null: nullpx
Cargando Video...

La Rosa de Guadalupe - 'El regreso de Momo'

Univision28 May 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

locutor: televisa presenta...

araceli: chiquito.

hola.

>> ihija!

bienvenidos.

qué bueno que ya te dieron

de alta.

araceli: ay, sí, mamá,

ya quería regresar a la casa

con el bebé.

>> ay, mi nieto está hermoso.

es un angelito.

chava.

chava, ven, ven para que

conozcas al bebé.

chava, anda.

chava: no quiero conocerlo.

es hijo de pepe.

araceli: chava, sabes que

no me gusta que lo llames así.

pepe es mi esposo

y puedes decirle papá.

chava: no es mi papá.

y ese bebé no es nada mío.

no lo quiero ver.

ino lo quiero!

araceli, hija, ten paciencia.

mira, ya te dije

que no está bien

que le quieras imponer

las cosas a mi nieto.

pepe: bueno, ya, ya, ya,

ya está bien de que

estemos hablando de chava,

eso no es lo que importa.

lo que importa es

la llegada de mi hijo.

araceli: ay.

chava: mi mamá quiere

que le diga papá a pepe.

pero yo no lo quiero,

ni a él ni a su hijo.

lalito: te dije que ese bebé

te iba a traer más problemas

a tu casa.

chava: no se vale.

mi mamá me quitó a mi papá

poniéndome a otro,

y trae a ese bebé

que también me quiere

obligar a querer.

lalito: hubiera sido mejor

que fuera niña,

pero como fue niño,

tu mamá te va a hacer

a un lado para consentirlo a él.

chava: no, yo también

soy su hijo.

lalito: pero a él lo va

a querer más, ya vas a ver.

chava: que te fue muy bien

en inglés.

lalito: sí, ¿y a ti?

chava: ni qué decirte.

lalito: por eso estaba

tan enojada la miss.

ah, hola, mami.

daniela: ¿cómo te fue hoy?

lalito: bien, muy bien, mami.

la miss me felicitó

porque ya hablo mejor inglés.

daniela: ay,

muchas felicidades.

¿sabes qué vamos a hacer?

vamos a repasar en la tarde

para que practiques.

lalito: sí, mami.

daniela: bueno, vámonos

porque voy a llevar

a chava a su casa.

chava: ¿no va a venir

mi mamá por mí?

daniela: no.

me preguntó si podía

darte un aventón unos días

y yo le dije que sí.

chava: y pero ella siempre

viene por mí.

daniela: pues sí, chava,

pero ahora se tiene

que encargar del bebé

y no puede.

lalito: ¿no te lo dije?

daniela: vámonos porque yo

quiero evitar el tráfico, ¿eh?

lalito: ma, ¿podemos jugar

en la tableta

mientras dejamos a chava

en su casa?

daniela: sí, pero se abrochan

los cinturones, ¿eh?

araceli: gracias por

alivianarme, daniela.

daniela: ay, de nada, araceli.

y ya sabes, los días

que necesites,

yo te puedo traer a chava.

despídete de tu amigo.

lalito: nos vemos.

chava: "bye".

araceli: que estén bien.

daniela: descansen.

lalito: adiós.

chava: no me gustó

que no fueras por mí.

araceli: a ver,

no puedo sacar al bebé,

todavía está muy chiquito,

entiende.

chava: no entiendo.

y yo ya no te quiero

porque tú tampoco me quieres.

araceli: chava.

chava: ima! iya quiero comer!

araceli: estoy ocupada

con tu hermano.

chava: pero tengo hambre.

araceli: chava, ahorita no

puedo, tú ya estás grande,

te puedes ir a la cocina

a preparar algo.

chava: ay, todo el bebé,

todo el bebé.

araceli: ay, ya, no des

problemas.

chava: el problema es ese bebé,

porque es tu consentido.

ma, ¿jugamos?

araceli: ¿ya hiciste tu tarea?

chava: sí.

vamos a jugar.

araceli: no puedo,

estoy cambiando a tu hermano.

chava: que no es mi hermano,

no es hijo de mi papá.

araceli: pero es mi hijo

y de pepe.

¿cuándo vas a entender

que lo tienes que querer

como un papá?

chava: nunca,

porque ese no es mi papá.

araceli: no te estás portando

nada bien como para

que encima quieras

que me ponga a jugar contigo.

chava: ay, pero siempre jugamos.

araceli: pues ahorita no puedo.

chava: ¿ya vas a acabar?

araceli: sí, pero lo tengo

que arrollar para que

se duerma.

ya deja de darme lata.

chava: estoy aburrido,

quiero jugar.

araceli: a ver.

toma, ya está desbloqueado,

vete a ver videos,

a jugar, a lo que quieras,

pero ya déjame tranquila.

chava: yupi, voy a ver videos.

salvador: mira, hijo,

te compré un regalo

y estoy seguro

que te va a encantar.

chava: wow, son los tenis

que me hacían falta.

gracias, pa, tú sí me quieres.

salvador: ¿que si te quiero?

yo te adoro, campeón.

pero ¿qué esperas?

pruébatelos, a ver

cómo se te ven.

araceli: sí, pruébatelos

en tu recámara para que guardes

los que te vas a quitar.

chava: pero, ma--

araceli: obedece.

y no te tardes

para que te vayas con tu papá.

chava: está bien.

araceli: me parece muy bajo

que quieras comprar a tu hijo

con regalitos.

salvador: no tengo que comprar

a mi hijo.

soy su papá y le puedo regalar

todo lo que yo quiera.

araceli: sí, claro,

para que el niño se confunda

y piense que tú sí lo quieres

y yo no.

salvador: mira, araceli,

yo cumplo puntualmente

con la pensión que me fijó

el juez cuando nos divorciamos,

pero no me vas a hacer a un lado

de la vida de mi hijo,

como lo hiciste contigo,

nada más porque me odias.

araceli: yo no te odio.

no siento nada por ti.

salvador: entonces deja

de imponerle a tu nuevo esposo

como papá a chava.

chava ya tiene un papá,

y ese soy yo.

además lo quiere mucho.

¿entendiste?

araceli: yo no quiero

imponerle nada, te equivocas.

chava: ya estoy listo, pa.

salvador: [ríe]

se te ven increíbles, campeón.

entonces, ¿qué? ¿un partidito?

chava: sale.

salvador: orale, pues, vámonos.

nos vemos el domingo a la noche.

a ver, a ver.

[festeja]

igol!

chava: igol del chucky lozano!

salvador: bien.

oye, has mejorado muchísimo

tu nivel, ¿eh?

obviamente por todo

lo que te he enseñado.

chava: sí, porque tú eres

el mejor papá.

salvador: oye, hijo,

¿y tu mamá te ha seguido

pidiendo que le digas

papá a su esposo?

chava: sí, pero yo no le digo

así, le digo pepe.

salvador: y así es como

le tienes que seguir diciendo,

porque tu papá soy yo.

¿sí o no?

chava: sí, papá.

salvador: y no le hagas caso

a las cosas que te dice

tu mamá.

yo soy tu único papá,

y ese señor para ti

siempre va a ser pepe.

bien, voy por el balón

para seguir jugando, ¿va?

buen tiro ese, muy bueno.

a ver.

a ver si no fue chiripa, otro.

chava: qué bueno que me trajiste

donas para cenar, abue.

están bien ricas.

>> aunque este fin de semana

te tocaba pasarlo con salvador,

no quería que se acabara

el domingo sin venir a verte,

mi amor.

¿cómo te fue con tu papá?

chava: súper.

nos la pasamos jugando fútbol.

>> [ríe]

chava: el sí me hace caso.

araceli: ah, pues para que veas

que yo también te hago caso,

aproveché que pepe

se quedaba a cuidar al bebé

para comprarte esta tableta.

chava: wow.

está bien padre, mamá.

araceli: ya está configurada

para que la puedas usar.

chava: pues me voy a mi cuarto

y a ver videos se ha dicho.

araceli: [ríe]

>> ay, hija.

¿cómo es posible

que le hayas dado ese regalo?

¿no has escuchado

que esos aparatos

pueden ser peligrosos?

araceli: no, mamá,

ya le puse los candados

para que chava no tenga acceso

a programas que no sean

infantiles.

o a sus videojuegos

que le gustan.

>> de cualquier manera,

no siento que esté bien.

araceli: está perfecto.

así chava va a estar ocupado

y no me va a estar molestando

cuando tengo que atender

al bebé.

chava: [resuella]

momo: hola, soy momo

y estoy de regreso.

no tengas miedo.

si tú haces todo

lo que momo te dice,

momo no te va a hacer nada.

chava: ¿se habrá ido momo?

a mí se me apareció momo

cuando estaba jugando.

chava: se me hace

que es un fantasma,

porque así como apareció,

se quitó.

lalito: a mí también

me pasó igual.

me dio mucho miedo

y no quiero que se me vuelva

a aparecer.

efrén: ya llegué.

daniela: qué bueno, efrén.

siéntate para que puedas cenar.

efrén: tuve un día de perros

en la oficina.

daniela: tómate tu café

para que te sientas mejor.

efrén: auténtico día de perros.

[jadea]

está frío, sabe asqueroso.

está quemado este café.

¿qué te pasa?

daniela: vete a tu recámara.

lalito: pero, ma...

daniela: andale, vete para allá,

hazme caso.

juega un ratito con tu tabla.

lalito: está bien.

daniela: ahorita te caliento

el café y te cambio la taza.

efrén: eres una estúpida.

no sabes hacer ni un café bien.

daniela: perdóname--

efrén: nunca sabes hacer

nada bien.

daniela: por favor, perdóname,

ahorita te la cambio.

no, no, no, por favor,

no me pegues, por favor.

efrén: claro que te pego.

daniela: por favor.

efrén: a ver si así

se te quita lo estúpida.

daniela: por favor, efrén,

no me pegues, por favor,

por favor.

efrén: claro que te pego.

tú a mí no me vas a decir

lo que tengo que hacer.

no me vas a dar órdenes,

¿entendiste?

eres una inútil.

te pego para ver si así

se te quita lo estúpida.

momo: hola, soy momo otra vez.

lalito: no, no, no,

no me hagas nada.

momo: no te voy a hacer nada

si haces lo que momo te diga.

lalito: sí, yo hago

lo que tú quieras,

pero no me vayas a hacer nada

como a mi papá.

momo: entonces,

¿tu papá te pega?

lalito: sí, pero no tanto

como a mi mamá.

y no me gusta.

momo: ¿te gustaría

ya no sentirte mal?

lalito: sí, yo no quiero

sentir miedo.

momo: el reto que momo

te va a poner, te va a ayudar,

pero no debes decirle nada

ni a mamá ni a papá.

tienes que quedarte callado

o no te voy a dejar en paz

nunca.

así que...

[chista]

lalito: sí, yo no voy

a decir nada.

[chista]

araceli: no puede ser

que tu miss de inglés

haya mandado un recado

para informarnos lo mal

que vas en clase.

chava: es que no le entiendo.

araceli: pues ponle

más atención.

chava: sí, ma.

tienes que firmar el recado

para que pueda entrar a clase.

araceli: está bien,

ahorita vengo.

y si vas a ver videos,

que sean en inglés,

sirve que practicas.

>> ay, eres un precioso,

mi amor.

no das nada de lata,

te portas muy bien.

pepe: sí, ¿verdad?

hasta parece mi hijo.

no como el dolor de cabeza

de chava.

araceli: amor,

¿me puedes firmar este recado

para que chava

pueda entrar a clases mañana?

pepe: ¿no le acabo de decir,

suegra?

chava no solamente

está teniendo problemas

en la casa, sino ahora también

en la escuela.

>> pepe, mi nieto no es malo.

lo que pasa es que no sabe

cómo reaccionar,

porque ustedes no se han tomado

el tiempo para explicarle,

para hablar con él,

solo se quieren imponer.

araceli: chava es tan necio

en no aceptar a pepe.

y es culpa de salvador

que seguramente le está metiendo

ideas en la cabeza.

>> salvador y tú,

los dos, se están equivocando

con mi nieto.

araceli: voy a devolverle

su cuaderno, no quiero

que mañana me salga

con que no lo dejaron entrar.

acá te dejo el cuaderno.

pepe ya lo firmó

para que te dejen entrar

a clases.

chava: pepe no es mi papá,

no tenía por qué firmar él,

tenías que firmar tú.

araceli: pepe es el hombre

de esta familia

y el que se hace responsable

de nosotros.

chava: no de mí.

mi único papá es mi papá.

araceli: no voy a discutir

contigo.

y no quiero más recaditos

como ese porque al siguiente,

te castigo, ¿entiendes?

chava: sí, mamá.

momo: hola, soy momo otra vez.

parece que estás enojado.

chava: ¿tú--tú me ves?

momo: sí, y te escucho.

cuéntame lo que te pasa.

chava: no sé.

¿tú eres un fantasma?

momo: puedo ser algo peor

que un fantasma

si no haces lo que momo

te dice.

chava: ¿qué me vas a hacer?

momo: no me voy a ir

de tu vida,

no te voy a dejar dormir

hasta que cumplas

con todos los retos

que te voy a poner.

chava: no, yo no te quiero ver.

¿momo?

[música]

[música]

chava: momo, vete.

vete.

ique te vayas!

ique te vayas.

vete.

vete.

ique te vayas!

¿momo?

¿momo?

[jadea]

momo no está.

creo que lo soñé.

[bosteza]

no pude dormir.

porque luego luego

se me aparece momo.

lalito: yo hice el reto

que me puso y, cuando

lo cumplí, momo se fue.

chava: ¿y qué te pidió?

lalito: me pidió que fuera

por una navaja con las que

se rasura mi papá

y que la usara para cortarme.

mira.

chava: ¿y no te dolió?

lalito: al principio sí,

pero luego ya no.

bueno, pero eso no importa,

aunque sea no tuve pesadillas

con momo como tú.

chava: [bosteza]

voy a ver el siguiente video.

[gritos]

chava: ¿momo?

otra vez la pesadilla con momo.

salvador: eso, chava.

eso.

a ver.

¿qué te pasa, chava?

tírame el penal.

chava: [bosteza]

salvador: ¿qué te pasa, hijo?

te ves cansado.

chava: es que no he podido

dormir bien, pa.

salvador: seguramente es porque

tu mamá te sigue dando lata

de que quieras a pepe

como un papá.

chava: no, no es por eso.

salvador: no, no, no,

no la tapes, hijo.

conozco perfectamente a araceli

y sé de lo que es capaz

con tal de fastidiarme.

y claro, sabe que a través

de ti es la mejor manera

para hacerlo.

¿o qué? ¿me vas a negar

que te sigue intentando

imponer a pepe?

chava: no.

la otra vez me firmó un recado

como si fuera mi papá.

salvador: es el colmo.

pero tu mamá me va a escuchar

ahorita que te lleve a la casa.

chava: aquí está el cuaderno,

pa.

salvador: gracias, mi amor.

araceli: no tenías que obligar

a nuestro a hijo a esto.

salvador: tú eres la que

no le tienes que imponer

otro papá a chava.

¿qué es esto?

araceli: chava, vete a tu

cuarto.

estoy harta de que vengas

a criticarme a mi casa.

me divorcié de ti

para no tener que soportarte.

salvador: tú eres la que

te empeñas en desaparecerme.

araceli: porque eres nefasto.

¿por qué no mejor te ocupas

del aprovechamiento de tu hijo

en la escuela?

salvador: pues sí,

es lo que voy a hacer,

por eso a partir

de la siguiente semana,

chava a ir a clases de inglés

por la tarde.

araceli: no, pues no se va

a poder.

yo tengo un bebé que cuidar.

salvador: pues sí,

precisamente por ese bebé

que dices, se te olvida

que tienes otro hijo.

araceli: no te voy a permitir

que me cuestiones,

así que olvídate

de esas clases,

porque no puedo llevarlo.

salvador: pues yo sí,

así que me voy a encargar

de llevarlo.

momo: hola, soy momo,

y estoy de regreso.

chava: pensé que ya

no te me ibas a aparecer.

momo: no, porque momo

no te ha puesto ningún reto.

así que me vas a seguir viendo

hasta que hagas

lo que yo te diga.

chava: ¿y qué tengo que hacer?

momo: primero dime,

¿por qué te ves triste?

chava: porque no quiero

a mi padrastro.

por su culpa, mi mamá me quiere

quitar a mi papá.

momo: el reto que te voy a poner

te va a servir

para que te desquites de él.

pero no le puedes decir nada

a tu mamá ni a tu papá.

te tienes que quedar callado

o voy a estar siempre

en tus pesadillas.

[chista]

chava: sí, yo callado.

[chista]

hice el reto que me pidió momo

y dejé de tener pesadillas.

lalito: ¿qué hiciste?

chava: me dijo que fuera

por unas tijeras.

lalito: ¿y te cortaste?

chava: no, me dijo que tomara

una foto de pepe

y que con las tijeras

le diera con todas mis fuerzas.

lalito: ¿ves?

hay que hacer los retos de momo

para que no nos siga

dando miedo.

chava: mira.

efrén: eres una buena para nada.

no sirves ni siquiera

para tener mis camisas limpias.

daniela: ay, efrén, yo te juro

que yo las lavo

como a ti te gusta.

efrén: ah, o sea que yo

soy el idiota.

daniela: no, no, yo no quise

decir eso.

efrén: mira, todo el cuello

está lleno de mugre.

es mi casa que me quiero llevar

a mi junta de trabajo

y no lo puedo hacer

por tu culpa.

daniela: ay, por favor,

suéltame, efrén, por favor.

efrén: ah, tú me vas a dar

órdenes a mí.

te voy a enseñar buenos modos,

desgraciada.

te voy a enseñar a respetarme.

daniela: no me pegues,

por favor, suéltame.

por favor, no, no me pegues.

efrén: eres una estúpida

buena para nada.

te voy a enseñar a respetar.

momo: hola, soy momo otra vez.

lalito: no, ya no te quiero

ver, ya hice el reto.

momo: solo quiero saber

si tu papá ya no le pega

a tu mamá.

lalito: sí, hace rato escuché

que le pegó muy feo.

momo: ¿sigues sufriendo?

lalito: sí, ya no quiero sufrir.

momo: pues con el reto

que te voy a poner,

vas a dejar de sufrir.

lalito: ¿ya con ese reto

no te vas a volver a aparecer?

momo: sí.

este reto es la manera en que

voy a dejar de aparecerme.

lalito: sí, ya no quiero

sentir miedo.

momo: entonces, el reto es

que te suicides.

daniela: lalito, te estoy

hablando.

ino!

ino!

[llora]

[música]

[música]

[celular]

araceli: hola, daniela.

¿cómo estás?

¿qué?

no puede ser.

¿cómo que tu hijo lalito

está muerto?

>> [ríe]

entonces te gusta mucho

el fútbol, ¿verdad?

chava: sí, abue.

>> ay, hija, ya venimos.

chava: ¿por qué lloras, mami?

araceli: mi amor,

tienes que ser fuerte.

la mamá de lalito me llamó

para decirme lo que le pasó.

chava: ¿tú sabes por qué

no fue a la escuela?

araceli: sí, chava.

lo que pasa es que

lalito ya no va a ir

a la escuela porque...

porque se fue al cielo.

chava: no, no es cierto.

lalito es mi amigo.

yo lo quería mucho.

araceli: yo lo sé,

pero lalito ya no está

con nosotros

y no lo vamos a volver a ver.

chava: yo lo quería mucho.

araceli: chava,

¿tú sabes si lalito

sufría por algo?

¿o si algo lo estaba

atormentando y por eso

se quería ir al cielo?

momo: pero no le puedes

decir nada a tu mamá

ni a tu papá.

te tienes que quedar callado

o voy a estar siempre

en tus pesadillas.

así que...

[chista]

chava: no, yo no sé nada.

abue, tengo hambre.

>> ay, mi amor, a ver,

déjame ver...

ya sé, te preparo una taza

de chocolate caliente,

pero con una condición.

¿me ayudas a cuidar

a tu hermanito?

chava: sale y vale.

yo lo cuido, abue.

>> bueno, no me tardo, ¿eh?

pepe: ¿qué le haces a mi hijo?

chava: no, yo no le hice nada.

pepe: apártate de él.

no quiero que te le acerques

nunca, ¿me escuchaste?

>> ay, pepe,

no le hables así a mi nieto.

pepe: solamente estoy

defendiendo a mi hijo.

>> ay, por dios,

es su hermano,

no le va a hacer nada.

pepe: ese niño es un problema

y no quiero que se le acerque

a mi hijo para lastimarlo.

chava no lo quiere.

chava: los odio.

los odio a todos.

momo: hola, soy momo,

y estoy de regreso.

chava: dijiste que no te me ibas

a volver a aparecer

porque cumplí el reto.

momo: yo no te dije

que iba a ser el único reto.

chava: no, no te quiero ver.

momo: estás muy enojado.

¿qué tienes?

chava: que los odio a todos.

momo: ¿a quiénes odias?

chava: al esposo de mi mamá,

pero más a su hijo.

odio al bebé.

momo: te voy a decir

cuál es tu próximo reto,

y será la única manera

en que voy a dejar

de presentarme contigo.

chava: eso dijiste la otra vez.

momo: tú sabes si te quieres

arriesgar a que no me vaya

de tu vida nunca.

chava: no, no, dime el reto

y yo lo hago.

momo: el reto es que mates

a tu hermanito.

>> si me atrevo

a decirte esto

es porque tu marido

no quiero que te cause

ningún problema.

por eso ya no le dije nada,

para poder mejor hablar contigo.

araceli: es chava el que

me causa los problemas, mamá.

>> no, hija, pepe no debió

hablarle así a mi nieto.

no estaba haciendo nada malo.

araceli: porque no le dio

tiempo.

pero chava no quiere al niño.

>> ¿y cómo lo va a querer

si tú no fomentas

la convivencia entre ellos,

si prefieres mantenerlo apartado

en vez de acercarlo

a su hermano?

ay, piénsalo, por favor, hija.

araceli: mamá, estoy vuelta loca

con la crianza.

ni siquiera he podido bañarme.

al rato veo a chava, ¿sí?

>> está bien, yo voy

a ir a verlo.

chava: yo no quiero hacerle

daño, me cae gordo y nada más.

>> ¿con quién estás

hablando, mi amor?

chava: con nadie, abue.

>> yo te escuché.

chava: no, abue,

era el videojuego

que estaba jugando.

mira.

>> a ver.

¿en serio?

chava: sí, abue, estoy yo solo.

>> [ríe]

bueno, solo quería ver

que estuvieras bien.

antes de que me vaya,

me vengo a despedir, ¿sale?

chava: sale.

>> bueno, ya no juegues tanto,

descansa.

ay.

ay, madre mía,

tú sabes que a mí

nunca me gustó que mi nieto

tuviera una tableta,

y mucho menos en su cuarto.

por favor, te pido

que me ayudes, virgencita.

yo le digo a mi hija

que le ponga más atención

a mi nieto.

es un niño y está

en una situación

tan vulnerable.

ay, por favor, virgencita,

te suplico que me ayudes

con mi nieto, que--

que esté bien,

que nada lo vaya a perturbar.

virgencita, por favor.

araceli: ¿qué pasó?

¿todo bien con chava?

>> no sé, hija,

lo escuché hablando solo.

el me dijo que no,

que yo había escuchado mal,

pero a mí se me hace

que estaba hablando

con alguien en la dichosa

tableta esa.

araceli: eso no es posible,

mamá.

el no tiene perfiles

en ninguna red social.

¿tú lo viste?

>> no, me enseñó

el videojuego, pero yo no sé

de esas cosas, hija, y tú sí.

ve a revisarlo, por favor.

araceli: no es necesario,

la tableta tiene

los candados de seguridad

para que chava no pueda ver

ningún contenido

que no sea para niños.

>> dale una vuelta, hija.

te lo ruego.

araceli: está bien.

al rato que salga de bañarme.

voy a aprovechar

que el bebé se va a dormir

para asearme.

>> ok, hija.

nos vemos.

chava: no sé si sea capaz

de hacerle daño.

momo: si no lo matas tú,

yo te voy a matar a ti.

chava: no, yo no me quiero

ir al cielo como lalito.

momo: entonces...

chava: bueno, está bien,

lo voy a matar,

voy a hacer el reto.

tengo que hacerlo.

lalito se murió y yo no quiero.

tengo que tener el valor

de hacerle daño.

[música]

[música]

chava: perdóname, hermanito.

perdóname.

araceli: ¿qué pasa, chava?

chava: le estoy pidiendo

a mi hermanito que me perdone.

araceli: ¿por qué?

chava: porque momo quiere

que lo mate.

y--y yo no quiero.

es momo.

es momo.

araceli: ¿encontró algo

en la tableta de nuestro hijo,

agente?

agente: sí, señora.

al parecer, hay algo

en el sistema operativo.

debió ser instalado

por el hacker que se metió

en la tableta

haciéndose pasar por momo.

chava: sí, agente, yo lo vi.

momo está bien fea.

agente: lo primero que tienes

que saber es que momo

no existe, chava.

chava: sí existe.

yo lo vi, y hasta me hablaba.

tenía voz de mujer

y daba miedo.

agente: el personaje de momo

se ha utilizado por gente mala,

para asustar a las personas,

pero no es real.

salvador: pero, agente,

¿este reto de momo no fue algo

que se te hizo tendencia

en redes sociales

hace como un años más o menos?

agente: así es, señor.

empezó como una broma

en el whats y, al parecer,

ha regresado,

apareciendo en videos infantiles

como le pasó a su hijo.

chava: también se le apareció

a lalito.

el debió de ponerle el reto

de que se fuera al cielo.

araceli: no puede ser.

agente: varios padres

de familia han denunciado

este horrible reto

del regreso de momo

que invita a nuestros niños

a autolesionarse

o a suicidarse.

salvador: o sea que ya no es

simplemente algo que los asusta.

agente: no, señor,

y por eso es más peligroso.

porque ya no se trata nada más

de dar miedo,

sino que está orillando

a nuestros niños a lastimarse,

a dañar a sus hermanos

o hasta quitarse la vida.

araceli: y yo que le regalé

la tableta pensando

que iba a estar seguro.

agente: tenemos que hacer

varios esfuerzos

para vigilar mejor

a nuestros hijos.

los candados para ver

contenido infantil

ya no son suficientes.

que vean videos

en un canal exclusivo

para niños, ya no nos garantiza

que estén a salvo

porque, además, el algoritmo

de la página nos va a llevar

a videos como los que vieron

de momo.

y es por esto que nuestros niños

ven videos de violencia

y otros no aptos

de manera automática.

salvador: sí, sí,

a mí también me pasa lo mismo.

estoy viendo un video

e inmediatamente me recomienda

otros videos similares.

agente: es indispensable

que sepamos que nuestros hijos

no pueden navegar en internet

sin la supervisión

de los adultos.

salvador: gracias, agente.

el agente de la policía

cibernética nos dijo

que iba a seguir el rastro

de las ligas a las que chava

tuvo acceso antes de que

le apareciera el video

del tal momo.

pepe: pues ojalá logren dar

con el enfermo que orilla

a nuestros niños

a hacer cosas indebidas y

pague hasta por la muerte

de lalito.

araceli: perdóname, hijo.

yo sin querer te puse

en este peligro.

pero lo que no debió pasar

es que yo te dejara de atender,

de cuidar y de orientar.

>> yo entiendo

que una tableta

puede ser un alivio,

pero jamás deben dársela

a un niño con completa libertad.

son seres vulnerables,

que se exponen a gente fea,

a gente mala que está

en el internet,

nada más viendo cómo hace daño.

araceli: sí, mamá, tenías razón.

siempre me lo dijiste

y yo no te quise hacer caso.

perdónenme los dos.

chava: sí, mami, te perdonamos.

>> hija, salvador,

tienen que sentarse

a platicar con mi nieto,

a explicarle las cosas,

no nada más imponérselas.

salvador: y así va a ser,

suegra, se lo prometo.

>> bueno.

salvador: de ahora en adelante

vamos a estar más cerca

de nuestro hijo

y vamos a poner

su felicidad y su seguridad

por encima de cualquier

diferencia que podamos

tener araceli y yo.

pepe: mira, yo prometo

no volverte a hablar mal.

yo sé que no soy tu papá,

pero, si tú quieres,

podemos ser amigos.

¿te late?

chava: sí, siempre y cuando

sepas jugar fútbol.

pepe: ah, bueno.

todos: [ríen]

araceli: oye, ¿tu hermanito

también puede jugar fútbol

cuando crezca?

chava: sí, lo voy a querer

y lo voy a cuidar mucho, mucho.

>> el mundo se está llenando

de cosas nuevas,

de mucha tecnología.

pero lo que debe prevalecer

es el cuidado que tenemos

con nuestros pequeños.

no podemos dejarlos solos

con una tableta,

así como no los dejamos solos

con un extraño.

porque los dispositivos

los pueden utilizar

como una herramienta

para hacerle daño

a nuestros pequeños.

mejor juguemos con ellos,

apoyémoslos, veamos con ellos

los videos, pero sobre todo,

nunca dejemos

de hablar con ellos

y de explicarles las cosas.

nuestros niños pueden ser

vulnerables por las situaciones

de los adultos,

pero también son listos y,

si les hablamos,

van a comprender

y se van a poder defender

de situaciones en internet

que pueden ser mortales,

como el regreso de momo.

>> ♪ desde el cielo

una hermosa mañana

desde el cielo

una hermosa mañana

la guadalupana

la guadalupana

la guadalupana

bajó al tepeyac

juan dieguito

la virgen le dijo

juan dieguito

la virgen le dijo

este cerro elijo

este cerro eli--♪

Cargando Playlist...