null: nullpx
Cargando Video...

Doña Flor y Sus Dos Maridos Capítulo 61

Univision10 Jul 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

locutor: televisa presenta...

porfirio: ay, ya, margarita,

no seas panchera, hombre--

margarita: ¿panchera, soy

panchera?

o sí, ¿verdad, qué tiene de

grave que haya sacado a un niño

recién operado del hospital?

pero qué exagerada soy.

porfirio: exactamente, es una

bobada, y qué bueno que tengas

la humildad de reconocerlo,

mi magos, y mira, ahora que ya

estamos bien te quiero decir

algo muy serio.

margarita: es que ese es el

problema contigo, no, que todo

te lo tomas a la ligera,

por supuesto que me molesta lo

que hiciste.

es que no mides las

consecuencias de tus actos,

eres como un niño.

porfirio: ah, ¿sí, y un niño te

diría lo que estoy a punto de

decirte?

margarita: sabes qué, tengo

muchas preocupaciones, angustia,

me duele la cabeza, adiós.

porfirio: espérate, margarita,

lo que te quiero decir es que,

margarita cantul--

margarita: canul.

porfirio: ¿qué dije?

canul, ¿te quieres casar--?

margarita: chile, párate,

ya hasta los...

que no.

porfirio: o sea, a mí no me da

pena.

margarita: no entiendes nada,

con permiso.

samantha: ¿no vas a contestar?

teo: no, no tengo ganas de

hablar con nadie.

samantha: un mensaje para

decir que estás bien no está

demás, la familia se preocupa.

teo: la única familia que tengo

es mi padre.

porfirio: margarita, ve cómo me

dejaste, no te pongas en ese

plan.

margarita: shh.

porfirio: me destrozaste el

alma.

¿por qué me dejas así?

luego me andas diciendo que soy

un niño.

margarita: eso eres, eres un

niño, no piensas las cosas,

no las valoras, no las dejas

madurar.

¿o qué, me vas a decir que

llevas mucho tiempo

planeando pedirme matrimonio?

porfirio: pues, sí, dos horas,

más o menos, pero me salió del

alma, y hasta podríamos adoptar

a diego.

margarita: adoptar, a ver,

vamos a calmarnos.

adoptar a diego dijiste.

porfirio: sí, creo que sí,

palabras más, palabras menos.

teo: sabes qué, discúlpame,

hoy no tuve buen día, gracias.

samantha: no me importa, para

eso somos amigos.

y no se me olvida que de no ser

por ti estaría muerta.

así que no te voy a dejar solo.

y cuéntame, ¿qué es eso tan

malo que te está pasando?

teo: perdí al amor de mi vida,

para siempre, quizás nunca

lo tuve, quizás fue eso,

que nunca lo tuve.

porfirio: agarra la onda,

margarita, diego no tiene con

quién quedarse, me imagino ya

te enteraste el chisme del año,

el teo y la flor...

margarita: chile, a ver,

escúchame, ya no tengo ni la

edad ni las ganas de cuidar

niños.

porfirio: los cuido yo, yo sé

de"mesteres".

margarita: chile, es menesteres.

chile, es que ya me imagino un

niño cuidando otro niño.

no, si sabía que se te iba a

despertar la cosquillita de

querer ser papá.

mira, no estamos en el mismo

canal, lo que necesitas es una

chavita, que te entienda,

yo la verdad no necesito nadie,

y si lo necesitara,

tendría que ser alguien que

haga las cosas bien, que sea

todo un hombre.

porfirio: perdóname.

margarita: no, perdóname tú.

la verdad sí tengo que ser

honesta.

porfirio: no está chido,

si así lo deseas, me voy, sí

quiero que sepas que no está

chido.

margarita: chile, por qué no--

porfirio: ay, sí, ya me dolía

muchísimo, no sé cómo hacen

esas personas para lavar así,

ya me voy.

flor: ma, ¿con quién hablabas,

con el chile?

margarita: prefiero no hablar de

eso, ¿qué pasó, ya hablaste con

teodoro?

¿qué le dijiste?

flor: la verdad,

que le fui infiel.

porfirio: ay.

espérate, no te muevas, para

que me dé suerte.

no manches.

¿y ahora cómo voy a hacer para

demostrarle que sí soy un

hombre responsable?

oye, qué bonito, ¿no me

prestarías tu anillo?

es para una buena causa.

margarita: te admiro tanto por

haber tenido el valor de decir

la verdad, eso es algo que no

cualquiera.

en cambió yo dejé pasar años

y cuando lo hice fue muy tarde.

eres muy valiente, estoy tan

orgullosa.

flor: tú también lo fuiste

cuando le contaste a mi papá.

nada más que lo mío no quiero

que termine en tragedia,

me siento tan estúpida por

haberle sido infiel, lo amo,

no lo quiero perder por nada.

margarita: yo estoy segura te

va a perdonar.

hija, le tengo que dar su

medicina a dieguito.

flor: ay, dieguito, ni lo he

pelado con estas cosas.

margarita: yo me encargo.

flor: gracias, ma.

vale: yo no sabía que lo amabas

tanto, perdona, flor.

flor: los dos nos equivocamos,

nuestro tiempo juntos había

terminado y no lo quisimos

aceptar.

fue un error.

vale: tú nunca vas a ser un

error para mí.

flor: la vida sigue.

vale: está difícil, porque estoy

muerto.

flor: yo te quiero y te voy a

querer siempre, como quieres

al recuerdo más bonito de tu

vida, tenía miedo de perderte.

pero por ese miedo ahora estoy

a punto de perder la oportunidad

de tener una familia de verdad.

aureliano: ¿qué haces?

te andaba buscado.

oye, quién sabe qué se traiga

el chile, me habló muy

misterioso.

¿estás bien?

mariana: no.

me siento triste por flor.

siento que su relación con teo

ya está acabada.

aureliano: sí, tan felices que

se veían.

mariana: pero bueno, ya sabemos

que el amor no es para siempre,

lo sabemos bien.

aureliano: no, el verdadero es

para siempre, nunca se acaba.

mariana: y ese milagro,

tú hablando de amor eterno,

qué raro.

aureliano: pues, creo que nada

más me hacía tarugo, pero ahora

me doy cuenta que sí quiero

recuperarte, eres el amor de mi

vida y tengo que entrarle con

todo.

es por eso que voy a portarme

como dios manda y a luchar por

recuperarte.

quiero que me des una

oportunidad, no ahorita,

sé que primero quiero que veas

que te hablo con la verdad,

pero te pido que lo vayas

pensando.

cuando estés lista, digo,

si alguna vez estás lista,

yo estoy dispuesto.

margarita: a ver, abre boca,

eso.

¿qué tienes, chiquillo?

parece que estás en otro

planeta.

diego: es que se me hizo

raro que teo haya desaparecido,

no me ha llamado, ¿sabes dónde

está?

margarita: está trabajando,

sabes cómo son los doctores,

siempre ahí, dándole.

pero a ver, ponle atención a

la peli, o te la cambio.

diego: no, esa me gusta.

aureliano: y si flor y teodoro

se separan, ¿qué va a pasar con

diego?

samantha: no sé, quizás tenga

que ir a un orfanato en lo que

defina su situación, no sé.

samantha: el número que usted

marcó no está...

vale: ¿no contesta?

flor: no, por favor--

vale: bueno, a mí también me

preocupa--

flor: necesito estar sola.

vale: flor, déjame...

samantha: el número que usted

marcó no está...

samantha: uy, no, está bien.

teo, toda la vida has luchado

por el amor de flor, tienen el

amor más bonito que conozco,

y si se acaba, el mundo ya no

tiene esperanzas.

teo: tú crees, qué quieres que

te diga, prefiere a otro,

el mundo se fue al diablo.

samantha: mira, mañana lo vas a

ver de otra manera.

teo: como si fuera tan sencillo.

samantha: sé que no, pero mira,

si fuera cierto eso de que ya

no te quiere, el tiempo lo cura

todo, eres un hombre joven con

la vida resuelta, muy guapo.

samantha: perdón, perdóname.

perdón, qué estúpido soy.

diego: entonces ya no me voy a

quedar con teo y flor.

samantha: sí, pero en este

momento están ocupados,

por eso te vas a quedar con

nosotros.

mariana: sí, vamos a poder

jugar todo el día,

¿no te da gusto?

diego: sí, pero se me hizo raro

que desde que salí del hospital

no me ha querido ver teo.

aureliano: no digas eso, pasa

que teo es doctor,

y los doctores tienen muchos

pacientes, entonces están

ocupados, pero vas a ver,

muy pronto va a estar aquí.

mariana: oigan, tengo una idea,

por qué no me ayudan a hacer el

desayuno.

xóchitl: sí, anímate, comemos

y nos ponemos a jugar, ¿vale?

mariana: vengan a la cocina.

>> don octavio, qué hace aquí,

lo hacía bien lejos.

octavio: sí, yo también, pero

me di cuenta que no tengo que

ir a ningún lado, porque esto

también es mío, quítate.

diego: me preocupa que por algo

que yo hice teo me deje de

querer.

xóchitl: no sé si decírtelo,

pero anoche oí algo.

diego: ¿teo está enojado--?

xóchitl: no, pero no quiero

hacer que te preocupes más.

diego: xóchitl, por favor dime

qué fue lo que viste.

xóchitl: parece que la tía flor

y teo no están bien, tuvieron

problemas, y creo que teo ya no

quiere que te quedes con él.

diego: o sea que me van a

mandar a un orfanato.

samantha: buenos días.

teo: ¿qué pasó?

octavio: samantha, sé que dije

que me iba a ir, pero...

¿qué significa eso?

samantha: octavio, te recuerdo

que es mi casa y puedo invitar

a quien yo quiera.

octavio: y en el momento en que

me largué metiste al primer

idiota que pasó por la calle.

samantha: sabes qué, puedo

hacer con mi vida lo que se me

dé la gana.

teo: por favor, no discutan--

octavio: ¿hace cuánto me ven

la cara de idiota?

samantha: voy a llamar a

seguridad, ya.

todos: [hablan a la vez]

samantha: se calman, que no

pasó nada, teo solo se quedó a

dormir.

estás borracho, ¿te das cuenta?

teo: sí.

perdón, no sé qué estoy

haciendo.

samantha: estás triste, teo,

y cuando uno está triste hace

cosas de las que luego se

arrepiente.

y no porque te acuestes conmigo

vas a olvidar a flor.

teo: tienes toda la razón.

solo que quisiera perder

la conciencia, quisiera...

salir de esta pesadilla

y perdón, soy un estúpido.

octavio: no te creo una sola--

samantha: no me importa si me

crees, eso fue lo que pasó.

teo estaba muy tomado y por eso

se quedó a dormir.

octavio: sí, claro, no pasó

nada entre los dos, y yo tengo

acá una t de tarado.

samantha: octavio, pensé que

habías cambiado, pero sigues

siendo el mismo imbécil de

siempre.

no me toques.

sabes qué, vete, no te quiero

ver nunca más.

flor: ajá.

no, a don oscar nada más le

mandé un mensaje, pero tampoco

sabe dónde está.

ajá, al rato veo a dieguito,

sí, un beso.

¿teo?

teo.

rosalía: somos triunfadoras.

¿qué crees?

gracias al éxito de nuestra

pasarela y a todo el apoyo que

nos han dado los representantes

de la marca...

viene una estrella a presentar.

tenemos que organizar todo para

que quede perfecto, para que

sea más hermosa--

>> ros, hola.

rosalía: yo no tengo nada que

hablar contigo.

>> no, yo tampoco

tengo que hablar contigo.

decidí que ya no voy a hablar

con palabras, te voy a hablar

con acciones.

mira, son boletos para europa,

quiero que viajes, que conozcas,

que estés libre, sin ataduras.

a ver, te explico, no sé qué

va a pasar con nosotros en una

semana, un mes, un año, pero

hoy sé qué quiero, quiero estar

contigo, conocerte más, como

decía gershwin, la vida es como

el jazz, es mucho mejor si se

improvisa.

rosalía: no puedo.

>> ¿qué te pasa, cómo que no

puedes?

rosalía: gracias, pero no.

flor: teo, no te puedes ir así,

acabo de hablar con mariana,

me habló cosas de diego--

teo: a diego lo dejas aparte,

esto es entre tú y yo.

flor: por eso quiero que

hablemos, me pasé toda la noche

pensando que te había pasado

algo.

teo: pues, ya está, no te

preocupes, estoy perfecto,

no me pasó nada.

flor: no se pueden quedar

las cosas así, quédate.

teo: ¿para qué quieres que me

quede, para sufrir más,

para no saber qué va a pasar,

si vas a estar con otro hombre

o no--?

flor: estoy tratando de ser

honesta contigo.

teo: dime quién es,

que me digas quién es,

no me andes contando historias--

flor: no me vas a creer si te

digo.

teo: perfecto, perfecto.

flor: es alguien que regresó de

la muerte para estar conmigo,

es valentín.

teo: por favor, qué estupideces

dices, flor, de qué estás

hablando, por favor.

qué valentín--

flor: valentín regresó para

comprobar que no es la persona

que me hicieron creer.

pasé de odiarlo a sentirme

culpable por odiarlo.

ponte en mi lugar,

vi a alguien que pensé nunca

más en mi vida iba a ver,

porque está muerto.

y se me apareció así,

muerto, aquí.

créeme, por favor,

teo, tienes que creerme.

teo: sabes lo que creo,

que estás enferma,

flor, estás muy enferma.

estás obsesionada, no has

conseguido superar lo de

valentín, nunca lo conseguiste

superar, todo lo que pasó

entre nosotros gira en

torno a valentín, la casa,

vivir aquí, no podemos buscar

un sitio para nosotros, tiene

que ser aquí, no cambies

nada, esto lo pintó valentín,

no cambies nada, flor.

teo: teo, no te estoy

hablando de una metáfora de

valentín, sino del fantasma--

teo: ¿de qué diablos me estás

hablando?

flor: lo puedo ver, tocar,

sentir, ahí está, lo veo.

teo: ¿cómo, cuando me besas

a mí lo ves, cuando me tocas

piensas que es valentín,

cuando te toco piensas que

es valentín el que te toca?

flor: no lo estoy imaginando,

no es mi imaginación--

teo: ¿está aquí?

valentín, ¿estás aquí,

me oyes, sí, está aquí

sentado, está aquí,

está aquí?

hola, valentín, hola.

qué bueno que viniste,

te echábamos de menos,

valentín, gracias por seguir

acostándote con mi mujer.

gracias por destruirme la vida,

qué bien.

¿ya está, todo bien?

perfecto.

>> es una pareja muy unida,

cariñosa, vas a ver.

teo: sabes qué, flor,

soy un imbécil, todo esto es

culpa mía, porque pensé que iba

a ser capaz de hacerte olvidar a

valentín, pensé que podíamos

darnos una oportunidad,

pensé que esto--

[llaman a la puerta]

>> buenas tardes.

teo: lo que nos faltaba.

permiso.

flor: teo.

teo.

margarita: ¿qué pasó, qué está

pasando?

aureliano: pues, no sé,

el chile no sé qué se trae

entre manos, a ver, chile.

porfirio: querido aurelio,

hijo mío, compañero, hermano,

vengo a pedirte formalmente

y con toda la humildad del

mundo y todas esas cosas

que se dicen, la mano de magos.

magos, acércate.

por favor no vayas a decir

nada, y quiero que me escuches.

te quiero a las diez,

a las once, pasadas--

margarita: chile.

chile.

ya hablamos de esto.

porfirio: sí, me dijiste que

hiciera las cosas bien y me

comportara como un hombre,

me acabo de aprender una

poesía, y mira, te traje un

anillo y todo.

aureliano: ¿qué dice?

gladys.

porfirio: sí.

decidí que de ahora en adelante

te voy a decir mi "gladiator".

entonces, qué dices,

mi "gladiator" del amor,

¿te quieres casar conmigo?

teo: mica, escucha, agarré tu

carro, el mío no funciona.

¿qué pasa?

vale: teo, no sé cómo decirte

esto sin asustarte, carnal.

teo: ¿está loco o qué?

vale: ¿qué diablos haces?

¿eres estúpido o qué te pasa?

flor: licenciada, ¿lo podemos

platicar con calma?

>> para mí está muy claro,

si no fuera porque el juez les

concedió el amparo, ahorita

mismo me estaría--

flor: normalmente mi marido y

yo tenemos muy buena relación,

coincidió que ustedes llegaron

en momento de crisis, pero esto

no puede afectar el proceso de

custodia del niño.

>> no me quiero meter en su

vida privada, pero usted y su

esposo tienen que arreglar sus

cosas.

¿qué tipo de hogar le van a dar

estando como están?

por el momento se lo pueden

quedar gracias al amparo, pero

voy a estar al pendiente.

vale: teo, teo, por favor.

teo: ¿valentín?

vale: teo, tienes que volver a

tu cuerpo, teo.

teo, despierta.

teo, despierta, teo.

teo, tienes que volver a tu

cuerpo, teo, despierta, teo.

>> es que perdón, pero no

entiendo, primero yo te

gustaba, por fin te doy un beso

y sales corriendo,

y ahora que quiero que vayamos

a juntos a parís, que seamos

libres--

rosalía: no sé, mira, creo que

piensas que estoy un poco loca--

>> sí, estás loca, pero me

encanta que estés loca.

yo lo que no entiendo es a qué

le tienes miedo,

vamos a ser libres, salir de

este pueblo, experimentar,

quiero que lo hagamos juntos.

rosalía: mira, la libertad está

aquí y aquí, tú más

que nadie tiene que saberlo.

a ver, me voy a tu viaje,

¿y yo qué soy, tu novia,

acompañante, asistente--?

>> ¿por qué les encanta a las

mujeres ponerle título a la

relación?

rosalía: mira, mi negocio va

bien, por fin me está saliendo

algo bien, tengo ganas de hacer

cosas para mí, y no sé si tener

novio sea algo que quiera

ahorita.

>> yo soy la última persona que

va a querer frenarte en

cualquier cosa profesional.

pero entiende, llegué contigo

con una propuesta seria,

yo salgo en la noche,

y me encantaría que fueras

conmigo, si cambias de opinión,

sabes dónde encontrarme.

tu vuelo a parís.

aureliano: yo solo te digo que

su propuesta me pareció sincera.

margarita: ah, o sea que estás

de parte de él.

aureliano: no, ma, no estoy de

parte de él ni de nadie,

solo te digo por qué no le das

otra oportunidad.

margarita: ya no estoy para

oportunidades, cómo se te

ocurre que me vuelva a casar,

sabes qué, hazme un favor y

dile que ya no lo quiero ver en

mi vida.

lo mío con él se terminó para

siempre.

>> está decidido, te vas a

casa de tus tíos.

esa idea tuya de parir y dar al

niño en adopción es absurda,

la regaste y tienes que asumir

las consecuencias.

>> es que irme a tijuana

a tener al bebé a escondidas--

>> mejor eso que exponernos

a la burla de todo el pueblo.

te vas, lo tieres, lo crías,

y a los demás les decimos que

estás trabajando, triunfando,

qué se yo.

>> papá, no lo voy a hacer.

>> no me cuestiones,

no entiendes que tu vida se

acabó, la echaste a perder--

>> daniel, por favor.

>> ¿eso es lo que piensas de mí?

>> ve preparando tus cosas--

>> no lo voy a hacer,

no, mamá, no lo voy a hacer.

>> ya estarás contento,

¿eso es lo que querías?

elpidio: ¿no sabes nada de

teodoro y flor?

es que el otro día hablé con

él y quedé preocupado.

aureliano: todo está mal,

teodoro se fue de la casa,

y hasta donde sé flor no lo

ha visto.

elpidio: madre santa, seguro

la está pasando mal.

aureliano: entiendo a teodoro,

pero no puedo culpar a flor

tampoco.

elpidio: ya estás madurando.

aureliano: oye, ¿y a ti cómo te

fue con el obispo--?

elpidio: bien, todo bien,

sabes, no quieren que me vaya,

pero al fin aceptaron mandar

la dispensa al vaticano.

aureliano: ¿crees que sí, no,

qué piensas?

elpidio: lo que se tenga que

hacer se hará, es la voluntad

de dios.

vente, te invito un cafecito,

vamos.

xóchitl: perdón, mamá,

no quería hacer que diego se

preocupara más.

mariana: ya sé, mi amor, pero

no te preocupes, tarde

o temprano se iba a dar cuenta

que flor y teo no están bien.

xóchitl: ¿qué va a pasar con

él, lo van a llevar al orfanato?

samantha: octavio, ¿qué estás

haciendo?

octavio: por tu culpa,

lo hice por tu culpa.

samantha: octavio, ¿qué hiciste?

por dios.

diego: yo no me quiero ir a un

orfanato, me quiero quedar

con ustedes.

vale: mi amor, yo le prometí a

tu mamá que te iba a cuidar y

eso va a ser así, pase lo que

pase.

diego: ojalá se contenten tú

y teo, me cae muy bien.

flor: a mí también me cae muy

bien.

vale: flor, tenemos que hablar,

a solas.

vale: es teo, tenemos que

apurarnos.

flor: ¿qué pasó con teo?

>> es que es muy triste que tu

propia familia te haga daño.

y sabes qué, mi papá insiste

que siga adelante con su plan.

dime qué voy a hacer yo en

tijuana.

solamente lo hace porque no

quiere que los demás se enteren

que los decepcioné.

no sé, he pensado en dar en

adopción al bebé, pero--

>> pero no es la mejor opción,

¿o sí?

a ver, pero qué es lo que tú

quieres hacer, lo que realmente

quieres hacer.

>> es que quiero seguir

adelante con mis planes,

seguir mi vida.

>> ¿y tus planes no pueden

seguir si tienes al bebé?

>> no, pues, sí, tampoco es

como que si doy a luz no voy a

poder volver a bailar, lo que

sí es que lo voy a tener que

hacer sola, porque al parecer

mis papás no me van a apoyar

nunca.

>> bueno, tienes el apoyo de

lalo, siempre ha estado

demostrándote que te va a

apoyar.

>> sí, la verdad que se ha

portado muy lindo conmigo.

>> ahí está, ¿por qué no lo

pruebas?

date una oportunidad a ti,

a lalo, y a ese bebé de ser una

familia.

octavio: siempre fue tu culpa,

siempre te vas conmigo por

dinero.

samantha: yo te quiero, eres mi

hombre.

en serio, quieres estar

conmigo, no eres un asesino.

octavio: no me conoces, ¿quién

crees que mató a valentín?

se metió contigo y tuvo que

pagar su precio.

samantha: cuántas veces tengo

que decirte que no tuve nada

que ver con--

octavio: no importa, porque ya

lo maté.

esta botella la tengo preparada

para las ocasiones especiales.

no has probado algo así en tu

vida.

vamos a brindar--

vale: lo que pasa que me tengo

que ir, es tarde.

octavio: ¿me vas a despreciar

después de todo lo que he

hecho por ti?

vale: la última y me voy.

necesito hacer una escala

técnica, el baño.

octavio: pasa, no te tardes.

samantha: ¿tú, cómo pudiste?

octavio: no te hagas la santa,

que también querías que se

muriera.

tú me obligaste, tú me obligas

a matar a tus amantes, primero

valentín, y ahora tuvo que ser

teodoro.

samantha: no, ay.

aureliano: ¿está bien?

samantha: sí, voy a llamar a

seguridad.

vale: es aquí, flor, es aquí.

está ahí, flor.

oscar: teo.

teo, hijo, aguanta,

por favor, aguanta.

teo, teo, aguanta, hijo,

ya viene la ayuda, aguanta.

Cargando Playlist...