null: nullpx
Cargando Video...

La Rosa de Guadalupe - 'A los ojos de Dios'

Univision9 Jul 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

locutor: televisa presenta...

donato: encontré unos jitomates

mordisqueados en la parcela.

cayetana: ¿ah, sí?

donato: sí.

ha de andar por ahí

algún cacomixtle o quién sabe

qué animal.

pero en las milpas

ya están brotando los elotes.

y los frijolitos también

ya están dando--

juana: esperemos que este año

sí tengamos buena cosecha.

donato: la verdad es que

me hace falta, y mucha,

mi hijo.

desde que se nos murió,

pues el trabajo

se me ha duplicado.

lo bueno es que tú, cayetana,

me echas la mano en la parcela.

cayetana: vamos a correr

a todos esos animales

de la parcela, ya lo verá.

juana: tizoc, se nos está

haciendo tarde para llegar

a la escuela.

tizoc: sí, ya voy, abuela.

juana: córrele, mi hijo.

nazario: buenos días,

margarita.

doña juana, buenos días.

juana: buenos días.

aquí le traigo a tizoc.

nazario: buenos días, tizoc.

¿ya listo para las clases?

tizoc: más que listo, profesor.

nazario: andale pues.

pues pásale al salón.

tizoc: adiós.

juana: adiós.

>> hola.

qué hermoso.

juana: buenas tardes.

>> buenas tardes.

¿qué es?

juana: son ojos de dios huichol.

>> ah.

juana: son muy importantes

en nuestro pueblo

porque nos protegen

y nos hacen ver y entender

lo que no se conoce.

>> oh.

juana: kauyumari fue el que hizo

la forma del mundo.

pudo ver todo lo que estaba

dentro de la tierra

y todo lo que estaba

por encima de la tierra.

cuando miró a través

del hikuri, la forma del hikuri,

ojo de dios, toma en cuenta

los cinco puntos cardinales.

>> ¿cinco?

juana: cinco puntos.

>> ¿por qué cinco?

juana: cinco.

norte, sur, este, oeste

y el centro, punto de donde

parte todo.

>> qué--qué interesante.

voy a llevar ojo de dios,

este.

juana: ay, muy bonito,

mucho trabajo.

>> y pulsera.

carlitos: hasta mañana, maestro.

>> hasta mañana, carlitos.

y no olvides hacer tu tarea,

¿eh?

juana: buenas tardes, profesor.

nazario: buenas tardes,

doña juana.

¿cómo le fue en la venta?

juana: muy bien.

gracias a mis ojos de dios.

nazario: usted hace unos ojos

de dios muy bonitos.

juana: le regalo este.

nazario: no.

le dije para chulearlo,

no para que me regale uno.

mire, ahí todavía tengo

el ojo de dios que ya me regaló.

y lo puse ahí ¿sabe por qué?

para que nos proteja

a los niños y a mí.

así que este guárdelo,

por favor.

juana: tizoc, mi hijo,

ya vámonos.

tenemos que caminar.

ya supe que usted le dijo

que son diez kilómetros.

tizoc: sí, abuela.

nazario: doña juana,

muchas gracias

por apoyar a tizoc.

otros padres o abuelos

no pueden apoyar a sus hijos.

y mucho menos viviendo

tan lejos.

juana: a tizoc le gusta estudiar

harto.

nazario: es muy buen estudiante

y aprende rápido.

es muy inteligente.

siempre apóyalo, porque tizoc

va a llegar muy lejos.

juana: ¿usted cree, profesor?

nazario: estoy completamente

seguro.

[ríe]

por eso siempre apóyelo,

pase lo que pase.

haga, por favor, que él

termine una carrera

y pueda ser alguien en la vida.

tizoc: sí, profesor.

juana: con permiso, profesor.

tizoc: nos vemos, profe.

nazario: muy bonito día.

juana: hoy el profesor nazario

me dijo que tizoc es bien

inteligente y que lo apoyemos

siempre porque va a llegar

muy lejos.

donato: qué lejos va a llegar,

juana.

nosotros los pobres

nunca llegamos lejos a nada,

no somos nadie.

todos nos disimulan,

ni nos ven.

somos los olvidados de dios.

juana: claro que no, viejo.

dios nos dio la vida

y por eso estamos aquí,

así que no digas cosas

que no son, delante del niño.

tenemos que apoyarlo siempre.

donato: está bien,

lo vamos a apoyar.

su padre, el día que se cayó

al fondo de la barranca

con la mula,

me lo encargó mucho.

a ti.

sí, a ti.

y a tu madre.

tizoc, ¿tú quieres seguir

estudiando?

tizoc: sí, abuelo.

me gusta mucho estudiar

e ir a la escuela.

donato: no se diga más,

te vamos a seguir apoyando.

cayetana: suegro,

apúrese a comer

que tenemos que regresar

a la parcela

a quemar la hierba mala.

aquí hay tortillitas.

donato: a cayetana le picó

una víbora de cascabel.

tizoc: ¿qué tienes, mamá?

mamá, ¿qué tienes?

mamá.

juana: ¿dónde te mordió?

tizoc: mamá, ¿qué tienes?

juana: hija, hija.

donato: ve por el curandero,

mujer.

juana: sí.

tizoc: ¿qué tienes, mamá?

¿qué tienes?

donato: cayetana.

cayetana, hija.

tizoc: ¿qué tienes, mamá?

¿qué tienes, ma?

cayetana: [llora]

nunca te des por vencido.

tizoc: ¿qué estás diciendo?

cayetana: no te des por vencido.

estudia mucho.

tizoc: no, ma, no--

cayetana: tienes que ser

alguien en la vida.

tizoc: no, ma, no te mueras.

no, mamá, no te mueras.

donato: cayetana.

tizoc: no te mueras, mamá.

no te mueras, mamá.

cayetana: [grita]

donato: cayetana.

cayetana--

tizoc: mamá, no te mueras,

por favor.

no te mueras.

no.

ambos: [lloran]

tizoc: no voy a ir a la escuela.

juana: tú vas a ir a la escuela

quieras o no.

todos estamos sufriendo

por la muerte de tu madre,

no solo tú.

así que agarras tu morral

con tus libros

y nos vamos para la escuela.

y si tú quieres,

me quedo afuera esperándote.

andale, tizoc, apúrale.

tizoc.

andale.

tizoc: no me van a alcanzar,

soy el mejor.

siempre el mejor.

tráguense mi polvo.

voy a llegar primero.

[ríe]

juana: ¿y cómo te fue hoy

en la telesecundaria, mi hijo?

tizoc: muy bien, abuela.

donato: ¿cómo estás, viejita?

juana: ¿cómo te fue, viejo?

donato: pues ahí vamos,

ahí vamos.

tizoc: yo quiero seguir

estudiando, abuela,

pero en la cabecera municipal

no hay preparatoria

ni universidad,

solo telesecundaria.

juana: ¿tú también?

donato: no, yo no estudié

en la telesecundaria.

juana: no, que si tú también

no te lavas las manos primero.

donato: ay, vieja.

juana: ¿y dónde hay

esas escuelas, mi hijo?

tizoc: en la capital.

pero termino la secundaria

y hasta ahí.

me voy a ir a ayudarle

en la parcela, abuelo.

donato: tú vas a seguir

estudiando.

juana: sí, muchachito,

tú vas a seguir estudiando.

no sé cómo le vamos a hacer

tu abuelo y yo,

pero tú vas a seguir

yendo a la escuela

aunque tengas que ir

a la capital a estudiar.

donato: la cosecha ya está

por levantarse, mi hijo,

y con el dinerito

que me den por ella,

pues nos vamos a la capital

y te buscamos un cuartito

para ti y lo rentamos.

juana: sí, viejo.

tizoc: no, abuelos, ¿cómo creen?

no es justo que tú te la pases

trabajando todo el día

en las tierras

y yo sin hacer nada,

solo yendo a estudiar.

juana: ah, ¿y te parece poco?

donato: me ayudas los sábados

y los domingos

y cuando no tienes tareas,

como hoy.

con eso me ayudas harto,

mi hijo.

[tose]

vamos a descansar un rato,

tizoc.

tizoc: oye, por cierto, abuelo,

¿por qué me pusieron tizoc?

donato: ay, mi hijo...

esa es una historia bien bonita,

mi hijo.

tizoc: ¿ah, sí?

¿por qué?

donato: hace mucho tiempo,

cuando tu papá era un chamaco,

un poquito más grande que tú,

vino al pueblo un camión

que traía el cine.

iban a dar una película

bien bonita que se llamaba

"tizoc".

ahí trabajaban maría félix

y pedro infante,

unos--unos actores bien famosos

de aquella época, ¿eh?

tizoc: sí, ¿cómo no, abuelo?

y ustedes fueron a ver

esa película.

donato: [ríe]

ay, mi hijo, si fuimos

todo el pueblo.

[tose]

tizoc: ¿está bien, abuelo?

donato: [tose]

y entre tanta gente, hijo,

ahí tu papá descubrió

a quien sería tu mamá, cayetana.

tizoc: ¿y quién le habló

a quién?

donato: recuerdo que tu papá

estaba bien nervioso.

y yo le dije: "hijo,

si esa muchacha le gusta,

acérquese a ella,

no la deje ir".

tizoc: orale, qué padre, abuelo.

y desde ahí se enamoraron.

donato: tu papá y tu mamá

no se hablaron,

solo se miraron,

se sonrieron

y tu mamá no se levantó

ni cuando terminó la película.

esa era una señal

de que también tu papá

le había gustado, ¿eh?

[ríe]

tizoc: o sea que la película

inspiró la historia

de amor de mis papás.

donato: sí, sí, hijo.

así es.

tizoc: ahora me siento orgulloso

de mi nombre.

y tengo que ver esa película,

abuelo.

"tizoc".

donato: [tose]

nazario: el único alumno

con mención honorífica

porque sus calificaciones,

durante toda su escuela,

fueron de puro diez

es para...

tizoc nava avena.

todos: [aplauden]

nazario: pasa al frente, tizoc.

muchas felicidades.

eres el orgulloso

de nuestra escuela.

tizoc: gracias, maestro.

todos: [aplauden]

juana: me siento muy orgullosa

de ti, mi hijo.

tizoc: gracias, abue.

juana: ahora sí,

a prepararnos para irnos

a la capital a buscar

tu cuartito donde vas a vivir

ahora que te vayas a estudiar.

donato: [tose]

juana: ay, esa tos no te ha

dejado en paz desde hace

varios días, viejo.

debimos haber aprovechado

que estábamos en el pueblo

para ver al doctor.

donato: ay, qué doctor

ni qué nada.

prepárame un té de sábila

con gordolobo.

me lo tomo y me voy a dormir

y mañana estoy como nuevo.

[suspira]

hijo, estoy muy orgulloso de ti.

tizoc: gracias.

donato: has sido un buen hijo,

un buen nieto.

[tose]

echale, échale siempre ganas,

hijo.

hasta mañana, ya me voy

a dormir.

tizoc: sí, abuelo.

que descanse.

donato: [tose]

juana: donato.

oye, despierta.

donato, despierta.

tizoc: ¿qué pasa, abuela?

juana: [solloza]

tu abuelo no despierta.

donato.

tizoc: abuelo.

abuelo.

[llora]

juana: no.

ambos: [lloran]

tizoc: ¿por qué me los quitas?

juana: porque cumplieron

con la misión que dios

les encomendó.

tizoc: [solloza]

juana: [llora]

tizoc: [llora]

yo no voy a seguir estudiando

ni me voy a ir para la capital.

ahora yo voy a ser

el hombre de la casa.

me voy a encargar

de las tierras de mi abuelo.

[solloza]

adiós a mi sueño

de seguir estudiando

y ser alguien en la vida.

[música]

[música]

tizoc: el destino

juega conmigo.

se burla de mí, abuela.

me quita lo que más amo

en la vida.

las tierras eran lo más

importante para mi abuelo.

yo las voy a cuidar

de ahora en adelante.

juana: tu padre y tu abuelo

eran hombres de campo,

tú no lo eres.

tú te vas a ir a la capital.

el pequeño guardadito

que teníamos se acabó

con el entierro de tu abuelo,

pero recuerda que el profesor

nazario dice que tú

vas a llegar muy lejos,

que vas a ser alguien

importante.

ese es tu destino.

tizoc: ¿solo porque lo dice

el profe nazario va a ser así?

juana: sí.

tizoc: no, abuela.

el destino nadie lo sabe.

el profesor nazario

no es adivino, no es dios.

nosotros los pobres

no tenemos derecho de soñar,

de querer ser alguien

en la vida.

campesino nací

y campesino me he de morir.

juana: no me voy a dar

por vencida, tizoc.

vamos a vender

las parcelas de tu abuelo.

vamos a venderlas,

y con el dinero que nos den,

nos vamos a ir a la capital

tú y yo.

y no se discute.

ay, morenita,

mi nieto tiene razón.

por favor, te lo pido,

hazme fuerte para poder

sacarlo adelante.

ilumina mi vida

para poder llevarlo

por el camino correcto.

no nos sueltes de tu mano

y que tizoc

termine sus estudios.

te lo ruego, madre mía.

a los ojos de dios

y a los tuyos, morenita.

eres la madre de dios.

esta rosa es para ti, morenita.

tizoc: vi salir a don filemón

ahorita.

juana: acabo de venderle

las tierras de tu abuelo.

se llevó las escrituras

y ese es el dinero

que me dio por ellas.

la casita no la vendí

por si nos va mal por allá

tenemos dónde regresar.

prepara tus cosas porque

nos vamos hoy mismo

a la capital.

hay que buscar dónde dormir,

no nos vaya a ganar la noche.

tizoc: sí, hay que comprar

un periódico.

juana: lo que necesitamos

es buscar un cuartito

para rentar.

tizoc: el profesor nazario

me dijo que aquí en el periódico

hay muchos anuncios

sobre cuartos que rentan.

juana: ah, pues hay

que comprarlo.

tizoc: sí, voy a allá,

ahorita vengo.

juana: tan grande.

no me das miedo.

por tizoc no voy a tener miedo.

¿sabes, mi hijo?

aquí voy a venir

a vender los ojitos de dios,

mis collares, las pulseras

y todo lo que hago.

hasta me quedé pensando,

mi hijo.

tizoc: ¿qué, abuela?

juana: ¿y si me meto a trabajar

de sirvienta en una casa?

entresemana puedo trabajar

en la casa y los fines de semana

puedo venir aquí,

a esta placita que está

bien bonita, a vender

los ojitos de dios.

¿cómo la ves, mi hijo?

tizoc: pues me parece

que te vas a matar trabajando

mucho, abuela, y yo no quiero

eso.

juana: ay, mientras tengas

abuela, tú no te preocupes

de nada.

soy fuerte, no me hagas

sentir inútil.

tizoc: no, abue, no.

juana: tú dedícate a lo tuyo,

a estudiar y a traer

buenas calificaciones,

y yo veo todo lo demás.

tizoc: está bueno.

está bueno, abue.

juana: vengo feliz

porque en esa casa

me dieron el trabajo.

tizoc: qué bueno, abue.

juana: al señor patrón

le gustó cuando le dije

que sé hacer tortillas a mano,

quesadillas, tlacoyos, sopes.

¿ya ves, mi hijo?

estamos protegidos

ante los ojos de dios

y ante la virgencita

de guadalupe.

tizoc: sí, abuelita, sí.

juana: bien grande

que está la casa

de los patrones.

nomás son ellos dos y su hija.

maría se llama la niña,

francisco el patrón

y la señora...

altaro, algo así.

tizoc: qué chistoso nombre.

juana: sí.

tú te vas a la escuela

y yo a mi trabajo.

tizoc: está bien, abue.

juana: a ver.

tizoc: te ayudo.

juana: no, nomás dejo eso y

voy por mi monedero.

tizoc: vámonos, mi viejita

chula.

¿quién la quiere mucho?

juana: mm, ¿quién será?

[ríe]

tizoc: pásele, abuelita.

ahora sí, abuelita,

terminé la preparatoria.

juana: sí, mi hijo.

y otra vez te felicitaron

delante de todos

por ser el mejor.

lloré de felicidad.

tizoc: hay muchas cosas

por qué estar felices, abue.

por mis buenas calificaciones

pasé automáticamente

a la universidad

y me dieron una beca

del cincuenta por ciento.

juana: la mitad.

tizoc: sí, abue.

juana: otra vez.

tizoc: sí.

juana: si tu papá, tu mamá

y tu abuelo estuvieran aquí,

se sentirían igual de orgullosos

como yo.

[llora]

tizoc: pero ellos nos están

cuidando desde el cielo, abue.

juana: [afirma]

tizoc: y van a ver

cómo voy a ir a la universidad.

gracias, abue.

gracias.

[música]

[música]

tizoc: perdón, perdón.

maría: no, no te preocupes.

yo tampoco te vi,

venía distraída.

discúlpame tú también a mí.

tizoc: no, no hay nada

que disculparte.

venía distraído

buscando mi salón.

maría: ay, yo también

estoy buscándolo.

¿qué salón buscas?

tizoc: el f.

maría: yo también.

vamos en el mismo salón.

súper.

será un placer ser tu compañera.

tizoc: no, pues es un placer

para mí.

y sería un placer doble

si nos sentamos juntos.

maría: sí.

tizoc: sí.

bueno, vamos a buscar el salón.

por aquí no es, si quieres,

vamos por acá.

maría: ok.

tizoc: sí.

sí, abuela, en la universidad

conocí a la chava

más guapa del mundo.

juana: ¿del mundo?

tizoc: sí, abuela.

[ríe]

abue, hazme un ojo de dios,

el más hermoso que hayas hecho.

¿sí?

juana: ¿para qué?

tizoc: para regalárselo,

abuelita.

[ríe]

juana: [afirma]

tizoc: gracias, abue.

maría: tizoc.

me encanta tu nombre.

me recuerda a la película

de pedro infante y maría félix,

en su gran historia de amor.

tizoc: mucho hay de eso

en mi nombre.

[ríe]

mi papá conoció a mi mamá

el día en que los dos

estaban viendo esa película.

"tizoc".

se miraron, se sonrieron,

se enamoraron y se casaron

y nací yo.

y gracias a esa película

y su historia de amor

es que me llamo tizoc.

maría: qué bonita historia.

tizoc: mucho.

bueno, pero hoy precisamente

cumplimos meses de conocernos.

allá cuando chocamos

en el pasillo, ¿te acuerdas?

maría: bendita suerte

que me hizo chocar contigo.

tizoc: me gustas mucho, maría.

y siento cosas maravillosas

cuando te veo.

maría, te amo.

¿quieres ser mi novia?

maría: sí, tizoc.

sí quiero.

tizoc: yo te quiero

más que mis ojos,

porque en mis ojos te veo.

los papás de mi novia

me invitaron a comer

mañana a su casa.

estoy bien nervioso.

[ríe]

es que ellos son millonarios,

¿y usted qué cree?

juana: ¿qué?

tizoc: que pues nosotros no.

juana: [ríe]

tú vales mucho, mi hijo,

así que tú seguro de ti.

tienes que ir bien vestido.

tizoc: pues presentable,

abuelita.

mire.

juana: pues vas a comprarte

ropita nueva y bonita.

tizoc: no, no, no.

no, abue, no vamos

a gastar sus ahorros.

juana: la primera vez

que te ven tus suegros

tiene que ser buena.

tizoc: pues sí, abue, pero mire,

esta corbata me combina bien--

juana: no, no, no.

tizoc: no hace falta, abuelita.

guarda eso.

juana: tienes que comprarte

tu ropa para esa presentación.

tizoc: abuelita.

juana: nada, nada, nada.

mira.

maría: hola, papá.

francisco: hola, hija.

maría: pa, él es tizoc.

francisco: mucho gusto.

bienvenido, muchacho.

tizoc: gracias, señor.

francisco: mi hija ya me ha

hablado maravillas de ti, ¿eh?

aldair: hola.

francisco: ella es mi esposa.

tizoc: un placer conocerla,

señora.

aldair: un gusto.

bueno, siéntense, comamos.

pueden comenzar

a servir la comida, por favor.

francisco: vas a probar

las mejores tortillas

hechas a mano.

dile a juana

que traiga las tortillas,

por favor.

mi hija me comentó que estudias

negocios internacionales.

tizoc: sí, así es.

juana: aquí están las tortillas.

francisco: gracias, juana.

tizoc, hijo.

tizoc: abuela.

[música]

[música]

aldair: maría esmeralda,

tú no puedes ser la novia

del nieto de juana.

francisco: aldair, por favor.

aldair: juana, entenderás

que te tienes que ir

de la casa, por favor.

y tú también, tizoc,

retírate, por favor.

francisco: vamos, vamos,

vamos para allá.

y ustedes dos no se muevan

de ahí, por favor.

aldair, siéntate, por favor.

¿te recuerdo cómo fue

el noviazgo anterior

de nuestra hija?

ernesto daniel,

hijo del millonario

y respetado empresario

fernando aguirre.

era un buen partido, sí,

pero trataba muy mal

a nuestra hija.

la humillaba, le gritaba,

y una vez estuvo a punto

de golpearla.

¿eso quieres para ella?

tizoc viene de cuna humilde,

muy humilde, pero nuestra hija

se ve feliz con él.

juana es una mujer trabajadora,

responsable, honesta,

honrada, limpia.

de seguro tizoc

fue educado en el amor,

en el respeto,

en la lucha constante

para salir adelante,

de hacer lo correcto siempre.

el dinero y la posición social

a veces no hacen la educación,

y mucho menos la felicidad.

maría: mi papá tiene razón,

mamá.

¿por qué siendo tan humilde

tizoc llegó hasta donde

está hoy?

estudia en una universidad

costosa, mamá.

¿sabes cómo?

ha sido por él mismo

y por el apoyo que su abuela

le da.

eso es más valioso, ma.

mi padre tiene razón.

¿quieres para mí

alguien con mucho dinero

pero que me trate mal?

aldair: no, no, hija,

desde luego que no.

discúlpame.

maría: tizoc todos los días

me hace sentir feliz, ma.

llevamos cuatro meses

de conocernos.

y lo más importante, mamá,

lo amo.

no importa que sea pobre,

y mucho menos que sea

nieto de juana,

quien lleva trabajando aquí

más de tres años,

y a quien le he tomado

mucho cariño.

aldair: sí.

juana, tizoc,

les ofrezco sinceramente

una disculpa.

los tres platicamos

y hemos decidido

darles una oportunidad

pues para que se conozcan

y sean novios.

tizoc: gracias, señora.

muchas gracias.

les prometo no defraudarlos.

yo amo a su hija.

sé que por el momento

no tengo nada que ofrecerle,

solo la promesa de hacerla

feliz, trabajar honestamente

y apoyarla en todo

para que ella sea

una mujer feliz y realizada.

francisco: maría esmeralda

ya me ha contado de ti,

que te apasionan

los negocios internacionales,

como a mí.

sé que llegarás muy lejos.

pero ama y respeta a mi hija,

porque tienen mi aprobación

para que sean novios.

aldair: también cuentan conmigo.

y, por favor, disculpen

mis modos, mis groserías.

pasemos a la mesa a comer,

por favor.

francisco: y usted, juana,

siéntese en la mesa.

juana: no, patrón.

francisco: por favor.

aldair: por favor.

juana: no, por favor.

aldair: por favor.

tú, para acá conmigo.

juana: ¿cómo cree?

francisco: pues adelante, juana.

aldair: siéntate.

tizoc: gracias.

juana: gracias.

tizoc: hola, abue.

maría: hola, suegrita abuela.

juana: ¿qué tal, mis hijos?

¿qué andan haciendo?

tizoc: nada, abue.

vengo de ver una entrevista

de trabajo y me quedé.

a partir del lunes

empiezo a trabajar

por las tardes.

juana: quedamos en que

no te vas a distraer

de tus estudios.

para trabajar estoy yo.

tizoc: tranquila, abuelita,

porque el trabajo es

sobre lo que estoy estudiando.

entonces voy a reforzar

lo que estoy aprendiendo.

maría: qué hermosos collares,

señora.

juana: ¿cuál te gusta?

maría: este.

este me encanta.

juana: te lo regalo.

maría: no, ¿cómo cree?

¿cómo cree?

se lo agradezco mucho,

pero el arte se compra,

no se regala.

me lo voy a llevar, ¿ok?

y me voy a llevar este, este

y este también.

y este ojo de dios, por favor.

dígame cuánto es.

juana: no.

maría: dígame por favor

cuánto es, no me los voy

a llevar así, por favor.

por favor.

tizoc: es su trabajo, abuelita.

maría: ve esto, mamá.

¿no son hermosos?

aldair: hermosos.

pero ¿quién es el diseñador?

maría: el diseñador

que hace estas bellezas

trabaja en nuestra casa

entresemana y los fines

de semana vende todo esto, ma.

es la abuela de mi novio.

aldair: ¿juana?

¿juana es la artista

que hace esto?

maría: sí.

aldair: qué maravilla.

maría: ma, y este ojo de dios

es para ti.

aldair: ay, hija.

es muy lindo, muchas gracias.

maría: de nada.

a ver, a ver, pruébate este.

póntelo así.

aldair: este creo que me queda

muy bien, mira.

maría: si quieren uno o dos

o tres, o los que quieran,

háganme el pedido

y yo se los traigo

en una semana, ¿ok?

están superbonitos, de verdad.

aldair: uno que me enseñaste.

maría: ¿es uno rosita

con--con negro?

igual a este, sí.

>> ¿yo te puedo encargar dos?

maría: sí, claro, por supuesto,

los que quieras.

>> ¿y qué precio tiene

el azulito?

tizoc: gracias a ti, abue,

llego hoy a mi graduación

de la universidad.

gracias por apoyarme tanto

y estar siempre conmigo.

juana: date las gracias a ti,

mi hijo, que supiste aprovechar

lo que dios nos ha dado.

lloro de felicidad al verte así.

has llegado muy lejos

y eres una buena persona.

el profesor nazario tenía razón.

>> y el alumno

que logra concluir su carrera

con mención honorífica es...

tizoc nava avena.

todos: [aplauden]

>> tizoc, pasa al frente

por tu diploma, por favor.

para la entrega de tu diploma

y porque la rectoría

de esta universidad

tiene una noticia

muy importante para ti.

tizoc: véngase.

>> tizoc, tu sirvienta

no puede subir al estrado,

tu sirvienta se queda

aquí abajo.

[música]

[música]

tizoc: ella no es mi sirvienta,

ella es mi abuelita

y va a subir conmigo.

vente, abuelita.

>> tizoc, por ser el mejor

alumno de esta universidad.

todos: [aplauden]

>> muchas empresas

nacionales e internacionales

han puesto sus ojos en ti

y han decidido poderte

incorporar a su equipo

de trabajo de manera inmediata,

con un cargo muy importante

y un muy buen sueldo.

todos: [aplauden]

tizoc: gracias, es una magnífica

noticia.

quiero agradecer a las empresas

interesadas en mí,

a la universidad

por sus enseñanzas,

también quiero agradecer

al profesor nazario,

a mi padre, a mi madre,

a mi abuelo,

pero sobre todo

quiero agradecer a esta mujer.

gracias a ella

soy quien ahora soy.

es mi orgullo.

ella es mi abuelita juana.

todos: [aplauden]

tizoc: maría esmeralda,

¿te quieres casar conmigo?

maría: ay, sí.

sí, tizoc, sí quiero.

[ríe]

mamá, papá, juanita.

aldair: ¿qué pasa?

maría: hoy es el día

más feliz de mi vida, mamá.

tizoc me acaba de pedir

que me case con él.

aldair: ay, felicidades, hija.

felicidades, hijo.

tizoc: gracias.

juana: felicidades.

maría: juanita.

juana: mira, te entrego

a mi muchacho,

el mejor del mundo,

para que te cases con él.

así como tu papá y tu mamá

hicieron su historia de amor,

tú has la tuya

con maría esmeralda, tizoc.

no sabes lo orgullosa

que me siento de ti.

y agradezco que seas

un hombre de bien

a los ojos de dios.

tizoc: gracias a ti, abuela,

por todo tu esfuerzo

y todo tu amor.

por ayudarme a estudiar

y nunca dejarme solo.

aldair: tizoc, te entrego

a mi hija.

cuídala y ámala siempre.

tizoc: siempre.

juana: una carrera,

una profesión, se logra

con sacrificios, con voluntad,

con valentía ante el dolor.

pero cuando se llega a la meta,

uno mira el camino recorrido

y se asombra uno

de lo que se logró.

padres, abuelos,

no dejemos solos

a nuestros hijos,

a nuestros nietos,

apoyémoslos siempre

en el estudio.

porque una carrera

y el apoyo a lo que ellos

decidan dedicarse

es la mejor herencia

que les podemos dar.

unos hijos bien cuidados,

bien apoyados, crecerán mejor

a los ojos de dios.

>> ♪ desde el cielo

una hermosa mañana

desde el cielo

una hermosa mañana

la guadalupana

la guadalupana

la guadalupana

bajó al tepeyac

juan dieguito

la virgen le dijo

juan dieguito

la virgen le dijo

este cerro elijo ♪

Cargando Playlist...