null: nullpx
Cargando Video...

La Madrastra Capítulo 53

María les confiesa a sus hijos que estuvo en la cárcel debido a que fue acusada injustamente de asesinato. Héctor cree que María podría ser la verdadera madre de Ángel.
25 Sep 2021 – 12:00 AM EDT
Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta... [música]maría: estuve encerrada en la cárcelacusada de asesinato. estrella: ¿asesina?héctor: ¿eres una asesina? maría: antes de juzgarmedeben de saber que me acusaron injustamente.yo no maté a nadie. yo soy inocente.héctor: no somos tan ingenuos como para creerle, señora.papá, la presencia de esta mujer ensucia esta casay el recuerdo de mi madre. estrella: háganos un favor.váyase de esta casa en este mismo instante.esteban: ya basta, ya. maría no va a ir a ningún lado.estrella: papá. papá, ¿cómo--cómo puedes?no solo nos diste una madrastra,también una asesina. maría: no, ya les dijeque soy inocente. yo no maté a nadie.alba: creo que lo mejor será dejar esta conversaciónpara otro día. pensemos en esteban,está cansado. carmela: alba tiene razón,mi hija. ahorita no debemos alterara tu papi. ángel: yo--yo piensoque por lo menos debemos reconocer que maríatuvo el valor de enfrentarnos con la verdad.lo único que puedo decirles es que si mi papála escogió para esposa, no solamente voy a respetarsu decisión sino también creo en su inocencia.maría: gracias, ángel. muchas gracias.leonardo: socorrito. ¿cómo te sientes, amor mío?¿quieres algo de comer? ¿de tomar?¿algo?, dime. socorro: no, mi amorcito.mi vida. leonardo: saliste muy bien.saliste muy bien, amor mío. estoy tan agradecido con diosporque te dejó a mi lado. agradecido con dios, con la viday también con la señora maría. socorro: yo también.nada más no dejo de agradecerle al santo niño, pa, este milagro.ay, mira, y también a la virgencita de guadalupe.ay.maría: [piensa] llegó el momento de enfrentarnos.porque estoy dispuesta a recuperar el lugarque me quitaste. tú no existes.no eres más que una mentira y te voy a destruir.ángel: maría. maría, quiero repetirleque--que yo creo en su inocencia.maría: te lo agradezco, ángel. ángel: a mí me bastacon mirarla a los ojos para darme cuentade que no miente porque--porque sus ojos la traicionarían.desde que la conocí tengo la impresión de que--de que mi mamá era como usted. maría: gracias, hijo.muchas gracias.alba: espero que no estés molesto conmigopor lo que pasó, esteban. esteban: por supuestoque estoy molesto. tú provocaste esa situaciónque se dio en el comedor. alba: bueno, sí, pero piensaque en algún momento los chicos tendrían que enterarse.esteban: pero no tenía que ser de esa manera.carmela: estebancito, solo era cuestión de tiempopara que lo supieran. mira, lo bueno fueque este leonelito no estaba presente porque entonces sílas cosas se hubieran puesto-- cállate, color de hormiga.esteban: tía alba, tía alba, ten mucho cuidadocon lo que dices. yo no voy a permitirque por tu odio a maría lastimes a leonel.eso no te lo voy a perdonar, tía alba.nunca te lo voy a perdonar.leonel: me dio mucho gusto saber que--que su mamá salió biende la operación. ambos: muchas gracias.leonel: todos los gastos serán pagados por las empresassan román. lupita: no es necesario,la señora maría ya se hizo cargo de la cuenta.greco: claro que se lo aceptamos a la señora maría,con la condición de que nos permitiera pagarleen cuanto podamos. leonel: maríatiene un gran corazón. lupita: yo ya le ofrecídisculpas, pues por mi comportamiento con ella.greco: bueno, voy a ver si no se ofrece nada.con permiso, licenciado. leonel: pásale.[carraspea] ¿te sientes más tranquila?vamos a sentarnos. lupita: sí.sí, gracias a dios. también estoy contentaporque el señor san román ya está en su casa.leonel: ojalá que eso le sirva para restablecerse,no para tener más tensiones. lupita: ¿por qué?leonel: porque de alguna manera la presencia de maríava a provocar muchos problemas en esa casa.estrella: ¿dices que maría estaba abrazando a ángel?héctor: sí. pero lo más fuerte de todoes que lo llamó "hijo" y muy emocionada, estrella.estrella: bueno, ¿y eso qué? héctor: ¿cómo que eso qué,estrella? yo presiento algo.estrella: ¿algo, qué cosa? héctor: por favor, hermana,piensa un poco. si ángel no es nuestro hermanoy papá se empeñó en meter a esa mujer aquí en la casa...maría es la madre de ángel.esteban: maría. tan cerca y tan lejos.maría: esteban. tan cerca, tan lejos.estrella: ¿maría, la mamá de ángel?eso es absurdo, héctor. héctor: ay, por favor, estrella.piénsalo un momento. acuérdate, ¿qué dijo mi papá?que él hace muchos años había amado a maría,¿no es cierto? estrella: ok, pero--peroexplícame entonces por qué maría dejó a ángel en esta casa.¿por qué no se lo llevó con ella?héctor: pero por favor, estrella.¿a la cárcel? ¿cómo llevas un niñoa la cárcel? estrella: no, es que no,no puede ser. si fuera--si fuera ciertolo que dices, no--no habría sido necesarioque maría se casara con mi papá para confesar ese secreto.no, es que no, no puede ser. no tienes motivospara asegurar semejante cosa. héctor: no, no tengo motivos.pero sí tengo sospechas, estrella.estrella: no. héctor, no, no,maría no puede ser la madre de ángel.no, no puede ser. mira, por ahora tenemosque dejarnos de sospechas tontas y--y pensaren la forma de defender a ángel de esa mujer.porque nuestro hermano es tan ingenuo que cree todolo que le dice esa asesina. maría lo ha envueltode la misma manera que envolvió a mi papá.pero escúchame bien. por fortuna, tú y yo no estamosinfluenciados por ella. debemos evitar que maríanos destruya como familia.maría: héctor, buenos días. ¿ya te vas a la oficina?¿ya desayunaste? héctor: desayuné tempranopara no tener que verla en el comedor, señora.maría: no tienes que cambiar tus hábitos porque yo viva aquí.héctor: si usted no quería estorbar,no se hubiera casado con mi padre.maría: héctor, ¿por qué me tratas así?yo solo deseo tu bienestar, tu felicidad.¿recuerdas cuando nos conocimos en el elevador de aquel hotel?tú fuiste tan dulce, tan gentil conmigo.héctor: sí, señora. porque jamás me imaginésus intenciones. no sabía que estaba frentea una mujer sin corazón, sin sentimientos.que venía decidida a destruir nuestra vida,nuestro hogar. maría: no, no.eso no es cierto. yo jamás tuve esa intención.héctor: ya, por favor, señora. deje de hacerse la mártir, ¿no?ya consiguió lo que quería, así que por favor déjeme en paz.a fin de cuentas, ahora seremos una familia feliz.una familia feliz, donde la madrastraes una asesina.alba: [aplaude] bravo.muy bien, héctor. haces muy bienen no permitirle a maría que tenga un momento de pazmientras esté aquí. tus ataques y los de estrellaprovocarán que se vaya muy pronto de esta casa.>> buenos días. leonardo: adelante, doctorcito.greco: doctor, ¿qué tal? >> ¿cómo le va?socorrito, buenas noticias. veo que se está recuperandosatisfactoriamente. si sigue así,mañana podrá irse a su casa. leonardo: ¿de verdad,doctorcito? doctor: sí, de verdad--leonardo: qué alegría, qué alegría, amor mío.te prometo, socorrito, que te voy a pasear en brazospor todo xochimilco. te lo prometo, te lo prometo.socorro: [gime] ya quiero estar cercade mi gente, que es tan buena. y mi xochimilco con mis flores.ya quiero irme de aquí, sácame de aquí--leonardo: ya pronto, ya. socorro: sácame.leonardo: ya pronto, amor mío. socorro: gracias, doctor.>> uy, no han comido nada. yo les traje más salchichitas.doña socorrito siempre ha sido muy queridapor todos. así que no creo que nadiese niegue a participar. rufino: sí, ¿verdad?este--pues aprovechando de la bondad de los dos,quisiera pedirles un gran favor. duquesa: a ver.¿dinero, cuánto necesitas? rufino: no.bendito sea dios, ahorita el dinero pareceque ya no es problema. fíjese que quisiera pedirlea ver si mis chamacos se pudieran quedar aquíun ratito. es que tengo que ira ver al padre belisario.alba: voy a salir a comprar unas cosas para la reuniónde esta noche. ¿se te ofrece algo?esteban: no, no, gracias. ¿dónde está la tía carmela?alba: salió. ni siquiera dijo adónde.esteban: tía. antes de que te vayasquiero comentarte algo. alba: ¿qué cosa?esteban: en el hospital me enteré que ana rosaestaba esperando un hijo mío. alba: ¿qué?esteban: ana rosa esperaba un hijo mío.pero desgraciadamente lo perdió por todoslos problemas que hubo. eso me ha tenido muy agobiado.por favor, quiero que cites a demetrio en la casa,aquí cuanto antes. necesito que me digacuál es el estado de ana rosa y qué puedo hacer para ayudarla.alba: ¿estás seguro que ese hijo que ana rosaestaba esperando era tuyo? esteban: tía, por favor.alba: bueno, perdóname, esteban. pero ana rosa es capazde inventar cualquier cosa, con tal de conseguirlo que se propone. no se diga daniela,porque esa es peor que todas. mira, yo piensoque lo que tú deberías hacer-- esteban: perdóname,yo no te he pedido tu opinión, no te pedí tu consejo.por favor, quiero que cites a demetrio.eso es todo, ¿sí? alba: bueno, está bien,esteban, está bien. no te preocupes,esta noche vas a ver a demetrio. está invitadoa la reunión que tendremos aquí. con permiso.alma: lupita, qué sorpresa. ¿cómo sigue tu mamá?lupita: gracias a dios muy bien. por eso estoy aquí.mañana por fin la van a dar de alta.alma: ay, no sabes el gusto que me da.para tu tranquilidad, hoy solo vamos a trabajarmedio día. lupita: ¿y eso por qué?alma: van a festejar el cumpleaños de ángely que el señor san román ya está en su casa.ángel me invitó a su fiesta, pero no sé si ir.¿qué--qué me aconsejas?bruno: [piensa] debo buscar la manera de conseguirmis propósitos. no estoy dispuestoa perder por ningún motivo todo lo que ahora tengo.patricia sabía. ella sabía,que mi más grande temor es quedar en la miseria.por eso me atormentaba.¿qué haces, patricia? patricia: no tengas miedo.solo vamos a platicar un momento.¿ibas a buscar a tu adorada esposa fabiola?bruno: sí. patricia: mira qué casualidad.la acabo de ver en el bar del hotel con esteban.platicaban muy divertidos y muy juntos.bruno: no te creo. lo estás inventandopara molestarme. eres una víbora.patricia: ¿yo, una víbora? ¿por decirte que tu mujerestaba muy acaramelada con esteban?¿eh? pues si yo--pues si yo soy una víbora, tú eres un cornudo.ahora ves que tú y yo nos entendemos muy bien, bruno.tan bien, que estoy esperandoun hijo tuyo. claro que la estúpida de fabiolacree que ese hijo que espero es de esteban.pero tú y yo sabemos muy bien que no es así.bruno: perversa. de verdad eres una mujermuy perversa. patricia: no nieguesque te gusto. siempre he sabidocómo encender tu pasión. bruno: me arrepientode haber sido tu hombre. entiende.patricia: ahora te arrepientes. ¿eh?pues no fue lo mismo cuando te metiste a mi cuarto.¿a qué le tienes miedo? ¿a que fabiola te abandone?¿y te quedes en la calle? ¿eh?tu fortuna se inició cuando esteban te pagó,para que te casaras con fabiola. pero te puso una condición.si la abandonabas, tendrías que regresarletodo lo que te dio. es a eso lo que le tienes miedo.¿eh? quedarte sin un centavo,mi amor. bruno: no sabes cómome gustaría matarte. desaparecerte de mi vida,para siempre. patricia: ¿por qué no lo haces?esta es tu oportunidad. si me matas ahora,nadie sabrá que fuiste tú. hazlo.hazlo. hazlo.[ríe] ¿lo ves?sabía que no te ibas a atrever. eres muy cobarde.un despreciable cobarde. bruno: escúchame bien.aunque esta vez no me haya atrevido,puedo buscar otro momento para matarte.¿eh? patricia: cobarde.[música][música] fabiola: voy a salir, hermoso.¿en tu ritual? bruno: [ríe]sí. fabiola: ¿por quéte estás arreglando, adónde vas? bruno: a ver a maría.pero antes tengo un asunto urgente que resolver.fabiola: quédate quieto. ¿qué tipo de asunto, eh?bruno: digamos personal, belleza.fabiola: me choca cuando te pones misterioso.a ver, ¿para qué vas a ir a ver a maría?digo, si ese no es otro misterio, ¿verdad?bruno: fabiola, fabiola. confórmate con saberque iré a hablar con ella sobre algo que nos conviene.a todos. belleza, me voy a jugaruna carta que nadie se espera. fabiola: ¿por qué no mejorte explicas, sí? bruno: ya te enterarása su tiempo. fabiola: ya, ya.ya me enteraré, ¿no? ¿me permites, hermoso?bruno: chao, belleza.fabiola: maldita maría. quiero verla muerta.tan muerta como a patricia.patricia: vaya, no me digas que vienes de ofrecidaa buscar a esteban, ¿eh? ¿no tienes miedoque te rechace como siempre? fabiola: no te metas conmigo,patricia. patricia: mi querida fabiola,por lo visto no has entendido que soy una mujer muy superiora ti en todo. ya te lo había dicho antes.el hijo que espero es de esteban.así que puedes perder cualquier esperanzaque aún te quede. fabiola: ¿qué pasaríasi yo le contara a arturo lo que me acabas de decir?patricia: no te conviene hablar con mi marido.recuerda que si tú hablas, yo también hablaré.¿qué cara crees que pondrían todos los demáscuando se enteren que tú y brunotienen un hijo abandonado en una institución?fabiola: ¿qué? ¿cómo--cómo lo sabes?patricia: yo solo te advierto que tengas cuidado.sabes muy bien que no me tentaría el corazónpara decirle a todos lo de tu hijoy en qué institución está. fabiola: ¿por qué no te mueres,maldita? si yo tuviera la oportunidadte juro que te mataba. te lo juro.maría también merece morir.rebeca: ¿se le ofrece algo, seño--?¿señor? ¿señor?ay, no está. el señor san román no está.qué raro. ¿adónde pudo haber ido?belisario: habla, servando. ¿cuál es esa verdadque atormenta tu corazón? servando: yo conozco el nombredel asesino de patricia. belisario: ¿qué estás diciendo?servando: que yo sé, yo sé quién mató a patricia.conozco el nombre del asesino y se lo voy a decirahora mismo, padre.belisario: señor, yo sé quién es el verdaderoasesino de patricia. si os revelara su nombre,se acabarían todos los problemas de maría.[piensa] pero no puedo, no puedo.el secreto de confesión me lo prohíbe.mis labios están sellados, yo no puedo hablar.¿hay alguien ahí? ¿hay alguien ahí?contesten. ¿quién está ahí?[música][música] belisario: por favor, contesten.¿quién está ahí? hablen, contesten.rufino: ¡padre belisario! ¡padre belisario!belisario: eres tú, pulpo. acá estoy, en la sacristía.rufino: ¡padre! padre, buenas tardes.lo ando buscando por toda la iglesia.belisario: ¿fuiste tú quien hizo esos ruidos extraños?¿fuiste tú quien empujó la puerta?rufino: yo no, padre. yo acabo de llegar.belisario: pues alguien estuvo aquí hace unos instantes.alguien que no quiso mostrarse, ni decir quién era.pregunté, pero no me contestaron.rufino: ah, caray, padrecito. ¿quién sería?belisario: pues no lo sé. pero ¿estás seguro que no vistea nadie cuando entraste? rufino: segurísimo, padre.yo venía, lo andaba buscando por toda la iglesia.belisario: ah, pues todo esto es muy extraño, pulpo.no sé quién pudo haber sido. no sé.rufino: ¿se siente usted bien, padre?¿no quiere que vaya por un doctor?belisario: no, no, no, hijo, no es necesario.solo me voy a sentar un momento para reponerme.rufino: siéntese usted, padre. pero ¿por qué se asustó tanto,padre? en caso de que alguienhubiera estado aquí, pues pudo haber sidoalguno de los fieles de la parroquia, ¿no?belisario: no, no lo creo. un hombre de dios como yopresiente el mal. y el mal acaba de estaren este lugar. alguien con muy malasintenciones acaba de estar aquí para hacerme daño.rufino: ay, dios. ¿a usted?pero si todos aquí en xochimilcolo queremos mucho, padre. belisario: tú lo has dicho,aquí en xochimilco. seguramente la presenciaque me acechaba hace un rato no era de aquí, estoy seguro.rufino: ay, dios.lupita: aquí está su café, señor.leonel: gracias, lupita. lupita: no sabe qué gusto me diosaber que regresaba a trabajar con nosotros.leonel: yo también estoy contento.esta empresa es-- es mi vida.y los san román son mi familia. lupita: hablando de familia,quería decirle que mañana van a dar de alta a mi mamáy en xochimilco habrá un festejo para recibirla.¿le gustaría acompañarnos? leonel: me encantaría.aunque no te puedo asegurar nada porque mañanase va a dar lectura al testamento de servandoy tengo que estar presente. lupita: lo entiendo.leonel: pero si salgo temprano, te prometo que voy a estar ahícon ustedes. y además lo voy a hacercon mucho gusto.rufino: mañana es la lectura del testamento de servando y--¿yo tengo que estar ahí, padre? belisario: así es, hijo.leonel me llamó temprano para decirme que te avisara.rufino: ay, qué me dejaría mi hermanastro de herencia.belisario: lo único que puedo decirtees que te vas a llevar una gran sorpresa.rufino: ay, padre. me conformo con queme haya dejado algo de dinero. digo, no mucho.nada más que me alcance para contratar un buen abogadoy poder recuperar a mi hijo el panzas.digo, alguito de dinero, porque yo vi la casade mi hermano muy amolada. o sea que dinero, dinero,pues no creo.alba: vaya, por fin regresaste. carmela: fíjate,cuando llegué pregunté por ti, pero tampoco estabas.alba: tenía algo que hacer. y además, comprar cosasque faltaban para la fiesta de esta noche.¿qué estabas guardando, carmela? carmela: ¿eh?mi alhajero. es que pensaba sacarunas joyitas para-- para lucirlas en la fiestade esta noche. alba: ¿dónde están?porque no veo que hayas sacado nada.carmela: lo que pasa es que preferí,que este--¿cómo se llama? quedarme con las que traigopuestas. alba: ¿por qué estástan nerviosa, carmela? carmela: ¿yo?, para nada.¿cómo crees? oye, por cierto,supe que fuiste al banco para averiguarpor qué me habían hablado por teléfono.alba: sí, y me dijeron que todo estaba en orden.carmela: alba, ¿por qué me espías?¿por qué no confías en mí? alba: porque una vezme engañaste. con algo muy grave.¿o ya se te olvidó? carmela: no,no se me ha olvidado. pero fíjateque tampoco se me ha olvidado que tú tambiénhace algún tiempo me engañaste como--con algo igual,o peor todavía. ¿a ti también ya se te olvidó?alba: no. lo recuerdo perfectamente.por eso tú y yo jamás debemos engañarnos,carmela. tenemos que decirnos la verdadsiempre. siempre, ¿entendiste?carmela: sí, alba. lo que tú digas.[llaman a la puerta] alba: adelante.rebeca: disculpe. solo quería avisarlesque ya regresó el señor esteban. alba: ¿esteban salió?rebeca: sí, salió sin avisar. pero ya está en su recámara.con permiso. carmela: ¿adónde habrá idoesteban?esteban: [gime]alba: esteban, rebeca nos dijo que saliste.esteban: sí. sí, efectivamentesalí a caminar un poco. alba: ¿adónde?esteban: por aquí cerca. carmela: oye.estebancito, mi hijo, no debes todavía salir solo.esteban: ya les dije que me siento mejor.solamente voy a reposar un rato para estar listopara la reunión, ¿sí? por favor,cuando salgan cierren la puerta. gracias.carmela: creo que quiere que nos vayamos.que pases, este-- esteban: gracias.carmela: un bonito sueño, ¿eh? esteban: gracias.maría: me da tanto gusto que sigas bien, socorro.te prometo que en cuanto tenga oportunidad, te iré a ver.claro que sí. salúdame a tu marido y a greco.no, no, no. no tienes nada que agradecer.hasta luego. [suspira]gracias a dios, socorro se está recuperando.vivian: yo también me alegro mucho, maría.maría: no cabe duda que aun de lo malo,sale algo bueno. vivian: ¿por qué lo dices?maría: lupita siempre me había visto con recelo.por alguna razón que nunca entendí,yo no le simpatizaba. ahora con la enfermedadde su mamá, lupita y yo tuvimos la oportunidadde acercarnos. estoy convencidade que nuestra relación va a ser mucho mejorde ahora en adelante. vivian: ay, qué bueno, maría.lupita es una muchacha muy noble.[llaman a la puerta] maría: bruno.¿con qué derecho entras así a mi oficina,sin mi permiso? bruno: vengo a tratar un asuntoque nos interesa mucho a los dos.vivian: bueno, yo los dejo para que hablen a solas.permiso. chao.maría: habla. y sé breve, porque tengomuchas cosas que hacer. bruno: vengo a proponerteun trato. un trato muy simple.quiero que te vayas de méxico.>> ana rosa, tienes una visita. ana rosa: ¿quién vino a verme?demetrio: yo, tu tío demetrio. tenía tantas ganas de verte.no sabes cómo te he extrañado. [música][música] maría: no cabe dudaque estás loco. ¿de dónde sacaste esa ideaque me voy a ir de méxico sin limpiar mi nombre,y sin recuperar a mis hijos? no, bruno.yo he luchado muy duro para llegar hasta aquíy ahora no voy a renunciar solo porque tú me lo pides.bruno: no, yo no te estoy pidiendo nada.lo que vengo a proponerte es un trato.tú te vas y yo no hablo. maría: sigues siendo el mismosujeto despreciable de siempre. ¿qué es lo que dirías?¿les contarías la verdad a mis hijos?quizá hasta me harías un favor. haz lo que quieras, yo no estoydispuesta a ceder a tu chantaje. además, tú tambiéntienes mucho que perder. como eres tan cobarde,no te vas a arriesgar. bruno: puedo jugármela.maría: ¿de verdad crees que voy a renunciar ahora?pasé 20 años en la cárcel y ahí aprendí a arriesgarme,a apostar todo por una pequeña esperanza.no, bruno, estás muy equivocado.no me voy a ir de méxico. y ahora, sal de mi oficinay no regreses más. bruno: maría.¿leonel sabe que tú mataste a su madre?>> bueno, los dejo. si algo se les ofreceestoy afuera, ¿ok? con permiso--demetrio: gracias. gracias, señorita.ana rosa: ¿qué quieres? demetrio: ya te lo dije.quería verte, te he extrañado mucho.ana rosa: no me toques. vete, vete o hablaré con mi tíadaniela y le contaré todo. demetrio: pues no te creerá.recuerda que casi enloqueciste como tu madre.será mi palabra contra la palabra de una loca.ana rosa: ¿por qué no me dejas en paz?demetrio: bueno, bueno, bueno. pues porque, porque--me sigues gustando. ana rosa: no, no, no.no me toques. no te atrevas.demetrio: no finjas, ¿eh? sé que lo disfrutasigual o más que yo.maría: así que este es el golpe que guardabas.bruno: solo tomo mis precaucionespara defenderme. con tu llegada,las cosas han cambiado. y no voy a permitirque me destruyas, ni que destruyas mi mundo.maría: yo no vengo a destruirlos,vengo por la verdad. una verdad que a uno de ustedesle aterra que se sepa, pero la voy a descubrir.bruno: no me importan tus razones.mi futuro depende del mundo que creamos,después de que tú te quedaste en la cárcel.así que ahora no voy a arriesgar nada por ti, ni por salvarte.sálvate tú sola. maría: lo haré.no olvides que yo también sé luchar.ven conmigo. ¡que vengas, te digo!bruno: ¿adónde, maría? maría: vamos a decirlede una vez a leonel que yo fui acusadade asesinar a su madre. vamos, te estoy esperando.sabía que no tendrías el valor. esteban quiere a leonelcomo un hijo. tú te ganarías el odioy el desprecio de esteban, si por tu culpaleonel sale lastimado. eres audaz, bruno.pero no sabes jugar tus cartas. apostaste demasiadosin tener buen juego en las manos.para otra vez, piensa mejor las cosas.y ahora vete de mi oficina. ¡vete de mi oficina!ahora ya sé que bruno me ha declarado la guerra.buenas noches.ángel: hola, buenas noches. maría: buenas noches.ángel: ¿quiere que le presente a los invitados?me gustaría presentarles a maría,es la esposa de mi papá. maría: me da gustoverlos acompañando a ángel. están en su casa.>> gracias. ángel: con permiso.alba: ¿ya vieron a maría? se desenvuelve como dueñay señora de esta casa. qué pena me daque en tan pocos días su madre haya quedadorelegada al olvido.estrella: [susurra] no intente comportarse como una gran señoraporque no lo es. ángel: estrella--estrella: déjame hablar. una asesinajamás será respetable. y usted es una asesina.y por eso no vale nada. maría: estrella,te ruego que te comportes. estamos celebrandoel cumpleaños de ángel. tu hermano no mereceque le eches a perder su fiesta, ni que lo avergüencesdelante de sus invitados. estrella: ¿sabe qué?este es el mejor momento para que todos se enterende la clase de mujer que es usted.leonel: ¿qué pasa? ¿qué pasa aquí--?estrella: nada, nada. solamente estoy poniendoa esta mujer en su lugar. maría: estrella, por favor--estrella: no me toque. me repugna.leonel: salgamos de aquí. estrella: no, aún no termino.leonel: ya basta, estrella, por favor.estrella: deja ya de defenderla, leonel.leonel: compórtate, estrella. avergüenzas a ángel,nos avergüenzas a todos. alba: más deberías avergonzartetú por defenderla. dime una cosa, leonel.¿te has preguntado alguna vez a quién mató maría?leonel: no necesito saberlo. me basta con saberque es inocente. alba: pues aunque no quieras,lo vas a saber ahora mismo. te vas a enterarde una vez por todas a quién asesinó maría.

Cargando Playlist...