null: nullpx
Cargando Video...

La Rosa de Guadalupe - 'Amor sin agresión'

Univision4 Mar 2020 – 12:00 AM EST

Comparte

locutor: televisa presenta...

>> buenas tardes y gracias

por venir.

todos: buenas tardes.

>> los he convocado a esta junta

porque los inversionistas

creen que podemos tener

mayor rendimiento.

por eso para este semestre

necesito que los números,

utilidades e ingresos suban.

¿cuál es el plan de estrategia

que me tienen?

¿quién dijo yo?

>> vámonos.

te vi, irene, te vi.

irene: ¿qué fue lo que viste,

mamá?

entregué los cafés como siempre

como tú me dices.

>> no te hagas.

vi cómo tú y el joven arturo

se miraron.

él es el hijo del dueño

de la empresa.

entiende, es el hijo

de mi patrón,

así es que mucho cuidado

con lo que hagas.

irene: ay, mamá, no voy a hacer

nada.

bueno, la verdad es que sí,

sí me llamó la atención,

pero porque es guapo, nada más.

>> por eso te estoy pidiendo

que no te ilusiones.

recuérdalo siempre,

el joven arturo es el hijo

del dueño.

no eches a perder el haber

logrado que entres a la empresa

a hacer tu servicio social.

irene: mamá, es que me hablas

como si yo fuera una traga

hombres, como si fuera a salir

corriendo a coquetearle.

me extraña que me digas todo

esto, ¿eh?

como si no me conocieras.

>> ay, sí te conozco y confío

en ti, lo único que quiero

es evitarnos problemas

con el jefe.

irene: sí, mamá, sí entiendo.

sé muy bien mi lugar.

soy la hija de la secretaria

de su papá,

eso ya me deja fuera de lugar.

me quedaré solamente

con el gusto de verlo

porque de que es muy guapo,

sí, es muy guapo.

>> no vayas a ser igualada con

él y mucho menos con mi jefe,

por favor, irene.

irene: sí, sí, mamá, tranquila.

yo a lo mío, a servir cafés,

a sacar copias.

dígame qué hago ahora.

>> trabajar, no coquetear.

ay, mi vida.

arturo: eh, ¿te ayudo?

irene: no, joven arturo,

yo puedo sola.

arturo: oye, oye, cuando estemos

solos deja las cordialidades,

solo dime arturo, ¿va?

irene: no, no, no, ¿cómo cree?

no.

arturo: oye, por favor,

te lo pido.

somos casi de la misma edad,

hombre.

oye, y si insistes con el no,

te lo ordeno como tu jefe.

irene: bueno, está bien,

siendo así, está bien,

señor arturo.

ambos: [ríen]

arturo: perfecto, bien.

ya iniciamos muy bien,

ahora platícame de ti.

irene: bueno, pues me llamo

irene y soy la hija

de la secretaria de tu papá.

y estoy aquí porque estoy

haciendo mi servicio social.

arturo: padrísimo.

yo--yo también sigo estudiando,

pero ya sabes cómo son los papás

quiere que comience a venir

a la empresa para que ya sabes,

me empape de todo y cuando

termine la carrera, pues,

de lleno a esto.

en cuando te vi le agradecí

a mi padre que me hiciera venir.

¿te han dicho

que eres muy bonita?

irene: sí.

arturo: oye, te invito un helado

en el kiosco.

irene: no, no puedo salir,

estoy trabajando.

arturo: oye, ¿qué te dije?

que yo soy el hijo del dueño,

¿no?

entonces yo te doy permiso

de que salgas conmigo

a comerte un helado.

así que vamos, vente.

irene: no.

es que--

arturo: sí, hombre, vamos.

vente, ya, escapémonos.

irene: no, en serio, no puedo.

si mi mamá me ve salir contigo

no me la voy a acabar.

pero muchísimas gracias.

y con permiso, es que ya tengo

que seguir trabajando.

arturo: ok, ok, entiendo.

ahora no se puede,

pero cuando termines tu horario

de trabajo sí.

y no es pregunta.

sonó como pregunta,

pero no es pregunta,

es una invitación aceptada

para ir al kiosco, ¿ok?

irene: oye, qué seguro eres.

arturo: siempre, sí.

[ríe]

y si no aceptas mi invitación

todos los días voy a estar tras

de ti.

te voy a invitar enfrente

de tu mamá si es necesario.

pero quiero que me digas que sí.

irene: bueno, sí, está bien.

¿cómo me voy a negar así?

pero te veo a la hora

de la salida.

arturo: se van hacer eternas

las horas para verte,

pero bueno, ya sabes lo que

dicen, la paciencia

es el mejor aliado del tiempo,

¿no?

te dejo trabajar, nos vemos

al rato.

bye.

irene: hola.

arturo: irene.

oye, muchas gracias por venir,

pensé que me ibas a dejar

plantado.

irene: no, no, de hecho

le tuve que mentir a mi mamá

porque--porque sino me iba

a regañar y todo para que tú

no me estés chantajeando, ¿eh?

arturo: ok, ok, ok.

gracias.

irene: de nada,

pero oye, espérate,

por favor, en la empresa no

quiero que nos vayamos a hablar

y menos delante de mi mamá,

porfa, ¿sí?

arturo: ok, te lo juro.

te lo juro, haré lo que tú

me pidas, ¿va?

pero eso sí,

lo que no te voy a permitir

es que nos dejemos de ver.

aunque en la empresa seamos

unos completos desconocidos

aquí nos vamos a andar viendo

y vamos a comer helado juntos,

¿te parece?

irene: me parece.

arturo: viéndonos a los ojos

y por cierto,

qué bonitos ojos tienes.

irene: ¡buh!

arturo: [ríe]

oye, me sacaste un susto.

¿quién es?

irene: ¿te saqué un susto?

¿quién cree que soy, joven?

arturo: seguramente una niña

muy hermosa que estaba esperando

justo aquí.

ambos: [ríen]

irene: arturo.

¿y ese beso qué fue?

arturo: bueno, te lo di

porque me encantas.

¿no te gustó?

irene: sí, sí.

bueno, es que sí me gustas

desde la primera vez que te vi.

arturo: ¿en serio?

tú también a mí.

y lo nuestro--lo nuestro

fue amor a primera vista, ¿ok?

y no sé para qué esperar

más tiempo si podemos comenzar

desde ahorita.

¿quieres ser mi novia?

irene: [balbucea]

¿es neta?

arturo: sí, sí, muy neta.

¿por qué lo dudas?

irene: pues--pues porque eres

el hijo del dueño de la empresa.

la empresa donde trabajo yo,

donde trabaja mi mamá.

arturo: yo lo sé.

sé que soy el hijo del dueño

de esa gran empresa, ¿ok?

pero también tengo mi

corazoncito que está dispuesto

a entregarse sin importar

las clases sociales.

entonces, ¿qué?

¿sí quieres ser mi novia?

irene: ay, es que--

arturo: ¿qué?

no, nada de "es que".

no me digas que no.

por favor, dame el sí.

yo--yo te amo desde el primer

momento que te vi.

irene: ok, sí.

sí, arturo, sí quiero

ser tu novia.

arturo: ¿sí quieres?

ambos: [ríen]

>> vaya, ya era hora

de que llegaras.

¿en dónde andabas?

irene: haciendo la tarea, papá.

>> como que ya llevas más de dos

semanas haciendo tareas

en equipo y llegando tarde.

¿no, irene?

irene: sí, es que como ya

estamos casi a final del

semestre pues dejan muchísima

tarea en equipo.

>> [suspira]

pues como que ya mucha tarea,

¿no, susana?

susana: sí.

irene: sí, ya sé, a mí también

me da muchísimo coraje

que nos dejen tanta tarea

en equipo.

luego los maestros no tienen

conciencia de las cosas.

abusan, ¿verdad?

pero ¿qué quieren?

¿que saque malas calificaciones

por no sacar la tarea

con el equipo?

porque si quieren, pues,

yo lo hago,

pero, papá, no me vayas

a regañar ni a decir nada

porque saco malas

calificaciones.

>> no, pobre de ti si me llegas

con malas calificaciones, irene.

no me la paso trabajando

para que salgas con eso.

si tienes que hacer esas tareas

hazlas.

prefiero que llegues tarde

a la casa, pero con buenas

calificaciones.

irene: ya sé, papi,

por eso cumplo con mis tareas

y le hecho muchas ganas a la

escuela y al servicio social,

¿verdad, mamá?

susana: no me ha echo quedar

mal con el jefe.

él está muy satisfecho contigo,

hija.

ya me dijo que a lo mejor

te va a dar la plaza

para que te quedes a trabajar

ya para siempre.

[ríe]

¿te imaginas?

sería buenísimo.

irene: sí, ma, sería

maravilloso.

imagínate, tú y yo trabajando

en la misma empresa.

sería genial.

ambas: [ríen]

>> oye, hijito, hoy hablé

con mared irasema

y me preguntó por ti.

sigues teniendo comunicación

con ella, ¿no?

arturo: sí, sí, claro, ma.

bueno, últimamente no

porque pues con eso de que estoy

trabajando en la empresa

de mi papá y él me está

obligando a ir, pues,

ya no tengo tanto tiempo,

¿verdad, pa?

>> bueno, encerrado tampoco

te la pasas.

tu papá llega de la empresa

y tú no.

¿no te estarás viendo con alguna

muchacha, verdad?

arturo: mamá, por el amor

de dios.

claro que no.

>> eso espero, arturo.

sabes muy bien que nunca

voy a aceptar una novia

inferior a nuestra clase.

mared es perfecta para ti.

aparte de que sus papás

son nuestros compadres,

también son socios

de la empresa.

no vayas a andar de loco

por ahí con otra,

porque en cuanto me entere

te corro a esa niña.

tú eres para mared,

solo para ella.

¿o no, alejandro?

alejandro: así es.

arturo: salud.

alejandro: a ver, hijo,

necesito que revises estas

gráficas y costos de materiales,

por favor.

arturo: gracias.

¿qué haces, eh?

¿por qué me tocas la mano

de esa manera?

irene: perdón, joven,

lo hice sin querer--

arturo: ¡no, a ver, salte,

salte, salte!

no te quiero ver, ¿sí?

eres una igualada, atrevida.

nunca te he dado razones

para que me toques de esa

manera.

salte.

salte, no te quiero ver.

alejandro: hijo, creo que fuiste

muy duro con irene.

es obvio que le gustas.

arturo: sí, papá, yo lo sé,

pero ella mí no, ¿sí?

y si le doy motivos

para que me agarre la mano

de esa manera, el día de mañana,

¿qué va a pasar?

aquí hay jerarquías, ¿ok?

¿qué tabla me pediste

que checara?

alejandro: aquella.

susana: ¿qué fue lo que pasó

en la sala de juntas?

irene: no sé, mamá.

dijo que yo lo toqué

y no es cierto, miente.

yo no lo toqué, no le hice nada.

susana: ay, ¿ver por qué te digo

que debemos estar alejadas

de esa gente?

no podemos socializar con ellos,

solamente podemos llevar

la relación empleado y jefe.

aparte, siempre he sentido

que no le caes bien al joven

arturo.

nunca te habla y cuando te habla

lo hace seco, grosero.

de ahora en adelante trata

de no cruzarte con él,

por favor.

nuestro trabajo está de por

medio, no quiero que te vayan

a correr y de paso a mí.

entre menos te des a notar

mejor, ¿no?

¿entendido, mi amor?

irene: entendido, mamá.

susana: gracias.

irene: suéltame.

no me abrazes y mucho menos

me beses después de lo que me

hiciste en la sala de juntas.

arturo: nena, ok,

si te hablé así fue porque

delante de todos íbamos a fingir

nuestro amor, ¿va?

¿cómo se te ocurre acariciarme

la mano delante de ellos?

mi papá te vio.

¿quieres que--?

a ver, ¿quieres que se termine

lo nuestro y nos separen?

irene: no y mucho menos mi mamá.

arturo: bueno, pues entonces

hay que tener más cuidado

para la otra, mi amor.

aquí nada de nada, ¿ok?

no cruzamos palabras,

no nos miramos y mucho menos

nos tocamos.

tu mamá también

estaba en la sala de juntas,

¿te imaginas lo que hubiera

pasado si ella nos hubiera

visto?

irene: no, porque si ella

nos hubiera visto

no me la acabo.

a lo mejor me sacaría

de la empresa

para evitarse problemas

con tu papá.

arturo: no lo vuelvas a hacer,

nena.

y perdóname, perdóname de verdad

por haberte hablado sí,

pero fue necesario y lo sabes.

ahora mínimo ya saben que no hay

nada entre nosotros.

mi papá lo sabe y tu mamá

también.

¿te veo hoy saliendo en el mismo

lugar de siempre?

ay, qué bonita.

ya no llores.

ya no llores.

bye.

susana: ¿lista para irnos,

mi amor?

irene: sí, ma, lista.

nada más que no voy a poder ir

contigo porque tengo que hacer

una tarea con la que van

a calificar gran parte

del semestre.

susana: ¿en serio?

entonces ¿no vas a acompañarnos

a tu papá y a mí a casa

de tu abuela?

irene: sí, terminando la tarea

yo les caigo, ma, o igual

nos avisamos cómo voy con

la tarea, cómo van ustedes, ¿ok?

ay, ya, mami, me tengo que ir.

susana: sí, sí, sí, ve.

oye, mi amor, no sabes

lo orgullosa que me siento

de ti.

porque a pesar de estar aquí

todo el día trabajando cumples

con tus trabajos de la escuela

y con todo.

gracias por ser tan buena hija.

eres nuestro orgullo.

te quiero.

irene: ya, ya, te quiero.

bye.

susana: bye.

irene: hola, amor.

arturo: mira nada más

que mujerón, caramba.

oye, felicidades por los dos

hermosos meses que hemos pasado

juntos.

irene: ay, yo pensé

que no te habías acordado.

arturo: ¿qué?

irene: pues que hace rato

me trataste muy feo

y me gritaste.

arturo: ay, nena--

ok, sí, o sea sí.

perdóname, perdóname,

pero entiende que es necesario.

mira.

te traigo aquí una sorprecita.

para ti.

mi regalo, ¿eh?

irene: no, yo no te traje nada.

arturo: no, no importa, nena.

es que entiende, tu amor

es el más grande regalo

que tú me das.

irene: ya.

arturo: ¿qué?

ábrelo.

¡qué lo abra--!

irene: ¡ya, ya lo abro!

arturo: ok, ok, nada más

no te enojes, ¿eh?

irene: ay, qué bonito.

arturo: ¿te gusta?

irene: sí, mucho.

arturo: oye, y para terminar

de celebrar o para continuar

celebrando hice una reservación

en un lugar

que te va a encantar.

es un lugar, es un restaurante

exclusivo y no me vas a decir

que no porque es nuestro

aniversario y vamos a festejarlo

como se debe, ¿ok?

así que vamos.

irene: ¿ya ves? ¿cómo decirte

que no?

a ver, dime, ¿cómo?

arturo: no, no, no.

¿qué?

vente.

irene: ya, esa de allí

es mi casa.

arturo: aquí.

irene: ajá, aquí.

arturo: perfecto.

bueno, pues mira,

has llegado sana y salva

a tu casa.

irene: pero con dos botellas

de vino encima.

arturo: ¿dos?

no, hombre, te echaste

como cuatro.

irene: estoy muy borracha, no.

arturo: eso fue por tu culpa.

irene: no, pero así no voy

a ir a casa de mi abue

porque mis papás me matan

si me ven muy borracha.

arturo: [burla]

irene: ya no molestes.

arturo: oye, ¿adónde vas?

irene: a mi casa a dormir

para que cuando ellos lleguen

de casa de mi abue

yo ya voy a estar bien dormidita

y nadie se va a dar cuenta.

arturo: oye, cuidado.

irene: no, estoy bien, mira.

arturo: ok, a ver.

ah, mira.

fue una hermosa velada

a tu lado.

irene: oye, te amo mucho.

arturo: no, no más que yo.

irene: oye, ya, ya.

me tengo que meter,

pero fue una tarde muy bonita.

no, no, arturo.

no.

susana: irene, baja a desayunar.

hoy tu papá se fue temprano

porque tuvo el cierre de mes

como cada vez es lo mismo

con tu papito y no te esperó y--

irene: [tose]

susana: ¿qué tienes, mi amor?

irene: ay, no sé, mamá,

siento mucho asco y me siento

muy mareada.

susana: ¿desde cuándo te sientes

así?

irene: ya desde hace días,

pero es que los ascos son

horribles y me dan muchas ganas

de vomitar.

susana: ¿te acostaste

con alguien?

¿tuviste relaciones sexuales

con alguien?

irene: claro que no, mamá,

¿qué te pasa, eh?

¿qué--qué piensas tú?

yo estoy mal porque tu comida

ya seguro me cayó mal

al estómago.

susana: bueno, por si son peras

o son manzanas, ahora mismo

nos vamos a la farmacia

a comprar una prueba

de embarazo.

irene: ¿es neta, ma?

si te estoy diciendo que nunca

me he acostado con nadie.

¿es neta?

susana: es neta, ¿sí?

solamente para confirmar.

si nada debes, nada temes.

ándale, vamos a la farmacia.

ándale, vamos.

ándale.

irene: la silla se atoró,

¿qué quieres que haga?

susana: positivo,

estás embarazada.

sí te acostaste con un hombre.

pero esto lo tiene que saber

tu padre.

¡estás embarazada!

>> ¿cómo que estás embarazada?

¡te voy a matar a golpes!

susana: ¡felipe, cálmate!

felipe: ¿eso es lo que te

enseñamos tu madre y yo

que te revolcaras

con cualquiera?

susana: yo te eduqué bien

para que te llegaras virgen

al matrimonio.

mira con lo que sales.

felipe: ¿quién es el padre

de la criatura?

¡habla!

para ir en este momento

a exigirle, ¿quién es?

irene: yo voy a hablar con él,

papá.

felipe: por supuesto que vas

a hablar con él,

para que te cumpla,

para que se case contigo.

porque tú no vas a ser

el hazme reír del barrio

y de la familia.

y no quiero que te salga

con que abortes porque

no lo voy a permitir.

se casa contigo porque se casa.

de eso me encargo yo.

arturo: ¿estás embarazada?

irene: sí, arturo.

sí estoy embarazada.

voy a tener un hijo tuyo.

arturo: ¿y ahora qué vamos

a hacer, eh?

vas a tener que abortar.

irene: no, abortar no.

fue lo primero que me dijo

mi papá.

no voy a abortar.

arturo: es que esto--

esto sí es un grave problema,

por el amor de dios.

por ti, por--por mí,

por el bien de todos

vas a tener que abortar, ¿ok?

aunque tus padres no quieran,

ni modo, perdón.

irene: no lo voy a hacer,

yo no soy una asesina.

es nuestro hijo, por favor,

no lo voy a matar.

¿o qué? ¿me vas a salir

con que ahora me vas a abandonar

a mi suerte?

arturo: no, no, por el amor

de dios, nena.

claro que no.

mira, yo voy a pagar todo

para que abortes, ¿ok?

te voy a llevar con el médico

de mi familia, ¿sí?

irene: ¡no!

¿qué parte no estás entendiendo

de que no voy a abortar,

que estoy en contra

de esas cosas?

las vidas se respetan.

tú y yo tuvimos que habernos

cuidado para que esto no pasara

y no, no voy a abortar.

te casas conmigo.

arturo: [balbucea]

a ver, espérame, espérame.

¿casarme contigo?

no, eso sí que no.

tú sabes perfectamente

que mi familia no va a aceptar

porque tú me dijiste,

tú y yo no somos iguales.

irene: ¡me vale tu igualdad!

tú me vas a tener a mí

que cumplir y te casas conmigo

porque si no lo haces mi papá

nos mata.

no lo conoces.

él no es mi mamá.

arturo: bueno, ok, ok.

pero me vas a tener que dar

tiempo para decírselo

a mis papás.

irene: ¿cuánto tiempo necesitas?

arturo: un mes.

irene: no, una semana.

tienes una semana para hablar

con tus papás,

si no lo haces tú se lo dirá

mi papá.

con él no se juega.

carolina: arturo, hijo.

arturo.

arturo: voy.

carolina: ¿qué pasa contigo

que no te quedaste a comer?

¿estás enfermo?

o ¿te peleaste

con mared irasema?

arturo: no, mamá.

no, no tengo nada.

y con mared estoy bien.

carolina: ay, qué bueno.

ya me habías asustado.

nunca te perdonaría

que estés mal con mared.

arturo: sí.

carolina: sigues con ella,

¿cierto?

arturo: sí, mamá.

sí, mared sigue siendo mi novia.

es más, me acaba de avisar

que mañana llega de londres.

carolina: ¿qué?

ay, qué emoción.

¿ya regresa de londres?

ay, voy a tener que organizar

todo para recibirla

como se merece.

deberías de estar feliz

con esta maravillosa noticia.

arturo: sí, estoy feliz

por su regreso, mamá.

carolina: y, entonces,

¿por qué estás así?

como si el mundo

se fuera a acabar.

¿qué es lo que te pasa?

arturo: nada.

no, no me pasa nada,

solo--solo pensaba en la vida

y en el regreso de mi novia,

nada más.

ma, ¿sabes qué?

me voy a la calle a caminar.

no quiero estar aquí.

al rato vuelvo, ¿va?

felipe: irene.

¿hablaste con el padre

de tu chamaco?

irene: sí, papá.

felipe: y, bien, ¿qué te dijo?

¿cuándo viene a platicar conmigo

para ver lo de la boda?

irene: pues me pidió tiempo

para decírselo a sus papás.

le di una semana nada más.

felipe: si luego de esta semana

no da respuestas o se esconde,

lo busco y hago que cumpla.

ahora sí, dinos quién es.

susana: ya, hija, dinos,

por favor.

felipe: ¿es saúl,

el hijo de doña tomasa?

irene: no, papá.

felipe: entonces, ¿es oliver?

irene: tampoco.

felipe: ¡caray, irene!

no estoy de humor,

no me puedes tener adivinando

quién es.

o me lo dices

o te saco la verdad.

irene: sí te lo voy a decir,

nada más denme tiempo

en lo que él le dice.

es una semana, ¿sí?

por favor.

felipe: solo esta semana.

después hasta las piedras

haré hablar.

te lo juro.

[música]

[música]

carolina: qué bueno que llegan.

no saben quién está aquí.

mared irasema.

mared: don alejandro,

qué gusto verlo.

alejandro: también es un gusto

verte, mared.

te quedas a cenar, ¿cierto?

mared: sí.

arturo, mi amor.

arturo: [ríe]

mared: no sabes

cuánto te extrañé.

ya quería dejar londres

solo para estar contigo.

qué cara.

pareciera que no te da gusto

verme.

arturo: no, caray, claro.

claro que me da gusto verte.

carolina: ¿por qué mejor

no se van al jardín

a dar una vuelta?

ya tienen mucho tiempo sin verse

y tendrán muchas cosas

que platicar.

mared: ay, de verdad

que contaba los días

para regresar a tu lado.

arturo: [ríe]

mared: no debí dejarte,

pero mis papás me insistieron

tanto en que regresara a londres

que, bueno, no pude decirles

que no.

y ¿tú me extrañaste?

arturo: sí.

sí, muchísimo.

mared: tu mamá y yo

estuvimos platicando y quedamos

que este fin de semana

nuestras familias nos vamos

a valle de bravo.

arturo: órale.

mared: así que...

todos tus compromisos

de este fin de semana

están cancelados.

arturo: cancelados.

cancelados.

mared: te amo.

arturo: y yo te amo más.

mared: te amo mucho.

arturo: ¿qué haces aquí?

irene: escuché que ibas a salir

a una junta fuera de la empresa

y me vine a esperarte,

porque solamente así

voy a poder platicar contigo.

hasta ahora me has estado

sacando la vuelta

cuando antes eras tú

el que me buscaba.

hoy es viernes,

ya se cumplió la semana

que te di para que me dieras

una respuesta.

¿hablaste con tus papás?

no, ¿verdad?

¿quieres que yo hable con ellos?

porque sí lo hago.

arturo: no, no, a ver, a ver,

te prohíbo que lo hagas.

aparte, todavía no se termina

el viernes, ¿sí?

te prometo

que hoy se los voy a decir.

ahora nomás quítate, por favor,

porque tengo que salir

a una junta de trabajo, ¿sí?

quítate.

mared: ay, mis papás

ya se adelantaron

a valle de bravo

para tener lista

la casa de campo

para cuando lleguemos.

carolina: ay, ya vámonos,

muero por estar allá.

tan hermoso valle de bravo.

alejandro, ya vámonos.

mared: mi amor, ¿qué haces?

arturo: nada, nada,

estoy apagando mi celular

para que--para que nadie

nos moleste, ¿no?

quiero--quiero disfrutar

estos días a tu lado.

imagínate, asolearnos,

estar tirados, meternos a nadar,

quiero--quiero olvidarme

del mundo, olvidarme del mundo

y que el mundo se olvide de mí,

¿ok?

mira, nena, ven.

mi amor, te amo, ¿ok?

te amo mucho.

eres la mujer que más amo

en el mundo.

nada más prométeme

que pase lo que pase

nunca me vas a dejar.

mared: ¿a qué viene esto?

arturo: por nada, no, nada,

no viene a nada,

pero uno nunca sabe

qué es lo que le depara

el destino, ¿no?

solo prométeme

que nunca me vas a dejar.

mared: me asustas.

¿qué hiciste?

arturo: nada.

mared: entonces, ¿para qué

quieres que te prometa algo

cuando no has hecho nada?

te amo, ¿ok?

y siempre te voy a amar.

irene: lo tiene apagado.

toda la noche marcándole

y sigue apagado.

ay, qué coraje.

¿en dónde estuviste

todo el fin de semana?

arturo: en donde haya estado,

¿sí?

a ti no tengo por qué pedirte

permiso para moverme,

y le vas bajando

a tu tonito de voz

porque aquí quien manda soy yo.

irene: me debes una respuesta

porque la semana ya se cumplió.

¿hablaste con tu papá y tu mamá?

arturo: no.

irene: ¿sí o no?

arturo: y no lo voy a hacer

porque ellos

nunca van a permitir

que me case contigo.

te di una solución, ¿no?

aborta, pero ¿qué?

estás aferrada a no hacerlo

por capricho,

porque quieres embarrarme.

viste en mí la oportunidad

de salir de tu pobreza,

pero ¿sabes qué?

soy mucha pieza para ti,

trepadora.

irene: tu dinero

me importa poco, fíjate.

a mí lo único que me importa--

arturo: ¡cállate!

no te quiero seguir viendo,

no quiero saber nada de ti,

no eres nada, no eres nadie,

eres la hija

de una simple secretaria,

entiéndelo.

y por eso no me voy a casar

contigo nunca, ¿entendiste?

nunca.

[música]

[música]

irene: [llora]

susana: irene, ¿qué tienes?

¿qué pasó?

¿por qué no me contestas

el celular?

¿qué, por qué saliste

así corriendo de la empresa?

irene: porque arturo me corrió

muy feo y me gritó y me insultó,

mamá.

susana: mi vida, te dije

que te alejaras de él.

¿qué fue lo que hiciste?

irene: nada.

felipe: ¿qué pasó, susana?

me dejaste muy preocupado

con la llamada.

irene: [llora]

felipe: ¿tú por qué lloras?

irene: por--porque el hijo

del dueño de la empresa

me corrió muy feo.

felipe: bueno, pues ya no vas

a esa empresa y punto.

no por eso se va a acabar

el mundo, ya deja de llorar.

tu verdadero problema

es conmigo.

¿ahora sí me vas a decir

quién es el padre de tu hijo?

¿ya te dio una respuesta?

irene: que no se va a casar

conmigo nunca en la vida.

felipe: ¿quién es él?

habla, dime quién es.

susana: no es cierto, irene.

¿el joven arturo,

el hijo de mi jefe,

es el padre, verdad?

claro, claro.

por ese motivo te corrió

porque lo estabas presionado.

¿él es el padre de tu hijo

sí o no?

irene: sí.

sí, es él.

ya me dijo que no se va a casar

conmigo nunca, ¿sabes por qué?

porque soy tu hija, la hija

de una simple secretaria,

porque no somos ni siquiera

de la misma clase social.

felipe: sí, eso lo hubiera

pensado antes de embarazarte.

se casa contigo porque se casa.

[llama a la puerta]

guardia: ¿qué se le ofrece?

felipe: vengo a hablar

con tu patrón, dile que salga.

guardia: ¿tiene cita con él?

felipe: para lo que tengo

que decirle no necesito cita.

dígale que salga.

guardia: mire, señor,

si usted no tiene cita

no puedo decirle al patrón

ni quién lo busca

y mucho menos puede pasar.

felipe: ¿qué te crees tú?

alejandro: gracias.

felipe: ¿usted es

el padre de arturo?

alejandro: ¿qué hace

dentro de mi casa?

seguridad, por favor.

felipe: su hijo embarazó

a mi hija irene,

la hija de su secretaria susana,

su hijo la embarazó.

alejandro: alto, alto.

¿qué dijo?

felipe: que su hijo arturo

embarazó a mi hija

y estoy aquí para que le cumpla,

que se case con ella

y si su hijo no cumple,

aténgase a las consecuencias

porque haré un gran escándalo

en los medios de comunicación

y todos van a saber

la clase de hijo que tiene.

alejandro: ¿cuánto quiere

por quedarse callado?

¿cuánto quiere?

póngale precio.

felipe: no, no tiene precio.

el bienestar, la integridad

y la reputación de mi hija

no tienen precio.

mañana los espero en mi casa

para que me den una respuesta,

así que solo tienen un día

para reparar el daño.

suéltame, me voy solo.

mared: ¿es cierto lo que dijo

ese hombre?

¿embarazaste a su hija?

alejandro: ¿la embarazaste?

¡habla, arturo!

arturo: sí, papá.

sí, es mi hijo.

mared: ¿cómo pudiste

hacerme esto?

tú y yo hemos terminado.

ya no somos novios,

ya no somos nada.

arturo: mared.

mared, escúchame, por favor.

te amo.

alejandro: te vas a tener

que casar con esa muchacha.

carolina: por supuesto que no,

alejandro.

nunca voy a permitir

que mi hijo se case

con una miserable.

¿con la hija de una secretaria?

nunca, ¿me oyes?

todo el mundo tiene un precio.

y ese hombre y su hija

lo tendrán.

mañana que vayas a hablar

con ellos ponles en su cara

mucho efectivo.

mucho.

y ya verás cómo cambian

al ver tanto dinero junto.

los pobres así son.

unos muertos de hambre.

sí, aquí hay un millón de pesos

para ustedes.

claro, a cambio de que mi hijo

no se case con su hija

y se queden callados.

felipe: señora, parece que ayer

no escuchó lo que le dije

a su marido.

el dinero no me importa.

eso que acaban de hacer

es una humillación

que no les voy a permitir.

desde ayer que fui a su casa

supe que ustedes no son personas

de fiar, por eso grabé

esta conversación.

aténganse a las consecuencias.

los medios de comunicación

sabrán lo que acaban de hacer.

váyanse con su cochino dinero.

carolina: ¿ahora usted

nos va a chantajear?

claro, ¿qué se puede esperar

de ustedes?

son unos arribistas trepadores.

¿quién no me dice

que desde un principio

todo fue un plan

para atrapar a mi hijo

y salir de esta miserable vida

que tienen?

felipe: su dinero no me importa,

señora.

su hijo podría ser

el más pobre del mundo

y aun así le exigiría

que le responda a mi hija.

esto es una cuestión de honor,

de principios, de moral.

no porque tengan dinero

van a venir a insultarnos

a mi casa.

¡fuera de mi casa!

y este video hoy mismo

estará en todos los medios

de comunicación, fuera.

carolina: vamos, alejandro.

ah, ya vamos.

alejandro: mi hijo se casará

con su hija.

les doy mi palabra.

carolina: ¿qué dices, alejandro?

alejandro: que nuestro hijo

se casa con irene.

arturo: bueno, pues ya estamos

casados por el civil,

te saliste con la tuya.

el hacerme infeliz

te hace ser feliz, ¿no?

irene: no, no me hace feliz.

y si de algo te ayuda,

te voy a decir que yo tampoco

quería casarme contigo.

no sabes cuánto me duele

el haberte amado tanto,

ni siquiera te lo merecías.

no sabes cuánto me arrepiento

de haberme entregado a ti,

no te lo merecías.

arturo: cállate.

cállate.

que te calles, ¿entendiste?

cállate.

[música]

[música]

[teléfono]

irene: hola, ma.

susana: hola, mi amor.

¿cómo estás?

irene: bien, ma, todo muy bien,

mejor que nunca.

susana: ¿hoy si podemos

ir a visitarte?

irene: no, ma.

arturo, su familia y yo

estamos por salir de viaje.

no sabes qué feliz

soy a su lado, ma.

pero cuando regresemos

yo les aviso para que vengan

a vernos.

ya me tengo que ir

porque estamos a punto de salir

al aeropuerto.

[llora]

arturo, te estoy esperando,

tengo cita con el doctor.

arturo: quítate.

por mí tú y ese chamaco

se pueden morir,

me desgraciaron la vida.

no sabes cuánto te odio.

por tu culpa,

por tu culpa

la mujer que más amo

se fue para siempre de mi vida.

irene: no, no fue por mi culpa.

te recuerdo que fuiste tú

quién me buscó, así que acepta

lo que tú mismo provocaste.

y ¿sabes qué?

no sabes qué gusto me da

que seas infeliz

porque yo también lo soy.

arturo: cállate.

irene: ¿qué te pasa?

arturo: que te calles.

te odio.

gracias a ti

y a ese maldito chamaco

se acabó mi vida.

te odio, te odio.

irene: virgencita de guadalupe,

por favor, te lo pido,

te lo suplico, ayúdame.

ya no quiero esta vida de dolor,

de llanto, de golpes,

de agresiones.

por favor, te lo suplico,

quiero ser feliz.

feliz.

susana: irene.

chiquita.

mi vida.

la muchacha nos dijo

que no hubo tal viaje.

¿mi amor?

¡oh!

irene: [llora]

felipe: fue él, ¿verdad?

¿fue él?

alejandro: sí, sí, sí,

la empresa está en la quiebra.

el padre de mared

retiró toda su inversión,

y al irse él,

otros inversionistas

también retiraron.

estamos en la ruina total,

estamos sin un peso, sin nada.

felipe: déjame pasar.

sirvienta: no puede pasar.

felipe: sí puedo pasar.

¿por qué la golpeaste?

arturo: ¿qué?

felipe: ¿por qué la tratas mal?

alejandro: ey, ey, ¿qué pasa?

arturo: ¿por qué?

porque usted me obligó

a casarme con ella, ¿sí?

ella y usted me echaron a perder

la vida, por eso la golpeo,

porque la odio.

te odio, ¿entendiste?

te odio.

felipe: te vas a ir a la--

alejandro: ya, ya, ya, ya.

felipe: poco hombre, cobarde,

esto no se va a quedar así.

vámonos.

vamos a la delegación

a poner una denuncia

contra este maldito.

susana: ya la justicia

se encargará de ese golpeador

de mujeres, mi amor.

felipe: discúlpame, hija,

porque te obligué a casarte

con esa bestia.

irene: ya, papá,

tratemos de olvidar el pasado,

¿sí?

hay que empezar de nuevo.

yo quiero ser feliz,

vivir feliz.

ven.

felipe: ay, mi vida.

saúl: yo no te dejaré sola,

irene.

eres mi amiga

y siempre estaré contigo.

yo sé que es muy rápido,

pero poco a poco te demostraré

que mi amor es honesto.

irene: ay, saúl, no lo sé.

creo que es muy rápido

para empezar una relación.

saúl: prometo cuidarte

todos los días

y ayudarte a sanar todo el dolor

que hay en tu corazón.

con el tiempo verás

que mi amor es

"un amor sin agresión".

irene: ahora me siento libre,

me siento feliz

porque estoy con mi familia,

con mi hijo que ya viene

en camino, respiro feliz.

susana: mi vida.

irene: [ríe]

el amor es la más grande

sensación de felicidad

que puede llenar el corazón

de los seres humanos,

pero cuando el amor

no es sincero y honesto,

viene el dolor, el llanto

y el sufrimiento.

no es bueno

jugar con los sentimientos

de las personas,

enamorarlas, usarlas

y después alejarlas.

cuando no hay amor

y se obliga al matrimonio

viene el dolor, el sufrimiento

y posiblemente los golpes.

y esto no es amor,

es tristeza, decepción

y depresión.

un amor debe de ser

"un amor sin agresión".

[música, "himno guadalupano"]

el recodo: ♪ desde el cielo

una hermosa mañana

desde el cielo

una hermosa mañana

la guadalupana

la guadalupana

la guadalupana

bajó al tepeyac

juan dieguito

la virgen le dijo

juan dieguito

la virgen le dijo ♪

Cargando Playlist...
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.