces tenemos

que buscar el mejor momento

para que sepan la verdad.

no podemos seguir callando.

qué bueno que alcanzó a verte,

maricruz.

nubia: ey.

gilberto: ¿cómo estuvo tu día?

maricruz: bien.

[ríe]

hoy empezamos a leer,

"lo que el viento se llevó".

gilberto: estoy seguro

que la vas a disfrutar mucho.

¿te puedo dar un abrazo?

maricruz: ¿y eso?

gilberto: no me lo tomes a mal.

solo es agradecerte

la luz y la alegría

que has traído a esta casa.

nubia: en eso gilberto

tiene razón.

que estés con nosotros

ha sido una bendición.

maricruz: ah. [ríe]

pues siendo así,

entonces démelo

porque yo también estoy

muy agradecida con ustedes.

nubia: [ríe]

>> ¿qué te pasa, licha?

ya llevas varios días

muy triste.

licha: cosas que pasan.

ya saben cómo es la vida.

>> ay, a veces la vida

es bien canija.

pero no está bien

que te quedes con las penas.

sabes que puedes confiar

en nosotras.

licha: es que puedo perder

a mi maricruz.

me va a despreciar

cuando sepa la verdad.

>> no creo eso, mi hija.

ella es una buena mujer.

maricruz es una buena mujer.

licha: lo sé.

pero su vida va a cambiar

cuando sepa que

su verdadera mamá

es la señora

con la que trabaja.

>> eso sí está muy feo.

maricruz: ¿entonces ella

no es mi verdadera mamada?

¿eso quiere decir

que augusto y yo somos hermanos?

augusto: amor, qué sorpresa.

oye, estaba a punto de hablarte

para invitarte a cenar.

¿vamos?

maricruz: no, augusto.

ya no puedo ir contigo

a ningún lado.

augusto: ¿por qué, amor?

¿qué pasa?

maricruz: vengo a decirte

que lo nuestro debe acabar.

ya no podemos seguir juntos.

augusto: pero ¿por qué?

maricruz: porque es lo mejor.

ya no me hagas más preguntas,

¿sí?

lo mejor es que te olvides de mí

como yo te olvidaré.

olvídame para siempre.

augusto: no, pero...

[música]

[música]

maricruz: [llora]

nubia: qué bueno que llegas,

maricruz.

ya te estaba esperando.

maricruz: [llora]

lo siento.

solo vine a decirle

que ya no puedo

seguir trabajando con usted.

nubia: pero ¿qué pasó?

¿es por augusto?

bueno, él me dijo que había

problemas entre ustedes,

pero pensé que se iban

a solucionar.

maricruz: no, no, no.

lo nuestro no tiene solución.

lo mejor es que me aleje

de ustedes.

nubia: no, no, no,

tú no te puedes alejar

de nuestro lado.

maricruz: ya supe la verdad.

ya supe que usted

es mi verdadera mamá.

si no me quiso tener a su lado,

lo acepto.

pero no puedo amar a augusto

porque es mi hermano.

nubia: no, no, no, a ver,

las cosas no son como parecen.

por lo visto,

sabes la verdad a medias.

yo no...

yo nunca te quise apartar de mí.

fue mi hermana carla

la culpable de que no hayas

crecido a mi lado.

maricruz: pues a lo mejor

es verdad,

pero eso no cambia

el que augusto y yo

no nos podamos amar.

nubia: claro que pueden,

porque augusto no es mi hijo.

maricruz: ¿qué?

nubia: después de que naciste

tú, yo ya no me puede

volver a embarazar.

pero soy la madre

de corazón de augusto.

lo adoptamos para calmar

el dolor de tu ausencia.

pero nunca le dijimos la verdad.

y cuando fui a tu casa

a dejarte la computadora,

supe la verdad.

pero no había encontrado

la manera de decirla.

maricruz: pues hay tantas cosas

que tengo que pensar

que no sé cómo tomar todo esto.

nubia: te daremos todo el tiempo

que tú necesites.

pero, pero te pido que

no te alejes de nuestro lado

porque no podría

volver a perderte.

augusto va a sufrir mucho

cuando sepa

que no es nuestro hijo.

maricruz: pues en eso

tiene razón.

yo tampoco quiero que él sufra.

por eso le pido que sea yo

quien se lo diga.

tal vez para augusto

sea más fácil saber la verdad

si la escucha de mí.

haré todo lo posible

para no lastimarlo.

augusto: qué bueno que vienes,

maricruz.

tenemos que hablar para tratar

de solucionarlo nuestro, ¿no?

tenemos que intentarlo--

maricruz: tienes razón.

hay mucho que decirnos.

pero lo principal es que te diga

por qué terminé contigo.

augusto: por favor hazlo.

si en algo te fallé,

te juro que voy a hacer

hasta lo imposible

para corregirlo.

maricruz: tú no has hecho

nada malo.

pero hay algo que

tengo que decirte

y te pido que lo tomes

con calma.

augusto: ¿de qué se trata?

maricruz: si terminé contigo,

fue porque pensé que tú y yo

éramos hermanos.

augusto: pero ¿por qué...

por qué pensaste eso?

maricruz: porque hace poco

supe que yo soy la hija

que le arrebataron

a tu mamá hace tantos años.

augusto: ¿qué?

maricruz: acabo de hablar

con ella y me confirmó

que es verdad.

augusto: entonces...

entonces...

tú y yo tenemos la misma sangre.

maricruz: no,

fue lo que yo pensé.

pero cuando hablé con ella,

supe la otra verdad.

pero antes de decírtela,

te pido que por favor

no olvides todo el amor

que ellos te han dado.

augusto: no, eso nunca

lo podré olvidar.

son los padres más maravillosos

del mundo.

maricruz: augusto, nuestra mamá

me confesó que ella

no te trajo al mundo,

que ellos te adoptaron.

te pido que no los desprecies.

será un dolor muy, muy grande

que ellos no podrían soportar.

augusto: no, no, no...

eso no podría hacerlo.

sería un mal agradecido.

y...

sí.

me desconcierta muchísimo

esta noticia, pero bueno,

creo que voy a poder superarlo.

y lo que más me da fuerza

es saber que tú y yo

no somos hermanos

y podemos continuar

con nuestro amor.

maricruz: sí, augusto.

estos días han sido

un torbellino de emociones.

pero del único

que puedo estar segura

es que te amo

con todo el corazón.

augusto: al igual que yo.

te amo y estoy convencido

de que no puedo estar

lejos de ti.

por eso, casémonos.

para salir adelante juntos.

maricruz: [ríe]

sí, augusto.

nada me haría más feliz

que ser tu esposa.

[ríe]

cura: si hay alguien que sepa

de algún motivo

para que esta unión

no se pueda llevar a cabo,

que hable ahora

o que calla para siempre.

carla: yo.

yo sé de un motivo.

ellos no pueden ser felices.

nubia: carla, te pido por favor

que te vayas.

ya es mucho el daño

que nos has hecho.

carla: pero nunca como el que tú

me has hecho a mí.

nubia: ¿de qué hablas?

carla: de qué me has quitado

todo en esta vida.

hasta el último día

en que mis padres vivieron,

te amaron más a ti que a mí.

y el amor de gilberto.

desde que naciste,

todos me hicieron a un lado.

y por eso, no mereces ser feliz.

nubia: ¿qué vas a...?

[disparo]

¡no!

no, ¿qué pasó?

todos: [hablan al tiempo]

nubia: ¡no!

augusto: no, no, no.

nubia: licha, licha,

gracias.

¿dónde está augusto?

augusto.

gilberto: ahora sí ya no podrás

hacernos más daño.

además, yo me voy a encargar

de que te pudras en la cárcel.

carla: no me importa.

logré lo que siempre he querido,

que nubia se seque

de tanto llorar porque maricruz

se va a morir en el hospital.

tu maldita hija se va a morir.

gilberto: llévesela si no quiere

que la mate

con mis propias manos.

carla: ¡suéltame!

nubia: gilberto, ¿dónde está?

gilberto: mi hija no se puede

morir.

nubia: gilberto.

no...

[pitido]

maricruz: ¿qué pasó?

augusto: mi amor,

gracias a la virgen,

vas a estar muy bien.

nubia: los doctores

ya te operaron

y te sacaron la bala.

maricruz: nuestra boda.

ya no nos pudimos casar.

augusto: no, no, no,

no te preocupes

por nuestra boda.

haremos una mil veces mejor.

licha: sí, lo importante

es que tú te recuperes, mi hija.

lo único que te debe preocupar

es que tu estés bien

para que seas motivo

de nuestra felicidad.

maricruz: el doctor dijo que

debo de tomármelo con calma.

pero qué bueno que ya estoy

en casa.

licha: y con nuestros cuidados,

te vas a recuperar muy pronto.

ya lo verás.

augusto: y más, porque tenemos

que seguir con los planes

de la boda.

mira, ni la envidia ni los celos

de mi tía carla

van a impedir que tú y yo

seamos felices.

maricruz: [ríe]

nubia: ya no habrá más dolor

en nuestras vidas.

lo malo lo vamos a dejar atrás

y saldremos adelante.

augusto: así es.

porque tú eres el motivo

de nuestra alegría.

maricruz: [ríe]

augusto: ¿quién iba a decir

que nuestra felicidad estaba

en la chica de la botarga?

todos: [ríen]

nubia: en este mundo,

todos somos tan diferentes

que no importa que pertenezcamos

a una misma familia.

porque siempre existirán

esas diferencias.

pero esas diferencias

no deberían de llenar

de odio ni rencor

nuestro corazón.

debemos entender

que justamente esas diferencias

son las que nos hacen únicos.

y no deberían provocar

envidia en ningún humano.

porque solo pueden destrozar

la vida de los demás.

pero el amor, que todo lo vence,

nos mostrará el camino

hacia nuestra felicidad.

que puede estar

en la chica de la botarga.

>> ♪ desde el cielo

una hermosa mañana

desde el cielo

una hermosa mañana

la guadalupana

la guadalupana

la guadalupana bajó al tepeyac

juan dieguito

la virgen le dijo

juan dieguito

la virgen le dijo

este cerro elijo

este cerró elijo

este cerro elijo

para hacer mi altar

la guadalupana

la guadalupana

la guadalajara

bajó al tepeyac ♪

Cargando Playlist...
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.