publicidad
Tanto Alejandra como el mujeriego "Zorro" pecan de orgullo.

Pecados de Auto Siglo

Pecados de Auto Siglo

En Auto Siglo cada vendedor representa un pecado capital o venial.

Tanto Alejandra como el mujeriego "Zorro" pecan de orgullo.
Tanto Alejandra como el mujeriego "Zorro" pecan de orgullo.

A estas alturas, ya conoces bien a los vendedores de Auto Siglo. Mucho te hacen reír estos personajes de Hasta que el dinero nos separe, pero ¿has notado que cada uno de ellos tiene cualidades negativas que los convierten en representantes de pecados capitales y veniales? No te pierdas Hasta que el dinero nos separe, de lunes a viernes, a las 8PM/7 Centro por Univision.

Altivos y vanidosos

El pecado más prevaleciente en Auto Siglo es la soberbia con todas sus derivaciones desde el orgullo hasta la vanidad. Tenemos la soberbia de un Edgard Marino (Harry Geithner) que apantalla y ofende a sus compañeros con sus supuestas dotes para atrapar clientes y mujeres. El orgullo también es flaqueza de La Generala (Diana Golden) que se niega a aceptar cuando se equivoca. La vanidad de Rosaura que mira con desprecio a los otros vendedores y se niega aceptar que ella trabaja por necesidad.  Vanidad es la del “Teórico” (Carlos Ignacio) que quiere hacer creer que es más instruido que lo demás, cuando lo único que abunda en él es la pedantería. Y por sobre todos, la altivez de una Licenciada Álvarez del Castillo  (Itatí Cantoral)que raya en el despotismo sobre todo en su trato del humilde Rafael Medina (Pedro Fernández)

publicidad

La injusta ira

La ira es otro pecado omnipresente en Auto Siglo. Desde los exabruptos contra la injusticia social que lanza La Generala hasta los berrinches de la Licenciada Álvarez del Castillo dirigidos principalmente a Medina y que son como la contrapartida de los desplantes caprichosos y pataletas de La Pajarita (Luz Elena González). El pobre Rafael vive en el barrio y en el trabajo el mal carácter de dos mujeres

Codicia y lujuria

El Licenciado Bernal (Carlos Cámara) con sus metas inflexibles, y sus constantes exigencias a sus vendedores es un patrón infernal. Sobre todo, porque lo motiva hacer dinero lo que lo hace caer en el pecado de la codicia, pero la misma competencia en la que entran los vendedores, atropellándose unos a otros los convierte también en codiciosos.

Bernal es además un mujeriego empedernido, eso lo hermana con El Dandy (Héctor Sandarti) y El “Zorro” Marino, un gran reproductor de hijos de diferentes madres. Todos sucumben al pecado de la lujuria. A la “Buenona” Claudia (Malillani Marina) no se la puede acusar de lujuriosa, pero es culpable de hacer caer a otros en ese pecado capital.

Un dúo de perezosos

Por mucho que se quieraa Rafael (Pedro Fernández) pero no se le puede acusar de haber sido muy “chambeador” Digamos que su talento, antes de entrar a Auto Siglos, era más para el lado de la parranda. Aparte de cierta flojera fisca, Rafael sufría de carácter indolente e irresponsable que lo llevó a provocar el casi fatal accidente de Alejandra. Eso es pereza moral igual a la que le impide terminar definitivamente con “la Pajarita “y sus caprichos.

En la Edad Media, la melancolía era considerada un pecado asociado con la pereza. Así es que esos suspiros del “¡Ay, Dios Mío!” (Carlos Bonavides) son definitivamente un reflejo de su pecaminoso espíritu. Puesto que en vez de ser tan sumiso y sumergirse en la auto-compasión, Ramiro debería darse a respetar y luchar por sus derechos.

publicidad
publicidad
La policía pidió ayuda para identificar a los dos sospechosos que abandonaron el lugar tras la explosión en un restaurante indio de Mississauga, a 15 millas de Toronto.
Los padres de la menor alegan que las autoridades del Distrito Escolar de Conroe no muestran interés en el caso. De acuerdo al padre de la niña, mientras la víctima esperaba el autobús escolar en la primaria Powell, un compañero de clase tocó su parte íntima hasta hacerla sangrar. Piden que se haga justicia frente al suceso y están pensando en cambiarse de escuela y distrito escolar.
El coro de la preparatoria entonó el Himno Nacional y rindieron un minuto de silencio en honor a las 10 víctimas mortales. Con aplausos se les agradeció a los 400 paramédicos y oficiales de policía que fueron los primeros en llegar el día de la masacre. En una tribuna, más de 300 estudiantes que se gradúan este año y 50 trabajadores del Distrito Escolar de Santa Fe también fueron reconocidos.
El recién reelecto presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, tomó juramento este jueves para su segundo mandato. En su discurso ante la Asamblea Nacional Constituyente, pidió por la liberación de los detenidos en las protestas antigubernamentales, que no hayan cometido "graves crímenes o asesinatos".
publicidad