null: nullpx
Cargando Video...

Hijas de la Luna Capítulo 6

Univision22 Oct 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

...

locutor: televisa presenta...

[pitidos]

leonora: doctor,

por ningún motivo

le permita la entrada

al señor juan oropeza.

lo quiero lejos de mí.

soledad: ¿y esto?

>> es un guante de box

que va a terminar incrustado

en tu carota si vuelves

a agarrar mis cosas, ¿oíste?

soledad: entonces ¿practicas

box?

>> no, uso los guantes

para cocinar.

de veras que te la bañas, ¿eh?

soledad: ¿qué es

lo que se baña?

>> en "regiomontano" quiere

decir: "qué pregunta tan tonta".

soledad: qué grosera.

>> ni modo,

así soy y te aguantas.

ándale.

¿y ese crucifijo?

¿por qué está arriba

de la cama de la juana inés,

¿a poco es tan mocha?

inés: ¿mocha?

para nada.

>> como aparte usas esa ropita

de monja.

inés: antes de venirme

para acá yo era novicia.

>> ah, pensé que nada más

echabas carrilla,

pero esa era la cosa.

inés: ¿carrilla?

>> ay, ustedes no saben hablar.

quiere decir que me estabas

tomando el pelo.

inés: mejor monja

que andar golpeando gente.

>> ¿quieres irte al cielo?

seguro tienes palancas

ahí arriba, ¿no?

inés: ¿por qué no mejor

guardas tus cosas?

tienes un tiradero.

>> las guardo cuando se me dé

la gana y si nunca se me da

la gana, pues, ahí se quedan.

rodrigo: bueno, ya nos vamos

conociendo.

una boxeadora y la otra

iba a ser monja.

yo soy enfermera.

medio especial,

porque a veces tengo visiones.

un gusto, hermanas.

sebastián: papá, papá,

¿qué tan grave está mi mamá?

juan: no sé, no sé, hijo, no sé.

>> ¿qué le ha dicho el doctor?

juan: pues, que le están

haciendo estudios

y--y todo por mi culpa.

sebastián: no, no, no, ni lo

digas. mira, papá, lo que pasa--

juan: a ver--

[resuella]

yo lo provoqué y si a mi gordita

le pasa algo yo--yo me muero

con ella, o sea, ¿sí?

>> familiares de la señora

leonora ruiz de oropeza.

juan: yo soy--yo soy su esposo.

¿có--cómo está ella?

>> está bien.

juan: ay, qué bueno.

necesito verla, señorita, ¿sí?

>> la señora mandó llamar

a su hijo.

sebastián: yo--yo soy su hijo.

>> aclaró que por ningún motivo

lo dejara entrar a usted.

¿me acompaña, por favor?

sebastián: sí.

>> con permiso.

>> su obligación

es hacer válida la garantía

del congelador.

[suspira]

el técnico ha venido tres veces

y no ha quedado bien.

[llaman a la puerta]

adelante.

mire, necesito uno nuevo,

¿de acuerdo?

perfecto, gracias.

¿qué tienes?

victoria: no, nada.

todo bien.

>> siéntate, siéntate.

victoria: quería ver si puedo

regresar a mi chamba

de mesera.

[llora]

leonora: hijo,

la última vez nos peleamos.

sebastián: mamá, ya no pienses

en eso.

leonora: lo haría si pudiera.

es que traigo a las ilegítimas

clavadas en el alma.

tú te aliaste con ellas.

ahí estabas muy satisfecho

en la comunidad rodeado

de las juanas.

sebastián: prefiero evitar

el tema por ahora.

leonora: ¿es que tú no ves

que por culpa del señor oropeza

yo estoy aquí muriéndome

y tú lo solapas?

tú lo solapas.

sebastián: ya, mamá, por favor,

no me cargues más culpas.

leonora: ¿culpas?

¿culpas?

¿en plural?

>> perdón que interrumpa,

pero la paciente

tiene que descansar.

sebastián: todo va a salir bien,

mamá, ¿sí?

te quiero.

leonora: [resuella]

[jadea]

>> ¿más tranquila?

a lo mejor tu problema

no es tan grave.

a veces el pensamiento exagera

las cosas y--

victoria: no, es grave.

es muy grave.

[llora]

sebastián y yo nos besamos.

en la boca.

[resuella]

¿te imaginas?

¿es que te imaginas?

besuquee a mi medio hermano.

no, lo peor es que--

[resuella]

es que sentí lo que nunca

había sentido.

mi corazón latía así,

así como caballo desbocado.

me movieron el tapete durísimo.

>> tranquila, tranquila.

victoria: no, pues, es que,

¿qué tranquila ni que nada?

yo lo que quisiera

es desaparecer o meter

la cabeza ahí, en un agujero.

>> ¿y eso resolvería

el problema?

victoria: [resuella]

[solloza]

ay, perdón.

perdón, don javier,

es que aquí de buenas a primeras

lo agarro de paño de lágrimas

y a penas nos conocemos.

[resuella]

va a decir que soy

una confianzuda.

javier: solo mirándose

a los ojos uno sabe

en quien confiar

y tú sabes que puedes confiar

en mí, ¿verdad?

cualquier cosa que me digas

queda entre tú y yo.

victoria: [llora]

>> [ríe]

ay, eres un genio.

todo el mundo está leyendo

mi chisme.

sí, así tenía que ser,

así tenía que ser.

¿qué?

todo el mundo sabe que no solo

los locos hablan consigo mismo,

también la gente brillante

así como yo.

[ríe]

>> "llegaron a mazatlán,

una, dos, tres, cuatro

muchachas, arribaron con muchas

fachas,

pero la realidad no es ninguna

sorpresa,

las cuatro son hijas

de juan oropeza".

>> sale, pues,

¿qué taco la noticia, pariente?

>> no, no, no inventes,

increíble.

>> y vienen fotos

de las muchachas.

esta es la--es la muchacha

que me trae de un ala.

>> ¿enloqueciste?

¿te--te gusta una de las hijas

de juan oropeza?

>> ¿y qué? ¿a poco no puedo?

"juana soledad, trabaja

en la enfermería del hotel

media luna".

ándale, se me acaba de ocurrir

un plan bien--

[ríe]

javier: ¿segura te sientes

mejor?

victoria: gracias.

javier: bueno, entonces me voy

al hospital,

le quiero dar una vuelta

a mi cuñada.

victoria: ¿y eso?

pues, ¿qué le pasó?

>> de verdad, cariño,

si no hubieran hecho su debut

tus hermanas leo estaría super

bien como siempre.

y don john tiene la culpa.

sebastián: a ver, no hables

de culpa ni de culpables, ¿ok?

>> ay, no me hables así.

[suspira]

sebastián: es que han sido

tantas cosas.

>> te entiendo perfecto,

todo ha sido super difícil

para ti.

sebastián: perdóname, estefanía.

estefanía: obvio, estás

preocupado por leo,

pero ya pasó.

sebastián: es que estás tan

ilusionada con la boda.

yo también,

pero con tanta cosa

has de pensar que no me importa.

estefanía: ¿cómo crees?

me consta por lo que estás

pasando.

sabes que te amo, ¿verdad?

ay, te amo, te amo, te amo,

te amo.

>> y me dijeron que era

una emergencia y pues, ni modo,

mi hija, gajes del oficio.

por eso te tuve que molestar

a esta hora.

soledad: ay, mejor,

porque mis hermanas ya me tienen

hasta el gorro.

>> [resuella]

ay, qué bueno que llegó,

doctora.

soledad: no soy doctora,

soy enfermera.

>> [gime]

[grita]

soledad: ¿tú?

>> ¡espérese, espérese!

me duele la panza bien recio.

[gime]

soledad: a ver.

¿te duele aquí?

>> poquito.

soledad: ¿aquí?

>> [gime]

ahí sí, bien machín, machín.

[gime]

soledad: ¿aquí? ¿aquí?

>> ahí más recio.

[gime]

¿qué haces?

soledad: necesitas tres

inyecciones de--

>> [gime]

¡no, no, no!

[jadea]

fíjate que me inventé

el dolor de panza para que--

para que me atendieras.

soledad: sí, ya lo sé.

te crees bien curado

y quieres hacerme desatinar,

pero de guaje que me dejo.

¡ándale, fuera de aquí!

ya estoy harta de engañadores

como tú.

¡ándale! ¡ándale!

>> hija, ¿cómo sigue leonora?

estefanía: no sé, daddy,

sebastián está hablando

con el doctor.

>> ¡el problema de leonora

es consecuencia de tus deslices,

juan!

¡sí, ya todos nos enteramos!

¡tuviste cuatro hijas

y están aquí en mazatlán!

juan: ¿cómo está tu mamá?

¿qué tiene?

sebastián: mi madre sufrió

un preinfarto.

juan: [resuella]

[música]

[música]

>> entonces ni idea cómo va

doña leonora, ¿verdad?

victoria: pues, no, nomás

sé lo que me dijo don javier,

que la pobre fue a dar

al hospital.

>> ¿a poco te preocupa

esa vieja?

si nos trata de la patada,

¿qué no?

inés: es en serio, hermana juana

bárbara, y como buenas

cristianas hay que poner

la otra mejilla.

bárbara: [ríe]

a mi con que me rose

me la agarro--

victoria: ¡a ver, ya!

espérate, espérate,

bájale dos rayitas.

es mamá de nuestro--

de sebastián.

ya agarren la onda, a ver.

pues, a la seño esa le tocó

rete difícil.

inés: juana victoria tiene

razón, escúchenla.

victoria: sí, ha de ser bien

gacho que de buenas a primeras

tu esposo te salga

con que se aventó su domingo

siete cuatro veces seguidas.

y además tener como recordatorio

cuatro hijas que se andan

pavoneando ahí en tus narices.

soledad: lo entiendo perfecto,

pero igual esa señora

me da mala espina.

inés: ¿por qué?

si a penas y la conoces.

soledad: tuve una visión

de ella y clarito me di cuenta

que nos va a hacer la vida

de cuadritos.

bárbara: pues, se pasó

cuando nos dijo ilegítimas,

como si fuéramos billetes

falsos.

si intenta hacernos la vida

miserable, pues, a ver de qué

cincho salen más correas.

inés: mejor hay que rezar

por doña leonora para que

diosito la ilumine.

bárbara: no,

mejor para que la elimine.

victoria: juana bárbara,

no manches.

bárbara: yo digo lo que pienso,

me choca andar de hipócrita.

[llaman a la puerta]

seguro es de armas tomar,

pero conmigo se metió

en el ring equivocado.

suelte la clave o se queda

afuera.

>> hija, ábreme, soy yo.

ay, qué bueno que están aquí

juntas.

victoria: ¿por qué?

¿qué pasa?

>> me enteré que están en todas

las redes sociales.

¡ustedes, las cuatro juanas!

victoria: ¿qué?

>> el mundo entero ya sabe

que son hijas del señor oropeza.

bárbara: pues, qué bueno,

me chocaba el secretito

y los misterios.

inés: tú te ríes de todo,

¿no, bárbara?

bárbara: claro, me vale si se

arma un escándalo, sor inés.

soledad: ¿y qué podría pasarnos,

juana victoria?

victoria: pues, nomás que si

se alborota el gallinero

vamos a ser el tema

de todos los lavaderos.

bárbara: qué horror,

se me ponen los pelos de punta.

victoria: ya, por favor, bájale,

en serio, juana bárbara.

inés: ay, santa virgen,

yo no quiero estar en tamaño

argüende.

bárbara: entonces te hubieras

quedado en el convento, monjita.

>> ¡ya déjala en paz!

victoria: no, pues,

es que lo gacho es que afectamos

a una familia que además

era bien respetada.

bárbara: bien dices, era,

ya no.

victoria: de veras los demás

te valen gorra, ¿verdad,

juana bárbara?

bárbara: [resuella]

ahora te haces la loca,

pero a ti no te importaron

los demás cuando te presentaste

frente a juan oropeza, ¿o sí?

>> la señora ya fue trasladada

al cuarto.

juan: ay, qué bueno.

>> lo acompaño.

juan: ¿y yo por qué no puedo

ver a mi esposa?

sebastián: ya te dije, papá,

ella no quiere verte.

javier: sebastián, vete

con tu mamá, yo me quedo

con juan.

sebastián: sí, buena idea.

juan: ¿y si se muere, javier?

javier: tampoco está tan grave.

juan: como sea.

ya lo dije y lo repito,

yo debería estar con ella.

>> es obvio por qué leonora

te rehuye.

juan: ¿a ti qué te importa?

>> ¡me importa porque es mi

amiga y tú la traicionaste!

estefanía: daddy.

>> la heriste de muerte,

juan oropeza.

[gime]

sebastián: vas a estar bien,

mamá, el doctor dijo

que no necesitas cirugía.

ya va a controlarte solo

con medicamentos.

debes seguir una dieta especial

y lo más importante,

estar tranquila.

leonora: con esta angustia

mi alma jamás va a estar

en paz.

sebastián: vas a poder,

porque te recetaron un calmante.

leonora: ese matasanos

piensa drogarme.

pues, no se lo voy a permitir,

pues, si me la paso dormida

tu padre va a hacer

lo que se le venga en ganas

con sus ilegítimas--

¡no, hijo, yo tengo que estar

alerta!

sebastián: ¿sabes qué, mamá?

si quieres un infarto, adelante,

pues.

[suspira]

perdón, perdón, perdón.

perdón, perdón.

estoy--

estoy muy tenso y verte

en un hospital me pone mal.

leonora: te entiendo, hijo.

aunque te conozco, sebastián,

y yo sé que tú traes algo más.

[pitidos]

estefanía: toma, daddy,

para que no se te inflame

el golpe.

>> no, no, princesa,

muchas gracias, pero no,

no es necesario.

estefanía: no se lo tomes a mal,

don john está muy alterado.

>> sí, lo entiendo, no--

no te preocupes.

él es lo de menos.

estefanía: daddy, tengo miedo

de que--

ay, por lo que más quieras

no te opongas a mi boda,

por favor.

>> a ver, mi amor.

claro que no.

para mí lo más importante

es tu felicidad, ¿eh?

tú eres lo mejor de mi vida,

estefi.

estefanía: te quiero.

>> y yo a ti.

lástima que mauricio

sea tan poca cosa.

estefanía: no me gusta que

hables así de mi hermano.

>> en el futuro sebastián

va a hacerse cargo

de mis empresas.

estefanía: pero ¿y mau?

>> me pesa reconocerlo,

pero no da el ancho.

es incompetente,

es así de simple.

en cambio tu prometido

es inteligente, tiene carácter,

iniciativa.

estefanía: sí, totalmente

de acuerdo.

>> por eso le propuse

que fuéramos socios.

él no tiene idea,

pero lo estoy preparando

para que sea mi sucesor.

[pitidos]

victoria: pues, lo bueno

es que la libró y ya mañana

doña leonora va a estar

de retache en su casa.

juan: sí, hija,

sí, pero no quiere perdonarme.

victoria: pues, póngase

en sus zapatos.

juan: tantos años de casados

no podemos echarlos a la basura.

victoria: claro que no.

juan: ha sido un matrimonio

lleno de--

de alegrías, de amor,

de convivencia,

de viajes, de carcajadas,

de paseos por la playa.

de momentos de pasión,

de ternura.

victoria: pero ahora--

juan: nunca pensé que

llegaríamos a nuestras bodas

de plata peleados.

peleados.

[suspira]

mira que ya se acerca

la fecha.

victoria: bueno,

es cosa de ponerse las pilas.

sí, sí.

usted se luce con un regalazo

así de, apantállame la pupila,

que la deje de a seis, sí.

juan: y puede ser

como una fiesta.

victoria: sí.

juan: un fiestón sorpresa, ¿no?

victoria: exacto.

[música]

[música]

bárbara: [ríe]

pareces oruga.

[ríe]

inés: pues, tú deberías

de encomendarte a santa maría

lucía patrona de los ciegos,

por--porque no ves que los

colores de tu ropa no combinan

para nada.

bárbara: y tú no necesitas

combinar, tienes como dos

vestidos y pareces disfraz

como para noche de brujas,

¿a qué no?

[ríe]

soledad: ¡ya, ya!

¡todo el tiempo armando

la guerra!

inés: ella empezó.

bárbara: es que te pones

de pechito, sor inés.

inés: ni idea qué significa eso.

bárbara: [ríe]

[alarma]

inés: necesito que las dos

se vayan.

bárbara: [ríe]

achis, achis, ¿y eso?

inés: voy a rezar.

juan: la fiesta tiene que ser

algo especial,

que sea en la playa,

con muchos invitados,

una carpa, música en vivo

y la mejor comida, ¿sí?

sebastián: a ver, papá,

¿cómo piensas ahorita

en fiestas?

mi mamá está internada

furiosa contigo.

juan: precisamente,

para que me perdone.

es un tributo a nuestro

matrimonio que ha sido

maravilloso.

bueno, el 99% del tiempo.

sebastián: mejor me voy

con mi mamá.

juan: no, no, a ver,

no le cuentes de la fiesta,

va a ser sorpresa y si le dices

lo arruinas todo.

sebastián: ya no hay forma

de arruinarlo más.

juan: ya sé.

ya sé.

tú me vas a ayudar

a organizar el fiestón

y también tus hermanas.

habla con ellas, ¿sí?

quiero que sea el evento

de la década.

no, del siglo.

tremendo fiestón.

bárbara: [grita]

todas: [gritan]

bárbara: ¡órale!

todas: [ríen]

[jadean]

sebastián: ¿cómo te sientes?

leonora: como si me hubiera

pasado por encima

un buque petrolero.

sebastián: ¿necesitas algo, ma?

leonora: que nunca vuelvas a

pedir que la vida te sorprenda.

sebastián: te lo juro.

no lo vuelvo a hacer.

leonora: ni en mi peor pesadilla

hubiera imaginado

tanto infortunio.

qué "angurria"...

ay, tu padre, de veras.

sebastián: ya no pienses en eso.

leonora: mi vida entera

han sido ustedes.

mi marido y mi hijo.

ahora siento como...

si me hubieran arrancado

la mitad del cuerpo.

sebastián: ya,

te hace daño seguir así.

leonora: bien dicen que

a grandes males,

grandes remedios.

sebastián: ¿por qué lo dices?

leonora: [suspira]

mundito: sensei,

vámonos ya.

todoelmundo: ¿cómo puedo

sacarle jugo a esta situación?

¿cómo, mi pequeño pupilo?

mundito: acuérdate que

si llegamos tarde,

no me dejan entrar a la escuela.

todoelmundo: aunque...

sí, sí...

puede ser.

lo tengo.

¡lo tengo!

eso eso.

eres un genio, todoelmundo.

hijo, ¿qué haces ahí parado?

vas a llegar tarde

a la escuela.

ándale, vámonos.

qué bárbaro.

todo el tiempo es

lo mismo contigo.

órale, su casco.

órale, vámonos, mundito.

sebastián: hola, juana inés,

¿cómo vas?

inés: mande.

sebastián: ¿todo bien?

inés: ¿eh?

sebastián: nos vemos al rato.

inés: sí, nos vemos al rato--

digo, nos vemos al reto...

me...

me imagino que un joven

me besa, en la boca.

es uno del tianguis.

>> bueno, juana inés,

haz lo siguiente.

cada vez que llegue

esa imagen a tu cabeza,

te persignas para que

se te pase.

y verás cómo así

se resuelve el problema.

ambos: [gritan]

victoria: perdón, perdón.

perdón, guerito.

>> oh...

victoria: "perdonation".

victoria: ¿cómo le ayudo?

si quiere pásese a cambiar.

me cae que no puedo seguir así.

[música]

[música]

[llaman a la puerta]

estefanía: ¡cari!

sebastián: hola, chiquita.

¿qué haces aquí?

estefanía: ya tengo la muestra

para las invitaciones.

están increíbles.

[ríe]

ay...

[llaman a la puerta]

leonora: ¿quién?

juan: yo, gordita.

leonora: con usted no quiero

hablar, sr. oropeza.

juan: solo necesito saber

cómo sigues.

leonora: peor que nunca.

juan: ¿se te ofrece algo,

mi amor?

leonora: sí, que desaparezca.

juan: ¡te amo, leonora!

estefanía: ay, hola.

victoria: ¿qué húboles?

sebastián: estefanía,

te presento a juana victoria...

mi hermana.

victoria: nomás media hermana.

sebastián: sí, claro.

sebastián: juana victoria,

ella es estefanía, mi novia.

vamos a casarnos pronto.

estefanía: por fin te conozco,

cuñis.

victoria: igual.

así que... ¿para cuándo

el "bodorrio"?

estefanía: en tres meses.

¿puedes creerlo?

ya no falta nada.

sebastián: ¿necesitas algo?

victoria: no, perdón

por interrumpir.

mejor me borro del mapa.

mucho gusto, estefanía.

estefanía: igual.

es medio tímida, ¿no?

sebastián: sí, un poco.

estefanía: ay, pero se ve

que es súper linda.

[llaman a la puerta]

soledad: pase.

todoelmundo: juana soledad,

¿cómo estás?

soledad: ¿cómo sabes mi nombre?

todoelmundo: todoelmundo

lo sabe.

mucho gusto.

así me dicen, todoelmundo.

soledad: bueno, ¿y qué le duele?

todoelmundo: [ríe]

nada, pero gracias

por preguntar.

mira, aquí me encuentro

para hacerte una entrevista.

soledad: ¿a mí?

todoelmundo: sí, tengo un blog

que se llama "lo que sabe

todoelmundo" y quiero

grabar una conversación contigo

para subirla a las redes.

soledad: [ríe]

no, hombre, gracias.

no me interesa ser famosa,

al contrario.

todoelmundo: no necesitas

revelar secretos, misterios,

confidencias, intimidades.

habla de lo que tú quieras.

soledad: ¿de lo que yo quiera?

todoelmundo: sí, sí.

soledad: bueno, vamos.

todoelmundo: siéntate aquí,

que da mejor luz.

exacto, así.

a ver, permíteme.

listo, perfecta.

¿lista?

okay...

darío: ¿puedo pasar?

leonora: ay...

darío: vine para saber

cómo sigues...

y te traje flores

para que te alegren el día.

leonora: un florero, córrele.

muchas gracias.

darío, ¿qué te pasó en la cara?

darío: ah...

tu marido

me dio un...

puñetazo.

[ríe]

juan: sería para mínimo

200 personas.

déjame anotar.

¿las mesas para cuánto?

¿qué?

leonora: no me cabe

en la cabeza.

necesito detalles.

¿por qué el sr. oropeza

se atrevió a golpearte?

darío: hay que entenderlo.

está alterado

con eso de sus...

cuatro hijas.

leonora: se suponía

que era estéril.

darío: [ríe]

no, bueno, al contrario.

¿por qué estéril?

tuvieron a sebastián, ¿no?

leonora: bueno,

fue uno de los diagnósticos

que nos dieron.

te consta cómo batallamos

para poder tener el embarazo.

darío: sí, me acuerdo tanto

de esos viajes.

leonora: sí.

ya después que me embaracé

de sebastián comprobamos

que aquel diagnóstico

estuvo equivocado

y que el sr. oropeza

nada tenía de estéril.

darío: claro...

leonora: darío...

ese puñetazo no va a afectar

el plan de boda

de nuestros hijos, ¿verdad?

darío: no...

leo,

por supuesto que no.

para mí ese matrimonio es

importantísimo.

leonora: sí, también para mí.

tú sabes que yo adoro

a tu hija.

y con todo respeto a tu esposa,

que en paz descanse,

estefi y yo somos

como madre e hija.

darío: ella habla

maravillas de ti.

leonora: además me encanta

que sebastián forme parte

de la familia iriarte.

darío: tú también vas

a pertenecer a mi familia.

leonora: ay, mi dedo.

estando tan ligado

con tu apellido, mi hijo

va a quedar protegido, ¿verdad?

darío: absolutamente.

dalo por hecho.

perdón.

estefanía: te amo, cari.

eres un precioso.

[ríe]

[suspira]

victoria: gracias,

gracias por decirme

que ya mero te vas a casar.

ni que fuera algo bien equis.

eso se avisa, caramba.

¿cuándo me lo ibas a decir?

¿el día de tu boda?

no, ya sé,

cuando tu segundo chamaco

entrara en la universidad.

¿por qué me lo ocultaste?

sebastián: no te lo oculté,

simplemente no se dio

la oportunidad de decir--

victoria: ¿oportunidad?

ya ni la sigas.

viajamos juntos a guadalajara,

a puebla, a monterrey,

anduvimos en aviones, coches--

sebastián: y no por eso tengo

que contarte detalles

de mi vida personal.

victoria: mira qué a todo dar.

ahora resulta que tu prometida

es nomás un detalle.

"ay, perdón, juana victoria,

hay un detalle que no te dije,

voy a casarme con una guera

despampanante".

¿no tuviste oportunidad?

lo que tú no tienes son...

perdón.

ahora sí me pasé,

no tengo derecho...

[suspira]

no tengo derecho.

qué mal me vi.

en serio.

de buenas a primeras vengo

y te armo un bachote

y tú y yo somos--

sebastián: hermanos.

victoria: medios hermanos.

prometimos andar bien lejos

uno del otro

y las promesas se cumplen.

yo sí soy bien cumplidora.

encima vas a casarte

dentro de tres meses

con tu detalle

de rubia despampanante.

en serio,

no vuelvo a acercarme a ti.

[música]

[música]

soledad: a todas las

que conozcan o vayan a conocer

a genaro roldán...

no, no, esperen tantito.

este...

este es el pelado que me engañó.

[solloza] así que, chavas,

cuídense de este infeliz.

es un echador que te encandila

con la luna y las estrellas

y lo único que hace es...

[solloza] dejarte amargura

y soledad.

me destruyó.

[solloza]

me hizo cachitos el corazón

sin tomar en cuenta

lo difícil que ha sido mi vida.

una se queda bien...

saben de qué modo.

cuando yo era una morra

de 5 años,

tuve una visión.

[solloza] tuve una

premonición...

y me anunció que mi familia,

que toda mi familia,

se iba a morir.

[llora]

y al poco tiempo,

mi mamá...

mi hermanita de 12 años

y mi padrasto que era

bien lindo conmigo

fallecieron en un accidente.

una tipa sin frenos

se les fue encima

cuando iban en el coche.

desde entonces no he dejado

de pensar que yo debí evitarlo.

lo sabía.

y no hice nada.

todoelmundo: pero...

es que eras una niñita.

¿cómo podías evitar

esa tragedia?

ambos: [soplan]

todoelmundo: bueno pero...

[carraspea]

¿qué tal si cambiamos el tema?

soledad: ajá.

todoelmundo: bueno...

y...

ahora que encontraste

a tu padre,

¿qué esperas de la vida?

soledad: no sé.

pero mi sueño como enfermera

siempre ha sido echarle

la mano a la gente humilde,

la que ocupa más ayuda

porque ni servicios tienen,

¿verdad?

todoelmundo: guau...

me dejas con la boca abierta.

juan: ¡gordita!

leonora: acá, en el comedor.

juan: mira.

juro hablar con el director

del periódico para detener ya

este chismerío.

leonora: sr. oropeza,

haga usted el favor de sentarse.

juan: hoy...

¿no tenemos mini interlocutor?

leonora: no, lo que le voy

a decir es confidencial.

juan: leonora, quiero que--

leonora: después de pensarlo

bien decidí...

solicitarle el divorcio.

juan: ¿qué?

Cargando Playlist...