null: nullpx
Cargando Video...

La Rosa de Guadalupe - 'Deseos de vivir'

Univision3 May 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

locutor: televisa presenta...

mujer: ¿te volviste loca, ruth?

ruth: no, mamá.

te digo que se oye un bebé

que está llorando.

escucha.

bebé: [llora]

mujer: ay...

de verdad se oye un llanto,

no puede ser.

para mí que hay un bebé

ahí en el tubo.

ruth: mamá,

¿cómo crees que va a haber

un bebé metido en el tubo

del drenaje?

mujer: pues es que de ahí

viene el llanto que escuchamos.

mira, acércate.

escucha.

bebé: [llora]

ruth: sí, mamá,

tienes razón.

ahí se escucha, en el tubo.

¿qué será?

¿algún muñeco o--?

¿o un gato encerrado?

pero no es posible que un bebé

esté ahí metido con vida.

mujer: no sé, hija.

habrá que hablarles

a los bomberos, a la policía,

a la gente de rescate,

pero alguien tiene que venir

a revisar qué hay ahí adentro.

bebé: [llora]

agente: ya terminé de cortar.

bebé: [llora]

agente: con cuidado.

con cuidado.

bebé: [llora]

agente: tenían razón,

es un bebé atorado

en el tubo del drenaje.

mujer: qué barbaridad.

pero ¿cómo puede estar con vida?

agente: no podría explicarlo.

vamos a cortar el tubo.

está atorado en el codo y--

no quisiera lastimarlo.

policía 1: necesitamos llevarlo

a un hospital cuanto antes.

ruth: pero ¿cómo?

¿cómo fue que ese bebé

llegó ahí?

benita: mi nombre es benita,

y estoy muy emocionada

de empezar

primero de secundaria.

estoy volviendo a ver

a mi mejor amiga de la primaria,

jenny, y espero hacer

muchos mejores amigos más.

carmen: yo también lo espero,

benita, siéntate.

es tu turno.

alan: yo me llamo alan.

benita: es tan guapo

como justin bieber.

todos: [ríen]

carmen: silencio.

benita, deja que alan

termine su presentación.

benita: [ríe]

hola, alan.

qué chido tu teléfono.

alan: ah, ojalá fueran chidas

las noticias que me llegan,

pero no.

benita: ¿por qué?

¿te pasó algo?

alan: es que mi novia, bueno,

mi ex novia, me cortó porque

ya no estudio con ella

en el colegio newcastle,

y ahora estudio en esta escuela.

benita: ¿y por qué no sigues

en tu otro colegio?

alan: ah, porque reprobé

primero de secundaria

y por haber tronado

en un colegio particular,

mis papás me castigaron

y me metieron

en esta escuela de gobierno

para repetir el año.

benita: o sea que eres

más grande que nosotros.

alan: bueno, mucho, mucho

más grande no, tengo 14.

benita: no te preocupes,

verás que las chicas

de esta escuela somos

bien buena onda,

ni te vas a acordar

de la pesada que te cortó.

alan: papá, por favor,

regrésame al colegio.

acaban de iniciar las clases

y aún me puedes inscribir.

sergio: quedamos

en que no regresarías al colegio

hasta que repitas y apruebes

el primer año de la secundaria.

>> mira, sergio,

me encanta la tendencia de moda

primavera-verano

del próximo año.

alan: mamá, ¿no escuchaste

nada de lo que le acabo

de decir a mi papá?

>> ay, alan, mi hijito,

discúlpame,

pero es que estoy fascinada

con los nuevos modelitos,

me encantan.

mónica,

¿vas a salir?

mónica: no, mamá.

voy nada más a la puerta

para asomarme a ver cómo está

allá afuera.

>> ay, mónica,

no pareces mi hija, ¿eh?

mónica: pues ni me quiero

parecer, mamá, ahí nos vemos.

alan: mamá, te estaba hablando.

te estoy diciendo--

>> alan, alan, alan,

suficiente.

ya bastante tengo

con una hija desaliñada

y un hijo burro.

cipriano: estoy muerto

por el trabajo.

maricruz: cipriano,

te estoy sirviendo

las enchiladas que preparé.

cipriano: como hoy fue quincena,

toda la gente fue al banco

a cobrar sus cheques,

y me tardé mucho más

con el corte de caja.

flavia: yo también tuve

mucho trabajo,

como la gente cobró,

y tenía dinero,

hubo mucha venta de perfumes

en la tienda departamental.

benita: ¿y hubo muchos chavos

guapos?

flavia: [ríe]

cipriano: benita,

¿qué son esas preguntas

a tu hermana?

flavia: es una pregunta

inocente, papá.

cipriano: pues no está en edad

para andar pensando

en esas cosas.

benita: ya tengo 13.

cipriano: así tuvieras 15.

todas saben que no tienen

permiso para pensar

en novios hasta que tengan

18 años.

benita: pero mi hermano tiene 15

y a él sí lo dejas tener novia.

cipriano: bueno, pero tu hermano

es hombre y a los hombres

se les educa con libertad,

a las mujeres

hay que vigilarlas más

para que no vayan a salir

perjudicadas.

y deja de responderme, benita.

¿y tú no les dices que tienen

que respetarme y obedecerme?

maricruz: benita,

hijas, por favor,

no molesten a su padre,

dejen que cene a gusto.

cipriano: como si no me hubieran

espantado el hambre ya.

maricruz: eh--cena, cipriano,

las niñas ya no te van a decir

nada.

voy por crema para ponerle

a tus enchiladas,

así te gustan más.

benita: mamá,

¿cómo supiste que estabas

empezando a sentir cosas

por mi papá?

maricruz: ¿en serio que tú

sigues con tus preguntas tontas?

benita: bueno,

es que te pregunto

porque yo estoy empezando

a sentir--cosas, a pensar

en uno de mis compañeros.

maricruz: más te vale

que dejes de sentir y de pensar

en esas cosas.

a tu papá le molesta, no debes

de hablar de esos temas.

ya duérmete.

y tú, flavia,

apúrate a acostarte

para que no desveles

a tus hermanas.

flavia: sí, mamá.

buenas noches.

maricruz: buenas noches, reinas.

benita: buenas noches, ma.

flavia: ¿así que estás pensando

en un compañero de tu salón?

benita: sí, flavia.

pero ya viste que mi mamá

no quiere que le cuente.

flavia: con mi mamá

no se puede hablar de nada,

mucho menos de las cosas

del amor.

pero a mí sí me puedes contar.

benita: tú ni novio tienes,

y mira que ya tienes 19 años,

mi papá no tendría

por qué oponerse.

flavia: pues sí.

pero terminando la prepa

tuve que ponerme a trabajar

para ayudar con los gastos

de la casa,

ni oportunidad de nada tengo.

benita: hola, alan,

te compré un refresco.

alan: nadie había tenido

un detalle así conmigo.

benita: para que veas

que todas las chavas

no somos iguales,

y que habemos chavas buena onda.

alan: y tú eres una de ellas,

benita.

[música]

benita: [grita]

me espantaste.

flavia: se me hace que ya

te picó la mosca del amor.

[ríe]

benita: creo que sí.

flavia: uy, pues, más te vale

andar de disimulada

y que mi papá no se de cuenta,

porque te cuelga.

anda, mi mamá me mandó

a avisarte que ya está la cena.

ambas: [ríen]

ruth: buenos días, vecina.

benita: buenos días.

ruth: vecina,

es que quiero decirte algo.

benita: bueno,

nada más rapidito,

porque ya me urge irme

a la secundaria.

ruth: yo sé que te gusta mucho

justin bieber.

benita: sí, soy una "believer".

ruth: pero cuando lo escuchas,

luego, luego te pones a bailar,

y me haces ruido en mi recámara

que está justo debajo

de la tuya.

benita: no te preocupes, vecina.

ya no voy a bailar tan duro

para no molestarte.

ruth: gracias.

y corramos,

que tenemos que llegar

a nuestras clases.

benita: eres único, alan.

alan: aquí la única eres tú.

ya van varias semanas

que entramos a la escuela

y me gusta mucho estar contigo.

benita: a mí también.

alan: y--

¿te latiría ser mi chava?

benita: ¿yo?

¿tu novia?

alan: sí, a mí me latería mucho

que me aceptaras.

benita: no sé.

es que mi papá

no quiere que tenga novio.

alan: no le decimos,

pero tú dime que sí.

no pienso en nada más

que en que seas mi novia.

benita: claro que te acepto.

claro que quiero ser tu novia.

>> alan, hijo,

no sabía que tenías visitas.

jennifer: buenas tardes, señora,

estamos haciendo la tarea.

>> ah, sí, qué bueno,

ya veo.

hijo, ¿me permites un segundo?

quiero hablar contigo.

¿por qué traes a esa gente

a la casa, alan?

alan: mamá, son mis compañeras.

ustedes fueron

quienes me metieron

a esa escuela, ¿no?

>> sí, sí,

pero no las traigas, alan.

y en cuanto termines

te las llevas,

no las quiero en mi casa.

alan: sí, mamá.

>> [ríe]

se quedan en su casa,

nos vemos después.

jennifer: hasta luego.

benita: hasta pronto.

hasta nos sobró tiempo.

alan: ¿y si vamos

a ver una película?

jennifer: ay no, yo ya me voy.

pero vean la peli, ¿eh?

benita: jennifer--

jennifer: bye.

benita: me encantó la peli,

estuvo bien romántica.

alan: te amo, benita.

benita: yo también te amo.

alan, nos pueden cachar.

alan: no hay nadie.

mi mamá no va a regresar

hasta que te hayas ido,

estamos solos,

¿no tienes ganas?

benita: sí, yo siempre soñé

que mi primera vez sería así,

enamorada.

alan: ya no va a ser un sueño.

jennifer: ¿qué pasó, amiga?

benita: estoy embarazada, jenny,

la prueba salió positiva.

jennifer: híjole, amiga.

¿y qué vas a hacer?

alan: ¿y entonces, benita?

¿tus sospechas de que estabas

embaraza son ciertas?

benita: sí, alan.

jenny me cooperó para comprar

una prueba en la farmacia,

y salió positivo.

alan: a pesar de que hace días

me dijiste que pensabas

que esperabas un hijo,

la verdad es que no he pensando

en qué hacer en el caso.

benita: ay no, yo menos.

¿qué vamos a hacer?

y más porque ni siquiera puedo

hablar con mis papás.

alan: entonces yo hablo

con los míos para que

nos echen la mano

y salir de esta bronca.

benita: espero que no me dejes

de querer por meter la pata.

alan: los dos metimos la pata,

benita,

y los dos lo vamos a solucionar.

sergio: ¿cómo pudiste meterte

con una muchachita

que ni siquiera es de tu clase?

alan: porque la amo, papá--

sergio: por favor, alan.

¿qué vas a saber lo que es amar

si apenas tienes 14 años, eh?

>> ¿ves lo que conseguiste

castigando a nuestro hijo

mandándolo a una escuela

de nacos?

sergio: yo no lo mandé a eso,

lo mandé a estudiar,

no a que nos hiciera abuelos,

¿de acuerdo?

>> mira, yo primero me muero

antes de tener un nieto naco.

mónica: eso debiste pensar

antes de no ponerte el gorrito,

menso.

alan: pues sí,

pero las cosas se dieron así

nada más, y con benita--

fue mi primera vez.

mónica: pues lucha por ella.

>> ay, mónica, por favor,

ya deja de decir tonterías.

sergio: bueno, ya--

ya basta todos.

tenemos que pensar en una manera

de solucionar este problema.

mira, alan,

tu mamá y yo lo hemos estado

pensando, y lo mejor es que

esta muchachita aborte,

¿sabes cuánto tiempo

tiene de embarazo?

alan: no sé, papá.

sergio: ¿cómo que no sabes, eh?

¿no que se acostaron aquí

en la casa?

alan: sí, la primera vez,

pero hemos seguido teniendo

más relaciones y--

no sé en cuál de todas

se quedó embarazada.

sergio: bueno, como sea.

creo que todavía estamos

a tiempo para que esta benita

aborte, no te preocupes,

yo te voy a dar todo el dinero

que necesites, ¿de acuerdo?

alan: pa, pero es que no creo

que sea tan fácil,

su papá ni siquiera sabe

de nuestra relación,

y no creo que quiera

que su hija--

sergio: bueno, cálmate, cálmate.

mira, no hay problema,

contratamos a unas personas

que se hagan pasar

por los papás de la niña,

no hay problema.

alan: no sé, hay que pensarlo.

sergio: [chista]

alan,

no tienes nada que pensar, ¿eh?

¿quieres seguir con esa muchacha

y con tu vida?

o se deshacen del niño

o te arruinas la vida.

alan: mira, mi papá

ya tiene todo listo

para que te practiques

el aborto, va a ser

en una clínica autorizada

y todo.

benita: no sé,

el aborto es algo muy peligroso.

jennifer: ay, amiga,

ya viste en las noticias

que muchas lo practican

y no les pasa nada,

siempre y cuando lo hagas

dentro de cierto tiempo,

hasta la ley te cuida.

alan: aparte,

es la única manera que tenemos

para que ni tus papás

se enteren que andamos,

ni mucho menos

que estás esperando un hijo

y que aparte podamos

seguir andando.

jennifer: alan tiene razón,

porque por más que te estés

vendando la panza,

cuando la tengas de ocho meses

no creo que la puedas seguir

ocultando.

benita: está bien.

yo también creo que es lo mejor.

me voy a practicar el aborto.

doctor: la prueba que

te practicamos indica

que tienes 14 semanas

de embarazo.

benita: ¿y hay algún problema,

doctor?

doctor: que no puedo

practicarte el aborto después

de las primeras 12 semanas

de gestación.

benita: no, doctor,

no me puede hacer eso,

aquí están mis papás apoyándome,

de verdad, lo necesito.

doctor: lo siento,

pero no voy a cometer un delito

ni voy a poner en riesgo tu vida

por practicarte una operación

fuera de tiempo.

alan: ¿cómo que sigues

embarazada?

benita: sí, el doctor

no quiso practicarme el aborto.

alan: pero te di el dinero

para que abortaras.

benita: sí, pero no se pudo.

¿cómo iba a saber yo

que después de las 12 semanas

ya no se puede abortar?

alan: pues hubieras ido

con otro.

benita: está prohibido

por la ley, y tampoco voy a ir

con cualquiera para que me mate.

alan: pues a mí no me importa.

yo ya no me voy a hacer cargo.

benita: ¿qué quieres decir?

alan: pues que mi papá

tiene razón,

un hijo nos va a arruinar

la vida.

yo te di una solución,

y tú fuiste tan tonta

como para no aprovecharla,

yo ya no respondo.

benita: no, alan,

no me puedes dejar sola

con el bebé, por favor.

ialan, regresa!

alan: a partir de ahora

estás sola con el problema,

ya no cuentes conmigo, tú y yo

ya no tenemos nada que ver,

¿me entiendes?

[música]

[música]

flavia: benita, ¿qué te pasa,

hermanita?

benita: alan se enojó conmigo.

me dijo que ya no vamos

a ser novios.

flavia: ¿qué pasó?

¿por qué fue el pleito?

benita: por una tontería

que hice.

flavia: bueno,

si fue una tontería

seguro se arreglan.

benita: yo lo vi muy enojado.

flavia: pues cambia esa cara

y límpiate las lágrimas

para que mi papá no sea

el que se enoje por verte así,

que se va a oler

que andas de novia.

benita: maestra carmen,

¿puedo hablar con usted?

carmen: claro, dime, benita.

benita: ¿usted sabe por qué

alan no ha venido a clase?

carmen: alan se dio de baja.

benita: ¿cómo?

carmen: se dio de baja

porque regresó a su colegio.

alan ya no va a venir

a esta escuela.

benita: alan no me pudo haber

abandonado,

no me pudo dejar sola--

jennifer: no, amiga, ni modo.

ya se fue, tienes que aceptarlo.

benita: no, jenny, no.

tengo que hablar con él,

explicarle.

no me puede dejar así sola

con el bebé,

me tiene que ayudar.

jennifer: pues no veo

cómo vas a hablar con él,

si ya no viene a clases

ni te contesta el teléfono,

ni nada.

benita: no,

tengo que hablar con él,

tengo que ir a su colegio.

me dijo que era--

el new--el newcastle.

jennifer: pero no sabemos

en dónde está.

benita: pues lo buscamos

en internet,

en la sala de computación,

pero tengo que ir a verlo,

y tú me tienes que ayudar,

por favor.

alan: adiós, chicas.

>> ialan!

¿qué pasó?

alan: ey, ¿qué onda?

oye, ya tengo todo listo

para el proyecto de biología.

iay, hola!

benita: alan.

alan: ¿benita?

¿qué haces aquí?

benita: vengo a hablar contigo.

no me puedes dejar así sola

con el bebé.

alan: ya te dije que estabas

sola, que conmigo no cuentas.

benita: sí, ya veo

por qué me mandaste por un tubo,

nunca me quisiste.

alan: neta sí te quise.

neta me encariñé mucho contigo,

pero este asunto del bebé

no es bueno ni para ti

ni para mí.

cuando le conté a mi papá

que no habías abortado

decidió regresarme al colegio.

benita: ¿y tú luego, luego

volviste con tu ex, verdad?

alan: sí.

sí, es mi ex.

pero no tiene caso

que sigamos hablando de esto.

deshazte del bebé como puedas,

pero a mí ya no me busques.

benita: ya me está creciendo

la panza.

me voy a apretar

más con las vendas,

para que no se me vaya a notar.

[gime]

ay me duele.

[gime]

ime duele!

[grita]

¿qué me está pasando?

ya no puedo.

ime duele!

ya no aguanto.

me duele mucho mi panza.

ay no puedo.

me duele mucho.

ya no puedo.

mamá,

ya terminé la tarea,

¿me la puedes firmar?

maricruz: sí, hija.

flavia: no saben

de lo que me acabo de enterar

en los pasillos.

maricruz: hija, traes una cara.

flavia: no es para menos, mamá,

hay un gran escándalo

allá afuera.

maricruz: pues ¿qué pasó?

yo vi una patrulla

afuera del edificio

cuando regresé del mercado,

seguro se metieron a robar.

flavia: no, mamá, resulta ser

que había un niño recién nacido

en la tubería del drenaje

del departamento de aquí abajo.

maricruz: ¿cómo dices?

flavia: sí, la policía

vino con gente del rescate,

porque las vecinas

del departamento de abajo

escucharon a un bebé llorando

en su baño.

se lo llevaron al hospital

para liberarlo.

maricruz: ¿cómo?

¿el--el bebé estaba vivo

atorado en--

en la tubería del drenaje?

flavia: sí, mamá,

el bebé está vivo, vivo.

benita: [piensa] mi hijo

está vivo.

está vivo, dios mío, está vivo.

[música]

[música]

angeles: me llamo ángeles

y soy trabajadora social.

ella es la agente fuentes,

y estamos investigando

el caso del bebé encontrado

en la tubería del drenaje.

fuentes: la persona

que lo rescató nos comentó

que ustedes lo encontraron.

ruth: así fue, agente.

yo lo escuché llorando

cuando fui al baño

para lavarme las manos

e ir a comer.

fuentes: ¿y saben de quién es

ese bebé?

¿quién fue la mujer

que lo arrojó por la tubería

del drenaje?

>> no, agente,

no sabemos nada.

la verdad es que nunca

vimos a nadie en este edificio

que estuviera embarazada.

ruth: nos llevamos tan poco

entre nosotros que no conocemos

la vida de nadie.

angeles: si el bebé se atoró

en la parte de la tubería

de su baño, seguramente vino

de alguno de los departamentos

de arriba.

ruth: arriba de nosotros

hay siete departamentos más,

el bebé pudo haber sido arrojado

de cualquiera de los demás

que viven arriba.

maricruz: ¿el bebé murió?

angeles: no, a pesar de que

llevaba varios rasguños

en la cara y en el cuerpo,

y que sus pies ya estaban azules

por la falta de oxígeno,

el bebé sigue luchando

por su vida en el hospital.

maricruz: vaya que tiene deseos

de vivir.

fuentes: estamos averiguando,

señora, preguntando a todos

los departamentos para ver

si alguien nos dice quién es

la madre de ese bebé,

quién lo tiró.

angeles: ¿usted tiene hijas?

maricruz: sí, tres,

pero ya les dije

que no tienen novio.

fuentes: pudieron haber

tenido una relación

y se lo ocultaron.

maricruz: tal vez,

pero no hubieran podido ocultar

que estuvieran de encargo

sin que yo me diera cuenta,

por favor.

fuentes: quizás,

eh--si nos permitiera hablar

con ellas--

maricruz: por supuesto que no,

son unas niñas,

me las están ofendiendo.

y ya les dije que ninguna

de mis hijas fue, así que,

si es a todo a lo que venían--

angeles: sólo estamos

investigando, discúlpenos.

fuentes: con permiso.

flavia: aunque no sepamos nada

de la mamá del bebé,

a mí sí me da gusto

que ese bebé siga vivo

y luchando por su vida.

maricruz: la agente

y la trabajadora social

estuvieron haciendo preguntas

todo el día en el edificio

para saber quién lo tiró.

cipriano: ¿ven por qué no dejo

que tengan novio?

para que no me salgan

con su domingo siete,

porque seguro algo así

fue para que quisieran

deshacerse de la criatura,

una a la que perjudicaron

y salió embarazada.

maricruz: benita, ¿qué tienes?

¿por qué no cenas?

benita: no, no me pasa nada,

sólo que no tengo hambre.

maricruz: ¿por qué no tienes

hambre?

¿te sientes mal?

¿estás deprimida?

benita: no, ma, no tengo nada,

sólo no tengo hambre.

flavia: así luego

se nos espanta el apetito, mamá,

verás que mañana

se devora el desayuno,

no pasa nada.

[laman a la puerta]

maricruz: buenas tardes.

fuentes: buenas tardes,

señora maricruz.

maricruz: ¿en qué puedo

servirles?

fuentes: la doctora ríos

nos acompaña en esta ocasión,

porque estamos haciendo pruebas

ginecológicas

a todas las mujeres

en este edificio, para así,

poder determinar quién es

la madre del bebé.

maricruz: ya les dije

que ninguna de mis hijas fue.

angeles: señora, entiendo

que esta es una situación

muy incómoda para usted,

pero comprenda que es importante

que sepamos quién es la madre

de ese bebé.

maricruz: está bien.

están mi hija, la del medio,

y la más chica,

pueden empezar con benita.

ihija!

ihija!

por favor, hijo, ayúdame

a llevarla, por favor,

a la recámara, hija.

hijita, ¿qué tienes?

hija, por favor.

muchas gracias, doctora,

mi hija ya está despertando.

benita: ¿qué pasó?

maricruz: ay que te desmayaste

en la sala, benita.

¿qué tienes?

has andado muy rara últimamente.

a ver te ayudo.

benita: no sé, mamá.

de repente todo me dio vueltas.

maricruz: ay qué bueno que

despertaste, mi amor.

porque además la doctora

te está esperando afuera

con la agente

y la señorita angeles,

para que te hagan el examen.

benita: no, mamá, por favor,

yo no quiero que me hagan nada.

maricruz: pero hija, ¿por qué?

benita: porque no, mamá.

ino quiero que me hagan

ninguna prueba, por favor,

no me obligues a pasar

por esa verguenza!

maricruz: mi hija no quiere

que le hagan ningún examen,

y tiene razón, porque ella

no puede ser la madre

de ese bebé.

mi hija tiene 13 años,

no puede estar embarazada,

yo me hubiera dado cuenta.

angeles: el bebé nació

prematuramente, señora maricruz,

los doctores diagnosticaron

que ni siquiera llegó

al séptimo mes de gestación.

seguramente

el vientre de la madre

ni siquiera creció tanto.

fuentes: y es probable

que su hija tenga algo que ver,

señora, por como se puso,

por su negativa,

hasta se desmayó.

maricruz: pues

no le van a hacer nada.

tengo que hablar con mi marido

primero para ver si dejamos

que le hagan ese examen.

así que, por favor...

cipriano: esas mujeres

están locas,

por supuesto que no permito

que le hagan ningún examen

a mis hijas.

maricruz: benita

se puso muy mal,

hasta se desmayó,

porque no quiere que le hagan

ese examen, es humillante.

cipriano: porque ni siquiera

tiene novio,

se los tengo prohibido.

y no les hablo de esas cosas

justamente para no meterles

ideas ni pensamientos

que no deben.

maricruz: y nuestras hijas

te obedecen, sobre todo benita,

es la mejor portada.

cipriano: sobre mi cadáver

voy dejar que se dude

de la honra de mi hija

de esta manera,

como para que tengan

que examinarla.

maricruz: pero esas mujeres

van a insistir.

cipriano: pero no van a tocar

a mi hija, a menos que lo ordene

un juez, ¿entendiste?

las corres.

[llaman a la puerta]

angeles: venimos por su hija.

cipriano: ustedes no se pueden

llevar a mi hija.

fuentes: por supuesto que sí,

señor.

su esposa fue muy clara

cuando nos dijo, hace unos días,

que sin una orden del juez

no podíamos examinar a su hija.

pues, bien,

un juez ha determinado

que debe practicarse ese examen

a benita, y la vamos a llevar

a la delegación.

benita: no, mamá,

no quiero que me hagan

ningún examen, por favor.

angeles: benita,

vamos a practicarte un examen

para ver si tú diste a luz

a ese bebé.

[música]

[música]

benita: por favor, mamá,

no permitas que me lleven,

por favor, por favor.

cipriano: que vayas con ella

de una buena vez

para que se demuestre

que mi hija

nunca estuvo embarazada,

y mucho menos

ha tenido relaciones,

y acabemos con esto de una vez

por todas.

benita: no, mamá, por favor,

por favor, en serio.

maricruz: no, no, ya escuchaste

a tu papá,

y a él no se le desobedece.

benita: por favor, no.

mamá--

[susurra] tengo que hablar

contigo, por favor.

maricruz: hija,

¿qué es lo que tienes?

¿de qué quieres hablar conmigo?

¿ahora sí me vas a decir

qué es lo que está pasando?

benita: es que no sé,

yo quise hablar contigo

antes de todo esto

pero tú te negaste.

maricruz: sí, hija, lo sé.

pero ahora puedes decirme

lo que está pasando.

¿por qué no quieres

que te hagan ese examen?

benita: porque yo--

yo soy la mamá de ese bebé.

yo me enamoré de un compañero

de la escuela,

no pude evitarlo, mamá.

me entregué a él y--

salí embarazada.

yo no quería que supieran,

pero no sabía qué hacer.

me vendaba el vientre

para que no me cacharan.

hasta quise evitar un regaño

de mi papá y quise abortar,

pero no se pudo porque

ya pasaba de las 12 semanas.

maricruz: hija,

por todo lo que has estado

pasando, y nosotros sin saber.

benita: el papá de mi hijo

me dejó sola,

y no sabía qué hacer,

no contaba con nadie,

ni con ustedes,

porque no pude hablarles.

y el día que comencé

a sentirme mal,

y que tuve al bebé,

no supe qué hacer,

así que lo tiré por el baño.

perdóname, mamá,

estaba muy nerviosa.

sólo jalé la cadena del baño y--

tenía muchísimo miedo.

maricruz: ¿y cómo tú

ibas a saber, hija, qué hacer?

si nadie te lo ha dicho, ni yo--

que soy tu madre,

no estaba dispuesta a hablarte

ni a orientarte.

virgencita,

cuánto daño le hemos hecho

a mi hija.

hasta una criatura inocente

está pagando por nuestro error.

ayúdame, madre mía,

a empezar a hacer lo correcto

con mi hija, ahora también

con mi nieto.

ese bebé

que no tiene culpa alguna.

te lo suplico, que mi nieto

regrese con nosotros

para que cumpla sus deseos

de vivir.

cipriano: ¿qué pasa, maricruz?

¿ahora por qué pediste hablar

conmigo?

maricruz: porque no es necesario

que le hagan ese examen

a benita.

me confesó...

que ella es la mamá de ese bebé.

cipriano: ¿qué?

maricruz: benita

tuvo novio a escondidas,

tuvieron relaciones,

no se cuidaron

y salió embarazada.

cipriano: no puede ser.

justo para que no salieran

perjudicadas les tenía prohibido

que tuvieran novio.

maricruz: nos equivocamos.

cipriano: no, no,

ella fue la que se equivocó.

maricruz: ¿cómo no se iba

a equivocar

si no ha recibido orientación

de nadie?

ni siquiera de nosotros,

que somos sus papás.

cipriano: ¿y qué querías?

¿que le habláramos

para darle ideas?

maricruz: no, no, cipriano,

no le íbamos a dar ideas,

eso--eso es algo

que llega solito,

porque es algo inevitable,

es algo que va a pasar.

debimos y tuvimos que hablar

con nuestros hijos.

cipriano: no, no, no,

yo no hice nada malo.

maricruz: ¿no te parece

algo malo lo que está pasando?

cuando nuestra hija,

por no saber qué hacer,

arrojó a su hijo recién nacido

por el tubo del drenaje.

por favor, cipriano,

tenemos que aceptar la realidad,

hablar de la realidad

para que benita, ni ninguno

de nuestros otros hijos,

cometa otro error

de esta naturaleza.

cipriano: tienes razón.

maricruz: qué bonita rosa.

le voy a traer un florero

con agua.

pero ahora,

tenemos que salir a hablar

con la agente y--

y la señorita angeles.

[música]

[música]

benita: yo soy la mamá

de ese bebé.

yo lo tiré por el tubo

del drenaje.

fuentes: señores,

voy a tener que llevarme

a benita al consejo tutelar

para menores,

por intento de homicidio.

benita: no, mamá, por favor,

no me lleven, por favor.

yo no quise matar al bebé.

maricruz: agente, mi hija actuó

por ignorancia,

por desinformación.

angeles: benita tiene

que enfrentar las consecuencias

de sus actos.

por el tiempo en el que dure

en el consejo tutelar,

yo misma me voy a encargar

de que reciba una terapia.

benita: no estoy loca,

señorita angeles.

sólo actué por miedo,

no supe qué hacer.

angeles: pero aventar a un bebé

por el drenaje

no es algo normal, benita.

tenemos que trabajar

para que aceptes a tu hijo,

y lo recibas con amor.

maricruz: no te preocupes, hija.

tu papá y yo no vamos

a dejarte sola.

benita: gracias

a la señorita angeles

he comprendido que hice mal

en ocultarles todo,

en dejarme llevar

por el miedo

y atentar contra

ese ser inocente

que nació de mí.

maricruz: ay, mi vida.

angeles: y gracias al avance

que benita ha demostrado,

le tengo una visita sorpresa.

pase, por favor.

cipriano: es mi nieto.

angeles: así es, señor cipriano.

el bebé ha luchado mucho

por su vida,

y se ha recuperado bastante.

estoy segura de que muy pronto

dejará el hospital

y volverá a su casa.

benita: ¿lo puedo cargar?

maricruz: es tu hijo, mi vida.

benita: sí, mi hijo.

mi hijo.

perdóname, hijito,

no supe qué hacer

cuando te tuve.

pero ahora sé que eres mi hijo,

y claro que te voy a querer.

maricruz: hija, nosotros,

tu familia, con tu hijo,

te vamos a estar esperando

en la casa para cuando salgas

del tutelar.

cipriano: perdóname, hija,

por no hablarte

y nada más prohibirte cosas.

la señorita angeles

me ha ayudado a entender

que la mejor prevención

es la comunicación.

angeles: prohibir, callar,

no aleja a nuestros hijos

de las experiencias

que tienen que vivir.

lo mejor es hablar con ellos

para darles la mejor arma

para defenderse, la información.

maricruz: lo haremos,

seremos una mejor familia

para mi nieto.

para este bebé que tanto luchó

por sus deseos de vivir.

tenemos tan mal informados

a nuestros hijos

prohibiéndoles cosas,

amenazándolos

para que nos obedezcan,

que claro que se van

a equivocar, porque no reciben

información, orientación,

apoyo de nosotros, sus papás,

que no podemos evitar

que nuestros hijos

sientan cosas,

se atraigan con otros jóvenes.

pero lo que sí podemos evitar,

y no con prohibiciones,

sino con comunicación,

es que actúen erróneamente,

y su vida cambie completamente

por un embarazo precoz.

si por falta de información,

nuestras hijas de 12, 13 años,

se embarazan

y se llenan de tanto miedo

que no saben que hacer,

como se sienten solas,

se vendan el vientre

para no ser descubiertas,

sin saber que se hacen un daño

aún mayor, porque provocan

que se les venga el bebé.

los nervios las orillan

a cometer actos

que pueden atentar

contra la vida de ese ser

indefenso que las asusta tanto,

que tenemos que hablar

con nuestros hijos,

orientarlos, informarlos.

sé que algunos papás

nos cuesta trabajo

hablar de ciertos temas,

pero tenemos que hablar,

informar, orientar

para que un ser inocente

no se vea obligado a luchar

valientemente

por sus deseos de vivir.

>> ♪ mi guadalupana

yo quiero ofrecerte

un canto valiente

que méxico entero

te brinda

sonriente

que viva la reina

de los mexicanos

la que con sus manos

sembró rosas bellas

y puso en el cielo

millares

de estrellas ♪

Cargando Playlist...