null: nullpx
Cargando Video...

Hijas de la Luna Capítulo 9

Univision25 Oct 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

...

locutor: televisa presenta...

[tema musical]

[risas]

>> ay, qué bien la pasamos.

híjole.

teresa: de verdad que yo hace

mucho que no me divertía tanto.

>> no me sueltes, no me sueltes.

inés: yo no sabía que cantabas

tan bonito, juana victoria.

como los mismísimos ángeles.

bárbara: yo ni idea que

cantabas.

y nomás hasta ahí la dejaba.

soledad: envidiosa,

acepta que canta muy bien.

victoria: oh.

pero, bueno, tú cuéntame

qué onda con octavio.

ya me lo caché,

estaba bien apuntado contigo.

soledad: para apuntados,

el primazo.

¿qué onda, eh?

victoria: ¿qué con él?

teresa: si no te hagas, mi hija.

el tal fernando no te quitaba

los ojos de encima.

victoria: ¿a mí?

>> sí, parecía borrego

a medio morir.

teresa: hasta se le escurría

la babota.

inés: la verdad, sí,

juana victoria, creo que

le gustaste a fernando ruiz.

soledad: y mira que está reguapo

el condenado.

bárbara: lo que sea de cada

quien, sí está morro.

teresa: y es muy simpático, sí.

soledad: nada dice

la juana victoria.

nomás nos sordea

como si ni oyera.

victoria: no, yo mejor

me voy por las escaleras

aunque sea más tardado.

fernando: muy agradables tus

hijas, tío.

juan: bueno, ellas,

junto con mi hijo,

son mi alegría, mi esperanza

y son lo que le dan sentido

a mi vida.

bueno, sobre todo

ahora que estoy

en una situación tan difícil.

leonora: ¿qué tal se la pasaron

en la dolorosa

con las ilegítimas?

¿se divirtieron

con mis enemigas?

¿bailaron mucho?

¿brindaron por ellas?

pasaron una noche inolvidable,

¿no?

fernando: hola, tía.

leonora: después te atiendo,

fer.

y tú te atreves a negar

que estás del lado

de las juanas.

sebastián: mejor cuéntanos,

mamá, ¿qué pretendías

con la entrevista que le diste

a todoelmundo?

leonora: dejar claro

que no soy de palo,

que también estoy muy afectada.

porque ellas no son las únicas

que están sufriendo.

y como ni mi esposo

ni mi hijo se preocupan

por mis sentimientos,

pues yo solita

me hice justicia.

sebastián: a ver, ¿cuántas veces

tengo que repetirlo?

ellas no tienen la culpa.

en ese video te expresaste

pésimo de mis hermanas.

leonora: ¿hermanas?

¿ves cómo tengo razón?

los dos, el señor oropeza y tú

están de su parte

y yo no les importo.

sebastián: ay, ya, mamá,

por favor.

mejor no discutamos.

estás enferma del corazón.

fernando: ¿qué?

sebastián: el doctor te

recomendó tranquilidad.

mejor voy a dormir.

buenas noches.

leonora: y usted, señor oropeza,

¿se va a quedar así?

¿como estatua de piedra?

juan: pensé que no querías

hablar conmigo, gordita.

para eso ni pío dije.

buenas noches, mi hijo.

leonora: ¿ves lo que es ahora

mi familia, fernando?

un caos,

todo se ha destruido.

ya nada queda en pie.

victoria: de vuelta la burra

al trigo.

teresa: sebastián me pidió

que te la dejara--

victoria: luego, luego la puse

en su oficina.

teresa: ¿se puede saber por qué

estás tan enojada

con tu hermano?

victoria: no es eso, no es eso,

pues no me late que me ande

mandando regalitos.

¿por qué o qué?

si yo no quiero nada

de los oropeza.

teresa: ay, ni siquiera sabes

qué hay ahí adentro.

victoria: pues no,

pero ni quiero enterarme.

teresa: ¿a poco no te da

curiosidad?

ándale.

victoria: [resopla]

[resuella]

teresa: ¡guau!

una computadora, mi hija.

híjole.

qué padre.

sebastián: no, qué pena,

fernando, vas llegando

y toca semejante escenita.

fernando: bueno, de golpe

me enteré cómo va la cosa.

sebastián: claro, me imagino.

fernando: oye, pero lo que más

me preocupó es lo que tiene

tu mamá.

¿qué le pasó en el corazón?

sebastián: le dio un preinfarto.

aunque está bien,

en lo que le cabe.

fernando: menos mal.

oye, pero así como están

las cosas, ¿será que me hospede

aquí?

es que no pude ni hablar

con mi tía.

sebastián: no, hombre, qué

pregunta, a ver, tú eres de la

familia.

usa el cuarto que quieras,

eso sí, el azul está ocupado

por mi papá.

fernando: muy bien, gracias.

sebastián: ¿y? ¿cuánto tiempo

piensas quedarte en mazatlán?

fernando: pues no sé, la verdad

que quiero pasar

una buena temporada en mi país.

quiero montar una exposición

en nueva york y mi tema

principal va a ser méxico,

sus paisajes, su gente,

sus fiestas, su cultura, todo.

sebastián: perfecto, fernando,

entonces bienvenido al rincón

más bonito de este país.

veten para acá.

fernando: gracias, de verdad.

sebastián: ya te extrañaba.

fernando: gracias.

sebastián: ¿qué haces a--?

victoria: ¿cómo te hago entender

que no quiero tus regalitos?

ah, ya sé.

como te gustan las computadoras

te lo voy a escribir por correo,

a ver si así ya te cae el 20.

teresa: aquí está.

todoelmundo: ¡teresa!

teresa: híjole, me asustaste.

ay, ya.

todoelmundo: ¿qué te parecieron

las entrevistas que les hice

a las juanas, eh?

teresa: hazte a un lado

que ya--hazte a un lado

que tengo que trabajar,

que no veas.

sebastián: como sea, abriste

la caja y sabes que es

una computadora.

victoria: pues sí, me ganó

la cochina curiosidad.

sebastián: y se me olvidó darte

otra cosa.

victoria: ¿qué es?

sebastián: lo que encontré

sobre el programa oficial

para estudiar la prepa en línea.

para cursarla

necesitas una computadora.

¿o no?

acéptala, por favor.

mi intención es buena,

solamente quiero facilitarte

el camino.

victoria: ¡ay!

pues siendo así,

¿cómo te voy a decir que no?

muchas gracias, sebastián.

sebastián: bueno.

a lo mejor,

sí hay un interés oculto

de mi parte.

no quiero que te vayas

de mazatlán.

victoria: ¿quién fue el

chismoso?

sebastián: por favor, lo dijiste

en el reportaje

que subió todoelmundo.

y, claro,

todos nos enteramos.

por lo menos en mazatlán.

victoria: pues ya veremos.

ahorita, aunque quiera,

ni lana tengo para el viaje.

ay.

¿sabes qué?

mira, ya estuvo bueno

de plática, yo mejor

me voy a regresar a chambear.

sebastián: espérate.

todavía tenemos

un asuntito pendiente.

lo de la mamá de juana inés.

victoria: ah, sí.

pues ahí búscala tú.

no conviene estar juntos

ni de chiste.

acuérdate.

sebastián: necesito tu ayuda.

por lo menos averigua

el segundo apellido

de inés bautista.

victoria: ¿que no tienes

boquita?

ve y pregúntale a juana inés.

también es tu hermana.

sebastián: lo haría,

pero no quiero darle

falsas esperanzas,

¿qué tal si no encontramos

a su mamá?

victoria: bueno, eso sí estaría

gacho ilusionarla en balde.

se me hace que eso que quieres

ha de estar en el acta

de nacimiento.

la que le dio la madre

superiora, ¿te acuerdas?

mira, ahorita la localizo

y te traigo el dato de volada.

todoelmundo: eh, ¿qué haces?

teresa: ahora vas a saber

lo que se siente.

todoelmundo: ¿me vas a

entrevistar o qué?

teresa: a ver, todoelmundo,

¿de dónde salieron

todos esos dólares?

todoelmundo: me los gané en una

rifa.

teresa: ¿qué?

todoelmundo: [ríe]

teresa: no.

todoelmundo: no, hubieras visto

tu cara.

no, me los trajo un hermano

de adela, la mamá de mundito.

ella vive en chicago.

hace unos años se cruzó

para el otro lado

a buscar a sus papás.

ellos se fueron de mojados

hace lustros,

décadas.

teresa: ¿y abandonó a su hijo?

todoelmundo: al principio creí

que iba a regresar,

pero luego descubrí

que se había ido

con otro hombre.

teresa: válgame el cielo.

¿y tú has criado al niño

desde entonces?

bueno, si quiera te manda

dinero, ¿no?

todoelmundo: sí, sí, cada mes

para mundito.

y le abrí una cuenta en el

banco, ahí se lo voy guardando.

se me hace que ese chavito

ha de tener más lana

que los iriarte ya.

teresa: y tú, todoelmundo,

¿sigues queriendo a adela?

[música]

[música]

sebastián: inés bautista

sandoval.

victoria: así mero se llama

la mamá de juana inés.

¿adónde la vas a buscar?

sebastián: a ver si hay datos

de ella en el registro civil

de puebla.

victoria: ay, a todo dar.

oye, ¿mientras me das chance

de usar tu teléfono?

sebastián: claro, te da tono

con el nueve.

victoria: ¿hola?

¿es usted el representante

de lorena brizuela?

oiga, hasta parece

que se me anda escondiendo,

le he estado marque y marque.

soy la latosa que le dejó

como diez recados de voz.

sí, juana victoria ramírez.

mire, necesito contratar

a don laureano en un evento

aquí en mazatlán,

es algo muy importante.

entonces, ya quedamos.

usted me manda el contrato

y yo me encargo

de que don juan oropeza

le ponga la poderosa.

luego se lo retacho

por mensajería.

claro, le deposito, pues,

la mitad.

muchísimas gracias.

y seguimos en contacto.

[festeja]

listo, ya está contratado

laureano brizuela.

ya está para la fecha

de la pachanga.

¿y ahora?

ay, ¿no te gusta cómo canta

o qué?

sebastián: la madre

de juana inés está muerta.

victoria: ¿eh?

no inventes.

pero...

pues ¿cómo? ¿qué le pasó?

sebastián: encontré su acta

de defunción.

está firmada por un médico

forense de la ciudad de puebla.

dice que la causa de muerte

fue desnutrición.

a ver si puedo localizar

al doctor.

victoria: [suspira]

inés: ay, no me deja hablar

con mi papá, se está gastando

una fortuna en la fiesta

de doña leonora.

bárbara: pues dijo que quería

un panchangón de aquellos

y eso cuesta harta feria.

soledad: oigan, podemos ver

lo de los centros de mesa, ¿eh?

inés: hay que hacer unos

muy bonitos.

fernando: hola.

¿dónde anda la otra juana?

es que me gustaría saludarla.

bárbara: se me acaba de ocurrir

algo, que el vato este

recién llegado nos cuente

santo y seña de su vida.

¿cómo la ves, fernando?

fernando: va, vamos.

vamos.

sebastián: se lo agradezco

mucho, doctor.

pésimas noticias.

el médico me dijo

que encontraron a la mamá

de juana inés muerta

en la calle.

la mató la pobreza,

juana victoria.

como nadie reclamó su cuerpo

en la morgue la sepultaron

en la fosa común

del panteón de dolores.

victoria: ay, no podemos

contarle eso a juana inés.

sebastián: no.

claro que no.

tu mamá murió en paz,

juana inés.

inés: pero ¿y cómo fue?

victoria: estaba rodeada

de amor,

acompañada de sus amigos.

inés: bendito sea dios.

quiero visitar su tumba,

¿dónde la enterraron?

sebastián: no sabemos,

de sus amigos no queda ya

ninguno.

inés: que dios la tenga

en su santa gloria.

victoria: lo siento mucho,

hermanita.

inés: [llora]

adiós, mamá.

sebastián: vamos, chavos.

inés: dios te salve, maría,

llena eres de gracia.

el señor es contigo,

bendita eres entre todas

las mujeres

y bendito sea el fruto

de tu vientre jesús.

[llora]

fernando: ¿puedo hacer algo

por ti?

leonora: en concreto, tú también

estuviste en esa dichosa fiesta

de la dolorosa.

estefanía: sebastián me invitó,

leo, y, pues, obvio--

leonora: y seguro ahorita

también andan de juerga

con las ilegítimas.

hoy no fuiste requerida.

estefanía: sé que la situación

es difícil para ti

y que te duele mucho,

pero te prometo que las juanas--

leonora: ya, ya sé para dónde

vas.

"ellas no tienen la culpa

de nada".

estefanía: pues sí, pero es que

además son unas adoradas.

leonora: ay, no, no me digas,

capaz que se me sube

la presión arterial.

¿averiguaste algo

sobre sus intenciones?

me refiero a las hijas

del señor oropeza, claro.

estefanía: bueno,

no directamente,

pero ¿viste el reportaje

que todoelmundo subió a su blog?

leonora: por supuesto.

estefanía: pues ahí juana

victoria dice que está

juntando dinero para regresar

a la ciudad de méxico.

leonora: pudo mentir solo

para despistar.

estefanía: ¿sigues pensando

que tiene un interés económico?

sebastián: por lo pronto

disfrutan de vacaciones pagadas,

¿no?

estefanía: juana victoria

trabaja de mesera

en el medialuna.

leonora: ay, ¡como sea!

investígalas, estefanía.

es que para mí es importantísimo

saber qué traen entre manos.

estefanía: sí, sí, claro.

leonora: me vas a informar

de cualquier actitud sospechosa

que veas en ellas, ¿verdad?

es que solo cuento contigo,

porque eres la única

que en realidad me quiere.

victoria: ay, perdón.

perdón por la confiancita.

apenas te conozco

y ya te agarré

de paño de lágrimas.

fernando: no te preocupes,

juana victoria.

está mi hombro

para cuando lo necesitas.

victoria: gracias, fernando.

esto de juana inés

me recuerda a mi propio dolor.

mi mamá también se murió

hace poco.

fernando: lo siento mucho.

victoria: le dio cáncer.

y la vida se le iba yendo

poco a poquito.

ay, la extraño mucho.

ya.

ya no quiero llorar.

tengo que ser fuerte

por juana inés.

[música]

[música]

victoria: a veces es bueno

hablar, juana inés,

decir lo que uno siente,

así no te quedas

con guardaditos y sacas lo malo,

lo triste y lo que te duele.

bárbara: no te agüites.

si tuviéramos un costal de box,

podrías sacar "todititito"

el coraje.

no sabes cómo ayuda

darle de guamazos.

si quieres, yo la hago

de punching bag,

aguanto rebien los golpes.

soledad: no es de a gratis

que estemos juntas.

¿ya te cayó el 20?

tus hermanas te apoyamos

en las buenas y en las malas.

inés: si quiera, ya sé qué fue

de mi mamá.

siempre tuve la ilusión

de que llegara al convento

para explicarme por qué me dejó,

por qué no se hizo cargo de mí.

esperaba que dios me hiciera

el milagro de conocerla,

pero ahora eso ya nunca

va a pasar.

[llora]

soledad: te tocó difícil,

juana inés, pero por tu bien,

sácalo de tu mente

y de tu corazón.

bárbara: me consta que está

canijo, pero para eso estamos

tus hermanas, para apoyarte.

victoria: somos tu familia.

todas: somos tu familia.

inés: sí, son mi familia.

fernando: me conmovió en serio

la ceremonia de juana inés.

sebastián: sí, todo fue

muy emotivo.

y de mis hermanas

ella es la más frágil.

fernando: pero todas

son geniales, sebastián.

sebastián: de acuerdo.

fernando: aunque hay una

que de verdad me tiene

fascinado.

sebastián: ¿sí?

¿cuál, fernando?

fernando: juana victoria.

es increíble como puede estar

feliz, cantando y bailando,

y apenas unas horas después,

llorando tristísimo.

sebastián: sí, es muy especial.

fernando: nunca me había pasado

algo así.

igual piensas que exagero,

pero creo que es la chava

que he esperado toda mi vida.

¿será eso que llaman

amor a primera vista?

a lo mejor.

esto pica como el demonio.

juan: muchísimas gracias a todas

por estar aquí.

les pedí que vinieran

porque decidí posponer

la fiesta sorpresa de leonora.

juana inés, hija, necesitas

un tiempo para tu duelo, ¿no?

inés: gracias, papá, pero

el duelo lo llevo por dentro.

puedo seguir con lo de la fiesta

y hasta creo que es mejor

porque me distraigo.

juan: ¿estás segura?

inés: sí, sí. claro. sí.

juan: ¿y cómo vamos?

inés: mira, ya pagamos

el anticipo de la carpa,

las mesas, la mantelería,

la vajilla, los cubiertos,

los vasos, las copas.

todo para 200 personas.

y a estefanía ya le di

para que compre lo del banquete.

y en cuanto al cantante,

yo lo que estoy viendo--

victoria: hay que entrarle

con el anticipo.

es la mitad de lo que va

a cobrar.

estefanía: no, no, me encanta.

no puedo creer que un cantante

tan famoso vaya a venir.

victoria: y hoy debe de llegar

el contrato ya para que don juan

le ponga [chifla] la poderosa.

juan: hijas, en verdad,

muchísimas gracias.

gracias por su esfuerzo

para organizar esta fiesta

tan maravillosa.

y seguro gracias a ella

leonora va a perdonarme.

victoria: pero seguro que sí.

juan: sin ustedes, la verdad

hubiera sido muy difícil.

[grita]

¡hija!

victoria: que me lo van

a perdonar.

juan: [ríe]

leonora: está perfecto.

pero acuérdese que quedamos

que se le va a dar trámite

a mi divorcio hasta después

de la boda de mi hijo.

>> así es.

sin embargo, señora,

este convenio de divorcio

debe estar firmado por don juan

antes de ingresarlo al juzgado

de lo familiar.

leonora: sí, yo entiendo.

>> por otro lado,

estamos hablando

de un divorcio voluntario.

leonora: yo me pregunto,

¿qué pasaría si él no acepta

firmar el convenio?

[teléfono]

darío: dime.

>> ya está lista la llamada

que me pidió, señor iriarte.

el representante de laureano

brizuela ya se encuentra

en la línea.

darío: gracias.

buenas tardes,

habla darío iriarte.

victoria: pues juana inés

está bien dentro de lo que cabe.

fernando: ¿y tú, más tranquila

también?

victoria: pues por lo menos

ya sin tanta chilladera.

gracias.

luci.

luci: hola, buenas tardes,

¿en qué les puedo servir?

victoria: ¿llegó un paquete

para mí?

luci: ah, sí, sí.

marqué a tu habitación,

pero no te encontré.

fernando: ¿y eso?

victoria: es el contrato

del cantante.

luci: hotel media luna,

recepción, buenas tardes.

victoria: no, pues mira.

ya nada más necesito la firma

de don juan, y pues ya está.

luci: juana victoria, te buscan.

victoria: hola,

habla juana victoria ramírez.

sí, acabo de recibir--

no, pero es que--

oiga, no puede hacernos esto.

pues si ya nos habíamos

apalabrado.

híjole, de veras que--

pero qué poca seriedad tiene.

yo--

[tono de desconexión]

me colgó.

fernando: pero ¿qué te dijo?

victoria: pues que alguien

muy de su confianza

le fue con el chisme

de que yo soy una transa

de primera,

que he quedado bien mal

con otras contrataciones,

que no le pago a los cantantes.

¡puros cuentos! yo nunca

he tratado con artistas,

pues ¿de dónde?

fernando: pero--

aquí está el contrato, ¿no?

victoria: pues sí, pero no está

firmado.

fernando: entonces ese contrato

no sirve para nada.

oye, pero la cosa es, ¿quién

le dijo que tú eras una--?

victoria: ahí nos vemos.

soledad: sí, soy juana soledad.

octavio: no te oigo, muchacha,

¿quién habla?

soledad: ¡juana soledad!

octavio: bájenle tantito

a su relajo

que esto ya se puso bueno.

octavio: hola, guapa, ¿qué onda?

soledad: ¿cómo vas

con el escenario?

¿mal? ¿por qué?

octavio: necesito

que te apersones aquí

para que supervises el trabajo.

soledad: qué menso.

de veras, eh.

octavio: entonces, ¿vienes?

soledad: mira, octavio,

si ese trabajo no queda perfecto

a tiempo--

octavio: o podemos ir

por unas cheves a la dolorosa.

soledad: qué cheves ni que nada.

estás advertido, eh.

victoria: ¿dónde andan

juana inés y juana bárbara?

necesito hablar con las tres

urgente.

juan: ¿y bueno?

bárbara: checa, pa.

nos cayó de malas

y tenemos que darte una noticia,

porque ahora resulta que--

juan: a ver, perdón, pero

no hago más que imaginar la cara

que va a poner mi gordita

cuando vea a laureano brizuela

y cantándole a ella,

a ella nada más.

no, hombre,

ese cuate tiene una voz.

y canta con un sentimiento

que a cualquiera enamora, ¿no?

bárbara: papá, es que--

juan: mira, cuando éramos novios

yo le cantaba a mi mujer.

le cantaba justo esa melodía

que laureano brizuela le va

a cantar en vivo y en directo.

victoria: no. mejor luego

nos vemos, don juan.

juan: sí, sí, ándale.

ay, laureano.

[música]

[música]

todoelmundo: ¿quién?

todas: ¡las juanas!

todoelmundo: ah, caray,

bienvenidas. pasen, pasen.

victoria: perdón, pero

necesitamos que nos eches la

mano con algo bien importante.

soledad: sí, nos urge,

todoelmundo.

todoelmundo: claro, claro,

discúlpenme un segundo,

nada más que estoy aquí

en una videollamada, ¿no?

victoria: así. así merito

tenemos que hablar con él,

cara a cara y viéndolo

a los ojos.

todoelmundo: luego te llamo,

adela. bye.

¿hablar? ¿con quién?

bárbara: con laureano brizuela.

todoelmundo: ¿el cantante?

inés: no, con su fantasma.

victoria: [ríe]

bárbara: claro que

con el cantante.

está simpática la monjita.

todoelmundo: bueno,

¿y saben cómo localizarlo?

victoria: se nos ocurrió

que igual y tú lo puedes

encontrar con tu compu.

juan: estoy tan, pero tan feliz.

todo va viento en popa

con la fiesta.

sebastián: papá, no quiero ser

grosero, pero con todo

lo que ha pasado

tengo mucho trabajo pendiente.

mañana es quincena,

necesito terminar

la nómina del hotel.

tampoco le he pagado

a unos proveedores, y--

[celular]

perdón, es de culiacán.

juan: sí, adelante.

sebastián: ¿bueno?

sí, él habla.

¿qué tal, licenciado?

¿cómo está?

¿y qué noticias me tiene?

increíble, qué rápido.

claro, mañana voy a confirmar

los papeles.

gracias, licenciado.

hasta luego.

¡me dieron el crédito

para el terreno!

juan: a ver, ¿no me habías dicho

que darío te lo bloqueó?

sebastián: ¿y crees que me iba

a quedar de brazos cruzados?

me fui a otro banco en culiacán

y listo. compro el terreno

y empiezo con el proyecto

del spa para el media luna.

juan: ah, caray, sebastián.

pediste un dineral,

y podríamos irnos--

sebastián: tranquilo,

yo tengo todo bajo control.

con las utilidades del hotel

podemos pagar los créditos.

papá, estoy feliz.

mundo: ¿cómo va, sensei?

sebastián: no quiero

interrupciones, pausas,

discontinuidades, paréntesis

o recesos, vástago.

mundo: perdón.

victoria: pero ¿vas a poder?

mundo: [chista]

es que es muy complicado

lo que hace mi papi.

soledad: sí, pero ¿va a tardar

mucho?

mundo: chance. depende

qué tan rápido le contesten.

todoelmundo: listo, listo.

laureano: a ver,

¿ustedes de dónde salieron?

todas: laureano brizuela.

mundo: eres un genio, sensei.

laureano: ¿cómo consiguieron

mi contacto?

victoria: perdón, no vaya a

creer que somos de esos méndigos

hackers ni que queremos venderle

o algo así. pues lo que pasa

es que nos urgía hablar

con usted.

soledad: es algo de vida

o muerte.

bárbara: ya habías quedado,

vato, o tu representante, no sé.

la cosa es que ibas a venir

a cantar a mazatlán y nomás

nos dejaste todas alborotadas.

inés: mire, buen hombre,

mi hermana ya habló

con su representante.

laureano: sí,

él algo me comentó

sobre una presentación allá.

victoria: eso.

bárbara: pero nos levantaron

falsos, laureano. ¿captas?

inés: nosotras no somos

tramposas, ni dios lo mande.

bárbara: quién sabe que dijo

que somos un fraude,

y es pura mentira.

victoria: por eso queríamos

hablar contigo así, mirándote a

los ojos para que luego no vayan

a haber esos malos entendidos.

bárbara: somos hijas

de juan oropeza.

inés: y él y su esposa van

a festejar sus bodas de plata.

soledad: es un evento

muy importante,

porque nuestro papá cree

que si cantas tú,

su mujer lo va a perdonar.

victoria: ellos se enamoraron

con tus canciones.

su felicidad depende de ti.

bárbara: ándale, laureano,

no seas gacho. ya no te hagas

del rogar, jálate para acá.

>> ey, ¿con quién hablas,

laureano?

todas: ¡no!

victoria: no, no, ¿qué fue eso?

todoelmundo.

sebastián: ya estás organizando

el banquete para la fiesta.

estefanía: justo estoy haciendo

la lista de compras.

sebastián: ¿y la puedes dejar

tantito?

estefanía: ay, por esa sonrisa

que me derrite dejo todo,

mi amor.

sebastián: te tengo

buenas noticias, chiquita.

estefanía: ah, ¿sí?

sebastián: [se aclara

la garganta]

buenas noches, ¿sí?

habla sebastián oropeza.

sí, sí, bien, gracias.

mire, le llamo para avisarle

que ya me dieron el crédito

para comprarle su terreno.

estefanía: [grita]

sebastián: sí, sí. en cuanto

terminen todos los trámites

de la notaría, firmamos y listo.

estefanía: felicidades.

sebastián: sí, sí, de acuerdo.

perfecto, nos hablamos.

hasta luego.

estefanía: ¡felicidades!

tu sueño se va a hacer realidad.

sebastián: sí, voy a convertir

el media luna en el hotel

boutique más grande

de la región.

estefanía: ¡te amo, te amo,

te amo!

te amo, te amo.

mundo: coco, llévese el coco.

ándele, sin miedo,

con chilito molido y limón.

coco, llévese el coco--

victoria: perdón que esté duro

y dale, pero ¿podemos hacer

la lucha para seguir hablando

con laureano brizuela?

todoelmundo: la lucha

ya la hice, pero creo que es

imposible, improbable,

im--

soledad: ¿por qué?

todoelmundo: por la simple

y sencilla y llana razón

de que laureano brizuela

se desconectó.

bárbara: ya deja de hablar tu

enredado, le echas mucha crema

a tus tacos, vato.

inés: boxeadora,

este buen hombre nos está

haciendo el favor,

y tú lo regañas.

victoria: qué mala pata.

tan bien que íbamos, caray.

mundo: bueno, ya no entendí.

¿viene ese cantante sí o no?

bárbara: pues sabe.

el representante cortó

la llamada, qué canijo.

inés: santa virgen de dolores,

¿y con esa boquita comes?

modera tu lenguaje.

bárbara: mira, sor correcta,

si te molesta, está fácil.

tápate las orejotas y ya estuvo.

victoria: ¿será que

con lo que alcanzamos a decirle

ya convencimos a laureano

brizuela de que venga?

soledad: ojalá. si no, nuestro

papá se va a poner bien triste.

bárbara: ahorita sí nos hace

falta una de tus premoniciones,

juana vidente.

mundo: ¿premoni qué?

soledad: de una vez hay

que irle dando la mala noticia

a nuestro papá.

bárbara: yo zafo.

inés: entonces,

¿quién se lo va a decir?

victoria: ¿yo?

montoneras.

[música]

[música]

todoelmundo: es tarde, pupilo.

hora de dormir.

[suspira]

mundo: oyes, ¿me lees la carta

de mi mamá?

todoelmundo: ¿otra vez?

mundo: porfis. solo

me la has leído como 223 veces.

porfis, ¿sí?

todoelmundo: [suspira]

"el otro día,

me encontré con un centauro,

mitad hombre, mitad caballo.

aquí viven también unicornios

y minotauros.

ayer vi un venado muy especial

que solo tenía un ojo

en la frente, como los cíclopes.

en fin,

ya te seguiré contando

en mi próxima carta,

y por favor,

no olvides

que eres la persona

más importante en mi vida.

te ama,

tu mamá".

buenas noches, hijito querido.

eres una ingrata, adela.

¿ves?

¿ves lo que me obligas a hacer?

tuve que inventar

un mundo fantástico

con tal de que mundito

no sepa la verdad

sobre su madre.

victoria: de una vez

hay que checar la distribución

de las mesas. no, porque luego

pasa que sientas ahí a todos

que se llevan de la patada

y se la pasan con sus carotas.

soledad: los que las alquilaron

ponen los manteles y eso,

¿verdad?

inés: es increíble,

llegó el día de la fiesta.

bárbara: párese ahí.

párese, párese.

como que se te olvida

algo bien importante.

¿ya hablaste con mi apá?

victoria: pues no, fíjate

que no, pero no es por sacarle

la vuelta. no le he dicho nada

porque en una de esas,

¿quién quita y el artista--pum,

llega a la fiesta?

inés: la virgencita

nos va a hacer el milagro.

soledad: ¿y si no?

mejor que le digas a

nuestro papá cómo está la cosa.

victoria: pues en una de esas

tienes razón, pero--

no, siento refeo romperle

el corazón así en pedacitos.

darío: ¿las hijas

de juan oropeza?

¿y cómo localizaron

a laureano brizuela?

entonces hablaron con él.

pero ¿va a presentarse

en mazatlán?

ah, no, no.

perfecto, si eso es lo que

quiero, que laureano brizuela

no cante en la fiesta

de hoy en la noche.

Cargando Playlist...