null: nullpx
Cargando Video...

Enamorándome de Ramón Capítulo 39

27 May 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta...

francisco: la presión no se

estabiliza y sigue perdiendo

mucha sangre, doctor.

doctor: hay más de una zona

dañada,

ya ligué la primer arteria.

>> está entrando en paro.

francisco: desfibrilador.

doctor: pero se va yendo

en el sangrado.

francisco: es eso o se nos va,

doctor.

gel.

carga.

[máquina encendida]

despejen.

[choque eléctrico]

[choque eléctrico]

[pitido continuo monitor]

[choque eléctrico]

[pitido continuo monitor]

[música auriculares]

emilia: buenas noches.

susana: hola.

emilia: ¿qué haces aquí solita?

susana: osvaldo ya se fue.

emilia: ¿ya?

susana: te estuvo llamando

para despedirse,

pero no contestabas el celular.

de hecho, te dejó un mensaje.

emilia: ay, no lo he visto.

bueno,

nos vemos al rato, mi hijita.

susana: ¿vas a volver a salir?

emilia: sí, mi amor.

adiós.

susana: bye.

[alerta de mensaje]

emilia: vete al departamento

de polanco.

ahí nos vemos.

osvaldo: [piensa] nada más veo

un asuntito y voy para allá.

a ver, a ver, a ver.

¿cómo está eso de que

mi mamá se accidentó, eh?

¿es grave?

porque yo me tengo que ir.

fabiola: ¿cómo puedes ser

tan insensible?

tu mamá lleva horas

en el quirófano.

obviamente es grave.

¿cómo que te vas a ir?

osvaldo: ok, ya, pues, me quedo.

[piensa] no te desesperes,

me voy a tardar un poco.

[alerta de mensaje]

[emilia] voy a ir enfriando

la champaña y llenando

el jacuzzi.

muero de ganas de cubrirte

de espuma.

fabiola: ¿crees que sea bueno

avisarle a margarita?

[operadora] el teléfono que

usted marcó está apagado

o fuera del área de servicio.

fabiola: no contesta.

[celular]

antonio: bueno.

fabiola: tío, soy yo.

mi tía virginia sufrió

un accidente, chocó.

antonio: no me digas, ¿cómo

está?

fabiola: no sabemos, tío.

la están interviniendo.

quería avisarle a margarita,

pero no me contesta el celular.

¿tienes el número

de su departamento?

antonio: no te preocupes.

yo le aviso si quieres.

¿en qué hospital están?

fabiola: en el san marcos, tío.

[celular]

margarita: bueno.

antonio: discúlpame que

te marque a esta hora.

me acaba de hablar fabiola

para decirme que virginia sufrió

un accidente

y está en el hospital.

margarita: ¿cómo está?

antonio: no saben bien a bien.

la están interviniendo.

margarita: ¿en qué hospital

está?

antonio: en el san marcos.

¿quieres que pase por ti?

margarita: no te preocupes,

nada más voy un rato

a ver cómo está y me regreso.

descansa.

antonio: bueno, cualquier cosa

me marcas, por favor.

[celular]

bueno.

ramón: don antonio, buenas

noches.

perdón que lo moleste,

pero quiero ver si puedo faltar

mañana a la chamba.

me asaltaron, me golpearon

y tengo una costilla rota.

antonio: ¿cómo crees?

qué barbaridad.

¿dónde te asaltaron?

ramón: ah, en la puerta

de mi casa.

iba llegando y, pues,

ahí me llegaron.

antonio: bueno, ¿y ya estás

con medicamento?

ramón: sí, ya, ya, ya.

antonio: no te preocupes,

tómate el día.

mañana nos hablamos para ver

cómo sigues.

[suspira]

>> familiares de virginia

sotomayor.

julio: aquí, aquí.

>> viene el doctor para acá.

julio: gracias.

¿cómo está virginia?

francisco: llegó con una

hemorragia interna.

hubo daño en venas y en arterias

del hígado

y entró en paro tres veces.

el doctor toledo y yo hicimos

lo imposible por salvarla,

pero lamentablemente

perdió la vida a las 23:43.

lo siento muchísimo, de verdad.

todos: [lloran]

jorge: ¡no, no, mi mamá está

muerta!

osvaldo: ¿se murió?

francisco: no saben la

impotencia que siento,

de verdad.

era como de mi familia.

hicimos hasta lo imposible,

pero--

fabiola: sí, estoy segura

que sí.

juana: es que no lo puedo creer

que esté muerta.

al día de hoy se veía bien.

>> disculpe, necesito

que me firme los papeles.

jorge: yo voy contigo.

margarita: roxana era

su mejor amiga.

le voy a llamar a antonio

para que le avise, ¿sí?

fabiola: y la abuela,

hay que avisarle.

margarita: yo le aviso.

juana: comadre, ¿te desperté?

luisa: no, no, todavía no me

había dormido.

juana: ay, comadre, te tengo

una mala noticia.

luisa: ¿le pasó algo a ramón?

juana: sí, bueno,

pero eso--eso no es lo grave.

la señora virginia tuvo

un accidente y la trajeron

al hospital, pero no resistió

la operación y nos acaban

de avisar que...

que, pues, se murió.

luisa: ay, no.

ay, no.

roxana: antonio, ¿pues, ya viste

la hora que es?

¿qué pasa?

antonio: traigo una mala

noticia.

roxana: ¿qué sucede?

antonio: virginia.

roxana: ¿qué le pasó a virginia?

dime.

antonio: tuvo un accidente

y falleció.

roxana: ¿qué?

no.

no puede ser, no es cierto, no.

antonio: lamentablemente,

es cierto y no te quise dar

la noticia por teléfono.

roxana: no, no, es que no puede

ser, dime por favor

que es mentira.

no, dímelo, por favor.

dime que es mentira, antonio.

no puede ser.

¿qué le pasó?

no.

antonio: un accidente,

chocó en su coche.

roxana: [solloza]

llévame con ella,

por favor, quiero verla.

antonio: no, no te van a dejar.

no tiene caso que vayas

al hospital a esta hora.

están haciendo los trámites

para trasladar el cuerpo.

roxana: no, no puede ser,

era mi amiga.

mi única amiga, antonio,

¿por qué? no.

antonio: trata de calmarte.

mañana temprano paso por ti

para ir al funeral.

cálmate, por favor, roxana.

cálmate.

trata de hacerlo.

roxana: [solloza]

virginia, ¿por qué?

no, no, no es cierto.

margarita: buenas noches, mamá.

hortensia: ¿a qué vienes

a esta hora?

¿te corrió tu amante?

margarita: mamá, por favor.

vengo a darte una mala noticia.

hortensia: ¿y ahora qué pasó?

margarita: virginia murió.

hortensia: ¿cómo?

margarita: tuvo un accidente

en su coche, chocó.

la intervinieron, pero--

pero ya no pudieron salvarla.

falleció hace un par de horas.

hortensia: ay, válgame dios.

¿y julio cómo está?

margarita: mal, mal, deshecho.

jorge y osvaldo también.

hortensia: sí, me imagino.

como haya sido, pues, ella era

su madre.

¿y dónde la van a velar?

margarita: en el panteón

los cipreses.

hortensia: es que no sale uno

de una desgracia para entrar

en otra.

luisa: todavía no puedo creer

que mi patrona esté muerta.

qué tragedia.

dalia: ¿de veras te duele tanto?

la verdad es que esa señora

nunca te trató así que digamos

muy bien.

luisa: ah, tenía su modo.

pero ¿cómo no me va a doler

luego de tantos años de trabajar

con ella?

ay, aunque no lo creas,

la quería.

dalia: está bien,

era solo un comentario.

luisa: pobre de mi patrón

y los muchachos.

ay, me imagino lo que deben

estar sufriendo.

dalia: pues, sí, la verdad

qué gacho.

[teléfono]

luisa: bueno.

antonio: luisa, buenos días,

soy antonio.

quería pedirte un favor enorme.

luisa: claro que sí,

don antonio, dígame.

antonio: ¿podrías cuidar a diego

mientras yo voy al funeral?

luisa: sí, con mucho gusto,

don antonio.

ya voy para allá,

cuando llegue, le aviso.

antonio: muchas gracias.

dalia: ¿qué pasó?

luisa: ya me voy.

dalia: vámonos.

luisa: [suspira]

roxana: [llora]

antonio: disculpa que no haya

ido por ti, pero tuve

que recoger a roxana.

margarita: sí, entiendo.

antonio: voy a tener que estar

cerca de ella.

margarita: haz lo que tengas

que hacer.

francisco: lo siento.

quería verte, lo siento.

jorge, lo siento de verdad.

jorge: gracias.

fabiola: no pensé que fueras

a venir.

francisco: ¿cómo no?

estimaba mucho a tu tía

y espero que no te incomode.

fabiola: no, no, no, para nada.

francisco: ¿te sientes bien?

¿no quieren que les dé

un calmante?

fabiola: no, gracias,

estamos bien.

margarita: están muy afectadas.

la muerte de virginia

les recuerda la muerte

de sus padres.

francisco: entiendo.

[música]

[música]

luisa: dieguito, no has comido

nada.

ándale, come algo.

diego: no, gracias, no tengo

hambre.

luisa: [suspira]

[timbre]

tú no entiendes, ¿verdad?

benito: no, si no son para ti,

son para doña virginia.

ahora que subes, por favor,

ponlas en agua.

no puedo dejar la caseta

para ir a la funeraria.

luisa: déjalas ahí.

benito: ¿y tú cómo te sientes?

luisa: mal, muy mal.

todavía no lo puedo creer.

tantos años de trabajar

para ella

y de buenas a primeras, no está.

ay, la voy a extrañar mucho.

benito: sí, pues, ¿cómo no?

diego: hola, benito.

¿por qué se muere la gente?

benito: uy, porque la muerte

es parte de la vida.

todos algún día nos vamos

a morir.

mira, morirse es igual

casi como cuando nace uno.

¿tú sabes cómo nace

una mariposa?

diego: no.

benito: bueno, primero

es un gusanito que vive

adentro de un capullo,

que es como su casita.

para convertirse en mariposa,

tiene que dejar su capullo.

cuando la gente se muere, bueno,

pues, deja el cuerpo

como la mariposa el capullo.

¿y qué crees?

diego: ¿qué?

benito: se convierte en algo

mucho más bonito.

diego: entonces, ¿por qué

nos ponemos tristes

cuando se muere la gente?

benito: bueno, porque

nos acostumbramos a vivir

con la gente que queremos.

¿y qué pasa cuando se va?

pues, nos ponemos tristes

porque los extrañamos.

diego: yo tengo miedo

de que mis papás se mueran.

benito: ¿qué dices?

ja.

eso no va a pasar nunca.

bueno, por muchos años

los vas a tener.

muchos, muchos años.

diego: quiero ver cómo

ese gusanito se convierte

en mariposa.

benito: un día nos vamos

al campo.

seguramente, ahí vamos

a encontrar uno, ¿eh?

[ríe]

ramón: ¿viste cómo

el doctorcillo, pues, no se

le separa a fabiola?

juana: ¿y tú te gobiernas?

no vayas a hacer aquí

un escándalo.

ramón: pues, obvio no, jefa.

pero me la estoy guardando.

fabiola: ¿qué tanto le ves

a ramón?

francisco: pues, ¿qué le pasó?

¿se peleó o qué?

fabiola: lo asaltaron.

francisco: [ríe]

qué mala suerte tiene, ¿no?

[celular]

[celular]

ahori--ahorita vengo, ¿sí?

estoy ocupado, ¿qué quieres?

dalia: me acabo de enterar

de lo que le pasó a ramón.

lo mandaste golpear,

eres un desgraciado.

por eso querías su dirección.

francisco: estás loca.

no sé de qué me hablas.

y deja de estar llamando

para decirme esas tonterías,

¿sí?

padre: buenos días.

francisco: buenos días, padre.

[suspira]

dalia: claro que fue él.

soy una estúpida.

no debí haberle dicho

dónde vive ramón.

padre: en nombre del padre

y del espíritu santo.

ante quien los muertos viven

y en quien los santos

encuentran la felicidad eterna.

escucha nuestras súplicas

por nuestra hermana virginia.

jorge: ahora más que nunca,

por favor, hay que estar unidos.

julio: sí, hijo, sí.

osvaldo: olvídalo.

yo no vine aquí por ti,

si no por mi mamá.

jamás te voy a perdonar

por lo que me hiciste.

jorge: por favor, ya perdónalo,

es un coche.

osvaldo: ¿te parece poco ir

a dar a parar hasta la cárcel

porque tu padre te mintió?

si tú tienes atole en las venas,

yo no.

para mí, este señor no es

mi padre, sino un farsante.

julio: oye, más respeto

que soy tu padre.

osvaldo: el respeto se gana

y tú lo perdiste hace mucho.

olvídate de que tienes un hijo.

nos vemos.

jorge: osvaldo, es--

julio: deja, deja.

adalgisa: tía.

¿la colonia marte queda

muy lejos de aquí?

fredesvinda: no, mi hijita,

¿por qué?

adalgisa: están buscando

a alguien para relaciones

públicas.

fredesvinda: ay, qué bien,

vas a conocer a mucha gente.

eso es lo que te hace falta.

relacionarte.

a ver, déjame ver la dirección.

adalgisa: mira.

fredesvinda: ay, adalgisa.

pero, si esto es en una

funeraria, mi hijita.

adalgisa: pero, por eso mismo,

tía.

yo tengo mucha experiencia

en cómo tratar a los deudos.

fredesvinda: pero, pues, es que

ahí sí es pura tristeza,

puro dolor.

mejor, búscate algo menos

fúnebre, mira.

si lo que te gusta es la gente,

búscate trabajo, no sé,

en un hotel,

en una plaza comercial.

bueno, en un kinder.

adalgisa: [resuella]

fredesvinda: le puedes enseñar

inglés a los niños.

adalgisa: tienes razón, tía.

voy a seguir buscando.

fredesvinda: a ver, trae acá,

yo te ayudo.

adalgisa: a ver.

padre: estamos aquí reunidos...

para despedir a nuestra hermana

virginia.

todos estamos afligidos

por su muerte,

pero agradecidos porque sabemos

que dios, nuestro señor,

la está recibiendo

en su santa gloria.

descansa en la paz

de dios, nuestro señor.

jorge: [llora]

roxana: vámonos, antonio,

por favor.

[solloza]

ramón: ¿podemos hablar más

tarde?

¿estás bien?

cuando vaya para tu casa,

te marco para ver si nos vemos

en--en algún lugar por ahí.

hortensia: qué duro nos ha

pegado la vida, hijo,

primero tu hermano

y ahora tu mujer.

yo ya me voy, hijito,

si me necesitas, voy a estar

en la casa.

julio: gracias, mamá.

hortensia: ¿me llevas a mi casa?

tenemos mucho que platicar.

francisco: con mucho gusto,

vamos.

hortensia: gracias.

[música]

[música]

roxana: vete a tu cuarto,

mi amor, ahorita te alcanzo.

diego: ma, ¿estás triste?

roxana: sí, mi amor.

tu tía virginia

era mi mejor amiga.

diego: pero, ma, ya no estés

triste.

benito me dijo que

cuando alguien se muere,

le pasa lo mismo

que a los gusanitos,

que se convierten en mariposas.

roxana: qué bonita comparación.

diego: ya no llores, ma.

todo va a salir bien.

roxana: sí, mi amor.

ve a tu cuarto.

diego: sí.

roxana: ¿será que hay

una vida mejor?

antonio: no lo sé,

pero, algo debe haber.

roxana: no me resigno,

era mi única amiga,

y yo la quiero mucho.

antonio: ¿sabes? cuando murieron

ricardo y katy, yo estaba igual.

lo único que ayuda es el tiempo.

no quisiera presionarte

con el estudio de adn,

¿quieres que cambie la cita?

roxana: no, no, no.

hay que hacerlo mañana,

ya quiero salir de esto.

antonio: bueno.

entonces, te veo mañana.

voy a despedirme de diego.

roxana: [solloza]

>> señorita, la busca el joven

osvaldo.

susana: ah...

dile que ahorita voy.

>> sí.

susana: mi amor,

¿qué haces aquí?

osvaldo: necesitaba hablar

con alguien.

creo que me voy a volver loco.

susana: pero, tranquilo, no,

¿por qué--por qué dices eso?

¿qué pasó?

osvaldo: mi mamá.

mi mamá se murió.

susana: no.

¿cómo?

¿cómo que se murió?

si--si estaba muy bien.

osvaldo: fue un accidente.

chocó, la llevaron al hospital,

la intervinieron,

pero, no resistió la operación

y murió.

susana: pero ¿por qué no me

avisaste?

me hubiera encantado

estar contigo.

osvaldo: no tenía cabeza.

acababa de depositar

sus cenizas.

[solloza]

julio: [solloza]

emilia: ¿qué significa esto?

susana: ay, mamá.

[chista] ¿qué significa qué?

emilia: esto.

¿te fuiste para regresar

todas las noches o qué cosa?

susana: ¿qué te pasa?

osvaldo es mi novio

y puede venir cuando quiera.

a ver, si alguien te hizo

enojar, no te vengas aquí

a desquitar con nosotros

ahora que--que la mamá

de osvaldo falleció.

emilia: ay.

lo siento mucho.

discúlpame, no lo sabía.

me lo hubieras dicho.

susana: a ver, pero ¿por qué

te iba a hablar a ti?

emilia: perdón, fue un decir.

¿y tú cómo estás?

osvaldo: mal.

muy mal, por eso no quise

decírselo a nadie.

susana: pero, como tú eres

una insensible, no piensas

en nadie más, más que en ti.

osvaldo: miren, no quiero causar

un problema entre ustedes.

mejor mañana nos hablamos.

buenas noches, señora.

susana: te pasas, ¿eh?

te juro que, a veces,

no te entiendo.

fabiola: hola.

ramón: hola.

ven, siéntate.

fabiola: gracias.

ramón: te pedí un café

con leche, ¿está bien?

fabiola: sí, gracias.

ramón: fabiola.

me siento muy mal

por todo lo que está pasando.

no me gusta, pues, que estemos

enojados.

yo te amo.

fabiola: ¿estás seguro?

ramón: ¿lo dudas?

fabiola: no, pero me ocultaste

lo de sofía.

ramón: yo no te oculté nada.

solo que, pues, no pensé que

fuera importante hablarte

de ella,

pues--pues, porque es el pasado.

fabiola: pues, no es tan

del pasado,

y ahí está la prueba

con esos malditos aretes.

ramón: pues, qué lio con esos

aretes, pues.

mira, si fuera importante

para mí,

pues, no los hubiera dejado

en casa de mi madrina.

o sea, ¿para qué le das

tanta importancia

a eso, fabiola?

fabiola: no, es que para ti,

hablar de eso ya no tiene

ninguna importancia, pero bien

que quieres saber absolutamente

todo de francisco, ¿no?

ramón: no, a ese ni

me lo menciones.

se la paso todo el velorio

ahí junto contigo.

pues, sí se ve que se entienden

muy bien, ¿verdad?

fabiola: ramón.

obviamente.

francisco y yo

duramos muchos años.

él estuvo conmigo

cuando se murieron mis papás.

y ahora, lo de mi tía virginia,

me revivió todo eso.

ramón: ¿y cuánto más tengo que

aguantar que él es el que

te apoya y no yo?

¿sabes lo que sentí de verlos

ahí tan cerca?

fabiola: pues, no tenías

por qué.

ramón: ah, ¿no tenía por qué?

fabiola: no.

ramón: ¿por qué? a ver, dime.

fabiola: a ver.

francisco fue el que nos dio

la noticia.

francisco estuvo todo el tiempo

con mi tía en el quirófano.

a él se le murió en las manos,

¿tú crees que él no se sentía

mal también?

ramón: está bueno, pues.

pues, tú sigue consolándolo.

cuando termines con él,

me avisas.

fabiola: por favor, ya,

no seas tonto.

ramón: no, no, yo soy el tonto.

yo soy el celoso,

el insensible, ¿no?

el que tiene que soportar que

tú y tu ex siguen consolándose

porque aún tienen cosas

en común.

¿y tú qué?

tú no puedes superar

unos malditos aretes

que ni siquiera me importan.

¿sabes qué, fabiola?

yo te amo, pero, pues,

tampoco voy a dejar

que hagas de mí lo que quieras.

ahí te ves.

fabiola: [solloza]

[música]

[música]

jorge: todavía no puedo hacerme

a la idea que mi mamá...

está muerta.

acababa de hablar con ella.

lo de tus papás fue igual,

muy sorpresivo,

y lo de mi mamá, te lo tiene

que estar recordando.

>> [suspira]

jorge: cuesta mucho trabajo,

pero, termina uno por aceptarlo.

la diferencia es que yo siento

culpa.

si no se hubiera dado cuenta

de que nos queremos,

no hubiera tenido ese accidente.

seguro, venía muy nerviosa

por lo que nos tenía que decir,

si no para qué le habló

a juana.

no la puedo culpar,

¿qué crees que nos iba a decir?

que somos primos, obviamente,

no iba a dejar que siguiéramos

juntos.

[lee] dijiste que eso no nos iba

a separar.

sí lo dije.

pero, ya no estoy tan seguro.

no puedo con la culpa

de su muerte.

>> [diálogo inaudible]

jorge: si no nos hubiera visto,

ella estaría viva.

me hace daño estar cerca de ti.

no podemos seguir juntos.

luisa: pásale, comadre.

juana: nomás venía a ver si

no--no se les ofrece algo.

luisa: no, nada.

pero, me preocupa mi patrón.

desde que regresaron de dejar

las cenizas, se encerró

en su cuarto y no ha salido

para nada.

estaba muy mal cuando llegó.

juana: pues, si quieres, voy

a ver, a lo mejor a mí me abre.

luisa: bueno.

[suspira]

[llaman a la puerta]

juana: don julio.

nos tiene bien preocupados,

ya lleva mucho tiempo

aquí metido.

julio: no me siento bien.

juana: ¿qué tiene?

julio: no puedo respirar,

mi brazo me duele,

tengo nauseas.

juana: le va a dar un infarto,

ay, dios mío.

¡luisa!

¡luisa!

¡luisa!

¡luisa!

ven.

luisa: ¿qué pasa?

juana: que le duele el brazo

izquierdo, yo creo que le va

a dar un infarto.

julio: no, no se alarmen,

no pasa nada--

juana: no, ¿cómo no?

luisa: voy a llamar

a la ambulancia.

juana: sí, y avísale

a jorge también.

luisa: sí.

juana: bueno, usted tranquilo,

¿eh?

no se agite,

ahorita lo van a ayudar.

andrea: [diálogo inaudible]

jorge: es mejor que no sigamos,

andrea.

de verdad, es lo mejor.

[celular]

bueno.

luisa: jorge,

tu papá se puso mal.

jorge: ¿qué le pasa?

luisa: ay, no sabemos, le duele

el brazo, le cuesta respirar,

ya llamé a la ambulancia.

jorge: voy para allá.

mi papá se puso mal.

andrea: [diálogo inaudible]

jorge: no.

andrea: [diálogo inaudible]

hortensia: menos mal que

fabiola dejó al mecánico.

francisco: no estoy tan seguro

de eso, pero de que están

distanciados, lo están.

hortensia: tienes que aprovechar

para acercarte a ella.

francisco: es lo que he estado

haciendo.

independientemente de que,

de verdad, siento lo

de virginia,

estuve en el velorio

y en la iglesia por fabiola.

hortensia: hiciste muy bien,

y ahorita deberías ir a estar

con ella.

francisco: ¿con qué pretexto?

hortensia: ¿una vieja como yo

te va a tener que ayudar

a inventar excusas?

por favor, francisco,

dile lo que sea, pero aparécete.

ay.

francisco: ¿qué le pasa?

hortensia: nada, nada,

tú--tú vete con fabiola,

haz lo que te digo, ándale.

francisco: está bien.

a ver qué le invento,

gracias por la merienda.

hortensia: sí.

jorge: hay que llevarte al

hospital, pa.

julio: no exageren, por favor.

[llaman a la puerta]

luisa: ay, deben ser los de

la ambulancia, voy a abrir.

julio: [resopla]

luisa: pasen.

doctor: buenas noches.

todos: buenas noches.

doctor: dígame qué siente.

julio: se me dificulta respirar.

doctor: ajá.

julio: me duele el brazo

izquierdo,

también tengo un poco de nausea.

juana: acaba de perder

a su esposa, doctor.

doctor: pueden estar tranquilos,

no es un infarto.

juana: ay, qué alivio.

julio: ¿entonces?

doctor: mire, tiene una arritmia

muy fuerte, ¿eh?

su pulso es de 140 pulsaciones

por minuto.

esto puede ser causado

por el estrés que le provocó

el fallecimiento de su esposa.

entre las pérdidas de un ser

querido, la del cónyuge

es de las más significativas.

vamos a recetarle

unos medicamentos

para estabilizarle

el ritmo cardíaco.

tiene que descansar

y relajarse lo más que pueda.

julio: sí, doctor.

jorge: ahora mismo, compro

el medicamento.

doctor: bueno, pues,

nosotros nos retiramos,

qué siga mejor.

julio: gracias, doctor.

juana: los--los acompaño.

doctor: gracias.

luisa: dame la receta,

voy de volada a la farmacia.

doctor: propio.

julio: me siento muy culpable

por la muerte de tu madre, hijo.

jorge: y tú, ¿por qué?

julio: por no haber sido

el marido que virginia quería,

ni el padre que ella esperaba

para ustedes.

jorge: no te culpes, pa,

todos tenemos defectos.

julio: si hubiera sido un buen

padre, osvaldo estaría aquí.

jorge: algún día va a regresar,

vas a ver.

julio: ¿y tú cómo estás, hijo?

jorge: mal.

jamás me imaginé que mi mamá

se fuera así,

tan inesperadamente.

julio: ya, llora, hijo, llora.

creo que el calmante ya me está

haciendo efecto.

jorge: [suspira]

descansa, pa.

julio: ahora que tu mamá

no está,

¿qué va a ser de betito?

jorge: ¿qué dices?

fabiola: [solloza]

francisco: fabiola.

fabiola: francisco.

francisco: buenas noches.

estaba con tu abuela

y se me ocurrió pasar a ver

cómo estabas.

fabiola: bien, gracias.

francisco: ¿bien?

tú cara dice otra cosa,

fabiola.

¿estuviste llorando?

fabiola: pues, sí.

francisco: ¿sigues pensando en

tus papás?

fabiola: pues, en mi papás,

en mi tía virginia, en todo.

francisco: ¿puedo pasar?

luisa: lo bueno es que la

farmacia de la esquina

tenía la medicina.

juana: pues, vamos a dársela

de una vez, ¿no?

luisa: ay, sí, por favor,

¿te imaginas si muere

él también?

juana: no, hombre, ni lo digas.

órale, vamos.

jorge: mi papá ya se quedó

dormido.

juana: le íbamos a llevar

su medicina para el corazón.

jorge: no, mejor ahora que

despierte, le va a hacer bien

que descanse.

juana: pues, sí, sí tienes

razón, gracias a dios que no fue

nada grave.

¿tú cómo estás, mi hijo?

jorge: agotado.

luisa: ¿quieres que te haga

algo de cenar?

jorge: no, gracias,

ahorita no me entra la comida.

juana: ay, no te malpases.

jorge: tal vez al rato,

voy a mi cuarto.

juana: sí, mi hijo.

luisa: [suspira]

pobre,

le tocó cargar con todo.

juana: tienes que estar bien

pendiente de él, luisa,

yo también lo voy a estar.

mira, lo bueno es que como se

la pasa con andrea en la casa,

pues, lo podemos apapachar.

luisa: sí, ahí lo vamos cuidando

entre las dos, comadre.

va a echar mucho de menos

a su mamá.

juana: pues, sí, cómo no,

la mamá es la mamá siempre.

[llaman a la puerta]

jorge: adelante.

juana: ya nos vamos, mi hijo,

¿vas a estar bien?

jorge: sí, sí, tranquilas,

gracias por todo.

luisa: te dejé un sándwich,

por si al rato te da hambre.

jorge: gracias.

juana: la medicina de tu papá

está en la mesa de la cocina.

jorge: está bien, yo se la doy

cuando despierte.

juana: y cualquier cosa que

necesites, ya sabes,

vas a la casa de volada

o--o me hablas.

jorge: sí, gracias.

luisa: bueno, hasta mañana.

jorge: gracias por todo,

qué descansen.

juana: tú también, mi hijo.

jorge: es el peor día

de mi vida,

perdí a mi mamá

y a andrea al mismo tiempo.

[solloza]

Cargando Playlist...