null: nullpx
Cargando Video...

El Color de la Pasión Capítulo 104

Nora le dice a Román que Lucía escapó con Marcelo. Marcelo le cuenta a Lucía que Daniela es amante de Federico. Rodrigo intenta seducir a Daniela.
24 Sep 2021 – 12:00 AM EDT
Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta... alfredo: daniela,¿q--qué haces aquí? daniela: no puedo creerque te estés metiendo con esta mujer.alfredo: daniela. daniela, espérate, espera--¡daniela! daniela, daniela--espera, por favor. daniela: perdón, pero no soportoestar en el mismo lugar que esa mujer.alfredo: ¿por qué te molesta que tenga relacionescon una mujer si soy viudo y estoy solo?daniela: lo que me molesta es que tus relaciones seanprecisamente con esa mujer, papá. es una asesina.¿qué no te acuerdas lo que le hizo al hermanode marcelo? alfredo: rebeca estabacon federico cuando se suicidó. pero no quiere decirque ella lo mató. daniela: ¿por qué la defiendes?ahora solamente me falta que me digas que estás enamoradode ella. alfredo: lo únicoque te puedo decir, es que rebeca es una mujerque me importa. daniela: no puedo creerque seas tan estúpido como para involucrartecon una mujer así. alfredo: no me hables así.daniela: desde hace cuánto la conoces, ¿eh?¿en qué momento te involucraste con ella?¿fue antes o después de la muerte de federico?alfredo: eso lo vamos a hablar después. ahora explícame,¿por qué estás caminando si supuestamente ayer ibasa tomar tu primera terapia? daniela: ay, papá.hace mucho que puedo caminar. como ves, no eres el únicoque puede guardar secretitos. alfredo: sí, ya veo.dime, ¿qué demonios haces aquí? daniela: no creo que de verdadte importe. alfredo: claro que me importa.daniela: pues, como dices. de eso hablamos después.porque ahorita me urge salir de aquí.me revuelve el estómago estar en el mismo lugarque tu amante. alfredo: daniela--daniela, espera, por favor. ¡daniela![puerta se cierra] amador: mira, le estuvedando vueltas al asunto. creo que lo mejor para todossería que de una vez las acciones queden a nombrede rodrigo. brígida: [ríe]entiende que a rodrigo no le interesan esas accionesni nada que tenga que ver con la fábrica.amador: ni a ti tampoco. brígida: ya hablamos de eso.así que no me gastes palabras porque yo no voy a cambiarde opinión. y si quieres desayunar,sírvete tú porque hoy no hay servicio.rebeca: me dijiste que tu hija estaba en méxico.que no podía caminar y estaba en una silla de ruedas.¿y de pronto se aparece aquí? alfredo: yo tambiénestoy sorprendido. no sé qué hace aquíni cómo llegó hasta acá. rebeca: pues yo menos.¿sabes qué? no me gusta nada este asunto.me aseguraste que no ibas a contar lo de federico.alfredo: yo no le dije nada. seguramente danielase enteró por casualidad. rebeca: pues sí.pero seguramente se lo va a ir a contar a esa mujer.y si ella se entera, lo va a saber mi hija.alfredo: daniela no va a hablar. no te preocupes.rebeca: ¿cómo puedes estar tan seguro?alfredo: simplemente porque no le conviene.rebeca: pues sí. pero mi hija no puede enterarse.ella no. alfredo: ¿por qué le tienestanto miedo a tu hija? rebeca: no le tengo miedo.es solamente que ella es una muchacha muy frágil.y todas estas cosas le afectan mucho.alfredo: sí. sobre todo si se enteraque anduviste con un hombre mucho más joven que tú.que se mató por ti. y no conforme con eso,también sedujiste a su medio hermano.rebeca: no sé de qué demonios estás hablando.alfredo: ¿ah, no? daniela me contóque le estuviste coqueteando a marcelo. ¿cierto?también te acostaste con él.[suspira] [celular]román: buenos días, nora. nora: necesito que vengas.román: ¿por qué? ¿qué pasó? nora: no te lo puedo decirpor teléfono. necesito que vengas a mi casa.román: nora, por favor entiende que no puedo salircorriendo a verte cada vez que me llames.para eso está la terapia. para que trabajes en las cosasque te ponen así. te veo mañana en el consultorio.nora: ¡no! ¡no puedo esperar hasta mañana!te juro que me voy a volver loca.román: nora, tranquilízate. nora: no puedo.[solloza] te juro que no puedo. román: intenta tranquilizarte.y cuéntame qué fue lo que te puso así.nora: mi hermana. mi hermana es la quete necesita. román: ¿qué le pasó a lucía?nora: te necesita. ven.alfredo: rebeca. re--rebeca, por favor,discúlpame. seguramente estás pensandoque no tengo derecho a cuestionarte.y tienes razón. lo que no fue en mi año,no es en mi daño. rebeca: mira, alfredo.lo nuestro no está funcionando, así que lo mejor será que yo--alfredo: no, no, por favor. no--no digas nada.rebeca, desde que te volví a encontrar, no he dejadode pensar en ti. y seguramente tú tambiénsientes lo mismo. ¿o no? si no, no estarías aquíen este momento. rebeca: tengo que aceptarque me siento muy bien contigo. como hace mucho tiempono me sentía. pero la verdad es quelas cosas se están complicando y yo--alfredo: ¿por qué? somos adultos.los dos estamos libres. si lo que te preocupaes tu hija, yo puedo hablar-- rebeca: ¡a mi hija no la metasen esto! por favor.no te le acerques.alfredo: rebeca. ¡rebeca![celular][suspira]daniela, tenemos que hablar. por favor, regresaal departamento.[claxon] [motor no enciende][claxon] [motor no enciende]marcelo: disculpe. ¿tendrá una habitacióndisponible para mí y-- para mi esposa?>> eh, claro que sí. ¿cuántos días se van a quedar?marcelo: solo vamos a estar unas horas. tenemos que regresara la carretera. >> ok. tendría que pagarla tarifa por adelantado. marcelo: claro que sí.>> voy a ir a registrarlos.lucía: mi amor. este lugar es hermoso.¿sabías que existía? marcelo: no, no tenía ni idea.pero está increíble. lucía: ay.[resuella] mi amor este lugar sí está--increíble. [suspira]pero bueno, mientras esté contigo puedo estaren cualquier parte del mundo. marcelo: ¿de verdad?lucía: sí.lo único que me hace falta es un poco de ropa limpiaporque estoy toda sudada. marcelo: sí, yo también.bueno, ¿por qué no te metes a bañar y yo voy a compraralgo para ti y también para mí. ¿va?lucía: bueno, pero no te tardes.no te tardes nada. nada, nada.[música][música]román: ¡me dijiste que viniera porque lucía me necesitabay ella ni siquiera está aquí! ¿de qué se trata esto, nora?nora: lo que pasa es que tenía que decirteque lucía se fue con marcelo. no sé adónde.pero el caso es que se fueron. ¿lo entiendes, verdad?román: si eso fuera cierto, ¿qué tiene de extraño?ellos se quieren. no han dejado de quererse.nora: yo pensé que tú también la querías.y que por eso te iba a importar lo que te estaba diciendo.pero es obvio que no, ¿verdad? es más, todo esto pasópor tu culpa. por tu culpa lucía regresócon marcelo. ¿por qué dejaste que eso pasara? ¿por qué?román: tranquilízate, nora. a ver, ¿por qué te interesatanto esto? tú me dijiste que ya note importaba marcelo. que te interesa otro hombre.nora: ¡era mentira! nunca me ha dejadode importar marcelo. y si estaba tranquilaera porque sabía que tú estabas con lucía.pero, ahora que eso cambió, ya no puedo soportarlo.ya no puedo, ¿me entiendes? ¡no puedo!rebeca: ¿qué pasa? nora: pasa que la maldita lucíaregresó con marcelo. rebeca: nora--nora: ¿satisfecha? rebeca: ¿a dónde vas? nora.román: me llamó muy alterada. no puede superar que marceloprefiera a lucía. rebeca: es obvio, ¿no?pero si tú eres tan buen médico, a ver si consiguesque se le quite esa maldita obsesión por él.para eso te pagamos.marcelo: ¿lucía?¿lucía?rebeca: ay, por dios, mi amor. ¿por qué estás tan obsesionadacon ese hombre? nora: porque él es el hombreque quiero, mamá. es el único hombreque he amado en toda mi vida. rebeca: pero marcelono vale la pena. tú y yo lo habíamos hablado.nora: no, no-- rebeca: y habíamos quedadoen algo-- nora: ¡no! ¡yo no habíaquedado en nada! lo único que hicefue darte el gusto diciéndote que no me importabapero no es cierto. nunca me ha dejado de importar.rebeca: pues, como sea. él no te quiere.y no te va a querer jamás. nora: ¿tú también creesque soy cualquier cosa, verdad? que no merezco nada.rebeca: claro que no, mi vida. lo que pasa es que tú merecesalgo mucho mejor que ese patán. nora: pero yo lo quiero a él,mamá. ¿qué no lo entiendes? pero él prefiere a lucía.y me revienta pensar que ahorita estánlos dos juntos. seguramente besándosey acariciándose-- rebeca: ¿por quéestás tan segura de eso? tal vez seanpuras suposiciones tuyas. nora: no.daniela vino a reclamarle a lucía que le había quitadoa marcelo. estaba furiosa.¡y yo también! rebeca: nora, por favor.deja de importunarte, por favor--nora: ¡déjame en paz! no quiero tu lástima.rebeca: ¿qué hago, dios mío? ¿qué hago?[celular]rodrigo: ¿bueno? daniela: hola, habla daniela.rodrigo: sí, ya sé. qué sorpresa.daniela: eh, te llamo porque-- necesito que me ayudes.¿puedes venir? rodrigo: ¿a méxico?daniela: no, no, no. estoy aquí, en puebla.lo que pasa es que tengo un problemita con mi coche.me quedé sin gasolina. ¿puedes venir?rodrigo: sí, claro. ¿dónde estás exactamente?milagros: contéstame, rafaela. ¿tú sabes si marcelose fue a buscar a lucía? rafaela: ¿por qué cree eso?milagros: porque fui a su departamento y no está ahí.y tampoco me contesta el teléfono.rafael: pues a mí no me dijo nada.milagros: y tú a él, ¿le dijiste algo?rafaela: ¿algo de qué? milagros: no te hagas tonta,que sabes muy bien de lo que estoy hablando.estoy segura que lo has estado aconsejando para ponerlaen contra de daniela. rafaela: yo no estoyen contra de nadie. estoy a favor de su hijo.y yo lo único que espero es que a ese muchachole vuelva el alma al cuerpo porque parece un muerto en vida.milagros: entonces tengo razón. aconsejaste a marcelo para quefuera detrás de esa niña. rafaela: ¿sabe qué?piense lo que se le dé la gana. y si no le gusta lo que hago,puede correrme. al fin que ya le demostréque rapidito puedo encontrar trabajo en otro lado.milagros: ah, lo que me faltaba. que te pusieras dignay que me faltaras al respeto. rafaela: ay, doña milagros.usted a veces, de plano, me saca de quicio.ahí nos vemos. milagros: ¿a dónde vas?rafaela: normalmente, el día de mi descanso,no salgo a ningún lado. pero hoy necesito hacerlo.con permiso. voy por mi bolsa.[música]marcelo: no sabes cómo te extrañaba.lucía: no más que yo a ti. marcelo: te voy a advertiruna cosa. no pienso volvera separarme de ti nunca. aunque daniela me escupaen la cara o tu hermana nora se retuerza del coraje,no me voy a separar de ti. lucía: ay, ya.yo tampoco. no me importa--no me importalo que tenga que hacer. yo quiero estar contigotoda mi vida.marcelo: hay algo que tienes que saber.lucía: ¿qué? marcelo: daniela ya sabeque tu tía es la mujer por la que mi hermano se mató.lucía: ¿tú se lo dijiste? marcelo: no, no.ella lo descubrió sola. y no vale la penacontarte los detalles. el caso es que hasta ahoraella ha guardado el secreto. pero no sé cuánto tiempo másse pueda quedar callada. lucía: marcelo,me estás asustando. una cosa es que norareviente de coraje cuando se entere que tú y yoestamos juntos otra vez. y otra muy diferenteque se entere que-- que su mamá es una--marcelo: sí, sí, sí, ya. yo también tengo mucho miedode la reacción de mi mamá. pero, lucía, no podemosseguir tapando el sol con un dedo.lucía: tienes toda la razón. en esta vida al final,todo se sabe. marcelo: bueno. bueno, ya.ya no hay que pensar más cosas. tenemos que disfrutareste momento en el que estamos tú y yo solos.oye, ¿te gustó el vestido que te compré?lucía: ¿dónde está? marcelo: ¿ves? ¿ves cómo eres?ni siquiera viste a dónde te lo puse.lucía: ¿dónde está? marcelo: ¿a dónde está?lucía: ay. marcelo: ¿te gusta?lucía: mi amor, está hermoso.marcelo: [ríe] espero que te guste porque no habíamuchas opciones. lucía: me encanta.marcelo: ándale. ya póntelo que me muerode hambre.[timbre] milagros: ¡ya voy!ay, qué gente.aída: ¿qué tal, milagros? ¿te acuerdas de mí?milagros: ¿cómo te atreves a presentarte aquí?aída: no estaba muy segura de que siguieras viviendoen esta casa, pero qué bueno que no te has cambiado.milagros: ¿qué demonios quieres? aída: hablar contigo.tenemos algo pendiente desde hace muchos años, ¿no?¿me invitas a pasar? ¿o lo tratamos aquí a gritospara que oigan los vecinos?milagros: lo que tengas que decir, dilo de una buena vezpara que te largues. aída: no sabescuántas veces estuve a punto de venir a esta casapero por alguna extraña razón me contuve.y hace algunos días, la vida me puso frente a tu hijo.se me movieron los recuerdos y pues, ya no me pude aguantar.milagro: eso parece. marcelo me dijo que tuvisteel descaro de acercártele para preguntarle si era el hijode cristóbal. aída: sí.es que se parece tanto, que no lo pude evitar.pero, no te preocupes. no le dije nadaque lo pudiera inquietar. milagros: ¿y qué podríasdecirle? ¿qué le ibas a quitara su padre? aída: no, eso no hubierasucedido porque cristóbal se iba a llevar a su hijo.él no hubiera permitido que creciera a tu ladopara que le hicieras la vida tan miserablecomo se la hiciste a él. y sí,se lo hubiera llevado, si no se hubiera muerto.milagros: la justicia divina existe.y por eso el destino no permitió que nos abandonaray que tú te salieras con la tuya.aída: ¿el destino o tú? milagros: no entiendopor qué dices eso. aída: pues, porque a mísiempre me pareció muy raro que cristóbal murierajusto la noche que se iba a ir de aquí,como si algo o alguien hubiera provocado su muerte.milagros: estás verdaderamente loca.el padre de marcelo murió de un paro cardíaco.y el certificado de defunción lo dice.aída: sí. sé muy bien lo que diceel certificado de defunción. pero también sé quién lo firmó.dime una cosa, milagros. ¿cómo--cómo has podido vivircon ese cargo de conciencia? milagros: ya.ya fue suficiente. no tengo porqué tolerartey mucho menos escuchar tus estúpidas insinuaciones.hazme el favor de largarte. y pobre de ti,si se te ocurre volver o tratas de acercarte a marcelo.aída: no te angusties. no lo voy a hacer.después de todo, él no tiene la culpade tus pecados. y si la justicia divina existe,como tú misma dices, algún día te va a pedir cuentas.milagros: lárgate. lárgate, te digo.[suspira][solloza] maldita.mil veces maldita.sergio: hola. no--no--por favor.espérame. tengo que hablar contigoy no me puedo esperar hasta mañana a que te veaen el trabajo. leticia: no creo que a norale parezca que me vengas a buscar.además, estoy ocupada y no te puedo atender.sergio: lety, es que, precisamente, de esoquiero hablar contigo. ¿sí? de nora.leticia: no me interesa saber los detallesde su reconciliación. sergio: es que no va a haberreconciliación. ni quiero que hayareconciliación porque quién me interesa eres tú.por favor, déjame explicarte por qué está pasando todo esto.leticia: está bien. sergio: eh, ¿te importasi nos vamos a otro lado? no sé, ¿por un café? ¿algo así?leticia: como quieras.daniela: ¡rodrigo!rodrigo: hola. daniela: hola.rodrigo: te traje gasolina. con esto puedes llegara una gasolinería y llenar el tanque.daniela: muchas gracias. no sabes la pena que me dahaberte molestado, pero-- no sabía a quién marcarle.rodrigo: no te preocupes. de todos modos,no estaba haciendo nada. bueno, le voy a ponerla gasolina. daniela: rodrigo--eh, ¿podríamos platicar? la última vez que nos vimosno fue muy agradable que digamos y no me gustaría que te quedarascon esa imagen de mí. rodrigo: ¿ya comiste?daniela: no, pero no me gustaría ira un restaurante. no quiero encontrarmecon nadie ahorita. rodrigo: ok, ¿qué te parecesi compramos algo y pasamos a mi departamento?nos lo comemos ahí. bueno, no es mi departamento.es de un amigo que me está dejando quedarme ahí.daniela: me encanta esa idea. rodrigo: ok, pues vamos.daniela: vamos. rodrigo: le pongo la gasolinay la dejamos por aquí y nos vamos en mi coche, ¿no?daniela: pero ¿no le pasa nada si lo dejo aquí?rodrigo: no, no creo. lo estacionas bien y ya.[música][música] lucía: mmm.¿los conoces? marcelo: no.no, pero me recordaron a alguien.lucía: ¿a quién? marcelo: a mi papá y a mícuando yo tenía más o menos la edad de ese niño.lucía: [ríe] marcelo: mi papá una vezme trajo a una playa parecida a ésta.nos vinimos solo él y yo. mi mamá no vino.lucía: ¿por? marcelo: yo creoque en ese momento la relación de mi papá y mi mamáno estaba muy bien. no sé, yo tenía cinco añoscuando él murió, entonces, no tengo claras muchas cosas.lucía: ¿y con el papá de federico cómo te llevabas?marcelo: bien. él era doctor. aunque no era su hijo,realmente me trató muy bien. ¿aunque sabes?había muchas cosas que me parecían muy raras.lucía: ¿qué cosas? marcelo: por ejemploque mi mamá se haya casado con él al poco tiempode que mi papá murió. lucía: ay, bueno, qué te digo.mi papá se casó con la hermana de su primera esposacomo al año de que enviudó. y mira que adoraba a mi mamá.marcelo: tú en algún momento me dijiste que tu papáy tu tía rebeca tuvieron un buen matrimonio.por lo menos hasta hace poco. en cambio, mi mamáy el papá de federico, no sé, tenían una relaciónmuy rara. lucía: ¿es decir?marcelo: pues, que se trataban con mucha distancia.como que si la razón por la que estaban juntosno era precisamente amor. lucía: bueno, tú siempreme has dicho que tu mamá nunca ha sido una personafácil de tratar y vaya que me consta.ay, cómo se va a poner ahora que se entere que ya estamosjuntos otra vez. marcelo: a mí no me importa.[ríe] ¿está mal? ¿a ti?lucía: [ríe] no, la verdad,a mí tampoco.cristóbal: se acabó, milagros. se acabó para siempre.te voy a dejar porque ya no soportovivir contigo.milagros: [llora]sergio: la verdad acepto que-- pues que fue un errory que desde el principio te debí haber dichocuando ella me llamó. leticia: ¿y por quéno lo hiciste? sergio: por idiota, lety.no sé. porque nos estábamos peleando muchoy cada vez más y-- leticia: eso no esjustificación. sergio: ya lo séque no es justificación. pero, justamente por eso,estoy aquí hablando contigo. demostrándote que te quieroy que--que me importas.por favor. leticia: ¿sabes qué?no te creo nada. no te creo nada porque la otravez que me sentía muy mal, fui a buscarte a tu departamentoy vi a nora saliendo de ahí. parecía que tú y ella hubieran--sergio: no. lety, no--no te hagas ideasen la cabeza, por favor, que-- que no son. ¿sí?es más, cuan--cuando la vi en mi departamento,lo único que le dije, fue que no quería sabernada más de ella y que la única personaque me importaba eras tú, que estaba loco por ti.fue la última vez que la vi. leticia: ¿de verasle dijiste eso? sergio: lety, no tengoporqué mentirte. no sé, la verdaden qué estaba pensando nora y qué quería lograr con--con--leticia: yo sí sé. quería meter cizañaentre nosotros y lo consiguió. no, pero estoy seguraque no lo está haciendo sola. sino que la estúpida de gloriaes su cómplice. sergio: ¿pues y--y vasa dejar que ese par se salga con la suya?leticia: [suspira] sergio: dime una cosa, lety.¿ya no me quieres? leticia: tú qué crees.sergio: ¿entonces? leticia: entonces, prométemeque ya no me vas a ocultar nada. sergio: y tú prométemeque ya no me vas a hacer los escándalos que me hacíassin razón. y ya.rodrigo: aunque no me enamoré de ligia,le tenía cariño y-- me dolió mucho lo que le pasó.daniela: sí, a mí también. rodrigo: ¿y han sabido algode la persona que la mató? daniela: no, no.ya no me han informado nada. digo, yo tampoco he preguntado.una persona me prometió que me iba a ayudara dar con el asesino, pero a la mera hora no--no hizo nada. rodrigo: ¿qué persona?daniela: no, no importa. es alguien de quiénno quiero hablar. lo único que me dijo fue que--ligia tenía un amante. digo, además de ti.rodrigo: ¿te dijo quién era? daniela: no, no, no.y ya no hay que hablar de esto, ¿no?rodrigo: sí, sí, tienes razón. eh--salud.bueno, ¿comemos? daniela: sí, me muero de hambre.rodrigo: no, no, tranquila. no te molestes.eres mi invitada y yo te atiendo.es una pizza. yo puedo.amador: pues aquí tienes lo que te prometí.porque yo siempre cumplo. te sugiero que te vayasde la ciudad. a ti también te convendríadesaparecer. vinicio: ¿a mí también?amador: sí, fíjate que hay mucha gente en esta ciudadque no tienen que estar aquí. no tienen que nada que hacer.creo que es tu caso. vinicio: ¿sí?amador: ¿o tienes algo que te amarre aquí?vinicio: no. precisamente, no. pero, pues hay algunospendientitos que tengo que arreglar todavía.amador: ándale. vinicio: cosas.amador: ¿cómo qué cosas tienes que arreglar, dime?vinicio: pues, como mi liquidación,por ejemplo. usted me dijo que me iba a daruna muy buena liquidación por haberme corrido.y usted no me corrió pero-- amador: tú no te preocupes,vinicio, yo voy a acelerar todo para que recibas tu liquidaciónlo antes posible. y también me voy a encargarde que no esté lalo presente para que no vayas a tenerningún problema. vinicio: exactamente.ese maldito enano es otro de los pendientes.amador: olvídalo. no vas a hacer nada con él.vinicio: no. amador: déjalo en paz.no vale la pena que te arriesgues por él.te tienes que ir de puebla en cuanto recibastu liquidación. te lo sugiero.cuéntalo. y a ver si ahora sí te rinde.[música][música] tere: píquele que ya dieronla segunda llamada y ya ve que no me gustallegar tarde a misa. lalo: doña clara,por poquito y no la agarramos. mire, le presento a teresita,mi novia. clara: ay, qué gusto.lalo me ha hablado mucho de ti. tere: y a mí de usted.¿qué no la conozco de algún lado?clara: pues que yo sepa, no. lalo: eh, bueno. ya, vámonosque si no vamos a llegar tarde a misa y no quieroque me echen la culpa, ¿eh? clara: que les vaya bien.lalo: adiós, doña clara. clara: hasta luego.mucho gusto, ¿eh? tere: igualmente, hasta luego.lalo: ¿qué le pasa? tere: es que yo estoy seguraque conozco a la mamá de benito o por lo menos la he visto.lalo: ¿dónde o qué? tere: ah, no me acuerdo.me choca que me pase esto. lalo: ¿por qué?tere: pues, porque luego a la noche ando dándole vueltasy vueltas al asunto y hasta se me espanta el sueño.¿a poco a usted no le pasa? lalo: sí, a veces.tere: pero mire, me voy a acordarde donde la conozco. ya verá.ándele, no me quite más el tiempo.vámonos.lucía: [ríe] vamos a tomarnos una foto.¿sí te das cuenta que no tenemosninguna foto juntos? marcelo: no, a ver, ¿dónde?lucía: acá.¿todo bien? marcelo: sí, sí.solamente estoy esperando a que prenda el teléfono.a ver, ahí está. lucía: no, mi amor.mi amor. juntos.ambos: [ríen]lucía: cara chistosa. marcelo: [ríe]lucía: ponla. ambos: [ríen]marcelo: a ver. sí está buena.¿estás bien?lucía: tengo mucho miedo. marcelo: lucía.ya te dije que si los dos estamos seguros de quererestar juntos, nada malo va a pasar.lucía: pues sí, pero-- ya hemos dicho eso antes.marcelo: ya sé. ¿por qué no nos casamosmañana mismo? sí, así,sin decirle a nadie. lucía: ¿así, así?¿de plano, así? marcelo: sí, sí, sí.solamente por el civil. ya después vemos qué hacemosen la boda religiosa. ¿aceptas?lucía: sí. ambos: [ríen][teléfono] alfredo: ¿bueno?rebeca: estoy desesperada. alfredo: ¿por qué?rebeca: mi hija está muy mal. alfredo: ¿qué tiene?rebeca: ya te dije que es una muchacha muy frágil.y últimamente ha tenido desajustes emocionalesmuy fuertes. cuando llegué a la casaestaba muy mal. [solloza]ay, ya no-- no tiene caso que te démás detalles. alfredo: ¿ha recibidoayuda profesional? rebeca: sí.pero no ha servido de mucho. la verdad es que me sientotan sola en todo esto.nora es mi vida. me duele tanto verla así.alfredo: por favor, dime cómo puedo ayudarte.rebeca: no sé. ni siquiera sépor qué te estoy hablando. seguramente porque--me siento sola y necesitaba hablar con alguien.alfredo: ¿quieres que vaya para allá?rebeca: no. si vinieras,solamente empeorarían las cosas. alfredo: aunque seade distinta forma, es curioso. los dos tenemos problemascon nuestras hijas. en este momento, por ejemplo,ni siquiera sé dónde está daniela.la he llamado varias veces y de plano,no me contesta.daniela: [ríe]ay, no. rodrigo: me encanta verte así.y sobre todo cuando hace dos semanasestabas tan grave. daniela: ojaláme hubiera muerto. rodrigo: no digas eso, ¿eh?daniela: es que-- es la verdad.aunque ahorita me esté riendo, mi vida es horrible.marcelo me volvió a botar. ¿te das cuenta?me dejó y otra vez se fue con lucía.rodrigo: pues... [carraspea]tal vez deberías de seguir mi ejemplo.daniela: ¿cómo? rodrigo: así, como yo estoyaceptando que lucía no va a volver a ser para mí,tú deberías de hacer lo mismo con marcelo.daniela: es que, de verdad, no puedo.[solloza] rodrigo: daniela, no llores.ey.es nuestra realidad. somos un par de perdedores.daniela: [suspira][música][música]