null: nullpx
Cargando Video...

El Color de la Pasión Capítulo 7

9 Abr 2021 – 12:00 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta... marcelo: ¡si una mujeres capaz de hacerte decir ese tipo de estupideces,me preocupa mucho! ¿dices que se llamaadriana murillo? ¿dónde la conociste?federico: por favor, no empiecescon tus interrogatorios y tus juicios.marcelo: no, no. tranquilo, tranquilo, tranquilo.no te estoy juzgando, tranquilo. en verdad, me da mucho gustoverte así de ilusionado, pero no me gustaría que al finalsalieras lastimado. federico: ¿por qué todo el mundome trata como si fuera un niño? marcelo: no, yo no.pero me acabas de decir que es una mujercon compromisos, y que hasta eres capaz de matar.federico: ya sé, para que no te hagas ideasabsurdas en la cabeza, te la voy a presentar.marcelo: va. me parece perfecto.federico: hoy voy a cenar con ella.¿te parece si te caemos como a las once en tu departamento?marcelo: me parece perfecto, ahí los estaré esperando.federico: una cosa más. por favor,quita a mi mamá de encima. marcelo: haré lo que pueda.magdalena: hola. rebeca: aquí estoy.¿para qué me quieres? magdalena: me quedé sacadade onda porque-- pues por lo que pasóen la mañana. rebeca: sí, yo también.pero conste que yo no empecé. magdalena: te pido perdón.yo sé que no está bien que te reclame,cada vez que te vea, que te hayas casado con alonso.rebeca: ahí vas otra vez. dices que no quieres agredirmepero, cada vez que tienes oportunidad, me lo recuerdas.¿sabes qué? no sé a qué vine. magdalena: ay, rebeca.espérame. por favor, siéntate.te aseguro que tengo las mejores intencionesde hacer las paces contigo. somos hermanas, rebeca.no me gusta que estemos tan distanciadas.rebeca: no, a mí tampoco. y menos ahora que se va a casarla hija de adriana. magdalena: tienes razón.tampoco le estamos dando un buen ejemplo.rebeca: por lo menos eres sensata.magdalena: hermana, ya, ¿no? ya no sigamos hablando de eso.mejor, cuéntame. ¿lucía está contentacon la boda? ¿rodrigo es un buen muchacho?rebeca: sí, sí, lo es. me supongo que algole habrá visto lucía para casarse con él, ¿no?el único "pero" se llama brígida.magdalena: uf. rebeca: pero, bueno,nada puede ser perfecto. magdalena: es una lástima.¿sabes qué estoy pensando? que me voy a regresarcontigo a puebla. rebeca: sí, pero va a tenerque ser mañana. porque se retrasaronen entregarme el vestido de novia de lucía.magdalena: no importa, yo te espero.me voy a dormir contigo a tu hotel,y ya mañana te acompaño a recoger el vestido.rebeca: no, no. lo que pasa es que el cuartodel hotel es muy chiquito y vamos a estar muy incómodas.¿qué te parece si mañana, después de que recojael vestido de novia de lucía, te hablo, paso por tiy nos vamos juntas? ¿sí?magdalena: está bien. rebeca: qué bueno.magdalena: ¿quieres tomar algo? rebeca: no, estoy bien.milagros: no me digas que estoy inventando cosas,porque si tu hermano tenía escondida esa relaciónes por algo. marcelo: no lo voy a justificar,pero entiende que si él se comporta de esta maneraes porque, a veces, tú lo tienes contrala espada y la pared. milagros: ah, y ahora resultaque yo tengo la culpa. marcelo: no, no.no estoy diciendo eso, pero a veces lo tratascomo si fuera un niño, y no te das cuenta que federicoya es todo un hombre. milagros: tú sabesque él no tiene la madurez de otros muchachos de su edad.marcelo: pues no, porque tal vez no lo hemosdejado demostrarlo. pero creo que lo hemossobreprotegido demasiado. sobre todo tú, mamá.milagros: ¿y qué quieres que haga, si soy su madre?me da terror que vuelva a caer en otra crisis.marcelo: tranquila, mamá. eso no va a pasar.tranquila. te preocupas demasiadoy eso no está bien. creo que federicoya tiene la madurez para enfrentar cualquier cosa.milagros: yo no estoy tan segura.si por lo menos tú regresaras a vivir con nosotros,yo me sentiría mucho más tranquila.podrías estar cerca de tu hermano.marcelo: mamá, créeme que aunque no viva en esta casaestoy muy cerca de él, y también estoymuy preocupado por ti. ustedes son lo más importantepara mí. milagros: no es lo mismo.marcelo: mamá, mamá. ya lo hemos hablado demasiado.yo tengo mi vida. milagros: sí, ya.marcelo: y no te había dicho una cosa, que en unas semanaspienso irme a trabajar a españa. milagros: ¿a españa?¿y daniela ya lo sabe? marcelo: no.no lo sabe todavía, pero pronto lo sabrá.rodrigo: ¿se puede? alonso: adelante.rodrigo: aquí está el catálogo del próximo mes.alonso: déjalo ahí, luego lo reviso.rodrigo: sé que está un poco enojado por los erroresen el presupuesto, pero mi padre le dijoque no fue mi culpa. alonso: sí,estoy un poco molesto porque el presupuestoes tu responsabilidad, y no tienes que delegárseloni a tu padre ni a nadie. rodrigo: sí, yo lo sé.lo que pasa es que lucía y yo tuvimos que ir a entregarunas invitaciones de la boda-- alonso: eso no es justificación.no lo es. aunque la novia sea mi hija.rodrigo: no le gusta la idea de que me case con lucía,¿verdad? alonso: mira,no es una cuestión de gustos, pero debo reconocerque a veces tengo mis dudas. pero, bueno,creo que a uno, como padre, ningún candidato se nos hacedigno de nuestras hijas. rodrigo: señor, yo le juroque quiero a lucía. alonso: de eso no tengola menor duda. como tampoco la tengode que ella te quiere a ti, pero, a ver, dime la verdad.¿crees que tú tienes todo lo que hace faltapara hacer feliz a mi hija? rodrigo: tanto como rebecalo ha sido con usted. digo, la menciono a ellaporque no me acuerdo de la madre de lucía.alonso: sí. tú estabas muy pequeñocuando adriana murió. bueno, ya ves,lucía tampoco la conoció. rodrigo: lo sé, qué pena.alonso: gracias por el catálogo. mañana lo autorizo.rodrigo: está bien. con permiso.¿güey? ¿qué haces aquí? sergio: hasta que te soltótu suegro. rodrigo: sergio mondragón.sergio: chino, qué gusto verte. vine por ti,te voy a llevar por ahí. digo, tienes que aprovechartus últimos días de soltería. rodrigo: uy, no sabes cuántome encantaría, pero no puedo. sergio: ¿por?rodrigo: tengo que llevar unos regalos con lucíaal departamento. sergio: no, no.te lo juro que eres un perro, desgraciado.no sabes la envidia que te tengo.rodrigo: ¿por qué? sergio: ¿sabes tú lo que daríapor entrar a esa familia? rodrigo: ay, sergio.no me digas que sigues pensando en nora.sergio: más que nunca. no sé, me encanta.pero ya ves qué poco me duró el gusto.rodrigo: nunca me dijiste por qué te cortó.sergio: es que ni siquiera yo sé por qué me cortó.nora es una persona bastante rara.yo, la verdad, creí que estábamos bien.bueno, qué digo bien. bastante bien.rodrigo: no me digas que mi cuñadita y tú ya...sergio: no, no. rodrigo: sergio.rodrigo: ¿cómo no? ey, soy tu mejor amigo.sergio: no me importa que seas mi mejor amigo,yo no digo nada. los caballerosno hablamos de eso, punto. rodrigo: ¿no me vas a contar?sergio. sergio: bueno, una cosa síte voy a decir. si lucía tiene las mismascualidades que su hermana, mi niño, estás bendecido.marcelo: buenos días. buenos días, lorena.lorena: buenos días, señor. marcelo: ¿no ha empezadola junta? lorena: no, se demorómedia hora. marcelo: menos mal.por favor, avísame cuando todos estén listos.lorena: sí, la señorita suárez lo está esperando, señor.marcelo: gracias.hola. no sabía que ibas a venir.daniela: ¿me puedes decir por qué no me dijisteque te vas a españa? marcelo: porque me acabode enterar esta mañana y no te lo quería decirpor teléfono. ya veo que mi madre se adelantó.daniela: no sabes cómo se lo agradezco.marcelo, ¿qué va a pasar con nosotros, entonces?marcelo: eso es algo que nos tenemos que sentara platicar tranquilamente. daniela: pues yo ya me senté,así que empieza a hablar, ¿no? federico: por favor, daniela.estoy a punto de entrar a una junta.daniela: todo es más importante que yo, siempre.federico: no compliques las cosas. ¿te parece biensi nos vemos en cuanto termine? daniela: está bien.te veo en tu departamento. marcelo: si no te molesta,yo te busco en tu casa. daniela: como quieras.pero más vale que no te tardes.lucía: todo eso que tú sientes no es cierto.nora: es lo que siento, lucía. pero, bueno, tú no tienesla culpa de haber nacido con una enorme estrellaen la frente, ¿no? y tampoco tienes la culpade ser la hija del amor de la vida de mi papá.lucía: ya deja de decir tonterías.alonso: ¿qué tanto piensas? lucía: papá, me asustaste.en--en todas las cosas que tengo que hacer.alonso: ¿te dijo tu tía rebeca que tu vestido va a estarlisto esta mañana? lucía: sí, me llamó hace rato.alonso: dime la verdad, ¿de quién fue la ideade que no la acompañaras a méxico?lucía: de ella. bueno, pero lo hizoporque pensó que yo tenía muchos pendientes y pues,tenía razón. alonso: pues,qué rápido te convenció. según tenía entendido,tenías muchas ganas de ver a tu tía magdalena.lucía: a ver, pa. ¿qué es lo que te molesta tanto?alonso: que tu tía rebeca siempre termine haciendolo que se le dé la gana. lucía: bueno,pero generalmente las cosas le salen bastante bien.y nosotros tendríamos que estar agradecidos con ellapor todo lo que hace. alonso: pues sí,yo estoy muy agradecido con ella.pero, rebeca-- lucía: pero te aseguroque nunca se lo dices. porque se te hace normal.pa, a veces la gente necesita escuchar un "gracias".alonso: insisto en que te pareces tanto a tu madre.sabes que te voy a extrañar muchísimo, ¿verdad?mi amor, ¿estás muy segura del paso que vas a dar?lucía: pues sí. ¿por qué me lo preguntas?¿tú tienes dudas? alonso: todas las del mundo.bueno, todas las que un padre tiene cuando su hijava a iniciar su propia vida. pero no me hagas caso, ¿sí?lucía: ay, pa. tere: lucía,ya llegó el joven rodrigo. te está esperando.lucía: sí, gracias tere. ya me voy, te amo.alonso: te amo, mi amor.lucía: hola, mi amor. rodrigo: hola, mi vida.qué bueno que no te fuiste a méxico.así podemos estar más tiempo juntos.lucía: ay, ya sé. yo también pienso lo mismo.¿ya estás listo para cargar muchos regalos?rodrigo: más que listo. [celular]lucía: lety. bueno.lety: lucía... lucía: ¿qué tienes, lety?te escucho muy raro. lety: ¿puedes venir a mi casa?necesito verte. lucía: lety,dime qué está pasando. no me asustes.lety: no, no, no. es que no puedo decírtelopor teléfono. por favor,necesito hablar contigo, ven. lucía: está bien, está bien.voy para allá. rodrigo: ¿adónde vas?lucía: a casa de lety. no sé qué tiene.estaba muy mal, estaba llorando. rodrigo: a ver, ¿y quéva a pasar con los regalos que íbamos a llevaral departamento? nora: yo puedo ayudar,con mucho gusto. lucía: gracias, pero...no es necesario. nora: ¿ves cómo eres?primero te quejas de que no me quieroinvolucrar en tu boda, y cuando quiero hacerlo,simplemente no me dejas. ¿no quedamos que somos hermanasy no enemigas? lucía: tienes razón.te llamo al rato. rodrigo: cuídate.lucía: gracias.nora: ¿cuándo empezamos? [música][música]mesero: bienvenidos. rebeca: gracias.mesero: ¿les ofrezco algo de tomar?federico: un vinito, para empezar.rebeca: sí, está muy bien. federico: ya escuchó a la dama.mesero: enseguida le traigo la carta.federico: gracias. rebeca: gracias.federico: ¿y? ¿te gusta el lugar?rebeca: sí, me gusta mucho. pero me gustas más tú.federico: no, me gustas más tú. rebeca: ¿y qué hacíascuando me hablaste? federico: estaba trabajando.sí, es que tengo un montón de trabajo en la oficina.pero todavía tengo tiempo para ti.rebeca: gracias. federico: no, gracias a ti.rebeca: ahorita vengo, voy al baño.no te vayas, ¿eh? federico: no.[celular]lucía: ¿qué pasó, tonta? me dejaste toda preocupada.lety: pasa, ahorita te digo. es que no séni por dónde empezar. ay, lucía.todas: ¡sorpresa! [gritan]nora: oye, ¿mi hermana y tú ya estrenaron la cama?rodrigo: [ríe] nora. nora: okay, no.no... ay, pobrecito.oye, ¿mi papá también les regaló la recámara?rodrigo: no, esa la compré yo. nora: pues si no te apurastu suegro te va a vestir el departamentode pies a cabeza. rodrigo: ajá.nora: sí, por lucía él haría cualquier cosa.rodrigo: oye, ¿por qué le tienes tantos celos a lucía?nora: claro que no. rodrigo: ah, ¿no?nora: no. es más, para que veasque no es cierto, ¿por qué no brindamos por ella?rodrigo: ¿y brindar con qué? nora: con este.¿tú crees que a mi hermana le importe si abrimosuno de estos? rodrigo: no, no.y menos si sabe que lo abrí contigo.nora: ¿lo abres? rodrigo: sí.rebeca: ¿por qué estás tan serio?federico: cuando estabas en el baño te llamó alonso.rebeca: ¿alonso? federico: tu marido.así se llama, ¿no? dejaste tu teléfonoy vi su nombre en la pantalla. rebeca: espero que no te hayasatrevido a contestarle. federico: no te preocupesque no contesté. pero ¿sabes qué?ya no aguanto esta situación. rebeca: ¿vas a empezar con eso?federico: entiéndeme, adriana. yo necesito que tengamosuna relación normal. como cualquier pareja.que mi familia te conozca, por lo menos que mi hermanote conozca. rebeca: estás loco.federico: no estoy loco. hablé con ély vamos a ir a verlo después de cenar.rebeca: ¿que hiciste qué? habíamos quedado en manteneresto en absoluto secreto. federico: entiéndeme.es muy importante para mí que mi familiasepa de lo nuestro. de nuestra relación,de nuestro amor. rebeca: ¿amor?lo nuestro es solo sexo. sexo, federico.federico: no digas eso. rebeca: no me digas--¿eres tan ingenuo como para pensar que eres diferentea todos los demás? ¿que eres el únicohombre en mi vida? ¿de verdad creesque no ha habido nadie más? grábatelo bien.ha habido muchos hombres en mi vida.federico: ¡cállate!rebeca: vete al demonio. federico: no, adriana--rebeca: ¡suéltame!>> a ver, "con per, con per".todas: [ríen] lety: ay, yo quiero.yo quiero, yo quiero. lety: ¡que lo abra!todas: ¡que lo abra! ¡que lo abra!¡que lo abra! [gritan]>> más vale que te lo pongas, eh.todas: ¡que se lo ponga! ¡que se lo ponga!>> está buenísimo. oye, ya, lucía. dinos la verdad.aquí entre nos, ¿a poco tú y rodrigotodavía no...? lucía: ¿qué?todas: [gritan] >> ya sabesa lo que me refiero. lucía: no, no sé de qué hablas.todas: [gritan] >> a ver, si no sabesde qué estamos hablando, por qué no le preguntasa tu hermanita nora, ¿no? por ahí ella te puede explicar.¿qué? solo estoy bromeando.ay, qué amargadas. yo tengo un juego buenísimo.¿quieren jugar? todas: ¡sí!sandra, ¿me acompañas a traerlo?sandra: claro, encantada. >> está buenísimo.en la cocina, vamos. lety: a ver, no le hagas caso.ya sabes que está ardida porque sergio nuncala ha pelado. lucía: sí, ya sé.¿y por qué no invitaste a nora? lety: claro que la invité.pero me dijo que tenía cosas que hacer.no, pero te agüites. lucía: no, no me agüito.rodrigo: salud. nora: salud, otra vez.rodrigo: ¿sabes qué? yo creo que vamos a llegara ser muy buenos cuñados. nora: sí.rodrigo: sí, yo pensaba que me odiabas.nora: ay, no. ¿por qué? eso no es cierto.rodrigo: ay, ¿cómo no? siempre me tratabas supermal,y bien pedante, y todo. nora: ¿quieres saber la verdad?rodrigo: dime. nora: es que tienes razón.le tengo muchos celos a mi hermana.sobre todo porque tú... rodrigo: ¿sobre todoporque yo qué? nora.nora: porque tú la preferiste a ella.rodrigo: a ver, ¿cómo? no entiendo.nora: a ver si esto te lo aclara.rodrigo: no, nora. no me hagas esto, por favor.nora: ay, no te hagas tonto. sabes que lo deseastanto como yo.daniela: ay, mi amor. qué bueno que ya llegaste.tardaste siglos. seguramente estás cansadísimo,¿verdad? marcelo: pues sí.la verdad, tuve un día muy pesado en la oficina.daniela: por mi culpa, ¿verdad? porque te hice pasarun mal rato en tu oficina, hace ratito.¿me perdonas? marcelo: no tengo nadaque perdonarte. entiendo que la noticiadel viaje te cayó como sorpresa. daniela: ¿y cómo no, mi amor?pero lo que no entendí en ese momento era que,como este es un plan de los dos, pues obviamente queríashablarlo conmigo personalmente, ¿verdad?marcelo: así es. quiero hablar contigode frente y sin rodeos. daniela: ¿cómo? ¿de qué?marcelo: pues, para ver si realmente queremos estar juntosel resto de nuestras vidas. daniela: yo sí quiero.marcelo: daniela, no quiero lastimarte.pero yo no lo sé. a veces, siento que estamosjuntos por costumbre. y no sé sí--daniela: lo que quieres es deshacerte de mí, ¿verdad?por eso inventaste lo de españa.marcelo: no, eso no es cierto. no es así.yo necesito tiempo-- daniela: ¡pues yo no necesitonada, marcelo! marcelo: daniela,te estoy hablando con el corazón en la mano.daniela: ¿sabes qué? vete.marcelo: por favor, escúchame. se trata de que los doslleguemos a un acuerdo. daniela: ¿para qué?si tú ya tomaste una decisión. marcelo: ay, por favor,escúchame. daniela: marcelo,¡que te vayas, te digo! ya escuché suficiente.marcelo: está bien. hablamos cuando estésmás tranquila.rebeca: mi amor, perdón. me metí a bañar, y para variar,no me di cuenta de que me hablaste.alonso: solo quería saber cómo estabas.rebeca: ¿qué te digo? aquí, aburridísima,metida en el cuarto del hotel. alonso: ¿y por qué no salistea cenar o algún lugar con magdalena?rebeca: ay, no. lo que pasa es que ellatiene que arreglar no sé cuántas cosas,porque mañana se va conmigo a puebla.alonso: qué bueno. eso va a arreglar muchoa lucía. rebeca: sí. me lo imagino.¿puedo hablar con mi hija? alonso: no está.salió, no sé a dónde. mis dos hijas me abandonaron,y como tú estás en méxico, yo también estoy aburridísimo.rebeca: eso quiere decir que me extrañas.alonso: sabes que me haces mucha falta.rebeca: pues sí, ya salgo. en fin, llego mañanaantes del mediodía. adiós, mi amor.alonso: eh, rebeca. gracias.rebeca: ¿gracias? ¿de qué?alonso: gracias por todo lo que haces por nosotros.sobre todo por lucía. fuiste muy amablea quedarte en méxico a esperar su vestido.rebeca: pues sí. solo me quedé para eso,pero lo hice con mucho gusto. hasta mañana, mi amor.marcelo: ¿federico? ¿qué haces ahí?federico: te estaba esperando. marcelo: pero si todavíano son las once. ¿y adriana?federico: no va a venir. marcelo: ¿por qué?marcelo: porque no le importo. porque nunca le importé.solamente me usó. [llora]marcelo: tranquilo. ven, vamos a mi departamento.lucía: nora. ¿pudieron llevarsemuchos regalos? nora: ¿qué?lucía: que si se llevaron muchos regalos.nora: eh, los que cupieron en el coche de rodrigo.buenas noches. lucía: no, espérate, ven.ven, siéntate conmigo. ay, córrele.oye, gracias por ayudarme. me hubiera encantadoque hubieras ido a mi despedida. lety me dijo que te invitó.nora: es que no me hubiera sentido a gusto.son tus amigas, no las mías. lucía: bueno, pero yo tambiéniba a estar ahí. nora: bueno, eso sí.para la próxima, ¿okay? lucía: oye, espérate.¿qué te pareció el departamento? nora: ay, muy bonito.sobre todo, me gustó mucho la recámara.lucía: ay, ya sé. rodrigo me insistió tantoen que fuera lo primero que compráramos.nora: sí, me dijo. debe tener mucha urgenciapor estrenarla. lucía: la verdad, yo también.nora: ¿sí? lucía: le voy a marcar.nora: ah, antes de que se me olvide.rodrigo y yo abrimos una botella de vino.de las que les regalaron, para brindar por ti.¿te importa? lucía: no.no, no, para nada. nora: ah, eso pensé.buenas noches, hermana. lucía: buenas noches.[música]marcelo: ya, ya. deja eso, no te hace bien, ya.federico: necesito olvidar lo que acaba de pasarcon adriana. me humilló.se burló de mí. me humilló.marcelo: eso es justo de lo que tenía miedo.que salieras lastimado de esa relación.federico: ay, no sabes cuánto detesto no tener la madurezsuficiente para manejar mi vida. marcelo: no,no se trata de madurez. una decepción amorosala puede tener cualquiera. además, qué bueno que te pasóesto ahora, antes de que te ilusionesmucho más. marcelo: demasiado tarde.la amo, marcelo. estoy enamorado.marcelo: esa mujer no vale la pena.tal vez ahora no lo puedas entender.federico: no, ni ahora, ni nunca.marcelo: ¿por qué no te quedas a dormir aquí en la casa?si quieres yo le llamo a mi madre para decirle.federico: no. no quiero que sepaque estoy así. marcelo: no tengo por quédarle detalles. para que tú tampoco lo hagas,por eso es mejor que te quedes aquí, ¿no crees?federico: sí. marcelo: si quieres,quédate en mi cuarto. yo me duermo en el sofá.federico: no, yo me quedó en el sofá.gracias.marcelo: está bien. voy por una almohaday una cobija. ya verás que mañanavas a ver las cosas de otra manera.federico: gracias.amador: rodrigo. rodrigo: hola, pa.amador: buenas noches, hijo. oye, ¿lucía te buscó?que te marcó al celular pero no te encontró.lo traías apagado o no sé. rodrigo: ah, sí.se me acabó la pila. pero yo ahorita la llamo,gracias. amador: yo pensé que ibasa estar con ella. rodrigo: no.es que ella tuvo que ir con una amiga,y yo fui al departamento a dejar unas cosas con nora.amador: ¿con nora? pero ¿no que no te caía bien?¿o no te llevabas? ¿ahora son amigos o qué?rodrigo: bueno, tanto como eso, no.pero ahora que vamos a ser cuñados vale la penaque nos llevemos mejor, ¿no? amador: ajá.bien pensado. aunque quien sabequé diría tu madre, ya ves que ella queríaque te casaras con nora, en lugar de con lucía.porque, según ella, nora sería más manejable.rodrigo: eso es absurdo. amador: totalmente.tomaste una buena decisión, hijo.lucía es una buena muchacha y es la hija mayor de alonso.ella te asegura un muy buen futuro.rodrigo: lo sé. bueno, me voy a dormir.amador: descansa. rodrigo: igual tú.amador: oye, bebiste. rodrigo: un par de copas,nada más. eh--¿tú apagas?amador: yo apago.marcelo: federico, ya me voy. agarra lo que quierasde desayunar. federico.federico.operadora: el teléfono celular que marcó se encuentra apagadoo está fuera--rafaela: ay, muchacho de porra. qué susto me pegaste.no sabía que estabas en la casa. federico: es que vinea cambiarme de ropa. rafaela: pero tu ropa no estáen la recámara de tu mamá. marcelo: ya lo sé.solamente la quería saludar, pero no estaba.rafaela: salió con la novia de tu hermano.federico: bueno, ya me voy. rafaela: oye,hablaron de tu trabajo para preguntarsi estabas enfermo, porque, según ellos,no te presentaste ayer al trabajo.federico: ya voy para allá. rafaela: ¿no que te ibasa cambiar de ropa? federico: no tengo tiempo.rafaela: ¿qué te pasa? dime, te siento muy nervioso.federico: no pasa nada, nana. no pasa nada.daniela: es que es la verdad. marcelo no quiere asumirningún tipo de responsabilidad. milagros: no, no.estás muy equivocada. mi hijo es un muchachomuy responsable. ya ves que,desde que murió mi marido, él prácticamente tomólas riendas de la casa. y se hizo cargo de su hermanoy de mí. daniela: pues sí,pero esa es otra cosa. a lo que me refiero es quees obvio que marcelo no quiere comprometerseni casarse. milagros: no, no te angusties.daniela: al menos, no conmigo. milagros: no te angusties,hija, no. ese tiempo en el que vaa estar lejos le va a servir, no solo para extrañarte,sino sobre todo para valorarte. daniela: ¿y qué voy a hacersi eso no sucede nunca? milagros: juntas vamosa conseguir que así sea. confía en mí.[celular]rebeca: magdalena, ya voy. por favor, no te desesperes.federico: soy yo. necesito verte.rebeca: pero ¿qué? ¿no entendiste?¿estás sordo o qué? tú y yo ya terminamos.federico: necesito que hablemos, aunque sea por última vez.rebeca: no, no tengo nada que hablar contigo.federico: mira, si no vienes, le voy a contar a tu maridosobre nosotros. rebeca: tú no puedes hacer eso.federico: no, no, sí puedo. anoche que estábamosen el restaurante, te llamó y anoté su teléfono.rebeca: está bien. ¿dónde nos vemos?[música]lucía: buenos días, mi amor. rodrigo: lucía, ¿qué haces aquí?lucía: bueno, como ayer de plano ya no me contestaste,te vine a contar lo que pasó ayer en casa de lety.rodrigo: la verdad, me valen los problemasde tu amiga. lucía: por suerte,no tenía ningún problema. me organizó una despedidade soltera de sorpresa. ay, ya, mi amor.¿qué está pasando? rodrigo: nada, nada.es que no dormí bien y me levanté un poquitode malas, pero nada más. lucía: ¿por qué no estáspudiendo dormir bien? rodrigo: no sé.lucía: ¿te preocupa algo? rodrigo: no, no. todo bien.lucía: ¿sí? rodrigo: sí.lucía: que se me hace que ayer, después de que dejastea mi hermana en la casa, te fuiste con tus amigosde parranda e hiciste algo que no me quieres contar, ¿eh?rodrigo: ¿eso te dijo nora? ¿que me había idocon mis amigos de parranda? lucía: mi hermanano me contó nada. solo que ayer abrieronuna botella de vino y brindaron por nosotros, y ya.por cierto, no me molestó. rodrigo: sí, eso dijo.que no te iba a molestar. lucía: oye, mi amor.traigo un montón de regalos en el coche,¿me ayudas a llevarlos? rodrigo: es que si llego tarde,tu papá me va a correr, perdón. lucía: oye.¿y mi beso?rodrigo: se me hace tarde. bye.lucía: bye.milagros: ¿se ofreció algo? rafaela: nada más que federicopasó por aquí, pero se fue, luego, luego.milagros: ¿qué ibas a decir? te conozco, rafaela.así que dímelo de una vez. rafaela: no sé si deba,porque a lo mejor nada más la voy a preocupar.milagros: si no me lo dices, entonces, sí me voy a preocupar.rafaela: lo que pasa es que se me hizo muy raroporque federico está muy raro. milagros: ¿raro? ¿cómo?rafaela: a lo mejor, solo son figuraciones mías,pero el caso es que no me di cuentacuando entró a la casa, de pronto me lo encontrésaliendo de la recámara de usted.milagros: ¿y qué hacía ahí? rafaela: eso fue lo que yole pregunté. y él me dijo que la andababuscando para saludarla. luego, se fue a la carrera,dizque a su trabajo, pero ni siquiera se cambióde ropa. la verdad es que yo lo notémuy nervioso.marcelo: listo. por favor, en cuanto puedas,envía estos documentos a contabilidad.lorena: ya todo el mundo sabe que se va a ir.todos aquí lo vamos a extrañar mucho, señor.marcelo: igualmente. ojalá esté tomandola decisión correcta. lucía: ¿y por qué no habríade hacerlo? se va a un mejor puesto,y seguramente con muchas posibilidadesde seguir creciendo. marcelo: eso espero,pero eso significa que tengo que separarmede los míos, y eso, francamente, no me emociona mucho.[celular] lorena: con permiso.marcelo: bueno. ¿qué pasó, mamá?milagros: por lo que más quieras,dime que tú la tienes, dime que tú te la llevaste.marcelo: ¿qué pasó? no te entiendo.milagros: rafaela me dijo que tu hermano estuvoaquí hace rato, que venía muy extraño.y acabo de descubrir que la pistola que erade tu padre desapareció.[timbre]federico: gracias por venir.rebeca: ¿de quién es este departamento?federico: es de mi hermano, pero no te preocupes,que no está. siéntate, por favor.rebeca: no, no tengo tiempo. pero, bueno, ya estoy aquí.¿para qué querías verme? ¿de qué quieres que hablemos?federico: de nosotros. no puedo creer que lo nuestrose haya terminado. rebeca: federico, esto,tarde o temprano, iba a suceder.la diferencia de edad es muy grande.no teníamos planes para futuro. federico: yo puedo dartelo mismo que te da tu marido. déjalo.rebeca: yo no lo voy a dejar nunca.yo lo amo, aunque tú no lo creas.él es gran amor de mi vida. así que métete bien esoen la cabeza. federico: no.tú me quieres a mí. no puedo creer que lo nuestrono sea cierto. que no necesites mis besos,mi compañía. rebeca: yo no te necesito,federico. no necesito tus besos.no necesito tus caricias. vete, eres un escuincle.no le llegas ni a los talones a un hombre de verdad.¡suélta--¡suéltame, federico! federico: ¡no, no!rebeca: ¡por favor, suéltame! ¡suéltame, ya! ¡suéltame!¿qué estás haciendo, federico? federico, por favor.federico: escúchame bien. es nuestra última oportunidad.o te quedas conmigo o se acabó. rebeca: te lo ruego, por favor.federico. federico.[disparo] rebeca: [grita][jadea] [música]

Cargando Playlist...