null: nullpx
Cargando Video...

El Color de la Pasión Capítulo 11

15 Abr 2021 – 12:00 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta... rebeca: ¿tú sabes quién esese muchacho que acaba de entrar a la iglesia?ese que está ahí. brígida: no, no sé.rebeca: es que no es ninguno de mis invitados.brígida: pues de nosotros tampoco, eh.rebeca: ¿ah, no? brígida: no, no sé quién sea.ay, ya llegó. rebeca: qué bueno.ambos: [ríen] alonso: ahí estás.brígida: ay, pero apúrate. rodrigo ya te está esperando.todos: [aplauden] [se saludan]lucía: ¿estás bien? rodrigo: sí, todo bien.>> en el nombre del padre, del hijo y del espíritu santo.todos: amén. daniela: ¿cómo que se fuea puebla? ¿a qué? milagros: según él,a un asunto de trabajo. daniela: sí, el fin de semana...milagros: ¿qué quieres que te diga?a mí también me parece extraño, pero francamente no tengo ánimopara interrogarlo. daniela: es que lo que másme extraña es que ni siquiera se molestó en avisarmeque se iba. milagros: [suspira]no te lo tomes personal que por poco tampocose despide de mí. daniela: doña milagros,¿marcelo le ha comentado algo si finalmente se va a españa?milagros: no hemos hablado ni media palabra de eso;pero no te preocupes, que de mi cuenta correque marcelo no haga ese viaje. ya perdí un hijoy no pienso perder al único que me queda.>> ¿aceptas a lucía como tu esposay prometes serle fiel en la salud y en la enfermedadpor el resto de tus días? nora: ay, perdón...¿estás listo? >> te vuelvo a preguntar,rodrigo: ¿aceptas a lucía como tu esposay prometes serle fiel por el resto de tu vida?rodrigo: no acepto. lucía: [llora]rebeca: les pido a todos que nos disculpen.no imaginábamos esto. gracias por estar aquí;y como comprenderán, no va a haber fiesta.esto ya se acabó. lucía: sí habrá fiesta.los invito a celebrar conmigo que no me casé con esepoco hombre. ya saben dónde será.no falten. brígida: lucía, espérate.alonso: busca a rodrigo. averigua qué pasó.lucía: [llora] alonso: ¡lucía!¡lucía! ¡lucía!¡lucía! >> señorita, ¿su pasaje?lucía: no tengo dinero, señor. >> tiene que pagar.me van a acusar de robo, debe valer mucho.lucía: para mí ya no vale nada. [llora]rebeca: gracias por haber venido.¿en qué estaba pensando tu hija con eso de la fiesta?no me digas que se fue a la casa.alonso: no, se subió a un camión y no pude alcanzarla.magdalena: te acompaño. nora y yo nos quedamos aquípara despedir a la gente; y que no le sigan el juegoa lucía. nora: no, yo quiero ircon mi hermana. alonso: vamos rápido.amador: me lleva... brígida: cálmate, amador.amador: ¿cómo quieres que me calme despuésde la estupidez que acaba de hacer rodrigo?brígida: ¿pero a dónde fue? amador: ¿yo qué voy a saber?brígida: ay, dios mío, qué verguenza, vamos a serel hazmereír, puebla entera va a hablar de nosotros.amador: me tiene sin cuidado lo que van a decir,pero las consecuencias de esto-- ¡rodrigo me va a oír!brígida: [suspira] lucía: [llora] mamá...rafaela: ¿otra vez aquí? no le hace bien.milagros: no importa dónde esté. de todas formas no dejode pensar en federico. rafaela: a mí tambiénme hace falta; y eso que nada más era su nana.milagros: sabía que no soy la mejor madre del mundo,pero no merezco este dolor. rafaela: nadie se lo merece.milagros: ¿y marcelo no ha llamado?rafaela: ya se lo hubiera dicho. milagros: se preocupatan poco por mí. acabamos de incinerara su hermano y a él simplemente le da lo mismocómo me siento. rafaela: no, el pobre se fuemuy preocupado por usted. no sabe cuántas vecesme la encargó; pero él me dijo que lo que tenía que hacerlo tenía que hacer y ya. milagros: ay, no lo defiendas.lo cierto es que se fue a puebla dizque por trabajoy me dejó sola. rafaela: sola no está,aquí estoy yo. milagros: perdóname, pero no haycompañía que llene el vacío que deja la pérdida de un hijo.[llora] rafaela: lo sé.milagros: si finalmente marcelo tiene la delicadezade reportarse, me avisas. rafaela: si tanto quierehablar con él, ¿por qué no le habla a su celular?milagros: no lo voy a estar persiguiendo para quese ocupe de mí. alonso: recojan todo, por favor.rebeca: ¿sabes algo de lucía? alonso: nada.yo no me he movido de aquí, pero te juro que ya estoydesesperado. magdalena: debe de estar por ahítomando fuerzas para regresar a casa.nora: ya llegó. alonso: hija, ¿dónde estabas?nos tenías preocupados. lucía: estoy bien.¿por qué no hay fiesta? ¿por qué nadie vinoa celebrar conmigo? alonso: mi amor, no hagasmás difícil esto. lucía: no se vayan.toquen algo. ¿no oyen? ¡toquen algo!alonso: hija. lucía: por favor...[música] lucía: papá, baila conmigo,por favor. alonso: mi amor, no te lastimes.lucía: papá, por favor. no me desprecies tú también.>> nunca había visto algo así.>> pobre muchacha. y también alonso.¿lo viste? está hecho pedazos. >> sí, caray.como padre yo estaría igual.marcelo: [lee] "lucía y rodrigo".lucía: por favor, abrázame,pá. alonso: [solloza]sabes que cuentas comigo, ¿verdad?lucía: sí, papá. gracias por estar conmigoen estos momentos... y siempre.[llora]rebeca: no tiene caso que sigamos aquí.alonso: no sabe lo que le espera al desgraciado.rebeca: ¿qué vas a hacer? alonso: algo que debíhaber hecho hace mucho tiempo. nadie se burla de mi hija.rebeca: alonso, por favor... nora: ¡papá!magdalena: déjenlo en paz. ni ustedes ni nadielo va a poder detener. nora, ¿tú sabes si los anónimosque estuvo recibiendo lucía tienen que ver con lo que pasóhoy? nora: ¿yo cómo demoniosvoy a saberlo?trini: es que, de veras, lucía no se merecíaque le hicieran esto. nazario: pues no.pero ya ves, el tal rodrigo resultóotro ricardo márquez. trini: no puedo creerque se esté repitiendo la misma historia de magdalenaahora con lucía. nazario: otro desgraciado igual;y este no tendrá siquiera oportunidad de escondersecomo lo hizo aquel. trini: por favor, nazario,tú que eres hombre, explícame cómo es posible queun muchacho que supuestamente estaba enamorado de una mujersea capaz de hacer esto. nazario: te juro que yo tampocolo entiendo. lucía es una muchachaencantadora. por cualquier lado que la veas,le convenía a este idiota. trini: detrás de estotiene que haber algo muy serio.nazario: ¡pero qué fregados! rebeca: nora, ábreme.¡nora! nora: voy...rebeca: me has estado evadiendo todo el día, ahora me vasa explicar qué demonios fue lo que pasó.nora: no lo sé, te lo juro. rebeca: ¿qué demoniosle prometiste a este imbécil para que dejara a tu hermanaplantada en la iglesia? ¿te volviste a acostar con él?nora: claro que no. no he cruzado palabracon rodrigo desde el día en que tú y yo hablamos.quedamos en que no iba a acercarme a ély lo he cumplido. rebeca: si se atrevió a dejarplantada en la iglesia a tu hermana fue por algo.nora: yo no sé por qué-- rebeca: claro que lo sabes.aunque lo jures mil veces sabes que no es verdad.nora: ¿sabes qué? piensa lo que quieras.rebeca: ¿no te das cuenta de que acabas de arruinartus sueños de que tu hermana se largue de aquí?además, rodrigo tampoco va a ser para ti.nora: [ríe] a mí no me interesa rodrigo.como tú dices, no vale la pena. no después de lo que le acabade hacer a mi hermana. rebeca: ruégale a diosque ni tu padre ni tu hermana se enterennunca de lo que pasó. porque entonces sí, nena...no te voy a poder ayudar. [música][música] [timbre]alonso: quiero ver a tu hijo-- ¡rodrigo!amador: alonso, no está. alonso: no lo escondas.amador: no lo estoy escondiendo. es que nadie sabe dónde estádesde que salió de la iglesia. alonso: hizo muy bien en escaparporque te juro que si lo agarro, lo mato.amador: entiendo perfectamente cómo te sientes,no puedes llevar las cosas a este extremo.alonso: ¡no puedes saber cómo me siento porque no fuea tu hija a quién maltrataron como si fuera una basura!amador: te juro que yo mismo me voy a encargar de que repareese daño. alonso: ¿repararlo?el daño ya está hecho y dudo mucho que lucíapueda superarlo. amador: alonso,de verdad espero que esto no afecte la relaciónque hemos construído durante todos estos años.brígida: está furioso, ¿verdad? amador: ¿furioso?está mucho más que eso. brígida: dios mío;y nosotros sin saber dónde está rodrigo.>> ey, sergio, ¿cómo estás?sergio: me marcó tu mamá para que viniera a buscarte.¿qué te pasó? ¿te volviste locoo qué caramabas? rodrigo: no me preguntes.sergio: bueno, pero por qué, dime.¿que no supuestamente estabas muy enamorado?rodrigo: no te puedo contar, sergio.sergio: oye, somos cuates.no me digas eso. confía en mí, por favor.rodrigo: si abro la boca todo se va a complicar más,no me preguntes, por favor. sergio: como quieras.ven, vamos, te llevo a tu casa. rodrigo: aquí estoy bien.sergio: ¿te vas a quedar a dormir aquí o qué?además, tienes que dar la cara tarde o temprano.te llevo-- rodrigo: no, ya, déjame.no la voy a dar. no quiero.federico: estoy enamorado.¿es un delito? marcelo: no es un delito.¿pero por qué no quieres hablar de ella con mi madre?federico: porque mi mamá nunca va a aceptar que me relacionecon alguien que tiene compromisos.marcelo: ¿qué tipo de compromisos?federico: como si importara... marcelo: [piensa] mujercon compromisos... [teléfono]bueno. rafaela: ¿marcelo?habla rafaela. marcelo: hola, rafaela.¿todo bien con mi madre? rafaela: ella está bien.bueno, medio enojada porque no la has llamado.marcelo: estaba a punto de hacerlo, pasa que tuveque ir a una boda. rafaela: ¿de quién?marcelo: no estoy muy seguro, pero creo que ya encontréa la mujer que estaba buscando. rafaela: dios santo bendito.milagros: ¿con quién hablas? rafaela: con marcelo,se lo paso. milagros: es el colmo querafaela tenga que buscarte porque a ti no se te da la ganade averiguar cómo estoy. marcelo: le estaba diciendoque estaba a punto de hacerlo. lo que pasa es que estabamuy ocupado. milagros: entonces,no te molesto. te dije que no me interesabaestar persiguiéndolo. rafaela: no lo hice por eso,sino porque yo quería saber si había llegado bien a puebla,cosa que a usted parece que no le preocupa muchoque digamos.rebeca: ¿qué pasó con rodrigo? ¿te dio alguna explicación?alonso: no lo encontré. rebeca: ¿cómo? ¿desapareciósimplemente así como lo hizo ricardo márquez?alonso: pero este caso es mucho peor porque a rodrigolo conocemos de toda la vida, y la que está sufriendoes mi hija. ¿fuiste a ver cómo está,si necesita algo? rebeca: no, creo que lo mejores que respetemos su dolor y que la dejemos sola.alonso: respetar su dolor es actuar como si no nos importara.¿no te das cuenta de que en este momento escuando más nos necesita? rebeca: por favor, no vayas.déjala sola. alonso, por favor--[llaman a la puerta] alonso: lucía.¿puedo pasar? [suspira]mi amor, quiero que sepas que no estás sola,que juntos vamos a salir de este problema.lucía... mi amor, despierta.lucía--lucía-- ¡mi amor, despierta, lucía!mi amor--mi amor-- magdalena: ¿qué pasa?alonso: se tomó unas pastillas para dormir y no puedodespertarla. magdalena: lucía--lucía--¡abre los ojos, lucía! lucía: déjenme dormir.magdalena: ¿cuántas pastillas te tomaste?alonso: mi amor, responde. lucía: una...alonso: ¿y si no es cierto? yo no puedo correr el riesgo.magdalena: ayúdame a levantarla. ven, lucía, vamos al baño.alonso: con cuidado-- lucía: quiero dormir.magdalena: primero vamos a ir al baño.alonso, yo me hago cargo de ella, ¿sí?alonso: yo no me voy de aquí hasta saber que mi hijaestá bien. magdalena: confía en mí.alonso: sí, tienes razón. quizás contigo se sientamás segura. [suspira]¿estas pastillas son tuyas? rebeca: sí,¿dónde las encontraste? alonso: en el cuarto de lucía.rebeca: ¿se las tomó? alonso: ella dice que sólo una,pero no sé si está diciendo la verdad.¿cómo llegaron a sus manos? rebeca: no sé, no tengo idea.seguramente las tomó de mi buró.alonso: ¿y por qué fregados no las guardas en un lugar seguro?¿por qué las dejas a la vista de nuestras hijas?rebeca: ¿yo qué sabía que las iba a agarrar?alonso: no hay que ser muy inteligente para entenderque el estado en el que se encuentra lucía es capazde hacer cualquier tontería. rebeca: un momento, eh.yo no tengo la culpa de que rodrigo haya despreciadoa tu hija enfrente de todo el mundo.alonso: tienes razón. discúlpame, perdóname.[suspira] rebeca: tienes quetranquilizarte. así no vas a poder ayudara lucía. alonso: es que no la puedoperder a ella. rebeca: mi amor,llevas las cosas tan lejos, solamente se tomó una.alonso: las que hayan sido. el hecho es que lucíase está muriendo de dolor; y yo, que soy su padre,no puedo hacer nada por aliviar su sufrimiento.rebeca: tranquilízate. así no la vas a poder ayudar.alonso: tienes razón. rebeca: quédate aquí.trata de tranquilizarte. voy al cuarto de lucía a verqué puedo hacer por ella. alonso: ya está con magdalena.rebeca: ah. entonces, mejor me quedo aquí.la verdad es que en esos casos, ella sabe mucho mejorlo que debe hacer. [música][música] brígida: bendito dios,¿dónde te metiste? amador: brígida, déjanos solos.necesitamos hablar. brígida: ¿por qué? yo tambiéntengo derecho a saber lo que pasó.amador: necesito hablar con rodrigo solos.brígida: está bien, como tú ordenes.amador: ¿te das cuenta de la estupidez que cometiste?rodrigo: no tenía de otra, papá. nora me amenazó con gritarlotodo en la boda. amador: ¿y tú le creíste,imbécil? no se iba a atrever. rodrigo: estoy seguro que sí.amador: baja la voz, que nos va a escuchar tu madre.rodrigo: nora vino horas antes de la boda aquí a advertírmeloy después me mandó una carta. amador: lo único que queríaera atemorizarte, nada más. rodrigo: ¿no viste lo que hizocuando el padre estaba a punto de casarnos?tiró los anillos a propósito; y luego se acercó a decirmeal oído si estaba preparado para el escándalo.amador: no iba a haber tal escándalo.lo que esa niña hizo fue ponerte en una trampa,nada más. tú caíste. rodrigo: me hubiera encantadoverte en mi lugar a ver qué hacías.amador: lo que yo hubiera hecho es casarme, así hubiera tenidoque pasar encima de toda su familia.rodrigo: bueno, pero no lo hice. no me casé.hazle como quieras. amador: el que a ver ahoracómo le hace eres tú. porque no solamente echastea perder para siempre tu relación con lucía,sino que tiraste a la basura un futuro que dificilmentevas a lograr con ninguna mujer. claro, sin contar lo que yovoy a perder por tu estupidez. magdalena: ¿cómo te sientes?lucía: sólo quería dormir. magdalena: lo sé.pero no sabíamos cuántas pastillas te habías tomado.tu papá y yo nos preocupamos-- lucía: tía, ya te dijeque no pensaba hacer ninguna estupidez.ningún hombre, ninguno, vale tanto la penacomo para matarse por él. magdalena: tienes toda la razón.ninguno. mira, yo sé, de verdad creemeque sé cuánto estás sufriendo en este momento.pero el tiempo ayuda a que se cure todo.lucía: tía, por favor. déjame sola.magdalena: entiendo. tu papá quiere hablar contigo.lucía: no quiero hablar con nadie.magdalena: está bien. trata de descansar.lucía: [llora]alonso: ¿puedo ver a mi hija? magdalena: no, me pidióque no la molestáramos. alonso: soy su padre.me necesita. magdalena: sí, pero dale tiempo.siéntate, por favor. alonso: va a llorartoda la noche; y vaya a saber cuántas más.magdalena: lo raro es que no ha derramado una sola lágrima.la verdad, está muy extraña. alonso: ¿extraña cómo?magdalena: no sabría explicártelo.tiene la mirada dura y es como si de pronto fuera otra lucía.alonso: se está poniendo una armadura para no sufrir.lucía es muy fuerte pero a la vez es muy sensibley frágil como su mamá. magdalena: sí.así era adriana. a propósito, ¿de dónde sacólas pastillas? alonso: eran de rebeca.las tomó sin que ella se diera cuenta.magdalena: ¿desde cuándo rebeca tiene problemas para conciliarel sueño? alonso: [suspira]marcelo: [lee] "fábrica y exportación".[timbre] lalo: buenos días, don nazario.nazario: buenos días, lalo. ¿qué haces por aquítan temprano? lalo: ¿lo desperté?nazario: no, ¿quieres pasar a tomar un café?lalo: gracias, pero nada más venía a avisarle que ya guardéla camioneta en la fábrica y aquí tiene las llaves.nazario: ah, muchas gracias. no te hubieras molestado,me las hubieras dado mañana en la fábrica.lalo: sí, ya sé. pero la mera verdad,venía a preguntarle por la señorita lucía.¿sabe cómo está? nazario: no la hemos visto,pero con lo que pasó ayer me imagino que está deshecha.lalo: qué caray. ¿usted cree que el tal rodrigovaya a seguir trabajando con nosotros?nazario: no, alonso no lo va a permitir.lalo: debería cortarlo en pedacitos, ¿no cree?nazario: no seas loco, lalo. ¿cómo cortarlo en pedacitos?claro, el tipo ese me da un coraje, que yo quisieraagarrarlo del cuello y-- no, ya no quiero seguirhablando, mejor me callo. lalo: dígalo, don nazario.no se trague el coraje, que le va a hacer daño.nazario: no. tú lo que quieres es queme vuelva a hervir la sangre. lalo: está bueno.nos vemos mañana con el favor de dios.nazario: ándale, pues. lalo: se me estaba pasandocomentarle: ayer que fui al hotel a recogera los invitados esos de la boda, se me acerca un joveny que me pregunta por la esposa del patrón.nazario: ¿por la señora rebeca? nazario: no, por la primeraesposa, por la señora adriana. yo luego luego le dijeque hace muchos años que se murió la señora.nazario: ¿quién era ese joven? lalo: no sé, un muchachoque estaba ahí, pero sabrá dios quién habrá sido.marcelo: buenos días. disculpe, ¿de casualidadtendrá un mapa de la ciudad? >> sí, claro.aquí tiene. marcelo: muchas gracias.>> ¿lo puedo ayudar en algo? marcelo: la verdad, sí.estaba tratando de localizar esta dirección.es una fábrica, no sé si la conoce.>> claro, es una fábrica muy conocida, tiene muchos años;es un negocio muy grande y de muy buen prestigio.marcelo: ¿y cómo puedo llegar ahí?>> es muy sencillo, le explico. sube por la fox,cruza 5 de mayo y a 2 cuadras la puede encontrar.pero no creo que ahorita esté abierto porque es domingo.marcelo: ya lo sé, sólo quería ubicarla para irmañana o pasado. perdón, ¿y esta otra?>> esta está muy cerca, está muy fácil, le explico.magdalena: lucía, ¿ya te despertaste?hola, ¿lucía? ¿estás aquí?ay, dios mío. ¡alonso!¡rebeca! ¡rebeca, alonso!rebeca: magdalena, ¿qué pasa? ¿por qué gritas así?magdalena: lucía no está en su recámara.rebeca: ¿ya buscaste abajo? magdalena: tampoco está.alonso: ¿qué pasa? magdalena: que lucía no aparece.no está ni su vestido de novia ni tampoco la maletapara su viaje de bodas. rebeca: magdalena, por favor,estás preocupando a alonso. alonso: ¿te parece que no haymotivo para preocuparse? te recuerdo que anoche lucíase tomó sólo dios sabe cuántas pastillas para dormir.rebeca: no exageres. tú mismo dijisteque sólo tomó una. alonso: las que hayan sido.estaría mucho más tranquilo si supiera dónde se encuentraahora. ¿la buscaste en el jardín?magdalena: todavía no. alonso: voy a ver si está ahí.magdalena: te acompaño. nora: [solloza] ¿mi hermanase quizo matar por mi culpa? ¿por lo que yo hice?rebeca: no, solamente se tomó una pastilla, están exagerando.tranquilízate. nora: se quizo matarpor mi culpa. [música][música] rebeca: mi amor,ya cálmate, por favor. nora: fue mi culpa, mamá.mi hermana se tomó la pastilla por mi culpa,por lo que yo hice. rebeca: no...solamente se tomó una, es lógico por lo que le pasó.nora: ¿cómo puedes estar tan segura?rebeca: ella mismo lo dijo. nora: ¿y dónde está?rebeca: no sé, pero va a aparecer, no te preocupes.nora: ¿y si no aparece? rebeca: claro que va a aparecer.insisto que están exagerando con todo este asunto.nora: yo sólo quería que rompiera con rodrigo.aunque la odie, es mi hermana y no quiero que se muerapor mi culpa. rebeca: bueno, ya cálmate.nadie se va a morir. tu hermana va a estar bien.nora: no podría vivir con eso, mamá.no podría vivir sabiendo que mi hermana se matópor mi culpa. rebeca: ella no se va a morir.ella no, ¿entendiste? y ya cálmate, por favor.no te conviene que tu papá te vea así.nora: [solloza] me siento muy mal, mamá.rebeca: te comprendo, no te imaginas.nora: [llora] rebeca: mi amor, por favor.ya... lucía: [grita]marcelo: lucía, ¿qué demonios estás haciendo?

Cargando Playlist...