null: nullpx
Cargando Video...

La Rosa de Guadalupe - 'Amor en tiempo de cuarentena'

Una mujer acusa a su jefa de haber provocado que su bebé naciera muerto, por lo que en venganza decide robarle a su hija y hacerla sufrir por un largo tiempo.
17 Jul 2021 – 12:00 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

[música] partera: ¡puja, agripina, puja!¡puja, vamos! ¡ayúdame, agripina!¡puja más fuerte! el bebé no se mueve,no reacciona. ¡tenemos que sacarlo ya!¡puja, agripina! ¡ya viene!¡ya viene, agripina! ¡puja más fuerte!¡vamos, puja!es una niña. ¡reacciona, vamos, reacciona!agripina: ¿qué pasa? ¿por qué no llora mi bebé?¿por qué no se mueve? partera: no reacciona.por favor, reacciona. agripina: ¿qué pasa?¿qué pasa? ¿por qué no llora?¿qué pasa? partera: ¡reacciona!te lo dije, agripina, que tenías que descansar. porel exceso de trabajo en la casa de tus patrones,perdiste a tu bebé. tu hija está muerta, muerta.agripina: ¡no!¡no! [llora]se me murió, ramona, mi hija se me murió.no la tuve entre mis brazos ni un solo día.sentí que el corazón se me desgarraba al vercómo la tierra se la tragaba. nació muerta mi bebéy todo por culpa de mi patrona. ella es la culpablede que mi hija naciera muerta. mi patrona no me dejó descansar,no me dejó descansar la cuarentena antes del parto.al contrario, me exigía más. ella es la culpable de la muertede mi hija. ella es la culpable de la muertede mi hija.sí, señora ya di a luz. maribel: ay, agripina,qué bueno. ¿y cómo está el bebé?¿qué fue? cuéntame. agripina: fue niña.maribel: ay, qué maravilla. te felicito.oye, si quieres puedes traerte a tu hijita aquí al trabajo.la cosa es que no descuides el trabajo ni tampoco a tu bebé.agripina: mi hija nació muerta. maribel: ay, no, agripina,lo siento mucho. qué terrible noticia,de verdad lo siento mucho.agripina: te voy a matar. por tu culpa mi hija se murió,porque no me dejaste ir a descansar,por eso mi hijita se murió. te voy a matar.maribel: yo me acuerdo que en uno de estos...agripina. agripina: señora.maribel: fíjate que me quedé pensando.¿no te quieres ir a tu casa unos días y llevar el duelode tu hija, sola? claro, con goce de sueldo.agripina: no, señora. estando sola me la pasaríallorando. maribel: ay, agripina,de verdad que no sé qué hacer para levantarte el ánimo.agripina: no hay nada que hacer. mi hija está muerta y enterrada.¿puedo seguir haciendo mis labores?maribel: sí, agripina. ay, agripina,cuando termines de hacer la limpieza de las recámaras,limpias todo aquí en la estancia porque los días que noestuviste, se llenó de polvo. el jardín está lleno de hojassecas y hay que podar el pasto. la cocina, ¿ya viste?ay, no, está completamente sucia.es que de verdad que haces mucha falta en esta casa,agripina. y ya que termines de limpiartodo, me avisas para que te vaya a dar dinero y vayas al súper.agripina: sí, señora. ¿algo más?maribel: no, pero, pues si me acuerdo de algo, te digo.¡ay, agripina! agripina: señora.maribel: prepárate el pato a la naranja, ese que te quedadelicioso con arroz, y te horneas un pastelde manzanas. yo me acuerdo que por aquí viunas ofertas. ¡ay!agripina: sí, señora.alfredo: gracias, agripina. agripina: de nada, señor.maribel: ¡ay!alfredo: amor, ¿qué pasa? maribel: no sé, me siento mal,alfredo: ¿qué sientes? maribel: no sé, como náuseas.alfredo: maribel, amor. ¡agripina, agripina!mi amor. agripina: patrón, ¿qué pasa?alfredo: la señora se puso mal. agripina: señora, ¿qué tiene?alfredo: comenzó a sentir ascos y no ha dejado de vomitar.agripina: le voy a preparar un té en este momento,para el malestar estomacal. alfredo: no--no--no--no.mejor la voy a llevar al hospital,no vaya a ser algo grave. agripina: si quiere,le ayudo a llevarla al auto. alfredo: sí, por favor.agripina: señora, ¿puedo pasar? alfredo: mi amor.agripina: patrón. ¿por qué regresaron tan pronto?yo creí que se iban a quedar allá en el hospital.alfredo: bendito dios que no, agripina.agripina: se veía muy mal cuando se fue y yo creí que se moría.ambos: [ríen] agripina: ¿qué pasa?¿por qué se ríen? alfredo: felicítanos, agripina.agripina: ¿felicitarlos? ¿por qué?maribel: estoy embarazada. alfredo: ¡vamos a tener un hijo!estamos embarazados. [música][música]maribel: la cuna está hermosa, mi amor, me encanta.es amplia, está linda, cómoda y combina con el cuarto.nuestro bebé va a ser muy afortunado porque va a tenerel mejor papá, el mejor hogar. alfredo: y va a tener a la mejormadre del mundo. maribel: ay, te amo.alfredo: te amo.agripina: si por tu culpa perdí a mi hija, tú vas a perderal tuyo.maribel: ¡ay! agripina: ¡patrón, patrón!¡señor alfredo, la señora se cayó!¡patrón! alfredo: ¡oigan!mi amor, ¿estás bien? maribel: ¡sí, pero mi bebé![llora] alfredo: vamos.¿puedes caminar? ¿sabes qué? te voy a llevar.agripina, ábreme la puerta, rápido, por favor.voy a llevarla al doctor, vamos al hospital.maribel: ¡mi bebé!agripina: patrón, patrona, qué bueno que llegan.¿cómo está, patrona? maribel: bien, agripina.alfredo: el doctor la revisó y el bebé está bien,no le pasó nada. maribel: debo de tener mucho máscuidado, agripina. agripina: no, discúlpeme,señora, fue mi culpa por estar trapeando.maribel: no, no fue tu culpa. tú estabas trabajando,lo que siempre haces. fue mi culpa.de ahora en adelante voy a tener más cuidadoy no voy a andar metida en el celular mientras camino.alfredo: ya no podré irme tranquilo a la empresadejándote sola, amor. bendito dios que hoy no pasónada grave y que nuestro hijo está bien.no quiero que esto vuelva a pasar.le voy a decir a mi madre que se venga a vivir acáen lo que nace nuestro bebé para que te cuidey lleves un embarazo tranquilo y en paz.maribel: ay, sí, amor. dile a mi suegrita que vengaa estar conmigo. yo quiero que mi hijanazca bien, me da miedo que vaya a nacer muerta como la hijade agripina, no.¡ay, ay! ¡ay, alfredo, despierta!alfredo: ¿qué pasa, mi amor? maribel: yo creo que nuestrabebé ya quiere hacer. alfredo: ¿qué, qué?vámonos al hospital. maribel: sí.alfredo: ¡mamá, agripina, mamá! ¡vengan rápido!magdalena: ¿qué pasa, hijo? alfredo: mamá, ya es la hora.mi niña, mi hija ya viene en camino.magdalena: no, no, no nos pongamos nerviosos,hay que llevarla al hospital. agripina, ya es la hora,ya va a llegar mi nieta. prepara la maletay acompáñanos al hospital. agripina: sí, señora.magdalena: ven, maribel, ven, ven, ven, ven.respira, respira, eso. maribel: con cuidado.magdalena: sí, sí, sí.alfredo: mi hija, es hermosa mi hija.gracias por darme la hija más hermosa del mundo.gracias, mi amor. magdalena: agripina,lleva las maletas a las recámaras y desempacasla ropa sucia que tengas que lavar.solo deja la pañalera de la niña para darle de comery cambiarle el pañal. y en cuanto dejes las cosas,por favor, vienes a prepararnos algo de comer.agripina: sí, señora.alfredo: en todo el embarazo no pudimos decidir qué nombreponerle. maribel: es que tenemosque pensarlo muy bien porque va a ser su nombrede por vida. magdalena: pues yo sugieroque mi niña se llame maribel magdalena.agripina: te voy a dar en donde más te duele.me voy a robar a tu hija, me la voy a robar.[música][música]maribel: buenos días, amor. alfredo: buenos días.maribel: la niña durmió como un angelito.no dio guerra en toda la noche, no lloró ni pidió de comer.y sigue dormidita porque está calladita, calladita.ay, pues voy a verla porque mucho silencioes como raro, ¿no? ¡ay!¡alfredo, la niña no está! alfredo: ¿qué?maribel: ¡no está, la niña no está!alfredo: ¿cómo que no está? magdalena: ¿qué pasa?¿por qué gritas, maribel? maribel: ¡porque la niñano está! magdalena: ¡seguramente la tieneagripina! ¡vamos a verla! maribel: ¡ay, vamos!pero ¿por qué la tiene agripina a mi hija?no. no, no, no, no es cierto.alfredo: no están sus cosas. agripina se fue de la casa,se fue. maribel: ¡se llevó a mi hija!¡agripina me robó a mi hija, me la robó!magdalena: tenemos que actuar rápido.¿tienes la dirección de su casa? alfredo: sí, la tenemosen la recámara, vamos. maribel: ¡vamos!magdalena: esa es la dirección, esta es la casa.maribel: ¡ábreme! ¡agripina, si no me abres,voy a tirar la puerta! ramona: y aunque tire la puertaa golpes, nadie le va a abrir. vi salir a la agripinamuy de madrugada con una bolsa grande y con un bulto en brazoscomo si fuera un niño. maribel: era mi hija,a quien se estaba llevando era mi hija.ramona: ¡ay, ya entiendo! o sea, que ustedes son...maribel: ¿le dijo a dónde se iba, a dónde se llevabaa mi hija? ramona: ¡ay, no, qué va!ni siquiera pude hablar con ella.yo la vi salir de su casa desde la ventana de mi cuarto.alfredo: ¿sabe si tiene más familiares cerca o dóndese pudo haber ido? ramona: no, pues, no.la agripina era muy reservada. desde que la abandonó el marido,perdió a la hija, ella se llenó de odioy de rencores. ay, no.pues ¿quién sabe a dónde se habrá ido?maribel: ¡no!¡ay, mi hija!¡mi bebé! magdalena: la vamos a encontrar,ya lo verás, maribel. ya pusimos la denunciacon las autoridades y ya activaron la alerta amber.esa mujer no se va a salir con la suya,la policía la va a encontrar y nos van a regresar a tu hija,ya lo verás. maribel: ¿y si no?virgencita de guadalupe, me robaron a mi hija,agripina me la robó. tengo el corazón lleno de dolor,lo tengo astillado en mil pedazoscomo cuando tú viste a tu hijo crucificado en la cruz.no sé qué motivó a agripina a robarme a mi hija.sabes que siempre la tratamos bien,la apoyamos, la quisimos mandar a su casapara que tuviera a su hijo tranquila, pero no quiso,quiso seguir trabajando.sabes que no fue nuestra culpa que su hija naciera muerta,madre. por favor, madrecita mía,te lo pido, te lo ruego, te lo suplico,que agripina recapacite y nos regrese a nuestra hijacon bien, por favor. y que se dé cuenta que mi hijano es su hija muerta, por favor, te lo pido.escúchame, que agripina se arrepienta y nos regresea nuestra hija con bien. ¡te lo suplico, madre,escúchame!agripina: aquí está. la abuela siempre la dejabaaquí por si perdía mi llave. ahora vamos a vivir aquí,hija mía, y aquí nadie nos va a encontrar,nadie.bebé: [llora]agripina: ¿y cómo te fue en la escuela, mija?margarita: bien, ma. la maestra me felicitóante todos mis compañeros. agripina: ay, qué bueno.oye, pero vamos a comer porque me tengo que regresara la hacienda a seguir trabajando.margarita: yo ya debería de ponerme a trabajaren la hacienda, ma, para ayudarte.ya tengo 17 años. agripina: no, mija.tú no vas a ser sirvienta de nadie,por eso estás estudiando. margarita: te sirvo agua.agripina: sí.narcisa: hoy no te voy a retar a las carreritaspara los tamales, margarita, porque tengo que ir a hacerun mandado a la botica antes de llegar a mi casa.pero mañana sí jugamos, ¿va? margarita: sí, porque es bienrico comer tamales gratis. narcisa: mañana te voy a ganar,vas a ver. margarita: bueno, ya veremos.bye, amiga. narcisa: bye.margarita: ¡ay, ay! jacinto: ¿qué pasó? ¿estás bien?margarita: mi bicicleta. jacinto: qué mala onda.mira nada más, mira. ¿quién ha de haber puestolos clavos aquí? mira, todo por aquí,todo regado. qué poca, mira nada más.no se vale, la verdad. margarita: ¿y ahora?va a estar superdifícil llevar la bicicleta así,no voy a poder cargarla para llevarla a reparar.jacinto: no, no te preocupes. yo te llevo a tu casa.vamos, ándale. margarita: no, no, ¿cómo cree?jacinto: sí, vamos, ándale. margarita: no, no, no, joven.jacinto: sí, no pasa nada. margarita: no, no, no.de verdad no creo que sea prudente.usted es el hijo del patrón y pues, no, no creo que seaprudente. jacinto: ¿y qué? no pasa nada.súbete, ándale. agarra tus cuadernos.margarita: mis libros. jacinto: no pasa nada.con confianza, vamos. ahí está tu bicicletita.vamos.margarita: oiga, joven, ¿a dónde vamos?el camino a mi casa es por allá. jacinto: te he estado siguiendodurante mucho tiempo. estás muy chula, güerita.me encantas. margarita: ¡no, no, no,suélteme! ¡por favor, no me toque, no!¡suéltame, suéltame! ¡déjame!¡no, déjame, por favor! ¡suéltame, suéltame![música][música]margarita: ¡no, no me haga daño, déjame! ¡suéltame!¡mamá, intentaron violarme! agripina: ¿qué?¿quién fue el desgraciado que intentó hacerte daño, hija?margarita: fue jacinto, mamá, el hijo del patrónde la hacienda. agripina: ¡ese desgraciado!en este momento voy a ir a arreglar esto con el patrón.¡quédate aquí, te encierras con llavey no le abras a nadie! margarita: sí, mamá.patrón: a ver, agripina, dime. ¿qué quieres hablar conmigo?de una vez te digo que si se trata de un aumentode sueldo, no lo hay. o si quieres vacaciones,tampoco las hay. agripina: lo que quiero, patrón,es que su hijo, el joven jacinto deje en paz a mi chamaca.hoy intentó abusar de ella. patrón: ah, qué jacinto,no quiere sentar cabeza. pero bueno, pina, ve,háblale y dile que venga.ah, qué mi hijo este, hombre, me salió tremendo,no hay puyita que se le escape. alfredo: ¿qué pasó, papá?¿qué me mandó a llamar? patrón: aquí la pina diceque le molestaste a su chamaca. ¿eso es cierto?jacinto: la chamaca es chula y me gusta mucho.agripina: pues si le gusta mi chamaca, cásese con ella.pídame su mano, pero, por favor,no le haga daño, don jacinto. patrón: ¿casarse con ella, pina?sabes muy bien que eso nunca sucederá.esa chamaca es tu hija y tú eres la sirvientade esta casa. mi hijo nunca se va a casarcon la hija de una sirvienta, eso que te quede claro, pina.y mira, solo porque te aprecio y porque llevas aquí trabajandomás de 17 años, es que voy a hablar con mi hijo.pero una cosa debe quedarte claro, pina,mi hijo es el hijo del patrón, por lo tanto,también es tu patrón. él puede hacer, deshacery tener lo que él quiera porque para eso es el hijodel patrón. ¿entendido, agripina?agripina: sí, patrón. patrón: pues si era todolo que tenías que decirme, vete a lo tuyo.agripina: si vuelves a molestar a mi hija, te mato.disculpe, joven patrón, ¿puedo llevarme la bicicletade mi hija para arreglarla? jacinto: claro que sí, agripina.tómala, ahí está en la camioneta.agripina: permiso. jacinto: propio.agripina: patrones. patrón: ya.jacinto: gracias, pa.agripina: ¿cómo, mija? ¿un virus en todo el mundo?margarita: sí, ma, un virus. la maestra nos dijoque este virus está causando una pandemia mundial.agripina: ¡ay! ¿y qué hace ese virus?¿qué tenemos que hacer? ay, hija, ya me metiste miedo.margarita: pues la maestra nos enseñó en las computadorasde la escuela lo que es ese virus, se llama covid-19.nos dijo que debemos de tener mucha precaución con ély mucho cuidado, y debemos de usar cubrebocas.agripina: ah, mija, pues hay que ir a comprar unosal pueblo. margarita: y también debemoscomprar gel antibacterial, lo necesario para desinfectarlas casas, las cosas y lavarnos las manostodo el tiempo, no tocarnos ni la carani los ojos ni la nariz. agripina: ¡ay, dios!pues ¿qué tan grave es esto, mija?margarita: no lo sé, ma. pero lo que sí nos dijola maestra es que ya no vamos a tener clases en la escuelay ahora van a ser en línea y por computadora.agripina: ¿por computadora? eso debe costar mucho,¿no, mija? margarita: sí, pero tambiénpuedo tomar mis clases en línea en el celular,que es mucho más barato que la compu, ma.agripina: no voy a permitir que pierdas tus clases.si las tienes que tomar por esos aparatos,pues hay que comprártelos. mañana mismo le voy a pedirun préstamo al patrón para comprarte esos aparatos,pero tú no pierdes tus clases. margarita: gracias, ma.eres la mejor mamá del mundo.ay, y por cierto, ya no vamos a poder abrazarnos.agripina: ¿qué? ¿cómo no? ¿por qué no?margarita: pues mira, la maestra nos estuvo explicando.jacinto: ¡ahora sí vas a ser mía!margarita: ¡no, no, no! ¡suéltame!¡por favor, no me hada daño! ¡suéltame, suéltame!¡no! agripina: ¡vámonos, hija!¡córrele, vámonos, córrele! margarita: ¡no, mamá, no!¡mamita, por favor, no! ¡mamita!¡ven, mamita, por favor! mami, ven, mami.mamita, por favor. aguanta, mamita,voy a pedir ayuda. espérame, mamá.agripina: no hay tiempo de nada, hija, cuando la muerte llega.margarita: mamita. agripina: no hay tiempo,tengo que decirte toda la verdad.margarita: ¿qué? agripina: no quiero que tequedes con el desgraciado de jacinto y te haga dañoy te quedes sola, hija. margarita: ¿de qué verdadhablas, mamita? no hay tiempo para eso.agripina: de que yo no soy, yo no soy tu,tu verdadera ma-má. margarita: ¿qué?no, por favor. dime que no es cierto, mamita.¡no es momento para eso! agripina: es verdad, hija.yo no soy tu verdadera mamá, yo te robé de casa de tus padresy lo hice porque culpaba a mi patrona de que mi hijanaciera muerta, pero fue mi culpa.yo no quería irme, no quería quedarme sola.yo quería trabajar aunque la patrona me dijoque me fuera y por el exceso de trabajo,mi hija nació muerta. margarita: no, mami.agripina: después, después la patrona se embarazóy yo quería que ella pagara y por eso te robé.perdóname, hija, perdóname y diles que me perdonen.busca, busca a tus verdaderos padres.margarita: ¡no, mamita! agripina: viven en la capital.no te quedes aquí sola. diles que me perdonen,tú también perdóname, por fa...margarita: ¡no, mamita! ¡mamita, no, por favor!¡por favor no me hagas esto, mamá! ¡mamita, por favor, no!¡mamita, no! ¡no, por favor![música][música]narcisa: de verdad lo siento mucho, amiga.es triste ver un entierro. margarita: estoy muy confundida,narcisa, por lo que me dijo mi mamá,que resultó no ser mi mamá. narcisa: ¿y qué vas a hacer?margarita: los voy a ir a buscar a la capital.entre las cosas de mi mamá encontré esta dirección,que quizá sea la de mis verdaderos padres, no lo sé.pero ella me apartó de ellos. ¿me buscarían o no?me apartó. no, no sé qué siento por ella,no sé.ramona: ¿a quién buscas, mi niña? ¿a agripina?margarita: ella, ella murió. y tengo esta dirección.era mi mamá. ramona: ¿tu mamá?¡válgame el redentor! eres la niña con la que se fueen la madrugada hace 17 años. oye, ¿y sí sabes que noes tu mamá? ¿sí sabes que te robóde tus verdaderos padres? margarita: sí, sí, sí,lo sé todo. ¿sabe dónde puedo encontrara mis padres? ramona: ¡ay, no! ¡qué va!pues mira, sí vinieron a buscarte una vez,pero eso ya fue hace mucho tiempo, fue la vez que te robó,y nunca más volvieron y no me dijeron dónde vivían.así que no, no te puedo ayudar. pero mira, esta era la casade agripina, que ahora es tuya. y, por cierto, yo soy ramona.margarita: ¿cómo voy a encontrar a mis padres si no sé nadade ellos?maribel: 17 años buscándola y nada de ella.agripina la escondió muy bien. alfredo: no hay que perderla esperanza, amor. maribel: no, eso nunca.voy, voy a grabar un video contando la historiade cómo fue que desapareció nuestra hija y lo voy a subira las redes sociales, a ver qué pasa.lo más duro de esta pandemia y lo más difícil es no saberqué fue de nuestra hija y que tal vez puedo morir yoo puede morir mi hija contagiada de este virussin haberla visto de nuevo.[timbre de teléfono]margarita: hola, narcisa. narcisa: hola, amiga.acabo de ver algo en redes, un vídeo, te lo voy a mandar.es de una señora que tiene un caso como el que me contastede tu vida. lo más peculiar es que mencionael nombre de tu mamá, de agripina.yo creo que ellos son tus papás, amiga.mira el vídeo y contáctalos. te dejo para que lo veasy luego me cuentas qué fue lo que pasó.adiós.maribel: hola, mi nombre es maribel villanueva montes.les voy a contar cómo una mujer llamada agripina...margarita. no hay duda,tú eres mi hija. margarita: ¿mamá?¿papá? maribel: ¡ay!perdón. yo, yo sé que la recomendaciónes no abrazarnos. después de tantos años,ahora que te tengo tan cerca, no pude evitarlo.gracias, virgencita de guadalupe, por regresarmea mi hija con bien. gracias, madre mía, gracias.alfredo: hija mía, no sabes cuánto te hemos buscado.gracias a mi virgencita te hemos encontrado.maribel: los hijos son el mayor tesoro que dios nos da,los hijos son la mayor bendición de la vida.cuidémoslos muy bien, protejámoslos de todo y de todosporque no sabemos quién, incluso siendo una personade confianza les puede hacer daño o los robe de nuestro lado.no debemos de culpar a los demás de nuestros propios errorespara buscar venganza. hoy estoy muy felizporque tengo mucho amor en tiempo de cuarentena.[música]>> ♪ desde el cielo una hermosa mañana,desde el cielo una hermosa mañana,la guadalupana, la guadalupana,la guadalupana bajó al tepeyac. "juan dieguito",la virgen le dijo. "juan dieguito",la virgen le dijo, "este cerro elijo,este cerro elijo, este cerro elijopara hacer mi altar". la guadalupana,la guadalupana, la guadalupanabajó al tepeyac. ♪ [música]

Cargando Playlist...