null: nullpx
Cargando Video...

La Rosa de Guadalupe - 'Aprender a sonreír'

Univision2 Ago 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

televisa presenta...

janet: vas a obedecer

y me vas a dar tu torta,

lo quieras o no.

vamos a enseñarle

quién manda aquí.

vamos, yo creo que es la tarada.

magda: no me vayan a hacer nada.

janet: si no quieres

que te vaya mal, dame tu torta.

pero ya.

magda: pero mi mamá

no me da dinero

y me voy a quedar con hambre.

janet: eres tan tonta

que piensas que a mí

eso me importa.

dámela si no quieres

que entre todos te peguemos.

lalito: ya, déjenla en paz.

no le vayan a pegar.

janet: ternurita.

el tontín llegó para defender

a la tarada.

tú no te metas porque si no

a ti también te vamos

a quitar tu torta.

¿eso es lo que quieres?

magda: está bien.

no nos hagan nada.

aquí está mi torta.

janet: así me gusta...

que me obedezcas.

vámonos.

dejemos a los tontos solos.

pero ya sabes,

te estoy vigilando, tarada.

[risas]

janet: vámonos.

lalito: magda, ¿estás bien?

tranquila, magda, yo te voy

a dar la mitad de mi torta

aunque es de frijoles.

pero no te vas a quedar

con hambre.

magda: gracias, lalito,

eres muy bueno.

rocío: andale, mamita,

ya levántate porque si no

se te va a hacer tarde

para ir a la escuela.

y de paso se me hace tarde a mí

porque tengo que ir a surtir

mis pedidos de cosméticos.

arriba.

magda: no quiero

ir a la escuela, mami.

déjame quedarme hoy en la casa.

rocío: no, chiquita,

¿cómo que no quieres ir?

¿te sientes mal?

¿te duele la panza?

magda: no, pero no quiero ir.

rocío: nada, nada.

una no quisiera ir a trabajar

pero lo tenemos que hacer

porque hay que cumplir

con las responsabilidades.

así que, arriba.

no seas floja.

tienes que ir a la escuela

y prepararte

para ser alguien en la vida.

pero, mamita, mira nada más.

te hiciste pipí en la cama.

¿otra vez no pudiste levantarte

para ir al baño?

magda: perdón, pero es que ya

no llegaba al baño

y aquí me ganó.

rocío: mi amor, no está bien

que a tus diez años

te sigas haciendo en la cama.

ya estás grandecita

para seguir haciendo lo mismo.

magda: sí, perdón. te prometo

que no volverá a pasar.

rocío: bueno.

anda, vete a bañar

mientras yo cambio las sábanas.

no hay pretexto

para que no quieras

ir a la escuela.

[murmullo]

janet: ¿qué haces ahí, tontita?

¿adónde vas?

magda: eh, solo estaba aquí

esperando a lalito.

janet: ¿ah, sí?

pensé que te escondías

de nosotros.

magda: no, para nada.

janet: porque les estaba

diciendo a mis amigos

que te invitáramos a jugar

a los quemados con nosotros.

¿sabes jugar a los quemados?

magda: no, no sé jugar a eso.

janet: es requetefácil.

solo es cuestión

de lanzar el balón así.

magda: [gime]

lalito: ya déjenla en paz.

ino le peguen, montoneros!

janet: al tontín también.

para que se le quite

lo chismoso.

lalito: iya!

magda: [grita]

janet: no seas chillona, magda.

ni aguantas nada.

todos: ♪ magda la tarada

magda la tarada

magda la tarada ♪

lalito: imira lo que hiciste!

ya la descontaste.

janet: se debe estar haciendo

para que ya no juguemos

con ella.

ni modo, se acabó la diversión.

vamos a jugar a otro lado.

de veras que no aguantan nada.

rocío: gracias por avisarme

de lo que le ocurrió a mi niña,

maestra directora.

me vine corriendo

para saber lo que había pasado.

no entiendo por qué se desmayó.

directora: sí, tuve que pedirle

que viniera porque no sabíamos

con certeza si magda

sufría de alguna enfermedad

o es alérgica

a algún medicamento.

o algo que pudiera

haberle causado un desmayo.

rocío: no, afortunadamente,

mi hija siempre ha sido

muy sana.

aún no me explico

qué pudo haberle causado

el desmayo.

director: bueno, no debí

hacerla venir porque ya después

vinieron otros niños a decirme

que magda estaba jugando

en el recreo cuando se tropezó.

¿no es así, magda?

rocío: entonces, tuvo que ser

un tropezón muy fuerte

para que mi hija se desmayara.

¿no cree?

o alguien la empujó a propósito.

directora: ya sabe

cómo son los niños.

con la emoción de sus juegos

no miden sus fuerzas.

y ya que magda nos confirmó

que fue un tropezón,

yo ya no me preocuparía.

>> mi hija, ya llegaste.

¿cómo te fue?

janet: ay, pues,

claro que ya llegué.

¿qué no me ves?

¿cómo quieres que me vaya?

pues, como todos los días.

porque tengo que aguantar

a la odiosa de la maestra.

>> pero no te enojes.

mira, mejor lávate las manos

para que ya comamos, ¿sí?

>> ya llegó

el hombre de la casa.

el mero, mero.

el que manda aquí.

[ríe]

vieja inútil.

a ver, sirve de algo

y dame de comer.

ya.

¿qué me ves, escuincla babosa?

andale, ve a ayudar

a la inútil de tu madre.

>> no tiene que ayudarme.

mira, aquí ya está la comida.

te hice tortillas

recién hechas del comal.

como te gustan.

ruperta: ya te dije

que no me gustan

estas porquerías.

siempre me das frijoles.

dame carne.

yo quiero carne.

janet: pues, si quiere carne,

mejor en lugar

de andar de borracho,

itraiga dinero a la casa!

>> escuincla babosa,

a mí no me vas a hablar así.

te voy a reventar el hocico

para que sepas

cómo me tienes que tratar.

>> ino la toques! es una niña.

>> ¿sí?

pues, ahora por metiche,

le va a costar a tu hija--

>> ino, por favor!

[grita]

iya!

janet: a mí ninguna escuincle

estúpida me va a ver la cara.

estoy segura que rajaste

con la directora.

magda: te juro que no.

por mi mamacita,

te juro que no dije nada.

pero por favor

no me vayas a pegar.

janet: sí le dijiste algo.

estoy segura.

porque yo vi a tu mamá

que estaba muy enojada.

magda: te juro que no.

ide veras!

janet: ay, la tarada

ya va a llorar.

[murmullo]

janet: pues, de todas formas

te voy a dar una lección

para que no andes de chismosa.

magda: ¿qué me van a hacer?

janet: te vamos a encerrar

en la bodega.

porque allí hay una bruja

que te va a comer la lengua

por chismosa.

orale, tarada.

todos: [ríen]

janet: ahora empieza el dolor,

tontita.

la bruja te va

a comer la lengua.

magda: ya déjenme salir.

quiero ir con mi mamá.

janet: ay, quiere a su mamá.

todos: [burlan]

janet: cállate porque si no

la bruja te va a comer completa.

♪ la bruja te va a comer

la bruja te va a comer

la bruja te va a comer

la bruja te va a comer

la lengua ♪

[caen objetos]

magda: [grita]

[grita]

directora: ¿no han visto

a magda torres?

ambos: no.

rocío: no puede ser que mi hija

haya desaparecido.

directora: tiene que estar

en algún sitio.

nadie la vio salir

y sí vino hoy a clases.

tiene que estar en algún lado

que no hayamos buscado.

maestra: ya revisamos todo.

hasta la enfermería,

la biblioteca, las canchas,

los salones, itodo!

rocío: entonces,

hay que llamar a la policía.

porque debe haber un responsable

de la desaparición de mi hija.

directora: vamos a mi oficina

y ahí llamamos a la policía.

lalito: idirectora! idirectora!

rocío: lalito, ¿has visto

a magda?

lalito: sí, yo sé dónde está.

janet la encerró

en la bodega del conserje

y le está metiendo miedo.

ivamos!

magda: [grita]

rocío: hija, hija, soy yo.

soy yo, soy tu mamá, mi vida.

¿qué te han hecho?

pero hoy le pondré

una solución definitiva

a esta situación.

no volverás a pasar por esto,

mamita, jamás.

directora: citaré a la mamá

de janet y a los demás alumnos

que participaron.

los mandé a llamar

porque no puedo pasar por alto

la conducta de sus hijos.

principalmente la de janet

que fue la instigadora

para encerrar en una bodega

de la conserjería

a la compañera magda torres.

janet: pero solo estábamos

jugando. ¿verdad, magda?

rocío: esas no son maneras

de jugar.

ustedes fueron crueles

con mi hija y a eso

yo no lo voy a permitir.

directora: y como no se toleran

ese tipo de juegos,

janet y sus compañeros

estarán suspendidos unos días.

>> señora directora,

por favorcito,

deles otra oportunidad.

mi hija no quiso

hacer nada malo.

es solo una chamaca.

además, su papá

se pondrá como loco si sabe

que la suspendieron unos días.

rocío: ¿solo los va a suspender

unos días?

delos de baja definitiva,

maestra directora.

estos niños son un peligro

para la escuela.

directora: no puedo

darlos de baja definitiva.

solo serán suspendidos

y esa es mi decisión.

rocío: pues, como no me conformo

con que los haya suspendido

unos días,

yo me voy a llevar a mi hija

a otra escuela donde tomen

más en serio el "bullying".

porque con estos niños

esta escuela no es segura.

con permiso.

perdóname, hija,

por no haberme dado cuenta

de todo lo que te estaba

ocurriendo en la escuela.

ya imagino las cosas

que tuviste que aguantar

y yo ignorante de todo.

magda: yo también hice mal

en no decirte nada, mami.

pero tuve mucho miedo

porque janet siempre

me amenazaba

con pegarme más fuerte

si yo llegaba a decir algo.

rocío: ya, mamita.

no te pongas así.

eso quedará para siempre

en el pasado.

de ahora en adelante,

tendrás una nueva vida.

y todo lo que janet martínez

te hizo,

jamás lo volverás a vivir.

ya verás que ahora

vas a aprender a sonreír.

[llaman a la puerta]

rocío: ¿hija?

magda: pasa, ma.

rocío: ya estoy lista, mi amor,

para que vayamos a la plaza

a comprarte ropa.

magda: ay, ma, no tengo ganas.

mejor ve tú, ¿sí?

rocío: ay, no, señorita.

tú dijiste que sí iríamos

a la plaza.

nunca quieres ir a ningún lado,

nunca te quieres comprar ropa,

y mucho menos echarte

una maquilladita.

con lo preciosa que eres.

solo te falta

ponerlo en práctica.

magda: [suspira] ¿es necesario

que vaya contigo?

mejor cómprame

lo que tú quieras.

rocío: pero ¿cómo crees?

te tienes que probar la ropa.

además, el lunes

ya entras a trabajar

y debes ir muy presentable.

no querrás ir de cara lavada,

¿verdad?

eso causaría una mala impresión.

además, acuérdate de que

a ese trabajo lo necesitamos.

ahorita las cosas

no han andado fáciles

y hay muchas cosas que pagar.

magda: pues, precisamente

porque hay muchas cosas

que pagar, no gastes en mí.

ya veré cómo me las arreglo

con la ropa que tengo.

rocío: de ninguna manera.

la presentación personal

también es una inversión.

porque en el trabajo

eso habla bien de ti.

así que, péinate

para que nos vayamos.

ya verás que nos la vamos

a pasar muy bien, mi amor.

será una tarde de chicas.

no sabes, el otro día

vi unos vestidos

que te van a quedar muy bonitos.

[risas]

magda: [grita]

todos: ♪ magda la tarada

magda la tarada ♪

rocío: itranquila!

tranquila, mi amor.

solo es un balón.

mira, es de aquellos niños

que están jugando fútbol.

ya.

>> ipor favor, señorita!

rocío: ¿ya ves?

no tienes nada que temer.

tienes que tranquilizarte.

no pasa nada.

magda: [jadea] mamá,

no quiero estar aquí.

me quiero ir a mi casa,

por favor.

quiero irme a la casa,

por favor.

>> mira, chale.

solamente les dije

que me pasaran el balón.

rocío: además, ya tenemos

planeada la tarde, hija.

magda, reacciona.

no debes dejarte dominar

por el miedo.

magda: [jadea]

rocío: debes de superar

de una vez por todas

lo que viviste

con la tal janet martínez.

hija.

magda: ino! ya te dije

que no quiero estar aquí.

llévame a la casa.

me voy a la casa. ia la casa!

rocío: ¿cómo podré ayudar

a mi hija? ¿cómo?

janet: ahora empieza el dolor,

tontita.

la bruja te va

a comer la lengua.

magda: ya déjenme salir.

quiero ir con mi mamá.

janet: quiere a su mamá.

te va a comer la lengua.

[caen objetos]

[grita]

[grita]

[llora]

ino!

[jadea]

¿hasta cuándo me va a seguir

esta pesadilla?

¿hasta cuándo?

[solloza]

alvarez: y si es eficiente

en su trabajo, ya verá

que en esta empresa

podrá subir de puesto.

por ahora, será la asistente

de la encargada del archivo.

señorita martínez, le presento

a magda torres luján.

su nueva asistente.

ella será su jefa directa.

janet: hola, magda,

¿te acuerdas de mí?

soy janet martínez.

tu compañera de primaria.

alvarez: ya veo que se conocen.

esto está bien porque así

van a trabajar en equipo

y muy bien coordinadas.

¿no es así?

janet: eso ni lo dude,

licenciado alvarez.

alvarez: bueno, las dejo.

janet le dirá

cuáles son sus obligaciones.

con permiso.

janet: ¿quién se iba a imaginar

que nos volveríamos a encontrar?

¿verdad, magda?

ey, ey, ey.

tú no vas a ningún lado, ¿eh?

¿ya se te olvidó

lo que me hiciste, infeliz?

pues, a mí no, ¿eh?

lo tengo tan presente

como si hubiera sido ayer.

y, ¿sabes qué?

a decir verdad,

ya había visto tu expediente

cuando viniste

a solicitar trabajo.

lo vi y quise que te dieran

trabajo justamente en mi área.

¿eh? porque estoy decidida

a cobrarme todo

lo que me hiciste.

magda: no, no, estás equivocada

porque yo no te hice nada.

janet: iclaro que me lo hiciste!

¿eh? porque por ir de chismosa

en la primaria, me suspendieron.

y ese día mi papá

me pegó con un cable

hasta que me sangraron

las piernas.

y eso, maldita,

te lo he estado guardando

desde hace mucho tiempo.

hasta que por fin

tengo la oportunidad

de hacértelo pagar.

rocío: mamita,

qué bueno que ya llegaste.

me tienes que contar cómo te fue

en tu primer día de trabajo.

magda: bien, ma.

rocío: pero antes,

ve a lavarte las manos

y a ponerte cómoda

para que cenemos.

te hice los molletes de jamón

que tanto te gustan.

magda: ¿sabes, ma?

creo que no tengo hambre.

como que tengo el estómago

revuelto.

además, estoy muy cansada

y prefiero irme a dormir.

magda: pero no me has contado

nada de tu trabajo.

¿qué tal estuvo?

¿cómo es tu jefe?

¿qué hiciste?

magda: luego, ma.

ahorita quiero irme a descansar.

janet: y eso, maldita,

te lo he estado guardando

desde hace mucho tiempo.

hasta que por fin

tengo la oportunidad

de hacértelo pagar.

magda: [jadea]

no puede ser.

mojé la cama.

hace cuánto tiempo

que no mojaba la cama...

¿por qué tuve que encontrarme

con janet martínez?

¿por qué?

[solloza]

janet: ay, ya me hacía falta

un trago.

ay, qué pronto se acabó

la diversión. ni modo.

[resuella]

¿qué haces aquí, metiche, eh?

¿no se supone que deberías

de estar ordenando los archivos

que te encargué?

magda: sí, en eso estoy.

nada más vine un momento

al baño.

janet: ¿no te vas a lavar

las manos, cochina?

magda: sí, pero es que

no quería interrumpirte.

janet: pero si ya

me interrumpiste.

[piensa] a esta le tengo

que enseñar quién manda aquí.

magda: [grita]

janet: qué suerte tienes

de estar en los lugares

más inoportunos, ¿eh?

pero esta vez,

si llegas a abrir la bocota,

te va a ir muy mal.

magda: [solloza] te prometo

que no voy a decir nada.

lo juro, pero no me hagas daño.

janet: más te vale, taradita.

imás te vale!

y ahora, recoge los vidrios.

andale.

pero rapidito que tienes

muchas cosas que hacer.

andale.

magda: [llora]

no quiero volver a vivir

lo mismo que viví

cuando era niña.

no quiero.

pero ¿qué puedo hacer?

no puedo dejar el trabajo.

hay cuentas que pagar.

[llora]

no hay otro remedio.

tengo que hacerlo.

no quiero vivir este infierno

otra vez.

[llora]

no, ni para esto tengo valor.

rocío: amor, ¿por qué lloras?

¿qué tienes?

¿por qué estás así?

¿cómo puede ser?

¿qué intentabas hacer?

magda: nada, mamá.

rocío: ¿cómo que nada?

¿y estas pastillas?

es obvio que te querías

quitar la vida pero ¿por qué?

¿qué pasa?

por favor dímelo

para que te pueda ayudar.

confía en mí.

magda: no, mamá,

por favor déjame sola.

rocío: ¿cómo te voy

a dejar así como estás,

si veo que estoy a punto

de perderte?

eres mi niña.

tenemos que buscar ayuda.

esto no puede seguir así.

hija, he sido una tonta

en querer darte tiempo

para que superes tus traumas.

mañana mismo buscaré

una psicóloga para que te ayude

a salir de tu depresión.

llora, hija, llora.

desahógate.

para eso estoy aquí

que soy tu madre.

llora.

ambas: [lloran]

virgencita de guadalupe.

escucha mi súplica, por favor.

tú también eres madre

y conoces el dolor

de ver a un hijo sufrir.

que magda pueda superar

todo el daño, el miedo

y la angustia en que ha vivido.

libérala de esos sentimientos

que la están arrastrando

a querer quitarse la vida.

te pido que nos ayudes,

madre mía.

enséñame el camino

porque no quiero perder

a mi hija.

ella es lo único que tengo

y necesito ayudarla

para que pueda aprender

a sonreír.

y nuevamente sea feliz.

magda: ¿y esa rosa?

qué bonita.

y el verla me da tranquilidad

y esperanza.

seguro me la dejó mi mamá.

voy a ir por un florero

para ponerla en agua.

no quiero que se seque.

rocío: ya, hija.

me pones nerviosa a mí también.

magda: ay, mamá.

es que voy a llegar tarde.

¿no pudiste sacar la cita

en otro momento?

rocío: no, hija. esto urge.

yo no quiero volverte a ver

como te vi ayer.

y mucho menos con esas pastillas

con las que intentaste--

magda: ¿qué, mamá? dilo.

¿quitarme la vida?

rocío: pues sí.

es más importante

tu salud mental y recibir ayuda

que cualquier trabajo.

es más, yo creo que hoy

no vas a ir a trabajar.

para que estés más tranquila.

ya te presentarás mañana.

amalia: hola, soy la doctora

amalia arriaga.

rocío: hola, doctora.

ella es mi hija magda.

le agradezco que nos haya

recibido tan pronto la llamé.

pero como le dije por teléfono,

estoy muy preocupada

por mi hija.

amalia: usted no se preocupe,

que lo importante es

que ya están aquí.

yo veré la mejor manera

de ayudar a su hija.

por favor, rocío,

le pido que salga.

primero voy a hablar con magda.

rocío: sí, doctora.

amalia: tome asiento, por favor.

janet: ¿adónde crees que vas,

eh? ¿qué piensas, que te mandas

sola o qué?

¿ayer a quién le dijiste

que ibas a faltar?

magda: ah, yo le dije

al licenciado alvarez.

janet: el licenciado alvarez

no es tu jefe. yo soy tu jefa.

y es a mí a quien le tienes

que rendir cuentas.

además, llegando tarde, ¿eh?

magda: pero solo llegué

diez minutos tarde.

janet: los que hayan sido.

yo no quiero excusas, ¿eh?

y por eso te vas a quedar

a pagarme tus horas extras

hasta que termines.

magda: sí, está bien.

janet: todavía no termino

contigo.

magda: [gime] pero--pero

tengo que llevarle estos papeles

al licenciado alvarez.

janet: [burla] ay, no soporto

tus lloriqueos.

de verdad eres una maldita

mosca muerta.

dame esos papeles.

magda: no, los vas a maltratar.

janet: no, dámelos.

orale, dámelos a mí.

idámelos, dámelos!

iay!

magda: licenciado alvarez,

yo creo que yo no debería

estar aquí.

no fue mi culpa que janet

cayera por las escaleras.

alvarez: claro que sí.

usted es la responsable

de que la señorita martínez

esté aquí.

ella es su jefa

y usted no acató sus órdenes.

>> licenciado alvarez.

alvarez: dígame, doctor.

¿cómo se encuentra

la señorita martínez?

>> solo tuvo algunos golpes

y pronto podrá dejar

el hospital.

en un momento más

podrán pasar a verla.

con su permiso.

alvarez: muchas gracias, doctor.

magda: ay, qué bueno

que no pasó a más

la caída de janet.

yo creo que ahora sí

ya me puedo ir, ¿no?

alvarez: se equivoca.

antes de irse usted tiene

que pasar a disculparse

con la señorita martínez.

ya no quiero más problemas

con las empleadas de la empresa.

así que si no quiere

un problema mayor,

tendrá que pasar a verla. ¿mm?

señorita martínez,

qué bueno que no pasó a mayores

la caída que tuvo.

aquí la señorita torres

quiere disculparse con usted.

magda: sí, te pido disculpas

por lo que pasó.

no fue mi intención

que cayeras por las escaleras.

fue un accidente.

janet: ningún accidente.

y por supuesto

que no te perdono.

alvarez: señorita martínez,

le pido que se calme.

entiendo que lo que le ocurrió

la tenga alterada.

y no es para menos.

pero la señorita torres

está arrepentida

y se disculpa sinceramente.

janet: pues yo no acepto

sus disculpas. por su culpa

me caí de las escaleras.

la voy a demandar

por la agresión que me hizo.

porque yo como su jefa

le pedí cuentas

de todo el trabajo que hizo

y ella fue

la que se portó agresiva.

tanto, que me hizo

caer de las escaleras.

así que--

esto no se va a quedar así.

y procederé legalmente.

amalia: magda, debes decirnos

cómo ocurrieron las cosas

en tu trabajo.

rocío: así ha estado, doctora.

no he podido sacarle nada.

magda: es que si lo hago,

janet me va a agredir

y me va a hacer daño.

y yo ya no quiero que lo haga.

lo ha hecho desde la primaria.

rocío: ¿janet?

¿te refieres a la janet martínez

que te molestaba

cuando estabas en primaria?

magda: sí, mamá.

perdón por no decirte,

pero es que no quería

preocuparte.

aparte necesitamos el dinero

que gano en la empresa.

rocío: no, mi amor.

tú debiste decirme la verdad.

no tienes por qué soportar

a una persona que te molesta

en el trabajo.

amalia: comprendo tu temor.

porque ha estado contigo

a lo largo de tu vida.

pero ya es tiempo

de que te quites esa carga.

rocío: sí, mamita.

la doctora tiene razón.

yo pensé que con cambiarte

de escuela ibas a recuperar

tu alegría y volverías

a sonreír.

pero me equivoqué.

debimos buscar ayuda.

y encima de todo,

¿te vuelves a encontrar

a tu verdugo en el trabajo?

qué ciega he sido.

amalia: pero lo importante

es que ya empezaron

a buscar una solución

para que magda enfrente el temor

que le dejó el bullying.

y ahora se está convirtiendo

en "mobbing" laboral.

tienes que aprender

a hacerle frente

al acoso que has sufrido

desde niña.

magda: es que no sé

si voy a poder enfrentar

a janet. ella--

rocío: tienes que poder.

y yo voy a estar contigo

para apoyarte a salir adelante.

magda: y cuando llegué

a esa empresa no podía creer

que mi jefa era precisamente

la mujer que me ha molestado

desde que éramos niñas.

janet martínez siempre ha sido

agresiva conmigo.

siempre me ha molestado.

y ahora siendo mi jefa,

se ha dedicado a hacerme

la vida imposible.

ese día ella rodó

por las escaleras

porque me estaba acosando.

agente: así que la agresión

de la señorita martínez

ha sido desde niña.

y ahora que se encuentran

en el trabajo nuevamente,

el acoso continúa.

magda: así es, agente.

agente: según su declaración,

el día del accidente

janet la estaba acosando.

cuando usted trató de huir

fue cuando ella tropezó

y rodó por las escaleras.

voy a solicitar a la empresa

donde sucedió el accidente

la grabación de seguridad.

para que se demuestre

con más certeza

cómo fueron las cosas.

magda: todavía te conservas

igual de bonita que el día

que te encontré.

ay, ojalá yo fuera

igual de fuerte que tú.

que no me marchitara.

ay, virgencita, dame fuerza.

[celular]

¿bueno?

janet: si te hablo,

es para advertirte

que no trates de culparme

por lo que me hiciste.

porque aquí la única que tiene

que pagar eres tú, ¿eh?

magda: [gime] pero yo nunca

te hice nada, janet.

ya déjame en paz.

janet: no.

nunca te voy a dejar en paz.

en realidad siempre has sido

mi puerquito y eso es algo

que nunca va a cambiar.

ha sido tan divertido

molestarte.

además te dije

que no iba a perder

la oportunidad de hacerte pagar

por lo que mi papá me hizo.

magda: yo no tengo la culpa

de todo lo que te pasó.

tú eres la que siempre

me está molestando.

janet: ya te lo advertí.

más vale que no trates

de hacerme quedar mal, ¿eh?

porque te va a pesar.

magda: [gime] no, por favor,

ya no me molesten.

no me hagan nada.

te lo suplico.

rocío: ¿qué pasa, hija?

¿con quién hablas?

magda: no, nadie.

no, no empeores las cosas,

mamá, por favor.

rocío: es esa tipa, ¿verdad?

la tal janet.

a ver, estúpida.

deja de molestar a mi hija.

yo misma me voy a encargar

de que te encierren a ti

por acosadora.

así que ya no la llames más.

magda: ¿por qué hiciste eso,

mamá? ¿no ves que ahora

me va a agarrar más coraje?

rocío: ya, magda.

itienes que enfrentar

a esa muchacha!

deja de permitir

que siga controlando tu vida.

ya es hora de que janet sepa

que no te puede

seguir lastimando.

y yo voy a estar a tu lado

para defenderte.

agente: es evidente que no hay

delito que perseguir.

la acusada solo estaba tratando

de liberarse del acoso

de la señorita martínez.

así que deslindo

de toda responsabilidad

a magda torres luján.

janet: ¿cómo es posible

que esta maldita no pague

por lo que me hizo?

agente: ella no le hizo nada.

el accidente que sufrió

fue el resultado del mobbing

que le hacía a la acusada.

y no dudo que haya caído

por las escaleras

por haber tomado ese día.

porque ya se comprobó

que usted toma

bebidas embriagantes

en horas laborales.

janet: no tiene caso

seguir con esto.

pero se los juro

que me la van a pagar.

ise los juro!

rocío: no te preocupes, mi amor.

esa mujer no volverá

a hacerte daño.

nunca olvides

que yo estoy para protegerte.

alvarez: la estaba esperando

para supervisar

que recoja sus cosas

y se vaya en este mismo momento

de la empresa.

usted ya no trabaja más aquí.

janet: pero usted no me puede

correr así nada más.

yo siempre he cumplido

con mi trabajo.

alvarez: o es usted

bastante cínica

o no ha comprendido

las consecuencias de sus actos.

el despido es por

el comportamiento que ha tenido.

la empresa no aceptará

jamás el mobbing.

además, se comprobó

que usted toma

en horas de trabajo.

así que no tiene

nada que hacer aquí.

janet: yo no voy a aceptar

que me eche un imbécil

como usted.

alvarez: o se va

sin hacer escándalos,

o en este mismo momento

llamo a seguridad

para que la echen.

janet: ¿ah, sí?

quiero ver que lo haga.

que se atreva a ponerme

una mano encima.

alvarez: seguridad,

necesito que vengan

a sacar una persona, por favor.

rocío: sin janet en tu vida

vas a poder seguir

con tu terapia

y superar todo el daño

que esa mujer te hizo desde

que eras una niña, mi amor.

magda: eso espero, ma.

[alerta de mensaje]

[gime] no.

es un mensaje de janet.

dice que me va a matar

y que esto no se ha acabado.

rocío: no podemos

dejarnos intimidar.

tienes que denunciar a janet.

con este mensaje que te envió

es suficiente

para que las autoridades

procedan en su contra.

magda: ino!

no quiero hacer enojar

más a janet.

rocío: ino puedes darle

poder sobre ti, hija!

tú misma comprobaste

que si la enfrentas,

no te puede lastimar.

yo voy a estar contigo.

lo único que te pido

es que te defiendas.

solo así vas a poder

nuevamente aprender a sonreír.

magda: está bien, ma.

mañana vamos a presentar

la denuncia en contra de janet.

rocío: vente, mi amor.

todo va estar bien. ¿mm?

janet: ahí están esas malditas.

pero ahora van a saber

por qué no debieron

de meterse conmigo.

[frenada]

magda: imamá! imamá!

imamá, mamá!

[choque]

imamá despierta!

imamá, no te mueras, mamá!

imamá! ino!

janet: ¿qué?

¿qué hago aquí?

¿qué me pasó, doctor?

doctor: al fin despertó,

señorita. conserve la calma.

desde hace tres días

ha estado inconsciente.

el accidente que tuvo

fue muy fuerte

y no se puede alterar.

janet: [balbucea] ¿y qué--

por qué no--

por qué no siento las piernas?

doctor: el accidente que tuvo

provocó que su columna

se lastimara severamente.

hicimos lo que pudimos

cuando la trajeron,

pero lamento decirle

que no va a volver a caminar.

janet: no. no.

[llora] no. ino!

¿por qué yo? ¿por qué a mí?

ino, no!

ino!

ino!

magda: me siento mal

por lo que pasó con janet.

amalia: estuve averiguando

en el pasado de janet

y me doy cuenta que tú fuiste

víctima de la violencia

a la que también ella

fue sometida por su padre

desde que era una niña.

magda: no entiendo.

¿por qué desquitarse conmigo?

amalia: ella misma

tuvo una infancia difícil.

descargó en ti

sus propias frustraciones.

lamentablemente,

janet nunca buscó ayuda.

y ese odio acumulado

hacia su padre, eso es

lo que la llevó a quedarse

en una silla de ruedas.

tú no eres responsable de nada.

eres una víctima.

tienes que aceptar ese hecho

para que puedas superarlo.

magda: [suspira]

tiene razón, doctora.

yo no provoqué nada.

incluso hubiéramos podido

ser amigas si ella

lo hubiera permitido.

le prometo

que de ahora en adelante

voy a aprender a sonreír.

y antes,

tengo algo nuevo que hacer.

janet: ¿qué quieres, estúpida?

¿viniste a burlarte de mí?

janet: no. al contrario.

vine a ver si te puedo

ayudar en algo.

janet: sí me puedes

ayudar en algo.

¿por qué no te mueres, mm?

porque solamente muerta

es cuando yo podría ser feliz.

magda: pues qué pena.

porque mientras tú te consumes

en tu propio veneno,

yo ahora voy a vivir plenamente.

no voy a permitir

que tu agresividad me afecte.

¿sabes por qué?

porque yo ya te perdoné.

janet: tú a mí no tienes

nada que perdonarme.

magda: ahora piensas

que ser agresiva es parte

de la vida.

pero ojalá un día

puedas aprender a perdonar

y a sonreír.

así como yo.

yo no soy responsable

de lo que te ocurrió.

pero sinceramente espero

que un día tú también

puedas superar

todo lo que amargó tu corazón.

rocío: te ves tan bonita

sonriendo.

magda: ay, no sé

si me vea bonita o no.

lo que sí sé es que una sonrisa

es una caricia al corazón.

y jamás voy a volver

a dejar de sonreír.

rocío: la violencia

no solo se aprende en la calle.

también se aprende en la casa.

en el lugar donde se supone

debería haber valores,

unión, respeto y amor.

mucho cuidado, papás,

porque los niños repiten

todo lo que ven.

y si el hogar

está lleno de violencia,

no duden que la llevarán

a la escuela con sus compañeros.

no permitamos que el corazón

de nuestros hijos

se llene de odio, de rencores.

enseñémosles el respeto

a la vida.

que el bullying

tiene consecuencias graves.

porque no solo

es la agresión del momento,

sino las marcas emocionales

que deja y que pueden afectar

el desarrollo de una persona.

es muy importante

tener confianza

en los padres y maestros

para que frenen

cualquier situación de violencia

en los colegios.

para que no haya miedos,

frustraciones,

ni sentimientos negativos

que apaguen toda alegría.

porque superando el bullying

y el mobbing,

será una manera de...

aprender a sonreír.

[música]

[música]

>> ♪ en el cielo

una hermosa mañana

en el cielo

una hermosa mañana

la guadalupana

la guadalupana

la guadalupana

bajó al tepeyac

>> juan dieguito

la virgen le dijo

juan dieguito

la virgen le dijo ♪

[música]

Cargando Playlist...