null: nullpx
Cargando Video...

Imperio de Mentiras Capítulo 45

28 Nov 2020 – 12:00 AM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

[música]

leonardo: estoy tratando

de encontrar respuestas.

quiero descubrir la verdad

para poderte demostrar

que todo lo que he hecho,

lo he hecho por ti.

no te quiero atacar,

no te quiero destruir.

como tampoco te saqué

de mi vida, porque no puedo,

no podré.

elisa: lo hiciste.

y lo hiciste muy bien, leo.

y no te estoy reprochando

para que me digas todas

las cosas que haces por mí,

es más, ya ni tiene caso.

leonardo: déjame terminar.

elisa: no quiero escucharte.

te pedí una cosa,

que no utilizaras a mi hermana.

y es lo que estás haciendo.

majo: yo le pedí que viniera.

elisa: déjame hablar

con leonardo, majo, en serio.

majo: no, claro que no.

estás hablando de mí

como si yo no estuviera aquí.

elisa, no todo se trata de ti.

tú no eres el centro

del universo.

leonardo: yo creo que mejor

me voy y después hablamos.

elisa: no tienes nada de qué

hablar con mi hermana.

majo: ¿sabes qué?

te estás comportando

como una verdadera estúpida.

elisa: leo.

leonardo: ¿qué quieres?

¿me vas a seguir tratando

como si yo fuera tu enemigo?

¿eso quieres?

maría josé me fue a buscar

a mi casa,

y cobra se dio cuenta.

simplemente vine a avisarle

que tuviera más cuidado

por esa situación.

elisa: te pedí

que no la involucres.

leonardo: a ver,

que no la involucré.

ella me fue a buscar a mi casa.

tendrías que alegrarte por eso

si tu hermana

quiere colaborar con nosotros

y se quiere deshacer de cobra.

elisa: es la primera cosa

que quedamos,

en que esta investigación

iba a ser entre tú y yo,

que no la ibas a exponer a ella.

leonardo: pero si no estoy

exponiendo a nadie,

que ella fue a buscarme.

y perdóname, pero no solamente

se trata de ti y de tu familia.

cobra estuvo vigilando

a mi mamá el día de hoy.

así que espero que entiendas,

que te des cuenta

que evidentemente yo tengo

que detener a cobra

pase lo que pase.

¿va a bajar al jardín, señora?

>> no, voy a esperar

a que se vaya eugenia.

oye, mari, este policía,

¿viene muy seguido?

>> algunas veces.

>> ¿y tienes idea

de cómo se llama?

>> pues creo que juan,

juan algo.

>> ¿y tú sabes a qué viene?

>> mire, señora, yo no me meto

en los asuntos de don eugenio.

con permiso.

victoria: fue muy desagradable.

elisa me quitó autoridad

para tomar decisiones

en el tratamiento de renata.

no, bueno, de verdad

me quiere hacer a un lado.

eugenio: ¿y qué es lo que quiere

hacer?

¿sacar a renata

del psiquiátrico?

victoria: sí, quiere traerla

de regreso a la casa.

es una locura.

eugenio: sin duda.

victoria: lo que elisa no quiere

entender es que renata necesita

estar bajo un control médico

muy estricto.

para ella es muy fácil decir

que todo lo va a controlar

contratando dos enfermeras.

eugenio: no te preocupes,

yo hablo con óscar

para que impida esa tontería.

victoria: eugenio, de verdad,

necesitamos hacer algo

definitivo.

elisa amenazó con pedir

la opinión de otros psiquiatras

si es que óscar

no está de acuerdo.

eugenio: tranquila, mi amor,

luego te llamo.

elisa: lamento mucho que cobra

se meta con tu familia.

ahora sí puedes entender

lo que he vivido con la mía.

y también deberías de entender

por qué no quiero que maría josé

se exponga.

leonardo: a ver, elisa, yo hice

lo que tenía que hacer, ¿sí?

ni más ni menos.

lo que tenía que hacer.

y tú no me puedes--

elisa: no te escudas

con tu placa haciendo

lo que tienes que hacer.

¿y los demás qué, leo?

¿y yo qué?

leonardo: estás entendiendo

las cosas de manera diferente.

yo no soy esa persona

que quiere atacarte y atacar

a tu familia.

estás equivocada.

elisa: ¿y no te pusiste a pensar

lo humillante que fue

que hicieras la investigación

fiscal de esa manera,

dejando a la empresa

y a mí como una delincuente?

leonardo: lo hice

para que te dieras cuenta

de que te siguen utilizando.

de que te siguen usando a ti,

a tus cuentas, a la galería.

para eso lo hice.

y tu tío--

elisa: mi tío, mi tío,

siempre tienes que culpar

a mi tío.

basta, leo.

es el único que nos ha apoyado,

que se ha jugado todo

por esta familia,

el que no nos haría daño.

leonardo: escúchame, por favor.

elisa: ya no tiene caso.

después de la auditoría,

ya no puedo verte

de la misma manera.

a]

fernanda: me tuve que regresar.

no sabes lo déspota que se portó

elisa conmigo cuando le dije

que estaba enferma

y que si me podía tomar el día.

fabricio: si te sientes mal,

si quieres, vete.

yo hablo con ella.

fernanda: no estoy enferma,

fabricio, no me siento mal.

se lo tuve que decir

porque no le puedo decir

que tengo a mi mamá moribunda

en mi departamento.

y que encima de todo, mi--

sobrino se siente mal también.

te juro que ya no puedo más.

siento que me estoy asfixiando.

fabricio: ¿por qué tienes

que decirle mentiras a elisa

e inventar un pretexto

para ir a cuidar a tu mamá?

fernanda: porque le mentí

a elisa, porque le dije

que mi mamá estaba muerta.

porque me daba pena decir

que carmen era mi mamá.

no me veas así, por favor,

ya sé que soy una mala hija.

pero te juro que estoy

intentando cambiar por ti.

fabricio: entonces dile a elisa

quién es tu mamá.

y ya deja de mentirle

a todo el mundo.

fernanda: no puedo, fabricio, no

le puedo decir que es mi mamá,

porque me va a humillar,

se va a burlar de mí.

¿que no entiendes que por algo

le mentí desde el principio?

fabricio: no creo que te vaya--

fernanda: ¿no creo qué?

tú no conoces a elisa.

yo sí la conozco.

ella es una mala persona,

solamente humilla a los demás.

y no solamente los humilla,

los utiliza.

¿qué hizo con el policía?

¿no que lo amaba mucho?

es lo mismo que está haciendo

con tu papá y contigo.

leonardo: lo que los dos

necesitamos es encontrar

la verdad.

descubriendo la verdad

va a ser la única manera

en la que vamos a poder--

elisa: no quiero eso.

no quiero eso.

leonardo: ¿por qué no?

elisa: porque me lastima.

lo nuestro es imposible, leo.

en su momento nos apoyamos,

pero eso ya pasó.

leonardo: ayúdame

a que descubramos la verdad,

elisa.

ya no puedo.

se desmoronó mi familia,

mataron a mi papá, secuestraron

a mi hermana cuando ni siquiera

sabíamos lo que estaba pasando.

no entendíamos nada.

leonardo: sí, tienes razón.

mataron a mi prometida,

yo me iba a casar.

ella estaba embarazada

de mi hijo.

maría josé me buscó porque

se quiere deshacer de cobra

y yo la voy a ayudar.

elisa: de mi familia

me voy a encargar yo, leo.

ya no confío en ti.

victoria: elisa.

elisa: mamá, esto es asunto mío,

por favor, no te metas.

yo lo voy a arreglar.

victoria: pero esta es mi casa

y a este señor lo quiero fuera

de ella.

que se largue.

elisa: mamá, por favor, déjenme.

majo: leonardo fue

el que me salvó del secuestro,

así que lo mínimo que se merece

es tu respeto.

elisa: ¿me pueden dejar sola?

victoria: ¡maría josé,

te estoy hablando!

¡es la última vez

que me hablas así!

soy tu madre.

majo: pero no tienes derecho

de controlar mi vida.

yo no soy renata.

a mí, no me vas a tener drogada

para que no te estorbe.

[bofetada]

victoria: ay, perdóname.

mi amor, perdóname.

majo, majo...

majo.

ay.

elisa: ya vete.

leonardo: ojalá algún día

me puedas perdonar.

sé que debí haberte consultado

el asunto de la--

de la auditoría fiscal.

también he cometido errores.

me equivoqué.

y aunque ya te perdí,

porque te perdí,

quiero que tengas la certeza

de que yo siempre voy a estar

cerca para protegerte

de cualquier persona

que te quiera hacer daño.

elisa: tú me haces daño, leo.

[música]

adriana: no te escuché llegar.

josé luis: [suspira]

adriana: ¿qué te pasa?

¿qué tienes, estás bien?

josé luis: no quiero que te pase

nada, no te quiero perder.

adriana: josé luis, ¿por qué

me dices esas cosas?

tranquilo, ¿qué te pasó?

a ver, si es porque te pedí

tiempo para pensar

lo de vivir juntos...

josé luis: no, no es por eso.

es...

es porque...

estoy enamorado de ti.

adriana: ¿te peleaste

con teresa?

¿te corrió de tu casa,

pasó algo?

josé luis: ¿no me crees

que estoy enamorado de ti,

nada más?

adriana: es...

[balbucea]

que me cuesta mucho

ser la amante.

me cuesta mucho trabajo

estar viviendo

bajo la sombra de alguien

o ser la segunda opción.

yo jamás te voy a pedir

que dejes a teresa, nunca.

josé luis: teresa me pidió

el divorcio.

y bueno, pienso que...

ay...

adriana.

adriana.

adriana: [suspira]

¿te das cuenta que soy

el reemplazo?

josé luis: no.

adriana: sí, sí lo soy.

si teresa te falla,

entonces yo tengo que estar

atenta a atenderte,

a escucharte, a estar contigo.

la única manera de tenerte,

josé luis, es que ella

te desheche o esperarme

a que tú quieras verme.

nos estamos equivocando en todo,

en todo.

o mejor dicho,

yo me estoy equivocando.

josé luis: ¿qué quieres decir?

adriana: que esto se acabó.

>> teresa, te escuché

discutiendo con josé luis.

¿le dijiste del divorcio?

teresa: dice que me va a dejar

en la calle y que se va a quedar

con leslie.

>> esas son tonterías.

teresa: no me importa, prefiero

perderlo todo a seguir así.

>> me duele mucho

que todo termine así como...

teresa: yo también,

pero es que ya no puedo más.

no puedo con esta amargura,

con esta rabia contenida.

>> llora, llora

todo lo que quieras.

teresa: [llora]

>> desahógate.

pero te voy a decir una cosa.

yo no voy a permitir

que josé luis cometa

una injusticia contigo.

teresa: perdí a mis papás,

no tengo hermanos.

lo único que tengo es a mi hija

y también me la quiere quitar.

>> ya te dije que eso

es una tontería.

no te puede quitar a tu hija.

además, también me tienes a mí.

[llaman a la puerta]

majo: ¿sigues enojada conmigo?

elisa: no estoy enojada,

estoy triste.

ahora quiero que tú me abraces

y te quedes conmigo.

gracias.

majo: ¿por qué estás tan enojada

con leonardo?

te juro que no me caía bien.

pero he estado hablando con él

y me he dado cuenta de cómo

se preocupa por ti.

cuando apareciste hace rato

y vi cómo te miraba,

entendí todo.

elisa: ¿qué entendiste?

majo: que a mí nunca nadie

me ha visto así.

darío nunca me ha visto

como leo te mira a ti.

es en serio, elisa,

olvídate de todo y ve a buscar

a leonardo.

elisa: no puedo.

ya no.

majo: elisa, tienes

otra oportunidad con leonardo.

elisa: cambiemos de tema mejor.

ya no hablemos de él.

majo: ok.

¿te has dado cuenta

de que mi mamá está enamorada

del tío eugenio?

elisa: ¿qué?

claro que no.

¿cómo crees?

majo: es obvio.

mi tío eugenio

no es ningún santo.

elisa: a ver, a ver, majo.

nuestro tío lo único

que ha hecho es ayudarnos.

todo este tiempo

es el que más nos ha ayudado.

majo: pero con la intención

de cobrarnos, elisa.

de hecho, ya lo está haciendo.

enamorando a mamá.

[música]

[música]

renata: mauricio.

mauricio: tranquila.

solo vengo a contarte algo.

tú tenías razón.

lo que te hicieron fue muy feo.

pero no te preocupes.

de ahora en adelante,

yo te voy a cuidar

para que no te hagan daño.

siempre te voy a cuidar.

[llaman a la puerta]

leo, ¿puedo pasar?

leonardo: claro, leslie, pásale.

¿qué pasó? ¿qué tienes?

¿estás bien?

¿por qué estás llorando?

leslie: es que estoy

muy preocupada.

leonardo: ¿qué pasa?

leslie: mi papá está cada vez

más agresivo con mi mamá.

mi mamá ya hasta está pensando

en divorciarse.

leonardo: todos sabemos

que la situación

con tu mamá y tu papá,

pues, no es muy buena.

¿y no crees que si la situación

con ellos no tiene solución,

no sería mejor que se separaran?

leslie: sí, lo entiendo.

creo que si ya

no son felices juntos, está bien

que se separen, pero...

leonardo: pero ¿qué?

leslie: pero es que tengo miedo

de lo que pueda pasar.

de verdad, está cada vez

más agresivo.

leo, por favor, protégenos.

ayuda a mi mamá.

leonardo: no tengas miedo.

josé luis no le va a hacer nada

a tu mamá.

de cualquier forma,

yo voy a hablar con él.

no te preocupes.

leslie: pero es que no sirve

de nada hablar con él.

yo ya lo intenté, leo,

pero no escucha.

no sé por qué está tan raro.

¿qué le pasa a mi papá, leo?

fabricio: estamos avanzando

muy bien en el desarrollo

inmobiliario.

yo creo que pronto abrimos

la preventa.

y también tengo casi listo

el traspaso de propietario

de las galerías.

elisa: esa es una gran noticia.

fabricio: sí, yo estoy

bien optimista.

por fin vamos a poder salir

de este problema

en el que leonardo nos metió.

elisa, yo estoy cumpliendo

con mi parte del trato.

yo te estoy dando tu tiempo

y tu espacio.

elisa: y valoro mucho

que respetes eso.

fabricio: pero no me gusta verte

así tan triste.

esto va a salir bien,

para ti, para mí,

para todos.

elisa: estoy preocupada

por renata, tengo que sacarla

de ese psiquiátrico.

de hecho, hablé con un notario

para poderme hacer responsable

de ella.

fabricio: ¿y tú crees que eso

es lo correcto en este momento?

¿por qué harías algo así?

elisa: es mi hermana.

fabricio: pero ¿y victoria?

elisa: mi mamá...

acá entre nosotros,

mi mamá está tomando decisiones

en las que ni yo ni mis hermanas

estamos de acuerdo.

supongo que la muerte

de mi papá, el luto...

fabricio: eso debió ser

un golpe muy duro para ella,

hay que entenderla.

elisa: sí, sí, yo creo por eso

está tomando decisiones

equivocadas con respecto

al tratamiento que renata

necesita.

fabricio: ¿por eso la quieres

sacar del psiquiátrico?

¿y maría josé?

elisa: ay, majo es...

es otro problema, pero...

mira, ni yo me aguanto

todo el día hablando

de mis problemas,

sin tener ningún otro tema

de conversación.

discúlpame.

fabricio: yo no tengo ningún

problema en aguantar eso,

es más, te tengo una propuesta.

tú te encargas de renata

y yo me encargo de maría josé.

fabricio: yo sé que se tiene

que inscribir en la universidad.

yo le hablo, la llevo,

me cercioro de que lo haga.

elisa: ¿harías eso por mí?

fabricio: y muchas cosas más.

cuando tú me des tu tiempo

y tu espacio.

elisa: te caíste del cielo,

¿verdad?

gracias.

leonardo: no vengo a discutir

ni a pelearme contigo,

simplemente te quiero decir

que leslie está muy preocupada

por lo que les está pasando

a teresa y a ti.

josé luis: si no vienes

a discutir ni a pelear,

entonces lárgate,

porque es mi familia

y son mis problemas.

leonardo: ah, sí, te recuerdo

que también es mi familia,

te guste o no.

y mamá, leslie y teresa viven

con miedo, ¿sí?

te tienen miedo.

josé luis: ¿y qué se supone

que tengo que hacer?

¿poner mi cara de idiota,

fingir que no pasa nada,

sonreír?

leonardo: podrías empezar

por resolver tus asuntos

como persona civilizada,

hablando como hombre.

josé luis: ¿sabes qué?

no te quiero escuchar.

leonardo: ay...

eugenio: te deshiciste

de tus problemas, ¿y ahora

quieres alejar a mi hijo?

fernanda: ¿quién te hizo

tanto daño, eugenio?

¿por qué no puedes tener

ni aunque sea un poquito

de compasión por lo demás?

eugenio: en los negocios

no se puede ser compasivo.

y tú eres parte de mi negocio.

fernanda: yo no soy parte

de tu negocio.

estoy harta de que me trates

como una basura.

y si me sigues tratando así,

le voy a decir a fabricio

lo que pasa entre nosotros dos.

fabricio: papá--

iba de salida.

¿se te ofrece algo?

eugenio: sí, quiero hablar

contigo.

no te quito mucho tiempo.

fabricio: vamos.

mauricio: elisa cantú.

elisa: mauricio, ¿cómo estás?

mauricio: ¿vienes a ver

a renata?

elisa: en realidad,

vengo por ella.

nos vamos a la casa.

mauricio: entonces necesito

platicar contigo algo urgente.

elisa: ¿qué pasa?

mauricio: yo sé

lo que le hicieron,

vi el reporte del quirófano.

elisa: ¿de qué estás hablando,

mauricio?

>> mauricio, ¿quién te dio

permiso de venir a la recepción?

vámonos a tu cuarto.

mauricio: antes de que te vayas,

puedes pasar a mi cuarto.

elisa: ajá.

>> ya no son horarios de visita.

mauricio: para a verme, ¿sí?

>> elisa, supongo que vienes

a hablar conmigo.

elisa: sí, traigo la carta

responsiva y el otorgamiento

de tutela de renata.

me la llevo a mi casa.

>> pasa a mi oficina, por favor.

adriana: leo, ¿qué pasó?

¿pudieron hablar?

leonardo: solo vine a perder

el tiempo.

adriana: se pelearon otra vez.

leonardo: josé luis

está muy mal, ¿sí?

porque no dice las cosas,

no habla.

y tampoco escucha.

no se deja ayudar.

adriana: ¿yo puedo hacer algo?

leonardo: tú te mereces

a alguien mejor.

eugenio: tienes que convencerla

de que renata se quede

en el psiquiátrico.

fabricio: papá, elisa

ya está convencida de que esa

es la mejor decisión.

eugenio: ¿ella ya se dio cuenta

de que renata sin control

se pone muy agresiva?

renata necesita un absoluto

control médico.

fabricio: por eso dijo

que iba a contratar

las enfermeras

que fuera necesario

para estar al pendiente.

eugenio: hijo, por favor,

seamos realistas.

aunque elisa contrate

a un ejército de enfermeras,

ni ella ni maría josé

se van a hacer cargo.

se lo van a dejar todo

a victoria.

aunque ella se muera de miedo

de pensar que renata

la pueda volver a empujar

por las escaleras.

fabricio: como sea, papá,

no podemos hacer nada.

elisa ya fue al notario

poor la responsiva para sacar

a renata del psiquiátrico.

eugenio: hijo, por favor,

ayúdame.

quiero protegerlas a todas.

sobre todo a victoria.

fabricio: yo creo que esta vez

es mejor que no intervengas.

es un tema de familia,

yo creo que lo deben resolver

entre ellas.

en lo que sí debemos pensar

nosotros es en cómo vamos

a detener a cobra.

hay que impedir que siga

amenazando a elisa y a victoria.

eugenio: ¿cómo que está

amenazando a victoria?

fabricio: sí, la amenazó.

victoria me lo contó todo.

incluso me pidió

que no te dijera nada,

para no preocuparte.

[música]

[música]

darío: ¿qué pasó?

¿por qué me citaste aquí?

eugenio: agárrenlo.

nunca más te vuelvas a meter

con mi familia.

darío: ¿de qué hablas?

eugenio: victoria cantú

es parte de mi familia.

y tú no le tocas un dedo

hasta que yo te lo ordene.

y si no, te voy maltratar

como a una niña.

darío: ¿por qué me haces esto,

papá?

eugenio: dame tu pistola.

a mí no me vuelvas a decir papá,

¿me entendiste?

tú aquí nada más

eres un empleado

y no quiero que hagas nada

sin mi consentimiento.

¿te quedó claro?

y si no, me las vas a pagar.

darío: [tose] [jadea]

elisa: renata...

hola, reni.

te tengo una buena noticia,

que te va a poner muy contenta.

nos vamos a la casa.

renata: no voy a ir.

elisa: ¿qué dices?

renata: me tengo que quedar

aquí.

elisa: ¿por qué?

renata: anoche vino mauricio.

me dijo cosas...

pensó que estaba dormida,

pero alcancé a escucharlo.

elisa: ¿qué cosas te dijo,

renata?

renata: me dijo que--

me dijo que eso que yo pensaba

de lo que yo creía

que me habían hecho

es cierto.

aquí me sacaron a mi bebé.

me lo sacaron a la fuerza.

mataron a mi bebé.

elisa: perdiste a tu bebé

con la caída.

renata: no, eso no es verdad.

elisa: yo sé cómo pasaron

las cosas.

renata: no, tú no sabes.

tú estabas en nueva york.

tú no sabes muchas cosas.

mi mamá--

ellos tratan de ocultarme

siempre las cosas que pasan.

estoy muy mareada.

elisa: tranquila,

es que tienes que respirar

y estar tranquila, renata.

aquí estoy contigo.

dime.

renata: tienes que buscar

a mauricio.

él sabe lo que me hicieron,

tienes que hablar con él.

elisa: lo voy a buscar.

te prometo, renata.

y si te hicieron algún daño

en este hospital,

yo me voy a encargar

de investigarlo

y de que sus responsables

paguen.

renata: sí te creo.

elisa: renata, vámonos

a la casa, por favor.

renata: sí, me quiero ir

a la casa contigo.

[motor]

fabricio: me enteré

de que mi papá

se quiere casar contigo.

victoria: yo ya le dije

que es prematuro hablar de boda.

fabricio: ¿entonces la cosa

entre ustedes va en serio?

victoria: ¿te sorprende?

fabricio: no.

bueno, lo que me sorprende

es que mi papá quiera

una relación seria

a estas alturas.

victoria: no le habrás contado

nada de esto a elisa, ¿verdad?

fabricio: no, ¿cómo crees?

incluso creo que nadie lo sabe.

victoria: mira, no es que yo

quiera ocultar la relación

con tu papá.

lo que pasa es que, bueno,

mis hijas están ahorita

como muy alteradas.

y no quisiera que esto fuera

ahora un tema de discusión

y de plática...

majo: hola, fabricio.

perdón que mi mamá

se esté quejando de mí contigo.

victoria: yo no estoy diciendo

mentiras.

tú y elisa están muy agresivas

conmigo.

majo: ¿yo, agresiva?

¿quieres que platiquemos

de lo que pasó ayer?

digo, lo puedo platicar

enfrente de fabricio,

si no tienes problema.

fabricio: yo simplemente vine

a llevarte a la universidad.

¿vamos?

majo: me mandó un mensaje elisa.

gracias por venir, fabricio.

fernanda no está, don eugenio.

eugenio: no vine a hablar

con fernanda, vine a hablar

con usted.

déjanos solos.

>> ¿conmigo por qué?

eugenio: necesito que hoy mismo

usted y el niño se larguen

de este departamento.

[música]

[música]

majo: ay, no, no, eso sí no,

por favor.

es lo único que te voy a pedir.

que me dejes entrar sola.

fabricio: como quieras.

yo le prometí a tu hermana

elisa que te iba a acompañar

a inscribirte.

así que ve, aquí te espero.

majo: ¿entonces todo esto

lo estás haciendo por elisa?

fabricio: lo hago

porque somos familia.

majo: [ríe] no,

te mueres por mi hermana

y quieres hacer puntos como sea.

fabricio: ¿y qué tendría eso

de malo?

majo: nada.

¿o sí?

¿o no?

depende.

fabricio: ¿de qué?

majo: de qué tanto

te vayas a desilusionar.

porque elisa solamente

tiene ojos para leonardo.

fabricio: te abro

para que no tardes.

majo: gracias.

guau, otro punto

por caballeroso.

[tono]

>> ahí está.

renata: no me dejes sola,

por favor.

>> no te preocupes,

aquí me quedo contigo.

renata: es que no quiero

que me dejes sola con mi mamá

porque me va a matar

a mí también.

>> ay, no digas eso.

tu mamá te quiere mucho.

victoria: no te desgastes,

marta, ya conoces a renata.

más bien tenemos

que acostumbrarnos,

porque nuevamente

vamos a tener problemas.

renata: quiero que te vayas

de aquí.

victoria: ¿qué es

lo que te pasa?

renata: me quieres hacer daño.

victoria: mira, renata,

elisa insistió

en que te trajéramos hasta aquí.

pero yo sigo pensando

que lo mejor es que estés

en el hospital.

por cierto, ¿dónde está elisa?

>> está en el despacho

con una señorita.

victoria: ¿qué señorita?

>> ay, no recuerdo su nombre.

victoria: quédate con ella

y vigílala.

>> sí, señora.

elisa: gracias por venir,

este es el único lugar

donde me siento segura.

adriana: te dije que te iba

a ayudar y por eso estoy aquí.

¿qué pasó?

elisa: tengo información

que te puede servir

para que por fin atrapes

a cobra.

adriana: te escucho.

leonardo: cobra y sanguinetti.

él es un coleccionista de arte

italiano.

ahora está montando

una exposición en mi galería.

todos los cuadros son

originales, están certificados.

la trampa es que contrató

una póliza de seguro

por el doble del valor

de cada uno de los cuadros.

lo que quieren hacer

es planear un robo

para poder cobrar el seguro

y después vender todas las obras

en el mercado negro.

podrías atraparlos

en ese momento

que estén haciendo el robo.

adriana: pero no puedo hacerlo

sola, necesito apoyo, elisa.

elisa: ¿qué vamos a hacer?

adriana: pues, es que

en la única persona que confío

es en leonardo.

>> tengo información para ti.

como sabemos, y a pesar

de que los actuarios no pudieron

concretar la auditoría,

hay información muy valiosa.

leonardo: ¿encontraron

un movimiento sospechoso

en las cuentas?

>> digamos que hay

varias operaciones financieras

que logramos rastrear.

a partir de las galerías,

el dinero que entró y salió

en varios bancos, no ha dejado

rastro.

simplemente desapareció.

leonardo: lavado de dinero.

>> leonardo, creo

que no tengo que decirte

quién aparece como responsable

de dichas operaciones.

no podemos continuar

con la investigación

hasta que el juez no levante

las medidas preventivas.

pero una vez que se resuelva

el amparo, el siguiente paso

será detener a elisa.

darío: hola, fabricio.

fabricio: ¿qué quieres?

darío: tranquilo,

no te me pongas nervioso.

solo vengo a platicar

un ratito contigo, nada más.

fabricio: mira, ya vete de aquí

o llamo a la policía.

darío: ey, ey, ¿te crees que eso

me asusta?

yo creo que ellos me tienen

más miedo a mí.

¿y sabes qué?

no te quiero lastimar.

no me gustaría hacerle daño

a mi hermanito.

fabricio: eres un imbécil.

darío: el imbécil eres tú.

no te has dado cuenta, ¿verdad?

abre los ojos.

fabricio, yo soy tu medio

hermano.

tú y yo somos hijos

de eugenio serrano.

Cargando Playlist...