null: nullpx
Cargando Video...

Hijas de la Luna Capítulo 12

Univision30 Oct 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

...

locutor: televisa presenta...

sebastián: ¿por qué juana inés

se habrá ido así?

bárbara: esta "chisqueada"

me despertó pegando gritos y ahí

nos dimos cuenta que la monja

ya se había pelado.

su cama bien tendidita

y ese papel sobre la almohada.

sebastián: hasta nunca.

victoria: híjole,

¿no será como lo del campanario

en puebla?

es que ve, dice: "me duele

dejarlas, hasta nunca".

sebastián: no, no, no.

no vamos a imaginar lo peor.

piensen, ¿dónde se iría juana

inés?

teresa: al convento.

sebastián: pero no tiene dinero

para el avión.

teresa: ay, ya sé,

la aplicación para el celular.

ahí.

bárbara: ¿dónde es esto?

sebastián: esa es la carretera

mazatlán-guadalajara.

vamos para allá.

victoria: ven.

octavio: estaba bien sexy

en la fiesta.

con su doble vestido y toda

la cosa.

[ríe]

fernando: en resumen,

a cada uno nos gusta una juana.

mauricio: claro, tu amor es

por juana victoria.

fernando: [suspira]

me encanta.

octavio: y tampoco te tira bola.

fernando: ¿qué?

octavio: que no te hace caso.

fernando: ¿saben qué?

deberíamos buscar la forma

de tenerlas cautivas.

hablo en sentido figurado,

genios.

un lugar en donde no les quede

otra más que estar con nosotros.

nos ignoran porque no

nos conocen.

mauricio: de acuerdo contigo.

octavio: oye, compa,

¿y tú qué tanto garabato haces?

fernando: ¿quieres verlo?

octavio: órale, mira nomás.

mauricio: el artista

ya encontró a su musa.

fernando: ay.

darío: está claro lo que debes

de hacer, ¿verdad?

>> totalmente, señor iriarte.

déjelo en mis manos.

sebastián: ¿nos acercamos

a la ubicación de juana inés?

bárbara: sí, pero el puntito

se mueve reterápido.

métele, ¿quieres que yo maneje,

señor tortuga?

dale sin miedo, ándale.

teresa: ay, has de ser

más rápida que los camiones

de la ruta 80 del guanato.

bárbara: ¿dónde es guanato?

teresa: ay, así le decimos

a mi guadalajara.

victoria: ya casi la alcanzamos.

ya casi la alcanzamos.

teresa: ah, ¿y eso?

sebastián: una moto.

inés: virgen bien atada,

no dejes que quede estampada.

victoria: ¿juana inés?

bárbara: se ha puesto rebelde.

victoria: ¡juana inés!

todas: [hablan a la vez]

inés: por favor, por el amor

de dios, párese.

victoria: ¡juana inés!

¿qué carambas estás haciendo?

nos asustaste.

todas: [hablan a la vez]

sebastián: no te preocupes.

yo me encargo de mi hermana

de ahora en adelante, ¿sí?

>> chido, "bro", no hay

problema, no sé hasta dónde

quiera ir y yo la verdad

no la llevo.

todas: [hablan a la vez]

sebastián: a ver, a ver.

¡a ver, chicas!

ya, está bien.

todas: [hablan a la vez]

sebastián: ¿estás bien?

¿estás bien?

a ver, a ver--

bájenle, chicas--

todas: [hablan a la vez]

sebastián: ¡calma!

victoria: bueno, ya descansaste,

ya se nos pasó el sustote

que nos pegaste.

ahora explícanos por qué armaste

ese méndigo relajito anoche.

inés: quería...

quiero...

me urge regresar a puebla,

al convento.

victoria: ah, ahora sí

mucha prisa.

¿no que tanto amor

de hermanas, que éramos

tu familia y no sé

qué tantas cosas?

bárbara: sí, monjita,

¿qué onda con eso?

ni que estar encerrada

en el convento fuera

tan divertido.

¿o prefieres a las hermanas

de allá que tus carnalas

de deveras?

inés: sí.

no me gusta lo que hay

ahí afuera.

extraño a las monjitas,

son mis amigas y también

a la madre superiora.

quiero regresar,

¿es muy difícil entenderlo?

[llaman a la puerta]

juan: gordita.

gordita, solo quiero saber

que estés bien.

leonora: ¿y cómo espera

que esté, señor oropeza?

con mi vida pendiendo

de un hilito.

sebastián: mamá,

¿ya te tomaste tus medicinas?

leonora: no creo que les importe

si me muero.

juan: claro que sí.

el doctor dijo que no debes

alterarte.

leonora: es usted genial,

señor oropenza.

les da todo a sus ilegítimas

y no quiere que me altere.

¡largo!

¡largo de aquí!

¡no quiero nada de ustedes!

no quiero oírlos.

sebastián: ¡juana victoria!

victoria: órale, pues no

espantes, ¿qué te traes?

sebastián: ya salieron a la luz

tus verdaderas y nefastas

intenciones.

>> ¿se están peleando?

victoria: ¿mis verdaderas

y nefastas intenciones?

pues, ¿de cuál tomaste?

oye, espérate, ¿qué te estás

creyendo?

que me llevas, me traes--

sebastián: ya, no finjas más,

juana victoria.

victoria: y vuelve la burra

al trigo.

cuéntame qué rayos te pasa.

sebastián: claro.

estás enojada

porque te descubrí.

mira esto, a ver si te atreves

a negarlo.

es que nunca lo esperé de ti.

victoria: logramos

lo que queríamos, hermanas.

juan oropeza se tragó

completito el cuento

de que somos sus hijas.

ahora solo falta adueñarnos

de la fortuna de nuestro dizque

papá, vamos a quedarnos

con todo lo que nos pertenece.

así va a ser.

la bruja de leonora va

a separarse de él

para que después se case

con tu mamá, juana bárbara.

con margarita.

sebastián: bravo.

bravo por las juanas,

se van a ganar un premio

por su excelente actuación.

a ver, ¿qué?

¿planearon todo para qué, eh?

victoria: ay, ese video

es más chafa que un billete

de 15 pesos.

lo que se oye ahí

son purititas mentiras.

sebastián: eres tú, por favor,

es tu voz, juana victoria.

victoria: pero yo en mi vida

he dicho algo así.

sebastián: ¿por qué?

¿por qué sigues fingiendo?

victoria: me duele un chorro

que me desconozcas.

y para que sepas,

sí, sí estuve con mis manitas

aquí en la lavandería.

pero justo les dije al revés.

yo no quiero nada de tu papá.

voy a probarte que te jugaron

chueco y fuiste tú

y caíste redondito.

este video lo sacaron anoche

y tu papá ya nos había ofrecido

apellido, herencia y todo eso.

chécalo.

en el video dice algo así

como...

solo falta adueñarlos

de la fortuna de nuestro dizque

papá.

a ver, sebastián, échale coco.

si ya nos había dado tanta cosa,

¿para qué le voy a decir

a mis hermanas: "solo falta--"?

sebastián: pues no sé, no sé.

victoria: además el trabajo

que nos costó encontrarlas.

juana soledad en el hospital.

lo de juana bárbara

con el padrastro a punto

de matarla.

y lo del campanario de juana

inés.

ah, todo lo planeamos

mis hermanas y yo.

¿te cae?

sebastián: a ver, pero entonces,

¿cómo fue que--?

victoria: pues ni idea,

ni idea de cómo le hacen.

ha de ser como--como esos

trucos que usan ahí

en las películas de espantos.

que de pronto pum,

te sacan el chamuco.

alguien lo tomó ese dichoso

video.

y no sé cómo, pero a mí me puso

diciendo todas esas barbaridades

al revés.

sebastián: pero ¿quién sería

capaz de algo así?

¿quién?

[música]

[música]

victoria: la bruja de leonora

va a separarse de él

para que después se case

con tu mamá, juana bárbara.

con margarita.

leonora: se lo dije a sebastián.

estas infelices son trepadoras.

arribistas.

interesadas.

sobre todo la tal juana

victoria.

seguro que ella lo planeó todo.

son unas--son unas usurpadoras,

unas--unas impostoras,

unas--unas fraudulentas.

unas--

darío: no, bueno, hasta tú

te lo creíste, ¿verdad, leonora?

leonora: ¿qué?

darío: en realidad las hijas

de juan no son nada de eso.

leonora: a ver, ¿cómo dices?

darío: ese audio quedó

excelente.

leonora: ¿me quieres explicar?

darío: el video es real

pero la voz de juana victoria

se generó por medio

de una computadora.

leonora: es decir

que en realidad esa ilegítima

no dijo lo que dijo.

darío: no, al contrario.

ella hablaba de que debía

rechazar lo que su padre

le ofrecía.

porque no es una convenienciera.

leonora: bueno, entonces...

darío: nada.

que si tú te creíste que era

real, los demás

van a pensar lo mismo.

leonora: ay, no, darío, no.

yo no puedo permitir

que tú utilices ese tipo

de embustes.

darío: a ver, ¿no me dijiste

que querías a las juanas

fuera de mazatlán

y que el propio juan

las corriera?

leonora: bueno, sí, pero--pero

no a partir de un chanchullo

semejante.

darío: ¿entonces?

¿en qué habías pensado, leonora?

pequeñas intriguitas, así,

que no van a servir para nada.

leonora: sí, ¿verdad?

enseguida se descubre todo.

darío: mira.

tú y yo vamos a hacer una cosa.

observa los resultados

del video y después hablamos,

¿te parece?

teresa: juana inés, quita

esa cara.

date la chance de disfrutar

aunque sea un poquito.

bárbara: pues ahora amargueta,

la penitencia está

en aguantar el humorcito

que te jalas.

mira, vamos a pedir ropa

para ocuparla

en el dispensario--

>> ¡son ellas!

¡son ellas!

>> las impostoras.

>> ¡y ladronas!

¿por qué quieren abusar

de don juan si es tan buena

gente?

teresa: ay, chihuahua.

pues, ¿de qué habla, señora?

>> fingieron ser sus hijas.

inés: ¿fingimos?

>> dios las va a castigar.

bárbara: dale, raza,

algo me dice que ahorita mismo

arreglamos esto de una por una.

>> ustedes no tienen alma.

>> no se vale jugar así

con el corazón de un buen padre.

>> ¡lárguense de mazatlán!

todas: [hablan a la vez]

[claxon]

>> ey, suban, súbanse

rápido, súbete rápido, vámonos.

juan: es que no puede ser.

no me cabe en la cabeza,

xavier, que mis--

bueno, según esto,

ni mis hijas son.

dios mío, ¿cómo es posible?

xavier: me cuesta trabajo

creer que las juanas sean

capaces de hacer algo así.

juan: a ver.

viste el video, es juana

victoria.

me engañaron, me mintieron,

¿y todo por dinero?

maldita sea.

xavier: ¿y qué piensas hacer,

juan?

juan: no sé.

ahorita solo veo una nube negra

frente a mí.

xavier: ¿a dónde vas?

juan: a la isla.

necesito pensar un rato.

xavier: voy contigo.

juan: no.

necesito estar solo,

me voy a cambiar, ¿eh?

xavier: juan.

cuídate, por favor.

juan: ojalá y me cayera

otro rayo.

pero que esta vez sí acabará

conmigo.

sebastián: ¡todoelmundo,

ábreme!

soy sebastián oropeza.

victoria: todoelmundo.

¿andas por ahí?

sebastián: ¡todoelmundo!

necesitamos tu ayuda.

egidio: sí, sí, sí,

ya estoy en eso.

es lo de tu video,

¿no, juana victoria?

victoria: ay, te juro por dios

que yo nunca dije--

egidio: ya lo sé, ya lo sé,

seguramente alguien logró

fabricar, copiar o simular

tu voz con una computadora.

sebastián: ¿puedes demostrar

que es falso?

sebastián: hicieron un trabajo

impecable y va a estar difícil

probarlo, pero voy a hacer

mi mejor esfuerzo.

mis conocimientos tecnológicos

y mi pericia están

a su servicio, eso que ni qué.

>> juan oropeza se tragó

completito el cuento

de que somos sus hijas.

soledad: no, no, no,

a mí no me ajusto,

juana victoria nunca dijo eso.

inés: ay, virgen santa,

no entiendo,

clarito se oye su voz.

¿cómo es posible?

hasta parece cosa del diablo.

soledad: sabe, tú nos crees,

¿verdad, hijo?

octavio: claro, a saber

de dónde salió este video,

pero yo les creo

porque les creo.

bárbara: dejen al culpable,

juro que acá sí muere

el desgraciado.

inés: eso es lo de menos,

boxeadora, lo grave es que ahora

todo mazatlán nos odia.

ya mero nos linchan.

de no ser por ti, octavio,

a ver qué nos hacen.

gracias.

octavio: ¿para qué están

los héroes si no salvan

a sus princesas del peligro?

victoria: ¿crees que tu papá

ya vio el video?

sebastián: ni lo dudes.

victoria: no, pero es que ¿quién

carambas haría algo así?

sebastián: a ver, tranquila,

hermanita,

todo va a estar bien, ¿sí?

victoria: [gime]

gracias por creer en mí,

hermano.

egidio: estimados,

sus cuchicheos, murmullos,

susurros y bisbiseos me impiden

concentrarme, les recomiendo

que vayan a ver si ya creció

el pasto y yo mientras

voy a tratar de encontrar

la prueba del engaño.

a ver, vaya, vaya.

>> ay, amiga, por fin salieron

a la luz los perversos planes

de esas arañas.

>> pobrecita, leo,

tuviste que soportar

la presencia de esas trepadoras.

>> perdón si dudé de ti,

yo creía que las juanas

eran gente de bien.

>> nunca debimos ponernos

de parte de esas usurpadoras.

>> ten cuidado, leonora,

porque la tal margarita

es capaz de quitarte al marido.

leonora: muchas gracias

por su apoyo, amigas.

la vida siempre termina

haciendo justicia.

y ahora sí, mi esposo va a tener

que expulsarlas de mazatlán

para siempre.

tenía razón darío iriarte.

inés: madre superiora,

quiero regresar al convento,

por favor.

>> ¿por qué?

inés: es que--es que--

>> ¿no te trata bien

tu nueva familia?

inés: me tratan increíble,

madre, mis hermanas

son lindísimas

y las quiero mucho mucho.

>> ¿entonces?

inés: extraño al convento

y a usted.

>> yo también te extraño,

pero no es razón

para que regreses,

y menos si te ha ido bien allá.

¿y tu papá cómo es contigo?

inés: maravillosa persona,

pero le digo que necesito

regresar a puebla.

>> mira, juana inés,

dame tiempo para pensarlo, ¿sí?

llámame mañana, por favor.

inés: pero madre.

>> buenas tardes.

inés: [suspira]

[celular]

sebastián: una llamada

de puebla, ¿bueno?

>> buenas tardes,

habla la madre superiora

del convento donde estaba

juana inés bautista.

sebastián: ¿cómo está?

>> preocupada por tu hermana,

sebastián, acabo de colgar

con ella y me dice que quiere

regresar acá conmigo.

sebastián: madre, la puse

en altavoz, juana victoria

está aquí conmigo.

victoria: buenas, madre.

>> ¿cómo estás?

perdón que los moleste,

pero quería preguntarles

cómo le va por allá

a juana inés.

victoria: bien, se lleva

a todo dar con nosotros.

también con don juan.

no, y además el mar la trae

loquita de felicidad.

>> pero entonces,

¿por qué lloraba?

sebastián: bueno, hasta ayer

pensábamos que estaba feliz.

>> ¿y ya no?

sebastián: no sé,

pero se nos escapó.

la encontramos en la carretera

subida en una moto.

>> dios mío.

victoria: no, pues igual

y extraña el convento.

o le gustan las motos, no sé.

oye, puede ser.

>> la conozco, y para mí

que quiere huir de algo.

victoria: ¿huir, pero de qué?

[música]

[música]

>> no, a mí ni me veas.

bárbara: es que ya te conozco,

eres enamoradiza.

>> ¿y eso qué?

bárbara: que aunque el video

sea pura mentira, en una de esas

tiene algo de razón,

y andas de volada

haciéndole ojitos a mi papá.

>> no, hombre, eso fue

hace mucho, y por más guapo

y encantador que sea,

yo no quiero nada con él.

y tampoco quiero que se divorcie

de doña leonora.

teresa: yo estoy tan preocupada

por ustedes, y hasta

a jitomatazos me las agarraron.

bárbara: ¿sí, cual "pipirrúm"?

no se vale.

victoria: ¿qué húboles?

soledad: juana victoria,

¿ya supiste que subieron

un video--?

victoria: ahorita me cuentas.

ey, acabo de echarme

una platicada con la madre

superiora, manita.

a ver, ¿por qué quieres

retacharte al convento?

inés: bueno, es que yo...

soledad: es mi culpa.

victoria: ¿por qué?

soledad: es que anoche tuve

una visión, y a juana inés

le expliqué lo que significaba,

que a las cuatro

no se iba a ir--

y es justo lo que está pasando.

la raza nos odia

por lo del video.

victoria: ¿y por eso

quieres irte?

¿de veras quieres dejarnos?

darío: está bien,

gracias por la información.

>> ¿todo bien, señor?

darío: me acaban de informar

que finalmente sebastián oropeza

consiguió un crédito.

está por cerrar la compra

del terreno que se encuentra

junto al medialuna.

>> pero ¿y por qué le afecta

tanto que--?

darío: porque necesito

controlar a mi futuro yerno.

solo así yo puedo garantizar

la felicidad de estefi.

>> sin embargo, él no se deja.

darío: es un joven impetuoso.

rebelde, pero he domado fieras

más peligrosas

que ese muchachito.

>> [ríe]

estoy de acuerdo.

darío: quiero forjarlo,

templarlo, para que en un futuro

se haga cargo del consorcio.

>> ¿y su hijo mauricio?

darío: ese es un imbécil.

necesito los datos del dueño

del terreno, ese que sebastián

está por comprar.

>> me tenías olvidada.

sebastián: perdón, chiquita,

pero he tenido muchos problemas.

>> sí, me imagino.

don gena debe estar destrozado

con lo del video.

me cuesta creer que las juanas

sean capaces de algo así.

[celular]

sebastián: discúlpame

un segundo.

¿qué pasó, todoelmundo?

juan: yo no les pedí

que se vayan de mazatlán.

victoria: pero está convencido

de que el video de la lavandería

es de verdad.

juan: ahí sales tú y es tu voz,

mi hija.

bárbara: que no es su voz.

pero por eso mismo nos vamos,

no confías en nosotras, jálenle.

victoria: ¿saben qué?

vámonos de una vez, manitas.

tristes, pero con la cabeza

bien arriba.

juan: [suspira]

adiós, hijas, adiós.

sebastián: ey, ey, ¿qué pasa?

victoria: nos vamos.

sebastián: ¿por qué?

victoria: tu papá,

que no confía en nosotras.

sebastián: papá.

juan: ¿qué?

sebastián: el video, todoelmundo

descubrió que es mentiroso.

fue alterado con computadora.

victoria: híjole, lo lograste,

eres increíble.

todas: [hablan a la vez]

>> se los dije, mi papá

es lo máximo del mundo mundial.

juan: pero ¿cómo?

se ve muy real.

egidio: el video propiamente,

señor oropeza, no fue afectado,

modificado o alterado.

sebastián: solo el sonido,

la voz de juana victoria.

egidio: comparé la supuesta voz

de la interfecta aquí presente

del video mentiroso

con grabaciones originales

que obraban en mi poder.

victoria: claro, la entrevista

que me hiciste.

egidio: exactamente.

realicé entonces un estudio

de la amplitud de frecuencia

de la voz real

con la voz fabricada,

y descubrí que la tesitura

falseada era menor.

>> sí, sí, creo que ya

los hiciste bolas.

sebastián: en pocas palabras,

un experto con un equipo

muy sofisticado creó la voz

de juana victoria.

juan: hija, entonces tú

no dijiste esas cosas.

victoria: no, don juan,

¿cómo cree?

de mí pueden contarle

un chorro de cosas,

pero yo soy incapaz de hacerle

algo tan espantoso.

y yo no quiero su dinero,

y se lo dije antes

de que nos grabaran.

bárbara: todo está aclarado,

yo nada más quiero saber quién

es ese hijo de su tal por cual.

el dizque experto

que nos metió en esta bronca.

soledad: ¿hay forma de saberlo?

egidio: no, mi querida

juana soledad, el falsificador

subió el video al tubo y eso

es imposible de rastrear.

inés: bueno, ¿y tanta cosa

para qué, cuál es la intención

de esa mala persona?

soledad: querían que nos

quemaran vivas sin leña verde.

bárbara: ahora por ese video

"levantafalsos"

la raza mazatlán nos odia,

antes no nos lincharon.

juan: ¿qué?

inés: nos aventaron

de jitomatazos, papá.

nos dijeron falsas, ladronas.

teresa: bueno, entonces

ya podemos decir que es falso

y listo, ¿no?

sebastián: de poco serviría,

teresa, no tenemos pruebas

para demostrarlo.

lo que todoelmundo descubrió

es demasiado técnico,

la gente no lo entendería.

más bien debemos averiguar

quién está detrás de todo esto.

victoria: eso mismito,

hay que encontrarlo

y luego luego

lo balconeamos con todos.

bárbara: o me lo dejan

tres rounds, a ver si al vato

le quedan ganas de volverse

a meter con la familia.

juan: por lo pronto...

les pido perdón, hijas.

bárbara: pa, claro

que te perdonamos.

soledad: tranquilo, ya pasó,

estamos bien.

juan: mis niñas, la verdad,

dudé de ustedes.

perdónenme, ¿sí?

victoria: no, es que--

también ese mugre video

se veía bien real.

ni forma de saber

que le habían metido mano

ahí con la computadora.

juan: las amo, las amo.

las amo, las amo, las amo.

ven, te abrazo a ti también,

a las cuatro.

mis cuatro juanas.

darío: buenas noches,

habla álvaro rentería.

mucho gusto.

mire, estoy interesado

en el terreno

que está vendiendo.

el que está al lado

del hotel medialuna.

victoria: mis hermanas y yo

fuimos a lavar ropa.

a poco ya no podemos hacer

ni eso tranquilas, caray.

juan: bueno, la lavandería

tiene ductos para extraer

el aire caliente.

pero tiene solamente una fuente

de ventilación natural, ¿no?

>> la ventana que da al jardín.

>>tián: claro, y ese video

lo tomaron desde el jardín

hacia el interior

de la lavandería,

que está en el sótano.

el que lo hizo debió acostarse

en el pasto.

victoria: y antes de eso yo

sentía que alguien me seguía.

sebastián: ¿y por qué

no dijiste nada?

victoria: se lo dije

así de pasadita a mis hermanas.

pero no le dimos importancia,

la verdad.

yo hasta pensé que eran

figuraciones mías.

juan: seguro fue el desgraciado

que hizo el video.

sebastián: sí, tío.

¿hay cámaras de vigilancia

en el jardín donde está

esa ventana de la lavandería?

>> sí, hay una que abarca

el área completa.

victoria: eres reteinteligente.

hermano...

juan: a revisar el video

de esa cámara, ya, vamos.

a ver el video,

vamos a ubicar quién fue, ¿no?

>> está bien, voy a buscarla.

¿a qué hora fue?

victoria: las ocho y media

de la noche.

>> perfecto, les mando

un mensaje cuando sepa algo.

juan: vas a ver que todo

va a salir muy bien.

victoria: sí, don juan.

parece mentira,

alguien nos tiene tanta tirria

que es capaz de armar circo--

con tal de que nos corran

de mazatlán.

sebastián: no te preocupes,

hermana, vamos a descubrir

quién está detrás de todo esto.

[música]

[música]

inés: ¿ya puedo regresar

al convento, madre?

>> no, juana inés.

inés: pero ¿por qué?

>> hablé con tus hermanos

y confirmaron lo que tú misma

me dijiste, que estás feliz

con tu nueva familia.

que tu papá te trata muy bien

y que quieres mucho

a tus hermanas.

incluso que estás fascinada

con el mar.

inés: sí, pero yo necesito

regresar al convento.

>> hija, me contaron

que intentabas huir en una moto.

inés: es que me urge regresar.

>> juana inés, te conozco

y sé por qué te pones así.

te dio por hacer locuras.

cuando te sentiste enamorada

de ese muchacho del tianguis,

¿no te subiste al campanario?

inés: ¿yo, madre?

no, yo no estoy--

>> ¿lo vas a negar?

y no me mientas.

¿ves?

si te enamoraste,

debes hacerle frente

a la situación.

quédate allá en mazatlán

para que vivas

lo que te corresponde.

inés: es que yo--es que usted

no entiende, madre superiora,

lo que me pasa es muy grave.

>> no puedes volver aquí

por lo menos en un año.

inés: ¿un año?

ay, ¿no me hace una rebajita?

>> he dicho, buenas noches,

juana inés.

fernando: entonces,

simularon la boda.

sebastián: para hacernos creer

que solamente le interesaba

el dinero de mi papá.

octavio: qué abusados.

y se tomaron sus molestias.

porque hacer una voz

por computadora

ha de estar medio canijo.

fernando: además,

a simple vista no se nota.

mauricio: más bien,

a simple oído.

teresa: les digo,

fue uno que le mueve bien

a las maquinitas esas.

sebastián: claro.

cuenta con equipo sofisticado.

mauricio: yo sé quién tiene

uno así.

sebastián: ¿de qué hablas,

mauricio?

[silbido]

juan: [lee] "usted no tiene

dignidad, sr. oropeza.

después de que salieran

a la luz las perversas

intenciones de las dizque juanas

las mantiene cerca.

en especial a la líder

de las usurpadoras.

en esta casa no quiero gente

sin principios ni valores".

leonora: lo dicho,

no tiene dignidad,

pero encima le ven la cara

de idiota y usted tan campante.

juan: ese video es falso,

gordita.

leonora: ¿ya terminó

de enloquecer, sr. oropeza?

¿de dónde sacó

semejante disparate?

¿cómo va a ser falso

si sale juana victoria

y su voz se escucha claramente?

juan: lo hicieron

en una computadora.

pero si no me crees, ni modo.

ya me cansé de rogarte.

hice hasta lo imposible

para que me perdones.

buenas noches.

octavio: mauricio es raro,

pero tampoco tan raro.

fernando: si tiene una pista,

¿por qué no nos dice quién tiene

un equipo que imita voces?

no entiendo.

sebastián: mau, si sabes algo

es importante que nos digas.

mauricio: es que no estoy

seguro.

sebastián: ¿de qué?

mauricio: dame tiempo

y te cuento.

pero ya pensé

lo que vamos a hacer.

digo, con lo de nuestras juanas,

eso de tenerlas cautivas.

hay que llevarlas a la casa

de playa de mi papá.

octavio: a todo dar,

pariente.

fernando: ¿todavía tiene

esa mansión increíble?

mauricio: sí, y este fin

de semana va a estar libre.

octavio: nomás falta

un detallito.

convencer a las muchachas

para que vayan.

fernando: sí, pero el plan

está increíble.

sebastián: a ver,

¿alguien me explica

qué se traen?

octavio: ya nos cayó

el carnal celoso.

fernando: [ríe]

mauricio: a poco estás celoso,

cuñado.

sebastián: claro que no.

es que son mis hermanas.

necesito saber.

octavio: celoso es poco.

celosísimo.

mauricio: salud.

todos: ¡salud!

[ríen]

teresa: hija...

victoria: ay.

en la torre, me espantaste.

teresa: ¿ya viste qué hora es?

victoria: sí, ni modo.

tengo que hacerme

un tiempito para estudiar.

además está bien padrísimo

este módulo.

mira.

tecnología de información

y comunicación.

¿qué tal?

¿a poco no se esucha

como bien acá?

teresa: termina pronto

para que te acuestes.

victoria: sí, madrina.

[bosteza]

sebastián: ¿qué te digo?

no me puede buena idea

que las lleven a casa

del papá de mauricio.

las juanas tienen que--

fernando: ¿qué tiene de malo?

sebastián: para empezar,

a ver si quieren.

fernando: sí, eso está

por verse.

pero sigo sin entender.

¿en serio estás en plan

de hermano celoso?

[ríe] octavio, mauricio y yo

somos gente decente.

¿hay algo más que

no quieras decirme?

sebastián: ¿qué?

¿no has pensado en mi mamá?

¿qué va a pensar de su sobrino

favorito cuando sepa que anda

detrás de su enemiga número uno,

juana victoria?

fernando: seguro me retira

el parentesco.

pero por victoria,

todo vale la pena.

estefanía: he avanzado mucho

con los preparativos de la boda.

me falta contratar al dj,

ver detalles con el fotógrafo.

ah, y muy importante mandar

a retirar las invitaciones.

lo malo es que sebastián

ha tenido muchas cosas

y no ha tenido tiempo

de ayudar.

darío: eh...

[celular]

¿me disculpan?

tengo que tomar la llamada.

buenos días.

¿cómo estás?

leonora: perdón por molestarte.

darío: no es molestia,

¿qué pasó?

leonora: no sé cómo

pero el sr. oropeza,

descubrió que el video es falso.

darío: ¿qué?

¿cómo es que se dio cuenta?

leonora: solo dijo que alguien

lo había alterado.

darío: está bien,

no te preocupes.

yo me encargo.

sebastián: el notario me dijo

que pronto vamos a firmar

las escrituras.

>> sebastián, quise

venir a decirte en persona que

no puedo venderte el terreno.

sebastián: no entiendo.

firmamos un contrato

de compraventa.

ya tengo autorizado

el crédito con el banco--

>> hablé con un tal

álvaro rentería

y me va a dar el doble

de lo que tú vas a darme.

sebastián: pero teníamos

un contrato.

>> prefiero pagar

la penalización

que perder el dineral

que me da el otro comprador.

lo siento pero negocios

son negocios.

que tengas buen día.

[música]

[música]

victoria: la prepa en línea

va a todo dar.

aunque sí es una friega.

me pasé toda la noche

estudiando.

cabeceaba, me dormía

y estudiaba.

creo que llené de baba

el teclado.

me dormí hasta

las 5 de la mañana.

fernando: ¿entonces estás

muy desvelada?

victoria: sí, más o menos.

pero me la aguanto.

ahora tú, ¿por qué pones

cara de perro en aguacero?

fernando: quiero invitarte

a cenar.

victoria: bueno--

fernando: acuérdate

que me debes una.

victoria: sale pues.

perdón, es que me llaman.

hola.

>> ¿el pescado

cómo va preparado?

victoria: de varias formas...

soledad: ahorita mismo hablas

con el padrecito para que

te cambie la penitencia.

inés: ¿pero cómo se enteró

la madre superiora

de que estoy enamorada?

soledad: el caso es que si

te vas a quedar aquí

cerca de tu hermano,

ocupa que te ca--

inés: con permiso.

>> no pueden pasar.

inés: nadie puede prohibirme

la entrada a la iglesia.

>> son unas impostoras.

soledad: mejor vámonos,

juana inés.

inés: aunque fuéramos

lo que dicen,

a la casa de dios puede entrar

hasta el peor asesino--

todas: [abuchean]

soledad: ¿estás bien?

bárbara: raymundo,

fíjate que le eché ojo

a unos aparatos de ejercicio

en internet.

están bien perrones.

nomás que no sé cuáles convienen

para mi nuevo gimnasio.

ayúdame, ¿no?

por la feria ni te preocupes.

mi apa va a pagar todo.

juan: no, hijo,

no conozco a ningún

álvaro rentería,

pero como te dije la otra vez,

quizás sea mejor

que ese dinero--

sebastián: nunca has creído

en mi proyecto--

juan: creo en ti

más que nada en el mundo.

pero no me gusta--

sebastián: los grandes

empresarios alguna vez

en su vida se arriesgaron,

papá.

[celular]

mi tío javier.

¿qué pasó?

ajá.

¿vienes aquí?

perfecto.

juan: ¿qué pasó?

sebastián: ya tiene el video

del tipo que grabó

a mis hermanas.

juan: quiero verle la cara

a ese infeliz.

ve por juana victoria, córrele.

inés: ay, dios, no vi

ni por dónde cayó la piedra.

soledad: mugre raza.

inés: ay, me duele.

soledad: ocupa que

te desinfecte la herida.

te voy a poner una gasa

pero hay que mantener

la herida bien limpia.

inés: queda claro que nadie

sabe que lo del video es falso.

soledad: lo peor es que

la gente cada vez está

más agresiva.

primero verduras,

luego una piedra.

¿qué sigue?

inés: ni lo digas.

victoria: ¿alguien sabe quién

es el monigote ese?

juan: en mi vida lo he visto.

xavier: yo tampoco.

sebastián: es que a mí

como que se me hace conocido.

victoria: pero ¿dónde

lo has visto, hermano?

sebastián: no sé.

[llaman a la puerta]

juan: adelante.

mauricio: buenos días.

xavier: buenos días.

sebastián: mau, ¿nos das

5 minutos? estamos

con el asunto del video falso.

mauricio: justo les vengo

a hablar de eso.

victoria: pues mira,

ahí está el tipejo

que grabó el video.

mauricio: [suspira]

juan: ¿sabes quién es?

mauricio: sí, acabo de confirmar

quién mandó ese video...

mi padre.

Cargando Playlist...