null: nullpx
Cargando Video...

Imperio de Mentiras Capítulo 73

14 Ene 2021 – 12:00 AM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

adriana: sonia está en mi departamento.

josé luis: ¿qué dijiste?

adriana: que tengo a sonia escondida en mi departamento.

solamente hay un hombre cuidando la entrada.

josé luis, espérate, me dijiste que me ibas a--

a decir por qué estás trabajando

para eugenio serrano, ¿adónde vas?

josé luis: por dinero, por dinero. ¿por qué más

voy a hacerlo? porque el tratamiento de mi hija

y sus medicinas son muy caras. adriana: ¿qué? a ver,

no, tú empezaste a trabajar con eugenio antes de saber

que leslie tenía leucemia, no me estés mintiendo.

josé luis: no sé si antes o después.

siempre ha sido para proteger a mi hija.

vámonos, vístete. ayúdame.

tengo que ir por sonia. tengo que ganar tiempo.

adriana: claro, me trajiste aquí solamente para acostarte conmigo

y para sacarme información, ¿no es cierto?

josé luis: yo no te obligué a nada, tú eres una persona

adulta que puede tomar sus propias decisiones.

adriana, perdóname. perdóname, perdóname, por favor.

yo-- yo te amo.

te amo, te lo he dicho miles de veces.

de verdad, no sé cómo-- cómo hacerle para que me creas,

pero te amo. estoy en tus manos.

ya te lloré, ya te rogué, ya te supliqué.

prometiste que me ibas a ayudar. adriana: tú prometiste

que me ibas a decir en qué negocios sucios

estás con eugenio serrano, josé luis.

josé luis: ah, adriana.

¿de verdad quieres saberlo? ¿de verdad?

y si te lo digo, ¿qué vas a hacer?

eres policía. ¿vas a cumplir con tu deber?

carlos: ay, c----- ¿qué hago? ¿qué hago?

[jadea] [celular]

¿bueno? clara: ¿carlos? carlos,

soy clara, la amiga de leslie. ¿me puedes pasar a leslie,

por favor? carlos: leslie está desmayada.

no puede contestar. no sé qué pasó, estábamos bien,

y de repente... ya no quiso despertar.

clara: ¿dónde están? dime dónde están para poder ir.

carlos: estamos en mi casa. clara: carlos, sí, pero

¿dónde es tu casa? carlos.

¡carlos! ¡carlos, contéstame, por favor!

¡carlos! carlos: leslie.

leslie, mi amor. ¿estás bien?

leslie: sí. sí, sí, estoy bien.

no, estoy bien, estoy bien.

eugenio: esas son las reglas del juego.

o trabajas para mí... o te quedas fuera

de todos mis negocios. fabricio: papá, lo que quiero

que entiendas es que es cuestión de tiempo

para que tengan todas las pruebas listas

y vengan a detenerte. eugenio: trataste de robarme

asociándote con darío. y no te salió.

¿a qué quieres seguir jugando? fabricio: entiende, por favor,

que ya no controlas nada. es cuestión de tiempo para que

elisa se dé cuenta de todo. ya sabe que darío es tu hijo y

también sabe lo que le hiciste a sonia.

¿cuánto tiempo más crees que vas a engañar

a todo el mundo? eugenio: el tiempo que me dé

la gana. fabricio: ¿de verdad crees eso?

yo pude haberte hundido hoy con elisa.

le pude haber dicho toda la verdad.

eugenio: ¿y por qué no lo hiciste?

te cubriste las espaldas, ¿verdad?

sabes que si yo me hundo, tú te hundes conmigo.

no tienes otra salida. o trabajas para mí...

o te conviertes en mi enemigo.

elisa: marta, ¿qué pasó? marta: ay, pues.

se pelearon y-- ay.

elisa: ¿dónde está majo? marta: en su recámara.

pero está muy asustada, está encerrada.

elisa: ¿y renata? marta: también está en

su recámara. elisa: ay, no puede ser.

victoria: ¿qué pasó con renata? me llamó, me pidió que viniera.

¿qué hizo? elisa: al parecer se peleó

con majo, pero no tengo idea, voy llegando.

victoria: voy a ir a verla. elisa: no, espera, mamá.

no vayas a alterarla con las cosas que le dices.

victoria: ¡te estoy diciendo que ella me pidió que viniera!

voy a verla. tú encárgate de majo.

renata: [llora] nadie me va a quitar a mi bebé.

nadie me lo va a quitar. [llaman a la puerta]

victoria: renata. [llama a la puerta]

¡renata, ábreme! renata: ¡déjame en paz,

déjame en paz! ¡déjame!

victoria: renata, por favor, ábreme, mi amor,

quiero hablar contigo. tú me llamaste, ¿no te acuerdas?

mi amor, te quiero ayudar. por favor, ábreme.

¿qué es lo que te pasa, eh? ¡lo estás arruinando todo!

eugenio ya te dijo que te va a dar un bebé.

¿por qué no te controlas? ¿dónde está tu medicamento?

renata: es que majo me quiere quitar a mi bebé.

victoria: ay, no digas tonterías. ven acá.

tómate tu medicamento. renata: no, majo

se robó el ultrasonido y lo tenía escondido.

victoria: ¿de qué hablas? renata: que majo...

tenía escondido el ultrasonido de mi bebé debajo de su almohada

y me lo quiere quitar. victoria: a ver--

cálmate, renata. maría josé no te va a quitar

a ningún bebé. renata: ¡no, me quiere quitar

mi bebé! ¡ella se quiere quedar con el bebé de sonia,

y ese bebé es para mí, mamá! victoria: ¡cállate, cállate!

¡cállate! nadie se tiene que enterar

de lo de sonia. a ver, mi amor.

a ver, mi amor. tú quieres tener ese bebé,

¿verdad? renata: majo me lo quiere

quitar. victoria: escúchame bien,

por favor, renata. nadie se tiene que enterar

que vas a tener un bebé. ¿me entiendes, mi amor?

¡nadie!

renata: me van a dar un bebé.

¿no te parece maravilloso? mauricio: ¿ellos te van a

conseguir un bebé? renata: sí.

ellos me lo van a dar.

victoria: ¿ya se lo contaste a alguien?

contéstame. ¿a quién le dijiste, renata?

renata: no, no le he dicho a nadie.

a nadie. no le he dicho a nadie.

darío: mejor vete, hermanito. yo ya no te sirvo de nada.

eugenio tiene a mi madre y me quitó todo mi dinero.

fabricio: yo tampoco puedo hacer nada en contra de él.

me tiene amarrado a la empresa. si lo denuncio, voy a la cárcel.

no hay nada legal que podamos hacer en contra de mi papá.

darío: [ríe] fabricio: ¿ahora de qué te ríes?

darío: de que finalmente estamos igual.

vamos a terminar igual, hermano. presos.

la primera vez que juré que lo iba a matar...

yo tenía 15 años. quería defender a mi madre

cuando la golpeaba. por supuesto que no podía,

era un niño. pero siempre

me hizo sentir igual... que no valía absolutamente nada.

fabricio: a mí me hizo lo mismo.

darío: tienes que matarlo, hermano.

es lo único que puedes hacer.

[música] teresa: leonardo.

leonardo: ¿mm? teresa: oye, ¿has visto a

josé luis? es que lo estoy llama y llama,

pero no me contesta. leonardo: no lo he visto,

pero ¿por qué? ¿qué pasa? teresa: no sé.

ya no sé. no entiendo a tu hermano.

leonardo: ¿por qué, teresa? ¿qué pasó?

teresa: es que... anda raro.

no--no sé en qué está metido. leonardo: pero ¿por qué?

¿qué pasó? teresa: dile que te cuente

qué es lo que quiere hacer. yo no te voy a decir nada.

no te voy a decir nada para no meterte ideas

en la cabeza, pero... dile que te cuente.

leonardo: no, teresa, dímelo tú de una vez, ¿qué pasó?

¿hizo algo indebido o-- o qué? ¿o por qué me dices esto?

teresa: ¿sabes qué? yo creo que son ideas mías.

no, no-- no me hagas caso.

yo estoy muy alterada por lo de leslie y--

y empiezo a pensar cosas. olvídalo.

no--no dije nada. leonardo: teresa...

dime. teresa: leonardo...

haz de cuenta que nunca tuvimos esta conversación, ¿sí?

¿por favor? [celular]

leonardo: ¿qué pasó, mario? mario: se llevaron a sonia.

leonardo: ¿cómo que se la llevaron?

¿quién se la llevó? mario: cristina me dijo que iba

a localizarla y que me iba a mandar

la ubicación para ir por ella y protegerla.

leonardo: cristina no tiene ninguna autorización

para hacer eso. ¿adónde se la llevaron?

mario: es que ella no se la llevó.

fueron los de la fiscalía general.

carlos: ¿ya te sientes mejor? ¿qué te pasó?

leslie: nada, seguro algo me cayó mal.

carlos: ¿quieres que te lleve al doctor?

leslie: no, no, no, estoy bien. carlos: pero te desmayaste.

leslie: seguro que fue de felicidad.

nunca me había sentido tan feliz en mi vida.

carlos: te llamó clara. leslie: ¿qué le dijiste?

carlos: pues, que te habías desmayado.

leslie: pero ¿por qué le dijiste eso?

carlos: es que no sabía qué hacer en ese momento y--

no sé, fue lo único que se me ocurrió.

leslie: te preocupaste. eres un lindo.

carlos: no quiero que te pase nada, ¿sabes?

maría josé: es que te juro, elisa, no sabes cómo se puso.

de verdad, yo nunca la había visto así. yo ahora

sí pensé que me iba a hacer algo.

elisa: no te hizo daño. maría josé: bueno, según yo es--

estoy bien y el bebé también. elisa: ¿qué la habrá hecho

reaccionar de esa manera? con el nuevo tratamiento

no deberían de estarle pasando estas crisis,

es muy raro. maría josé: ¿y si ya no tiene

remedio? elisa.

quizá deberíamos de pensar en internarla.

elisa: ¡no! victoria: ya está tranquila.

le di un tranquilizante y se quedó dormida.

maría josé: ¿y luego? ¿qué va a pasar cuando

se le pase el efecto del tranquilizante?

victoria: primero tenemos que saber qué fue

lo que la hizo reaccionar así. ¿qué le hiciste?

maría josé: no--no le hice nada, ella--

primero estaba muy tranquila y después...

se puso como loca. victoria: no digas eso.

tu hermana no está loca. ya está controlada.

el doctor que le trajo elisa está haciendo un gran trabajo.

creo que ni siquiera es necesario pensar en internarla.

maría josé: o sea-- ¿cómo?

cuando te quiso empujar por la escalera

la internaste de inmediato. pero ahora que se mete conmigo,

¿ya no es necesario ni siquiera pensarlo?

victoria: pero ¿qué les pasa a ustedes dos?

¿quién las entiende? cuando la interné

no paraban de criticarme y de exigirme que la trajera

a la casa y ahora quieren internarla otra vez.

pero bueno, de verdad, hijitas, pónganse de acuerdo,

porque sino a las que voy a tener que internar

son a ustedes dos. elisa: mamá, no digas eso,

no es chistoso. victoria: no, ya sé que no es

chistoso. pero están actuando

como dos niñas malcriadas. ¡ya maduren!

maría josé: ¿por qué no te vas a tu nueva casa?

victoria: sí, pero primero dime qué fue lo que le hiciste

a renata. maría josé: ¡no le hice nada!

no le hice nada. victoria: ¿es verdad que tienes

un ultrasonido escondido debajo de tu almohada?

elisa: mamá... victoria: estás embarazada.

[música]

darío: de que finalmente estamos igual.

vamos a terminar igual, hermano.

presos. tienes que matarlo, hermano.

es lo único que puedes hacer.

fernanda: ¿estás bien? fabricio: perdí.

me equivoqué, hice todo mal. quedé atrapado en el juego

de mi papá. fernanda: todos estamos

atrapados en el juego de tu papá.

pero hay una salida. fabricio: ¿cuál?

fernanda: nos podemos escapar. fabricio,

ayúdame a cobrar ese dinero, son 10 millones de dólares.

nos podemos ir adonde sea. podemos empezar de nuevo.

fabricio: sí. tú puedes empezar de nuevo.

fernanda: te estoy invitando, conmigo.

seríamos juanito, tú y yo. fabricio: entiende que yo sería

un obstáculo para ustedes. mi nombre aparece en todos

los negocios sucios de mi papá, en el tráfico, en el lavado,

es mi firma. denunciarlo sería condenarme.

fernanda: sí hay una manera. pero tendrías que entregar

a elisa. fabricio: no puedo hacer eso.

fernanda: ¿y por qué no, fabricio?

¿todavía piensas que ella te va a hacer caso?

porque eso no va a pasar. ¡es que eso no va a pasar!

a ver, todo lo del lavado de dinero empezó

cuando elisa estaba al frente de la empresa,

así que para la policía ella es la única culpable.

¡entrégala! entrégala y sálvate.

nos podemos salvar los tres.

josé luis: empecé... a investigar a gilberto tapia.

y logré conseguir pruebas, evidencias.

pero él tenía muchos contactos. se enteraron.

así que... una noche me interceptaron.

un automóvil... me cerró el camino.

>> quieto, no te muevas. josé luis: baja el arma.

¡que bajes el arma! darío: josé luis.

baja el arma. piensa en leslie.

[suspira] te podría matar ahorita mismo,

pero... creo que me funcionas más vivo.

vas a trabajar para mí. pero si me traicionas,

tu hija la va a pagar. ¿entendiste?

¿entendiste? josé luis: ¿por qué tengo que

hacerlo? darío: [ríe]

tómalo. josé luis: ¿y eso por qué?

darío: ya te dije. vas a trabajar para mí.

no te hagas el digno, ¿eh? sabemos que...

tienes muchas deudas. tómalo. llévatelo.

cállate la boca... y espera instrucciones.

josé luis: después de eso me empezaron a mandar

fotografías de mi hija saliendo de la escuela.

saliendo de mi casa. con sus amigas.

entré en pánico. no lo supe manejar.

adriana: por eso aceptaste trabajar para él.

josé luis: no tenía opción, adriana.

se trataba de la vida de mi hija,

¿tú qué hubieras hecho? adriana: ¿hasta dónde llegaste,

josé luis?

[suspira] ¿qué tanto te involucraste

con la banda de darío?

¿es que sí te das cuenta? que has estado trabajando

para el hombre que le destrozó la vida a tu hermano.

que has sido testigo día a día de su dolor.

¿no te da remordimiento de conciencia?

quiero que me digas quién mató a julia.

y no me digas que no lo sabes, porque sí lo sabes.

por eso querías que leonardo se saliera de la investigación,

porque sabías que tarde o temprano se iba a dar cuenta.

¡dímelo! josé luis: ya te dije todo

lo que te puedo decir, adriana. ahora entiendes por qué...

no puedo permitir que sonia declare

en contra de eugenio. adriana: ¿y qué vas a hacer?

¿matarla?

josé luis-- todavía te puedes salvar.

necesito que me digas quién mató a julia.

dímelo, necesitas confiar en mí, por favor, dímelo.

escúchame. [llora] necesito que

me lo digas, puedes confiar en mí.

josé luis: tengo que ir por sonia.

¿qué es lo que te pasa? ¿por qué me haces esto?

tú sabes perfectamente lo que siento por ti, adriana.

¿por qué me tienes que complicar las cosas?

¿por qué no me puedes ayudar y ya?

adriana: si me vas a disparar... dispárame.

no--no puedo ser tu cómplice en esto.

[música]

victoria: tu hermana está

embarazada de darío. ¿te das cuenta

lo que eso significa?

tú lo sabías. ¿por qué no me dijiste nada?

elisa: porque me pidió que le guardara el secreto.

victoria: ¡por dios, elisa! maría josé está embarazada

del delincuente que la secuestró.

el que nos ha amenazado de muerte.

pero te voy a decir una cosa. no lo voy a permitir.

elisa: ¿qué quieres decir con eso, mamá?

victoria: maría josé no puede vivir atada para siempre

a un delincuente. por favor, elisa.

habla con ella. hazle entender

que no puede seguir con este embarazo.

va a arruinar su vida. elisa: le dije exactamente

las mismas cosas que tú me estás diciendo,

le traté de hacer ver que darío no va a ser

un buen padre para su hijo, que va a ser muy complicado.

victoria: ¡entonces estás de acuerdo conmigo!

elisa: estoy de acuerdo con ella, mamá.

yo la voy a apoyar a ella, porque es su cuerpo, es su vida.

ay. tú tienes la obligación

de demostrarle tu apoyo. es tu hija.

victoria: justamente. por eso quiero impedir

esta locura. porque sé lo que va a sufrir.

elisa: trata de estar a su lado. demuéstrale tu apoyo.

leonardo: cristina no tiene injerencia, ella no

puede interferir en una investigación federal.

mucho menos se puede secuestrar a mi testigo.

olvera: leonardo, cristina no tiene nada que ver.

esa decisión fue de arriba. leonardo: ¿cómo que de arriba?

¿de quién? olvera: hablé con robles.

la orden viene del fiscal general de la república.

nos están dejando fuera porque estamos directamente

relacionados con tu hermano. leonardo: ¿qué tiene que ver

josé luis en todo esto? olvera: siéntate.

leonardo. hay una investigación penal

en contra de tu hermano. por eso sacaron a sonia

de la casa de adriana. para protegerla

y llevarla a un lugar seguro. leonardo: pero no entiendo por

qué-- si alguien estuvo ayudándonos

en toda la investigación en contra de eugenio serrano,

ese fue josé luis. mi hermano nos ayudó muchísimo

para poder avanzar en este caso, ¿no?

no--no entiendo. olvera: lo único que sé

es que sacaron a sonia de esa casa para protegerla--

específicamente de josé luis.

josé luis: adriana, adriana, adriana, adriana, adriana.

por favor. estás jugando conmigo.

estás jugando conmigo y tú me conoces.

dime dónde [...] está sonia. adriana: [suspira]

josé luis: ¡dime! adriana: [suspira]

no sé. no sé dónde está.

josé luis: ¡estás mintiendo! ¡estás haciendo tiempo

para que tus amigos vengan a atraparme!

¿sí o no? adriana: no.

no, josé luis. no sé dónde están,

no sé dónde están. josé luis: [gime]

adriana: ella tendría que estar aquí.

josé luis: ok. está bien.

te creo. ¿quién más sabía que sonia

estaba aquí? adriana: nadie.

josé luis: ¡por favor! adriana: nadie.

leonardo y yo solamente. josé luis: leonardo, claro,

claro. claro, leonardo. claro.

adriana: ya acabó.

tal vez es mejor que no la hayas encontrado, josé luis.

¿no estás cansado? ¿no estás cansado,

de verdad no estás cansado? ya se acabó.

sonia va a declarar todo lo que sabe de ti.

josé luis: ¿y tú?

¿tú también me vas a denunciar?

leslie: ¿estoy muy mal, doctor? doctor: te vamos a hacer una

transfusión de sangre. y te voy a recetar

un complejo de vitaminas para que no te sientas

tan débil.

leslie: lo que me pasó hoy, ¿por qué--

doctor: lo que pasó... es un síntoma

de que la enfermedad se está acelerando.

leslie: ¿cuánto tiempo me queda, doctor?

[música]

elisa: maría josé no quería

que nadie supiera. quería mantener su embarazo

en secreto.

renata: y yo lo arruiné todo. elisa: renata.

me preocupa que te hayas descontrolado tanto.

renata: es que... siento que no estoy

pensando bien. y todo lo--

lo mezclé dentro de mi cabeza. y cuando vi el ultrasonido

de majo yo pensé que-- pensé que era el de mi bebé.

y que me lo querían volver a quitar.

pero te juro que no le quería hacer daño a majo.

elisa: yo sé. yo sé, yo sé. renata, voy a hablar

con el doctor espinoza y le voy a decir que hay

que reforzar este tratamiento. renata: sí.

sí. ¿le puedes decir a majo

que venga? le quiero decir que la quiero.

que la quiero mucho y que-- que me perdone.

elisa: sí. sí.

renata: [ríe] majo está embarazada.

¡va a tener un bebé! [ríe] ¡qué hermoso!

elisa: es hermoso. es hermoso.

voy por ella. renata: sí, dile que venga.

[suspira]

[llaman a la puerta]

maría josé: renata. renata: ¿me perdonas?

ya sabes que-- pero te quiero mucho y--

también voy a querer mucho a mi sobrino.

es... el primer regalo de su tía.

quiero que las dos me perdonen, ¿no?

no me hagan caso cuando estoy así.

pero sí háganme caso cuando les diga que

las quiero mucho. y también voy a querer mucho

a tu bebé. ¿puedo?

maría josé: claro. renata: mi majo.

victoria: renata tuvo otra crisis.

encontró un ultrasonido de maría josé

y pensó que era de ella. eugenio: ¿un ultrasonido

de maría josé? ¿es que está embarazada?

victoria: [asiente] de darío.

eugenio: ¿de darío? victoria: como ves, ¿mm?

el infeliz que dices que no lleva tu sangre

te va a hacer abuelo. qué ironía, ¿no?

¿no dices nada? eugenio: ¿y qué quieres que te

diga? victoria: por ejemplo cómo vamos

a solucionar el problema. eugenio: no podemos hacer lo

mismo que con renata. ya tenemos suficiente

con lo que está pasando por haber tomado esa decisión.

victoria: quiero que ordenes que a darío le hagan lo mismo

que hicieron con marcelo. que lo maten.

eugenio: [suspira]

elisa: leo, mi amor, ya te estoy esperando.

y extrañándote mucho, no tardes. te amo.

[alerta de texto]

[celular]

elisa: ¿bueno? cristina: hola, elisa.

creo que estamos en problemas. elisa: acabo de ver el video

que me mandaste y... me afectó mucho.

cristina: ah, ¿sí? elisa: sí.

creo que nunca había conocido a una mujer como tú.

con tan poquito amor propio para estarle rogando a un hombre

que le haga el amor. de verdad,

tu vida debe ser miserable. cristina: ay, ¿tú crees?

bueno, de todos modos no te hablo para eso.

te hablo para decirte que como no cumpliste

la promesa, voy a tener que proceder

contra tu hermana. elisa: no, no, no.

no tienes ningún derecho a utilizar ese video.

si no tienes una orden del juez, es completamente ilegal.

cristina: ¿quieres ver que sí puedo?

elisa: sí, sí quiero ver. quiero ver que lo hagas

para que me des el gusto de poder demandarte.

ay, no puede ser. [suspira]

teresa: ¿leslie? niña, ¿dónde andabas?

te llamé al celular y no me contestaste.

¡te pasas de irresponsable! clara: perdón, señora, es que

se le acabó la pila del celular. teresa: mi amor, ¿qué te pasa?

¿estás bien? leslie: sí.

solo estoy un poco cansada. teresa: me tenías muy

preocupada.

leslie: fue un día maravilloso. no se me va a olvidar nunca.

teresa: mm. maravilloso para ti.

a mí me tenías con el jesús en la boca.

bueno, te cercioras la próxima vez

de tener tu celular bien cargado, por favor.

leslie: sí, ma. perdón, no vuelve a pasar.

¿me acompañas al cuarto? clara: sí, vamos.

con permiso. [música]

[música]

maría josé: ¿puedo pasar? elisa: claro, claro. pasa.

siéntate, pásate.

maría josé: ¿qué tienes? ¿pasó algo con renata?

elisa: no, renata se tomó sus medicamentos

y de hecho se quedó muy tranquila.

se quedó dormida. maría josé: ¿entonces?

¿te peleaste con leonardo? elisa: no, leo ya viene

para acá. maría josé: y...

¿qué te dijo mi mamá? ya sé, ni me digas.

está indignadísima porque estoy embarazada de darío

y-- y te pidió que me convencieras

de que no tenga a mi bebé. elisa: yo no soy quién

para darte consejos. yo te voy a apoyar siempre.

pero también estoy de acuerdo con mamá y me preocupa

lo mismo que a ella. ¿qué tipo de relación

vas a tener en un futuro con darío?

¿qué padre le vas a dar a tu hijo?

maría josé: pues, van a tener una relación

de padre e hijo como cualquier otra.

¿por qué tendría que ser diferente?

elisa: porque su papá va a pasar muchos años preso.

y eso es algo que no puedes ocultarle a tu hijo

toda la vida. maría josé: no se lo voy a tener

que ocultar. porque darío va a salir,

sus abogados están trabajando para eso.

elisa: no va a ser tan fácil. acuérdate cuando el juez

dictó la sentencia. dijo que eran 25 años.

maría josé: darío ya me dijo que si no sale...

él se va a escapar para que pueda estar

con nosotros. elisa: ¿te estás escuchando

hablar? de verdad, majo.

¿eso es lo que tú quieres? ¿tener una vida así,

fugándote todo el tiempo? ¿esa es la vida que tú

le quieres dar a tu hijo? perdóname que te lo diga así,

que sea tan dura, pero es que eso es lo que

a mí me preocupa, majo. yo no quiero que tú sufras.

y tampoco quiero que tu bebé sufra,

porque él no tiene la culpa de nada.

maría josé: gracias. te agradezco por nunca

abandonarme, por decirme las cosas así.

porque si no fuera por ti... yo no sabría lo que es

tener una mamá. elisa: ey, no digas eso.

ay, no, ven acá, ven acá. yo soy la tía más sensible

del mundo. maría josé: [ríe]

elisa: y la más feliz, nada más...

verte así.

josé luis: bájate. adriana.

adriana: suéltame. ¡suéltame, josé luis,

suéltame! josé luis: ya, por favor.

adriana: [solloza]

¡suéltame, ya! josé luis: ¡ya, cálmate!

adriana: [solloza] josé luis: métete.

siéntate. siéntate...

por favor. adriana: josé luis, lo que

tengas que hacer, hazlo ya. ¿sí? por favor, ya.

[celular]

si no contesto... van a intentar localizarme.

pero-- [celular]

josé luis: ah...

[celular]

no abras la boca.

¿leo? leonardo: ¿dónde estás,

josé luis? ¿por qué no estás aquí?

tengo que hablar contigo. hay problemas,

todo se está complicando. josé luis: ¿a qué te refieres?

leonardo: le ordenaron a cristina que se llevara a sonia

para protegerla. josé luis: ¿protegerla de qué

o de quién? leonardo: mira, no sé bien

cómo están las cosas, pero olvera me dijo

que te están investigando. por eso se llevaron a sonia,

porque creen que puedes interferir en la investigación.

josé luis: eso es ridículo. leonardo: ya lo sé, pero tenemos

que estar prevenidos. ¿dónde estás?

necesito verte, ¿dónde estás? josé luis: dame una hora

y te llamo para decirte dónde nos vemos.

leonardo: ¿qué? ¿dónde andas?

¿qué estás haciendo? josé luis: al rato te veo,

campeón.

leonardo... dice que...

se llevaron a sonia para protegerla de mí.

adriana: josé luis, no vas a poder evitar que sonia declare.

por favor, date cuenta de que se acabó.

te tienes que entregar.

leonardo: mario. mario, dime,

¿qué es lo que sabes acerca de la investigación

de josé luis, de qué se trata todo eso?

mario: bueno-- cristina: ¡mario!

¿ya tienes los documentos? leonardo: a ver, tú y yo tenemos

que hablar. cristina: no tengo tiempo.

leonardo: no, ¿cómo que no tienes tiempo? pues, te

vas a hacer el tiempo, porque vas a hablar conmigo

te guste o no. entra.

¿de qué se trata? ¿por qué dicen que quieren

proteger a sonia de josé luis? ¿quién lo está investigando?

cristina: a ver, ya, ya. esas son muchas preguntas

y pronto vas a tener una respuesta.

leonardo: sí, por supuesto que voy a tener las respuestas

ahora mismo. respóndeme. cristina: ¡ya te dije que

no tengo tiempo! ¿sabes que deberías de

estar haciendo? buscar a tu amiga adriana.

es muy probable que esté en peligro,

ya le llamé varias veces y no contesta.

leonardo: ¿por qué está en peligro? ¿qué tiene que ver

adriana? cristina: porque es la amante

de tu hermano. porque toda la gente

que rodea a tu hermano está en grave peligro.

ay. ¡abre los ojos, leonardo!

el culpable de todos tus problemas

es tu hermano josé luis.

Cargando Playlist...