null: nullpx
Cargando Video...

La Madrastra Capítulo 36

Fabiola le asegura a María que Alba y Carmela son las responsables de la muerte de Patricia. Daniela le pide a Ana Rosa que se case cuanto antes con Esteban. Ana Rosa teme perder a su bebé tras ser atropellada por un ciclista.
2 Sep 2021 – 12:00 AM EDT
Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta... leonel: ¿cómo está maría?esteban: bien, bien. héctor: ¿y qué?¿están disfrutando mucho la estancia en la cabaña, papá?esteban: sí, la estamos disfrutando mucho.hasta pronto, adiós.si supieran lo que está pasando. ángel: y estando las empresassan román interesadas en su propuesta,les solicitamos nos envíen lo antes posible--un informe detallado sobre el proyecto mencionadopara poder agendar una reunión y hablar sobre el asunto.sin más por el momento, etcétera, etcétera, etcétera.alma: voy a pasarlo en limpio. ángel: cuidado.alma: discúlpeme. ángel: fue mi culpa.¿por qué no me hablas de tú? alma: no puedo.eres mi jefe. ángel: ese no es motivopara que me trates con tanta formalidad.¿y qué te parece si para tomar confianza, nos vamos a...a tomar un café? alma: usted...¿me está invitando a salir? ángel: sí, ¿aceptas?alma: pues sí, claro que sí.carmela: ¿de veras, maría, alguien entró a tu habitación?maría: sí, alguien entró a mi habitacióncon la intención de hacerme daño.alba: espero que ahora no vayas a culparnos a nosotros.maría: no sería la primera vez que lo intentan.daniela: ¿por qué dices eso? maría: en otra ocasión,alguien intentó atropellarme y el envenenamiento que sufriógerardo estaba destinado a mí. bruno: ¿cómo puedes asegurareso? el doctor dijo claramenteque fue envenenamiento por mariscos.maría: pero yo me quedé con muchas dudas.fabiola: ya, deja de alucinar, ¿sí? ¿qué?¿piensas que nosotros queremos matarte?ay, por favor, no te creas tan importante.¿qué vamos a ganar con eso? maría: dímelo tú, porque fue amí a quien le ofreciste la copa que accidentalmentetomó gerardo. fabiola: te informo que yo noserví las copas, ¿mm? no, además, demetrio,bruno y daniela también entraron a la cocina.daniela: ¿cómo te atreves? fabiola: ¿cómo me atrevo a qué?daniela: me estás culpando-- esteban: basta de discusiones.te advertí que estabas jugando un juego muy peligroso,así que por tu propio bien deja ya este juego antesque alguien salga lastimado. maría: ¿te preocupalo que me pase? esteban: por supuesto.de la misma manera que me preocupa lo que le pasea los demás. maría: ¿de veras quieresque este peligroso juego termine?esteban: nada me haría más feliz.maría: entonces, cásate conmigo.daniela:: ¿qué?esteban: por favor, maría. maría: te lo he dicho muchasveces, a mí solo me importa recuperar a mis hijos.si te casas de nuevo conmigo, olvidaré mis deseosde hacer justicia. y haré a un lado el crimende patricia para concentrarme exclusivamente en ganarmeel cariño de mis hijos. la decisión es tuya, esteban.si me dices en este momento que te casas de nuevo conmigo,arrojaré este diario al fuego y jamás me volveré a acordarde él. te lo juro,me olvidaré de todo. la decisión está en tus manos.¿aceptas o no? esteban: ¿cómo te atrevesa proponerme algo así? maría: tú quieres que los dejeen paz, que ya no siga investigandoquién mató a patricia, que no descubra los secretosde todos, pues entonces esa es mi condición.contéstame de una vez si aceptas.esteban: no. no acepto.me voy a casar dentro de un mes con ana rosa.maría: muy bien. ya tomaste una decisión,y al hacerlo los hundiste a todos.con permiso. voy a seguir leyendo el diariode patricia. aún hay muchas cosasmuy interesantes que descubrir.servando: esteban. esteban: no, no me digan nada.no pienso cambiar de opinión. me voy a casar con ana rosa.está decidido.lupita: ¿para qué te quería ángel?alma: eh, me dictó una carta que ahora tengo que pasaren limpio. lupita: ¿qué crees?me llamó vivian. me dijo que iba a andarcerca de aquí y quiere que la acompañemos al súper.quedé de vernos con ella a la salida del trabajo.alma: ¿hoy? lupita: sí, ¿acaso ya tienesalgún compromiso? alma: no, este, no.ay, más bien quiero decir sí. lupita: porfi.alma: sí, tengo un compromiso. lupita: ¿con quién?alma: con mi familia, que viene de zacatecas.lupita: bueno, no te preocupes. yo acompaño a vivian.alma: gracias.[piensa] me chocan las mentiras, pero ¿cómo les digoque me invitó a salir el hijo del dueño?bruno: caray, esteban. pienso que no debistehaber echado en saco roto lo que maría te propuso.esteban: no estoy dispuesto a ceder a sus presiones.carmela: pero, estebancito, piénsalo, mi hijo, fíjate--esteban: ¿qué prefieren ustedes? ¿que yo me case con maría?carmela: sí. demetrio: tampoco lo digas así.lo que pasa es que nos preocupa tu tranquilidad.y si con esa boda maría, bueno-- daniela: demetrio, mi amor.fabiola: danielita, ¿te puedes dejar de falsedades,por favor? también está en juegotu propia tranquilidad. daniela: ¿por qué?yo no hice nada que me quite el sueño.bruno: ya, ya, no discutamos. ¿para qué tanta discusión?el único que debe decidir es esteban.esteban: está decidido. en un mes me voy a casarcon ana rosa y es mi última palabra.alba: no puedo creer que estén considerandoapoyar la propuesta de maría, no lo puedo creer.servando: no es tan mala idea. sobre todo si con esa bodamaría se olvida de toda esa tonteríasobre el diario de patricia. carmela: yo estoy totalmentede acuerdo con servandito y voy a explicar por qué.si esteban se casa con esta maría,quedaría a salvo el verdadero asesino.bueno, esto suponiendo, ¿verdad? que--que maría no haya sidola que mató a patricia. ya no sé.héctor: oye, ¿por qué nunca regresaste a la cabañade tus papás? leonel: [suspira]por los recuerdos. cada cosa que hay en ese lugarme haría acordarme de ellos y no quiero sufrir.héctor: bueno, ¿y entonces por qué no vendes la cabaña?leonel: tengo la esperanza que algún día podré entrarde nuevo, por eso la conservotal y como estaba cuando ellos vivían.héctor: dime una cosa, leonel. ¿no te piensas casar?leonel: no lo sé. la única mujer que de verdadme ha interesado no me corresponde.héctor: maría. leonel: sí, maría.héctor: ¿hasta cuándo vas a seguir con esa locura, leonel?leonel: no es ninguna locura y no pienso darme por vencido.héctor: pues es que, la verdad, yo no sé ni qué decirte.leonel: mira, casarme con maría es mi mayor anheloy si para eso tengo que dejar de trabajar en esta empresay alejarme de tu familia, lo voy a hacer, héctor.estoy dispuesto a todo con tal de casarme con maría.maría: si te casas de nuevo conmigo, olvidaré mis deseosde hacer justicia. y haré a un lado el crimende patricia para concentrarme exclusivamente en ganarmeel cariño de mis hijos. esteban: si yo aceptara casarmede nuevo con maría... pero no.no, eso es una locura. voy a casarme con ana rosa.maría: [piensa] con ana rosa como dueña y señorade la mansión san román me será más difícilrecuperar a mis hijos. fabiola: maría,¿saliste a tomar aire? me imagino que lo necesitaspara no ahogarte con la tensiónde esta situación. maría: fabiola, no me hablescomo si realmente te preocuparas por mí.sé muy bien que nada de lo que me pase te interesa,siempre me has visto como una rivaly no creo que con los años hayas cambiado.fabiola: es cierto. tienes toda la razón, maría.no me interesa nada de lo que te pase,pero, bueno, no por eso voy a dejar de reconocerque eres muy valiente. vine a buscarte para decirteque ya tienes que buscar más al asesino de patricia.es evidente que fueron alba y carmela.maría: ¿y por qué ellas y no tú? fabiola: porque ellas sabenquién es la verdadera madre de ángel.maría, por dios. es un secreto que han guardadocelosamente durante todos estos años.solo que patricia también lo sabía,seguramente por eso la mataron, para que nadie se enterara.maría: ¿y por qué no debo pensar que tú eres la asesina?patricia, a través de su diario, los acusa a todosdesde su tumba. fabiola: ay, maría, por favor,no digas tonterías, ¿sí? digo, yo no tengo ningún motivoni lo tuve para desear la muerte de patricia.maría: pues yo estoy enterada de que la odiabas,la odiabas porque la veías como una rival.así que cuídate, fabiola, porque si tú la mataste,te voy a descubrir.leonel: no insistas, héctor. no me vas a convencer.héctor: es que no entiendo, leonel, habiendo tantasmujeres, ¿por qué te vas a fijar en maría?leonel: mira, mejor dejemos ese tema a un lado.no quiero discutir más. yo respeto tu relaciones,jamás te he dicho nada sobre maribel.héctor: no, no, es muy distinto, maribel es de mi edad.la conocemos desde hace muchos añosigual que a su familia. [celular]espérame. sí, buenas tardes, licenciado.¿cómo ha estado? sí, claro, yo lo entiendo.no, no, yo le aseguro que estoy buscando un socio,pero no ha sido nada fácil. mire, usted deme un pocomás de tiempo y si no consigo interesar a nadie,pues entonces estará usted en todo su derecho de ofrecerlela franquicia a otra persona. le agradezco mucho, licenciado.gracias, hasta luego. leonel: ¿qué pasó?¿le van a ofrecer la franquicia que te interesa a otra persona?héctor: sí, sí, sí, hace tiempo que me la ofrecieron,pero es que no consigo un socio, leonel.leonel: tu harás a un lado tu orgullo y habla con tu papá.que te preste el dinero que necesitas,al final de cuentas es un préstamo,se lo vas a pagar. héctor: no, leonel, últimamentehe tenido muchas diferencias con papá y no tengo carapara llegar a pedirle dinero prestado.y si no consigo un socio, ni modo,aunque me duela, que le ofrezcan la franquiciaa alguien más.ana rosa: ¿todavía no sabes cuándo regresas?daniela: pues es posible que mañana temprano.ana rosa: ay, bueno, ya luego me platicaras cómo te fue,por lo pronto te comunico que mandé a pedir sugerenciaspara el banquete de bodas. en cuanto llegues quieroque me acompañes al menú de degustación.daniela: pues, sí, bueno, ya nos pondremos de acuerdo.ana rosa: tía, te oigo muy seria, ¿pasa algo?daniela: no, prefiero contártelo personalmente.¿algo más? ana rosa: bueno, estaba pensandohablar con el padre belisario para que nos casepor la iglesia. daniela: ¿esteban te dijoque se casarían por la iglesia? ana rosa: no,pero como su esposa murió, no hay nadaque lo impida. daniela: nunca has sidocreyente, ¿por qué ese empeño? ana rosa: es que se ve muchomás lucidor. no es lo mismo una ceremoniapor lo civil que por la iglesia. además, me encantaráhacer enojar a estrella. hoy se me ocurrióir a visitarla y la muy imbécil me trató con la punta del pie.ahora quiero regresarle la humillación.ya me imagino la cara que pondrá cuando me vea salirde la iglesia del bracito de su papito.¿bueno? ¿tía?¿tía daniela, me escuchas? daniela: sí, sí, sí, ana rosa.aquí estoy. es que me quedé pensando...en vez de casarte por la iglesia debes adelantartu boda civil. ana rosa: ¿por qué lo dices?daniela: tú hazme caso. adelanta la boda.ana rosa: solo dime una cosa, ¿maría tiene algo que ver?daniela: maría tiene mucho que ver.maría es ahora más peligrosa que nunca.ana rosa: no te preocupes, tía. ya verás que cuando yome decida a pelear, no habrá nadieque me quite a esteban. nadie.[música][música]maría: [resuella] bruno: maría, me alegrode encontrarte a solas porque quiero hablar contigo.maría: dime, te escucho. bruno: bueno,pensé que no estaría de más repetirte que puedes confiaren mí. y de nuevo me ofrezcode todo corazón a ayudarte. maría: dime una cosa, bruno.¿tú sospechas de alguien en especial?bruno: sí, de daniela. a mí nunca me ha engañadocon su carita de mosca muerta. esas son las más peligrosas.estoy seguro que daniela es una mujer sin escrúpulos.maría: ¿por qué lo dices? bruno: bueno,eh, no sé si sabes que demetrio estaba casadocon la hermana mayor de daniela cuando la conoció.un buen día esa hermana murió en circunstancias muy extrañas,que nunca se aclararon. y pues así, después del sepelio,daniela y demetrio se comprometieron para casarse.y, bueno, pues, a mí se me quedó la espinitade que ahí hubo algo raro. y que seguramente patricialo sabía. maría: ¿quieres decirque entre los dos mataron a la hermanade daniela para--? bruno: no, no, no, no, [chista]no, no, no, momentito. yo no estoy afirmando nada,simplemente te estoy dando pistas para que inclinestu balanza para el lado correcto y no en el mío.porque yo no he hecho nada malo. maría: en lo único que tienesrazón es en que daniela aparenta fragilidad e inocencia,pero es tan hipócrita como todos ustedes.¿qué pensabas, bruno? ¿que por venir a delatara daniela yo te voy a borrar como sospechoso del crimende patricia? pues estás muy equivocado.eres tan sospechoso como todos los demás.bruno: yo no-- maría: tú igual que todoshan cambiado de actitud desde que se enteraronque encontré el diario de patricia.¿y sabes qué? ¿sabes qué? ya estoy cansadade tanto cinismo y de tanta falsedad.prefiero mil veces que se quiten las caretasy se declaren abiertamente mis enemigosa tener que soportar todo ese cinismo.ahora ve y avísale a todos los demásque esta va a ser la última noche en esta cabaña.y que yo, yo--yo, voy a estar preparada por si alguienintenta entrar a mi cuarto con intenciones de matarme.bruno: estúpida. cree que me tiene en sus manos,pero no me conoce. ni ella ni nadiesaben de lo que soy capaz.esteban: no, por la lluvia, los caminos se inundarony por eso no me he podido regresar.ana rosa: te extraño tanto que quisiera poder estar a tu lado.esteban: bueno, nos vemos mañana mismo si dios quiere.ana rosa: contaré las horas, mi amor, hasta mañana.esteban: adiós. [llaman a la puerta]adelante. daniela: ¿puedo hablar contigo?esteban: sí, por supuesto, pasa. daniela: gracias.esteban, eh, quizás voy a ser un poco imprudente.por favor, discúlpame, pero es que me--me quedépensando en la propuesta de maría.esteban: yo no voy a casarme con ella, ya lo oíste.daniela: qué bueno. bueno, me inquieta otra cosa,es que ana rosa desea casarse por la iglesia.esteban: eso no va a ser posible y tú lo sabes bien.daniela: bueno, es que ella como toda mujer tienela ilusión de casarse de blanco, entrar a la iglesia, ¿verdad?¿qué le vas a decir para desengañarla?esteban: simplemente no tengo planeado matrimonio religioso,ni con ella ni con nadie. daniela: ¿y si ana rosa insiste?esteban: convéncela de que solo nos vamos a casar por lo civil,¿sí? carmela: qué silenciohay en la cabaña, ¿verdad? alba: hasta parece una tumba.carmela: alba, no digas eso. ¿tú crees que este arturohaya esparcido las cenizas de patricia por aquíy que por eso se nos anda apareciendo?alba: por favor, carmela, ¿cómo puedes creeren esas cosas? no seas tan estúpida.además no lo sé ni me interesa. carmela: se me hace que--que estás preocupada, ¿verdad? por lo que maría le propusoa esteban. ¿tú crees que él aceptefinalmente casarse con maría? a la mejor no es mala idea,así al menos no se conocería tu secreto.alba: no soy la única que tiene un secreto.así que mejor cállate, carmela. porque ni a ti ni a mínos conviene que se sepa que patricia nos chantajeaba,que nos amenazaba con revelar quién de las doses la verdadera madre de ángel. carmela: no.ese secreto no debe conocerlo nadie nunca.servando: me dijo bruno que estabas aquí.maría: ¿no te dijo también que esta noche dormiréencerrada con llave para no darles oportunidadde que intenten hacerme algo de nuevo?servando: no cabe duda que estás paranoica.maría: ¿de verdad lo crees? dime, servando,si tuvieras que acusar a alguien del asesinatode patricia, ¿a quién acusarías?servando: a demetrio. maría: ¿por qué?servando: patricia lo chantajeaba.le sacaba dinero para no contarle a estebansobre un fraude que demetrio cometió hace muchoen la empresa. maría: qué interesante.pero según sé, patricia también te extorsionaba a ti,te sacaba dinero para no decirle a estebanque habías intentado abusar de mí.servando: maría, no puedes culparme de eso.desde que te conocí, enloquecí. maría: ese no es ningúnpretexto. pero además tú sabías muy bienque yo no maté a patricia y en el juicio declarasteen mi contra, me hundiste al decirque me habías visto entrar al cuarto de patriciacon una pistola en la mano y eso no era cierto.servando: no entraste con una pistola en la mano,pero podías llevarla en tu bolsay matarla cuando estabas dentro del cuarto a solascon ella. maría: yo entré a su habitacióncuando escuché un disparo. pero si me viste entrar,es que estabas espiando y si tú no la mataste,tú viste entrar al asesino. servando: no, no, no voya contestar a eso. maría: escúchame bien, servando.no solo vas a cargar en tu consciencia la muertede patricia, sino también la mía.porque ahora que empecé, nadie va a detenerme.voy a encontrar al verdadero asesino,aunque pague con mi propia vida.[música][música]socorro: ¡carlos! carlos: pero ¿qué haces aquí?socorro: no me hables de tú. vine a hablar contigo.carlos: está bien, ¿qué--qué se le ofrece, eh?socorro: se trata de tu padre. carlos: otra vez con lo mismo.socorro: no puedo creer que tu padre no te importe.el pobre sufre mucho por tu desprecio,por su desamor. carlos: este no es el mejorlugar para hablar de eso, ¿ok? socorro: carlos, ¿te preocupaque te vean conmigo? ¿o que sepan que tu padreestá vivo? carlos: mire, yo no tengopor qué darle cuenta de mis actos a nadiey mucho menos a usted, ¿está claro?socorro: quieras o no, ahorita mismovamos a ver al pulpo, ¿oíste? carlos: vamos a ver al pulpo,vamos a ver al pulpo.ángel: alma, hola, ¿qué tal? habla ángel.alma: sí. ya vamos a salir.ángel: ¿ah, sí? bueno, perfecto.entonces nos vemos en el restaurantede la esquina. alma: sí, ahí estaré.lupita: ¿era alguien de tu familia?alma: sí. leonel: hasta mañana.lupita: que le vaya bien. alma: hasta mañana.lupita: ¿te das cuenta? ni siquiera me mira.soy como un mueble más de esta oficina.alma: pero tú me dijiste que te invitó a cenar.lupita: sí, pero fue porque se sentía muy solo.como era el aniversario de la muerte de su mamá,necesitaba alguien con quien hablar,yo o cualquiera, era lo mismo. alma: no hables así.lupita: es la verdad, qué le vamos a hacer.bueno, me voy porque me está esperando vivian,luego nos vemos. alma: que les vaya bien.héctor: estrella. estrella,¿qué pasa? ¿por qué no quieres salirde tu recámara en todo el día? estrella: no me siento bien.héctor: ¿no te sientes bien o--o estás triste?estrella: lo que sea es mi problema, no el tuyo.héctor: no, no, no me hables así que soy tu hermano mayor.y en ausencia de papá te puedo dar tus buenascachetadas.estrella: héctor, ¿qué se siente cuando unose enamora? héctor: uy, ¿qué se sientecuando uno se enamora? ay, hermanita,estás peor de lo que yo pensaba. estrella: te estoy hablandoen serio. héctor: pues no sé, yo nuncame he enamorado, ¿tú sí? estrella: no, tampoco lo sé.héctor: a ver, cuéntame. ¿extrañas a alguieno quieres ver a alguien?estrella: sí, extraño a greco. héctor: ¿lo extrañas a greco?pero ¿para qué lo quieres ver? según me dijo rebeca,no va a regresar a la casa hasta que tú le desexplicaciones. ya parece que tú vas a ira buscar a ese insolente. estrella, por favor.estrella: para tu información yo fui a buscarlo y no para darleuna explicación, sino para pedirle una disculpaporque, sí, me porté muy grosera con él.pero cuando llegué a su casa, greco estaba saliendocon la amiga de maría. héctor: ¿con vivian?estrella: sí. me dio mucho coraje.héctor: ¿sabes quién hablo conmigo?carlos. me dijo que está muy enamoradode ti. estrella: no me hablesde carlos. héctor: ¿qué te pasa? ¿por qué?estrella: porque no. y si me disculpas, yo no--no quiero ver a nadie. por favor, vete.héctor: qué humorcito, hermanita.estrella: [llora] héctor: nos vemos después,no te preocupes.estrella: ay, ¿qué pensaría héctor si supiera que me acostécon carlos? ay.[música][música] demetrio: ¿así que a rufinosánchez le apodan el pulpo? muñoz: sí, jefe, lo he estadobuscando por todo xochimilco. ¿sabe qué? a mí me lateque se me está ocultando. demetrio: no, pues entoncesofrezca una recompensa para quien dé informaciónpara encontrarlo. haga lo que sea.tengo que hablar con ese hombre antes de que lo encuentreel otro investigador. muñoz: sí, está bien.en cuanto alguna novedad me reporto con usted.sí, no se preocupe. está bueno.bruno: ¿con quién hablabas? demetrio: me asustaste.con muñoz, con el investigadorque contratamos. aún no encuentra al hermanastrode servando. en cuanto regresemosa la ciudad, tú y yo vamos a ir a xochimilcoa buscarlo. fabiola: ya me quierolargar de aquí, no soporto estar en este lugarun minuto más. oficial: buenas tardes.bruno: sí, ¿qué se le ofrece? oficial: vine solamentea informarles que mañana la carretera estarádespejada, estamos trabajando a marchas forzadas.fabiola: gracias, muchas gracias por venir a avisarnos, oficial.oficial: con su permiso. fabiola: sí, es propio.otra noche más en esta maldita cabaña.bruno: belleza.¿tienes miedo de que el fantasma de patriciase te aparezca? fabiola: hermoso.no seas estúpido. yo no le tengo miedo a nadie,lo que pasa es que ya no tengo ropa.suéltame, quítate, quítate. bruno: [ríe]fabiola. esteban: servando, no tienesmuy buena cara, ¿te sientes bien?servando: ya tomé mis medicinas. esteban: será que necesitasun médico. servando: no, no te preocupes.fabiola: yo los veo, acaban de venir y dijeron que mañanaya se puede transitar por la carretera.servando: vaya, hombre, por fin. esteban: servando,dime cómo te sientes. ¿tú crees que puedas resistirhasta mañana o mando a traer un helicópteropara que te saque de aquí? servando: no, no, por favor.no te preocupes. ya me siento mejor.es--de vez en cuando tengo mis crisis,pero tomando mis pastillas logro controlarme enseguida.esteban: ¿estás seguro? servando: sí, no pienso morirmeen este lugar. fabiola: oye, ¿por qué no?ay, servando. una vez muerto podríasacompañar al fantasma de patricia.¿no te gustaría?demetrio: pues si servando muere antes de encontraral tal rufino sánchez, tú y yo nos quedamoscon sus acciones. bruno: ¿y cómo?en su testamento dice que le entreguen su fortunaa su hermanastro. y si nunca aparece,sus bienes pasarán a la empresa san román y sus socios.demetrio: pero ¿por qué conformarnos con una rebanadadel pastel, con una parte, pudiéndonos quedar con todo?bruno: no sé. no es mala idea.pero tenemos que actuar con inteligenciapara que esteban no sospeche. demetrio: aquí lo únicoque cuenta es quedarnos con la fortuna de servando,aunque esteban se moleste. total, con ese dineroen nuestras manos, no necesitaríamos para nadaa las empresas san román. [truenos]socorro: y te tienes que portar bien con tu padre.no se te olvide que él fue el que te trajoaquí al mundo. carlos: ya estoy aquí, ya.socorro: buenas noches, joel. joel: buenas noches, socorro.¿y tú? qué milagro que te veo, carlos.carlos: pues mírame bien porque es la última vezque vengo a esta pocilga. háblale a mi papá.[gritos] duquesa: fue maravilloso,la primera vez que ganamos tanto dinero.carlos: ¿para esto vine? ¿para ver a mi padre vestidode mamarracho? pulpo: hijo, carlos,déjame explicarte-- carlos: no, no, no, no tienesque explicarme nada. todo está perfectamente claro.socorrito me dijo que estabas sufriendo,pero ya me di cuenta de cuánto sufres.duquesa: no le hables así a tu padre.carlos: usted no se meta en lo que no le importa.duquesa: sí, me importa. no te atrevas a alzarmela mano a mí. carlos: no cabe duda.todos ustedes, todos son tal para cual.duquesa: ¡cállate! pulpo: hijo carlos,carlos, carlos, carlos. socorro: ya, ya, ya.por favor, siéntese. ya, por favor, ya, ya.pulpo: carlos. duquesa: me vas a tenerque perdonar, pero ese hijo-- pulpo: mi hijo.duquesa: se merecía esa cachetada y más.desde que nació debiste triturarlo, triturarlo.socorro: ¿por qué siguen jugando? ¿por qué?se lo traje, se lo traje. ¿por qué siguen jugando?pulpo: ya, ya, ya, no se preocupen, ya.no es su culpa que-- que mi hijo no me quiera y que--que se avergüence de mí. socorro: el juego, el juego,el juego, el juego.ángel: disculpa que no te haya invitado a otro lado,pero como no manejo. alma: ay, no te preocupes.ángel: ¿vives con tu familia? alma: no, vivo en una pensión,mi familia está en zacatecas. vivian: almita, almita.uh, ¿esta es tu familia de zacatecas?[música][música] vivian: ay, alma, no entiendo,muchacho guapo, ¿por qué mientes?alma: por favor, vivian, después hablamos.ángel: ¿qué es lo que pasa? lupita: por favor, vivian,tampoco es para tanto. ángel: ¿alguien me puedeexplicar qué es lo que pasa? ¿qué es lo que está pasando?alma, alma. lupita: ángel, no te preocupes.yo te explico después. ángel: alma, alma.lupita: ángel. lupita: no debiste presentartecomo lo hiciste. fuiste muy indiscreta.vivian: ¿por qué? no lo hice con mala intención.lupita: seguramente a alma le dio pena contarnosque iba a salir con ángel. vivian: pues hizo mal.si somos amigas, las amigas no tienen secretos,he dicho. lupita: vivian, no todas somoscomo tú. tú sabes que yo amo a leonel,pero jamás lo voy a reconocer frente a él,porque me moriría de la pena. voy a amarlo siempre,aunque él no se entere jamás. vivian: pues así no vas a lograrnada, ni tu novio, ni una sonrisa, ni nada.verás, yo sé lo que te digo. se invitaron la cena, hombre.muy bien.esteban: ¿qué lees? maría: un libro de cuentos.se lo regalamos a leonel en un cumpleaños.en esa fecha yo estaba embarazada de héctor,éramos muy felices. esteban: en aquel entonces,yo te amaba tanto. maría: y yo a ti.esteban: queríamos tener una familia grande.tú habías sido hija única y yo tampoco tenía hermanos.teníamos tantos planes.daría cualquier cosa por volver el tiempo atrás,que nos volviéramos a amar como nos amábamos.maría: esteban. esteban: maría.>> aguas, aguas, aguas, aguas.>> señorita, ¿está bien? >> ¿está bien, señorita?>> señorita. >> señorita usted se me cruzó,¿eh? usted se me cruzó, ¿eh? >> una ambulancia,una ambulancia, rápido. señorita, tranquila, tranquila.ana rosa: [piensa] ¿y si pierdo este hijo que espero?no, no puede ser. no lo puedo perder,no lo puedo perder. [música][música]

Cargando Playlist...