null: nullpx
Cargando Video...

Hijas de la Luna Capítulo 14

Univision1 Nov 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

...

locutor: televisa presenta...

[música]

[risas]

octavio: ya me urge

ver a mi juana en traje de baño.

fernando: para mí

que juana victoria

se lleva el primer lugar.

mauricio: ni digan.

juana inés

es la más guapa de todas.

octavio: [ríe]

fernando: oye, sebas,

¿por qué tan callado?

¿qué te pasa o qué?

octavio: sí, mi fer,

es que el parentón anda de malas

porque vamos a ver

a sus hermanitas en bikini.

sebastián: ya, hombre,

no es gracioso.

[risas]

octavio: ¿listos para el desfile

de las juanas, mis compas?

bárbara: ¿qué les pasa, batos?

¿se les perdió algo?

los ojos los traemos aquí, ¿eh?

octavio: se los dije,

están en guiso.

mauricio: espérate,

todavía falta juana inés.

margarita: qué hermosa plaza.

juan: sí,

la acaban de remodelar.

quedó muy bien, ¿no?

margarita: estamos aquí paseando

como si fuéramos novios.

juan: margarita, a pesar

de mis problemas con leonora,

yo sigo amándola, ¿eh?

margarita: sí, hombre,

es una lástima.

juan: ¿qué?

margarita: [ríe]

la carota de angustia

que pusiste.

pues, era broma, juan.

juan: bueno, pues es que no sé.

margarita: si eres casado.

y yo encima quedé bien "siscada"

después de lo que me pasó

con alberto.

va a pasar mucho tiempo

antes de que yo vuelva a tener

una relación seria.

juan: pues, ¿qué te hizo

ese tal alberto?

margarita: algo muy doloroso.

y--y que le afectó

a nuestra hija.

y bastante.

octavio: bueno,

¿qué quieren pistear?

nada más por hoy

soy su "barman" de cabecera.

sofía: ¿pistear?

octavio: digo "beber, tomar,

chupar".

soledad: tequila.

octavio: ¿tequila?

estefanía: mauricio,

¿te sientes bien?

mauricio: ¿y juana inés?

victoria: ah, ya salió el peine.

estefanía: te gusta, ¿verdad?

victoria: no, a poco se nota.

estefanía: eso sí es novedad,

mau.

nunca les has hecho caso

a las que te he presentado, ¿eh?

mauricio: bueno, ¿y juana inés

va a salir o no?

ambas: [ríen]

estefanía: ay, hermano.

inés: ¡ay!

victoria: tú y dale

que no viniéramos

a casa de darío iriarte,

y aquí estás con tu prometida.

eres un cínico.

sebastián: estefanía insistió.

no podía decirle

que su papá es un desgraciado

que alteró el video

y que quiere comprar mi terreno.

victoria: sí, lo dijiste ayer.

"no quiero afectarla

ahora que está tan feliz

por nuestra boda".

sebastián: ¿por qué

estás enojada?

victoria: tú y yo

quedamos en algo.

¿te acuerdas, hermano?

sebastián: estás hermosa.

la verdad,

vine porque no soportaba la idea

que estuvieras cerca

de fernando.

victoria: estefanía

lloró en mi hombro.

sufre un chorro nomás pensando

que tú ya no la amas.

y yo no voy a permitir

que tú la lastimes.

sebastián: pero yo--

victoria: hazla feliz,

sebastián oropeza.

es lo que ella merece.

mauricio: ya no aguanto

la curiosidad.

voy a buscar a juana inés.

estefanía: tranquilo, tranquilo,

yo voy por ella.

sebastián: ey, mau,

¿habrá chance de bucear?

mauricio: sí, claro.

toma lo que necesites,

ya sabes dónde está.

ah, que te acompañe dalo.

lo vi en el embarcadero.

estefanía: ya viene juana inés.

bárbara: no inventes, huerca.

pues, ¿qué es eso?

y a mí que me decían

"la caja fuerte".

ella sería

"sor bóveda de banco".

mauricio: eres una ternura.

¿me permites acompañarte?

inés: claro.

bárbara: [chifla]

mauricio: ok.

¿algo de tomar?

inés: [niega]

mauricio: ¿nada?

inés: [niega]

[televisión]

[alerta de mensaje]

[>>] leo, amiga,

vieron a tu marido

en la plazuela machado.

[>>] estaba con una señora.

[>>] la tipa no es de aquí.

[>>] nadie la conoce.

mira, alguien me mandó la foto.

leonora: no puede ser.

¡no puede ser!

victoria: el segundo módulo

de la prepa en línea

me late un chorro.

fernando: oye,

¿te sigues desvelando como loca

para estudiar?

con tu trabajo

y todos los problemas

que has tenido, ¿cómo lo haces?

victoria: pues será

porque la neta

sí traigo un buen de ganas.

quiero terminar la prepa,

fernando.

para mí es bien importante.

fernando: oye, juana victoria,

¿tú alguna vez te has enamorado?

victoria: [tose]

soledad: yo tenía cinco años

cuando se murieron mi mamá,

su esposo y mi hermanito.

octavio: estabas bien

chamaqueña.

soledad: me quedé sola

y fui a dar a un orfanato.

octavio: pero ¿cómo saliste

de esa, sole?

seguro estuvo bien fuerte.

soledad: pensándolo bien,

ni tanto.

dirás que estoy loca,

pero yo seguí en contacto

con mi mamá y mi hermanito.

octavio: mira, pues.

¿veías fantasmas o qué?

soledad: no,

pero sentía sus presencias

y hablaba con ellos.

mundito: buenas, señor oropeza.

fíjese que doña leonora

quiere saber dónde anduvo usted

por la tarde.

juan: fui a grabar

el apareamiento

de las tortugas caguama.

mundito: pues dicen que anduvo

en la plazuela machado.

¿a poco ahí hay tortugas?

juan: ¿de dónde sacas eso?

mundito: ¡doña!

don juan dice que anduvo

grabando el aparcamiento

de las tortugas gigantes

en la plazuela machado.

sebastián: ¡juana victoria!

¿saliste a caminar?

victoria: ¿y?

sebastián: es que

mientras buceaba, encontré algo

que me hizo pensar en ti.

bueno, en nosotros.

dentro de esta ostra

está escondido

nuestro secreto de amor.

[música]

[tema musical]

leonora: ay, amigas,

qué angurria.

mi remedo de marido

ni siquiera acepta

que se anduvo pavoneando

con quién sabe quién

en la plazuela machado.

ah, pero que ni crea

que eso se va a quedar así.

tortugas gigantes...

[ríe]

victoria: no, no, hermano, no.

sebastián: no, tienes razón.

pero ten,

guarda nuestro secreto de amor

y protégelo.

victoria: ¿por qué yo?

sebastián: porque yo

me siento incapaz.

si por mí fuera, le gritaría

a todo el mundo que te amo,

que estoy enamorado de ti.

no puedo.

estefanía: ¡sebastián!

sebastián: ¡aquí estamos!

estefanía: [ríe]

victoria: no manches.

por poco nos pesca besándonos.

¿qué? tú de veras

que ves la procesión

y no te hincas.

¿qué húboles?

estefanía: los ando buscando.

mau está haciendo una fogata.

¿vienen?

victoria: [ríe] una fogata.

justo lo que faltaba, ¿no?

todos: [ríen]

estefanía: cari, ¿te pasa algo?

sebastián: no, nada.

estefanía: vamos, ¿no?

¡vamos!

bárbara: ¿nos instalamos?

¡vámosle!

inés: me siento detrás de ti,

espalda con espalda,

como los guardias del celibato

y la concupiscencia.

soledad: ¿de qué hablas,

juana inés?

¿por qué no te quitas

los lentes?

inés: el padre camilo

me puso otra penitencia.

no debo de ver a sebastián.

pero igual con los lentes

no se nota que lo veo,

me libro del pecado.

soledad: o sea,

¿dios no te va a ver que lo ves?

inés: [niega]

soledad: bueno.

mauricio: hola.

¿nos sentamos juntos?

soledad: ¡ájala!

mi hija, ¿qué pasó, mi hija?

inés: no gracias, mauricio,

me voy a quedar

con mi hermana sol.

octavio: yo voy aquí.

victoria: mira,

pues te toca aquí

junto a tu primo.

ándale.

fernando: ¿en serio?

ven, ven acá, ven acá.

soledad: ¡miren!

antes de venir a mazatlán

se me apareció esa misma luna

en una visión que tuve.

bárbara: ¡achis!

¿y luego qué quiere decir o qué?

soledad: entendí que significaba

grandes cambios.

y ahora aquí estamos

las cuatro todas juntas

con nuestras marcas

de nacimiento igualitas a ella.

victoria: pues de veras.

¿dónde iba yo a imaginar

que iba a encontrar

una nueva familia

tan a todo dar.

soledad: la cosa

es que coincidimos

en tiempo y espacio.

octavio: ha sido

la pura buena suerte

coincidir contigo, sol.

a ver si también se me hace

coincidir con esa boquita.

[risas]

perdón, pensé en voz alta.

inés: toma, toma.

toma, te ayudo.

>> si está de acuerdo,

señor oropeza,

firme aqui, por favor.

juan: sí, sí, está muy claro.

cuando yo fallezca,

mis bienes se van a dividir

en seis, ¿no?

>> así es,

en seis partes iguales.

juan: una para mi esposa

leonora, otra para sebastián,

y una para cada una

de mis hijas: juana victoria,

juana soledad, juana bárbara

y juana inés.

>> ajá.

juan: ¿aquí?

>> así es.

sebastián: oye, mau,

cántanos una bien romántica.

octavio: no, esa no.

nos vamos a agüitar todos.

mejor la de "un nuevo amor,

un nuevo inicio".

soledad: ¿cuál es esa?

mauricio: no me la sé.

octavio: será porque

me la acabo de inventar.

todos: [ríen]

soledad: o sueltas, morro,

o le pido a juana bárbara

que te reacomode la dentadura.

bárbara: ¿qué--qué fue?

todavía no arranca la rifa,

pero ¿quién sacó boleto?

[risas]

mauricio: ¿y tú, juana inés,

quieres una canción?

inés: ¿te sabes el "ave maría"?

[risas]

estefanía: ¡ya sé!

canta "camino que se pierde".

esa le encanta a mi papá.

mauricio: justo por eso

jamás voy a cantarla.

estefanía: ¿por qué te enojas?

está bien

que no te lleves con él, pero

¿ahora hasta le tienes coraje?

ay, no entiendo el motivo.

mauricio: porque vives

en una burbuja y eres

la consentida del señor iriarte.

pero si supieras

la clase de monstruo

que es nuestro padre--

estefanía: ¡mi "daddy"

es buena persona!

mauricio: claro que no.

es deshonesto

y sin escrúpulos.

estefanía: ¡mentira!

sebastián: a ver, cálmate,

no te pelees con tu hermano,

¿sí?

estefanía: a ver, demuéstrame

lo que estás diciendo.

mauricio: el respetable

señor iriarte mandó a alterar

la voz de juana victoria

en ese dichoso video.

estefanía: es suficiente.

sebastián: estefanía.

¡estefanía!

mauricio: creo que me pasé.

sebastián: ¿crees?

[música]

[música]

leonora: lo de la plazuela

machado va a tener que esperar,

amigas, porque hay algo

mucho más urgente.

el señor oropeza

ya puso en su testamento

a las ilegítimas

y estoy que me muero

de la angurria.

[grita]

[alerta de texto]

[>>] pero ¿cómo?

si en el video quedó claro

que esas infames

no son sus hijas.

[>>] pues les dio gusto,

porque esas falsas solo quieren

el dinero de tu marido.

[>>] a lo mejor

se las arreglaron

para convencer a juan

de que lo del video

era simplemente una bromita.

[>>] tienes que demostrarle

a tu esposo que ellas

efectivamente no son sus hijas.

[>>] sí,

porque él se creyó el cuento

solo por la marca de nacimiento

de las juanas, ¿no?

[>>] eso es, amiga.

seguro esos lunares son falsos.

[>>] conozco un experto

en tatuajes y puede demostrarlo.

leonora: quiero a ese experto

mañana

a primera hora en mi casa.

estefanía: ¡no es justo!

no es justo que mauricio invente

esas cosas horribles

de mi daddy.

sebastián: ya, ya, chiquita,

no llores.

ey, me duele mucho verte así.

estefanía: ¿verdad--

verdad que es una mentira

de mi hermano?

¿verdad que sí?

[solloza]

¡sebastián!

sebastián: ven, ven, siéntate.

ven aquí.

a ver...

yo le pedí a mauricio

que no te dijera nada.

estefanía: entonces, ¿es verdad?

sebastián: en la empresa

de tu papá hay un equipo

con el que se pueden

engendrar voces. imitarlas.

como la de juana victoria,

por ejemplo.

además, descubrimos

a carlos artuche, su asistente.

él estaba grabando el video

de mis hermanas.

estefanía: sebastián,

no entiendo nada.

[solloza]

mauricio: estudié

administración de empresas

porque mi padre me obligó.

lo mío es--

octavio: ¡la música!

la cantada, pariente.

te conozco

y lo traes en la sangre.

fernando: oye, y tampoco sabe

que tienes la dolorosa.

mauricio: no.

si se enterera que en las noches

manejo un bar,

me retira el apellido.

más bien me manda a matar.

octavio: me consta

cómo te maltrataba cuando--

cuando éramos chamacos.

fernando: claro, octavio,

tú vivías en casa

de los iriarte.

mauricio: mi hermana, en cambio,

era la consentida.

él siempre la ha tratado

como una princesa.

y según mi papá,

lo que ella hace es perfecto,

lo que yo hago es pésimo.

nunca he podido lograr

las expectativas

del señor darío iriarte.

fernando: entonces,

¿estás celoso de tu hermana?

mauricio: no, no, para nada.

no crean que odio a estefanía.

ella no tiene la culpa,

yo la quiero mucho.

en cuanto le dije lo de mi papá,

me arrepentí.

soledad: se lo solté al octavio

y ahora me dio por compartírselo

a ustedes también.

inés: pero, entonces,

¿de verdad hablabas con tu mamá

después de que se murió?

soledad: tanto así de hablar,

hablar como ir

a tomarnos un cafecito, no.

bárbara: seguro son puras

alucinaciones tuyas, morra.

soledad: chance.

pero gracias a eso superé

la muerte de mi familia.

victoria: híjole,

qué bien por ti,

porque en serio yo siento

que yo nunca voy a lograrlo.

[suspira]

extraño tanto a mi jefecita.

inés: a lo mejor, juana soledad

puede contactarla.

o como se diga.

bárbara: óyete nomás, sor güija,

puras burradas.

victoria: no, espérate,

no te burles.

su predicciones siempre

se han vuelto realidad.

bárbara: les aguanto

que tenga visiones,

pero se la bañan

con eso de que ve fantasmas.

soledad: ¿quieres que vea

si logro contactar

con la energía de tu mamá?

victoria: ¿te cae?

¿en serio, sí podrías?

soledad: chance sí.

siéntate así,

cierra los ojos y concéntrate.

piensa en ella.

se llamaba rosaura, ¿verdad?

[suspira]

ah, la siento.

siento su energía,

juana victoria.

victoria: ¿en serio

no es "huasa"?

bárbara: ay, ¿y eso?

soledad: veo un vestido

azul marino con flores.

victoria: sí,

mi mamá tenía uno igualito.

le encantaba usarlo.

soledad: ella está en paz.

siento su tranquilidad

como si dijera

que todo va a estar bien.

que creas en el amor,

juana victoria.

victoria: ay, jefecita querida.

bárbara: ¡ay! ¿y eso?

inés: vente.

soledad: ¿doña rosaura

era devota de san peregrino?

victoria: sí, mucho.

[ruido]

bárbara: canijo...

octavio: [piensa] no fue

el abanico.

[cristales tintinean]

soledad: quiere que sigas

con tu vida, juana victoria.

que seas feliz.

victoria: pero no puedo,

jefecita. no puedo porque--

[llora]

soledad: ya, ya--

ya no está.

la energía se fue.

victoria: gracias, manita.

[suspira]

gracias.

estefanía: [llora]

bárbara: perdón

por dudar de ti, juana medium,

pero clarito vi

cómo se movían las persianas

y la lámpara se prendió

y se apagó.

soledad: la energía mueve cosas.

victoria: ay, sebastián.

sebastián...

sebastián: buenos días,

chiquita.

¿cómo amaneciste?

estefanía: me quedé dormida

después de tanto llorar.

sebastián: sí, pero

¿cómo te sientes?

estefanía: no puedo creer

lo que me contaste de mi daddy.

pero no voy a echar a perder

este fin de semana.

sebastián: no te preocupes.

lo importante

es que te quedes tranquila.

estefanía: yo estoy bien

si tú estás bien.

sebastián: gracias, estefanía.

estefanía: ¿por qué?

te amo y mi misión en la vida

es hacerte feliz.

y qué bueno que hoy es sábado

porque hoy en la noche

la vamos a pasar increíble

juntos.

[música]

[música]

victoria: no es cierto.

nosotros íbamos

primero que todos.

todos: [hablan a la vez]

leonora: buenas tardes.

buenas tardes.

sebastián: mamá, ¿qué haces?

leonora: traje un experto

en tatuajes.

sebastián: ¿como para qué?

leonora: este muchachito

va a verificar

si son reales las medialunas

de las presuntas hijas

del señor oropeza

o si solo son tatuajes.

sebastián: a ver, mamá,

¿qué pretendes?

¿humillar a mis hermanas?

bárbara: por mí no hay bronca.

que me revise todo lo que quiera

para que vean

que no me ando con cuentos.

soledad: igual yo.

no tengo nada que esconder.

sebastián: es que, mamá,

es increíble

a lo que has llegado.

bárbara: arre, chéquele.

nomás no toques donde no debes

que se te seca la mano.

victoria: [resuella]

sebastián,

tú y yo no somos hermanos.

leonora: es un simple tatuaje,

¿no es así, señor?

bárbara: cuidadito

con lo que agarras, bato,

o te dejo de recuerdo mi puño

de tatuaje.

victoria: sebastián,

tú y yo no somos hermanos.

tú no tienes la medialuna.

¿sí entiendes

lo que te estoy diciendo?

sebastián: victoria,

¿me dejas cambiarme

y después hablamos?

victoria: [ríe]

sí, sí, perdón.

ay, qué pena,

pero no vi nada, no vi nada.

[suspira]

leonora: pero es que

jálele con ganas, hombre.

a ver, a ver.

bárbara: dele duro

que no yo chillo.

y prefiero que esto se aclare

de una vez por todas.

¡dele!

leonora: no se quita.

no se quita.

>> lo siento, señora,

pero esta marca de nacimiento

es real.

todos: [celebran]

soledad: bueno, denme chance.

si todas rifadas,

todas probadas.

de aquí nadie sale con la duda.

leonora: nadie.

victoria: ay, qué pena,

sebastián, en serio.

es que vi la puerta

medio abierta

y no me imaginé que estabas--

sebastián: no, fue mi culpa

por dejar la puerta medio

abierta.

victoria: bueno,

pero sirvió para darnos cuenta

de que no somos hermanos.

sebastián: a ver,

escúchame bien.

el hecho de que yo no tenga

la marca de la medialuna

no quiere decir nada.

victoria: ¿cómo no?

las cuatro juanas la tenemos.

la heredamos de tu papá.

sebastián: la genética funciona

de manera extraña.

hay características

que se heredan directamente

de los padres,

pero hay otras que pasan

de los abuelos o bisabuelos

a los nietos.

por ejemplo, tú eres igualita

a mi bisabuela, y eres la única

que se parece a ella.

victoria: entonces, ¿tú crees

que seguimos siendo

medios hermanos?

sebastián: sí.

soy hijo de juan oropeza,

igual que tú.

victoria: me ilusioné pensando

que lo nuestro era posible.

sebastián: no solamente eso

nos separa, juana victoria.

victoria: ay, claro.

ay, estefanía, ¿verdad?

la hermosa estefanía que--

[suspira]

bueno, siquiera por un ratito

soñé que tú y yo

podíamos estar juntos.

disculpa la ilusión, pero no.

[suspira]

ni de chiste.

es imposible.

juan: ¿qué haces?

margarita: ¡ay, juan!

qué manera de entrar.

juan: perdón por el susto.

margarita: no, no hay cuidado.

es que me puse a archivar

estos papeles porque--

bueno, aquí hay un desastre,

señor oropeza.

juan: sí, no tenemos secretaria

desde no sé cuándo.

ya sabes, exceso de presupuesto.

margarita: ¡tarán!

dale la bienvenida

a tu nueva secretaria.

juan: ¿en serio?

margarita: claro.

ya estoy aburrida

de no hacer nada,

y yo tengo años de experiencia

chambeando.

aparte, no pienso recibir

ni un centavo de salario.

juan: no, pero--

margarita: no, sí, sí.

tú ya has hecho suficiente

con darnos hospedaje

y alimentos a mi hija y a mí.

¿me contratas?

ándale, ándale, di que sí.

juan: sí, sí.

margarita: yo puedo trabajar

horas extras y--

¿dijiste que sí?

juan: contratada.

margarita: [celebra]

juan: [ríe]

margarita: perdón, ¿eh?

>> lo siento, señora,

pero esta marca de nacimiento

es auténtica.

todas: [celebran]

leonora: falta.

falta esta juana,

la más importante.

la cabecilla del grupo.

victoria: sí, doña leonora,

estoy lista para que--

para que su experto le haga

de interventor y que dé fe

y legalidad de mi medialuna.

órele, señor interventor.

inés: ay, ¿dónde me escondo?

[jadea]

ay, fúchila, huele refeo.

[música]

[música]

victoria: ¿pues, y luego?

¿qué, a poco le queda duda

de que somos hijas

de don juan oropeza?

soledad: nuestras marcas

de nacimiento son de a de veras.

bárbara: tenemos las medialunas

desde que nacimos.

[chiflidos]

ahora, si le sigue buscando

va a encontrar.

después no ande chillando, ¿eh?

leonora: ¿me estás amenazando,

escuincla?

sebastián: ¡ya, suficiente!

tampoco voy a permitir

un pleito entre ustedes.

mamá, ya.

está demostrado

que son hijas de mi papá,

así que regresa a la casa

con todo y tu experto.

leonora: no, fíjate que no,

porque me falta una juana.

la que se viste horrible.

¿dónde anda?

victoria: ¿y juana inés?

mauricio: ¿adónde está?

victoria: ay, mi hermanita

se pasa.

hace las cosas más raras

del mundo.

ay, ¿qué no la rescataste

de arriba de un campanario?

soledad: ay, ¿y lo de la moto?

sebastián: vamos a buscarla.

soledad: ¡vamos!

todos: ¡juana inés!

margarita: ay, estoy

tan emocionada...

ya tengo chamba.

teresa: ¿emocionada

por el trabajo o por juan?

margarita: o sea, es guapo,

¿qué no?

teresa: es casado.

margarita: él, pero pues

yo no soy celosa.

teresa: ¡ay, margarita! ¡no!

margarita: [ríe]

es broma, hombre.

mundito: hola, guapas.

todoelmundo: hola,

nos preguntábamos

si no les causaría molestia,

desazón, disguto y o desagrado

que nos sentemos a comer aquí

con ustedes.

margarita: no, claro que no,

todoelmundo.

teresa: al contrario,

siéntense.

mundito: oigan,

¿les cuento algo?

teresa: sí.

mundito: hoy me llegó

otra carta de mi mamá.

margarita: ¿y dónde está

que te manda cartas?

mundito: en el amazonas.

teresa: ¿y qué hace allá,

mundito?

mundito: es experta

en comunicación animalística.

todoelmundo: sí, puede hablar

con los animales exóticos

que se encuentran por allá.

mundito: ¿y qué creen?

se encontró un dragón.

chiquito, ¿verdad, sensei?

todoelmundo: sí, sí, sí.

dice--dice que hasta duerme

con él.

mundito: pero tiene

un buen de cuidado.

si el dragón estornuda...

¡fum!

ya saben, le sale lumbre

de la boca.

margarita: [ríe]

leonora: entiéndeme.

sin querer me enteré

que el señor oropeza

dividió su herencia

en seis partes.

¿no te parece indignante?

estefanía: ¿cómo piensas

solo en el dinero?

leonora: pienso en todo.

tú misma has sigo testigo

de cómo ha cambiado mi vida

desde de que aparecieron

las ilegítimas.

lo que antes era cielo

ahora es infierno.

lo que antes era luz

ahora es oscuridad.

estefanía: porque así

lo decidiste.

podrías llevarte bien con ellas.

te juro que son encantadoras.

leonora: ah, ya también

estás en mi contra, estefanía.

todos me han dado la espalda.

todos me han traicionado,

menos tu papá.

estefanía: yo te apoyaría

si trataras mejor a mis cuñadas.

¿qué ganas

haciéndoles la vida imposible?

¿humillándolas?

en apenas unas horas

he sufrido todas desilusiones.

primero, mi papá.

¿y ahora tú?

leonora: ¿él por qué?

estefanía: voy a buscar

a juana inés.

sebastián: no está

en las recámaras.

estefanía: oigan, ¿saben algo

de juana inés? ¿ya apareció?

sebastián: no,

no está en las recámaras.

victoria: tampoco está

en la cocina.

mauricio: no está en la casa.

soledad: ¿y entonces?

estefanía: cari, cari, cari,

déjala, está muy ofuscada.

bárbara: huele a azufre.

perdón, sebastián.

sebastián: bueno, hay que buscar

a juana inés en la playa.

soledad: ¡juana inés!

inés: ay, dios...

ay, dios bendito.

¡auxilio!

¡socorro! ¡ayúdenme!

¡ayúdenme!

[música]

Cargando Playlist...