publicidad

Los Powell lucharon contra la barrera idiomática

Los Powell lucharon contra la barrera idiomática

Lorena y Kristopher comenzaron el reto con un objetivo claro: reanudar los votos nupciales, vestidos con los trajes que utlizaron el día de la boda. Y la meta no sólo es bajar de peso, sino también subir la autoestima.

MIAMI.- Lorena y Kristopher comenzaron el reto con un objetivo claro: reanudar los votos nupciales, vestidos con los trajes que utlizaron el día de la boda. Y la meta no sólo es bajar de peso, sino también subir la autoestima.

Lorena, tiene una debilidad por las gaseosas. Su cuerpo cambió tras el embarazo y se siente desmotivada y cansada todo el tiempo. Le avergüenza su cuerpo.

Su esposo, Kristopher, no se alimenta bien y quiere ayudar a su esposa a leventar su autoestima.

Lorena y Kristopher son prueba de que no hay idioma para el amor, pues Lorena es peruana mientras que Kristopher es estadounidense. Lorena pesaba 119 libras. Comenzó el reto con 137 libras. Kristopher pesaba 148 libras. Comenzó el reto con 155 libras.

Durante un lapso de seis semanas, y con la ayuda del entrenador físico Frank Guzmán, y los consejos nutricionales de la Dra. Claudia González, ambos aprendieron a comer de forma saludable y a ponerse en forma.

La travesía no fue fácil y es que tanto Lorena como Kristopher tuvieron que decirle adiós a las delicias altas en calorías y sustituirlas por yogurt, frutas, vegetales, cereales y proteínas.

Igualmente, cambiaron la vida sedentaria por 30 minutos de ejercicios aeróbicos, una rutina de 100 abdominales diarios y 30 minutos de ejercicios variados.

Pero el sacrificio valió la pena, y los Powell lograron cumplir su sueño.

Y lo más importante, ambos lograron vestir los trajes del día de su boda y reanudaron los votos nupciales.

publicidad


publicidad
publicidad
Madrigal busca recuperar la vertical pero el Flores lo mantiene a ras de lona con pies y manos.
Saltando como si fuera un adolescente, la leyenda del fútbol mexicano disfrutó de los cantos del adiós que le brindaron sus compañeros de equipo, al terminar el partido contra Chivas. Aquí el emotivo instante.
Erick Pérez terminó la contienda con una espectacular lluvia de combinaciones sobre la humanidad de Fuentes a mitad del tercero y último round.
James Bradley Jr., de 61 años, se había declarado culpable por transporte ilegal de personas con consecuencias letales y asociación ilícita. En julio de 2017, autoridades encontraron a 39 inmigrantes en el cajón de carga del camión del hombre, condenado en una corte federal de San Antonio.
publicidad