null: nullpx
Cargando Video...

Esta Historia Me Suena - 'Yo no se mañana'

Univision28 Jul 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

locutor: televisa presenta...

maría: jan carlo.

jan carlo: mande.

maría: ven, deja tu celular.

jan carlo: voy, voy.

maría: sí me pelas, ¿no?

jan carlo: obvio, dímelo.

voy corriendo, voy corriendo.

maría: voy a aventar tu celular

por el balcón.

jan carlo: dímelo, no.

maría: a ver, ¿qué pasaría

si te quedaran

unos días de vida?

jan carlo: juntaría a toda

mi familia, la juntaría a todos

en mi casa y a comer,

comer la comida favorita.

maría: ¿y aventarías tu celular?

jan carlo: aventaría mi celular

también, me desconectaría

de la realidad.

maría: oye, o sea,

¿y qué comerías, por ejemplo?

jan carlo: yo creo que comería

ñoquis de mi abuela,

que es mi platillo favorito.

una empanadita de ella.

maría: pero piensa, piensa bien

lo que harías, porque nadie sabe

si mañana se va a acabar

el mundo.

de hecho, ven, mira, ve.

jan carlo: ¿a ver?

maría: yo--yo creo que esta

historia te suena, ¿no?

[alarma]

jeremías: ¿esa alarma qué es?

dalia: no sé,

no sé de dónde viene.

jeremías: aquí hay sangre,

dalia.

¿de qué es eso?

dalia: no sé qué está pasando.

jeremías: ay, hay un zombi,

dalia.

dalia: ahí hay otro zombi,

hay otro zombi.

jeremías: y aquí hay más.

dalia: esto está rodeado

de zombis, qué horror,

qué horror.

jeremías: y hay muchos--

dalia: ahí hay otro, hay otro--

todos: [gritan]

jeremías: mira, ponte así,

ponte así.

iponte, dalia, dalia!

dalia: hay un buen, hay un buen.

jeremías: iaquí hay uno muerto!

dalia...

ambos: [hablan a la vez]

[alarma]

jeremías: el fin del mundo

está por ocurrir

en unos segundos, ¿ok?

[grita]

dalia: nos vamos a morir,

nos vamos a morir...

[música, "yo no sé mañana"]

madre: jeremías, jeremías.

no, de verdad te pasas,

qué bárbaro, ¿otra vez

tomándote la temperatura?

tú no tienes nada, hijo,

lo que tienes que hacer

de ahora en más es salir,

divertirte, disfrutar la vida.

tener una novia...

jeremías, te estoy hablando.

jeremías, ¿me escuchas?

jeremías, ijeremías!

jeremías: eu, eu.

madre: ¿cómo me vas a escuchar

con eso?

por dios.

jeremías: ay, ma, es que esa

música que pones me purga, ma.

madre: oyeme,

estás muy gruñoncito tú

para ser tan chiquito, ¿eh?

andale, te voy a enseñar

a bailar de una vez.

de una vez.

[música, "yo no sé mañana"]

jeremías: ¿sabes qué?

[detiene la música]

no puedo, tengo muchas cosas

que hacer, ma.

madre: cosas... ah, ya sé,

navegar, chatear, jugar

con tus amiguitos por internet

a esas cosas estúpidas

que juegan.

jeremías: así se vive

hoy en día, ¿qué te digo?

madre: oyeme, yo trabajo

todo el día en la tienda,

llego a mi casa, mínimo,

quiero platicar con mi hijo,

convivir un rato.

digo.

jeremías: no puedo,

hoy de verdad no puedo.

madre: ¿en qué momento

te me echaste a perder tú?

cuando eras niño,

eras un niño adorable,

dulce, deportista, amiguero.

¿y ahora qué?

ahora pues ni a la esquina vas.

de la casa a la "prepa",

y de la prepa a la casa.

no, qué vida la tuya,

me encanta, guau.

jeremías: ¿sabes cuántas mamás

darían por tener

un hijo como yo?

educado, estudioso,

niño de casa.

madre: es que te cuidas

demasiado, de veras.

jeremías: tú sabes por qué.

no es de a gratis.

madre: mira quién llegó.

jeremías: papi...

carlos: hijo, mi amor,

te extrañé muchísimo.

madre: sí, esta vez te fuiste

mucho tiempo, casi un mes.

carlos: sí.

jeremías: ¿cómo es tailandia,

papá?

carlos: ay, es muy bonito,

hermoso, la gente superamable.

y la comida, sabrosísima.

eso sí, comí mucho, ¿eh?

madre: ¿estás bien?

carlos: sí, sí, debe ser

el viaje, pero ahorita

me repongo.

mira, te traje una sorpresa,

es un juguete tailandés,

pero tiene su secreto, escucha.

[croar]

madre: guau.

jeremías: es una rana.

carlos: sí, pero una rana

tailandesa, con mucho cariño,

mi amor.

madre: carlos, ¿estás bien?

carlos: sí, sí.

madre: estás ardiendo en fiebre.

carlos, me estás preocupando,

carlos... carlos, carlos.

tranquilo, hijo, no pasa nada.

jeremías: papi...

madre: carlos, respira, carlos.

jeremías: se murió ahí tirado.

el maldito parásito

de la comida thai lo mató.

el tan fuerte, tan sano,

y de la nada, pum.

extraño mucho a mi jefe.

madre: yo también, mi amor,

lo extraño mucho a tu papá.

pero me choca estar

todo el tiempo hablando de esto.

de verdad, tenemos que dar

un avance, ¿no crees?

jeremías: ma.

madre: ¿qué?

jeremías: me cuido porque--

hoy en día cualquier enfermedad

te puede matar, ¿ok?

madre: a ver, ¿de qué te cuidas?

al final lo único que tenemos

seguro en esta vida

es la muerte.

jere, mírame cuando te hablo.

jere, a ver:

ya deja tu vida virtual

y empieza a vivir tu vida real.

[suspira]

jeremías: [ríe]

te lo dije, te lo dije que iba

a hackear la página

de la escuela antes que tú, ¿eh?

tadeo: está bien,

ganaste esta vez.

te pago el mes de descargas

de videojuegos, como quedamos.

pero tienes que admitir que yo

sigo siendo mejor hacker que tú.

jeremías: claro que no,

yo soy mejor que tú y lo sabes.

tadeo: ni de chiste,

un día te vas a dar cuenta

que yo soy el mejor.

es más, te reto a hacer

algo más cañón.

jeremías: ok, va, ¿qué propones?

tadeo: he estado pensando

algo épico:

¿qué te parece infiltrarnos

en una máquina pesada?

pero pesada,

como la de un gobierno.

jeremías: ok, ok, ¿y qué vamos

a apostar?

tadeo: ¿qué te parece

una cita con dalia chávez?

jeremías: ¿con dalia?

tadeo: recuerda que la estoy

preparando para su examen

extraordinario de matemáticas.

si no lo pasa, la sacan

del equipo de porristas y, pues,

no puede negarme nada.

si tú ganas, sales con ella.

y si yo gano, me das

tu colección completa de cómics.

¿te late?

jeremías: va, va, me arriesgo.

tadeo: el que se eche para atrás

pierde, y le va a caer

la maldición del virus troyano

en la computadora.

ique comiencen

los juegos del hacker!

madre: 15 minutos

y corto la luz.

15, 14...

jeremías: ¿dijo minutos

o segundos?

ok, ok, ya entendí.

15 minutos.

[suspira]

a ver, esto parece

del gobierno español, no creo

que pueda entrar, pero...

¿qué?

no, no, no, no, mi vida,

no, no te apagues, por favor.

por favor, no, no, diosito,

¿por qué?

es mi única computadora,

por favor... por favor,

no me hagas esto.

>> bienvenido al sistema

nacional de seguridad ibérico.

jeremías: ¿cómo, entré?

entré.

>> recuerde que el conteo final

iniciará hoy a las 00 horas.

jeremías: ¿conteo final?

>> conteo final, prerrogativa z.

el reloj del fin del mundo

se ha activado, quedando

432.000 segundos, 120 horas.

jeremías: ¿120 horas?

[alarma]

¿cómo, o sea,

esto quiere decir que--?

¿que quedan cinco días

para el fin del mundo?

[alarma]

tadeo: entonces, dices

que te metiste a una página

del gobierno español.

jeremías: sí, sí, por un minuto.

ya luego me sacó, pero eso fue

suficiente para encontrar

información confidencial.

tadeo: ¿y las pruebas?

jeremías: no tengo pruebas,

tadeo, no pude hacer captura

de pantalla ni tomar video.

pero eso es lo de menos,

encontré información

muy importante.

tadeo: mira, sin pruebas

no hay cita con dalia.

jeremías: ¿que no me estás

viendo las ojeras?

no dormí pensando

en el fin del mundo.

tadeo, va a ocurrir.

todo lo que conocemos, todo,

se va a convertir en cenizas.

no me preguntes cómo o por qué,

pero va a ocurrir.

tadeo: oye, tienes que dejar

de ver tantas películas.

jeremías: tadeo, no es broma.

a ver, estuve investigando, ¿ok?

va a haber una cumbre,

va a haber una cumbre en la cual

las personas más poderosas

de cada país se van a reunir

en un lugar desconocido.

tadeo: ¿y eso qué?

jeremías: ¿cómo que eso qué?

¿que no estás entendiendo?

se van a poner a salvo,

ya sea en un búnker bajo tierra

o en un avión dando vueltas

alrededor del planeta

en burbujas ectoplásmicas.

yo qué sé, pero va a suceder.

tadeo: ya te perdimos.

jeremías: tadeo, si tú no

me crees, nadie me va a creer.

tadeo: mira, aunque fuera real

y se lo informaras a todos,

¿tú qué puedes hacer?

¿puedes salvar el mundo?

jeremías: pues no, no creo.

¿tú qué harías?

tadeo: pues, vivir esos días

al máximo, hacer cosas

que siempre he querido hacer.

así, mínimo,

podré irme feliz, ¿no?

dalia: ¿"lista del adiós"?

¿qué es eso?

ya sé, te vas a suicidar

y estás haciendo una lista

de cosas tremendas

antes de hacerlo.

jeremías...

jeremías.

jeremías: eu, no, no es nada.

dalia: ah, ¿no?

bueno, tengo práctica

con las porristas, adiós.

jeremías: oye, en realidad

sí es una lista de cosas

que quiero hacer.

dalia: ¿antes de morir?

jeremías: antes de que

lo hagamos todos.

dalia: ¿qué?

¿todos vamos a morir?

jeremías: no hagas ruido,

por favor, no tienen

por qué enterarse.

pues sí, tomando en cuenta

la diferencia de horario

que hay entre europa y aquí,

pues sí, prácticamente

nos quedan cinco días

para estar vivos.

dalia: ¿y qué tienes

en tu lista?

jeremías: pues la primera cosa

sería vengarme de pepe.

dalia: ¿pepe lara?

¿el que estudiaba con nosotros

y lo corrieron por peleonero?

jeremías: sí, ese.

desde la primaria hasta

la secundaria me estuvo bulee

y bulee, entonces yo creo

que ya es hora

de darle su merecido, ¿no?

dalia: yo me acuerdo que era

muy bueno peleando.

era superdeportista: nadaba,

hacía lucha grecorromana.

era superrudo, ¿no?

jeremías: sí, lucha.

oye, ¿y si mejor quitamos esa

cosa de mi lista o la cambiamos?

es que además, yo no sé

en dónde encontrar a pepe.

dalia: pues yo sí sé dónde está.

si quieres te llevo, ¿vamos?

jeremías: hoy no, estoy bien.

dalia: oigan, estamos buscando

a pepe lara, aquí mi amigo

viene a partirles el trasero.

jeremías: hola.

dalia: el le va a romper

toditita su cara.

jeremías: está lindo tu tatuaje.

[música]

[música]

pepe: yo soy pepe lara.

chicos, a descansar.

jeremías: ¿lara?

pepe: sí, ese soy yo.

¿tú quién eres?

jeremías: soy jeremías.

¿no me reconoces?

pepe: ¿jeremías?

ah, "el mías".

"jeremías, ¿me las das

o me las fías?"

claro que me acuerdo de ti,

nadie rodaba mejor que tú

dentro del bote de basura.

[ríe]

jeremías: más bien, el que

se divertía conmigo eras tú,

para mí no era chistoso.

dalia: sí, y él viene

a rompértela toda por todas

las cosas feas que le hiciste.

pepe: también me acuerdo de ti,

dalia chávez, el patito feo

que de pronto se convirtió

en cisne.

pasaste de ser una niña equis

a la porrista más sexy

de la escuela.

dalia: pues sí, esa soy yo.

la verdad es que no me ha ido

nada mal, pero creo que a ti

no te ha ido nada bien.

pepe: pues sí, no me ha ido

tan bien, tuve un accidente

por manejar tomado.

festejaba que había clasificado

en panamericanos, naturalmente

mi carrera como atleta se acabó,

y ahora entreno a los chavos.

jeremías: oye, lamento mucho

que ahora estés--estés así.

pepe: son lecciones que te da

la vida, y va, si quieres

golpearme, adelante.

ni las manos voy a meter.

jeremías: ¿cómo crees?

no, no, no, aquí la dejamos.

pepe: fui mala onda contigo.

no hay día en que no piense

en todas las personas

a las que les hice daño

con mi forma de ser.

jeremías: oye.

¿mejor no le quieres dar vuelta

a la página?

pepe: quiero pedirte disculpas,

jeremías, si no hubiera sido

un tipo tan ególatra

o tan egoísta,

tal vez no estaría así.

¿me perdonas?

jeremías: sí.

[gime]

dalia: ¿qué toca hacer ahorita?

jeremías: ¿ahorita?

nada, nada, hoy quiero

pasar tiempo con mi mamá

antes del apocalipsis.

dalia: bueno, sí, entiendo.

pero mañana sí la seguimos, ¿no?

jeremías: ¿seguimos?

dalia: con la lista.

jeremías: ah, sí, la lista.

pues...

sí, tal vez me puedas ayudar.

dalia: ¿sí, a qué?

ya sé, vamos a aplastar el auto

de un vecino con un trascabo.

no, mejor aún, vamos a grafitear

el edificio más alto

de la ciudad.

jeremías: no, en realidad,

es bailar.

dalia: ¿bailar?

jeremías: salsa, es la música

preferida de mi mamá y pues,

es mi segundo pendiente

en la lista, ¿me ayudas?

dalia: no sé, es que...

pues, digo,

tengo un extraordinario

y tendría que estudiar, y así.

ay, ¿cómo crees?

obviamente, sí, te ayudo.

además se va a acabar el mundo,

da igual si vuelvo a reprobar.

cuenta conmigo.

jeremías: es que, tadeo,

tienes que entender que va

a suceder, no hay marcha atrás.

dalia: "holi".

tadeo: oye, te estuve buscando

ayer para estudiar.

dalia: ah, sí, me fui de pinta

con jeremías.

tadeo: ¿qué?

jeremías: sí, sí, conmigo.

dalia: sí, y hoy también

lo vamos a hacer.

ya no me importa el examen.

tadeo: oye, pero si no

lo apruebas te van a sacar

del equipo de porristas.

dalia: sí, ya sé.

pero no me importa, digo,

se va a acabar el mundo, ¿no?

tadeo: ya la contagiaste

de tu locura, ¿verdad?

jeremías: tadeo,

no es ninguna locura.

dalia: bueno, vámonos.

tadeo: [balbucea]

jeremías: esta es la música

que me gustaría aprender

a bailar.

¿adónde vas?

dalia: oye, ¿me la pones, porfa?

gracias.

jeremías: eh, pues sí.

[música, "yo no sé mañana"]

dalia: jeremías.

ijeremías, abre los ojos!

jeremías: [balbucea]

dalia: es que hace rato

terminó la canción

y estás bailando solo.

jeremías: ¿qué pasó?

dalia: a ver, si quieres

aprender, tienes que ponerme

atención, ¿ok?

jeremías: sí.

dalia: vamos desde el principio,

pero sin música, ¿ok?

va... un, dos, tres, cuatro.

¿por qué me estás viendo así?

jeremías: es que si el mundo

se acabara en este momento,

me gustaría que fuera

junto a ti.

dalia: a ver, menos plática

y más práctica, ¿ok?

jeremías: sí, perdón.

dalia: un, dos, tres,

cuatro, cinco.

jeremías: oye, ¿ya viste

a esos hombres de negro

que vienen con el director?

dalia: sí, ya van varias veces

que vienen, de hecho,

se encierran por horas

en su oficina.

están misteriosos, ¿no?

jeremías: ¿sabes qué?

a mí me late que debe ser

un agente secreto del gobierno.

y vienen a hablar

con el director para mantenerlo

al tanto de lo que va a suceder.

dalia: ¿como por qué el gobierno

tendría sobre aviso al director?

jeremías: dalia, porque en esta

escuela vienen hijos

de gente muy importante.

empresarios, gente con poder.

y yo creo que están llevando

a cabo un plan de evacuación.

dalia: pero si se va a acabar

el mundo, ¿adónde se van a ir?

jeremías: pues no sé, a lo mejor

se los llevan en--en una nave

intergaláctica a la luna.

o a marte.

dalia: oye, a ver, a ver,

relájate, ¿ok?

respira, estás superestresado.

jeremías: ¿cómo quieres

que esté, que no estás viendo?

dalia: mejor te voy

a llevar a un lugar

para que te tranquilices, ¿va?

vente.

jeremías: ¿adónde?

dalia: ven, sígueme.

oigan, ahí les dejamos pizza,

por si quieren.

jeremías: adiós.

[música]

[música]

dalia: vente.

[ríe]

jeremías: me dijiste

que no estaba fría.

dalia: está deliciosa.

jeremías: está helada, dalia.

¿para qué me metí?

[música, "yo no sé mañana"]

[gime]

[detiene la música]

madre: oye, muy bien,

muy bien, bailando.

jeremías: tenía ganas.

madre: ah, mira,

¿dónde aprendiste?

jeremías: me enseñó una amiga.

madre: una amiga.

jeremías: sí, se llama dalia.

madre: ah, dalia, mira nada más.

dijiste su nombre y pusiste

una cara de estúpido.

jeremías: es que con ella

he estado los últimos días, ma.

madre: ah, ya entiendo,

por eso llegabas tarde

de la prepa, por eso dejaste

por fin tus videojuegos

y la computadora, bendito dios.

jeremías: sí, ¿verdad?

madre: ajá, oye, lo que sí

me sorprende es que fue ella

la que te enseñó a bailar salsa

y no tu madre, que la baila

muy bien, por cierto.

no sé si odiarla o hacerle

un monumento a esa chica.

jeremías: es muy buena onda,

de verdad.

madre: oye, ¿tú no te me estás

enamorando?

jeremías: ¿cómo crees que voy

a estar enamorado, ma?

los días no están

como para enamorarse, ¿no?

madre: ¿qué días?

¿qué tienen los días?

jeremías: el tiempo,

el tiempo anda muy malo

y las vibras, muy raras, ¿no?

madre: mira, para el amor

no hay edad ni tiempo.

y si el amor llegó a tu puerta,

ábrele.

tadeo: mira, te puedo perdonar

que no te conectes

para jugar en línea.

que hayas vendido tus consolas,

tus videojuegos

y hasta tus cómics

en lugar de regalármelos.

pero lo que estás haciendo

con dalia, eso sí

no te lo voy a permitir.

jeremías: ¿y según tú,

qué le estoy haciendo?

tadeo: ¿distraerla con tu

payasada esa del fin del mundo

te parece poco?

jeremías: tadeo, no es

ninguna payasada.

tadeo: mira, jeremías,

si ella no aprueba ese examen,

le va a ir muy mal.

jeremías: ¿y?

yo no la estoy obligando a nada.

ella es la que dice que no

quiere perder su tiempo en eso,

que prefiere hacer algo mejor.

tadeo: ¿o sea que estar contigo

es algo mejor?

jeremías: no lo digo yo, ¿eh?

lo dice ella.

oye, me tengo que ir,

que estoy muy ocupado.

tadeo: no, espera.

tengo un regalo.

jeremías: ¿un regalo?

tadeo: tiene cronómetro,

lo puedes configurar

por días, horas, minutos.

te va a servir

para que administres bien

tu tiempo antes de ya sabes qué.

jeremías: entonces tú también

ya me crees.

tadeo: no me convences del todo,

pero eres mi mejor amigo.

jeremías: gracias.

tadeo: vale, me voy,

porque yo sí tengo que entrar

a mis clases.

dalia: me muero de ganas

por saber qué sigue en tu lista.

¿vamos a subir

la montaña más alta?

o no, ya sé: vamos a amansar

al hipopótamo a cachetadas.

jeremías: no, aquí está

mi lista.

en realidad, es jugar fútbol.

dalia: ¿cómo, nunca has jugado?

jeremías: es que de chico

padecía ataques de asma y, pues,

bueno, nunca pude hacer ningún

deporte de alto rendimiento.

ya luego el doctor me dijo

que no tenía nada,

pero mis problemas mentales

fueron más fuertes.

dalia: guau, no inventes.

asma, alergias,

eras como el niño de la burbuja.

qué vida tan aburrida, ¿eh?

jeremías: pues sí, más o menos.

por eso quiero jugar fútbol

y meter un gol.

dalia: bueno, no se diga más,

y vamos a conseguirlo.

jeremías: oye, pero--

dalia: en verdad, muchas gracias

por dejar que mi amigo

esté en el equipo.

ya saben que yo siempre

los estoy apoyando

con mis porras.

>> sí, dalia, lo que necesites.

dalia: gracias.

jeremías: hola.

dalia: hola.

jeremías: oye, muchísimas

gracias por la oportunidad,

pero ¿no crees que el uniforme

me queda un poco grande?

dalia: pues... un poco,

pero, ay, eso no importa.

tú da tu mejor esfuerzo, ¿ok?

jeremías: [suspira]

[carraspea]

dalia: hola, chicas.

♪ yo, si le voy

le voy a jeremías

yo, si le voy

le voy a jeremías ♪

vamos, chicas, ayúdenme

a echarle porras a jeremías.

vamos, vamos, vamos.

todas: ♪ yo, si le voy

le voy a jeremías

yo, si le voy

le voy a jeremías ♪

dalia: [grita]

ivamos, jeremías!

todas: [gritan]

[silbato]

dalia: eso fue falta.

[silbato]

[música]

[música]

jeremías: igol, gol!

todos: igol, gol, gol!

[celebran]

dalia: ieso, jeremías!

[música]

madre: [detiene la música]

ay, dios, ¿qué está pasando

en esta casa?

qué milagro, ¿te sientes bien?

pensé que me había equivocado

de casa.

jeremías: quiero ayudarte.

quiero que veas que soy

un buen hijo, y que te quedes

con esa buena imagen mía.

a pesar de lo que pueda pasar.

madre: a ver, jeremías, ya,

a ver, hace días que vienes

con esto, con un tonito raro.

insinuando algo,

¿qué es lo que va a pasar?

jeremías: bueno, son dos cosas.

primero que nada quiero decirte

que estoy terriblemente

enamorado.

y segundo, que el fin del mundo

está por ocurrir.

madre: ay, no, ay, no.

ay, mi hijo enamorado, ay, no,

me encanta la idea.

seguro que es esa tal dalia.

decidido, a esa chica yo le voy

a hacer un monumento.

aparte ya eres un hombrecito,

oye, ya es hora que te enamores.

no le tengas miedo al amor,

¿me oíste?

que el amor no es

el fin del mundo.

jeremías: sí, ma, cuando te digo

que es el fin del mundo

te lo digo de manera literal.

en tres días se va a acabar

el mundo.

madre: no, ya, no, bueno,

esos videojuegos apocalípticos

te están fundiendo el cerebro.

jeremías: mamá, te juro

que no estoy loco.

madre: sí que estás loco.

pero loco de amor estás.

ay, me encanta que esté

enamorado mi chiquito, chiquito,

se enamoró mi chiquito.

oye, yo me voy a poner cómoda,

tú sigue con tus cositas, ¿eh?

picaflor, ay...

ay, qué cosa hermosa.

dalia: hola, ¿estás listo

para hoy, para seguir

con tu lista?

¿qué es lo que nos toca o qué?

jeremías: ir a clases, vámonos.

dalia: no, espérate, ¿cómo?

¿ya la terminamos o qué?

jeremías: sí--digo, no,

tenía algunas cosas,

pero ya las borré.

yo creo que ya es tiempo

de que cada quién

siga por su lado, ¿no?

dalia: pero ¿por qué dices eso?

jeremías: no sé, digo, tú debes

de tener tu propia lista y yo

creo que debes hacerlo sola.

dalia: ¿no te has dado cuenta?

todas las cosas que yo quiero

hacer, pues las estoy haciendo

a través de ti.

jeremías: [ríe]

¿neta?

dalia: sí, estamos juntos

en esto, quedamos en ser

compañeros del fin del mundo,

¿te acuerdas?

jeremías: pues sí, está bien.

dalia: ¿sí?

jeremías: sí.

dalia: [celebra]

entonces, ¿qué es lo que sigue?

de la lista.

jeremías: ah, sí, sí,

de la lista.

dalia: sí.

jeremías: aquí la tengo.

[piensa]

"darle un beso a dalia".

[ríe]

es algo que no está escrito aquí

pero me gustaría hacerlo.

dalia: ¿y qué estamos

haciendo aquí?

jeremías: vine a despedirme.

o más bien a saludar,

depende cómo lo quieras ver.

dalia: ok.

jeremías: esta es la tumba

de mi papá.

dalia: ay, perdón, yo no sabía

que tu papá--

jeremías: sí, falleció hace

diez años y pues, desde entonces

no había podido venir a verlo.

ni siquiera vine a su entierro.

dalia: bueno, en la vida

no todos son momentos épicos

o llenos de adrenalina.

también hay momentos difíciles.

así que, pues, date tu tiempo

y yo te espero.

jeremías: [suspira]

hola, pa.

lamento mucho no haber

podido venir antes,

pero es que no sabía...

no sabía cómo hacerlo.

todo parece indicar que...

que en unos días

ya nos vamos a ver.

que el mundo se va a acabar.

no logro entender

si--si sí es cierto

que cuando llegas al cielo

no eres capaz de reconocerlo.

y si eso llegara a pasar, pa,

solamente quiero decirte

que fuiste el padre más padre

que podía haber querido tener.

que me hubiera gustado mucho

haberte contado sobre chicas.

me da mucho coraje no poderte

abrazar o darte un beso, pero...

ya nos vamos a ver.

más pronto de lo que crees.

te quiero.

dalia: ¿y esa ranita?

jeremías: me la dio

cuando era niño.

dalia: ¿la piensas dejar?

jeremías: es momento

de volverme hombre, ¿no?

dalia: oye, ¿y adónde vamos

a ir ahora?

jeremías: a la prepa.

dalia: ¿cómo, no íbamos a ir

al cine o a hacer otra cosa?

jeremías: sí, pero tenemos

que ir al laboratorio

de cómputo.

no puede ser posible

que solamente las personas

con dinero o con poder

tengan el derecho de despedirse

de las personas

que más quieren, ¿no?

dalia: pero ¿qué piensas hacer

entonces?

jeremías: pues usar la poderosa

plataforma de la escuela,

crear un virus,

meterle el clip del apocalipsis

y esparcirlo a todo el mundo.

dalia: a ver,

no te entendí ni jota.

jeremías: dalia, prácticamente

lo que quiero hacer es que--

todo el mundo se entere

lo que está a punto de suceder.

y el sistema de la escuela

es el único capaz de soportar

ese virus.

dalia: ay, creo que ya entiendo.

jeremías: ya es momento

de hacerme hombre, ¿no?

¿qué, cómo?

¿"clases suspendidas

por contingencia ambiental"?

o sea, ¿cómo, de la noche

a la mañana la cancelan?

lo sabía.

dalia: ¿qué pasa?

jeremías: ¿cómo que qué pasa?

¿que no te das cuenta?

los directivos,

los dueños de esta escuela,

saben lo que va a suceder.

entiende, esto es un complot.

¿qué?

tú lo debes de saber.

dalia: no, tranquilo, tranquilo.

tadeo: ¿qué te pasa?

jeremías: ¿tadeo?

¿por qué traes esa máscara

antigás?

tadeo: me dijo mi mamá

que me la pusiera,

como en las noticias dijeron

lo de la contingencia ambiental.

jeremías: ¿en las noticias?

tadeo: sí, se cancelaron

las actividades en todos

los lugares abiertos.

pero yo tenía que regresar

un libro en la biblioteca,

porque si no me ponían una multa

y yo nunca he tenido una multa.

dalia: bueno, pues está

imposible entrar.

tadeo: ah...

jeremías: vengan para acá,

escóndanse aquí.

tadeo: ¿qué está pasando?

jeremías: ¿cómo que qué

está pasando?

esta escuela es un punto

de reunión para que la gente

importante pueda salvarse

del fin del mundo,

eso es lo que pasa, tadeo.

tadeo: ¿qué escondes?

dalia: a ver, es cierto, ¿ok?

esto va a pasar.

jeremías: oigan, yo me voy

a mi casa.

dalia: ¿a qué?

jeremías: me voy a crear

el clip, ¿ok?

nos vemos mañana aquí,

a la misma hora,

en el mismo lugar.

tengo un plan.

tadeo: pero mañana es--

jeremías: sí, mañana es

el fin del mundo, tadeo, ¿ok?

y es mi deber que la humanidad

se entere, ¿ok?

dalia: ok.

[música]

[música]

dalia: hola, quería ver si tú

me podías dar informes,

porque estoy viendo

que no hay clases, pero yo tenía

prácticas de porrista.

ay, ándale, te juro que solo

entro y salgo, rapidísimo.

jeremías: [jadea]

pasé toda la noche trabajando

en esto, no me puedes fallar.

tadeo: no lo hagas.

jeremías: tadeo,

¿qué haces aquí?

tadeo: no debes emitir

ningún alerta.

jeremías: ¿eres de su equipo?

tadeo: no, no, no--

jeremías: te lavaron el cerebro.

tadeo: lo que pasa es, no--

jeremías: ¿cómo conseguiste

entrar?

dalia: le dije al de seguridad

que tenía ganas de ir al baño

y me dejó pasar.

jeremías: ya saben que estamos

aquí, nos tenemos que ir, ¿ok?

es el fin del mundo, dalia,

tú corre, ¿ok?

dalia: ¿cómo que--?

jeremías: sí, tú corre.

es un muerto, dalia, tú corre.

dalia: hay un buen,

hay un buen de muertos.

[alarma]

jeremías: no, no, no puede ser.

anoche sincronicé el reloj

con la hora del fin del mundo.

dalia: ¿y eso qué quiere decir?

jeremías: que por algún

acontecimiento,

ahora se adelantó.

dalia: ¿y cuánto tiempo

nos queda?

jeremías: unos minutos.

dalia: ¿qué?

jeremías: dalia,

antes del fin del mundo,

necesito llevar a cabo

mi lista de pendientes, ¿ok?

y quiero decirte que--

dalia: siempre me has gustado.

desde la primaria.

por eso cambié mi imagen

y me convertí

en lo que ahora soy.

pero tú siempre

has sido mi "crush",

siempre te he querido.

jeremías: ¿lo dices en serio?

dalia: muy en serio.

[alarma]

jeremías: diosito, por favor,

diosito, por favor.

dalia: nos vamos a morir,

nos vamos a morir.

>> icorten!

es la toma más cara

de la película y todavía estos

se dan el lujo

de echármela a perder,

ipar de imbéciles!

me quiero volver loco,

¿de dónde salieron estos?

¿quién los contrató?

a ti te voy a responsabilizar,

tienes que arreglar este día.

no quiero silla,

lárgate de aquí.

me arreglas esta situación,

porque un día más de grabación

no lo acepto, ¿eh?

quítate de aquí.

>> vamos de arriba,

vamos de arriba.

dalia: ¿cómo que "corte"?

tadeo: jeremías.

jeremías: ¿qué está pasando?

tadeo: [gime]

jeremías: eu.

tadeo: están grabando

una película, "prepa zombi".

el señor es el director.

decidieron filmar hoy,

aprovechando la contingencia

ambiental.

dalia: ahora entiendo

por qué venían todo el tiempo

a ver al director.

tadeo: exacto.

yo lo sé porque lo avisaron

mientras aún había clases.

pero como ustedes andaban

en sus rollos...

dalia: pero ¿y el fin del mundo?

jeremías: yo creo que va a ser

más tarde, ¿no?

tadeo: o tal vez no suceda.

jeremías, creo que es importante

que tu mamá y yo hablemos

contigo de un detallito.

jeremías: ¿mi jefa?

madre: pues la verdad

que a la que se le ocurrió

este plan maquiavélico fue a mí.

luego, tadeo me ayudó

a llevarlo a cabo, ¿verdad?

jeremías: ¿y para qué o qué?

tadeo: mira, la verdad

es que me metí a tu computadora,

diseñé la supuesta página

del gobierno español.

y cuando viste

lo del fin del mundo,

no, caíste redondito.

te dije que un día

te iba a demostrar

que yo soy mejor hacker que tú.

jeremías: sí sabes que pude

haber hecho una locura, ¿verdad?

tadeo: bueno, bueno, el reloj

que te regalé en realidad

trae un chip, funciona como gps.

entonces sabía en dónde estabas

y qué hacías todo el tiempo.

jeremías: con razón,

tú te aparecías de la nada

en los lugares donde yo estaba.

y tú--

madre: ¿qué?

jeremías: todo el tiempo

diciéndome: "andas muy raro".

te pasas.

madre: había que hacerte

al cuento.

jeremías: ¿y para qué o por qué?

¿cuál era el propósito?

madre: pues quería que cambiaras

tu forma de ser, que dejaras

de estar clavado en el pasado,

en las enfermedades,

en la computadora.

quería que te dieras cuenta

de las cosas maravillosas

que te estabas perdiendo

por estar metido

en tu realidad virtual.

quería que vivieras.

jeremías: y lo lograron, créeme,

hoy me siento más vivo

que nunca.

madre: bueno, y ahora no dejes

de hacerlo, en la vida

no hace falta tener

una lista de pendientes.

en la vida hay que tener

una lista de cosas que hiciste

y de las cuales

te sientes completo.

jeremías: ¿y tú qué?

¿de qué te ríes?

¿tú también eras parte del plan?

¿o lo hiciste para darme

mi merecido?

dalia: no, no, yo sí te quiero.

todo lo que te dije

fue muy en serio.

la verdad es que tú siempre

me has gustado, pero...

es que eras tan tímido

que pues... al saber

lo del fin del mundo,

lo único que tenía en mi lista

de pendientes eras tú.

jeremías: ahora me queda claro

que no hay que esperar

el fin del mundo para ser feliz.

madre: ey, ya.

jeremías: aprendí la lección.

ahora paso más tiempo

con mi mamá,

platicamos, convivimos.

salgo a jugar con mis amigos,

practico deporte.

¿videojuegos?

no, prefiero algo más

interactivo que eso.

¿y si mejor seguimos estudiando

para tu examen de mañana?

[suspira]

no hay nada mejor

que la realidad.

maría: ¿sabes qué, mi jc?

jan carlo: dímelo.

maría: hoy voy a decirle a todos

mis seres queridos cuánto

me importan y cuánto los quiero.

jan carlo: ¿sabes qué?

yo también, hoy he aprendido

que nunca hay que dejar

para mañana lo que puedas

hacer o decir hoy.

maría: así que coméntennos,

hashtag #conéctatealavida

jan carlo: yeah.

maría: real.

[ríe]

adiós.

jan carlo: "bye".

Cargando Playlist...