null: nullpx
Cargando Video...

Esta Historia Me Suena - 'A partir de hoy'

Univision4 Mar 2020 – 12:00 AM EST

Comparte

locutor: televisa presenta...

[alarma]

[música]

m. josé: ♪ algo me dice

que la música nos trajo aquí

hoy me persigue una canción

que solo habla de ti

de ti

de ti

y nunca había sentido

lo que siento hoy

no prefiero otro lugar

que donde estoy

si esta historia

me suena en el corazón

y te busqué

tanto que...

que me perdí

hasta que hoy me encontré

y ya ves que todo cae

en su lugar

mi corazón no deja de cantar

bésame una vez

una vez y ya

dicen que si algo no es para ti

se va

dicen que si algo es para ti

será

y te busqué

tanto que...

que me perdí

hasta que hoy me encontré

por fin sé

que el universo dijo sí

mientras cantaba para ti

para mí ♪

elba: entonces ¿ya está bien?

porque sabes que sí lo sentí,

que algo no estaba bien

y nadie me podía decir nada.

emiliano: sus ataques de asma

han sido más seguidos.

pobrecito.

elba: dile, por favor,

que lo amo,

que yo pienso en él

todo el tiempo,

todo el día, toda la noche,

porque--

emiliano: mira, pronto se lo vas

a decir tú, ¿de acuerdo?

elba: ¿cómo?

no.

no, por favor, no lo traigas.

yo te dije que no quiero

que me vea aquí, no puede.

no puede verme en este lugar.

por favor, no lo traigas.

emiliano: recibí una llamada

del abogado.

dice que--

que tu condena se redujo.

vas a salir en un mes

aproximadamente.

elba: ¿voy a salir?

voy a salir.

guardia: sin tocarse.

elba: voy a salir, gracias.

gracias, amor,

por no dejarme sola.

gracias por--

emiliano: me da mucho gusto,

pero por ti.

elba: ¿cómo por mí?

por los tres.

porque vamos a estar juntos

los tres, el niño, tú y yo.

emiliano: eso no va a pasar,

elba.

elba: ¿qué es esto?

no--

no entiendo.

soy yo, pero--

emiliano: ¿soy yo pero qué?

elba: pero--

pero esto no es lo que parece.

no entiendo cómo llegó esto

a ti.

¿qué está pasando?

emiliano: llevo tres años

intentando sacarte de este lugar

porque pensé que me amabas,

por nuestro hijo, por nuestro--

guardia: ¡sh!

emiliano: por nuestro amor.

elba: pero yo te amo.

te juro que te amo.

te amo.

emiliano: y ¿por qué?

¿por qué me engañaste

precisamente con el hombre

que te encerró en este lugar?

no sabes ni qué contestar,

¿verdad?

a partir de hoy

tú y yo

no somos nada.

nene: oye, qué poca vuela

la del tal diego.

primero te refunde en este lugar

y luego cuando ya estás

a punto de salir

le manda esas fotos a tu marido.

elba: [chista]

emiliano piensa lo peor de mí.

nene: pues es que está

confundido.

también ponte en su lugar.

esas imágenes,

pues dan a entender otra cosa.

elba: yo no hice nada con diego.

no tengo nada que ver en esto.

nene: mira, si yo llego

a salir de aquí,

le voy a partir todo el cráneo

al tal diego y mira...

elba: nene, nene.

yo lo sé.

y ya hiciste mucho por mí

aquí adentro.

no tienes que ponerte así.

yo lo sé.

gracias a ti estoy viva aquí.

nene: bonita, no lo hubieras

logrado sin mi ayuda.

te quiero dar un consejo.

si tu marido

no te quiere creer,

pues ya no te quiebres

la cabeza.

deja que él piense

lo que quiera.

olvídate de tu marido

y del tal diego.

es más, olvídate

de todos los hombres.

a ver, chicas.

vamos.

vamos a ensayar, vengan.

vamos, vamos.

elba: a sus posiciones todas,

por favor.

¿están listas?

por favor, la música.

nene: venga.

["a partir de hoy"]

elba: dos, tres, cuatro.

mariana: emiliano.

tú no eres así.

ni siquiera has dejado

que te dé una explicación.

emiliano: defiéndala.

al fin y al cabo es tu hija

y lo entiendo.

mariana: mira, sé que te duele,

pero no estuvo bien

que le dieras esa noticia

de que ya iba a estar

en libertad e inmediatamente

terminaras con ella.

emiliano: bueno, ¿qué debía

hacer entonces?

¿organizar

una fiesta de bienvenida

y ya que esté cómoda

en su casita,

yo agarrar mis maletas

y largarme?

mariana: no le has dejado

para nada

darte una explicación, emiliano.

emiliano: no.

tanto tiempo esperando

verla entrar por esa puerta

y ahora es lo que menos quiero.

mariana: ¿a dónde vas?

emiliano: al bar de carmina.

ese es el único lugar

donde puedo distraerme

y no pensar en tu hija.

mariana: eso es lo que crees.

ay, dios.

rea: un pajarito nos dijo

que te vas.

¿y ahora quién nos va a dar

la clase?

elba: esmeralda.

esmeralda va a dar la clase.

rea: pues no la queremos,

¿cómo ves?

ay, elbita, no vaya siendo

que en esos días

cometas otra falta

y te dejen aquí adentro.

nene: a ver.

a ver, no andes de alborotadora.

no andes de alborotadora

porque, si no, te surto.

rea: como siempre la mole

protegiéndola.

nene: ¿la mole?

mole de golpes son

los que te voy a dar.

para ti yo soy el nene.

o ¿qué quieres?

¿otra rajadita

en tu otra mejillita?

elba: ya.

nene: dime, a ver.

todas: [discuten]

elba: pues ya.

órale, ya basta.

nene: claro que sí.

elba: nene.

nene: tú no te preocupes,

bonita, yo te voy a defender

para que pronto estés

con tu niño.

elba: y con mi marido.

lo voy a lograr, nene.

nene: él ya no te quiere.

elba: voy a encontrar la forma.

se lo voy a decir.

él me va a escuchar

y todo va a volver

a ser como antes.

mariana: ya vas a ver a tu mamá.

sé que no hizo bien en--

pues en no dejarnos

que te lleváramos para que--

que la pudieras ver,

pero ella no quería que--

que la vieras en ese lugar.

pero muy pronto, muy pronto

va a estar aquí con nosotros.

[música]

carmina: ¿qué está pasando

contigo?

tú no necesitas

de litros de tequila

para superar un mal rato.

emiliano: se me está cayendo

el mundo.

la mujer que idealicé por años

resultó ser--

ser una mentirosa.

carmina: como muchas otras.

lo bueno es que ahorita

que te diste cuenta,

pues ya la puedes superar.

emiliano: pensé que no se merece

estar en ese lugar tan horrible.

pero ahora me gustaría

que nunca saliera.

y al mismo tiempo

me avergüenzo

de pensar estas cosas, carmina.

tráeme otro tequila.

carmina: como quieras.

armando, otro tequila.

gracias.

toma.

es normal que lo hagas.

no solo ella ha vivido

un infierno.

tú llevas tres años

pagando abogados

y ahora que por fin

logran reducir su condena,

pues te enteras

de que te puso el cuerno

con diego.

emiliano: no me hables

de ese infeliz.

no quiero escuchar de él.

carmina: tienes razón,

no lo debí mencionar.

nene: oye, ¿por qué crees

que el tal diego

armó todo este plan

para denunciarte?

elba: él decía que estaba

tan enamorado de mí.

nene: y ¿por eso te denunció?

elba: ¿cómo crees

que yo voy a saber eso?

nos conocimos desde chamacos.

ahí andábamos tonteando.

no formalizamos nada,

pero ahí andaba.

nene: pero entonces

sí te gustaba.

elba: pues no,

me gustaba salir con él.

una noche que salimos

me quiso besar a la fuerza.

yo le dije que no

y se puso tan violento.

nene: ¿y te golpeó?

elba: no, hombre.

por supuesto que no.

estábamos fuera de mi casa.

lo bueno es que estaba

mi mamá esperándome.

desde ese día

me fui con cuidado.

conocí a emiliano.

me enamoré.

tuvimos un hijo.

nene: ah, entonces el ardido

nunca lo superó.

elba: le gritaba

a los cuatro vientos que...

"yo era de su propiedad,

que tarde o temprano

me iría con él".

nene: qué horror.

bueno, entonces ¿por qué

te metiste a trabajar

en su tienda?

elba: por idiota.

por eso, no hay de otra.

bueno, emiliano

había empezado con su fábrica,

había muchos gastos,

no había ganancias,

empezamos a llenarnos de deudas

y de alguna manera

se enteró diego.

elba: y dime, ¿cuándo empiezo?

diego: mañana mismo si quieres.

¿sí?

oye, una cosa.

¿tu marido no tiene problemas

en que trabajes conmigo?

elba: no, para nada.

diego: ¿él sabe que nosotros--?

elba: ¿nosotros qué?

diego: que nosotros estuvimos

juntos en la secundaria

y que, pues--

elba: no, no, no lo sabe.

si quieres yo mañana vengo

y estoy temprano aquí.

gracias.

muchas gracias, diego.

diego: de nada.

elba: y luego la fábrica

de emiliano despuntó.

y creímos que ya,

que dejara de trabajar,

que me fuera a cuidar al niño.

nene: ah, entonces ahí fue

cuando diego se enojó

y puso el grito al cielo, ¿no?

elba: no, me empezó

a tratar mejor.

se alegró, me invitó a comer

para darme las gracias,

despedirnos.

ya sabes.

nene: y entonces ¿tú fuiste

para agradecerle?

elba: se portó muy cordial

en la comida.

y mientras íbamos de regreso

a la tienda,

me empezó a tratar diferente.

diego: yo creo que tú y yo

hubiéramos sido

la pareja perfecta, ¿no crees?

elba: pero no lo fuimos.

diego: ¿qué no te das cuenta

de que soy un hombre distinto,

que he cambiado?

elba: sí, sí, sí.

claro que me doy cuenta.

me da muchísimo gusto por ti.

y pronto vas a encontrar

a tu mujer perfecta.

diego: pero es que yo

no quiero buscar

a la mujer perfecta.

porque a mi mujer perfecta

ya la encontré.

y esa eres tú.

elba: voy a la tienda

por mis cosas.

diego: no, no, perdóname.

¿por qué me rechazas?

fue solamente un beso.

elba: diego, yo no puedo, yo--

diego: no, ya sé, ya sé.

no me tienes que dar

explicaciones.

tienes un compromiso.

volví a meter la pata.

elba: sí, qué bueno

que lo entiendas.

diego: bueno, está bien.

si te tienes que ir está bien,

comprendo.

nada más necesito

que me hagas un último favor,

¿sí?

la señora torres quiere hacerle

un regalo especial a su hija.

elba: ¿cuál, la que se acaba

de graduar?

diego: esa.

la cosa es que necesito

que te lleves seis vestidos

de la colección especial,

que te lo lleves a tu casa.

elba: ¿para qué?

diego: lo que pasa

es que los necesita muy temprano

y yo abro la tienda

hasta las 11.

elba: sí, sí.

diego: ¿podrías hacer ese favor?

elba: yo lo hago, yo lo hago.

en la noche diego levantó

una denuncia en mi contra.

presentó el video que estaba

en la cámara de seguridad

y dijo que yo en todo momento

había abusado de su confianza.

nene: de verdad que cómo

quisiera ponerlo en su lugar.

elba: las fotos que me enseñó

emiliano son de esa tarde

cuando me robó el beso.

me puso una trampa.

nene: qué desdichado.

elba: ya me voy a dormir, nene.

nene: no.

no, bonita, no te vayas.

quédate conmigo, ¿sí?

por favor.

elba: ya lo hemos platicado.

tú sientes cosas por mí

que yo no te puedo corresponder.

descansa, buenas noches.

nene: ay, bonita.

¿qué voy a hacer

ahora que te vayas?

elba: te voy a extrañar.

[música]

[música]

emiliano: sírveme otro trago.

carmina: no te voy a dar

un trago más.

emiliano: no te preocupes.

solo necesitaba un poco de valor

para enfrentarme

a ese malnacido.

diego: a ver, a ver, a ver,

ya estuvo, güerito.

no te pases, imbécil.

emiliano: a ver, dime,

¿desde cuándo eran amantes?

¿desde cuándo?

diego: desde mucho antes

que se casara contigo, fíjate.

o ¿qué crees que tú?

¿que iba a trabajar

ahí a la tienda de ropa?

[ríe]

carmina: déjalo.

emiliano: ándale, éntrale.

carmina: no le hagas daño.

diego: tienes agallas, güerito.

voy a tener que lastimarlo.

carmina: no, no.

diego, ya.

emiliano: ándale.

carmina: suéltalo.

no le hagas daño.

suéltalo ya.

por favor, déjalo.

está borracho.

suéltalo.

emiliano: suéltame, infeliz.

suéltame o te parto la cara.

diego: pártemela.

mariana: ¿qué está pasando aquí?

emiliano: ¿qué pasa?

¿qué haces aquí?

mariana: lucas.

le acaba de agarrar

un ataque de asma.

por favor, necesito

que vengas conmigo.

emiliano: ¿lucas?

mariana: no puede respirar.

elba: lucas.

mariana: millones de gracias,

vecina, de verdad.

vecina: mucho gusto.

para eso estamos.

cualquier cosa me llamas,

por favor.

vecino: cualquier cosa

me avisa, por favor.

mariana: ay, mi hijo.

si no llego, diego te mata.

emiliano: ese tipo

arruinó mi vida.

mariana: tu vida

no está arruinada.

por favor, tu vida sigue.

tienes un hijo hermoso.

enfócate en sacarlo adelante.

y enfócate en arreglar

tu relación con mi hija.

somos una familia.

necesitamos estar juntos

y saber salir adelante.

emiliano: pues sí.

mariana: póngaselo.

qué "ouch" ni qué "ouch".

aguántese.

emiliano: espérame, espérame.

me duele.

mariana: [chista]

nene: ya te regresó el color,

bonita.

estabas bien pálida.

parecías una muerta.

elba: es que lucas

se cayó en una alberca.

se estaba ahogando

y nadie lo podía salvar.

nene: [gime]

no te preocupes.

pronto vas a estar con tu niño.

tienes que resistir.

elba: es que yo no me quiero

separar de emiliano.

el niño nos necesita a los dos.

yo lo necesito a él.

yo quiero recuperar

a mi familia.

nene: ay, bonita.

[música]

carmina: más energía, a ver.

péguense más.

así me gusta, eso, muy bien.

emiliano: hola.

carmina: ¿me permiten tantito?

pensé que no te volvería a ver.

emiliano: por todo el dinero

que te debo de la última noche.

disculpa.

carmina: sabes que no.

¿cómo está tu hijo?

emiliano: bueno, ahí va.

carmina: qué bueno

que todo está bien.

emiliano: ¿y ha vuelto diego

por aquí?

carmina: no.

lleva una semana

sin aparecerse.

emiliano: si lo ves,

por favor, llámame, ¿sí?

carmina: ¿para qué?

¿para que me destrocen el bar?

emiliano: no, tranquila,

carmina.

prometo que la próxima vez

le parto la cara en la calle.

carmina: hombres.

te dejo porque tengo ensayo.

emiliano: no sabía

que te gustaba tanto bailar.

carmina: hay muchas cosas

que no sabes de mí.

también soy fotógrafa.

emiliano: ¿sí?

carmina: todas las fotos

que ves colgadas son mías.

emiliano: guau, están

padrísimas.

carmina: y este fin de semana

tengo un concurso de baile.

por eso estoy ensayando

como loca.

emiliano: a elba también

le gusta bailar.

nos conocimos en un antro.

carmina: ah, ¿sí?

emiliano: imagínate.

me voy.

carmina: no, quédate.

mira, quédate,

ves la coreografía

y me das tu opinión.

emiliano: bueno, está bien.

va.

carmina: chicos, ¿sí?

vamos a hacerla.

elba: tú.

diego: estás igualita.

te ves muy bonita.

elba: ¿eso es lo que tú ves?

¿qué esperabas?

¿encontrarme sumida

en la más profunda depresión

porque me mandaste a este lugar

miserable y lleno de violencia?

diego: sí, la verdad,

no pensé que--

que fueras a aguantar.

elba: soy una mujer muy fuerte.

y lo tuve claro

desde el primer día

porque sabía

que tarde o temprano

iba a regresar con mi familia.

diego: tú sabes que eso

no va a suceder, elba.

tu marido ya no te quiere

a su lado.

elba: lo tenías todo planeado

desde el inicio, ¿verdad?

diego: sí.

lo de las fotos fue un plan b

por si lo de los vestidos

no funcionaba,

entonces aplicaba--

elba: sí, el plan b.

el plan b porque para cuando

elba salga de la cárcel,

así sigo torturándola

y desgraciándole la vida.

diego: no, no, no.

no, no es así.

es que yo te amo.

elba: estás enfermo.

diego: no, no, escúchame.

escúchame.

tú y yo podemos hacer

una vida nueva

cuando salgas de aquí,

te lo prometo.

te doy todo lo que tú quieras,

lo que tú necesites.

por favor.

elba: o ¿qué?

diego: de lo contrario--

elba: ¿qué me vas a hacer ahora?

¿qué más me puedes hacer?

diego: ¿qué te parecería

que un día sales de aquí,

vas a ver a tu familia perfecta

y la encuentras sin vida?

nene: eres un maldito.

te voy a matar.

[barullo]

nene: te voy a matar,

desgraciado.

maldito.

suélteme.

diego: piénsalo

mucho más calmada.

elba: [llora]

mi bebé, mi bebé.

nene: ya, elba, está bien.

elba: pero ¿por qué?

no, dile, emiliano,

no sé está pasando.

emiliano: ¿qué fue lo que pasó?

elba: no sé qué pasa.

no sé, ¿me van a llevar así

nada más?

mamá, diles.

mariana: sé fuerte, te lo juro.

te lo juro.

bailarines: [vitorean]

[música]

[música]

elba: nene, ¿qué pasó?

nene: pues pedí

que me cambiaran de celda.

elba: no, ¿por qué?

yo ya me voy en unos días.

yo quiero convivir contigo.

quédate.

nene: ¿para qué?

¿para que me reclames

la forma en que te protejo?

elba: no es eso.

yo de verdad estoy

muy agradecida contigo

por todo lo que has hecho

por mí, lo reconozco,

pero tú eres una buena persona,

tienes una gran corazón.

no necesitas lastimar

a las personas.

nene: pues lo hice por ti

para que pudieras salir

sana y salva de aquí

y te puedas reunir con tu hijo.

pero, bueno, nada más

yo protejo a las personas

porque me pagan.

elba: yo no te pago nada.

yo nunca te he dado un peso.

nene: tú no, pero tu marido sí.

él me deposita cada mes

una cantidad para protegerte.

eso es lo único

que tú quieres de mí, ¿no?

protección.

pues ahora te voy a cuidar

desde lejos.

elba: nene.

carmina: hola, emiliano.

emiliano: car--carmina.

qué casualidad.

¿qué haces en el parque?

carmina: no lo es.

sé que vienes a este parque

a jugar con tu hijo

y pues quería hablar contigo

de lo que pasó esta mañana

en el bar.

emiliano: discúlpame.

yo sé que fue un arranque,

un error.

no va a volver a pasar.

carmina: me correspondiste.

y eso me gustó.

emiliano: soy un hombre casado

y no puedo iniciar

una relación con alguien más.

espero que lo entiendas.

carmina: ¿o sea que tengo

una oportunidad?

emiliano: [titubea]

lucas, vámonos.

ándale, lucas, ya.

es hora de ir a la casa.

lucas: papá, ya vámonos.

emiliano: sí, ya lo sé,

pero vamos a ver a tu abuela.

nos vemos, ¿sí?

lucas: adiós.

emiliano: adiós.

hasta luego.

mariana: ay, mi hija,

estoy tan feliz.

ya falta muy poco

para que vuelvas a casa.

elba: mamá, escúchame.

vino a verme diego.

me amenazó con hacerles daño

a ustedes.

mariana: ¿se atrevió?

elba: no le vayas a decir nada

a emiliano, por favor.

quiero pedirte

que extremes precauciones,

que te vuelvas paranoica,

espero que no les haga nada

a ustedes.

y a mi bebé.

mariana: sí, mi hija.

elba: y a mi marido lo cuidas,

por favor, cuídalos a todos.

cuídate tú.

¿sí?

te quiero.

gracias, mamá.

bye.

pasa.

carmina: pues mejor aún.

diego: míralo si es bueno.

no sé ni por qué lo corrieron

del circo.

carmina: ya no quiero

que vengas.

diego: ¿eso por qué?

¿qué hice?

carmina: solo traes problemas.

diego: lo que pasa es que a ti

te gusta el emiliano,

no te hagas.

carmina: sí.

pero no quiere conmigo.

diego: sabes, nunca pensé

que fuera tu tipo de hombre.

pero, bueno, si te gusta,

a mí me conviene

que te lo ligues.

carmina: claro, para quedarte

con su mujer, ¿no?

pero ella nunca te haría caso

después de lo que le hiciste.

diego: no me subestimes.

tengo mis métodos.

carmina: te oyes tan ridículo.

[gime]

diego: oye, ya en serio.

necesito que lo conquistes

antes de que elba lo convenza

de que esas fotos

fueron una trampa mía,

¿de acuerdo?

carmina: no pienso meterme

en tus cosas.

una vez ya lo hice

y no sabes cómo me arrepiento.

diego: ya, ya, ya.

la nena tiene cargo

de conciencia.

carmina: pues claro.

no sabía lo que tramabas.

diego: pero bien

que te quedaste calladita.

¿verdad, hermanita?

mariana: ¡hija!

hija, bienvenida, bienvenida.

bendito sea dios.

elba: por fin, mamá.

mariana: hermosa.

y ¿emiliano?

elba: no fue.

mariana: ay, no.

no lo puedo creer.

mira que yo no fui

precisamente porque pensé

que era un buen momento

para que ustedes hablaran.

emiliano: ya no corras, papá,

porque te me pones mal.

no puedes andar así conmigo

en la calle.

elba: mi niño.

lucas: ¿quién es esa señora?

elba: soy tu mamá.

mariana: ven, mi hija.

ven, ven.

vamos a darle tiempo.

lucas: [tose]

elba: ¿qué te pasa?

¿qué le pasa?

emiliano: tu hijo es asmático,

elba.

tranquilo, papá.

respira.

a ver, tranquilo, ya.

ya, papá.

¿ya pasó?

diego: elba ya salió

de la cárcel.

¿ya estás saliendo con emiliano?

carmina: todavía no.

diego: ¿sabes qué, carmina?

si no lo alejas tú

lo voy a tener que hacer yo.

carmina: no.

no le vayas a hacer daño.

diego: [gime]

no lo voy a matar.

[ríe]

¿sabes qué?

he hecho eso y más,

y te consta, ¿verdad?

¿bailamos todos?

a ver, pero ¿cómo es?

me gusta este...

elba: ¿cómo está?

emiliano: ya se le pasó

el ataque de asma.

elba: no sabe quién soy.

emiliano: no es el único.

tú ya no eres la misma, elba.

elba: no.

no, ese lugar te cambia.

pero no como tú crees.

por favor, ¿me dejas

decirte algo?

mira, el día que renuncié

diego me invitó a comer

para agradecerme.

y de regreso a la tienda

me empezó a decir

que sentía cosas por mí

y me besó a la fuerza.

¿me crees?

[música]

emiliano: estas, ¿no?

¿así está bien?

es que estaba decidido

a terminar con ella hoy mismo,

pero cuando llegué a la casa

y la vi--

carmina: no puede ser

un hombre débil.

ya habías tomado una decisión.

emiliano: es que entiéndeme.

llevo tres años

soñando con ese momento.

ver a mi hijo y a elba juntos.

carmina: pero eso fue antes

de que supieras

que te había sido infiel.

emiliano: bueno.

ella me jura que--

que no fue así,

que estoy equivocado,

que es un engaño

o no sé qué--

carmina: ¿y las fotos que viste?

no tengas miedo

de separarte de elba.

tú te mereces

reconstruir tu vida

con otra mujer.

formar una familia.

emiliano: por favor.

no soy el hombre para ti.

estoy casado.

carmina: pronto te vas a dar

cuenta de que tú y yo

estamos hechos

el uno para el otro.

mariana: ¿a dónde vas?

emiliano: a cualquier lugar

donde no vea a tu hija.

mariana: emiliano.

no, emiliano, espera, espera.

emiliano.

elba: y ¿qué suelen hacer

los domingos?

emiliano: a lucas le gusta

ir al parque en donde hay

un lago artificial.

y jugamos con su barquito

a control remoto.

elba: ¿puedo ir?

emiliano: elba, perdón,

no sé, me siento incómodo

todavía.

elba: necesito entrar

en contacto con lucas.

que me conozca.

y te necesito.

tengo una idea.

lucas, ¿por qué no le decimos

a papá

que nos compre un algodón

y nos lo comemos

entre nosotros?

emiliano: no, lucas, espérate.

a ver, a ver, aquí.

lucas: el de allá arriba,

porque esos son los mejores.

nene: hola.

elba: nene, ¿qué haces aquí?

nene: pues ya ves.

resulta que mi abogado

resultó ser más eficiente

de lo que creía y pues ya salí.

elba: me da tanto gusto por ti.

felicidades.

nene: y cuéntame.

¿cómo vas con tu niño

y tu marido?

elba: pues ahí voy.

con el niño bien, poco a poco,

avanzando, pero...

[suspira] emiliano

solamente me habla

para lo que es indispensable.

nene: tú no mereces ser

ignorada.

elba: mira quién lo dice.

nene: [gime]

perdóname.

lo que pasa es que, pues,

me daba coraje

que tú no te dieras cuenta

de que yo estaba muy triste.

no quería que te fueras y...

elba, tú sabes muy bien,

tú sabes muy bien que yo te amo

y yo quisiera que--

elba: nene, por favor, no.

tú sabes que no.

emiliano: [titubea]

¿está todo bien?

elba: sí, sí.

es...

mi familia.

nene: mucho gusto.

carmina: señora.

¿qué hace aquí?

mariana: quería hablar contigo.

carmina: me agarra ocupada.

pero, chicos, ¿me dejan

un momento sola?

gracias.

mariana: mi yerno

es un hombre casado.

aléjate, por favor.

carmina: ese matrimonio

no tiene solución.

mariana: si emiliano supiera

en realidad quién eres,

estoy segura

de que en un segundo

se alejaría de ti.

carmina: no la entiendo.

mariana: la otra noche

que vine angustiada

porque mi nieto se puso mal

te vi.

sabía que te conocía,

pero no lograba recordar

de dónde.

eres hermana de diego, ¿verdad?

carmina: no sé de qué me habla.

mariana: cuando elba y diego

eran adolescentes

y salían juntos, yo te conocí,

pero entonces eras apenas

una niña.

carmina: que usted lo sepa

no va a cambiar

lo que siento por él.

mariana: ay, pero estoy segura

de que si él sabe

sí va a cambiar la forma

que él cree sentir por ti.

y hazme un favor, ¿sí?

dile a diego que no se esconda,

porque sé perfectamente

que está ahí atrás.

diego: [ríe]

órale.

¿problemas?

carmina: métele un susto

a esa vieja.

que se arrepienta

de haberme hablado así.

diego: con muchísimo gusto,

hermanita.

carmina: ya no puedo ayudarte

más.

de verdad es imposible

tratar de conquistar a emiliano

mientras siga viviendo

con su mujer.

diego: no, bueno, pero de eso

ya no te preocupes.

ya no hay problemas.

lo vas a tener para ti solita.

carmina: ¿qué vas a hacer?

diego: me la voy a robar.

qué romántico, ¿no?

[ríe]

¿a poco no te encantaría

que emiliano te robara a ti

también?

uh, qué cara.

elba: ella es mi amiga.

emiliano: ¿tu amiga?

elba: ajá.

emiliano: ¿y de dónde?

elba: de la cárcel.

gracias a nadia estoy viva.

emiliano: claro,

nadia lópez serrano,

¿es correcto?

nene: yo prefiero que me llamen

el nene.

emiliano: claro.

todos los meses le depositaba

dinero, suficiente dinero

para que te cuidara bien

en la cárcel.

nene: bueno, era un trabajo.

mi manera de sobrevivir.

emiliano: no, perdón.

no quise ofenderla.

al contrario,

estoy muy agradecido.

elba nos contaba

lo que pasaba ahí adentro.

muchas gracias.

nene: no hay nada que agradecer.

bueno pues...

pues yo me voy.

emiliano: un gusto.

nene: hasta luego.

elba: nene.

muchas gracias.

nene: cuídate, bonita.

hasta luego.

emiliano: qué bueno

que salió de la cárcel.

elba: sí.

¿entonces era verdad?

¿le depositabas dinero?

emiliano: sí.

mariana: no, no, no.

[música]

emiliano: oye, nos lo comemos.

está rico, ¿verdad?

elba: mamá, con mucho cuidado.

¿estás bien?

emiliano: ¿qué pasó, mariana?

¿cómo estás?

¿pudieron meter la denuncia?

elba: sí, por fin.

fue todo un rollo,

pero al final lo logramos.

emiliano: qué barbaridad.

elba: siéntate,

pero muy despacito, mamá.

emiliano: mira tu abuelita,

caray.

elba: mi mamá cree

que quien la agredió fue diego.

emiliano: ¿qué?

mariana: no, no creo.

estoy segura.

mira, yo lo he visto dando

vueltas por aquí en su moto.

estoy segurita de que es él.

emiliano: ahorita mismo

ese infeliz va a saber

quién soy.

mariana: mira, primero,

tienes que saber

quién es la chica

con la que estás saliendo.

emiliano: no estoy saliendo

con nadie, es solo una amiga.

elba: carmina es hermana

de diego.

emiliano: ¿qué dices?

elba: ¿lo sabías?

emiliano: no, no sabía nada.

elba: ¿a dónde vas?

espérate.

emiliano: ahorita mismo

va a saber quién soy.

mariana: va a ir a decirle

sus verdades.

carmina: ¿qué estás haciendo?

emiliano: aquí,

cambiando la decoración.

carmina: déjame explicarte.

emiliano: entonces ¿sí

las tomaste tú, carmina?

carmina: yo no sabía

lo que estaba planeando diego.

solo me pidió

que fuera al parque

y que tomara unas--

emiliano: ¿y ¿qué?

¿y que me lo ocultaras?

¿eso te pidió?

carmina: él me dio el dinero

para que pudiera abrir este bar.

él es mi hermano.

tienes que entenderme.

emiliano: al final los dos

son la misma porquería.

carmina: [resopla]

nene: estoy aquí

fuera de tu casa.

¿puedes salir, por favor?

aquí te espero.

elba: ¿qué haces aquí?

me da mucho gusto verte, pero--

pero yo ya no quiero tener

más problemas con mi familia.

nene, por favor, vete.

nene: no, no te preocupes.

solamente vine a traerte esto.

elba: ¿qué es eso?

nene: tómalo.

es el dinero que me pagó

tu esposo.

elba: no, es tuyo.

no, yo no lo quiero.

nene: a ver.

quiero que hagas realidad

algún sueño que tengas.

pon tu propia tienda de ropa.

yo lo único que quiero

es que tú seas feliz, bonita.

elba: pero ¿por qué?

nene: porque yo te quiero mucho.

solo vine a dejarte esto.

ya no te vuelvo a molestar.

diego: a esa vieja

la conozco de algún lugar,

pero no sé dónde.

elba: yo me tengo que ir.

tengo que ir a dentro

de la casa.

me están esperando, de verdad.

diego: ¿qué pasó, bonita?

¿pensaste que te habías

librado de mí?

nene: tenías que ser tú.

te crees muy hombrecito, ¿no?

diego: espérame.

¿tú quién eres?

nene: ¿cómo que quién soy?

diego: no, ya sé quién eres.

eres el angelito protector

de todas estas, ¿no?

hazte a un lado,

que contigo no es el pleito.

nene: tenías que ser tú,

pero ahora sí, mira,

te voy a poner unas.

te crees mucho, ¿no?

diego: pues a ver,

respóndele a esta.

¿qué, ya se te quitó lo macha?

hazte a un lado,

el pleito no es contigo.

lo siento mucho, bonita.

pero si no eres mía,

no puedes ser de nadie.

[disparo]

emiliano: ¿qué pasa?

¡otra vez tú, maldito infeliz!

¿por qué quieres arruinar

nuestras vidas?

¿por qué?

diego: vámonos, vámonos.

emiliano: no.

no.

¡ayuda!

llama a una ambulancia,

a la policía, corran.

¡infeliz!

nene: sean felices juntos.

emiliano: por favor.

¡ayuda!

elba: nene.

el sacrificio del nene

permitió que--

que tú y yo podamos ser

felices otra vez.

emiliano: te amo.

perdóname, por favor.

nunca debí dudar de ti.

elba: ¿y si a partir de hoy

intentamos ser felices?

emiliano: seguro.

Cargando Playlist...
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.