null: nullpx
Cargando Video...

Enamorándome de Ramón Capítulo 28

16 May 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

dalia: hazme tuya.

rulo: sí.

>> [llaman a la puerta]

[ramón] ¡abre la puerta, rulo!

dalia: ramón.

rulo: [chista]

no hagas ruido.

[ramón] ¡rulo!

¡ábreme!

¡rulo!

rulo: no.

no, dalia.

dalia, tranquila, ¿sí?

ramón: ¡abre la puerta, rulo!

dalia: ramón--

rulo: dalia, no, no.

ramón: mira nada más cómo estás.

vámonos.

déjala en paz.

vámonos, vámonos.

qué onda contigo, ¿eh?

es que te pasas, dalia.

te pasas, neta, ve nomás

cómo estás.

¿en qué estabas pensando?

dalia: a ver, ya, ¿no?

¿qué te pasa?

¿tú que te metes?

ni que fueras mi papá.

déjame, me voy yo sola

a mi casa.

ramón: ¿qué a mi casa?

estás loca.

dalia: ay.

ramón: no puedes ni caminar.

[celular]

no digas nada que es mi jefa,

¿eh?

payasa.

¿qué pasó, ma?

juana: ¿encontraste a dalia?

ramón: sí, aquí estamos

en el billar, jefa.

nos vamos a quedar un rato

más, ¿eh?

juana: ¿y por qué

no me avisaste?

ramón: pues, perdón, ma,

se me pasó, pero ya duérmete.

nos vemos al rato.

sí, jefa.

nos vemos.

¿ahora qué voy a hacer contigo?

vámonos ya.

vente.

vámonos ya, vente.

payasa esta.

rulo: chava, necesito

que vengas de volada.

[chava] no friegues,

ya estoy acostado.

rulo: no seas mala onda.

me reventaron la nariz

y no paro de sangrar.

tengo que ir a un hospital.

[chava] no la hagas,

¿quién te surtió?

rulo: después te platico.

¿me vas a hacer el paro sí o no?

[chava] simón, voy para allá.

rulo: hijo de [...],

me las vas a pagar.

benito: ay, mi loquita,

vamos a la cama.

luisa: ay, sí, vamos, vamos.

[llaman a la puerta]

luisa: la puerta.

no vaya a ser tu mamá

que ya regresó.

benito: no, no, no.

ya sé que--ya--

yo hablé con ella

hoy en la tarde.

[carraspea]

¿quién?

[ramón] yo, ramón.

luisa: ramón.

¿qué hace aquí a estas horas?

benito: no tengo idea.

vete para allá adentro.

a ver qué se le ofrece.

[ramón] benito.

benito: voy.

[ramón] ay, estate quieta.

dalia: hola, benito.

benito: órale.

qué buena que se pusieron, ¿eh?

ramón: yo no he tomado nada.

échame una mano, ¿no, benito?

hay que bajarle la borrachera.

no puedo llevarla así a su casa.

benito: ahorita le vamos a dar

un café, ¿eh?

para bajarle la borrachera.

dalia: ya.

ramón: ya, tranquila, pues,

no te voy a dejar.

luisa: [piensa] hija

de su madre, viene

hasta las chanclas.

ahorita me va a oír.

no, cállate, cerebro.

no puedo salir.

¿qué hago? ¿qué hago?

susana: no estás molesta

con osvaldo, ¿verdad, mamá?

él no tuvo la culpa.

emilia: no, no la tuvo,

pero al parecer es experto

en meterte en problemas.

¿conoces al papá?

susana: no, nunca me ha querido

presentar a sus papás.

emilia: por algo será...

¿cómo le hace una fregadera

así a su hijo?

qué tipo...

[celular]

susana: ay, es osvaldo.

¿bueno?

¿cómo?

¿aquí afuera?

a ver, espera.

me pregunta que si puede pasar.

emilia: ¿a esta hora?

bueno, pues, sí,

dile que pase.

susana: te abro.

osvaldo: qué pena molestarlas

a esta hora, pero no sabía

a dónde ir.

mi papá me confesó

que nunca le robaron el coche,

que él lo vendió.

no puedo seguir

bajo el mismo techo que él.

benito: con esto le va a bajar.

ramón: sí, benito, gracias.

a ver, tómate este café.

dalia: no, no, no quiero nada.

ramón: no te estoy preguntando,

dalia.

que te lo tomes, te digo.

dalia: está bien,

pero no me regañes.

benito: pero ¿cómo dejaste

que se pusiera así?

ramón: no, pues, yo no.

¿cómo crees que yo?

fue rulo, son compañeros

del trabajo.

benito: ¿rulo mi sobrino?

ramón: ah, ¿es tu sobrino?

ah, pues, no sabía

que era tu pariente.

benito: no, pues, ¿dónde

se la pusieron?

ramón: pues, en el billar.

y él después se la llevó

a su casa para seguirla.

más, tómate todo.

ándale.

dalia: que ya no quiero.

ya, llévame a mi casa.

ramón: no te voy a llevar así.

ya que se te baje, dalia.

dalia: a ver, ya,

ya soy grandecita.

además, mi mamá ni siquiera

está en la casa.

está con sus padres.

ramón: pero mi jefa sí está

en la casa y le va a decir

a tu mamá, así que tómatelo,

ándale.

dalia: no, porque mi madrina

me quiere mucho y no le va

a decir nada.

ramón: ay, pero qué necia eres.

pues, que te lo tomes,

no te voy a llevar así.

¿eh?

ándale, tómatelo todo.

tómale.

benito, por favor,

no le vayas a decir

a nadie, ¿eh?

toma, ándale.

osvaldo: no entiendo

por qué mi papá prefirió

mentirme a decirme que tenía

problemas económicos.

emilia: no lo justifico,

pero no sé qué tan graves

hayan sido sus problemas

económicos.

osvaldo: por graves que hayan

sido no tiene justificación.

no sé si algún día

lo pueda perdonar.

susana: oye, ¿y dónde

te vas a quedar?

osvaldo: me voy a ir a un hotel

mientras encuentro un cuarto.

susana: no, ¿cómo a un hotel?

ma, ¿se puede quedar?

emilia: sí, sí, que se quede

en el cuarto de huéspedes.

susana: ay, mamá,

gracias, gracias.

osvaldo: gracias, señora.

emilia: te he dicho que me digas

por mi nombre, emilia.

osvaldo: gracias, emilia.

[música]

[música]

luisa: benito.

benito: creo que ya

se nos ahogó la noche.

ahí está dalia.

luisa: sí, ya sé, ya oí todo.

condenada...

buena la hizo, pero mañana

me va a escuchar.

benito: no, no, no,

cálmate, changuita.

te vas a tener que aguantar.

si dices algo, van a pensar

que yo te fui con el chisme.

no me vas a echar de cabeza.

digo, si ramón confió en mí,

no puedo defraudarlo.

luisa: bueno, sí, eso sí.

ay, canijo rulo,

lo voy a poner como al perico.

benito: no, no, no.

a ese déjamelo a mí,

yo me encargo de leerle

la cartilla.

lo importante es que dalia

está aquí y bien.

bueno, hasta las chanclas,

pero ahí está.

ramón: ¡benito!

benito: ay.

¿qué pasó?

ramón: le cayó mal el café.

quiere vomitar.

benito: a ver, por acá,

por el pasillo, por el pasillo.

ahí derecho,

en la segunda puerta.

ahí, ahí.

acá, acá.

ramón: espérate, dalia.

chava: menos mal que el doctor

dijo que la fractura fue limpia.

imagínate que hubiera sido

sucia.

rulo: [chista] ya.

chava: ah, ya, ánimo.

estoy seguro de que vas a estar

bien antes de las dos semanas

que dijo el doctor.

rulo: en lo que no voy a tardar

es en devolverle el favor

a ramón.

chava: yo que tú mejor

ahí la dejo.

mira, ¿para qué le buscas más?

rulo: [niega]

que ni crea que esto

se va a quedar así.

[portazo]

[juana] ¿apenas vienen llegando?

ramón: sí, jefa.

pero ya duérmete, ma.

dalia: buenas noches, madrina.

ramón: ¿puedes caminar

para tu cuarto?

dalia: sí, y gracias.

ramón: mañana vamos a hablar.

dalia: ¿qué hice?

híjole, qué "lagunota".

ay, no me acuerdo de nada.

rulo: tráete una llave diez.

chava: espérate,

¿qué vas a hacer?

rulo: aflojar la manguera

del líquido de frenos

para que se vacíe poco a poco.

entonces, cuando menos

se lo espere, el pedal se va

a ir hasta el fondo.

chava: no lo hagas.

¿qué tal si la que va manejando

es fabiola?

rulo: pues, no.

ya le tocaba, ¿no?

como sea, que le duela

a ese imbécil.

órale.

benito: ¿te sirvo más,

changuita?

luisa: no, changuito,

¿tú no quieres más?

benito: bueno, si me lo das

en la boca, ¿cómo negarme?

luisa: ah, bueno.

[llaman a la puerta]

benito: ¿y ahora quién será?

luisa: con que no sea tu madre.

benito: no, te digo

que sigue en chicago.

[llaman a la puerta]

¿quién?

[ramón] ramón.

benito: voy.

[ramón] sí.

benito: ¿qué hubo, ramón?

ramón: ¿qué tal?

benito: ¿cómo te fue anoche?

ramón: pues, bien,

mi jefa no se dio cuenta,

imagínate.

y, pues, solo vine a agradecerte

y a disculparme contigo, benito.

benito: hombre, pero para eso

estamos los amigos.

no te preocupes.

ramón: no, pues,

¿cómo no me iba a preocupar?

además, vinimos a interrumpirte.

estabas acompañado.

benito: ¿la viste?

ramón: no, no, no.

nada más le vi

como que los piecillos.

pero ¿por qué?

¿la conozco o--?

benito: no, no, no.

¿cómo la vas a conocer?

pero bueno, ¿para qué

más explicaciones?

efectivamente, pues, sí, estaba

con alguien, pero no es alguien

que valga la pena presentar.

uno tiene sus aventuras, ¿no?

pero, pues, nada más.

lo bueno es que juana

no se dio cuenta.

ramón: no, para nada.

si no, imagínate, se nos arma.

benito: y que luisa se quedó

en casa de sus patrones porque--

ramón: ajá.

benito: bueno, ¿y cómo sigue

dalia?

ramón: pues, bien.

un poquito cruda,

pero está bien.

ambos: [ríen]

ramón: bueno, voy a chambear,

benito, nada más vine a eso.

benito: está bueno, ramón, ¿eh?

órale.

ramón: cuídese mucho.

benito: gracias.

ramón: échele, benito.

luisa: así que una aventura,

¿eh?

nadie que valga la pena conocer.

benito: changuita,

agarra la onda, fue lo primero

que se me ocurrió.

margarita: buenos días.

¿a dónde vas?

julio: a la casa de mamá.

pasé a ver y no me abre.

de plano me fui por las llaves.

margarita: ay, ¿quieres

que te acompañe?

julio: sí, vamos.

oye, a ver si controlas

a tu fiera.

margarita: ¿cuál fiera?

julio: antonio, ¿quién más?

margarita: no, no es mi fiera.

me dijo que se encontraron

en un restaurante,

que estabas con juana.

y ya le dije, ¿eh?

que no me pareció nada bien

su actitud.

julio: es un idiota.

mamá, por dios.

ambos: mamá, mamá.

[música]

[música]

julio: mamá, por favor,

dime algo.

margarita: mamá.

voy por alcohol.

julio: sí, sí, sí.

¿mamá?

rápido.

margarita: sí, ya voy, ya voy.

con esto tiene que volver en sí.

julio: dame.

ahí está reaccionando.

dios, está reaccionando.

hortensia: ay, ¿qué--qué fue?

julio: ¿te puedes levantar?

hortensia: ¿qué me pasó?

julio: no sé, no sé.

¿te golpeaste?

te encontramos así,

no sabemos qué te pasó.

margarita, ayúdame, por favor.

margarita: sí, sí.

levántate, mamá.

hortensia: a ver, a ver.

es que--

espérenme, despacito.

es que amanecí con mucho dolor

de cabeza

y luego me fui a preparar un té

y me mareé y, pues, yo creo

que me desmayé.

julio: sí.

margarita: pero ya estás mejor,

¿verdad?

hortensia: sí, ya.

julio: tenemos que hacer

que te revise un doctor igual.

hortensia: no, no, no.

julio: pero ¿cómo no?

hortensia: no es necesario,

mi hijito.

julio: sí, sí, sí es necesario.

hortensia: no es necesario.

no hagan un drama de todo esto.

julio: no me interesa.

aunque no quieras, te vamos

a hacer que te revise un doctor.

hortensia: te digo que no,

que yo ya--

y recojan todo ese mugrero

que dejaron ahí, por favor.

julio: aunque no quieras, mamá.

hortensia: ¡no!

margarita: bueno, voy a llamar

al doctor bustos.

él siempre nos atiende

a domicilio.

julio: sí, por favor.

margarita: a ver...

[timbre]

jorge: hola.

osvaldo se fue de la casa

porque resultó que a mi papá

nunca le robaron el coche,

sino que lo vendió.

el papá de la prima de sara

lo compró en un lote.

el señor puso la denuncia,

por eso detuvieron a osvaldo,

porque efectivamente se robó

el que creía su coche.

si no hubiera sido

porque se vieron

bien buena onda, seguiría

detenido.

mi papá reconoció

que vendió el coche

y está muy avergonzado y dice

que lo hizo porque necesitaba

el dinero.

pues, que hizo muy mal,

pero allá él.

si por puro orgullo no quiso

decirnos que tenía problemas

de dinero, es muy su asunto.

así es él, pero ahora sí

va a tener que asumir

las consecuencias

porque no creo que osvaldo

lo perdone.

qué familia la mía, ¿no?

¿nos vamos?

[teléfono]

antonio: ¿bueno?

rulo: don antonio, soy rulo.

antonio: ¿qué pasó, rulo?

rulo: anoche un tipo me agarró

a la mala y me rompió la nariz.

antonio: ¿cómo crees?

¿y ya fuiste a ver al doctor?

rulo: sí, sí, desde anoche,

pero me sigue doliendo mucho.

yo quería pedirle permiso

si podía faltar hoy a la chamba.

antonio: sí, no te preocupes.

rulo: gracias, patrón.

nos vemos mañana.

antonio: hasta mañana.

[llaman a la puerta]

antonio: adelante.

ramón: buenos días, don antonio.

antonio: buenos días.

ramón: nomás venía a avisarle

que dalia amaneció mal

del estómago.

me pidió que la disculpara.

antonio: ah, qué caray.

rulo me acaba de hablar

que tampoco va a venir,

que anoche alguien

le fracturó la nariz.

oye, ¿y cómo vas con el coche

de la señorita sonia?

fabiola me dijo que fueron

los baleros.

ramón: sí, ya nos cambiaron

la maza, hoy a la tarde

queda eso.

antonio: bien, no dejes

de hacerle las pruebas

necesarias, por favor.

ramón: sí, don antonio.

con permiso.

antonio: oye, ramón, ramón,

¿te comentó tu mamá

del incidente que tuve anoche

con ella y con julio?

susana: buenos días,

¿cómo dormiste?

osvaldo: bien, pero me hubieras

despertado.

qué pena con tu mamá.

¿qué va a pensar?

susana: ah, no,

pero ni te preocupes.

ella ni está, ¿eh?

es más, ¿sabes qué?

ahorita le digo a gabi

que te sirva de desayunar, ¿sí?

osvaldo: va.

susana: [ríe]

osvaldo: [suspira]

antonio: estoy muy apenado

con tu mamá.

verla con julio me sacó

de mis casillas.

yo solamente le quería

advertir sobre él.

tengo que pedirle una disculpa.

ramón: sí, como usted guste.

y con relación a don julio,

despreocúpese.

mire, aunque no lo parezca,

mi jefa está más alerta

que nunca, don antonio.

ella sabe que el dinero

que va a recibir es un imán

para muchas personas.

antonio: por eso mismo es

que la quería poner sobre aviso.

ramón: y, pues, ¿qué le sabe

a don julio, eh?

antonio: pues, nada en concreto,

pero siempre me ha parecido

un tipo muy oscuro

y me da muy mala espina

tantas atenciones con tu mamá.

obvio que va tras un objetivo.

además, eso que me dijiste

que le habló mal de mí,

fue para hacerme a un lado.

por favor, dile que tenga

cuidado con él, ¿sí?

julio no es un hombre

muy transparente.

ramón: yo se lo digo,

don antonio, y muchas gracias

por preocuparse por mi mamá.

antonio: no, ¿qué agradeces?

aunque ella no lo crea,

le tengo mucha estima.

ándale, vete a trabajar.

ramón: con permiso.

antonio: propio.

juana: buenos días.

dalia: buenos días, madrina.

juana: ay, mi hija, ni parece

que estás suelta del estómago.

más bien parece que traes

una cruda.

luisa: ah, ¿qué haces aquí?

¿por qué no fuiste a trabajar?

dalia: amanecí muy mal

del estómago y me la pasé

toda la noche en el baño.

luisa: ay, no me digas.

dalia: ay, ay, otra vez,

otra vez.

juana: pobrecita,

algo le cayó mal.

si quieres, le hago un tecito

de jengibre.

luisa: no, no te molestes,

comadre.

yo le voy a preparar

un remedio buenísimo.

juana: ¿cómo te fue con benito?

cuéntame.

luisa: ay, ay, comadre,

mi chaparrito es único.

[suspira]

bueno, así.

chava: ¿cómo vas?

ramón: ahí la llevo.

ya en la tarde queda.

chava: ¿y qué pasó con dalia?

no la vi llegar contigo.

ramón: no, pues no va a venir.

chava: ¿y eso?

ramón: amaneció mal

del estómago.

chava: no, pues, qué mala onda.

rulo tampoco va a venir.

se les va a caer la chamba.

ramón: no, pues, hay que darle.

¿eh?

chava: sí.

[celular]

rulo: ¿qué onda?

¿estás en el taller?

chava: simón,

y ya hasta tanteé a ramón.

que es que dalia no vino

a trabajar porque amaneció mal

del estómago.

rulo: ¿y no te contó

que me desgració la nariz?

chava: ni pío.

hasta le dije que no ibas

a venir a trabajar

a ver si soltaba la sopa.

rulo: bueno,

seguimos en contacto.

[gime]

me lleva.

¿y ahora cómo me rasco?

luisa: mal de la panza, ¿eh?

a ver si con esto se te quitan

las ganas de volver a tomar.

vas a ver...

ay, un poquito, ahí está.

bien, ahí está.

buenísimo.

juana: pues, no,

fiebre no tienes.

dalia: siento como si tuviera.

juana: pues, ¿qué comiste, niña?

dalia: unos sopes de chorizo.

luisa: con este remedio

de la abuela te vas a sentir

mucho mejor, ya verás.

a ver, ándale, tómatelo.

dalia: pero huele muy feo.

luisa: ni modo,

así son los remedios,

tómatelo.

dalia: no.

[gime]

guácala, guácala, no puedo,

voy a vomitar.

luisa: dije que te lo tomes.

dalia: no, mamá.

luisa: ah, ¿no?

vas a ver, abre la boca,

abre la boca.

todo.

todo, todo, todo, todo.

"glu, glu, glu, glu".

ah, ¿no que no?

[ríe]

dalia: [gime]

juana: pues, ¿qué le pusiste?

luisa: ay, amor, comadre.

mi hija lo que necesita

es puro amor.

dalia: [gime]

[música]

[música]

julio: doctor, ¿cómo está?

bustos: está bien,

solo tiene la presión

levemente baja.

me dijo que ha comido poco.

puede ser por eso

que se le haya bajado el azúcar.

margarita: ¿y será necesario

que se haga algún estudio?

bustos: sí, le dejé una orden

para el laboratorio.

por su edad, sería conveniente

que se hiciera

un chequeo general.

hay que descartar que el desmayo

no haya sido por algún asunto

de orden neurológico.

julio: doctor,

gracias por venir.

¿cuánto se le debe?

bustos: 1.000 pesos.

margarita: ¿tienes?

sí.

julio: aquí tiene.

gracias, gracias otra vez.

sírvase.

bustos: estoy aquí

para servirles.

con permiso.

margarita: [suspira]

julio: hay que ver

si se quiere hacer

los estudios.

margarita: pues, hay

que convencerla.

vente, vamos a verla.

ay.

dalia: [gime]

¿qué me diste, mamá?

me siento de la patada.

salió peor el remedio

que la enfermedad.

luisa: deja que haga efecto

y te vas a sentir mejor.

te dejé preparado otro igual

para que te lo tomes al rato.

dalia: no, no, no,

por favor, ya no, ya.

luisa: ay,

cómo te gusta renegar.

desde chiquita

no le gustaba tomarse

la medicina.

juana: pero pues es por tu bien,

hazle caso a tu madre.

luisa: ajá.

dalia: ay.

ay, ay, ay.

ay, ay, ay.

luisa: [ríe]

ya empezó a hacer efecto.

con esto va a sacar

todo lo malo.

juana: pues ojalá,

porque de veras

la está pasando mal, pobrecita.

luisa: bueno, me cambio

y me voy, comadre.

a ver si doña virginia

no me regaña por llegar tarde.

ahí te la encargo.

juana: no, sí, no te preocupes.

yo hago que se tome el remedio

y nos vemos a la noche.

luisa: ajá.

julio: ¿por qué no te quieres

hacer los estudios, mamá?

hortensia: porque no.

es pura gastadera de dinero.

no tengo nada, un desmayo

le puede dar a cualquiera.

margarita: no, no,

no a cualquiera, mamá.

hay que descartar que no haya

ningún problema neurológico.

hortensia: pero ¿qué va

a haber eso, hombre?

si la cabeza es

lo que mejor me funciona.

julio: ¿y por qué

no has comido bien?

hortensia: sí he comido.

lo que pasa es que ayer

se me pasó

porque no tenía hambre.

margarita: te voy a hacer

algo de desayunar.

hortensia: no, no hace falta.

yo ahorita me hago

de desayunar.

y ni crean que me voy a quedar

aquí echada, ¿eh?

margarita: el doctor dijo

que te tenías que quedar

a descansar, mamá.

hortensia: ni loca.

tengo muchas cosas que hacer.

y ya váyanse.

ya, que les vaya muy bien.

tú vete a atender

a tu amante.

margarita: ay, mamá.

hortensia: y tú

córrele con juana,

seguro necesita tus servicios

ahora que cobra el dinero.

julio: supe que te enteraste.

hortensia: pues, ¿cómo no?

si tu hermana me lo vino

a restregar en la cara.

margarita: esa no fue

mi intención.

hortensia: ay,

ya déjenme en paz.

que les vaya bien, adiós.

julio: bueno, nos vamos,

pero vamos a estar al pendiente,

aunque tú no quieras.

hortensia: sí, está bien.

adiós.

[ríe]

ahora resulta que están

muy preocupados por mí.

ajá, sí, ¿cómo no?

sara: qué oso lo de anoche.

jamás me imaginé que el coche

que le robaron a mi prima

era el de osvaldo.

¿por qué fue

el malentendido, eh?

al que vi muy echado

para adelante con los policías

fue a jorge.

se veía muy hombrecito

ni parecía gay.

tal vez no es

gay, gay, gay.

a lo mejor nomás es "bi".

[alerta de mensaje]

[juana] "mi hija,

no se te olvide

tu cita con el doctor linares.

¿quieres que te acompañe?"

sara: ¿quién te anda

mandando mensajitos, eh?

ah, tienes cita con tu doctor.

oye, ¿cómo va eso?

¿ese doctor no podrá

ayudar a jorge

con lo de su problema?

pues, el hecho de que sea gay.

jorge: ay, creo que ser gay

no es ningún problema.

¿quién es gay?

sara: un amigo.

claro que no es ningún problema,

que cada quien sea como quiere,

¿no?

yo ya me voy porque quedé

de verme con marisol

en la biblioteca.

"bye".

bye, bye.

ambos: [ríen]

jorge: esta cada vez

está más rara.

[ríe]

oye, hoy tienes cita

con linares.

no voy a poder acompañarte.

es que tengo que hacer

un trabajo

con unos compañeros.

no, no, no.

sí me da tiempo de llevarte.

ya luego te recojo

en casa de luisa.

julio: sí, señor novo, así es.

el depósito que le hicieron

corresponde

a la devolución anual

del impuesto sobre la renta.

¿qué agradece?

no hice más que cumplir

con mi trabajo.

igualmente.

gusto en saludarlo.

ya tengo cómo pagarle a emilia.

¿emilia?

soy yo, julio.

¿cómo estás?

emilia: julio, ¿qué tal?

¿cómo vas?

julio: muy bien.

te llamo porque quiero

pagarte lo que te debo.

¿dónde te lo deposito?

emilia: ¿por qué no vienes

en la noche a cenar a la casa?

platicamos un rato.

hace mucho que no nos vemos.

julio: encantado.

¿qué te parece a las 20:30?

¿está bien?

emilia: sí, perfecto.

te espero.

bye.

[celular]

antonio: hola, margarita.

margarita: te tengo

una muy buena noticia.

antonio: ¿ya no estás

enojada conmigo

por lo que dije de tu hermano?

margarita: eso también,

pero la noticia es otra.

tengo en mi poder una copia

de la última escritura

del terreno del taller

y efectivamente está

a nombre de ricardo.

mi hermano sí le pagó a mi mamá.

antonio: o sea

que doña hortensia

dijo que era de ella

solo para fastidiarme.

margarita: efectivamente.

antonio: ah, qué tu mamá...

qué buena noticia, ¿eh?

ya me hiciste el día.

[ríe]

oye, ¿te puedo invitar a cenar?

margarita: ¿y eso?

antonio: bueno, quiero

agradecerte personalmente

lo que averiguaste.

además de constatar

si es verdad

que ya me disculpaste

por lo de julio.

margarita: ya te dije que sí,

pero acepto la cena

porque yo también

quiero verte.

antonio: bueno, ¿nos vemos

a las 21 en el pierre ángelo?

margarita: hecho.

ramón: aquí podemos practicar

a gusto.

mira, damos unas vueltas

y pues ya después te digo

lo de la estacionada,

¿te parece?

fabiola: sí, mi amor, sí.

ramón: prende el coche.

fabiola: [grita]

[ríe]

perdón, mi amor,

se me olvidó poner

el--el "clutch", perdón.

ramón: pues, qué raro

que se te olvide.

¿qué pasó?

fabiola: no sé.

ramón: ¿eh?

a ver, deja me pongo

el cinturón otra vez porque--

fabiola: a ver, ahí va otra vez.

ramón: no, no, no, espérate.

fabiola: esta es la buena,

esta es la buena.

ramón: me pongo mi casco

de astronauta--

fabiola: [ríe]

a ver, ahí va.

ramón: a ver, muy bien.

fabiola: ay, ay, ay.

ramón: suelta el clutch.

fabiola: lo estoy logrando,

lo estoy logrando...

ramón: vas, vas, vas, vas.

estamos ya.

linares: pasa.

toma asiento, andrea.

hoy vamos a volver a tener

una sesión de hipnosis, ¿mm?

trata de relajarte.

recuerda que yo hago

sonar la campana

y tú tratas de estar

lo más relajada posible

para que el sonido

te haga llegar al estado alfa

que es donde vamos a trabajar,

¿mm?

una vez que estés en trance,

volveré a decir algunas palabras

que te van a remitir

necesariamente a algunos hechos

de tu vida.

ojalá de regreso de la inducción

puedas recordarlos

y los escribas

como si hubiera sido un sueño.

¿vamos a empezar?

acuéstate, por favor.

muy bien.

cierra tus ojos.

[campana]

ramón: ya frena, fabiola.

ya, fabiola, ya frena.

fabiola: es que no responde

el freno,

es que no responde el freno.

ramón: ya frena, ya--

¡fabiola, ya frena!

[grita]

[música]

[música]

>> joven, ¿están bien?

joven, ¿están bien?

¿necesitan ayuda?

ramón: [gime]

fabiola.

mi amor.

mi amor, ¿me escuchas?

fabiola.

fabio--

joven, joven,

llame a una ambulancia

rápido, por favor,

una ambulancia.

fabiola.

mi amor, mi amor,

¿me escuchas, fabiola?

linares: avión.

regalo.

recuerdo.

amor.

añorar amor.

sentir amor.

andrea: jor-ge.

linares: ¿jorge?

ramón: apúrense, por favor.

apúrense.

aguanta, mi amor.

aguanta, aguanta.

francisco: fabiola.

¿qué le pasó?

ramón: tuvimos un accidente

y viene inconsciente.

francisco: ¿signos vitales?

>> estables, doctor.

francisco: vamos por aquí,

rápido, rápido.

el mecánico no puede pasar.

vamos, por aquí.

>> quédese en la sala de espera,

por favor.

verónica: ¿ya te vas?

porfirio: sí, voy al juzgado

y de ahí a mi casa.

verónica: ¿y no vas a comer?

porfirio: pensaba hacerlo

en mi casa, ¿por?

verónica: venía a decirte

que si querías

que comiéramos juntos.

porfirio: si quieres,

te invito a mi casa.

siempre me dejan algo hecho.

verónica: perfecto,

me encanta la idea.

por cierto, ¿leíste mis poemas?

porfirio: sí, sí, claro.

y me gustaron mucho, ¿eh?

de hecho, son mis libros

de cabecera.

verónica: ¿o sea que los lees

para dormir?

porfirio: ¿qué quieres?

me arrullan.

verónica: cómo eres...

te dan sueño,

que no es lo mismo.

ambos: [ríen]

linares: cuando termine

de contar hasta tres,

despiertas.

uno,

dos,

tres.

¿cómo te sientes?

¿recuerdas algo?

[suspira]

hablaste en voz alta, andrea.

dijiste un nombre:

jorge.

sí, sé que jorge es tu primo.

estuvo aquí la vez anterior.

¿es a él a quien te referías?

no importa si no recuerdas.

vamos a seguir

trabajando en eso.

lo importante es que tuvimos

un gran avance

porque pudiste hablar,

aunque haya sido

solo una palabra, ¿mm?

eso corrobora mi diagnóstico.

voy a hacer pasar a juana

para explicarles a las dos.

juana.

juana: ¿sí?

linares: pase, por favor.

juana: ay, claro.

permiso.

linares: ajá.

le tengo muy buenas noticias.

juana: ¿eh?

linares: en la sesión

de hipnosis andrea habló.

juana: ay, ay,

pues bendito sea dios.

linares: fue una sola palabra,

pero lo importante es

que pudo emitir sonido.

eso comprueba que su bloqueo

es psicológico y no físico,

como yo lo había pensado.

juana: ah, bueno, pues eso

es una muy buena noticia, ¿no?

porque es--luego es más fácil

arreglar los problemas

de la cabeza

que los del cuerpo, ¿no?

linares: no se crea, ¿eh?

a mí me parece que es

todo lo contrario.

pero en el caso de andrea,

como no es más

que un bloqueo postraumático,

se va a restablecer muy pronto,

ya lo verá.

juana: muy bien.

y--bueno, ¿y qué sigue, doctor?

linares: vamos a continuar

con las sesiones de hipnosis.

podría darse el caso

que empiece a emitir sonido

de forma espontánea.

no te asustes si no puedes

articular palabras,

así va a ser al principio

hasta que recuperes

totalmente el habla.

juana: bueno, pero pues

si ya dijo

aunque sea una palabrita,

ya va a poder hablar.

¿y qué fue lo que dijo, doctor?

linares: como es

parte de la terapia,

prefiero reservármelo

para terminar de armar

el rompecabezas,

usted me entiende.

juana: sí, está bien, claro.

linares: [ríe]

juana: yo lo único que quiero

volver a oír es a mi cotorrita

hablar y hablar todo el día.

[ríe]

>> [grabación] por el momento

no puedo contestar.

deje su recado, por favor.

[teléfono]

antonio: taller automotriz

metzer, buenos días.

ramón: don antonio,

pues soy yo, ramón.

fabiola y yo tuvimos

un accidente.

chocamos.

antonio: ¿cómo están?

ramón: pues yo estoy bien,

pero...

pues ella está inconsciente.

estamos aquí

en--en el hospital san marcos.

antonio: voy para allá.

ramón: don antonio,

don antonio,

el coche se quedó ahí

pues abandonado en la calle.

antonio: ¿dónde chocaron?

ramón: en carranza

es-quina miramontes.

pues ahí, muy cerca del taller.

antonio: no te preocupes,

ahorita mando a alguien

que lo vea.

nos vemos en el hospital.

¡lucho!

lucho: ¿qué?

antonio: tengo que salir.

fabiola y ramón chocaron.

lucho: no le haga, patrón.

¿cómo están?

antonio: no sé.

fabiola llegó inconsciente

al hospital.

vete a la delegación tlalpan

y averigua qué pasó

con el coche, por favor.

lucho: no, claro, ahorita mismo

voy para allá.

chava: qué--qué mala onda.

lucho: pues, ojalá no sea

nada grave.

voy a la delegación, ten.

chava: sí, sí.

lucho: termina el carro.

chava: neta nos pasamos

de lance.

¿fabiola qué culpa tenía?

francisco: no hay signos

de fractura ni síntomas

de heridas internas.

fabiola, soy yo,

¿me reconoces?

hay que hacerle una tomografía.

necesitamos descartar

un trauma cerebro vascular.

>> sí, doctor.

porfirio: adelante, bienvenida.

verónica: [ríe]

qué bonito está

tu departamento

y qué bien puesto lo tienes.

¿vives solo?

porfirio: sí, claro.

verónica: no parece.

porfirio: bueno, ¿qué idea

tienen las mujeres

de las casas de los hombres, eh?

¿qué esperabas ver?

¿los zapatos

tirados en el suelo?

¿los calcetines en la sala,

la pijama en el comedor o qué?

verónica: y un montón

de platos sucios

por todas partes.

me encanta tu casa.

porfirio: muy a la orden.

bueno, me voy a ver

qué tenemos para comer.

verónica: ¿y esto?

no me digas

que tocas la guitarra.

porfirio: sí.

verónica: qué maravilla.

de verdad que eres

todo un estuche de monerías.

¿me tocas algo?

porfirio: ¿te arriesgas a oírme?

verónica: ya sabes que me gustan

los riesgos.

porfirio: está bien,

pero después de comer.

ayúdame con los platos.

verónica: [asiente]

[altavoz] doctor santillán,

se le solicita en la oficina

del director.

francisco: voy a ver

qué quiere el director

y los veo en rayos equis, ¿sí?

>> ok, doctor.

ramón: señorita,

¿usted puede darme informes

de una paciente?

se llama fabiola medina

y pues la trajeron hace rato

en una ambulancia.

>> ¿es usted su pariente?

verónica: pues, soy su novio.

>> ajá.

el doctor santillán

le mandó a hacerse

una tomografía.

ramón: ah, muchas gracias.

>> de nada.

ramón: ¿cómo está fabiola?

francisco: fíjate que solo

doy informes a los familiares.

con permiso.

ramón: [farfulla]

francisco: no me vuelvas a tocar

o hago que te saquen

del hospital, mecánico.

Cargando Playlist...