null: nullpx
Cargando Video...

Enamorándome de Ramón Capítulo 85

4 Jul 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta...

margarita: toma.

antonio: hasta que te pude

arrebatar de los brazos

de porfirio.

margarita: lo dices

como si porfirio fuera

mi amante.

¿qué te pasa, antonio?

antonio: bueno, fue un decir,

no te enojes.

es obvio lo que siente por ti,

aunque lo niegues.

¿qué pasa?

¿ya lo admitió?

sí, sí, claro.

se está aprovechando

de su situación

para que te compadezcas de él.

margarita: ¿qué te pasa?

¿te pones celoso con porfirio

cuando roxana duerme en tu casa

y yo me tengo que aguantar?

antonio: eso no va a volver

a pasar, se fue de viaje.

margarita: ¿ah, sí?

¿y a dónde?

antonio: pues según ella,

a limpiar su nombre.

margarita: ah.

te lo dijo solamente

para seguirte chantajeando.

eso sí le sale muy bien.

antonio: ah, por lo que veo

estás bastante resentida.

margarita: no.

lo que estoy es sentida contigo.

porque yo me he tenido

que aguantar los desprecios

de roxana, los desplantes

de diego y desinteresadamente

te ayudé a sacarla de la cárcel.

y en cambio cuando yo necesito

que tú seas solidario conmigo,

no eres capaz de hacerlo.

antonio: porque no es lo mismo.

yo no amo a roxana ni ella a mí.

en cambio porfirio está

enamorado de ti y a veces

dudo que lo que tú sientes

por él solo sea el cariño

de hermano que dices tenerle.

margarita: ¿sabes qué?

esto ya me parece el colmo.

creo que no nos estamos

entendiendo.

lo mejor es que dejemos

las cosas hasta aquí.

marta: ¿roxana?

roxana: hola, marta.

marta: ¿qué no estabas

en la cárcel?

roxana: afortunadamente

pude salir bajo fianza.

aún no han dictado sentencia

y yo necesito encontrar pruebas

de mi inocencia.

vine a ver si tú me puedes

ayudar.

marta: ¿yo, cómo?

roxana: ayudándome a localizar

a daniel.

marta: bueno, no creo

que te pueda servir mucho.

yo sé de daniel tanto como tú.

roxana: la única esperanza

que tengo para poder probar

mi inocencia es encontrarlo.

ya fui a su casa y no hay nadie.

¿no tienes idea

de dónde pueda estar?

marta: la última vez que lo vi

fue contigo.

pero siéntate por favor.

mira, daniel y yo nunca fuimos

muy amigos.

lo conocí en un restaurante,

era muy simpático, me hacía

reir mucho, pero pues nada más.

la verdad siento mucho

lo que te pasó, quisiera

ayudarte a encontrarlo,

hacerle pagar lo que te hizo.

pero no tengo cómo.

no volví a saber nada de él.

roxana: me arruinó la vida.

me quedé sin casa,

sin amigos, sin mi familia.

no tengo a dónde ir.

marta: pero ¿y tu marido?

roxana: mi marido no quiere

saber nada de mí.

todos me dieron la espalda.

nadie quiere tratar con alguien

que tiene antecedentes penales.

¿podría quedarme unos días

contigo?

necesito despejar mi mente.

pensar qué puedo hacer.

marta: claro, claro que sí,

esta es tu casa.

roxana: gracias.

muchas gracias de verdad,

yo sabía que podía contar

contigo.

[timbre]

andrea: fabiola--

¿dónde está fabiola?

fabiola: ¿qué te pasó?

¿qué pasó?

andrea: me peleé con jorge,

¿me puedo quedar contigo?

fabiola: sí, sí, sí, claro.

andrea: por favor, francisco,

deja que me quede aquí

con mi hermana.

marta: ¿daniel?

malas noticias, dejaron

a roxana en libertad y está

aquí en mi casa.

estuvo preguntando por ti.

daniel: ni me hables

de esa maldita.

por su culpa me relacionaron

con otras mulas.

marta: bueno, solo quería

avisarte, porque está necia

con que quiere entregarte

a las autoridades.

así que ten cuidado, ¿eh?

daniel: no, la que tiene

que tener mucho cuidado

con lo que dice

y con lo que hace eres tú, ¿eh?

estás tan embarrada en esto

como yo.

si caigo, tú vas por delante.

estúpida.

ahora sí te quieres lavar

las manos, ¿eh?

benito: vengo a que me invites

una cerveza.

rulo: órale.

nada más que vamos al billar

porque aquí no tengo.

voy por las llaves y nos vamos,

¿eh?

benito: va.

rulo: ahorita regreso.

porfirio: pensé que no ibas

a venir.

margarita: abrázame.

por favor abrázame, por favor.

porfirio: ven, vamos a sentarnos

para que te calmes, ¿sí?

margarita: sí.

porfirio: otra vez antonio.

margarita: es un idiota.

porfirio: cuéntame.

margarita: está vuelto loco

de celos porque estoy contigo.

es tan irracional y poco

sensible.

terminamos.

porfirio: me siento mal

de que por mi culpa

hayan terminado.

mira, tú no tienes

ya que hacerte cargo de mí.

puedo contratar una enfermera.

si quieres, podemos dejar de--

margarita: no.

¿cómo crees?

eres mi mejor amigo.

te quiero mucho.

y si él no entiende,

es su problema.

andrea: buenos días, francisco,

ya está el desayuno.

hice huevos a la mexicana,

¿te sirvo?

francisco: no me da tiempo

de desayunar, gracias.

a ver cómo le haces

para deshacerte de ella.

me voy al consultorio,

te veo al rato.

fabiola: está bien.

andrea: lástima, yo había

pensado en ponerle veneno

a su plato.

fabiola: no sabes el asco

que me da que me bese.

francisco: ¿cómo?

alguien se metió aquí.

¿ya viste lo que le pasa

a las ratas como tú?

me debes 100 mil.

porfirio: anoche llegó

margarita muy mortificada

porque terminaron.

antonio: ¿qué quieres?

si ella fue la que quiso

poner distancia.

porfirio: pero al parecer

los motivos se los diste tú.

antonio: ¿yo?

yo no tengo la culpa

que tenga confundido

sus sentimientos.

porfirio: no me parece

que esté confundida.

sabe muy bien que tú eres

el hombre al que ama.

lo que siente por mí

es un gran cariño,

una gran amistad pero...

nada más.

antonio: sí, pero el punto

es que tú estás enamorado

de ella.

y te estás aprovechando

de tu situación para tenerla

cerca.

porfirio: efectivamente.

margarita es el amor de mi vida.

pero estoy consciente

de lo que siente por mí.

nunca será lo mismo

que lo que yo siento por ella.

y contra eso no hay chantaje

ni enfermedad que valga.

el amor que le tengo

es tan grande que lo único

que deseo es que sea feliz.

y el que tiene esa posibilidad

eres tú.

no sé cuánto tiempo más

voy a vivir, pero no me gustaría

morir pensando en que ella sufra

por tus tontos celos.

era todo lo que te quería decir.

[música]

[música]

roxana: ¿a dónde va?

>> al mercado, señora,

¿se le ofrece algo?

roxana: no, no, muchas gracias.

¿y marta?

>> salió, salió hace rato.

roxana: ¿te dijo dónde iba?

>> no, estaba hablando

con alguien por teléfono

y en cuanto colgó, se fue.

no sé si se vaya a tardar,

señora.

roxana: gracias.

>> con permiso.

roxana: qué raro que no me haya

dicho nada.

¿será que fue a ver a daniel?

si se está portando

demasiado buena gente conmigo,

es porque algo oculta.

tengo que encontrar algo,

algún dato que me ayude a dar

con ese maldito infeliz.

juana: cuidado, vas muy bien.

ya pronto la voy a ver bailando,

¿o qué?

hortensia: ay, bueno.

y todo te lo voy a deber a ti.

te dedicas a mí mucho más

que a mi familia.

porque a ver, ¿dónde están

mis hijos y mis nietos?

juana: bueno, pues sus hijos

están trabajando.

y sus nietos pues...

hortensia: no, ya sé que están

muy chiquitos y si no los traen

sus papás, pues no pueden venir.

juana: sí.

hortensia: mis nueras

no me los van a traer.

uy, me caen tan gordas.

kathy es una descocada.

lo único que le importa

es verse muy guapa.

y virginia pues es una mustia.

ay, pobres de mis hijos.

qué mala suerte han tenido

con sus mujeres, de veras.

igual que yo con mi marido.

¿tú podrías ir al estudio

a ver si está ahí?

una vez...

me lo encontré encerrado

con fanny.

basta creer que me dijo

que él no sabía cómo se había

puesto el pasador.

él piensa que yo me la creí.

pero no soy tonta.

estos algo se traen.

juana: ¿quiénes?

hortensia: pues, ¿de quién

estamos hablando?

a ver.

juana: pues no sé.

a ver, dígame.

hortensia: ay, contigo

no se puede platicar,

se te olvida todo.

deberías de revisarte

la cabeza, mi hijita.

juana: sí.

francisco: no hay de otra.

o este imbécil me deja en paz

o vas a ver de lo que soy capaz.

>> ey, ey.

¿a quién busca?

francisco: a...

a darío.

>> ¿darío?

esa rata tiene un buen rato

que no se aparece por aquí.

¿quién sabe qué fue de él?

francisco: sí.

andrea: como que ya se tardó

jorge, ¿no?

le voy a marcar.

ay, ahí está.

ramón: lo sé todo.

¿es mío?

¿es nuestro, fabiola?

fabiola: sí.

ramón: dímelo, por favor.

dímelo.

fabiola: es tuyo.

vamos a tener un hijo tú y yo.

ramón: no sabes cuánto te amo.

soy el hombre más feliz

del mundo, ¿sabes?

fabiola: yo te amo a ti.

nunca dejé de amarte.

ramón: y yo tampoco, fabiola,

yo tampoco.

nunca más,

nada ni nadie me va a separar.

¿de acuerdo?

fabiola: francisco me tiene

chantajeada.

ramón: ey, yo lo sé,

ya me lo explicó jorge.

pero ya estamos juntos.

y juntos lo vamos a resolver.

¿está bien?

no sabes cómo soñaba

con abrazarte de nuevo.

te amo mucho, fabiola,

mucho.

jorge: ¿no me vas a regañar

porque le dije todo a ramón?

andrea: debería, pero no.

es el colmo, no sabes guardar

secretos.

fabiola: ¿y qué vamos a hacer?

ramón: no sé cómo pero tú no vas

a ir a la cárcel.

y francisco va a pagar

por todas las que ha hecho.

oye, fabiola.

que ya se mueve.

fabiola: [ríe]

mi amor, ¿cómo crees?

si apenas es muy chiquito,

es de este tamañito.

ramón: ¿de veras?

fabiola: sí, y va a ser niño.

ramón: ¿y cómo sabes

que va a ser niño?

fabiola: porque quiero que sea

igualito a ti.

ramón: ah, no, pues entonces

mejor que sea niña.

fabiola: ay, ¿por qué?

ramón: pues para que sea igual

de hermosa que tú.

prefiero que tenga tus ojos,

tus labios,

tu sonrisa tan encantadora

de diosa.

no sabes cómo soñaba

con volverte a abrazar,

con besarte.

con amarte.

te llevo tatuada en mi alma,

fabiola.

fabiola: ¿qué vamos a hacer?

ramón: pues lo primero,

evitar que estés con francisco.

fabiola: pero ¿a dónde me voy

a ir?

ramón: a donde no te encuentre,

fabiola.

tienes que desaparecer

de su vista, ¿de acuerdo?

jorge: ¿me perdonas

por haberle dicho a ramón?

fabiola: no solo te perdono.

voy a estar agradecida contigo

toda la vida.

gracias, a los dos, gracias.

andrea: ¿en qué han pensado?

ramón: pues evitar a toda costa

que--pues que vuelva a casa

de francisco.

andrea: estoy totalmente

de acuerdo contigo.

vente a la huerta con nosotros.

ramón: no, no, a la huerta no,

andrea, la va a encontrar

muy fácil.

tiene que ser un lugar pues,

que no tenga nada que ver

con ninguno de nosotros, ¿eh?

y pues creo que yo tengo uno.

jorge: ¿dónde?

ramón: ahí con benito.

yo tendría que hacer

unas guardias y pues

me ofreció una casita

ahí cerquita de su taller.

ese puede ser el lugar, fabiola.

andrea: ¿y dónde es eso?

jorge: es el taller mecánico

que está sobre la carretera

cuando sales de la huerta.

está muy cerca de nosotros.

pues, ¿qué esperamos?

vamos para allá.

ramón: ¿vamos?

fabiola: sí, vámonos.

luisa: ay, finito.

pase, pase.

finito: no, pero le traigo

una muy buena noticia, luisita.

luisa: [piensa] bueno sería

que me dijera que se suspende

la boda.

cuénteme.

finito: ¿se acuerda del salón

que me dijo que le gustaba

para la boda?

luisa: ajá.

finito: ya lo pagué.

para dentro de 15 días.

¿por qué llora?

luisa: de emoción, finito.

de emoción.

finito: ay, luisita,

luisita, luisita, venga, venga.

francisco: ¿fabiola?

¿fabiola?

ya se tardaron.

[celular]

fabiola: es francisco.

es francisco.

ramón: pues contéstale, amor.

fabiola: no, no, espera, espera,

espérate aquí.

ramón: lo más normal, ¿eh?

fabiola: ¿bueno?

francisco: ¿dónde estás?

fabiola: estoy en el cine

con andrea.

regresamos más tarde.

francisco: cuidadito

con lo que hablas.

fabiola: sí, sí, no--

no te preocupes.

ramón: bien, bien.

tranquila.

fabiola: me pone muy nerviosa

escuchar su voz.

ramón: pero eso ya pasó.

todo va a estar bien, ¿eh?

jorge: sí, vámonos.

de hecho, ya estamos cerca.

francisco: cómo se tarda.

>> el número que usted marcó

no está disponible o--

>> está chiquita pero tiene

lo necesario.

aquí van a estar bien.

ramón: no, está a todo dar.

muchas gracias.

>> acomódense pues.

mañana nos vemos.

fabiola: gracias.

ramón: morrilla, pues aquí nadie

nos va a encontrar.

fabiola: contigo me siento

segura en cualquier lugar, amor.

margarita: ¿y cómo te has

sentido?

porfirio: bien, bastante bien.

con energía y eso que he andado

en la calle.

he resuelto varias cosas.

digo, podría estar agotado

y no.

margarita: qué maravilla.

te quería decir que hoy

me quiero quedar en casa.

porfirio: sí, sí, claro, claro.

pero antes de colgar,

¿tú cómo has estado?

margarita: pues bien.

medio tristona pero ya

se me pasará.

cualquier cosa que se te ofrezca

me llamas.

porfirio: lo único

que se me puede ofrecer es

tu compañía.

pero ya me dijiste que no,

porque por otro lado me siento

de lo más bien.

que descanses.

margarita: tú también.

[timbre]

diego.

antonio: diego y yo venimos

a decirte algo.

diego: sí, que mi papá

está muy triste por que ya

no eres su novia.

y no me gusta ver a mi papá

triste, ¿se podrían conciliar

otra vez?

margarita: ¿y tú?

¿tú crees que nos podríamos

llevar como nos llevábamos

antes?

diego: sí, si eso le hace

ser feliz a mi papá, pues sí.

antonio: ¿me perdonas por ser

tan bruto?

margarita: te perdono.

ramón: ahí empecé a trabajar,

¿eh?

y como el taller es de 24 horas,

pues ya empiezo esta noche.

valente: no, pues qué bien,

mi compa.

qué bueno que ya tienes trabajo.

y ya sabes, ¿eh?

ramón: no, claro que sí.

valente: órale.

gracias por avisar.

ramón: órale.

listo, morrilla.

ya tengo mi coartada lista

por si se llega a ofrecer, ¿eh?

fabiola: ¿tú crees

que francisco me busque?

ramón: pues mira, cuando se dé

cuenta que no vas a regresar,

pues te va a buscar conmigo,

con mi jefa, con andrea,

con todos.

fabiola: bueno, tal vez no

lo haga.

tendría que explicar

muchas cosas y no le conviene.

a menos que...

que ya se decida a demandarme.

ramón: mañana buscamos

a margarita a primera hora

para que se haga cargo,

¿te parece?

fabiola: sí.

ramón: ahora pues solamente

quiero pensar que estamos juntos

otra vez.

juntos para siempre.

sofía: eh, ¿está ramón?

valente: no.

sofía: ¿lo puedo esperar?

valente: no creo que tenga caso.

me acaba de hablar

para decirme que no va a venir

a dormir.

sofía: necesito que me ayudes

a que regrese.

valente: no creo que quiera.

además ya consiguió trabajo

a la salida de toluca.

sofía: por favor, valente,

ayúdame, el taller se va a ir

a pique sin él.

dame la dirección de su trabajo,

por favor.

valente: no me la sé, sofía,

no me la sé.

y si me permites un consejo,

no pierdas tu tiempo.

no creo que ramón quiera volver

contigo, ¿eh?

sofía: pues ahórrate

tus consejos.

valente: y con ese carácter

menos.

[celular]

¿qué hubo, benito?

sale, órale, ahí te veo

en el paisa, va.

ramón: no sabes cómo extrañaba

tus labios.

fabiola: y yo tus besos.

y tus caricias.

julio: buenas noches.

juana: ay, buenas noches,

don julio.

julio: juana, juana.

juana: don julio.

julio: ¿qué te preocupa?

supongo que mamá está dormida,

¿no?

juana: pues sí, pero ¿y qué tal

que nos sorprende?

si de por sí trae toda

la cabeza revuelta, imagínese.

ve eso y no, hombre.

julio: y le digo que somos

novios y ya.

al cabo que ahora le caes

muy bien.

juana: pues sí, pero con eso

caería de su gracia luego luego.

y para qué quiere.

julio: está bien, está bien,

mujer, no digo nada.

ya vete a descansar.

yo me quedo con ella.

mañana temprano paso por ti

para irnos a la huerta,

como quedamos.

¿les avisaste ya?

juana: ay, no.

se me pasó.

pero ahorita llegando a la casa

les aviso, ¿eh?

hasta mañana.

ramón: ¿sabías que mis noches

en soledad

pues recorría tu cuerpo

con mi mente, corazón?

y te sentía así como te siento

ahora, ¿sabes?

fabiola: qué exagerado eres,

amor.

ramón: no, pero pues no exagero.

es la verdad, amor.

eres una diosa.

yo te llevo tatuada en mi piel.

fabiola: y yo a ti.

solo recordándote es que podía

sobrevivir.

ramón: eso ya pasó.

estamos juntos ahora y nunca más

vamos a separarnos, amor.

vamos a estar juntos siempre,

toda la vida.

y nuestro niño

va a ser feliz con nosotros.

¿eh?

fabiola: sí.

ramón: te amo, fabiola.

fabiola: yo te amo a ti.

[música]

[música]

>> ¿qué hay, palomo?

está todo, ¿eh?

¿y esto?

>> ahí guárdamela.

>> no, no, no inventes, palomo.

>> no le hagas de tos.

eso es pago aparte.

>> ¿con merca o con billete?

fabiola: ¿hasta cuándo me va

a dejar de llamar francisco?

ramón: cuando se dé cuenta

que no vas a regresar,

tendría que parar, amor.

[celular]

fabiola: ahí está otra vez.

ramón: es andrea, ¿qué pasó?

contéstale.

fabiola: ¿nena?

¿qué pasó?

andrea: me llamó francisco

para preguntar por ti

y le dije que ya te habías ido

para su casa.

per obvio no me creyó.

fabiola: a mí no me ha dejado

de llamar.

andrea: mientras no

le contestes, no pasa nada.

¿están bien?

fabiola: sí, muy bien.

andrea: mañana va a venir

juana y mi tío julio.

ni se les ocurra venir

para acá, ¿ok?

fabiola: no, no, ¿cómo crees?

no pienso salir de aquí

hasta que no se compongan

las cosas.

ramón va a ir a buscar

a margarita temprano.

andrea: está bien.

yo mañana voy a desayunar

contigo.

que descansen.

fabiola: gracias, nena,

igualmente.

ramón: ¿qué pasó?

andrea: mi amor, francisco

ya sabe que no estoy con andrea.

seguramente me está buscando.

ramón: bueno, pues tranquila,

corazón, mira.

vamos a hacerle frente juntos.

tranquila.

estoy contigo.

fabiola: te amo.

¿qué hora es, amor?

ramón: son las cinco

de la mañana.

pero pues tú sigue durmiendo.

fabiola: ¿y por qué te vas a ir

tan temprano?

ramón: pues porque...

quiero ir a mi casa, cambiarme.

ir con margarita y pues luego

volver para chambear

con don piño.

apenas me va a dar tiempo, amor.

fabiola: ¿me llamas, por favor?

ramón: yo te llamo.

cuídate mucho.

fabiola: sí.

ramón: te amo.

fabiola: y yo a ti.

ramón.

ramón: ¿qué pasó, amor?

fabiola: júrame que esta vez

vas a volver.

la vez que nos despedimos

para encontrarnos en el registro

civil ya nunca nos volvimos

a ver.

ramón: fabiola, eso no va

a volver a pasar.

todo va a estar bien, morrita.

fabiola: ¿me lo juras,

por favor?

ramón: te lo juro.

pase lo que pase, fabiola,

no dudes en llamarme.

fabiola: y tú lo mismo,

por favor.

ramón: no llores, te amo.

fabiola: yo a ti.

margarita: buenos días.

porfirio: buenos días.

margarita: ¿listo para irnos?

porfirio: sí.

solo tomo mi chamarra.

margarita: muy bien.

porfirio: te veo muy contenta.

¿pasaste buena noche?

margarita: me reconcilié

con antonio.

porfirio: ah, qué bien.

margarita: anoche llegó

con diego y los dos se portaron

de lo más lindo.

diego me dijo que mientras vea

feliz a su papá, ya no

le importa que ande con él.

porfirio: mira nada más

qué niño tan listo.

¿y antonio qué te dijo?

margarita: pues que era

un tonto, que lo perdonara.

porfirio: me alegro.

bueno, vamos a probar suerte.

margarita: vamos.

ramón: ¿qué onda, dalia?

dalia: ¿qué onda?

¿por qué no llegaste anoche

que no te escuché?

ramón: no, pues no llegué

a dormir.

dalia: ¿y eso por qué?

ramón: pues que ya conseguí

chamba por la salida de toluca.

y como damos servicio

las 24 horas, pues me tocó

hacer guardia pues.

dalia: pero eso quiere decir

que ya no vas a regresar

a ramson.

ramón: no, por supuesto que no.

pues ya me voy, nada más vine

a cambiarme.

te veo después.

dalia: que te vaya bien.

ramón: gracias.

andrea: buenos días.

te traje de desayunar.

como no sabía si tenías

dónde calentar, solo traje

fruta, yoghurt, granola

y pancitos.

fabiola: ay, gracias.

andrea: oye, ¿cómo pasaste

la noche?

fabiola: ay, bueno pues,

por un lado muy feliz de estar

con ramón y por el otro

pues muy angustiada

porque no sé qué vaya a hacer

francisco.

andrea: ya nos enteraremos.

por ahora disfruta a ramón.

también te traje ropa

para que te puedas cambiar.

fabiola: ay, gracias.

andrea: ¿no te ha vuelto

a llamar francisco?

fabiola: no, no, desde anoche

no me ha vuelto a llamar.

[celular]

ay, no, es ramón.

mi amor, ¿cómo vas?

ramón: bien, morrilla,

pero pues no puedo localizar

a margarita por teléfono.

me voy a lanzar para su casa,

¿eh?

¿tú cómo estás, amor?

fabiola: bien, mi amor,

estoy aquí con andrea.

me trajo de desayunar.

ramón: ah, qué bueno, corazón,

oye, ahí viene el pecero, ¿eh?

te voy a dejar, te amo.

fabiola: yo también te amo

como a nadie en el mundo.

julio: buenos días, luisa.

luisa: buenos días.

julio: qué bueno que llegas

porque me tengo que ir a bañar.

mamá sigue dormida.

julia: está bien, vaya

sin pendiente.

julio: gracias.

luisa: ah, qué tonta.

no se lo entregué.

[timbre]

rebeca: buenos días, luisa.

luisa: buenos días,

¿qué se le ofrece?

rebeca: quería que me permitiera

ver si no dejé aquí

mi credencial de lector.

no la encuentro y pues creo

que la dejé aquí.

luisa: ah, pues sí, claro, pase.

rebeca: bueno, voy a ver

si la dejé en el cuarto

de huéspedes.

luisa: ah, sí.

rebeca: ah, ahí estaba.

qué suerte, porque volverla

a sacar es un gorro.

¿y cómo va la señora hortensia?

luisa: pues mejorando.

ya camina y toda la cosa,

pero de la cabeza sigue malita

y yo soy la que paga el plato

porque me confunde

con quién sabe quién.

ay, me tiene mala voluntad.

rebeca: ¿y sus nietas?

¿la vienen a ver muy seguido?

luisa: uy, no.

hace un buen que ni se aparecen

por aquí.

pues andrea porque se fue lejos

de la ciudad con jorge.

y fabiola desde que francisco

ya no atiende a la señora,

pues tampoco viene.

rebeca: ay, qué ingratas.

luisa: lo bueno es

que como doña hortensia vive

en su mundo y cree que son

niñitas, pues ni le afecta.

rebeca: bueno, la dejo.

mucho gusto en saludarla, luisa.

luisa: sí, igualmente.

rebeca: permiso.

[música]

[música]

fredesvinda: qué bendición

que vayan a trabajar

en el mismo lugar.

está claro que ustedes están

destinados a estar juntos.

aunque claro, preferiría

que trabajaran en otra cosa.

eso de las funerarias

a mí no me gusta nada.

benito: ay, mamá, ya ni empieces

con tus cosas porque de por sí

ando bien "freakeado".

adalgisa: ya te dije que es

un trabajo común y corriente.

benito: ¿común y corriente?

al cabo uno anda metiendo

muertos en bolsas

todos los días, ¿no?

a ver si no me desmayo.

adalgisa: bueno, voy a lavarme

los dientes y nos vamos.

permiso.

fredesvinda: échale valor,

mi hijito, estoy de acuerdo

contigo que no es el mejor

trabajo pero necesitamos

el dinero.

te viste con la flaca esa,

¿verdad?

de veras ya ni la haces,

¿qué tal si adalgisa se entera

que anduviste con esa?

capaz que termina contigo.

y entonces sí, me matas

de un coraje.

benito: mamá, te estás

imaginando cosas.

fredesvinda: ay, ¿qué?

yo veo cosas, no me las imagino.

benito: pues viste mal.

porque no me vi con luisa.

fredesvinda: no me la menciones

que de puro coraje

me puede dar un soponcio.

adalgisa: ¿nos vamos?

benito: sí, déjame también

me lavo los dientes y nos vamos.

gracias, mamita.

estuvo muy bueno el desayuno.

fredesvinda: qué bueno

que te gustó, mi hijito.

rebeca: voy saliendo

del edificio.

fabiola no ha venido para acá.

lo averigué con luisa

que está cuidando a doña

hortensia y con el portero.

no la han visto.

francisco: está bien, gracias.

rebeca: ¿y cuándo nos vemos?

francisco: yo te aviso.

rebeca: pero es

que me prometiste que--

francisco: rebeca, por favor.

primero déjame encontrar

a la estúpida de mi mujer

y luego hablamos, ¿sí?

si el imbécil de ramón

no está aquí, es porque se largó

con fabiola.

dalia: sofía no viene hoy

y la neta no tengo

para sus rayes.

>> no la friegues, dalia,

no nos podemos ir sin cobrar.

dalia: pero no la agarres

contra mí, no es mi culpa.

>> sí, ya sé, pero no se vale.

por eso uno chambea toda

la semana.

¿para que nos salgan con eso?

ni que viviéramos del aire.

dalia: bueno, ya, ni modo.

se les pagará el lunes.

>> a buena hora se fue ramón.

él sí era bien derecho

con nosotros.

pero bueno, ¿qué se va a hacer?

sofía: ramón.

ramón: mi amor, ¿qué te pasa

pues?

no vine a buscarte a ti, sofía.

sofía: pero...

yo pensé que valente te había

dado mi recado.

ramón: sí, sí, pues sí me lo dio

pero todavía no sé cómo quieres

que te diga que no quiero saber

nada de ti, ¿eh?

no me interesa.

sofía: ramón.

tú no me vas a dejar, ramón.

ramón: ¿por qué no quieres

entender que ya se acabó

lo nuestro pues, eh?

ya no quiero tener nada

que ver contigo, sofía.

ni de trabajo ni en lo personal,

entiéndelo.

sofía: no puedes haber olvidado

lo que sentías por mí.

ramón: si algún día sentí algo

por ti, pues ya no.

amo a fabiola y con ella voy

a hacer mi vida.

sofía: no digas tonterías,

¿cómo?

si fabiola está casada.

ramón: ya no está con francisco.

parece que margarita no está.

nos vemos.

fabiola: ¿y cómo va la huerta?

andrea: no hemos podido

determinar qué sustancia

le echaron a la cosecha.

hay que llevar a que analicen

la tierra pero no hemos tenido

ni tiempo ni dinero.

[celular]

fabiola: ¿qué pasó, mi amor?

ramón: no, pues no encuentro

a margarita por ningún lado,

amor.

o trae apagado el celular,

no tiene señal, no sé,

pero pues siempre me manda

a buzón, corazón.

fabiola: ¿y ya fuiste a su casa?

ramón: sí, pero pues no hay

nadie.

fabiola: bueno, no sé, tal vez

se fue de fin de semana.

ramón: sí, pues igual, ¿eh?

pero yo voy a seguir

insistiendo, por lo pronto

ya voy de regreso, ¿eh?

me voy para el taller

y cuando salga, me voy contigo,

amor.

fabiola: sí, mi amor.

te voy a estar esperando.

te amo.

que no encontró a margarita.

andrea: no te preocupes.

en algún momento tendrá

que aparecer.

fabiola: pues sí, eso sí.

andrea: bueno, ya me voy

porque juana y mi tío julio

ya deben de estar por llegar.

fabiola: bueno, gracias, nena.

vete con cuidado, por favor.

andrea: sí.

sofía: luz de la vela

que brilla, muéstrame tu fuerza.

entra en su pensamiento.

haz que piense en mí

mientras que este amarre

se mantenga hecho.

[llaman a la puerta]

¿está buscando a fabiola?

francisco: ¿cómo sabes?

sofía: porque ramón estuvo aquí.

y la mencionó.

francisco: eso quiere decir

que está con él.

o por lo menos sabe dónde está.

sofía: bueno, no me lo dijo.

pero pues es de suponerse, ¿no?

francisco: estoy en deuda

contigo.

sofía: con que evites

que estén juntos, me doy

por bien servida.

francisco: dalo por hecho.

Cargando Playlist...