null: nullpx
Cargando Video...

Enamorándome de Ramón Capítulo 64

12 Jun 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta...

sofía: ¿y a ti cómo te ha ido?

ramón: no, pues, mal.

fui a la casa donde vivía

y, pues, ya habían rentado

el cuarto.

sofía: uy, qué mal,

¿y dónde estás viviendo ahora?

ramón: pues, en casa de

mi madrina otra vez.

¿sabes quién está también ahí?

sofía: no, no sé quién.

ramón: pues, del valente,

mi amigo, el de tijuana.

sofía: ay, qué buena onda.

ramón: ajá.

oye, y...

pues, ¿tú qué vas a hacer o qué?

¿qué piensas hacer?

¿te vas a regresar para tijuana

o...

sofía: no.

no, no tengo a nadie allá,

me quiero quedar acá.

y, bueno, yo quería hablar

contigo, quiero que me ayudes

a poner un negocio.

quiero--quiero poner

un taller mecánico.

ramón: ¿quieres que pongamos

un taller mecánico?

sofía: sí.

¿no se te hace una buena idea?

ramón: ¿y el dinero?

¿de dónde lo vamos a sacar?

sofía: ah, no te preocupes,

yo tengo.

ramón: no, no, no, no, sofía,

yo no quiero broncas.

ese dinero, pues,

es de procedencia--

sofía: no, no, no, no, no,

no es mal habido,

cuando detuvieron a mi papá,

pues, le confiscaron todo.

el dinero que tengo es

la herencia que mi mamá me dejó.

mis abuelos eran gente

con mucho dinero, ramón.

te--te lo juro, te lo juro,

no tengo por qué mentirte,

te lo puedo comprobar si quie--

ramón: no, no, no hace falta,

yo te creo.

pero...pero, pues, ¿por qué

un taller, sofía?

sofía: bueno, porque, pues,

tú le sabes a eso

y yo estoy segura

que yo no podría encontrar

un socio mejor que tú.

además, juntos podemos

salir adelante, ramón.

ramón: [suspira]

sofía: ¿qué dices?

ramón: no sé.

suena...

a que lo quieres hacer

para que sigamos juntos.

sofía: [suspira]

mira, ramón,

no voy a negar que tenerte cerca

me hace muy feliz,

pero, en este caso,

de lo que estamos hablando

es de poner un negocio.

ramón: ajá.

sofía: en el que los dos

salgamos ganando.

ahora que, bueno, si no quieres,

pues, busco otro socio

más bueno y, pues, mucho más

guapo que tú.

ya, ¿qué dices?

ramón: ah, camarón, pues.

le entro.

sofía: [ríe]

ramón: me encanta.

>> ¿qué es lo que quiere

hablar conmigo?

¿va a ofrecerme más dinero?

>> no, no.

le pedí que viniera

para decirle que no tengo

nada que ver con el soborno.

>> ¿y por qué le voy a creer?

si todo lo acusa.

>> ese correo no lo envié yo.

alguien está tratando

de perjudicarme.

seguramente, es la persona

de su despacho

que me dio la información

de cómo nos iban a demandar.

>> ¿qué interés va a tener

margarita en eso?

>> ¿margarita?

no, no, yo no conozco

a ninguna margarita.

>> ¿no fue ella

la que lo contactó?

>> no.

>> ¿no?

¿quién me traicionó?

>> verónica sahagún.

andrea: mm...qué rico huele.

¿qué hiciste de comer?

juana: pues, nada, chula,

vamos a comer lo que quedó

de ayer porque no me dio tiempo

de hacer nada por ir

a ver a fabiola.

andrea: supongo que le diste

una buena regañada

por haberse casado a lo loco

con francisco.

juana: no, mi hija, pues,

ya, ¿para qué?

ya, lo que hizo, ya--ya no tiene

remedio.

nomás quería ver cómo estaba.

andrea: ¿y cómo está?

juana: pues, necia.

pensando que hizo muy bien

en casarse con francisco

y--y quiere que le dé

su dinero.

andrea: ¿y qué vas a hacer?

juana: pues, dárselo.

pues, es suyo.

andrea: ay, no.

yo que tú, no le daba nada.

cuando se iba a casar

con ramón, ella nunca

te pidió un centavo.

y ahora, qué curioso, que se va

a casar con francisco,

sí te lo pida.

juana: me dijo que se va a ir

a vivir a canadá.

y, pues, como ya ninguna

de las dos va a vivir aquí,

pues, ya, mejor le doy

a cada una lo que le toca

y--y ya, que cada quién haga

lo que--lo que quiera

con su dinero.

andrea: ay, yo no quiero que

me des nada.

si me voy a chile

es para terminar mis estudios,

nada más.

juana: pero, pues, por lo que

dijo jorge,

te vas a quedar ahí a pasear.

andrea: no le hagas caso.

no sé de dónde sacó eso de que

me iba a quedar para siempre.

juana: ¿de veras?

andrea: ay, claro.

cómo crees que te iba a dejar

solita, ¿eh?

juana: ay, mi chula.

no sabes qué feliz me hace.

andrea: [ríe]

>> parece que darío chupó faros.

>> a ver, ¿cómo?

>> sí.

>> él y la chava, con la ayuda

de alguien,

se le escaparon a darío.

él los persiguió

en la camioneta.

y el muy bruto,

se salió del camino.

>> ah, no...

>> parece que se petateó.

por eso no contestaba.

>> pues, todo nos salió mal,

¿no?

>> y todo por culpa de ramón.

el canijo tiene más vidas

que un gato, las libra todas.

mira, con--con tantito,

con tantito que hubiera

aparecido después,

le hubiéramos podido sacar

la lana a su jefa.

>> no.

me late que salimos

bien librados.

[música]

[música]

osvaldo: ay, cosa,

¿letreritos de amor?

jorge: ya no estés fregando.

¿vas a salir?

osvaldo: sí.

ah, y le dices a mi papá

que no voy a llegar

a dormir, ¿eh?

jorge: no, pues, dile tú.

¿para qué regresaste

si te la pasas fuera?

osvaldo: pues, es lo mismo que

yo me pregunto.

que se me hace que mejor

me regreso a vivir

con francisco.

jorge: [ríe]

no creo que te reciba.

ya está viviendo con fabiola.

osvaldo: órale, con la prima.

vaya, qué rápida.

el mecánico la deja plantada,

rápido va a consolarse

con francisco.

jorge: se casaron.

osvaldo: ¿qué?

anoche me entero que mi papá

anda con una criada,

¿y que ahora fabiola

se casó con francisco?

tú con qué me vas a salir bro,

¿eh?

[ríe]

jorge: [suspira]

con que llevo toda la vida

enamorado de andrea.

porfirio: ¿qué pasó?

¿la encontraron?

>> no.

su papá dijo que no sabía

dónde estaba.

suponía que estaba trabajando.

[buzón de voz] "el teléfono

que usted marcó,

está apagado

o fuera del área de servicio".

porfirio: no contesta.

lo más seguro, es que ya sepa

que la descubrimos

y se está escondiendo.

>> terminaremos dando con ella.

eso delo por hecho.

vamos a montar una guardia

aquí en su domicilio

y en todos los sitios

que frecuenta.

nosotros lo mantendremos

al tanto.

porfirio: gracias.

buenas noches.

>> buenas noches.

antonio: vengo a darle

las buenas noches a diego.

roxana: lo siento, pero no

te quiere ver.

antonio: ¿ah, sí?

pues, que me lo diga él.

roxana: como quieras.

antonio: hola, campeón.

oye, ¿es cierto que no

me quieres ver?

diego: es cierto que no

te quiero ver.

roxana: ¿algo más?

es lo menos que te mereces.

fabiola: mi abuela fue a verme

a la oficina.

francisco: ¿ah, sí?

fabiola: ajá.

francisco: ¿y qué tal? ¿también

está molesta de que

nos hayamos casado?

fabiola: [niega]

no, al contrario.

fue a felicitarme.

francisco: vaya.

me alegro por ti.

fabiola: pues, sí, por fin,

alguien que me comprende, ¿no?

mm.

la que también me fue a ver...

es juana.

francisco: ¿para rogarte

que perdonaras a su hijo?

fabiola: no.

solo quería saber cómo estaba

y--y aproveché para pedirle

que me diera la parte del dinero

que me dejaron mis papás.

francisco: ¿y qué te dijo?

fabiola: que sí.

sí me lo va a dar.

francisco: ¿y--y cómo--cómo es

que fue que se te ocurrió

pedírselo?

fabiola: pues, porque es mío.

y si nos vamos a ir a canadá,

lo vamos a necesitar.

francisco: sí.

no sabes el gusto que me da

oírtelo decir.

no por el dinero,

claro, es que nunca

me ha importado.

si no porque estás pensando

en lo que juntos

vamos a construir.

ramón: me pidió sofía

que nos asociáramos

para poner un taller mecánico.

valente: oye, qué buena onda.

ramón: sí, pero, pues, no sé

si hice bien en aceptar.

valente: ¿por qué no?

ramón: pues, porque no quiero

que confunda las cosas.

valente: pero, pues,

no te está pidiendo

que te cases con ella.

solo que monten un taller y ya.

ramón: pues, sí, pero, pues,

yo sé lo que siente por mí.

ay, yo no quiero que piense

que me quiero aprovechar

de la situación.

valente: muy fácil.

díselo.

ramón: lo he hecho, valente.

y de todas las maneras habidas

y por haber, créeme.

o sea, lo que menos quiero,

es que se ilusione.

valente: pues, si ya se lo

dijiste tan claro, si lo hace,

pues, no es culpa tuya.

ramón: yo sé lo que es sufrir

por alguien.

valente: ¿tan mal te tiene

lo de fabiola?

ramón: me tiene deshecho.

no sabes lo que fue verla

al lado de ese tipo.

no sé como...

pues, como pudo cambiarme

por él.

[música]

[música]

sofía: hola, buenas noches.

quería informes sobre un local

que están rentando.

>> claro que sí.

el local tiene 800 metros

cuadrados,

cuenta con todos sus servicios;

agua, luz y teléfono.

sofía: ah.

perfecto, me gustaría verlo

mañana, ¿es posible?

>> sí.

¿le parece a las nueve?

sofía: perfecto.

ahí lo veo, ¿con quién

tengo el gusto?

demetrio: demetrio beltrán,

para servirle.

sofía: mucho gusto.

me llamo sofía vásquez.

lo veo mañana a las nueve.

gracias.

margarita: antonio.

antonio: ¿me invitas a pasar?

margarita: claro, pásale,

por favor.

antonio: gracias.

diego me dijo que no quería

verme.

margarita: roxana lo está

manipulando.

era de esperarse.

antonio: pues, lo logró.

no quiero perder a mi hijo.

margarita: no lo vas a perder.

deja que diego entienda

lo que está pasando.

él sabe que lo quieres.

que cuenta contigo.

roxana no va a poder seguir

manipulándolo eternamente.

antonio: siempre tienes

las palabras correctas

para hacerme sentir bien.

margarita: ¿ya cenaste?

antonio: no.

margarita: ¿se te antoja...

un spaghetti a la boloñesa?

antonio: mm, me encanta la idea,

pero ¿en qué te ayudo?

margarita: tú ve abriendo

una botella, mientras

yo preparo la cena, ¿sí?

antonio: bueno.

margarita: ¿sí?

[timbre]

antonio: ¿esperas a alguien?

margarita: eh, no.

¿puedes abrir, por favor?

antonio: claro.

margarita: gracias.

porfirio: buenas noches.

antonio: buenas noches.

porfirio: ¿está margarita?

margarita: no tienes nada

que hacer aquí.

tu demanda la voy a responder

en el juzgado.

porfirio: vine a pedirte que

me perdones por haberte

inculpado.

voy a retirar la demanda

que levanté contra ti.

la culpable es verónica,

ella vendió la información.

margarita: con que la dulce

verónica resultó ser un lobo

con piel de cordero.

cómo te tardaste

en darte cuenta.

en cambio, a mí, me inculpaste

a la primera.

no te importaron todos los años

de amistad, de cariño,

de solidaridad.

porfirio: perdóname, por favor,

hizo las cosas de tal modo,

que todo te inculpaba.

margarita: ¿y preferiste

creerle a ella?

¿y no a mí?

porfirio: estoy muy avergonzado.

margarita: pues, lo siento.

tus disculpas llegaron

demasiado tarde.

[suspira]

abrázame, por favor.

abrázame.

julio: buenas noches.

jorge: hola, pa.

julio: ¿has sabido algo

de tu hermano?

jorge: sí.

vino, se cambió

y se volvió a ir.

julio: pero ¿qué se cree?

¿que esto es un hotel?

jorge: a ver, ¿a mí

qué me dices?

díselo a él.

ya me voy a dormir.

julio: [marca]

[tono de llamada]

[celular]

emilia: no, no contestes.

osvaldo: puede ser algo urgente.

bueno.

julio: ¿qué pasa contigo?

mi casa no es hotel,

si quieres vivir aquí,

hay reglas que tienes

que cumplir.

por lo menos, pudiste haberme

llamado para avisarme

que no ibas a llegar.

osvaldo: no quise interrumpirte.

me imaginé que estarías ocupado

con tu amorcito.

julio: mucho cuidado

con lo que dices.

¿dónde estás?

osvaldo: con unos amigos.

y de una vez te aviso,

que tampoco voy a llegar

a dormir, ¿eh?

emilia: ¿siguen los problemas

con tu papá?

osvaldo: ¿con qué crees que

me salió ahora?

anda de novio con la sirvienta

de mis primas.

emilia: [resuella]

¿con la sirvienta?

osvaldo: sí.

emilia: tu papá es todo un caso,

¿eh?

pero, no es asunto nuestro,

¿no?

ven acá.

osvaldo: [ríe]

porfirio: [suspira]

margarita.

[celular]

antonio: ¡margarita!

está sonando el teléfono.

margarita: ¿puedes contestar,

por favor?

antonio: bueno.

porfirio: [piensa] se quedó

a dormir con ella.

buenos días, habla porfirio.

¿puedo hablar con margarita,

por favor?

antonio: se está bañando,

¿quieres que le dé algún recado?

porfirio: no, no.

solo dile que le llamé.

están juntos otra vez.

[celular]

bueno.

agente: licenciado rodríguez,

habla el agente ayala.

ya llegó el informe

de la policía cibernética.

porfirio: ¿y qué encontraron?

agente: todo implica

a la señorita verónica sahagún.

tienen hasta los montos

que recibió

por la información que les dio.

al parecer, tiene intenciones

de irse porque al rastrear

las operaciones de sus cuentas,

compró un boleto para panamá.

sale hoy mismo.

porfirio: debí habérmelo

imaginado.

agente: estoy por salir

hacia el aeropuerto.

estamos a tiempo de detenerla.

porfirio: perfecto.

allá nos vemos.

juana: ¿ya se va?

julio: sí, ¿por qué?

juana: es que quería ver

si me podía acompañar a ise.

julio: ¿a ise para qué?

juana: es que fabiola me pidió

su dinero.

y quiero darle la parte

que le toca, tanto de

las acciones, como del dinero

que está en el banco.

julio: ¿có--cómo que te pidió

el dinero?

juana: pues, sí, dice que

se va a ir a vivir a canadá--

julio: se puede ir al fin

del mundo si quiere,

pero, no--no quiere decir

que tengas que darle todo

su dinero.

juana: pero, pues, ¿por qué no?

pues, si es suyo.

julio: es que es una muchacha

tonta e inmadura.

si no puede manejar

su propia vida,

¿qué va a saber manejar

el dinero?

va a terminar botándolo.

juana: pues, sí, don julio,

pero ¿yo qué puedo hacer?

el dinero es de ellas.

¿me acompaña?

julio: en este momento,

no puedo, no.

juana: bueno, ¿y cuándo podría?

julio: eh, yo te aviso,

pero no creo que pueda ser

esta semana.

nos vemos.

[música]

[música]

porfirio: no te vas a salir

con la tuya, verónica.

así tenga que ir a panamá

por ti,

vas a pagar por lo que hiciste.

te burlaste de mí.

pusiste en entredicho

mi despacho.

provocaste que margarita

me despreciara.

no te lo voy a perdonar.

antonio: necesito cerrar lo de

mi divorcio.

no quiero seguir atado

ni un minuto más

a roxana.

margarita: hoy mismo

me hago cargo.

antonio: y lo de la custodia

de diego.

margarita: es muy difícil

que el juez considere

el asunto de las pruebas

de adn para que el quiten

la custodia.

pero, podríamos utilizar eso

para presionarla.

antonio: no la voy a mandar

a la cárcel, margarita,

ya lo hablamos.

margarita: lo sé, lo sé,

solamente, sería para conseguir

un acuerdo extraoficial.

antonio: bueno, eso no está mal.

margarita: [afirma]

necesitas pedirle

al doctor que te dé

los resultados que alteró.

antonio: no, no creo que

se niegue.

de hecho, me lo ofreció.

ah, por cierto,

cuando te estabas bañando,

te llamó porfirio.

margarita: ¿y qué quería?

antonio: pues, solo que te

dijera que te llamó.

margarita: ¿y por qué no

entiende que no quiero saber

nada de él?

antonio: ¿de verdad no quieres

saber nada de él?

margarita: nada.

es que no le puedo perdonar

que sabiendo quién soy,

haya dudado de mí.

[suspira]

adalgisa: buenos días.

benito: buenos días.

adalgisa: ¿por qué no me miras

a los ojos?

que no te dé pena.

lo de anteayer fue

un accidente,

aunque, tengo algo

que confesarte.

anoche soñé contigo.

¿quieres saber qué?

[suspira]

[diálogo inaudible]

benito: ah, caray.

adalgisa: qué sueño tan raro,

¿no?

¿qué querrá decir?

benito: no sé, pero,

voy a darme un baño

porque--porque me dio

mucho calor.

[suspira]

julio: ¿se puede?

fabiola: ¿vienes a regañarme,

como todos?

¿o a felicitarme,

como mi abuela?

julio: digamos que,

a brindarte mi apoyo.

fabiola: pues, gracias, tío.

julio: juana me dijo que

le pediste tu dinero.

fabiola: sí.

¿qué tiene de particular?

es mío, ¿no?

julio: sí, sí, claro,

no te lo discuto,

pero, me preocupa que no sepas

cómo manejarlo.

fabiola: no tienes de qué

preocuparte, tío.

entre francisco y yo

lo vamos a hacer.

julio: eso es lo que más

me preocupa.

soy tu tío y me gustaría

seguir velando

por tus intereses.

fabiola: ajá.

julio: incluso, por sobre

tu marido.

fabiola: ¿acaso estás dudando

de francisco?

julio: mira, sobrina, cuando uno

se casa, piensa que todo

es miel sobre hojuelas,

pero no es así.

las cosas tienen que estar

muy claras.

sobre todo, en asuntos

de dinero.

por lo que te quiero proponer

que sea yo quien te asesore

como lo hago con juana.

fabiola: tío, te agradezco

muchísimo tus intenciones,

pero, pues, la verdad es que,

no te necesito.

julio: tú sabrás.

espero no tener que decirte

nunca,

"te lo dije".

no te quito más tu tiempo.

fabiola: [suspira]

>> [jadea]

rulo: se me hace que ya van

a rentar el local de aquí

enfrente, ¿eh?

>> ¿y tú cómo sabes?

rulo: porque hace rato

vi al dueño hablando

con alguien.

¿qué irán a poner?

>> ah, pues, ¿quién sabe?

mucho tiempo lo usaron

como bodega.

igual y lo mismo.

antonio: vi salir a julio.

¿a qué vino?

fabiola: como se enteró que

le pedí mi dinero a juana,

me vino a ofrecer su asesoría.

antonio: espero que le hayas

dicho que no.

fabiola: fue exactamente

lo que hice.

antonio: bueno, ¿y--y para qué

le pediste tu dinero a juana?

fabiola: tío, pues, no veo

por qué tenga que manejarlo ella

si lo puedo hacer yo.

¿o tú qué piensas?

antonio: si te digo lo que

pienso, no te va a gustar.

así que, mejor me quedo callado.

fabiola: ya, tío, por favor.

no seas así, dime.

antonio: de acuerdo.

si quieres saber qué es lo que

pienso, te lo voy a decir.

fabiola.

estás haciendo muchas tonterías.

de buenas a primeras,

te vas a vivir con ramón.

decides que te vas a casar

con él.

y con quién terminas casándote,

es con francisco.

y ahora le pides tu dinero

a juana.

cuando decidiste venir

a trabajar aquí,

me pareció un acto de madurez

de tu parte.

pero, lamentablemente,

te has encargado de demostrar

todo lo contrario.

pero, bueno.

en fin.

tú sabrás.

lo único que te digo es que,

si el dinero no se cuida,

se va como el agua.

francisco: deudas, deudas

y más deudas.

y yo con una esposa millonaria.

algo tengo que hacer

para sacarle el dinero.

[celular]

agustín, ¿qué pasó?

agustín: ¿tú conoces a

la señora juana lópez ortiz?

francisco: sí, claro.

es la sirvienta de fabiola.

agustín: ¿la sirvienta?

francisco: sí, ¿por qué?

agustín: a ver, no puede ser.

es una de nuestras

inversionistas de ise.

el día que la conocí,

parecía una mujer

muy distinguida.

francisco: [ríe]

¿distinguida, juana?

no, ¿cómo crees? ¿de dónde?

no es más que una sirvienta.

agustín: a ver, entonces,

¿de dónde sacó dinero

para invertir en ise?

francisco: del seguro de vida

que dejaron mis suegros.

ella fue la beneficiaria,

le dejaron un millón de dólares,

ya te lo había dicho.

agustín: ah, caray.

francisco: ¿quién sabe dónde

tenían la cabeza?

agustín: ¿sabías que le va

a traspasar la mitad

de las acciones a tu esposa?

jorge: "me enamoré de ti,

no sé cómo,

no sé cuándo,

no sé dónde,

pero, lo hice.

no te vayas, por favor".

santiago: bonita.

te veo al ratito, que ya voy

tarde para mi salón, ¿sí?

andrea: sí,

claro.

jorge: apenas si vio mi cartel.

ramón: eh, sí, mira,

ando buscando un auto scanner,

modelo 1340.

y ibd.

¿sabe qué precio tiene?

ajá.

ah, pues, muchas gracias, ¿eh?

ándele.

pues, no está mal.

puede ser.

[llaman a la puerta]

sofía: hola.

ramón: hola, pasa.

sofía: gracias.

ramón: [ríe]

¿y cómo te fue?

quedaste de marcarme.

sofía: bueno, pues, preferí

darte la noticia personalmente.

ramón: ah, muy bien.

sofía: ya tenemos local

para nuestro taller

y ya firmamos el contrato

de renta y, bueno,

deposité un año por adelantado.

ramón: ah, ya, así de plano.

sofía: ay, ¿por qué no, ramón?

las cosas que se piensan mucho,

pues, no se hacen.

ramón: eh...

pues, está muy bien.

oye, y a todo esto, pues,

¿dónde está el local o qué?

sofía: ah, ve.

ramón: a ver.

sofía: aquí está el papelito.

la calle es...

morelos 104.

ramón: ¿morelos?

sofía: ajá.

ramón: en esa misma calle

está el taller de fabiola.

sofía: ¿no me digas que se llama

metfer?

está justo enfrente.

[música]

[música]

ramón: pero ¿cómo vamos a poner

un taller enfrente del otro?

pues, solamente a ti

se te ocurre, por dios.

o sea, y más dónde yo trabajaba.

sofía: ¿qué tiene de malo--

ramón: pues, ¿cómo que qué tiene

de malo, sofía? por favor.

o sea, van a pensar que

les queremos hacer la guerra,

date cuenta de eso.

así que, discúlpame, pero, pues,

lo mejor es que deshagas

el trato y busquemos

otro lugar.

sofía: por lo menos,

ve el lugar, y si de plano

no te convence, pues,

hablo con el dueño.

ramón: no podemos hacer eso.

sofía: y, pues, no importa

que tenga que pagar

una penalización.

ay, ya, ramón, quita esa cara.

por favor.

vamos a verlo y tomamos

una decisión, ¿sí?

pero, al verlo primero.

ramón: [suspira]

porfirio: ¿a dónde crees

que vas?

>> oiga, ¿qué le pasa?

porfirio: disculpe.

la confundí.

perdón.

panamá...

aerolínea.

señorita, disculpe que

la moleste.

necesito localizar una persona

que va a viajar a panamá.

necesito saber si ya documentó.

>> lo siento, pero no le puedo

dar esa información.

porfirio: créame que...

créame que es muy importante,

se--se trata de mi esposa.

tengo que hablar con ella

antes de que aborde ese avión.

si me deja,

no sé qué va a ser de mí.

se lo ruego.

>> está bien.

¿cuál es su nombre?

porfirio: verónica sahagún.

>> [escribe]

sí, ya entró a las salas

de abordaje.

no le van a permitir el acceso.

lo siento mucho,

pero no puedo hacer más

por usted.

porfirio: gracias.

muchas gracias.

agente: licenciado.

¿qué--qué hace aquí?

porfirio: lo mismo que usted.

evitar que esa mujer

logre escaparse.

verónica ya documentó,

el vuelo sale

en una hora y media.

agente: pero nosotros tenemos

una orden de aprehensión.

da aviso

y averigua cuál es la sala

de abordaje.

si la encuentras,

detenla y me avisas.

yo, mientras tanto,

voy a buscar aquí afuera.

vamos a detenerla.

confíe en nosotros.

agustín: ya tengo su

documentación.

de verdad, qué chiquito

es el mundo, no sabía que usted

era la nana de fabiola.

juana: no me diga que la conoce.

es la esposa de mi amigo

francisco.

juana: ah...

pues, mira, sí.

qué chiquito es el mundo.

agustín: lo que no entiendo

es por qué el señor medina

nos la presentó

como una señora de mucho mundo.

juana: pues, yo no sé

por qué don julio no les dijo

la verdad.

porque sí, trabajo

con la familia medina

y desde hace mucho años.

y ese dinero que invertí

con ustedes, ni siquiera es mío.

ese dinero lo recibí

de un seguro que dejaron

mis patrones al morir,

para asegurar el futuro

de fabiola y de andrea.

agustín: entiendo.

espero no haber dicho

ninguna impertinencia.

juana: no, no se preocupe,

al fin.

no hay nada mejor que la verdad.

agustín: vamos a ver el estatus

de la inversión.

juana: sí, por favor.

agustín: la inversión fue hecha

para que reditúe

al cien por ciento

a dos años.

así que saqué una proporción

de la cantidad que se ha ganado

hasta el momento,

para que la mitad se traspase

a nombre de fabiola.

juana: [suspira]

agustín: firme esta solicitud,

por favor.

juana: listo.

¿qué sigue?

agustín: esto pasa

a la aprobación de la instancia

correspondiente.

y queda listo el traspaso.

juana: está bien.

bueno, pues, ¿usted me avisa

cuando ya esté listo?

agustín: por supuesto.

la acompaño a la salida.

por favor.

juana: gracias.

porfirio: verónica.

no sabía que te ibas de viaje.

¿no pensabas avisarme?

verónica: porfirio, yo--

porfirio: ¿por qué lo hiciste?

confié en ti y me traicionaste.

verónica: todo lo hice

porque no quería perderte.

por quitarte esa obsesión

que tienes por margarita.

ella no te quiere.

porfirio: ¿y tú sí?

¿así es como me demuestras

tu amor?

no me hagas reír.

eres la peor persona

que he conocido en toda mi vida.

no vas a tomar ese vuelo.

verónica: ¿y cómo lo vas

a impedir?

porfirio: grita todo lo que

quieras.

me harías un favor.

verónica: suéltame, imbécil.

agente: policía judicial.

señorita verónica sahagún,

queda detenida por trata

de información confidencial

y cohecho.

tiene derecho a guardar

silencio.

cualquier cosa que diga,

puede ser usada en su contra.

roxana: sí, perfecto.

te agradezco muchísimo

que estén distrayendo a diego.

está muy triste...

y necesita olvidarse

de que su papá lo abandonó.

paso por él en la noche.

sí.

qué se diviertan.

agustín: roxana.

roxana: agustín.

agustín: ¿cómo estás?

roxana: muy mal.

desde que terminamos,

nada me ha salido bien.

iba a comer, pero ¿quieres venir

conmigo y me cuentas?

antonio: gracias por recibirme,

doctor.

>> ¿qué agradece?

¿en qué le puedo servir?

antonio: necesito las pruebas

del estudio de adn que me hice,

para comprobar que mi esposa

le pidió a usted

que las alterara.

>> ¿va usted a proceder

judicialmente?

antonio: no.

no puedo estar tranquilo.

sería incapaz de mandar

a la cárcel a la madre

de mi hijo.

solo las quiero para presionarla

y que me firme el divorcio

y un acuerdo para la custodia

de mi hijo.

>> entiendo, entiendo.

y aunque fuera a proceder

judicialmente,

igual se las daría

porque estoy dispuesto

a pagar por ese error.

bien, permítame, por favor.

estos son los resultados.

como podrá ver ahí,

el estudio de compatibilidad

genética arroja un resultado

negativo, o sea, que...

usted no era el padre

de esa criatura.

como le estaba diciendo...

[música]

roxana: estaba a punto

de separarme de antonio

cuando me di cuenta

que estaba embarazada.

lamentablemente,

mi embarazo resultó

de alto riesgo

y no me quedó de otra

más que quedarme con él.

lo que viví fue un infierno.

metida en cama días y días

sin poder moverme.

a merced de los cuidados

de antonio.

me trataba como si fuera

una incubadora.

lo único que le importaba

era que su hijo naciera bien.

desgraciadamente,

perdí a mi bebé.

y antonio, lo que hizo

fue largarse,

abandonándonos a diego y a mí.

y no sabes lo mal que la está

pasando mi pobre hijo.

agustín: ¿y tú?

roxana: pues, ya no sé

ni qué siento.

no sabes cómo me arrepiento

de haber confiado en él.

agustín: debiste haberme

buscado.

roxana: ¿cómo?

¿cómo? no podía.

después de lo que te hice,

no tenía cara.

agustín: sí, pero yo no

te hubiera reclamado nada.

te habría apoyado.

yo hubiera querido ese bebé

como si fuera mi hijo.

no me gusta verte tan triste.

tú no eres así.

tú eres una mujer llena de vida.

llena de ilusiones.

roxana: no sé dónde quedó

esa roxana que tú conociste.

agustín: bueno, pues, tienes

que quitarte ese dolor.

tratar de olvidar y recuperar

tu vida, roxana.

roxana: [solloza]

ya no tengo fuerzas.

me siento tan sola.

agustín: no, no, no.

no tienes por qué sentirte sola.

ey.

ve, me tienes a mí.

me tienes a mí.

ramón: pues, la verdad, el local

está muy chido, sofía,

pero...

sigo insistiendo en que no es

buena idea que pongamos

aquí el taller.

mejor busquemos otra colonia.

sofía: lo dices por fabiola,

¿verdad?

ramón: pues, en parte, sí.

yo no quiero que piense

que lo hago por revancha.

sofía: ay, por favor,

es un negocio.

ramón: yo sé que es un negocio,

sofía, pero voy a estar

muy incómodo.

o sea, por favor, entiéndeme

un poquito.

tú debiste de haberme consultado

antes de cerrar el trato,

te precipitaste, la verdad.

sofía: ¿por qué? es una

muy buena oportunidad.

¿no estás viendo el local?

ramón: pues, sea lo que sea.

mejor busquemos otro lugar,

¿te parece?

sofía: [resopla]

está bien.

está bien.

voy a llamarle al dueño.

y pues, espero que se pueda

deshacer el trato.

[llaman a la puerta]

julio: adelante.

juana.

estoy muy ocupado, te dije que

no te puedo atender hoy...

juana: no se preocupe, que no

le voy a quitar mucho tiempo.

nomás le vengo a decir que--que

ya resolví el asunto del ise

y--y quiero saber por qué

anda diciendo que yo soy

una gran inversionista

y no sé cuánta tontería más.

julio: ¿quién te dijo eso?

juana: el licenciado curiel.

estaba bien sorprendido

de que yo fuera la nana

de fabiola y de andrea.

julio: bueno, no tenía por qué

decirle la verdad,

no era necesario.

juana: ¿cuál verdad, don julio?

¿que yo soy una sirvienta?

no puedo entender cómo--cómo

dice que me quiere

si más bien parece que

se avergüenza de mí.

sofía: no contesta.

ramón: pues, vuelve a marcar.

inténtale.

[tono de llamada]

sofía: [niega]

no.

ramón: ¿nada?

sofía: no contesta.

fabiola: ¿qué hacen aquí?

¿vienen a burlarse de mí? ¿eh?

¿a restregarme en la cara

lo que me hicieron?

lárguense a tijuana,

desaparezcan de mi vida.

sofía: a ver, fabiola,

tranquilízate, ¿sí?

no estamos aquí por ti.

es una simple casualidad.

fabiola: como si ramón

no supiera que ahí está

mi taller.

sofía: pues, aunque no lo creas,

ramón no sabía que el local

que íbamos a rentar,

estaba enfrente del tuyo.

fabiola: pues, si ya se

enteraron, entonces,

¿por qué no se van a otro lado?

ramón: es lo que pensamos hacer.

no tengo interés de quedarme

en este lugar, ni mucho menos,

verte todos los días,

¿eh, fabiola?

fabiola: yo menos.

así es que, la única manera

de evitarlo, es que

desaparezcan.

eso no te va a costar

mucho trabajo,

te sale muy bien.

eres todo un experto.

ramón: ya te expliqué

todo, ¿eh?

ya te expliqué cómo pasó.

que no me creas, es tu bronca.

¿qué quieres que haga?

fabiola: ¿cómo te voy a creer

si aquí sigues con ella?

ramón: sí, ¿y tú qué me dices?

en la primera de cambios,

te casaste con francisco.

fabiola: sí, porque tú

me fallaste.

ramón: no, yo no te fallé.

fabiola: [suspira]

en mala hora te cruzaste

en mi camino y no te bastó

con lo que me hiciste.

¿quieres seguir

destrozándome la vida?

ramón: no, te equivocas,

fabiola.

tú me destruiste la mía, ¿eh?

que es muy diferente.

sofía: ramón, ramón,

relaja, párale.

ramón: no, no, no, sofía.

no, no, no, no, no,

no nos vamos a ir ningún lado.

aquí nos vamos a quedar, ¿eh?

y si no quieres verme,

pues, no voltees, ¿eh?

aquí voy a estar todos los días,

¿cómo ves?

fabiola: ¡púdranse!

sofía: ¿qué fue eso, ramón?

pensé que no te querías quedar.

dijiste que íbamos a deshacer

el trato.

ramón: pues, cambié de opinión.

y vámonos ya, que tenemos mucho

que hacer.

juana: y de verdad no había

ninguna necesidad

de presentarme como lo que

no soy.

julio: discúlpame, no pensé

que te fuera a ofender.

juana: no, no, lo que me ofende

es que usted no entienda

que no me acepta como soy.

julio: claro que te acepto.

juana: ¿ah, sí?

entonces, ¿por qué tiene

que andar inventando cosas

que no son?

¿qué va a pasar cuando me tenga

que presentar con un amigo suyo?

¿le va a decir que--que soy

la nana de su sobrinas

o--o se va a inventar que--que

soy una princesa

que se sacó de no sé dónde?

¿eh?

¿y sabe qué me hace pensar

con eso?

que a usted nomás le interesa

el asunto del dinero.

julio: ay, juana, por dios,

no me ofendas.

¿por qué no crees que te pueda

amar por ti misma?

juana: pues, porque con esas

cosas, me hace dudar.

julio: estás haciendo

una tormenta en un vaso de agua.

juana: no, no, no.

es usted el que no quiere

aceptar que las diferencias

entre nosotros,

siempre van a existir.

¿y sabe qué? como esto no va

a funcionar, mire, mejor...

mejor lo dejamos aquí.

julio: juana, juana.

juana: no y--y ni me siga, ¿eh?

por favor.

julio: lo que me faltaba.

[suspira]

fabiola: tío, estoy furiosa.

no sabes con lo que me acabo

de topar ahí afuera.

ramón y la estúpida esa,

van a poner un taller mecánico

aquí, enfrente.

antonio: ¿cómo?

fabiola: me lo acaban de decir.

no les bastó con todo lo que

me hizo, ahora hasta

nuestro trabajo

nos quiere quitar.

antonio: no, pero, fabiola,

cálmate, por favor.

fabiola: no, tío.

¿cómo quieres que me calme?

lo voy a tener enfrente

todos los días.

además, nos va a quitar

nuestra clientela.

antonio: no, eso está por verse.

nosotros tenemos un prestigio

que nos hemos ganado

con años de trabajo.

a mí nadie me va a dejar fuera

de mi negocio.

sofía: ¿y se puede saber

por qué cambiaste de opinión

así tan rápido?

ramón: pues, porque el local

está muy bien.

a que encontremos uno mejor,

pues, va a estar difícil.

sofía: sí, sí, pero la vas

a tener todos los días enfrente.

ramón: pues, sí, pero, pues,

me voy a aguantar.

mejor, mira.

concentrémonos en lo nuestro.

hay que echar a andar el taller.

¿te parece?

sofía: está bien.

solo déjame decirte que si

lo que querías era olvidarla,

teniéndola tan cerca

va a ser muy difícil, ramón.

ramón: ya lo sé.

pero, pues, lo voy a superar.

Cargando Playlist...