null: nullpx
Cargando Video...

Hijas de la Luna Capítulo 74

Univision1 Feb 2020 – 12:00 AM EST

Comparte

...

locutor: televisa presenta...

carla: ¿y pretende probarlo

con esto?

sebastián: el catéter se usa

para sacar sangre, ¿no es así?

carla: ¿a dónde quiere llegar?

sebastián: lo encontré adentro

del excusado en el baño

de la recámara que yo compartía

con estefanía, ¿no le parece

extraño? ¿no?

carla: a ver, ¿quiere decir

que entró a esa casa violando

los sellos de la policía?

sebastián: sí, quería encontrar

algo que comprobara la inocencia

de juana victoria.

ahí está, lo encontré.

carla: a ver, en primer lugar,

existe un protocolo

para la recolección de pruebas.

y en segundo lugar, esto no

me sirve para nada, sebastián.

me parece incluso burdo

lo que intenta hacer.

pudo comprar este catéter

en cualquier farmacia y mentir

diciendo que lo encontró

en la casa.

sebastián: pero no es así.

carla: a ver, los peritos

revisaron durante horas

ese espacio, ¿me va

a decir que pasaron por alto

algo que es tan obvio?

sebastián: es que no estaba

a la vista.

salió cuando bombeé el excusado

que estaba tapado.

a ver, ¿esto qué prueba?

que estefanía se sacó sangre,

luego ella misma la derramó

en la cajuela de la camioneta.

carla: a ver, ve demasiadas

películas de detective.

encontramos casi tres litros

de sangre en esa cajuela, ¿sabe

qué pasa si alguien se saca

esa cantidad de sangre?

sebastián: sí, sí, entiendo

perfectamente, pero tiene que

haber una explicación lógica

para todo esto, ¿no?

carla: mire, su teoría

es absurda y la verdad--

sebastián: a ver, ¿no le parece

más absurdo que no aparezca

su cuerpo?

carla: el asesino pudo llevarlo

a otro lado.

sebastián: estamos hablando

de juana victoria.

a ver, ¿usted en verdad cree que

ella tiene la fuerza suficiente

para cargar un cuerpo así

a un lugar lejano?

carla: alguien pudo ayudarla,

usted, por ejemplo.

¿se le olvida que

lo consideramos sospechoso

de ser el autor intelectual

de todo esto?

sebastián: ¿de verdad?

aquí estoy, pues, entonces.

arrésteme.

carla: a ver, mejor salga

de mi oficina y no me quite

el tiempo.

>> los casos de homicidio

calificado en los que no hay

cadáver son más difíciles

de procesar.

juan: sí, me imagino.

>> aunque la sangre

en la cajuela, la cantidad

de la misma y, sobre todo,

el arma homicida con las huellas

de su hija son pruebas

contundentes en su contra.

juan: ella no asesinó a nadie,

licenciado.

alguien quiere incriminarla.

>> por lo pronto debemos

esperar a que la fiscalía

haga la acusación formal.

juan: según lo que investigué,

usted es el mejor penalista

del estado.

>> bueno, eso dicen

mis clientes.

juan: y entonces, ¿toma el caso?

>> por supuesto, señor oropeza,

mire, traje un contrato

para que lo firmemos y, pues,

aquí vienen mis honorarios.

juan: ajá.

>> entiendo por lo que está

pasando y no es momento para

hablar de dinero, pero siempre

prefiero dejar las cosas claras.

juan: sí, estoy de acuerdo

con usted.

qué cosas tiene la vida.

si darío iriarte supiera que voy

a pagar la defensa de juana

victoria con su dinero.

[ríe]

todoelmundo: ey, órale,

mira, ¿sabes qué?

voy para allá.

adela: ey, mi "baby" y yo vamos

a jugar soccer.

todoelmundo: sí, está bien, yo

voy a ver a teresa.

mundito: te acompaño, papá.

adela: pero si vamos al parque,

"son".

mundito: quiero ir a ver

a teresa, sensei.

todoelmundo: sí, claro, vamos.

adela: oye, "baby", se siente

bien gacho que primero me digas

que jalas conmigo y luego

me dejes botada, "you know?".

mundito: perdón, es que extraño

mucho a teresa.

inés: es que ni cuenta me di

a qué hora se fue.

me siento impotente, no sé qué

hacer para ayudar

a mi "chiquis".

soledad: tampoco hay mucho que

puedas hacer, mi hija.

fernando: solo apoyarlo,

estar con él.

bárbara: ay, pobre mau,

se la está pasando bien mal.

aunque nosotras también andamos

de la fregada.

a mi carnala la tienen contra

las cuerdas.

soledad: sí, está bien feo.

oye, está muy entretenido

tu celular, jericaya.

¿pasaste de nivel con

los pajaritos o son las morras

en bikini que te manda raymundo?

octavio: no te enojes, mi sol,

mi luna y mis estrellas.

es que contestó la campeona

mundial.

bárbara: ¿qué?

mira, bato, si me estás echando

carrilla vas a durar menos

que la güera en mi última pelea.

octavio: no es carrilla, ahí

está.

>> ¿cómo ven?

subieron un video

de una boxeadora amateur

en mazatlán que me hizo recordar

cuando yo comenzaba en el boxeo,

cuando pisé por primera vez

el gimnasio pidiendo que me

entrenaran para ser boxeadora.

pasé por muchos momentos

difíciles, empezando

porque las mujeres

no se consideraban aptas para

este deporte y cómo olvidar

lo complicado que fue conseguir

mi primera pelea profesional.

mira, juana bárbara oropeza,

eres una joven con deseos

de triunfar y ser reconocida

en el mundo del boxeo femenino.

además, me enteré que te gusta

entrenar, igual que a mí.

recuerda que ellos son

el futuro.

aférrate a tus sueños.

fernando: qué buena onda

de la barby.

bárbara: esto está bien perrón,

se ve luego luego que es a todo

dar, ¿no?

he escuchado cosas muy buenas

de ella.

por eso la admiro desde que era

bien morrita.

inés: ay, boxeadora, hasta que

dices algo con sentido.

estoy sorprendida, ¿eh?

bárbara: cállate, monjita,

¿estás chisqueada?

¿tú qué sabes de la vida si nada

más te pasas ahí a puro santo

y santo?

déjame disfrutar de este

momento, ¿quieres?

mundito: ya, "porfis", no estés

tan triste, teresa.

teresa: perdón, mundito, pero es

que no puedo evitarlo.

pero ¿sabes qué?

tu amor me hace sentirme mucho

mejor.

mundito: ahora que me acuerdo,

¿por qué causa, razón

o circunstancia estás triste?

teresa: [suspira]

es que juana victoria trae

un problemita que me trae bien

preocupada.

todoelmundo: es que teresa

es la mujer más dulce, tierna

y de buen corazón que hay

en el mundo.

mundito: ¿es malo que te quiera

más que a mi mamá?

teresa: no.

todoelmundo: eso no es malo,

pupilo, es lógico.

teresa ha estado más tiempo

contigo, te ha cuidado

y te ha protegido.

mundito: apenitas sí la conozco,

pero adela ya me está cayendo

mejor.

teresa: qué bueno, mi amor,

qué bueno.

mundito: aunque la verdad,

tú me caes mejor.

bárbara: todoelmundo, fuimos

a buscarte a tu casa.

todoelmundo: ¿en qué puedo

complacerlos, servirlos

o ser útil?

bárbara: necesito que me hagas

un jale y es urgente.

leonora: no, no, yo no entiendo

cómo es posible.

sebastián: tienen razón, a lo

mejor solamente estoy imaginando

cosas intentando ayudar a juana

victoria, pero la realidad es

que estefanía está desaparecida.

y se supone que fue asesinada,

¿no?

no, ya, ya, de verdad,

olvídenlo.

juan: a ver, sebastián,

encontraste una pista y te hizo

suponer que estefanía está viva.

¿qué pierdes investigando?

sebastián: sí, sí, pa, tienes

toda la razón.

es que la situación me tiene

vuelto loco, quisiera

resolverlo, no sé, como por arte

de magia.

y por momentos me gana esa

sensación de impotencia

que me hace dudar de todo.

menos, menos de la inocencia

de juana victoria.

leonora: bueno, pero ¿entonces

tú crees que estefanía armó

un enredo para incriminarla?

sebastián: ma, esta es

mi teoría, a partir de este

catéter que encontré.

leonora: ay, dios mío, pero esto

va más allá de la perversión,

de la locura.

aunque pensándolo bien, por cómo

se han dado las cosas, yo

la creo muy capaz, mi hijito.

juan: gordita, gordita,

tranquila.

leonora: es que...

juan: ¿ya hablaste con carla

vásquez?

sebastián: sí y obvio no

me creyó y la verdad tampoco

tengo argumentos sólidos

para sostener mi teoría.

entonces, para que liberen

a juana victoria, necesito

probar que estefanía está viva,

pa.

juan: bueno, ¿en qué quieres

que te ayude?

yo te ayudo, ¿va?

soledad: hola.

leonora: hola.

juan: ¿sol?

[grita]

leonora: ay, santo cielo.

inés: ¿tuviste otra

de tus visiones?

¿qué fue?

soledad: era estefanía.

[tv] y en otra información, fue

detenida juana victoria ramírez

nieto, una de las hijas de juan

oropeza, acusada

de la desaparición

de estefanía iriarte.

>> aquí las autoridades

encontraron la camioneta

perteneciente a la hija de darío

iriarte, reconocido empresario

de mazatlán.

fuentes indicaron que en

la cajuela del mismo se encontró

tal cantidad de sangre

que los lleva a suponer que

estefanía iriarte fue asesinada.

estefanía: perfecto.

voy a refundirte en la cárcel,

juana victoria, y vas a sufrir

lo que mereces.

[ríe]

soledad: ya había tenido

visiones así, es una figura muy

espantosa y no sé por qué, pero

siempre supe que era estefanía.

aunque hasta ahora le vi

la cara.

ya una vez hasta nos salvamos

gracias a esa visión.

sebastián: pero ¿hay algo

que las provoque?

sebastián: ¿sabe?

pero ahorita me vino cuando vi

ese catéter.

leonora: ay, ¿y eso qué querrá

decir?

sebastián: pues, que estefanía

está viva.

sí, ahora sí, ahora sí no tengo

una sola duda.

esto prueba que estefanía está

viva.

inés: ahora sí les juro que yo

no entiendo nada.

sebastián: a ver, oigan,

¿se acuerdan de algo

significativo que haya pasado

cuando la llevaron a arreglarse?

antes de la boda.

inés: lo mismo nos preguntó

la señorita esa y le dijimos

que andaba feliz, un poco

nerviosa por la boda, pero--

soledad: y hasta tenemos

unas fotos.

juan: ¿podemos verlas?

a ver.

leonora: no, a ver, espérame,

espérame tantito.

a ver, regrésate.

sebastián: ¿esta?

leonora: a ver, pásame, pásame.

juan: ¿qué ves, gordita?

dios mío, yo le presté

esta novela a estefanía.

adela: ¿y mundito?

todoelmundo: quiso quedarse

con teresa.

adela: pues, muy mal.

lo estoy esperando desde hace

rato.

todoelmundo: ¿y ahora?

adela: ¿sí entiendes que yo

soy la mamá del niño?

todoelmundo: ¿hablas de la que

lo abandonó desde que era

un bebé y que nueve años

después exige sus derechos?

adela: no me checa que andes

cantando que lo abandoné, eso ya

pasó.

todoelmundo: demasiado tarde

te acordaste.

adela: es mi chance

para acercarme a él.

y si no me das mi lugar,

me llevo a mi hijo.

todoelmundo: ah, ya sacas

el cobre.

¿y por qué no le dices

lo que de verdad te pasó

en estados unidos, eh?

adela: ¿de qué hablas?

todoelmundo: de que tu galán

te engañó, te vio la cara,

te puso los cuernos.

luego te agarró la "migra"

y te deportaron, que no

me quieres y que estás aquí solo

porque no tienes un peso.

leonora: en resumen, la novela

se trata de que la esposa

se saca sangre poco a poco hasta

que junta tal cantidad

que la policía da por hecho

que la asesinaron.

soledad: entonces, estefanía

usó la novela como una especie

de guía práctica para hacerse

pasar por muerta y echarle

la culpa a otra.

leonora: exactamente.

sebastián: no, es que tenía

razón.

aunque seguimos en las mismas,

ahora tenemos que encontrar

a estefanía.

juan: vamos a dar con ella,

te aseguro que juana victoria va

a salir libre.

bárbara: no hay nada que no

resuelvan bien tres series

de 20.

victoria: ¿de qué hablas?

bárbara: pues, para que veas,

¿qué escoges? ¿sentadillas

o lagartijas?

victoria: [ríe]

¿tú crees que puedo entrarle

ahorita al ejercicio?

bárbara: pues, algo tengo que

hacer para que no te me agüites.

el ejercicio echa endorfinas

que son las hormonas

de la felicidad.

así es que a darle, ¿va?

uno--

conmigo, juana victoria, ánimo.

dos.

ya, está bien.

solo--

solo quiero que sepas que estoy

aquí, cuenta conmigo.

o sea, sí cuentas conmigo, pero

también cuenta conmigo, ¿no?

tres, cuatro.

cinco.

[música]

[música]

adela: mandaste a la "lady" esa

a "watcharme", ¿verdad?

todoelmundo: ¿cuál "lady"?

adela: una que me pagó la cuenta

en la tienda y dizque estuvo

en chicago.

de ahí salió la información que

tienes de mí, ¿no?

¿o no?

todoelmundo: eso es lo de menos,

el caso es que se te cayó

la mentira, el teatrito,

tu numerito.

adela: cuando me detuvieron,

me quitaron todo, no me quedaba

de otra más que pedirte ayuda.

todoelmundo: pero no

me la pediste, trataste

de engañarme, timarme,

burlarte de mí.

si me lo hubieras dicho,

te hubiera ayudado, adela.

adela: egidio, de verdad,

perdóname.

no tengo nada, necesito

que me ayudes.

te lo ruego.

sebastián: estefanía está viva.

victoria: jija, ¿a poco

regresó la muy canija?

sebastián: no, no, todavía no.

pero armó todo para que

aparecieras como la culpable

de su asesinato.

victoria: híjole, ahora sí

me dan ganas de--

¿tú no sabes dónde está?

sebastián: ven, no, no tengo

idea, pero voy a encontrarla,

bonita, te lo juro.

victoria: eres mi héroe, bombón.

sebastián: solamente te amo más

que a nada en este mundo y soy

capaz de lo que sea,

de lo que sea por ti.

victoria: te amo.

bueno, pero a ver, cuéntamelo

todo, ¿cómo supiste que la--

infeliz de tu esposa está viva?

sebastián: me metí a la casa

que nos regaló darío.

[timbre]

teresa: yo voy.

bárbara: [suspira]

pues, mis hermanas ya me

contaron toda la historia, doña.

se la baña la chisquiada, ¿eh?

inés: seguro dios la va

a castigar.

leonora: no, ¿y te contaron

que gracias a una novela

que le presté a estefanía

terminamos entendiendo

lo que hizo?

bárbara: ay, doña, ¿a qué hora

se le ocurrió, hombre?

leonora: [ríe]

bárbara: ¿qué? doña leo y yo ya

somos "amiguis", ¿que no?

leonora: claro.

[ríe]

bárbara: ah, pintorcito.

leonora: ¿y eso qué fue?

carla: esta es la orden

de consignación en su contra.

victoria: ¿qué significa eso?

carla: está acusada formalmente

por el probable asesinato

de estefanía iriarte.

darío: contrata a alguien para

que en cuanto juana victoria

entre al reclusorio, la maten.

victoria: no, no, es que

en serio, no me pueden acusar

del asesinato de estefanía

porque ella está viva.

carla: entiendo, su novio ya

le vino con el cuento de que día

tras día se fue sacando sangre.

victoria: sí, sí, hasta

que la vació en la cajuela

de la camioneta.

carla: mire, yo en su lugar

me olvidaba de esa historia

sin pies ni cabeza.

hay pruebas contundentes

en su contra, juana victoria.

victoria: sí, sí, ¿no?

como las huellas que aparecieron

en el cuchillo ese, ¿no?

carla: en cuanto dicten el auto

de formal prisión en su contra,

van a transferirla

al reclusorio.

ahí esperará a que el juez dicte

audiencia y comience su juicio.

victoria: no, no, pero

¿y si la están regando?

carla: hable con su abogado.

victoria: no, pero yo ni abogado

tengo.

carla: pues, lo tiene, fíjese.

y da la casualidad que es

el mejor penalista del estado.

buenos días.

victoria: [jadea]

sebastián: ¿la reconoce?

>> no, la verdad no.

sebastián: haga memoria,

por favor.

yo creo que anduvo por aquí

hace unos días.

juan: bueno, a lo mejor tomó

otro camino, hijo.

sebastián: gracias.

juan: vamos, vamos.

sebastián: pa, pa, ahora esta

chava tiene una cicatriz, aquí.

>> ah, claro, así sí.

tan guapa y con eso, ¿no?

juan: tienes razón, muy bien.

>> me acuerdo que llegó

caminando, llena de lodo.

sebastián: es cierto, estefanía

está viva.

papá, estefanía está viva.

leonora: pero si es

prácticamente mi hija y a mí

me da igual si no son horas de

visita, yo tengo mis derechos,

quítese.

victoria: [ríe]

la policía no sabía con quién

se metía, ¿verdad?

leonora: perdón por

el escándalo, ¿cómo estás?

victoria: sebastián me vino con

el chisme de que gracias a usted

descubrieron lo que hizo

estefanía.

se lo agradezco un chorro.

leonora: todos tenemos algo

de detectives en el alma y yo...

victoria: ay, no, pues, me gusta

eso de que prácticamente soy

su hija.

leonora: ay, bueno, cabecilla,

algo tenía que decir

para convencerlos.

victoria: sí, ¿verdad?

¿sabe? apenitas ahorita

que usted llegara yo estaba

pensando en don darío.

leonora: ¿y qué con él?

victoria: es que debe estar

sufriendo bien gacho creyendo

que su princesa está en el otro

mundo.

leonora: pues, sí, perder

a un hijo ha de ser lo peor.

victoria: a mí me consta

que anda vuelto loco porque

hasta me sacó una pistola.

leonora: ay, santo dios,

¿una pistola?

victoria: sí, sí, pero no pasó

nada, porque por puritita

suerte--

bueno, la cosa es que alguien

debería decirle que su hija está

viva.

leonora: bueno, pues, eso hasta

ahora es una teoría nada más.

victoria: doña leo, va a decir

que soy de las que ven burra

y quieren viaje, ¿verdad?

sin ánimo de ofender, pero vaya

a hablar con él.

leonora: ¿yo?

victoria: pues, sí, usted

la lleva bien con don darío,

¿no?

leonora: ay, es que no sé.

victoria: me cae que nadie

merece lo que está sufriendo,

ni siquiera él.

yo--yo pienso en lo que sufriría

mi mamacita si estuviera viva

así viéndome en estas y me parte

el corazón.

¿me haría el favor de hablar

con ese pobre padre sufriente?

teresa: perdón, perdón, es que

andaba con las juanas y con doña

leo.

lo que pasa es que la cosa está

que arde.

todoelmundo: ¿y cómo va

lo de juana victoria?

teresa: medio mal, es que ahora

resulta que no andaba muerta,

andaba de parranda.

sí, y es que tenemos

la esperanza de que estefanía

esté viva.

todoelmundo: pero ¿cómo, dónde,

por qué?

teresa: pues, ahorita te cuento,

¿sí?

dime mejor qué ha pasado

con adela.

todoelmundo: me amenazó

con llevarse a mundito.

me enojé, me enfurecí, me enfadé

y le puse las cartas

sobre la mesa y le dije que ya

sabía la verdad.

teresa: ándale, ¿luego?

todoelmundo: pues, me pidió que

la ayude, que está desesperada.

teresa: sí, yo creo que por eso

te echó tanta mentira, ¿no?

aquello de que quería

reconquistarte, la manga

del muerto.

todoelmundo: quiero apoyarla,

pero es que no me parece

que viva en mi casa.

teresa: ah, no, pues, a mí menos

y eso que no soy celosa.

¿sabes qué?

yo creo que hay que echarle

la mano, no puedes botarla así

como así.

finalmente es la mamá

de mundito, ¿no?

fernando: por eso te amo tanto,

linda.

teresa: ¿porque cocino bien?

todoelmundo: y por eso también.

ahora la cuestión es cómo

sacamos del hoyo a la mamá

de mundito.

teresa: sí, ¿verdad?

pequeño detallito.

no, porque así de buenas

intenciones nadie come, no.

todoelmundo: [suspira]

adela: pues, pensé que ya nunca

iba a volver a saber de ti,

tony.

no, no me digas "baby",

las cosas no se arreglan

con un simple...

tony: ya sé, pero estoy

muy arrepentido.

adela: me engañaste en el safari

con esa gringa desabrida.

¿después de cuántos años juntos?

tony: ocho.

adela: ¿por qué lo hiciste?

tony: por estúpido, pero no

significó nada, yo te amo a ti,

mi adelita.

adela: si así fuera, no me

hubieras--

tony: dame una chance, ¿sí?

vente para acá, para chicago.

para el coyote, para el camino.

adela: ¿hablas en serio?

tony: te necesito, quiero

"watcharte" por acá.

ándale, por favor, dime que vas

a venir.

leonora: gracias, feli,

¿cómo estás?

feli: ay, señora, pues,

no muy bien.

ya sabe cómo están las cosas.

leonora: sí, quiero ver a darío,

por favor, ¿le puedes hablar?

feli: híjole, doña leo, lo que

pasa es que el patrón está muy

mal.

leonora: a eso vengo, feli.

a darle una buena noticia.

feli: bueno, voy a avisarle,

siéntese, por favor.

teresa: híjole, doña leonora,

la veo bien nerviosa.

leonora: es que sí, la verdad no

sé qué esperar

de este encuentro.

margarita: por eso estamos

nosotras aquí, de guaruras.

teresa: no vaya a ser

que se enoje la fiera, no.

lo bueno es que tu hija alcanzó

a darnos unas clasecitas

de boxeo.

leonora: no, pero darío jamás

se atrevería a hacerme daño.

margarita: ¿y por qué

tan segura?

leonora: porque desde hace años

está enamorado de mí.

teresa: ah, caray, qué

escondidito se lo tenía.

no solamente le robó el corazón

a la chiva, qué bárbara.

[ríe]

feli: que pase, el señor la va

a recibir en su recámara.

leonora: gracias, feli.

pues, ahorita vengo.

margarita: aquí vamos a estar,

¿eh?

y como diría mi hija, si algo

pasa, nada más toca la campana

y como ranas saltamos al ring.

leonora: ay, darío, pero--

darío: ¿qué quieres?

leonora: vengo a darte la mejor

noticia del mundo.

darío: ¿ya metieron a la cárcel

a juana victoria?

leonora: estefanía está viva.

>> la señorita traía lentes

oscuros, una gorra con visera

y su ropa era normal.

compró cosas para aseo personal

y comida en lata.

sebastián: ¿y recuerda algún

otro detalle?

algo que nos pueda ayudar

a encontrarla.

lo que sea.

>> sí, la chica de la cicatriz

salió de aquí, se fue caminando,

cruzó la gasolinera y llegó

a la carretera.

juan: entonces, no debe estar

muy lejos.

sebastián: no, seguro buscó

un lugar donde quedarse.

pa, pa, estefanía está viva

y juana victoria va a salir

libre.

juan: ven, ven.

sebastián: vamos, vamos, vamos.

darío: nunca esperé que fueras

tan cruel, tan despiadada.

¿crees que lo merezco?

¿crees que haya alguien

que merezca esto?

leonora: escúchame, por el amor

de dios, darío, yo te digo--

darío: ¿por qué?

¿por qué te burlas así de mí?

te aprovechas de mi dolor.

margarita: doña leo, ¿está bien?

porque el señor este respingó

horrible.

darío: ¿ustedes qué rayos hacen

en mi casa?

lárguense.

leonora: darío, escúchame,

te lo suplico.

yo no vine a tomarte el pelo,

déjame explicarte.

darío: está bien,

te escucho.

leonora: ¿me dejan sola, amigas?

margarita: ¿segura?

>> es una historia difícil

de creer, juana victoria.

victoria: es que no sabe cómo

se las gasta estefanía, de ella

se puede esperar así cualquier

cosa.

>> como sea, mientras sebastián

la encuentra, los engranes

de la ley siguen girando.

victoria: pues, sí, ya me vino

con el chisme la tal carla

que me acusaron así

como formalmente.

entonces, ¿ya me van a meter

al bote?

>> metí un recurso para ampliar

el término constitucional

de 48 a 72 horas, así que

todavía tenemos tiempo.

victoria: ¿y luego?

>> es el plazo que tiene el juez

para dictar auto de formal

prisión.

victoria: ay, dios, bueno, pues,

siquiera ganamos así tantito más

tiempo, ¿no?

ojalá que sebastián se apure

a dar con estefanía, ¿no?

>> sí, esperemos.

darío: date cuenta, basas

tu teoría en un catéter

y en una novela.

es absurdo.

leonora: pero, además,

¿cómo explicas que el cuerpo

no aparece todavía?

darío: mi princesa sería incapaz

de armar un enredo de este

tamaño.

leonora: la subestimas.

estefanía está enferma, pero

es inteligente.

es perfectamente capaz de hacer

algo así en contra de juana

victoria.

darío: sí, tal vez de hacérselo

a ella.

me niego a pensar que

conscientemente me haga pasar

por este dolor, por--

por este infierno.

vete, leonora

vete de mi casa.

leonora: está bien, piénsalo.

[música]

[música]

sebastián: hay otro hotelito

aquí, cerca.

hasta ahí pudo caminar.

juan: claro, después de su paso

por esa tienda, ¿no?

sebastián: pa, pa, te duele

mucho la espalda.

juan: estoy bien, estoy bien.

sebastián: pa, regrésate

a la casa, yo sigo con esto.

hemos caminado muchísimo, no

le hace nada bien a tu espalda.

juan: por ningún motivo te voy

a dejar solo, ¿ya?

sebastián: pa, por favor, no

quiero que te lastimes más.

juan: estamos contra el tiempo,

hijo, seguro darío está

presionando para que metan a

juana victoria a la cárcel.

tenemos que encontrar

a estefanía.

sebastián: sí, porque hay otra

cosa que me preocupa y mucho.

juan: ¿y ahora qué más?

sebastián: si llega a contactar

a darío para confesarle que

fingió su muerte, él jamás

va a permitir que la metan

a la cárcel, va a encubrirla.

es capaz de mandarla

al extranjero y ahí sí

no la veríamos nunca más.

juan: claro, y en ese caso,

juana victoria se iría

a la cárcel sin ningún remedio.

mira, razón de más

para que sigamos, ¿ok?

[gime]

sebastián: pa, te ayudo, ya no

puedes, yo me encargo.

ve con mi mamá, que te dé un

masaje como los que acostumbra.

anda.

juan: más me va a doler dejarte

solo con todo este paquete, ¿ok?

sebastián: pa, pa, si

me hubieran dado a escoger

entre miles o millones, te

hubiera elegido a ti, solo a ti

como papá, porque eres el mejor.

juan: y el único y no tuviste

esa opción, soy tu padre.

estoy muy orgulloso de serlo.

sebastián: yo estoy orgulloso

de ti.

juan: vente, hijo, a ver,

ayúdame.

vamos allá ahora.

mundito: [solloza]

adela: te voy a extrañar mucho,

my son.

mundito: ¿por qué te vas

otra vez?

adela: necesito retacharme

a chicago, a los united.

mundito: ¿por qué?

adela: es mi lugar.

al que pertenezco, además allá

puedo conseguir mejor chamba

para poderte seguir mandando

money.

mundito: pero ¿de qué sirve

si vas a estar bien lejos de mí?

adela: mi amor, ahora que

te conocí, aprendí a quererte

mucho, mucho.

y voy a llevarte aquí

en my heart.

en mi corazón, mi amor, tienes

un lugar muy especial.

mundito: pero no me puedes

llevar ahí, porque yo me quedo

con mi sensei.

adela: [solloza]

es una manera de hablar,

mi amor.

algo de tu energía se va

conmigo, pero tú te quedas aquí

con tu maravilloso papá.

mundito: ¿y vas a regresar

a verme pronto?

adela: chale, no lo sé.

mundito: mejor ya sé, no me

mandes dinero y quédate conmigo.

adela: [solloza]

todoelmundo: ven, pupilo, deja

que tu mamá se vaya.

mundito: [solloza]

adela: cuida mucho a mi baby,

por favor.

todoelmundo: eso siempre, adela.

vete tranquila.

mundito: [solloza]

sebastián: buenas tardes.

>> buenas, ¿quiere

una habitación?

sebastián: no, no, muchas

gracias, necesito saber

si esta persona se hospeda aquí.

>> no, no ha venido por aquí.

sebastián: ¿está seguro?

>> segurísimo.

juan: mire, esta mujer se acaba

de escapar del manicomio.

es una loca muy muy peligrosa,

es más, lleva varios asesinatos.

>> pues, no la hemos visto.

sebastián: muchas gracias, ¿eh?

con permiso.

>> de nada.

juan: ayúdame, hijo.

vamos, vamos, vamos.

sebastián: seguro estefanía está

aquí, papá.

¿te diste cuenta de su mirada?

además, normalmente la gente

se toma su tiempo para recordar

y este tipo lo negó

de inmediato.

juan: seguro ya le dio dinero

para que la encubriera.

¿viste cómo se puso nervioso

cuando yo mencioné

lo del manicomio?

además, dijo "no la hemos

visto".

¿quiénes?

sebastián: ya, ya, papá, ey, pa.

voy a pedirte un taxi y te vas

para la casa, es una orden.

juan: ahora los patos tiran

de la escopeta, estás loco.

sebastián: pa, no sé cómo, pero

yo me encargaré de averiguar

si estefanía está aquí.

¿sí? ¿va, va?

una pastilla para el dolor,

algo.

ven, vamos, vamos, ven, ya.

juan: [gime]

abajo el coxis, ay, no, no, ya.

ahí está.

mundito: quiero más a teresa,

pero también quería a mi mamá.

todoelmundo: eso me da mucho

gusto, alegría

y felicidad, placer, hijo.

habla de tus buenos

sentimientos.

mundito: sensei, ¿para qué vino

si luego se volvió a ir?

todoelmundo: ¿y hubieras

preferido que nunca te visitara?

mundito: no, la verdad, qué

bueno que la conocí.

pero la voy a extrañar.

ojalá regrese pronto.

juan: ¡leonora, teresa!

ayúdenme, por favor.

teresa: no, juan, ¿qué pasó?

¿qué no andabas buscando

a la difunta?

soledad: ay, te duele bien

mucho, ¿verdad?

bárbara: ¿qué? ¿qué te hicieron?

¿a quién hay que golpear?

leonora: juan, ay, por dios,

otra vez la espalda.

inés: ay, maría magdalena, tú

que resististe tantos ataques,

socórrelo, que no sufra tantos

achaques.

leonora: amén.

juan: échame una manita

para acostarme.

inés: así, viene, viene, viene.

leonora: el cojín, el cojín.

teresa: ay, don juan.

leonora: ay, gordo, ¿por qué

te volvió el dolor?

juan: caminamos mucho.

soledad: ¿y sebastián?

juan: tuve que dejarlo, ya

no aguantaba el dolor de espalda

y me pedí un taxi.

leonora: pero ¿está bien?

juan: estamos

casi seguros de que estefanía

está viva.

bárbara: ¿qué?

juan: el problema es que dejé

a sebastián en una situación

crítica.

iba a entrar a un hotelucho

de mala muerte a ver si ella

se encontraba ahí.

leonora: entonces, ¿tú crees

que está en peligro?

juan: no, la verdad es que

espero que no.

pero sí estoy preocupado por él.

[gime]

>> su hijo y yo movilizamos a la

flota camaronera, hemos buscado

por todos lados, señor.

pero el cuerpo--

darío: quizá no haya tal cuerpo.

>> ¿perdón? no lo entiendo.

darío: quiero que empiecen

a buscar a mi princesa, pero

asumiendo que está viva.

>> esta maldita luz otra vez.

voy a checar la instalación

eléctrica.

Cargando Playlist...
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.