null: nullpx
Cargando Video...

Esta Historia Me Suena - Despacito

Univision4 Ago 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

locutor: televisa presenta...

>> ¿qué pasó?

>> ¿cómo estás?

>> bien, es que tengo una idea

aquí en la cabeza

que no se me puede quitar

porque estoy trabajando para--

ay, esta nueva cosa del show y--

>> es que yo quería preguntarte

unas cosas, pero o sea--

>> espérame, espérame, déjame

tantito, se me va la idea.

>> ay, pero déjame preguntarte,

rosa.

rosa: a ver, ¿qué?

>> yo quería saber, mm,

¿cómo te gustan los besos a ti?

rosa: ¿qué?

>> espera, espera, déjame acabo.

rosa: ok.

>> ¿despacito...

o te gustan sin piedad?

así que tú digas "ay".

rosa: o sea, me gusta despacito,

pero tiene que estar romanticón

y sin piedad cuando tiene

que haber mucha pasión.

>> bueno, gracias.

rosa: no, no, espérate.

entonces--

a ver, a ver, a ver,

¿qué pasaría si el crush

de tu vida--?

ideja!

si el crush de tu vida

o la artista que más te gusta

de repente se aparece enfrente

de ti y dice quiero todo

contigo,

¿te vas despacito o sin piedad?

>> ok, ok, a ver.

rosa: iey, contéstame!

>> este, uh.

rosa: bueno, piénsalo.

>> hay cosas que no entiendo.

>> ¿ya vas a empezar

a filosofar?

>> no, ¿es que aldo tiene pegue?

>> pues, sí, verbo mata carita.

>> pues, sí, pero desde siempre

quiso tener novia y hasta

la fecha nada.

mira, hablando del rey de roma.

[ruidos]

[ríe]

y aún así--

y aún así tiene pegue,

aún así.

[ríe]

aldo: todo chido.

>> ¿qué pasó?

aldo: todo bien,

el piso se movió.

>> oye, aldo,

¿por qué no tienes novia?

aldo: no, espérate, son las diez

de la mañana, es muy temprano

para hablar de cosas serias.

>> pues, sí, pero pues,

no sé, yo siempre te veo

rodeado de mujeres.

¿qué?

como que no--no--no conectas,

¿verdad?

oye, ¿no te gustaría como tener

una novia y compartir cosas

con ella,

enamorarte?

aldo: sí, o sea, sí me gustaría,

pero...

ok, no te vayas a ofender,

pero todas las niñas

de nuestra edad piensan

en puras tonterías

todo el tiempo.

>> ay, cálmate, señor maduro.

>> oye, a ver, a ver, a ver,

no te cierres, no todas

somos iguales.

o sea, ¿a poco yo soy una niña

tonta e inmadura?

aldo: no, no, tú eres diferente.

por eso somos compas.

>> ¿y ya probaste con una milf?

>> ¿qué es eso?

>> es una señora mamacita,

de esas que se te antojan para--

para el sexo.

aldo: [ríe]

>> ¿a poco se te antoja alguien

así?

aldo: sí, digo, ¿por qué no?

>> oye, ¿y por qué no pruebas

con la de química?

te echa unos ojitos.

>> ay, ¿saben qué?

ya se nos está haciendo muy

tarde y ya nos tenemos que ir.

ay.

bye, te veo al rato.

bye, bye, bye.

>> la mandaste

a la "friendzone".

aldo: no, relájate.

[ríe]

sí, es ella.

es ella.

[resuella]

>> ay, ¿cómo está mi muñeco?

aldo: mamá, que no me digas

muñeco, ya te dije, aldo, aldo.

>> ay, ay, a ver, quedamos

que cuando estén tus amigos no,

pero cuando no estén, sí.

aldo: bueno, pero mira.

estoy haciendo un vivo

estoy haciendo un vivo,

mira, mira, mira,

no puedes, no puedes.

estoy haciendo un vivo,

estoy haciendo un vivo.

no puedes ridiculizarme así.

>> ya, apágalo.

¿qué vas a querer

para tu cumple?

ay, no lo puedo creer,

dentro de unas semanitas

mi bebé va a cumplir 18 años.

i18!

¿qué vas a querer,

fiesta o viaje?

aldo: ah, caray,

¿cómo las quinceañeras?

>> tal cual.

[ríe]

además, la tienda se vació

esta semana, así que voy

a ganarme una buena lana.

piénsalo bien.

aldo: oye, pues si es así,

podemos tener las dos opciones,

fiesta y viaje,

¿no, mamita linda?

isí!

>> no, hijito lindo,

fíjate que no.

mejor me traes tu boleta

de calificaciones

y yo decido, ¿cómo ves?

aldo: uy, bueno.

cuando tú eras joven,

¿te acostaste con hombres

mayores?

>> [tose]

aldo: oye, no, pues, si eran

muy mayores, no, tranquila.

[ríe]

¿qué te pasa?

>> no, pues, está muy padre

la confianza que se tienen.

mi mamá se escandaliza de todo.

>> bueno, pero ¿después

qué te dijo?

aldo: pues, que cuando mi abuela

se enteró...

ya sabes, puso el grito

en el cielo

y le espantó al galán.

>> pero ¿por qué le preguntaste

eso?

aldo: es que cuando ustedes

se fueron...

vi una mujer.

>> andale, ¿una mujer?

¿qué mujer? ¿cómo se llama?

aldo: no, bueno, o sea la vi,

te estoy diciendo la vi

de lejos, no--no le hablé.

la vi en el parque.

>> ay, aldo, ¿no te digo

que eres re bruto?

aldo: ella sí no se hubiera

fijado en alguien tan joven,

¿sabes?

era--sí era mucho mayor que yo.

>> ¿qué tanto?

universitaria, ¿no?

aldo: no, no, no, no.

un pelín más grande.

>> una milf.

>> ay, carola, qué rápido

aprendes.

aldo: o sea, digo no iba

con sus hijos, no iba

con ningún niño, pero--

pero si pudo haber sido mamá

de alguien bastante grandecito,

sí.

carola: no la friegues,

una ruca.

aldo: no, no, no, no,

pero estaba guapísima,

guapísima de verdad.

era--era--era un ángel.

carola: ¿qué--qué vas a hacer?

aldo: pues, no sé.

igual y me atrevo a hablarle

o a buscarla.

la puedo ir a--

sí, a buscar al parque

donde la vi y me acerco

disimuladamente.

no sé, es que estaría increíble

salir con alguien así,

increíble.niños: [ríen]

>> iniños, vengan con su papá!

[risas]

aldo: ¿cómo le hago para

acercarme a una mujer?

>> ¿qué?

[ríe]

mi amor, ¿cómo me preguntas eso?

tú eres super popular

con las chavas de tu escuela.

aldo: sí, bueno,

pero en la escuela.

o sea, ahí siempre

se me acercan.

es como, ah, soy simpático,

es inevitable y bueno,

pero ¿qué pasa si yo--

si yo quiero tomar

la iniciativa?

>> pues, sigues siendo

como eres de simpático,

ser como eres.

aldo: te estoy preguntando

un consejo bien y eso ni

siquiera va a funcionar.

>> yo te estoy dando un consejo

bien también y claro

que va a funcionar.

eres igualito a tu papá.

cuando tu papá se me acercó

por primera vez

no dudé un instante

en seguirle la plática.

aldo: ¿qué te dijo?

>> [ríe]

uy, mira, estábamos en una--

pues, en la playa.

era la graduación,

estaba con mis compañeras

de la escuela.

de repente llega y me dice:

"¿te puedo poner un poquito

de bronceador?".

sí, me desabrochó el bikini,

empecé a sentir sus manos

sobre mi espalda--

aldo: iok, ok, ok, ok!

suficiente información.

ya no necesito más información.

>> [ríe]

ahora te aguantas,

que te quede más claro todavía

porque eres igualito a tu papá.

tu papá además de ser guapísimo

era muy torpe, mi amor.

me dijo: "¿te pongo bronceador?"

y ¿sabes qué pasó?

acabó echándome medio bote

de bronceador en la espalda,

acabé toda batida, cochina,

asquerosa, fue un caos.

[ríe]

aldo: ¿y así supiste que era

el hombre de tu vida?

o sea, estabas toda embarrada

y dijiste: "sí, me caso",

¿o qué?

>> sí.

dije: "me caso".

tu padre era un hombre

encantador.

me amaba, se veía a leguas

y yo era muy feliz con él.

cuando te llegue a pasar

no dudes un instante

en entregarte a quién te ama,

mi amor.

aldo: ¿lo extrañas?

>> mucho.

pero el verte a ti

me hace recordarlo

todo el tiempo.

aldo: le voy a hablar.

le voy a hablar.

>> [ríe]

iháblale, dásela!

estoy segura que esa chavita

va a caer rendida a tus pies.

aldo: [ríe]

"chavita".

>> chavita, pues, ¿no?

aldo: sí, chavita.

>> por eso.

aldo: chavita.

[música]

[música]

>> ¿qué onda?

¿qué ha pasado con tu doñita?

aldo: ah, sí, sí, sí,

me la encontré un par de veces,

pero la última fue cuando

me animé a hablarle.

di el primer paso.

estaba en la cafetería

de aquí a la vuelta haciendo

el trabajo final de literatura

y de pronto

que entra por la puerta.

>> ¿y qué hiciste?

aldo: ¿cómo que qué hice?

>> irosas, rosas!

aldo: compré flores.

>> irosas, rosas!

aldo: ¿200?

>> si no quieres...

aldo: no, no, no.

le vas a dar las flores

junto con esa nota

a la señora que está allá.

[susurra]

>> se las mandaron.

>> ¿quién las mandó?

>> el señor que está allá.

aldo: leyó la servilleta

y se puso rojísima.

carola: pues, ¿qué le pusiste?

aldo: "tú eres el imán y yo

soy el metal,

me voy acercando y voy armando

el plan.

solo con pensarlo se acelera

el pulso".

carola: ino manches,

eso es una canción!

>> entonces otra vez

no le hablaste.

aldo: no, pero me vio,

sabe que existo.

carola: a ver, enséñanos

una foto.

>> [resuella]

no manches, ¿es ella?

parece salida de una película.

aldo: sí.

carola: ¿y--y--y qué vas

a hacer?

aldo: pues, no sé,

ya hicimos contacto visual.

ahorita despacito,

pasito a pasito.

carola: diego, ¿qué estás

haciendo con el celular de aldo?

aldo: te estás mandando las

fotos, ¿verdad, pervertido?

ya sé que vas a hacer con ellas,

no te las voy a mandar.

>> bienvenida, señorita anaís.

anaís: gracias.

todos: [hablan a la vez]

>> isilencio, por favor,

ya van a pasar!

>> mira.

aldo: ¿de fresa?

a ver, ¿por qué me das condones

y por qué son de fresa?

>> ¿no te gustan de fresa?

tengo de vainilla, de chocolate,

de frambuesa--

aldo: ino, no, no, no!

no me interesa, está bien,

pero ¿por qué? ¿por qué?

¿por qué?

>> porque no quiero que andes

poblando el mundo de muñequitos,

muñequito.

aldo: es mucho muñequito,

usas mucho la palabra muñequito,

no me gusta.

basta de muñequito, ya.

>> [ríe]

te amo.

aldo: bye.

>> bye.

[alerta de texto]

aldo: ¿el antro de los rucos?

¿están seguros que quieren

ir al antro de los mayores?

diego: yo siempre pensé

que los viejitos

no se divertían,

pero míralos, baile y baile.

carola: ay, qué pena,

podrían ser mis papás.

aldo: ¿qué pasó?

¿a qué se debió el cambio

de antro?

diego: te cité aquí

porque quiero que de una buena

vez te ligues a esa señora.

aldo: es ella, es ella, es ella.

carola: ¿quién?

¿la que te gusta?

aldo: sí.

carola: ah, pues, está, mm,

pasable.

diego: vas con todo, aldo, vas.

aldo: no, no, no, ¿qué le voy

a decir?

carola: oye, pero para que esté

tan pasable, digo, está raro

que esté sentada ahí sola, ¿no?

seguro le debe oler la boca

horrible o ha de oler feo.

es lesbiana.

diego: ay, ya deja de decir

tanta tontería.

deja de ser cobarde

y enfréntala.

aldo: no, ¿enfrentar qué?

[balbucea]

que no sé qué hacer,

no sé qué hacer.

diego: aldo, aldo, ¿ya viste?

te está viendo, aldo,

te está viendo.

vas, vas, vas.

seguro, eh, seguro.

aldo: ok, ok, ok, ok.

diego: vas.

aldo: voy, voy, voy.

diego: con todo.

aldo: sí, voy.

diego: tú tranquilo.

aldo: no, no, necesito esto,

necesito esto.

[resuella]

hola.

anaís: hola.

aldo: ¿cómo estás?

anaís: bien.

aldo: soy--

soy aldo martínez ortega.

no sé qué decirte, la verdad.

anaís: yo soy anaís.

aldo: híjole, qué bonito nombre.

así como--como en ruso--

anaís: eres tan tierno.

aldo: gracias.

anaís: ¿bailamos?

aldo: sí, sí, sí, justo--

o sea, justo venía a eso,

a decirte si--

si querías bailar.

¿bailamos?

sí, bailamos.

diego: y entonces ¿desde cuándo

te gusta aldo?

carola: ¿cómo tú también--?

desde siempre,

desde toda la vida.

diego: bueno, ¿y por qué

no se lo has dicho?

carola: ¿te acuerdas cuando

jessica y mauro anduvieron?

diego: sí, sí, me acuerdo,

pero ¿eso qué tiene que ver?

carola: pues, que eran mejores

amigos, duraron un mes

y tronaron, ahora se odian

a muerte.

aldo dice que las amistades

son sagradas, por eso.

aldo: oye, ¿vieron?

¿viste cómo baila como un ángel?

diego: sí, baila como un ángel.

bueno, pero ¿le sacaste

el número?

aldo: ¿qué le voy a sacar

el número si me acaba de invitar

a su casa a pasar la noche,

mano?

diego: ialdo, estás cañón!

ino puede ser!

aldo: no sé cómo pasó.

diego: ¿dónde está?

aldo: ahí anda, ahí anda.

diego: qué increíble--

[música]

[música]

aldo: oye, ¿y tienes hijos?

anaís: ay, no, detesto

los niños.

aldo: ok.

¿dónde está tu baño?

anaís: allá.

aldo: ok, no--no me tardo.

voy rápido.

anaís: quieres que me duerma,

¿verdad?

aldo: no, no, no.

no, no, para nada.

o sea, bueno, sí,

pero--pero pues conmigo, ¿no?

en un ratito.

anaís: ay, ternurita.

aldo: sí, sí, soy tierno,

pero si quiero también puedo

ser muy salvaje.

soy, ¿no?

digo, ahorita--

tengo muchas facetas,

ahorita vengo.

ok, acá.

anaís: para allá.

aldo: voy.

anaís: zeus,

prepara algo de tomar

mientras el niño va al baño.

aldo: estás soñando,

estás soñando, estás soñando,

estás soñando, estás soñando.

iguau!

felicidades, felicidades,

felicidades--

[balbucea]

mamá.

gracias, mamita,

gracias, mamita.

gracias por los condones

de fresa.

gracias, gracias.

anaís: icariño, me voy a quedar

dormida!

aldo: no, no, no, me estoy--

me estoy lavando los dientes.

ok, estás listo, estás listo,

estás listo, sí.

sí, sí, sí.

¿qué? ¿qué? ¿qué?

anaís: [chista]

aldo: no, espérate, no.

no, no, lo que yo quiero es

verte, si no así,

pues, ¿qué chiste, oye?

cómo dice la canción:

"quiero que le enseñes a mi boca

tus lugares favoritos".

[ríe]

ok, ok.

espérate, ¿qué fue eso?

no, ¿a qué estamos jugando?

ya no estoy entendiendo.

anaís: icállate!

aldo: ¿por qué?

anaís: cállate.

has sido un niño muy malo.

aldo: no, no, me porto muy bien,

pregúntele a mi mamá.

digo, a excepción de eso

que está pasando ahorita

todo bien.

anaís: iquítate los pantalones!

danni: ¿así no--?

anaís: ique te quites

los pantalones!

aldo: pues, pues, pues, ok.

anaís: híncate.

aldo: [balbucea]

anaís: híncate.

¿qué te gustaría hacer conmigo?

aldo: híjole, muchísimas cosas

de verdad.

muchísimas cosas,

pero--pero vámonos despacito,

¿no?

anaís: hoy se hará realidad

lo que siempre has soñado,

siempre y cuando obedezcas.

a partir de este momento

tú vas a hacer lo que yo

ordene, ¿entendiste?

aldo: ¿y qué--qué hago?

¿qué quieres que hago?

anaís: aquí mando yo.

aldo: [grita]

[balbucea]

ianaís!

anaís: ¿cómo amaneciste, aldo?

me imagino que tienes hambre,

perdimos muchas calorías anoche.

aldo: ¿por qué?

o sea, ¿qué--qué--qué está

haciendo aquí?

¿por qué está un enano viéndome

a los ojos?

anaís: es mi esclavo.

aldo: no entiendo.

anaís: está aquí

para obedecerme.

ay, anoche te veías

como un corderito manso.

pero nada más te levanté

un poquito la voz.

[maúlla]

y sacaste a la fiera.

a que te gustó.

aldo: no, sí, sí me gustó

muchísimo, nada más que sí

me lastimaste, mira.

tengo muchos--muchos--

muchos moretones.

anaís: ay, solo fueron caricias,

cariño.

y normalmente no me gusta

repetir, ¿verdad?

pero tienes algo.

la manera en que obedeciste

mis caprichos,

ay, te veías tan frágil,

tan asustado.

creo que puedes convertirte

en mi perdición.

aldo: anaís, anaís, es que--

que me está viendo directamente.

no estoy cómodo, me está viendo

a los ojos, no estoy cómodo.

anaís: a ver, anoche no dijiste

nada.

aldo: ¿cómo? ¿el elfo nos vio?

anaís: ay, claro.

vio todo lo que hicimos.

aldo: ok, me voy, con permiso.

anaís: ino!

tú no vas a ningún lado.

zeus, déjanos solos.

aldo: sí.

anaís: le da pena.

aldo: pues, sí.

anaís: las esposas.

aldo: ¿cómo? ¿otra vez?

anaís: híjole, qué poco aguante

esta juventud.

ique me des las esposas!

aldo: ok, ok.

ok, ok, es que bueno.

>> la pasaste bien anoche,

¿verdad?

aldo: pues, sí, ma.

o sea, por eso llegué a tomar

agua directamente,

estoy crudo, me siento mal.

me siento débil, pues.

>> desvelado, crudo, mira nada

más como--

cuantos chupetones traes,

mi amor.

aldo: imamá!

>> no tiene nada de malo, aldo.

aldo: a ver, ¿podrías respetar

la intimidad de las personas?

o sea, siempre te metes.

o sea, respeta la intimidad.

voy a estudiar gastronomía,

te lo dije en serio.

quiero estudiar de verdad.

>> ok.

anaís: estás tan indefenso.

te tengo preparadas muchas

sorpresas.

aldo: anaís, ya suéltame,

esto ya no me está gustando,

neta.

anaís: ¿cómo?

y entonces ¿por qué has venido

diario a mi casa desde

que nos conocimos?

aldo: ah, bueno, porque soy

curioso, pues.

y porque eres buenísima

en la cama.

en la cama, en la cocina,

en el comedor, en la sala,

en el baño, en donde sea,

pero es que esto ya se está

saliendo de control.

no estoy preparado para estas

cosas.

anaís: ah, ¿no? ¿cómo?

y entonces ¿qué te gustaría

hacer?

aldo: no sé, podríamos ir

al cine.

ir al parque.

salir a cenar.

cualquier otra cosa

que esto.

anaís: ¿como novios?

aldo: no, no, como--

como dos personas que conviven,

que se están conociendo.

ok, sí, como novios,

pero ¿qué importa?

no tiene--

anaís: ah, no, no, no.

no es la clase de relación

que busco.

ya tuve ese tipo de experiencias

y no pienso regresar a ellas.

aldo: o sea, ¿no piensas sacar

nada serio de esto?

anaís: no, digamos

que no es lo mío.

aldo: ¿por qué?

anaís: porque el amor duele.

aldo: no creo que duela

más que todo esto que me estás

haciendo.

anaís: izeus!

aldo: no, zeus, no.

ya no, zeus no.

ya no.

no, zeus, no, somos amigos.

no.

no, no, no, no, zeus.

no, por favor--

[grita]

ialbóndigas, albóndigas,

albóndigas!

anaís: ¿cómo?

aldo: sí, sí, sí, albóndigas.

anaís: ¿tan pronto?

aldo: sí, es la palabra clave.

esto me quemó mucho.

ya no juego, ya no juego.

suéltame, ya no.

albóndigas.

albóndigas.

anaís: desátalo, zeus.

zeus: sí.

anaís: y has lo que quieras

con él, nada más no te pases

de listo, ¿eh?

aldo: no te vayas a pasar

de lanza, zeus.

>> cochina televisión,

no sirve el control.

te dije que le cambiaras

las pilas, aldo.

aldo: ¿qué estabas viendo?

>> nada, una cochinada,

te acabo de decir.

aldo: ¿qué estabas viendo?

>> [ríe]

un programa de una sexóloga

que me encanta.

aldo: ay, mamá.

>> hijo, nunca es tarde

para aprender cosas.

aldo: pero por eso.

¿te da pena ver eso delante

de mí?

pero si siempre me cuentas

de todo.

>> tienes razón, soy una burra.

vente, vamos a verlo juntos,

entonces.

aldo: ah, bueno, tampoco--

>> bueno, pero pela--

anaís: recuerden jueguen

con su pareja sin ninguna clase

de prejuicio.

es tiempo de que se conviertan

en mujeres fatales,

que tomen el control

de la situación.

[música]

[música]

anaís: ¿a qué se sometió

exactamente--?

aldo: [balbucea]

¿quién es esta señora?

¿por qué está aquí esta señora?

o sea, vaya, ¿sale en televisión

todas las semanas?

>> sale en televisión

porque es la sexóloga

que te digo que me encanta.

está re loca, que da unos

consejos que bueno, ya oíste.

¿a poco no está guapa?

está guapísima, ¿no?

aldo: está simpática.

>> ay, "simpática".

está hermosa.

es una como una de esas muñecas

que venden--

iven acá!

está guapísima,

parece una de esas muñecas.

ven acá, ven acá.

de las que venden

en las sexshops.

aldo: imamá!

no me digas eso.

>> claro que sí.

ya, silencio.

anaís: y recuerden vístanse

para matar,

así van a poder pedirles

lo que ustedes quieran.

ordenen, ordenen,

que ellos están

para complacernos.

aldo: ¿qué pasó?

>> muñequito, muñequito,

no me digas que no te gustaría

pasar una noche con ella.

aldo: [balbucea]

estás--estás enferma--

de verdad, necesitas terapia.

tienes problemas,

muchos problemas.

>> iaprenderías muchísimo,

muñeco!

ialdo!

ialdo!

iqué genio tienes!

iqué horror!

carola: tú siempre has dicho

que tú quieres que las cosas

se vayan dando pasito a pasito,

pues, por lo que yo sé

todo lo que haces con ella

es como muy acelerado, ¿no?

aldo: pues, sí, pero ya no sé

ni qué quiero.

o sea, ¿qué te digo

si ya no sé ni qué quiero?

carola: ay, ay, ahí viene para

acá.

ahí viene.

aldo: no te creo.

carola: sí.

aldo: no te creo.

ambos: [balbucean]

anaís: hola, aldo.

aldo: hola.

anaís: qué casualidad.

aldo: la casualidad es que aquí

hacemos tarea, pues, siempre,

siempre, siempre.

anaís: ya sé.

a mí me encanta venir.

ay, me recuerda a cuando una vez

un chico guapísimo

me mandó a regalar un ramo

de flores.

carola: ay, qué tierno.

anaís: y tú eres la amiga

de aldo, ¿verdad?

carola: [ríe]

anaís: me parece haberte visto

en el antro.

carola: ¿sí?

bueno, no soy su amiga, ¿eh?

anaís: ah, ¿no?

carola: no, no, soy su novia.

soy su novia, señora.

mucho gusto.

carola.

anaís: ay, qué sorpresa.

que tiernas trencitas.

[ríe]

carola: sí, ¿verdad?

se me acaba de declarar

justo ahorita, señora.

anaís: ay, pues,

tienes una novia...

folclórica, aldo.

¿qué vas a hacer por la noche?

aldo: nada, ¿qué vamos a hacer?

pues, seguir haciendo la tarea,

o sea, vamos a seguir haciendo--

anaís: ay, no, no, no,

es que hoy quería salir a bailar

al antro donde nos conocimos.

¿qué no se les antoja ir?

aldo: no.

carola: sí.

anaís: sí, sí, sí, vamos.

carola: sí, vamos.

anaís: vamos.

carola: vamos.

anaís: [ríe]

diego: ¿cómo se te ocurrió

decirle a la doñita que eras

novia de aldo?

la que se el va a armar

al pobre.

carola: ay, ni creas.

ni se inmutó, le vale un pepino.

solamente lo está usando

para cumplir sus fantasías.

diego: y aldo la está usando

a ella, entonces ¿cuál es

el problema?

carola: ay, pues, que conozco

a mi amigo, ¿eh?

y él no es así, ¿eh?

el va a salir lastimado

y no quiero eso.

diego: la que va a salir

lastimada eres tú, carola.

carola: ay, ya, convéncelo,

ándale, para que vayamos

al antro de los--de los rucos

esos, ¿sí?

quiero demostrarle que ella

no vale la pena.

diego: mira, lo voy a intentar,

aunque no creo que sea una buena

idea.

va a ser una tortura

cuando los veas besándose

y abrazándose y quién sabe

qué más.

[grita]

carola: ¿qué te pasa?

diego: ¿ya viste eso?

es la doñita.

¿qué digo doñita?

ies la doñota!

carola: "todo lo que necesitas

saber sobre el sexo

y el sadomasoquismo

con anaís gutierrez".

"te espero en mi curso

próximamente en el torreón".

ay, la ruca esta es famosa.

>> aldo, despiértate.

aldo: ¿qué? ¿qué?

>> ¿por qué no me dijiste

que mi sexóloga favorita

era tu amiga, muñeco?

aldo: [grita]

ambas: [ríen]

>> aldo, despiértate,

tienes visita.

aldo: no, no, no, mamá,

no quiero ver a nadie.

no quiero.

carola: ay, somos nosotros.

vinimos a sacarte

para salir por la noche.

aldo: hola.

oye, pero ya le había dicho

a diego que no quería salir hoy.

diego: y yo te dije

que no aceptaríamos un no

como respuesta.

además ve a carola,

dejó atrás su look de camionera

y ahora parece top model.

[música]

todos: [ríen]

anaís: hola, aldito.

qué bueno que trajiste

a tus amigos,

tenía tantas ganas

de conocerlos.

diego: hola.

yo soy diego, su mejor amigo

y ella es--

carola: carola,

sí se acuerda, ¿no, señora?

anaís: la verdad no,

pero estoy feliz de que estén

aquí.

diego: carola, acompáñame

por una cerveza, ven.

carola: no--

diego: acompáñame, vente, vente.

aldo: o sea no te importa

que tenga novia, ¿no?

anaís: ya, ya, sí,

no me importa.

siempre y cuando tú

sigas cumpliendo mis órdenes.

aldo: yo no soy tu esclavo,

anaís.

anaís: ¿qué?

hasta ahora has hecho

todo lo que te he pedido, ¿o no?

aldo: a ver, ¿para qué querías

que viniéramos?

anaís: ay, para bailar

y divertirnos todos.

ambos: [hablan a la vez]

carola: oye, anaís, quiere

que la sigamos a su casa.

nos acaba de invitar.

aldo: ¿qué?

obvio no quieren ir, ¿verdad?

carola: ¿quieres que vayamos?

aldo: esto se está

descontrolando muchísimo.

muchísimo.

carola: a ver, a ver, aldo,

esa mujer no es para ti.

tú eres un chavo super buena

onda, te mereces algo mucho

mejor.

aldo: sí, ¿cómo quién?

carola: ipues como yo!

aldo,

estoy enamorada de ti.

diego: espérame aquí.

anaís: esta juventud.

>> ay, no me digas que es ella.

¿anaís gutierrez?

ianaís! ianaís gutierrez!

anaís: sí.

>> ay, ay, anaís,

soy tu fan--

ambas: [hablan a la vez]

[gritos]

diego: aldo, ahí está tu mamá.

aldo: ¿mí mamá?

diego: sí, ahí está tu mamá.

aldo: ¿adónde?

vámonos ya, vámonos ya,

vámonos ya.

todos: [hablan a la vez]

aldo: así como van,

así como van.

así como van, así como van.

>> ¿muñeco?

¿qué haces aquí, mi amor?

aldo: no, mamá,

aquí la preguntas es qué haces

tú en este lugar.

>> ay, ¿yo?

yo normalmente vengo aquí

con mis amigas,

pero ustedes como que--

como que no van al caso aquí,

¿no?

diego: bueno, es que sentimos

curiosidad y vinimos a ver.

aldo: sí, pero ya nos íbamos.

>> no, mi amor,

¿a quién crees que acabo

de conocer?

aldo: ¿a quién?

>> a anaís gutierrez.

está guapísima, mi vida,

si quieres te la presento.

aldo: no, no, no, no--

ya nos vamos, ya nos vamos.

anaís: ¿es tu hijo?

>> ay, mi muñequito, sí.

anaís: muñequito.

diego: [ríe]

ambas: [ríen]

aldo: ¿prefieren que nos vayamos

a casa de anaís o qué?

anaís: ¿y por qué no?

yo los invité.

aldo: porque no quiero meter

a mis amigos en tu trip raro.

carola: ay, ni loca me voy

con esta.

diego: ay, yo sí voy.

anaís: ah, está bien.

si ustedes no quieren,

no me queda más que invitar

a mi nueva amiga zoraida.

aldo: ni se te ocurra.

ni se te ocurra.

anaís: muñeco,

decide, es muy sencillo.

[música]

[música]

diego: ey, no espante, doñita.

aldo: anaís, tú y yo hemos

vivido cosas realmente

importantes, chidas,

no hay que arruinar eso,

¿estás de acuerdo?

anaís: intentaste irte para

siempre y yo soy la que decide

cuándo terminó todo.

caminen.

ique caminen!

aldo: ok, ok, ok, ya vamos,

ya vamos.

diego: [ladra]

anaís: ey, ey, ey, ¿qué se

supone que haces?

[timbre]

zeus, ve a ver quién toca.

zeus: sí.

diego: es que yo vi--

yo vi en un video que algunas

les prende que hagas ruido

como de animales,

entonces se me ocurrió.

anaís: ¿sabes qué quiero

que hagan para prenderme

como dices?

diego: ¿qué?

anaís: quiero que se besen.

diego: ¿qué?

aldo: a ver, sigue ladrando,

síguele.

anaís: quiero un beso de ustedes

ahora mismo

y en la boca.

ya.

diego: sí, sí, está bien.

aldo: ino, no está bien,

no está bien!

ino está bien, no, no!

diego: no, no está bien.

anaís: ique se besen!

ambos: [gritan]

ok, ok, ok.

espera.

aldo: no tienes abuela, diego.

a ver.

[gime]

esto no está pasando,

esto no está pasando,

esto no está pasando.

carola: ¿que hacen?

aldo: no--no es lo que te

imaginas, te lo juro.

carola: vine por mis amigos.

anaís: [balbucea]

carola: ay, ¿sí?

a ver, tomo este video como

prueba.

chequeé todas tus redes sociales

y en todas te haces ver

como la gran sexóloga

que ayuda a señoras

desesperadas.

anaís: sorry.

carola: pero nadie sabe

lo que haces en tus ratos

libres.

anaís: ah, bueno, no tienen

por qué saberlo.

carola: o nos dejas que nos

vayamos o todo mundo se entera

quién es anaís gutierrez.

anaís: voy a tener más

seguidores, sí.

sí, sí, sí, graba.

carola: pruébame.

anaís: no, no se me antoja.

no, zeus, sácalos.

sácalos.

todos: [hablan a la vez]

aldo: ¿y la ropa?

anaís: me la quedo para dársela

a los pobres

aldo: muchas gracias, eh,

carola.

te debemos una.

diego: maldita vieja,

eso de clavarse nuestra ropa.

neta que gracias.

carola: para eso estamos

los amigos, ¿no?

la policía.

anaís: nunca pensé que alguien

tan joven me hiciera darme

cuenta de que...

si abandoné la idea

de enamorarme fue por miedo

a someterme a ese dolor.

el dolor que involucra

sentimientos.

en fin.

si ustedes ya apartaron

sus lugares nos vemos este

fin de semana en mi curso.

ahí los espero.

aldo: madre.

zoraida: hijo.

[ríe]

al--aldo.

aldo: dime cómo quieras, mamá,

ya no hay problema,

ya dime como quieras.

zoraida: ¿de veras?

como que carola y tú

se traen algo, ¿no?

aldo: es que,

o sea, yo no me había dado

cuenta por el tiempo

que llevamos de conocernos,

éramos amigos, amigos, ¿no?

pero pues no sé,

me gusta mucho estar con ella

realmente.

a ver qué pasa.

zoraida: bueno, pues, que pase

lo que tenga pasar, mi amor.

aldo: pues, bueno.

zoraida: oye, muñequito,

este fin de semana

no voy a estar en casa

porque me voy a--

a lo de la expo de muebles

de algarrobo.

aldo: zoraida, tú puedes hacer

lo que quieras,

yo me puedo cuidar solo.

zoraida: yo no soy zoraida,

soy tu madre.

aldo: y yo no soy muñeco,

yo me llamo aldo.

ah, ¿verdad?

anaís: ¿y tú qué haces aquí?

diego: estoy aquí para

obedecerla, doñita.

ordéneme algo,

lo que quiera, yo la voy

a obedecer.

anaís: ay, ahora no puedo,

tengo que ir a dar un curso

al torreón.

aunque también podría tomar

el próximo vuelo.

a ver, ladra como la otra noche.

diego: ¿qué?

anaís: que ladres.

diego: [ladra]

anaís: más fuerte!

diego: [ladra]

anaís: déjanos solos, zeus,

este perrito se ha portado

muy mal y es tiempo

de castigarlo.

diego: [ladra]

aldo: creo que a pesar

de todo lo que pasó

nunca la había pasado tan bien

como ahorita.

oye, ¿quién iba a decir

que estábamos aquí cerquita?

carola: sí, en frente de ti.

ambos: [ríen]

carola: y tú y yo, ¿qué somos

o qué?

aldo: pues, no sé,

pero vamos despacito.

carola: está bien, muñeco.

aldo: no, aldo,

muñeco no.

carla: ay, muñeco.

aldo: no, aldo.

carola: muñeco, muñeco.

Cargando Playlist...